lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook siguenos en youtube

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Jun062007

Con los rarámuri en Norogachi, Chihuahua, 26 de mayo.

Reflexión del Comandante David sobre el taller. Leer aquí

 

Intervención del compañero Pedro, del CNI. Leer aquí

 

Segunda reflexión del Comandante David. Leer aquí

 

Participación de Maclovio Sandoval, del CNI. Leer aquí

 

Participación del Comandante David para hablar sobre el EZLN y la Sexta. Leer aquí

 

Participación de la Comandanta Susana, sobre el EZLN y la Sexta.

 

Turno del Comandante Eduardo, sobre el EZLN y la Sexta. Leer aquí

 

Cuarta participación del Comandante David, sobre el EZLN y la Sexta. Leer aquí

 

Intervención de la compañera Eva Macossay, del CNI. Leer aquí

 

Participación del compañero Juan Chávez, del CNI. Leer aquí

 


CON LOS RARÁMURI EN NOROGACHI, CHIHUAHUA, 26 DE MAYO.
PALABRAS DEL COMANDANTE DAVID. PRIMERA INTERVENCIÓN.

Pues bien hermanos y hermanas, gracias por permitirnos hacer uso de la palabra. Pues al escuchar los resultados de su reflexión, nos damos cuenta de muchas cosas, de lo que se vive en estas tierras, en estos pueblos con los hermanos indígenas, con las comunidades y municipios. Nos damos cuenta de que pues lo que se han dicho ahora, son ciertas pues, han dicho aquí, tal vez muchos de nosotros, como indígenas, como pobres tengamos responsabilidad también de lo que está pasando con nuestro territorio, con nuestros bosques, con nuestras tierras.

Puede ser cierto porque no… porque muchas veces lo permitimos, y no hacemos nada como ya se dijo aquí. Estamos viendo que nuestros bosques lo están llevando, lo están destruyendo y nosotros calladitos, conformes, muchas veces así pasa.

Entonces en ese sentido como que nos sentimos culpables, nos sentimos responsables de lo que está pasando. Pero habría que analizar un poquito más por qué esa actitud que tomamos, o por qué, hasta hermanos indígenas y campesinos vende su tierra, o vende sus árboles.

En otros lugares pasa lo mismo, pero muchas veces las razones o la causa de esto es porque el hermano indígena, el pobre ya no encuentra otra forma para sobrevivir y se siente obligado a vender sus bosques. Entonces a veces, entonces sucede por necesidad, o por otro lado también podemos decir por ignorancia, porque no se da cuenta de las consecuencias de lo que trae todo esto, entonces tal vez podemos decir, tal vez por ignorancia. Pero muchas de las veces bajo el engaño de otros, los que se consideran más listos que nosotros, así pasa, con bonitas palabras, con buenos rollos, nos convencen para que vendamos nuestras tierras, para que vendamos nuestros bosques, para que entreguemos nuestros ríos, todo pues lo que nos pertenece, así pasa…

Entonces hermanos, hermanas, al ver todo esto pues nos da mucho que pensar, nos obliga a analizar más profundamente lo que está pasando.

Por eso nosotros también como indígenas que venimos de otros estados, de otras tierras, como indígenas, pero como zapatistas, y también con nuestros hermanos y compañeros pues del congreso nacional indígena, y otros compañeros y compañeras quienes nos apoyan en este recorrido, también consideramos importante que si nos permitieran ustedes dar nuestra pequeña reflexión sobre esta pequeña preguntita que dice qué pensamos los rarámuris de lo que está pasando. Y nosotros, tal vez con un sentido más amplio, qué pensamos nosotros cómo indígenas, como zapatistas, de lo que está pasando en nuestro mundo, en nuestro país, en todos los territorios indígenas, entonos los pueblos, en todo nuestra nación. Entonces nos lleva a pensar lo siguiente, vemos de lo que está pasando en nuestros tiempos en nuestras tierras en nuestra patria, en nuestro mundo en el cual habitamos los seres humanos y otros seres vivos. Vemos que está siendo atacado, está siendo pues agredida, nuestro mundo, está siendo destruida nuestras minas, nuestras aguas nuestros bosques nuestros mares nuestras playas nuestro todo. Se está haciendo una guerra cruel contra toda la naturaleza contra la humanidad.

Hay una agresión cruel contra todo, entonces nos lleva a pensar, pero quienes lo hacen esto y porque lo hacen esto, nosotros decimos, esta guerra esta agresión lo hacen los grandes poderosos, los grandes ricos, los gobiernos que están para apoyar solamente a los que tienen mucho dinero y poder, entonces entre todos ellos hacen la guerra contra la humanidad, contra la naturaleza contra el mundo, lo están acabando, lo están destruyendo sin consideración.

