correoslista de correosrecibe automáticamente las actualizaciones a tu correosíguenos en tuitersíguenos en facebook siguenos en youtubesíguenos en Vimeo

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Jun272021

La Travesía por la Vida: ¿A QUÉ VAMOS?

Tradução em portugês (Portugués)
Deutsch Übersetzung (Alemán)
Traduzione Italiano (Italiano)
Polskie (Polaco)
Перевод на русский язык (Ruso)
Traduction en Français (Francés)
فارسی (Farsi)
Nederlandse Vertaling (Holandés)
Ελληνική μετάφραση (Griego)
English Translation (Inglés)
Slovenski prevod (Esloveno)

::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

La Travesía por la Vida: ¿A QUÉ VAMOS?

Junio del 2021.

  Una aclaración: Muchas veces, cuando nosotros usamos el “los zapatistas” no nos estamos refiriendo a los varones, sino a los pueblos zapatistas.  Y cuando nosotras usamos “las zapatistas”, no describimos a las mujeres, sino a las comunidades zapatistas.  Así que encontrará usted ese “salto” de género en nuestra palabra.  Cuando nos referimos al género, siempre agregamos “otroa” para señalar la existencia y lucha de quienes no son ni hombres ni mujeres (y que nuestra ignorancia en el tema nos impide detallar –pero ya aprenderemos a nombrar todas las diferencias-).

-*-

  Ahora bien, lo primero que tiene usted qué saber o entender es que los zapatistas, cuando vamos a hacer algo, nos preparamos primero para lo peor.  Se parte de un final de fracaso, y, en sentido inverso, nos preparamos para enfrentarlo o, en el mejor de los casos, evitarlo.

  Por ejemplo, imaginamos que nos atacan, las masacres de rigor, el genocidio vestido de civilización moderna, el exterminio total.  Y nos preparamos para esas posibilidades.  Bueno, para el Primero de Enero de 1994, no imaginamos la derrota, la asumimos como una certeza.

  En fin, que tal vez eso le ayude a usted a entender el por qué de nuestro pasmo inicial, nuestros titubeos y una improvisación desconcertante cuando, después de mucho tiempo, trabajo y preparación para la ruina, nos encontramos con que… vivimos.

  A partir de ese escepticismo es que se desarrollan nuestras iniciativas.  Algunas pequeñas, otras más grandes, delirantes todas, nuestras convocatorias siempre van dirigidas a “lo otro”, lo que está más allá de nuestro horizonte cotidiano, pero que reconocemos como algo que es necesario en la lucha por la vida, es decir, en la lucha por la humanidad.

  En esta iniciativa o apuesta o delirio o sinrazón, por ejemplo, en su versión marítima nos preparamos para que el Kraken, una tormenta o una ballena blanca extraviada hicieran naufragar la embarcación, por eso fabricamos cayucos -y viajaron con el Escuadrón 421 en La Montaña hasta llegar a Vigo, Galicia, Estado Español, Europa-.

  También nos preparamos para no ser bienvenidos, por eso buscamos antes el consenso para la invasión, es decir, la visita… Bueno, de eso de ser “bienvenidos” no estamos muy seguros todavía.  Para más de uno, una, unoa, nuestra presencia es perturbadora, por decir lo menos, cuando no francamente irruptora.  Y lo entendemos, puede ser que a alguien, después de un año o más de estar en confinamiento, le resulte al menos inoportuno que un grupo de indígenas de raíz maya, tan poca cosa como productores y consumidores de mercancías (electorales y no), pretenda platicar en persona.  ¡En persona! (¿recuerda usted que antes eso era parte de su cotidianeidad?).  Y, además, que tenga como misión principal el escucharle a usted, llenarlo de preguntas, compartir pesadillas y, claro, sueños.

  Nos preparamos para que los malos gobiernos, de uno y otro lado, nos impidan u obstaculicen la salida y la llegada, por eso algún@s zapatistas ya estábamos en Europa… Ups, no debí escribir eso, bórrenlo.  Ya sabemos que el gobierno mexicano no pondrá obstáculos.  Falta ver qué dicen y hacen los demás gobiernos europeos –porque Portugal y el Estado Español no se opusieron-.

  Nos preparamos para que fracase la misión, es decir, que se convierta en un evento mediático y, por lo mismo, fugaz e intrascendente.  Por eso primordialmente aceptamos las invitaciones de quienes quieren escuchar y hablar, o sea platicar.  Porque nuestro objetivo principal no son los actos masivos –aunque no los excluimos-, sino el intercambio de historias, conocimientos, sentimientos, valoraciones, retos, fracasos y éxitos.

  Nos prepararemos para que falle el avión, por eso fabricamos paracaídas con bordados de muchos colores para que, en lugar de un “Día D” en Normandía (oh, oh, ¿quiere decir eso que el desembarco aéreo sería en Francia?… ¿eh?… ¡¿en París?!), sea un “Día Z” para la Europa de abajo, y parecerá entonces que del cielo, llueven flores como si Ixchel, diosa madre, diosa arcoíris, nos acompañara y, de su mano y con su vuelo, abrir un segundo frente para la invasión.  Y más seguro porque ahora, gracias a la Galicia de abajo, el escuadrón 421 ha logrado afianzar una cabeza de playa en las tierras de Breogán.

  En suma, siempre nos preparamos para fracasar… y para morir.  Por eso la vida, para el zapatismo, es una sorpresa que hay que celebrar todos los días, a todas horas.  Y qué más que mejor si es con bailes, música, artes.


-*-

  Durante todos estos años hemos aprendido muchas cosas.  Acaso la más importante es darnos cuenta de lo pequeños que somos.  Y no me refiero a estatura y peso, sino al tamaño de nuestro empeño.  Los contactos con personas, grupos, colectivos, movimientos y organizaciones de diferentes partes del planeta, nos han mostrado un mundo diverso, múltiple y complejo.  Con esto se ha reforzado nuestra convicción de que toda propuesta de hegemonía y homogeneidad no sólo es imposible, es, sobre todo, criminal.

  Porque los intentos -no pocas veces ocultos detrás de nacionalismos de cartón piedra en los escaparates del mall de la política electoral-, de imposición de modos y miradas, son criminales porque pretenden el exterminio de diferencias de todo tipo.

  Lo otro es el enemigo: la diferencia de género, racial, de identidad sexual o asexual, de lengua, de color de piel, de cultura, de credo o descredo, de concepción del mundo, de físico, de estereotipo de belleza, de historia.  Contando con todos los mundos que en el mundo son, prácticamente hay tantos enemigos, actuales o potenciales, como seres humanos.

  Y podríamos decir que casi cualquier afirmación de identidad es una declaración de guerra para lo diferente.  He dicho “casi”, y a ese “casi” nos aferramos como zapatistas que somos.

-*-

  Según nuestros modos, nuestros calendarios y en nuestra geografía, hemos llegado a la conclusión de que siempre es posible que la pesadilla empeore.  La pandemia del llamado “Coronavirus” no es el apocalipsis.  Es sólo su preludio.  Si los medios de comunicación y las redes sociales nos querían tranquilizar, antes, “informando” sobre la extinción de un glaciar, de un terremoto, de un tsunami, de una guerra en una parte lejana del planeta, del asesinato de otro indígena por paramilitares, de una nueva agresión a Palestina o al pueblo mapuche, de la brutalidad gubernamental en Colombia y Nicaragua, de imágenes de campos de migrantes que son de otro lugar, otro continente, otro mundo, y así nos convencen de que eso “pasa en otro lado”; en tan sólo unas semanas, la pandemia demostró que el mundo puede ser apenas una pequeña parroquia egoísta, necia y vulnerable.  Los distintos gobiernos nacionales son las pandillas que pretenden controlar, con violencia “legal”, una calle o un barrio, pero el “capo” que controla todo es el capital.

  En fin, que se vienen cosas peores.  Pero eso usted ya lo sabía, ¿no?  Y si no, pues ya va siendo hora de que se entere.  Porque, además de tratar de convencerle de que las penas y las desgracias siempre serán ajenas (hasta que dejan de serlo y se sientan con usted a la mesa, le perturban el sueño y le dejan sin lágrimas), le dicen que la mejor forma de enfrentar esas amenazas es individualmente.

  Que el mal se evita alejándose de él, construyendo su mundo estanco, y haciéndolo cada vez más estrecho hasta que sólo cabe el “yo, mi, me, conmigo”.  Y para eso, pues le ofrecen “enemigos” a modo, siempre con un flanco débil y al que es posible derrotar adquiriendo, oiga usted, este artículo que, mire qué casualidad, por esta única ocasión, tenemos en oferta y podrá usted adquirirlo y recibirlo en la puerta de su bunker en cuestión de horas, días… o semanas, porque la máquina ha descubierto, oh sorpresa, que la paga depende también de la circulación de las mercancías, y que, si ese proceso se detiene o aletarga, la bestia sufre… así que también es negocio su distribución y reparto.

  Pero, como zapatistas que somos, hemos estudiado y analizado.  Y queremos confrontar las conclusiones a las que hemos llegado, con científicos, artistas, filósofos y analistas críticos de todo el mundo.

  Pero no sólo, también y especialmente con quienes, en la cotidianidad de sus luchas, han padecido y advertido las desgracias por venir.  Porque, en lo que a lo social se refiere, tenemos en alta estima el análisis y la valoración de quien se juega el pellejo en el combate contra la máquina, y somos escépticos de la de quien, desde la óptica externa, opina, valora, aconseja, juzga y condena o absuelve.

  Pero, ojo, consideramos que esa mirada crítica “outsider” es necesaria y vital, porque permite ver cosas que no se miran en el fragor de la lucha y, atención, aporta conocimientos sobre la genealogía de la bestia, sus transformaciones y su funcionamiento.

  En fin, que queremos hablar y, sobre todo, escuchar a quien se ponga a modo.  Y no nos importa su color, tamaño, raza, sexo, religión, militancia política o traspié ideológico, si es que coincide en el retrato hablado de la máquina asesina.

  Porque si, cuando hablamos del criminal, alguien lo identifica con el destino fatídico, la mala suerte, “el orden natural de las cosas”, el enfado divino, la desidia o el desenfado, pues ahí no tenemos ningún interés en escuchar ni en hablar.  Para conocer esas explicaciones basta con ver telenovelas y acudir a las redes sociales en busca de confirmación.