Y sin embargo los gobiernos nos quieren hacer creer que nosotros los indígenas, nosotros los campesinos, como si fuéramos los culpables en destruir la naturaleza, por eso nos dicen los indígenas están acabando los bosques, están destruyendo, así nos dicen, en cualquier parte, así nos dicen. Que por eso ellos intervienen según para salvar la naturaleza, para protegerla. Entonces nos meten en la cabeza y en el corazón para que nosotros los pueblos indígenas nos sintamos como culpables de esa agresión a la naturaleza. Así nos hacen creer.

Entonces, de lo que está pasando con esto sin que nos diéramos cuenta, como parte de la agresión, como parte pues de la guerra que hacen los grandes poderosos a los que somos dueños verdaderos de la tierra, del territorio de la riqueza, nos van haciendo a un lado, nos desalojan, nos mandan por otro lado y se quedan con nuestras mejores tierras, con nuestras riquezas. Así nos van haciendo a un lado.

Por eso nos quitan territorios, nos tumban a nuestros árboles sin consideración, dicen que nos pagan y poquito pero mientras ello se llevan toda la ganancia pues.

Entonces toda esta agresión nosotros como indígenas zapatistas junto con los compañeros del CNI y con los demás hermanos quienes tienen conciencia de lo que está pasando, porque hay muchos hermanos en cualquier parte, en el campo, en la ciudad aunque sean indígenas y no indígenas pero hay mucha gente que todavía tienen esta conciencia, que son gente buena, que son gente honesta, que quiere que el mundo no se acabe, hay mucha gente de eso, entonces, vemos pues, que con todos debemos hacer algo, urge hacer algo a favor de la naturaleza. No se si lo dicen aquí pero mucho lo decimos nuestra madre naturaleza o nuestra madre tierra, así le decimos nosotros por allá, urge hacer algo. Ustedes ya comentaban aquí algunos, lo que dijeron pues, para defender nuestros bosques, nuestro territorio, es luchar juntos compañeros y hermanos. Este es el camino. Y nosotros también igual lo decimos, el camino que tenemos que llevar es ese, juntarnos, unirnos para defenderlos, luchar juntos para defender y no se acabe nuestra madre naturaleza.

Es lo que estamos viendo, es lo que pensamos nosotros porque vemos que nuestra patria, si hablamos de México nada más, se está acabando, se está destruyendo, no sólo una parte. En esta zona si vemos que están tumbando los bosques, se están llevando nuestros árboles, pero peor está pasando por otros lados, por eso decimos que nuestra patria se está destruyendo. Entonces es necesario hacer algo, los que de veras amamos a la patria, los que amamos a la naturaleza, a nuestra casa, que es el mundo. Tenemos que hacer algo.

Es lo que pensamos pues.

Por eso vemos que este luchar juntos es urgente, porque sólo de esa forma podemos hacer algo por defenderla y por eso quisiéramos darle ejemplos concretos de lo que está pasando, orita sólo les he dicho de una manera general, pero podemos dar ejemplos claros y concretos de lo que está pasando. Si ustedes lo permiten hermanos y hermanas, quisiera pedirle uno de los compañeros del CNI que nos hiciera el bien de darnos y presentarnos algunos ejemplos reales de lo que está pasando, de cómo están destruyendo nuestra patria, nuestra riqueza, quisiera que el compa del CNI hiciera uso de la palabra.

Pues gracias hermanos, sería toda mi palabra y gracias.

CON LOS RARÁMURI EN NOROGACHI, CHIHUAHUA, 26 DE MAYO.
Pedro CNI

(PALABRAS EN LENGUA)
Muchas gracias a todos ustedes hermanos y hermanas por permitirme hacer uso de la palabra.

Como bien es cierto de que los gobiernos del estado del país México y de otros países del mundo como bien lo hace también los empresarios mexicanos y de otros países del mundo que conforman la Organización Mundial de Comercio, que es una organización de ricos, de los más ricos del mundo, que no les importa nada la vida de los hermanos que habitamos en cada uno de los rincones del pueblo México. De despojarnos de todos los recursos naturales que hay en la tierra nuestra, como lo es la creación de áreas naturales protegidas, corredores biológicos o ecológicos como lo llaman ellos, la privatización de las costas, la concesión del agua que bebemos en cada uno de nuestros pueblos, la concesión de los ríos para las empresas refresqueras y otras empresas más, el patente o la patentación de las plantas medicinales que usamos como lo hacen Schering-Plough, Cargill y otras muchas más empresas farmacéuticas más ricas del mundo, como lo contaminan las grandes empresas que elaboran químicas diversas, que sea fertilizante, pesticida, fungicida y me refiero a syngenta, a Cargill, Schering-Plough, a Monsanto, que son las grandes empresas que nos mata conjuntamente con la biodiversidad, con la madre tierra, pero así como las minas, las grandes tierras fértiles que poseemos, las grandes empresas neoliberales nos despojan de esas tierras, de todas las riquezas naturales que tenemos y eso está pasando en todas, en cada una de las regiones donde venimos, en cada uno de nuestros pueblos.

En 1994 el expresidente Carlos Salinas de Gortari modifica el artículo 27, la reforma agraria, la ley de la reforma agraria que tanto, tanto costó a nuestros antepasados para que se pudiera lograr a que las tierras pasaran a manos de nuestros antepasados hubo muchas pérdidas de vidas humanas, pero que en aquel entonces, en aquel año entra en vigor la nueva ley y se crean los programas, el programa PROCEDE, PROCECOM, para certificar las tierras ejidales y comunales, son muchos los ejemplos si los mencionáramos todos.

Pero también como pueblos indígenas, como mexicanos que somos estamos endeudados, miles de pesos que debemos cada uno de nosotros a otros países por culpa de los malos gobiernos de nuestro país, o sea que no nada más nos están despojando de todos los recursos naturales sino que de todos esos recursos naturales, todo lo que hay en la madre naturaleza se está quedando en mano de estas personas y todavía le debemos dinero a ellos, pero todo a causa de los blancos, de los malos gobiernos.

Así es, y es grande el dolor, el sufrimiento de nuestros corazones, desde el norte de nuestro país hasta el sur, desde la costa del Golfo hasta la costa del océano Pacífico, así como sufrimos, lloramos de tristeza y dolor porque cada día estamos viendo con nuestros propios ojos la forma en que se nos está despojando todo esto, porque esta guerra de conquista cada día más se esta modernizando más y más, en ocasiones hasta es invisible, porque anteriormente la conquista a nuestros antepasados fue con armas y con otras cosas más.

Con eso termino hermanos y hermanas, y como bien lo decían hermanos rarámuris y el Comandante David que urge hacer algo por nosotros mismos pero sobre todo por las nuevas y futuras generaciones, porque desde luego que nosotros no vamos a poder heredar ni un solo centavo, sino que lo que se le va a entregar es la tierra, los recursos naturales, porque de esos recursos naturales van a sobrevivir, pero desafortunadamente los ricos no piensan así, ni siquiera piensan la vida de sus hijos en el futuro.

Gracias hermanos.

CON LOS RARÁMURI EN NOROGACHI, CHIHUAHUA, 26 DE MAYO.
PALABRAS DEL COMANDANTE DAVID. SEGUNDA INTERVENCIÓN.

Hermanos y hermanas, gracias una vez más que nos permitan pues hablar. Pues en esta segunda plenaria también han salido cosas interesantes en la reflexión de los compañeros y compañeras, tanto de los jóvenes, tanto de todas las personas que están aquí presentes pues. Aquí nos han dicho pues que para hacer lo que nos toca hacer, cómo dice la pregunta, han dicho claramente en algunos puntos, dicen que buenos rarámuris, como buenos pueblos, nos toca seguir cuidando la tierra, cuidando lo que es nuestro, es lo que dicen.

Dicen que como pueblos tenemos el deber de ponerle un alto a la tala de árboles. Entonces nos damos cuenta de que día con día se nos están llevando nuestros árboles, de esta manera están llevando nuestros bosques. Pero aquí han dicho que hay que poner un alto a esa tala de árboles, son cosas interesantes pues.

También nos han dicho, sobre todo los compañeros jóvenes, que tienen que seguir estudiando para defender la tierra, la naturaleza, es lo que nos han dicho, que los gobiernos no van a reconocer la naturaleza, porque lo que les interesa es el dinero. Son la reflexiones que han salido aquí.

Tratando de responder pues la pregunta, qué nos toca hacer para resistir.

Ahora con nuestra pequeña reflexión con respecto al punto o tema que se tratando, pues vemos que no es suficiente pues, sólo para resistir. Si es verdad hay que aprender a resistir, hay que saber resistir, pero pensamos que todavía hay muchas cosas que hacer, hay muchas cosas que pensar, ayer y estos días nos han hablado, rarámuri, quiere decir pues todos los pueblos indígenas, pues bien sí lo entendemos, quiere decir que hay muchos pueblos que llevamos este nombre, entonces nos dan a entender de que todos los pueblos indígenas de México de América, tonces tenemos algo en común, tenemos mucho en común pero sobre todo la resistencia que tenemos desde hace muchos siglos y que por eso no nos han podido acabar. Tonces así lo entendemos. Entonces podemos decir que como pueblos indígenas de cualquier lengua, de cualquier cultura de cualquier color pues, porque como pueblos indígenas tenemos diferentes culturas, diferentes lenguas y sin importar todo eso podemos hacer muchas cosas.

Pensando pues de que además de resistir, necesitamos todos los pueblos indígenas tomar una conciencia clara de todas las formas, de todos los mecanismos de cómo se están destruyendo la naturaleza, porque hay muchísimas formas pues, los grandes gobiernos, los grandes poderosos, los dueños de las grandes empresas, han usado muchos métodos y mecanismos para acabar y explotar la naturaleza, para saquear la riqueza. Han usado mucho métodos, mecanismos formas cómo sacar la riqueza.