  Es decir, creemos haber establecido quién es el criminal, su modus operandi y el crimen en sí.  Estas 3 características se sintetizan en un sistema, es decir, en una forma de relacionarse con la humanidad y con la naturaleza: el capitalismo.

  Sabemos que es un crimen en curso y que su consecución será desastrosa para el mundo entero.  Pero no es ésa la conclusión que nos interesa corroborar, no.

-*-

  Porque resulta que, también estudiando y analizando, hemos descubierto algo que puede ser o no importante.  Depende.

  Dando por sentado que este planeta será aniquilado, al menos como hasta ahora lo percibimos, hemos estado investigando sobre las posibles opciones.

  Es decir, el barco se hunde y allá arriba dicen que no pasa nada, que es pasajero.  Sí, como cuando el buque-tanque Prestige naufragó frente a costas europeas (2002) – Galicia fue testigo y víctima primera-, y las autoridades empresariales y gubernamentales decían que apenas unos chorritos de combustible se habían derramado.  El desastre no lo pagaron ni el Mandón, ni sus capataces y mayorales.  Lo pagaron, y lo siguen pagando, los poblados que viven de la pesca en esas costas.  Ellos y sus descendientes.

  Y por “Barco” nos referimos al planeta homogeneizado y hegemonizado por un sistema: el capitalismo.  Claro, podrán decir que “ése no es nuestro barco”, pero el hundimiento en curso no es sólo de un sistema, sino del mundo entero, completo, total, hasta el rincón más apartado y aislado, y no sólo el de sus centros de Poder.

-*-

  Entendemos que alguien piense, y actúe en consecuencia, que es posible todavía remendar, parchar, pintar un poco aquí y allá, remozar la embarcación.  Mantenerla a flote como sea, incluso vendiendo la fantasía de que son posibles megaproyectos que no sólo no aniquilen poblados enteros, también que no afecten a la naturaleza.

  Que existan personas que piensen que basta con estar muy decididos y echarle ganas al maquillaje (al menos hasta que pasen los procesos electorales).  Y que crean que la mejor respuesta a los reclamos de “Nunca mais” -que se repiten en todos los rincones del planeta-, sean promesas y dinero, programas políticos y dinero, buenas intenciones y dinero, banderas y dinero, fanatismos y dinero.  Que sean fieles creyentes de que los problemas del mundo se reducen a la falta de dinero.

  Y el dinero necesita carreteras, grandes proyectos civilizatorios, hoteles, centros comerciales, fábricas, bancos, mano de obra, consumidores,… policías y ejércitos.

  Las así llamadas “comunidades rurales” son clasificadas como “carentes de desarrollo” o “atrasadas” porque la circulación de dinero, es decir de mercancías, es inexistente o muy reducida.  No importa que, por ejemplo, su tasa de feminicidios y de violencia de género sea menor comparada con la de las urbes.  Los logros gubernamentales se miden por la cantidad de zonas destruidas y repobladas por productores y consumidores de mercancías, gracias a la reconstrucción de ese territorio.  Donde antes había una milpa, un manantial, un bosque, ahora hay hoteles, centros comerciales, fábricas, termoeléctricas,… violencia de género, persecución de la diferencia, narcotráfico, infanticidios, tráfico de personas, explotación, racismo, discriminación.  En suma: c-i-v-i-l-i-z-a-c-i-ó-n.

  Su idea es que la población campesina se convierta en empleada de esa “urbanización”.  Seguirán viviendo, trabajando y consumiendo en su localidad, pero el dueño de todo su entorno es un conglomerado industrial-comercial-financiero-militar cuya sede está en el ciberespacio y para quien ese territorio conquistado es sólo un punto en el mapa, un porcentaje de ganancias, una mercancía.  Y el resultado real será que la población originaria tendrá que migrar, porque el capital llegará con sus propios empleados “calificados”.  A la población originaria le tocará regar jardines y limpiar estacionamientos, locales y albercas donde antes había campos de cultivo, bosques, costas, lagunas, ríos y manantiales.

  Lo que se oculta es que, detrás de las expansiones (“guerras de conquista”) de los Estados -sean internas (“incorporando a más población a la modernidad”), o sean externas con distintas coartadas (como la del gobierno de Israel en su guerra contra Palestina)-, hay una lógica común: la conquista de un territorio por la mercancía, es decir por el dinero, es decir por el capital.

  Pero entendemos que esa gente, para poder llegar a ser el cajero que administre los pagos y cobros que le dan vida a la máquina, forme partidos políticos electorales, frentes -amplios o estrechos- para disputar el acceso al gobierno, alianzas y rupturas “estratégicas”, y todos los matices en los que se empeñan esfuerzos y vidas que, detrás de pequeños éxitos, esconden grandes fracasos.  Una pequeña ley por ahí, una interlocución oficial aquí, una nota periodística allá, un tuit más acá, un like acullá, y sin embargo, por poner un ejemplo de un crimen mundial en curso, los feminicidios van en aumento.  En el entretanto sube la izquierda y baja, sube la derecha y baja, sube el centro y baja.  Como cantaba la inolvidable malagueña Marisol, “la vida es una tómbola”: todos (arriba) ganan, todas (abajo) pierden.