Entonces cada uno de todos estos necesitamos entender, cuesta un poco para entender pero pensamos que es la mejor forma pues. Entender todos los mecanismos, las formas y lo métodos que han usado para saquear la riqueza y despojarla sobre todo de los pueblos indígenas. Desde hoy decíamos de sus tierras de sus bosques, de sus aguas, minas, playas, de toda la riqueza que tienen los pueblos indígenas.

Entonces necesitamos tomar una conciencia de todo eso. Pero además podemos pensar y decir que de parte de esos grande que se siente dueños del dinero, del mundo, inclusive de la vida humana, nunca vana preocuparse por cuidar la naturaleza. Nunca van a buscar la mejor forma cómo defender y protegerla. Están pensando todo lo contrario, están pensando cómo acabarla, cómo destruirla por completo, porque lo que les interesa es la riqueza como decíamos hoy. Porque toda la naturaleza genera un gran capital para ellos, por eso esos grandes capitalistas entonces nunca se van a llenar, nunca vana parar su ambición de poder y de dinero y vana seguir saqueando. Por eso nunca van a traer algo bueno para el pueblo, nuca van a preocupar.

Y además, cómo podemos pensar y creer que esos que jamás han probado cómo es trabajar la tierra y que vamos a esperar que nos cuide la tierra. Los que mejor saben cuidar, proteger, trabajar y amar la tierra son los campesinos, son los indígenas. Eso si sabemos y entendemos.

Entonces no podemos pensar que los que jamás han manchado las uñas para trabajar la tierra no vana a saber cuidar ni tienen interés de proteger. Nunca.

Entonces debemos analizar más cómo lo pueblos indígenas nos toca entonces nosotros defenderla cuidarla, trabajarla (porque de ahí vivimos). Pensamos que sólo nosotros pues, junto con otros hermanos de veras que nos ayudan, como ustedes dicen aquí, los sabochis. Hay también gente buena, que no quieran ayudar, que nos echen la mano tienen su lugar con nosotros. Entonces eso hermanos y hermanas pensamos que son cosas importantes.

Entonces no podemos esperar como decían ustedes de aquí. Los gobiernos tendrán sus programas de prestación, sus otros programas que conocemos, pero esos son simplemente mecanismos de control. Simplemente es para conformar a la gente pobre, a la gente indígena para que vean que están haciendo mucho. Como nos dicen los pobres inditos, así nos dicen, pobrecitos… no somos pobrecitos hermanos y hermanas, somos hermanos y hermanas que tenemos toda la capacidad para pensar, para organizarnos tenemos, toda la capacidad para cuidar y proteger nuestra naturaleza, nuestra riqueza. Por eso pensamos es una ofensa cuando nos dicen “pobres inditos vamos a darle un poquito de ayuda”. Es una ofensa para nuestros pueblos.

Entonces todo eso tienen sus programas para que nos contentemos un rato. Tras de todo eso, están los intereses de los grandes poderosos de las grandes fábricas de las grandes empresas. Desgraciadamente pues, lo que dijo un hermano aquí hace rato, que hay gobiernos, funcionarios, gente mexicana que dan el permiso para que ricos extranjeros vengan a poner en nuestra casa, nuestro territorio sus grandes fábricas. Los gobiernos así lo han hecho, los ricos así lo han hecho, han dado ese permiso para que nos vengan a explotar en nuestra propia tierra, y muchos tratan de esconderse todavía con el fin de que no paguen mucho impuesto aquí en México, los grandes empresarios, las grandes empresas, ponen su fábrica allá, ponen nombre mexicano, con el nombre de una persona mexicana. Ahí sale lo que dijo un hermano los prestanombres. Es para cubrirse todavía pues, para que no veamos una empresa extranjera sino mexicana. En realidad no son mexicanas son extranjeros que tiene acá su fabrica con nombre de acá. Es lo que está pasando.

Son extranjeros que vienen a contratar gente trabajadora aquí en México, hombres, mujeres, niños, jóvenes para que trabajan en esas fábricas y les paga una miseria y toda la ganancia se va para el extranjero. Y así está nuestro país. Eso es lo que hay y por eso creemos que es importante que vayamos tomando conciencia de esta realidad que vivimos. A fin de cuentas lo que sufrimos más de esa realidad que vivimos somos los pueblos indígenas.

Pues son pequeñas reflexiones que podemos compartir con ustedes por este trabajo que se está llevando acabo. Pero también quisiera pedirles permiso, una vez más de que un compañero del CNI pudiera tomar la palabra para completar un poco de esta reflexión que le estamos compartiendo. No se si de parte de ustedes hay permiso que le haga uso de la palabra. De mi parte sería este mi pequeña reflexión.

CON LOS RARÁMURI EN NOROGACHI, CHIHUAHUA, 26 DE MAYO.
Maclovio Sandoval CNI

Hermanos y hermanas buenas tardes, vamos a tratar de reflexionar un tantito más de lo que nuestro Comandante David también ha participado con nosotros, solamente quiero participar tantito de lo que se sucede en mi estado de Campeche.

En el estado de Campeche, así como platicaba hace ratito el comandante, el gobierno declaró a un este, a un este, estado, se llama Calakmul una reserva forestal y que ahora el mismo gobierno lo está vendiendo por pedazos a los grandes empresarios, hoteles, para restaurantes, para hoteles, para playas turísticas; y más acá adentro en el estado de Campeche en el 84 declara SEMARNAT y ecología una área protegida que le dicen reserva ecológica, prohibiéndole a todo aquel campesino que está adentro que no corte un árbol, que no podía tocar un árbol ni siquiera para uso común de su vivienda.

Los campesinos de la región se inquietaron y empezaron a ir a la reforma agraria, al propio ecología, todos los medios de la institución que tienen que ver con eso ¿no?, como es lógico no recibían ninguna ayuda de nada, sólo decían no puedes tocar ni un árbol porque es un, es una reserva forestal, ni puedes sembrar maíz, ni frijoles, ni puedes hacer pasto para tus animales, nada, eso ya es del gobierno, es de la nación, verdaderamente a veces sentíamos como mexicano una impotencia porque no podíamos abrirnos paso para resolver nuestro problema y así sucesivamente los gobiernos y no sólo de Campeche, ya lo vimos que todos los estados están en la misma situación.

Nos da mucha pena y mucha tristeza el saber que nosotros como raza indígena el gobierno lo que quiere es acabarnos para despojarnos de todas nuestras riquezas, porque ahí está la ganancia de los gobiernos en las tierras y como antes se mencionó acá en esta meditación, minerales, aguas, árboles, tierras, todo lo quiere él para sus socios empresarios, es cierto lo que dice aquí el comandante hay que meditar mucho lo que ahorita en adelante vamos a hacer. Hacían una pregunta que qué vamos a hacer nosotros para proteger nuestros recursos, yo meditaba ahí que hay que unirnos, pero unirnos en una unión compacta, firme, con un solo pensamiento, a una sola decisión para protegernos de todos aquellos que vienen haciéndonos el mal.

Hoy queridos hermanos vamos a decidir realmente lo que vamos a hacer, lo que debemos hacer como campesinos, como pueblos indígena, como necesitados de tierra, necesitados de agua, necesitados de todos los elementos que nos da la vida.

Queridos hermanos yo les agradezco sinceramente y de todo corazón haberme dejado hablar estas palabras, pero es para que sepamos realmente todo aquello malo que esta por acabar con nosotros los campesinos, hagamos una alianza entre nosotros, entre los pueblos para defender nuestros pueblos, nuestras tierras, nuestra cultura que está de por medio, porque hay muchos pueblos allá en mis tierras que les da pena vestir su vestimenta originaria, les da pena hablar su lengua materna y eso entre nosotros no debía de ser hermanos, debemos reconstruir como dicen, estamos diciendo desde antier, ayer, eso, reconstruir nuestra misma casa, nuestro mismo país, nuestras mismas tribus, nuestros mismos pueblos. Yo le invitó de todo corazón a que hagamos eso para poder decir que sí vamos a defender nuestra casa, nuestro país, nuestra patria, porque si no nos unimos vamos a dejar que nos lo arrebaten aquel gobierno con sus socios que son los empresarios. Ahora pensemos que le vamos a dejar a nuestros hijos, a nuestros nietos, un país lleno de deudas, un país desértico, sin árboles, sin agua, sin nada; si nosotros hoy ya somos mayores sufrimos las inclemencias de esos personajes, pues ahora nuestros hijos, nuestros nietos a diez o a veinte años más adelante van a estar pior hermanos porque ya no van a tener ni van a recordar que era su cultura, por eso yo hermanos los invitó a eso sinceramente y de todo corazón y les vuelvo a dar las gracias por habernos recibido aquí en su humilde casa. Muchas gracias, que tengan buena tarde.

CON LOS RARÁMURI EN NOROGACHI, CHIHUAHUA, 26 DE MAYO.
PALABRAS DEL COMANDANTE DAVID. TERCERA INTERVENCIÓN. SOBRE EZLN Y SEXTA DECLARACIÓN

Pues otra vez buenas tardes hermanos y hermanas, pues gracias por darnos este espacio para que nosotros podamos compartir con ustedes nuestras experiencias, nuestras ideas, nuestra palabra ante ustedes pues.

Lo que aquí vamos a tratar de explicarles hermanos y hermanas son más o menos lo que estamos haciendo por estas tierras, pero antes quisiéramos explicarles, quisiéramos contarles como una pequeña historia de lo que somos, de lo que estamos haciendo y de lo que estamos haciendo aquí con ustedes. Si nos permiten entonces voy a tratar de explicarles y después otros compañeros y compañeras van a hacer uso de la palabra.