  Pero la “civilización” es sólo una coartada endeble para una destrucción brutal.  El veneno sigue brotando (ya no del Prestige –o no sólo de ese navío-), y el sistema entero parece estar dispuesto a intoxicar hasta el último rincón del planeta, porque son más rentables la destrucción y la muerte que detener la máquina.

  Estamos seguros que usted podrá agregar más y más ejemplos.  Botones de muestra de una pesadilla irracional y, sin embargo, actuante.

-*-

  Entonces, desde hace varias décadas nos hemos concentrado en buscar alternativas.  La construcción de balsas, cayucos, lanchas, y aún de embarcaciones más grandes  (la 6ta como improbable arca), tienen un horizonte bien definido.  En algún lugar habrá que desembarcar.

  Leímos y leemos.  Estudiamos y lo seguimos haciendo.  Analizamos antes y ahora.  Abrimos el corazón y la mirada, no a ideologías actuales o pasadas de moda, sino a las ciencias, a las artes y a nuestras historias como pueblos originarios.  Y con esos conocimientos y herramientas, nos hemos encontrado con que hay, en este sistema solar, un planeta que podría ser habitable: el tercero del sistema solar y que, hasta ahora, aparece en los libros escolares y científicos con el nombre de “La Tierra”.  Para más referencia, está entre Venus y Marte.  Es decir, según ciertas culturas, está entre el amor y la guerra.

  El problema es que ese planeta es ya un montón de escombros, pesadillas reales, y horrores tangibles.  Es poco lo que queda en pie.  Incluso la tramoya que oculta la catástrofe se agrieta.  Entonces, pues, ¿cómo les diré?, el asunto no es conquistar ese mundo y disfrutar de lo placeres de quien vence.  Es más complicado y requiere, ése sí, un esfuerzo mundial: hay que hacerlo de nuevo.

-*-

  Ahora bien, según las grandes producciones fílmicas de Hollywood, la salida frente a la catástrofe mundial (siempre algo externo –alienígenas, meteoros, pandemias inexplicables, zombis parecidos a candidatos a algún puesto público-), es producto de una unión de todos los gobiernos del mundo (encabezados por los gringos)… o, peor, del gobierno estadunidense sintetizado en un individuo, o individua (porque la máquina ya aprendió que la farsa debe ser incluyente), que puede tener las características raciales y de género políticamente correctas, pero lleva en su pecho la marca de la Hidra.

  Pero, lejos de esas ficciones, la realidad nos muestra que todo es negocio: el sistema produce la destrucción y te vende los boletos para que huyas de ella… al espacio.  Y de seguro, en las oficinas de las grandes corporaciones, hay brillantes proyectos de colonización interestelar…  con la propiedad privada de los medios de producción incluida.  Es decir, el sistema se traslada, íntegro, a otro planeta.  El “all included” se refiere a quienes trabajan, a quienes viven sobre de quienes trabajan y a su relación de explotación.

-*-

  Pero a veces no sólo miran al espacio.  El capitalismo “verde” pugna por zonas “protegidas” en el planeta.  Burbujas ecológicas donde pueda resguardarse la bestia mientras el planeta se cura de los mordiscos (lo cual tomaría apenas unos cuantos millones de años).

  Cuando la máquina habla de “un nuevo mundo” o “de humanizar el planeta”, está pensando en territorios a conquistar, despoblar y destruir, para luego repoblar y reconstruir con la misma lógica que ahora tiene al mundo entero frente al abismo, siempre dispuesto a dar el paso adelante que el progreso demanda.

  Usted podrá pensar que no es posible que alguien sea tan imbécil como para destruir la casa donde vive.  “La rana no bebe toda el agua del charco que habita”, dicen que dice un proverbio del pueblo originario Sioux.  Pero si usted pretende aplicar una lógica racional al funcionamiento de la máquina, no entenderá (bueno, tampoco la máquina).  De nada sirven valoraciones morales y éticas.  La lógica de la bestia es la ganancia.  Claro, ahora usted podrá preguntarse cómo es posible que una máquina irracional, inmoral y estúpida rija los destinos de todo un planeta.  Ah, (suspiro), eso está en su genealogía, en su esencia misma.

  Pero, dejando de lado el imposible ejercicio de dotar de racionalidad a lo irracional, llegará usted a la conclusión de que es preciso destruir ese engendro que no, no es diabólico.  Desgraciadamente es humano.

  Y, claro, usted estudia, lee, confronta, analiza, y descubre que hay grandes propuestas para salir adelante.  Desde las que proponen afeites y maquillajes, hasta las que recomiendan clases de moral y lógica para la bestia, pasando por nuevos o viejos sistemas.

  Sí, le entendemos, la vida es una mierda y siempre es posible refugiarse en ese cinismo tan sobrevalorado en las redes sociales.  El finado SupMarcos decía: “lo malo no es que la vida sea una mierda, sino que te obligan a comerla y todavía esperan que lo agradezcas”.