Hermanos y hermanas pues los que estamos aquí con ustedes somos indígenas también del estado de Chiapas le llamamos el sureste mexicano. Somos indígenas que desde hace varios años por las razones que aquí se mencionaron algunos el día de hoy; que para nosotros en esas tierras ya no podíamos aguantar más. En nuestro estado lo que más se podía vivir allá, pues es igual que en otros pueblos indígenas, mucha injusticia, mucho desprecio, discriminación, explotación, hambre, miseria, enfermedades. Y hay un completo olvido d parte de las distintas autoridades estatales y federales que han dejado durante muchos años en el olvido a los pueblos indígenas. Y que por esa razón no hay servicios en los pueblos, en las comunidades. Servicios fundamentales como la salud, la educación energía eléctrica y otros servicios que son importantes para la vida del pueblo. Pero en estas comunidades del sureste mexicano, cada vez iba creciendo más el sufrimiento y el dolor del pueblo. Las tierras de los campesinos, de los indígenas de aquellos pueblos estaban en manos de grandes terratenientes, de grandes finqueros hasta de los mismos gobiernos que han gobernado ese estado. Los gobiernos del estado son dueños de miles de hectáreas de buenas tierras y de esa manera el campesino, el indígena no puede reclamar sus derechos, no puede pedir justicia ante las autoridades. Porque los que están como autoridades son los que tienen muchas tierras, muchas riquezas y es cuando muchos hermanos indígenas empezaron a organizarse, empezaron a unirse tratando de reclamar sus derechos, reclamando justicia. Recurrieron muchas veces ante las autoridades que jamás les hicieron caso. Poco a poco fue creciendo el coraje de esos pueblos y empezaron a protestar a manifestarse y a no solamente ir a gestionar un pedazo de tierra en las oficinas de gobiernos sino que empezaron ya a luchar de otra forma, haciendo pues protestas manifestaciones, y es cuando muchos de nuestros hermanos tanto muchos de nosotros empezamos a sufrir las agresiones, las represiones, los encarcelamientos hasta asesinatos. Así pasaron muchos años, mucho tiempo.

Entonces de esa manera veíamos que no se podía encontrar ninguna solución en vías pacíficas y políticas pues. Las demandas eran justas porque los campesinos pedían un pedazo de tierra para trabajar, además era de ellos de por sí las tierras y mucho campesinos estaban trabajando en su propia tierra pero ya como acasillados o como esclavos en su propia tierra. Y así pasaron muchos años, hay una larga historia, en ese estado. Pero también en otros estados igual o pero, pero en aquel estado del sureste mexicano, es cuando nos dimos cuenta de que teníamos que hacer algo teníamos que pensar, cómo entonces exigir nuestros derechos, cómo entonces exigir justicia. De buena forma pues no nos entienden los gobernantes, no nos responden, para pedir pues apoyo del gobierno, aunque sean migajas lo que puedan dar, tenemos que dar muchas vueltas en las oficinas de los gobiernos que muchas nos conseguimos nada.

Toda esas cosas pues hermanos, hermanas nos orillaron pues a tomar una decisión de luchar de otra forma. Empezamos a organizarnos y nos hicimos pues lo que llamamos zapatistas. Tomamos las ideas del general don Emiliano Zapata, tal vez estas tierras, poco se sabe su historia, porque aquí que se conoce puede ser Francisco Villa u otros luchadores sociales. Pero Zapata también fue un luchador, fue un revolucionario que luchó por las tierras, por la libertad.

Entonces, tomando esa idea del general Emiliano Zapata, también nosotros nos hicimos zapatistas, también dijimos que vamos a luchar por recuperar nuestras tierras, por la libertad y por los derechos. Pero como veíamos que no teníamos ya oportunidad para seguir la lucha en vías pacíficas y políticas nos orillaron a pensar de organizarnos para tomar las armas. Así como hizo nuestro general Emiliano Zapata.

Pasaron muchos años para que nuestra organización tuviera presencia en todos los municipios, en todos los pueblos del estado de Chiapas. Pasaron años. Se tuvo que hacer trabajos de concientización, lo que llamamos allá de politización. O sea explicarles a los hermanos por qué razones, por qué causas estamos viviendo de esa manera. Nos pusimos a pensar un montón de cosas, también allá nuestros hermanos, la mayoría pues son puros cristianos, entonces se pusieron a pensar, entonces salió la idea: será que esto es la voluntad de Dios o por qué. Entonces por tantas reflexiones se llega a la conclusión de que las causas de tantas injusticias de tanta pobreza y muerte o era la voluntad de Dios como muchos decían en aquellos lugares. Sino que hay una causa, hay alguien que está provocando la muerte de muchos pueblos.

Entonces llegamos a la conclusión que tenemos que hacer algo y pelear nuestros derechos aún con las armas en las manos. Y así lo hicimos, así nos preparamos. Y formamos nuestro ejército, nos hicimos soldados del pueblo y nos preparamos por mucos años y declarar la guerra ante el gobierno, contra el gobierno mexicano y su ejército federal.

Llega entonces el momento cuando de veras ya no se aguantaba y también cuando los gobiernos decían que no. pasaba nada, que todo andaba bien. Aquí no hay pobreza ni miseria y que por esa razón teníamos que entrar ya en el primer mundo, lo que decía Carlos Salinas. Que debíamos estar felices porque ya íbamos a formar parte de los países del primer mundo.

Justo en este momento entonces el 1 de enero de 94 México se tenía que incorporarse como primer mundo donde no hay hambre ni miseria. Y para desmentir todo eso escogemos ese mismo día de levantarnos en armas. Entonces ese momento ese día dimos a conocer ante la nación ante el mundo lo que llamaos la primera declaración de la selva lacandona, donde explicamos cuáles fueron las razones lo que nos orilló a luchar con las armas en las manos explicó también nuestras demandas: tierra, justicia, libertad, respeto y muchas otras cosas. Como eran muchas nuestras demandas lo definimos en tres palabras, dijimos democracia, libertad y justicia para todos. Para todos dijimos porque sabemos que muchos hermanos hermanas del país vivían peor que nosotros sobre todo indígenas. Pero también muchos trabajadores en los centros de trabajo, en las ciudades, en las fábricas y otros lugares, también sabemos que ahí existe injusticia, explotación y maltrato. Tomando en cuenta todo esto dijimos hay que luchar para liberar pues la patria, nuestro México necesita cambiar la realidad en que viven los mexicanos. Sabíamos que México no es un país independiente sino que sabemos que estamos endeudados con los americanos. Muchas cosas que ya hablamos hoy un poco eran nuestras reflexiones de por sí. De esa manera dijimos que es necesario hacer algo. Y por esa razón dijimos vamos a pelear y vamos a hacer la guerra contra el gobierno, sin importar que tiene mucha fuerza política sobre todo militar y eso no nos importó. Porque sabíamos que el gobierno a pesar de que tenía todo ese poder, pero no tenía lo importante, en cambio nosotros como indígenas, pobres, campesinos, teníamos pues lo más grande e importante, la razón. Que teníamos la razón de luchar y de hacer algo. Ese era nuestro arma principal, la verdad, la justicia y la razón. Y con esa convicción pues estábamos bien decidido de hacer la guerra sin pensar de que después de unos días de combate armado, se tenía que dar un cese al fuego pero gracias a las voces de miles de hermanos y hermanas de todo el país del mundo, hicieron parar esa guerra el 12 de enero. Cuando dijeron pues al gobierno que le diera un alto a la represión a los pueblos, y de esa manera lograron obligar al gobierno que dejara de bombardear nuestros pueblos y de matar a nuestra gente. Pero también a nosotros nos pidieron como Ejército Zapatista de Liberación Nacional, también nos dijeron que también le diéramos una oportunidad a la palabra, que habláramos, que dijéramos por qué nos levantamos en armas y qué es lo que queríamos. Y nosotros como nuestros ideales de por sí… nos formamos como ejército del pueblo, entonces queríamos que escucharle al pueblo y obedecer. Y es de esta maner que nosotros como zapatistas entramos en otra etapa de lucha. Lo que llamamos lucha política.

De esta manera empezamos a hacer muchas cosas porque también los pueblos dijeron que el gobierno se sentara a hablar con los rebeldes, que dialogara con ellos y diera solución a sus demandas. Y de esa manera empezamos a hacer muchos diálogos durante muchos meses estuvimos dialogando pues con el gobierno después de duros diálogos en la mesa legamos pues a un acuerdo. En uno de los puntos que planteábamos nosotros que precisamente es sobre derechos y cultura indígenas. Porque veíamos que es el punto más principal porque los pueblos indígenas de México éramos los que más sufríamos toda clase de injusticia y que nos estaban de por sí despojándonos de toda nuestra riqueza y que nos tenían en el olvido a pesar de que somos los primeros en habitar estas tierras mexicanas, somos los pueblos originarios de estas tierras. Sin embargo puestos tenían a un lado, para los gobierno, para los ricos nos tomaban como un estorbo para ello ya no servíamos en estas tierras porque le estorbábamos para construir sus grandes intereses de poder y de dinero y que por esa razón no les importaba que nos muriéramos todos. Y por eso era importante que se tratara en la mesa de diálogo con el gobierno, tengan el pleno derecho a la tierra, al territorio, a la autonomía, a la libre determinación, a todo lo que de verás le pertenece a un pueblo.

Y llegamos a un acuerdo de ese punto, firmamos un acuerdo que llamamos los acuerdos de San Andrés y que después se convierte en una iniciativa de ley cocopa sobre derechos y cultura indígena.