  Pero supongamos que no, que usted sabe que, en efecto, la vida apesta, pero su reacción no es la de replegarse en sí mismo (o en su “mundo”, eso depende del número de sus “seguidores” en las redes sociales habidas y por haber).  Y entonces usted decide abrazar, con fe, esperanza y caridad, alguna de las opciones que se le presentan.  Y elige la mejor, la más grande, la de más éxito, la más famosa, la que va ganando… o la que le queda cerca.

  Grandes proyectos de nuevos y viejos sistemas políticos.  Retrasos imposibles del reloj de la historia.  Nacionalismos patrioteros.  Futuros compartidos a fuerza de que tal opción tome el Poder y se mantenga en él hasta que todo se solucione.  ¿Su grifo gotea?, vote por tal.  ¿Mucho ruido en el vecindario?, vote por cual.  ¿Subió el costo de transporte, alimentos, medicinas, energía, escuelas, ropa, diversión, cultura?, ¿Le teme a la migración?, ¿Le incomodan las personas de piel oscura, las creencias distintas, las lenguas incomprensibles, las diferentes estaturas y complexiones?, vote por…

  Incluso los hay quienes no difieren del objetivo, sino del método.  Y luego repiten arriba lo que criticaron abajo.  Con malabares asquerosos y argumentando estrategias geopolíticas, se apoya a quien se reitera en el crimen y la estupidez.  Se demanda que los pueblos aguanten opresiones en beneficio de la “correlación de fuerzas internacional y el ascenso de la izquierda en la zona”.  Pero Nicaragua no es Ortega-Murillo y no tardará la bestia en entenderlo.

  En todas esas grandes ofertas de solución en el supermercado mortal del sistema, muchas veces no se dice que se tratan de la imposición brutal de una hegemonía, y un decreto de persecución y muerte a lo que no es homogéneo al ganador.

  Los gobiernos gobiernan para sus seguidores, nunca para quienes no lo son.  Las estrellas de las redes sociales alimentan a sus huestes, aún a costa de sacrificar la inteligencia y la vergüenza.  Y la “corrección política” traga sapos, que habrán luego de devorar a quien aconseja resignación “para no beneficiar al enemigo principal”.

-*-

  ¿Es el zapatismo una gran respuesta, una más, a los problemas del mundo?

  No.  El zapatismo es un montón de preguntas.  Y la más pequeña puede ser la más inquietante: ¿Y tú qué?

  Frente a la catástrofe capitalista, ¿el zapatismo propone un viejo-nuevo sistema social idílico, y con él repetir las imposiciones de hegemonías y homogeneidades ahora “buenas”?

  No.  Nuestro pensamiento es pequeño como nosotros: son los esfuerzos de cada quien, en su geografía, según su calendario y modo, que permitirán, tal vez, liquidar al criminal, y, simultáneamente, rehacer todo.  Y todo es todo.

  Cada quien, según su calendario, su geografía, su modo, habrá de construir su camino.  Y, al igual que nosotros, los pueblos zapatistas, irá tropezando y levantándose, y lo que construya tendrá el nombre que le dé la gana tener.  Y sólo será diferente y mejor que lo que hemos padecido antes, y lo que padecemos actualmente, si reconoce lo otro y lo respeta, si renuncia a imponer su pensamiento sobre lo diferente, y si al fin se da cuenta de que muchos son los mundos y que su riqueza nace y brilla en su diferencia.

  ¿Es posible?  No lo sabemos.  Pero sí sabemos que, para averiguarlo, hay que luchar por la Vida.

-*-

  Entonces, ¿a qué vamos en esta Travesía por la Vida si no aspiramos a dictar caminos, rutas, destinos?  ¿A qué, si no buscamos adherentes, votos, likes?  ¿A qué, si no vamos a juzgar y a condenar o absolver?  ¿A qué, si no llamamos al fanatismo por un nuevo-viejo credo? ¿A qué, si no buscamos pasar a la Historia y ocupar un nicho en el panteón enmohecido del espectro político?

  Bueno, para serles sinceros como zapatistas que somos: no sólo vamos confrontar nuestros análisis y conclusiones con lo otro que lucha y piensa críticamente.

  Vamos a agradecer a lo otro su existencia.  A agradecer las enseñanzas que su rebeldía y su resistencia nos han regalado.  A entregar la flor prometida.  A abrazar lo otro y decirle al oído que no está sola, soloa, solo.  A susurrarle que valen la pena la resistencia, la lucha, el dolor por quienes ya no están, la rabia de que esté impune el criminal, el sueño de un mundo no perfecto, pero sí mejor: un mundo sin miedo.

  Y también, y sobre todo, vamos a buscar complicidades… por la vida.

SupGaleano.
Junio del 2021, Planeta Tierra.

 

 

35 Comentarios »

  1. Solo me sale un enorme agradecimiento por su existencia y su lucha, por compartirla y porque realmente «siembra flores» en mi actitud «perdida» . Querer «hacer algo» y sentir la niebla alrededor, que confunde , que parece decir: «no te muevas, o te perderás», es lo que suelo sentir. Sus palabras y actos disipan la niebla un poco e invitan a inventar caminos. APAPACHOS!!!.