El gobierno se comprometió a cumplir y a la mera hora no hace nada no cumple su palabra. Y a la mera hora empezamos a hacer otras cosas con tal de seguir esa lucha política que nos comprometimos ante la nación y ante el mundo, porque bien podíamos reiniciar la lucha armada pero con este compromiso no podíamos hacerlo tampoco. Entonces dijimos, vamos a seguir la lucha política y pacífica. Entonces empezamos a buscar forma de cómo exigir el cumplimiento de esos acuerdos. Los gobierno cada vez se fueron negando a cumplir ese acuerdo, por último hicimos el último esfuerzo, dijimos si las voces de miles y cientos de miles de hermanos para exigir este cumplimiento de los acuerdos que no es solamente del gobierno y el EZLN, sino de todos los pueblos indígenas de México, sino se respeta esas voces del pueblo, tenemos que arriesgarnos ir hasta el congreso de la unión a exigirle a esos diputados y senadores que les toca hacer la ley para el pueblo. Con este objetivo de llegar al congreso de la unión para hacer cumplir los acuerdos de San Andrés nos arriesgamos nosotros los comandantes y comandantas de atravesar pues muchos estados de nuestro país y llegar al congreso de la unión.

Ahí tampoco fuimos escuchados, el congreso de la unión, los senadores y diputados, los partidos políticos, todos los partidos políticos nos dieron la espalda. El gobierno mexicano, la suprema corte de justicia de la nación, una vez más nos traicionaron, desconocieron lo que llamamos acuerdos de San Andrés y pusieron una ley totalmente contraria pues y la aprobaron. De esa manera para nosotros nos dio un golpe mortal para los pueblos indígenas de México. ¿Entonces qué podemos hacer? Y tenemos ese compromiso de seguir esa lucha política…. Lo que dijimos es que no vamos a quedarnos con las manos cruzadas, algo tenemos que hacer…

Y es cuando decidimos nosotros los zapatistas ese acuerdo vamos a poner en la práctica, vamos a ejercer nuestros derechos como indígenas sin el permiso del gobierno, basándonos de esa ley de los acuerdos de San Andrés. es cuando los pueblos zapatistas empezamos a crear y fortalecer nuestros pueblos y municipios autónomos, así le llamamos allá, con todo su gobierno autónomo. Sin el permiso ni la presencia de los partidos políticos ni cualquier dependencia de gobierno oficial que el pueblo empezara a vivir solo, a gobernarse solo como de por si sabe hacerlo. Y así empezamos con los municipios y comunidades autónomas. Y eso tratamos de avanzar y así empezamos a dar pasos.

Lo que antes les explicaba, en los pueblos, no había salud ni educación, ni otro servicios, con nuestro trabajo autónomo empezamos a crear que llamamos la salud autónoma, la educación autónoma. En todo el territorio zaptaista creamos escuelas, clínicas y hospitales de salud autónoma. Formamos nuestros promotores y promotoras de salud y de educación y ellos dieran la salud y la ecuación a nuestros pueblos, y nosotros los formamos compañeros y compañeras. Los capacitamos para que pudieran dar servicio pues a nuestros pueblos en la salud y en la ecuación. Empezamos a formar trabajos organizativos para poder resistir la lucha que todavía no sabemos cuando va a terminar. Entonces para que nuestro pueblo resista los golpes que una vez más y más no daba el gobierno mexicano, teníamos que preparar a nuestros pueblos para poder resistir, creando pues trabajos colectivos, cooperativas y muchas otras cosas. Tratando de conseguir un poco de apoyo de algunos hermanos y hermanas solidarios con nuestra lucha, trataron de apoyar lo que pueden pero sobre todo son los pueblos los que tienen que organizarse más y así lo empezamos a hacer, y así lo seguimos haciendo. Es lo que estamos haciendo por allá para tratar de resistir.

Hemos dado pasos importantes pero falta mucho, nos faltan recursos, nos faltan muchas cosas pero estamos seguros que sí vamos a poder resistir de esta manera, que nuestros pueblos están tratando de organizarse.

Pero el gobierno nunca nos deja en paz, al ver que nuestros trabajos se está avanzando, en la salud, educación y trabajos colectivos, sobre todo en las tierras que se recuperaron en el 94 porque esas grandes fincas que se recuperó están en manos de los zapatistas y lo están trabajando en colectivo. Pero el gobierno no nos va a dejar en paz, porque contra nuestros trabajos organizativos para resistir nos están golpeando cada vez más, empezaron a crear y fortalecer lo que llamamos allá, grupos paramilitares. Que a través de esos grupos armados empiezan a golpear a nuestras comunidades en resistencia, empieza a hostigar a los zapatistas provocando que haya enfrentamiento entre hermanos indígenas y tratando de recuperar otra vez esas tierras que recuperamos para que otra vez caiga en manos de los finqueros y de los mismos gobernantes. Entonces están usando a los grupos paramilitares para golpearnos. Y así ahora