    Comentario de Sara — junio 27, 2021 @ 5:32 am

  2. Voilà!
    Eso es todo mi Sup! Chapeau con la lucidez y oportunidad del comunicado.
    Desde el 1994 no he dejado de aprender de y con vosotros, zapatistas.
    Que la cabeza de playa alcanzada por el escuadrón 421 sea inicio no ya de «un, dos, tres Vietnams», sino de la proliferación y enriquecimiento de conversaciones de la Europa con ganas de sumarse a la tarea colectiva de rehacer el mundo. En el entendido de Jesús Ibáñez de que «Una revolución es una inmensa conversación: un rescate del ser de las garras del valor.»

    Comentario de Gregorio — junio 27, 2021 @ 5:45 am

  3. Brillante!!! «Muchos son los mundos…» como leí recién,pero todos buscamos la felicidad y «complicidades…por la vida». Gracias por enorme texto.

    Comentario de jorge — junio 27, 2021 @ 9:32 am

  4. Cada paso adelante construye el camino y enseña a ver más oportunidades para recuperar el barco (la madre Tierra) y que no se unda por las continuas heridas que los grandes propician en su afan de hacerse más grandes.
    Cada comentario y cada reflexión nos hacen más fuertes en la lucha por mantener el barco a flote, entre todas sanaremos las heridas, solo tenemos que pensar, sentir y amar nuestra tierra, nuestros orígenes. Con vuestra lucha aprendemos y luchamos también.

    Comentario de Vicent M — junio 27, 2021 @ 9:54 am

  5. Gracias EZLN.

    Para muchas de nosotras, con Ixchel se ancló el diagrama de dignidad y templanza. Para expandir ternura y firmeza. Y con Ixchel vino la fuerza capaz de devolver el sentido a nuestra existencia y una verdadera legitimidad a nuestro paso momentáneo aquí en la tierra.

    Si, con “la Montaña en alta mar” se re-activó la fuerza de nuestros corazones desde el espejo de arrojarse a la aventura organizada, confiando en que lo que hacen es algo que va más allá de ustedes, y que sin duda si juntamos toda esa energía vital se activa la dignidad como memoria viva ancestral que todos portamos como humanidad y es alimento para la Madre Tierra y esos otros mundos posibles.

    Comentario de Diana Itzu Luna — junio 27, 2021 @ 9:58 am

  6. Muchas preguntas lúcidas. Gracias

    Comentario de Fabiana Andresen. Socióloga — junio 27, 2021 @ 10:37 am

  7. Porque todavía no es tiempo de que el futuro humano lo decida la ciencia, la sociedad humana todavía no asimila la ciencia como parte de su vida , no es mas que la Tele, el iPhone, el auto o el avión, pero la ciencia sera la que algún dia guíe a la humanidad para construir ese mundo mejor.
    No nos toca verlo, pero podemos soñarlo y con eso ayudamos a contruirlo.

    Comentario de Antonio Gonzalez — junio 27, 2021 @ 10:42 am

  8. Es el tiempo de los de Abajo. Que la organización nazca de la flor de la palabra verdadera. Saludos a los y las y otra, que ya en Europa siembran.

    Comentario de Rogelio Flores — junio 27, 2021 @ 11:47 am

  9. SupGaleano, sus palabras me conmovieron profundamente. Estudiante inquieto e inconforme del siglo XXI, yo también soy zapatista.
    Un fuerte abrazo desde la costa de Veracruz.

    Comentario de Osden — junio 27, 2021 @ 2:15 pm

  10. Como siempre .. EZLN muy diferente y sabio.. cuando no hay explicaciones lógicas a ese viaje, ellos solo lo hacen para sembrar esperanza y amor en corazones rebeldes y luchadores. Gente buena y distinta que no ha cejado de ver hacia adelante con amor y Fe. Buen viaje !!

    Comentario de agustin espinosa — junio 27, 2021 @ 3:02 pm

  11. In la´ak ech, Interesante reflexión sobre una acción, encaminada al sano y social comportamiento de los colectivos del planeta para; en su diversidad, obtener la tranquilidad y bien vivir perseguido durante milenios con resultados inciertos y, disfrutados por oligarquías de todo tipo milenarias.
    El esfuerzo y práctica ZAPATISTA nos está, según nueva teoría de la Praxis (E. Murueta), llamando la atención sobre la «cooperanza», acción indispensable para la subsistencia de la especie y la vida digna en el planeta. ¡EXITO EN SU FANTÁSTICO VIAJE Y FRATERNO ABRAZO PARA LA BRIGADA 421!
    .

    Comentario de José María Rivas Manzanilla — junio 27, 2021 @ 6:27 pm

  12. Como siempre, el zapatismo pone la pauta y nos explica como aprender a caminar, como adquirir la conciencia de que se puede caminar y llegar lejos abrazando a lo OTRO, aquello que no entendemos pero que tenemos que amar. Gracias por existir y gracias por buscar mas allá de la montaña. Suerte en ese caminar y que los sigamos aunque sea despacito.

    Comentario de Valeria Souza Saldivar — junio 27, 2021 @ 7:32 pm

  13. Me siento chiquita, frente a palabras, pensamientos, acciones tan claras, tan acertadas, profundas que demuestran que YA SE MIRA EL HORIZONTE, COMBATIENTES ZAPATISTAS.
    Pero no tan chiquita cuando entiendo casi todo lo que nos transmiten los que luchan aquí y allá.
    Y un poquito menos chiquita cuando, en mi espacio, en el lugar de este planeta donde nos tocó ver esa destrucción que provoca la bestia, tratamos de hacer algo que, unido a todos, todas y todos, puede lograr ese mundo mejor que tanto soñamos.
    Gracias a los ZAPATISTAS y quienes l@s están recibiendo en el otro lado del «charquito» porque nos permiten tener confianza y esperanza de alcanzar ese sueño.

    Comentario de Rocío Cardoso Beltrán — junio 27, 2021 @ 7:46 pm

  14. Llevamos tiempo pensando, que los bichitos humanos somos la especie menos desarrollada del planeta tierra y qué si o si, el capitalismo se lo cargará. Mientras tanto sólo nos queda la lucha y la solidaridad como ternura comunitaria. Ahí estaremos entre las transformadoras en resistencia siempre.

    Comentario de Paco Hernández — junio 28, 2021 @ 1:36 am

  15. Muchas gracias por su análisis y reflexiones ,en este momento tan necesarios para seguir intentando cambiar el mundo

    Comentario de Concha — junio 28, 2021 @ 2:00 am

  16. Les agradezco profundamente este montón de preguntas.Este llamado a reflexionar y a escuchar lo otro. A construir desde lo diferente. A renovar el pensamiento de las izquierdas con audacia e imaginación. A salvar este barco que hemos estado hundiendo desde nuestras geografías y nuestros calendarios. No les doy un like sino les extiendo fraternalmente mi mano.

    Comentario de Víctor M. Quintana S. — junio 28, 2021 @ 9:27 am

  17. Kaixo
    No se si mi comentario sera aceptado, vamos a probar.
    Bienvenidos!
    Llevamos 500 anios esperando este momento. Bueno, no solo esperando, que tampoco somos tan huevones aunque tan a menudo lo parezca, tambien hemos intentado algunas cosas durante este tiempo. De alguna manera digo 500 anios bastante atrevidamente pero podria decir 2000, quizas mas. Vamos el tiempo que considero que el capitalismo este se va fraguando. Y resulta que en este recorrido del humano, como decia mas o menos Todorov, el encuentro del de su continente con el del nuestro ha sido algo unico a varios efectos. Y vuestra llegada tiene todos los condimentos para una salsa unica y diversa a la vez, segun el momento y el paladar. Sigamos aniadiendo ingredientes como ustedes invitan. A ver que mole o que ratatouille resulta, probaremos y seguiremos intentandolo. Son ustedes maestros en darle sabor a la vida y eso es por lo menos de agradecer y por lo mas de intentar con su inspiracion hacer lo propio. Intentare como sea verles, escucharles y si encuentro ocasion, contarles, dibujarles, vamos, lo que surja. Pondre mi empenio en ello. Sera en Euskal Herria, en suiza, donde pueda

    Comentario de Endika — junio 28, 2021 @ 12:08 pm

  18. Simpre lúcidos !!!!! Gracias por compartir los sueños y el camino de un mundo mejor !!!! Y mostranxs que es posible seguir alimentando la llama de la esperanza. !!!!
    Un fuerte abrazo desde Argentina
    !!!!!

    Comentario de silvina — junio 28, 2021 @ 2:02 pm

  19. Muchas gracias por vuestro ejemplo, vuestra palabra, y por seguir creyendo en la humanidad en tiempos tan «curiosones».

    Un abrazo

    Comentario de Enrique Cebrián Delgado — junio 29, 2021 @ 2:11 am

  20. OLE!!!!!!
    Así se habla! claro y fuete y si, siempre con un final esperanzador
    El ser humano no es malo, el malo es el sistema capitalista que todo lo destruye pero estamos los pueblos, todavia existimos y vamos a poner un YA BASTA MUNDIAL y vamos a construir un mundo nuevo con los 7 principios del mandar obedeciendo. Y siguiendo esa linda forma de compartir que tienes ustedes los zapatistas, los más pequeños de poner arte en todo y música e imagen y mucho mucho corazón y consciencia recomiendo dos canciones de Paco Ibáñez. Don dinero y A galopar, la destrucción y la rebelión.
    Salud y saludos compañeros de ilusiones y mundo nuevo
    Aquí en Europa la gente es buena y Joel sistema es malo, como en todo el mundo y nos vamos a encontrar y reconocer porque ustedes son un ejemplo de que otro mundo es posible y eso es lo que quiere toda la gente sencilla y trabajadora del campo y la ciudad
    en todo el mundo

    Comentario de Josefina montes — junio 29, 2021 @ 9:15 am

  21. Muchas gracias por regalarnos su existencia Zapatistas!

    Soy mexicana de «Tuxtlan» y soy su representante diplomática voluntaria, ahora en un país Nórdico, que hoy 2021, busca nuevos caminos en su vieja Democracia.

    Zapatistas algún dia les diré al oido, ….muchas gracias por existir Zapatistas. No estan solas, soloas y solos. Lucharemos juntos por la vida, en un Mundo sin miedo…
    Un abrazo cómplice!

    Comentario de Maria De Lourdes Urbina Paredes — junio 29, 2021 @ 10:58 am

  22. Mis muy queridos zapatistas, desde que la Montaña se puso a la mar, mi corazón y pensamiento están animados de esperanza. Estoy convencida de que sus escuchas, voces, palabras y bailes irán haciendo más grande el tejido de la resistencia digna y rebelde. Va una abrazo para el Escuadrón 421, y una petición para los hermanos y hermanas y hermanoas de la Europa insurrecta: Cuídenlos, quiéranlos tanto como nosotros lo hacemos desde hace mucho tiempo.

    Comentario de Oralba Castillo Nájera — junio 29, 2021 @ 2:19 pm

  23. Están interesados por una traducción al francés? o ya está en camino?

    Comentario de Monique P. Grondin — junio 30, 2021 @ 12:13 pm

  24. Bien dicho. Solidaridad para siempre, de Maine, EE. UU.

    Comentario de Nicholas H — junio 30, 2021 @ 12:31 pm

  25. Wokolawalik, ta pisilik, jbankil, jwix jkits’inabex te ba a pukik jilel ta yantik lumetik te slekil sit te k’op ayejetike, ich’aik spatjibal ja wot’anik ta jujutul!

    Comentario de Wakax — junio 30, 2021 @ 11:47 pm

  26. Ya voy leyendo varios comunicados y siguen saliendo las lágrimas en los ojos.
    Somos hijoes de este tiempo, de esta tierra, de estas geografías, de estas montañas, nuestra vida aquí en la tierra es ahora para celebrar la diferencia y sacar la riqueza de nuestros territorios, la belleza de nuestros mundos internos y liberar la vida.

    Aquí desde Ecuador, siendo chiquite, chiquitoe, caminando con las montañas, con las rocas, con la selva, con les abueles, con el sol y la luna les acompañamos de cerquita. Con el corazón resonando con sus palabras, con sus símbolos, resonando con la vida misma.

    Gracias! Pai por llenar la vida-al planeta tierra con tanta belleza!

    Comentario de Andine — julio 1, 2021 @ 1:50 pm

  27. Y uno ¿Cómo le hace para unirse a la complicidad?

    Comentario de aldo — julio 2, 2021 @ 3:55 pm

  28. Sabias palabras las Suyas, Sup Galeano…
    Honor y Coraje al Ecuadron 421 del EZLN, a su tripulacion y a las espectativas que su viaje suscita sin olvidar a todo su esfuerzo de PRODUCCION.
    La traduccion en francés,de su MAGNIFICO articulo ha sido despachado en lengua francesa a nuestro grupo de lucha por la vida F-01500 Ambérieu en Bugey. Esperando la respuesta a nuestra invitacion por estos, nuestros pagos.
    Mis mas fraternales saludos y abrazos. Santo

    Comentario de Santiago — julio 4, 2021 @ 2:23 pm

  29. Que alegría saber que estas resistencias a la imposicion del sistema dan frutos tan coloridos y diversos. Estas luchas nos obligan a sacar lo mejor de adentro para poder seguir hacia adelante. Me encantaría un día ir a conocer alguna de estas comunidades del territorial de Chiapas. Admiracion y respeto por la resistencia zapatista! Desde Colombia.

    Comentario de Kai Valero — julio 6, 2021 @ 5:37 pm

  30. Gracias y abrazos desde Córdoba, Argentina 🙂

    Comentario de Gui — julio 7, 2021 @ 8:19 pm

  31. Por la vida!…

    Comentario de Moisés Perera Lezama — julio 11, 2021 @ 9:40 pm

  32. Gracias hermanoas, palabras reconfortantes y dulces como el humo de sus tabacos lacandones.

    Comentario de Portal de la Montaña — julio 13, 2021 @ 4:12 pm

  33. Saludos desde Buenos Aires, Argentina. Muchísima admiración para con ustedes! Viva!

    Comentario de Nacho — julio 14, 2021 @ 11:55 am

  34. Tres finalidades precisas de su viaje estratégico a la Europa insumisa: confrontar sus análisis con los de otr@s y otro@as rebeldes; agradecer la existencia y persistencia de aquellas luchas siempre esperanzadoras de un tejido horizontal a nivel mundial; encontrar complicidades, solidaridad y lucha en común a pesar de las diferencias y distancias.
    Nada de grandilocuencia y protagonismo de arriba, de la alharaca mesiánica y de las botargas mediáticas globalizadoras. Simplemente la implementación estratégica de una acción de lucha a ras de mar y tierra, con los propios recursos y reforzadores de autonomías.
    Espejo del reconocimiento de la sencillez de su persistente lucha, en medio del multicolor y multiculturalidad de rebeldías que, tal vez, puedan construir de nuevo el planeta entero. Vale. Adelante..

    Comentario de Martín González — julio 18, 2021 @ 11:36 am

  35. Touche!

    ¡Proeza!

    Lo acabas de decir todo …

    ¡Gracias!

    Comentario de Andrea Heinrichs — julio 21, 2021 @ 8:03 pm

RSS para comentarios de este artículo.

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017
2018    2019   

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad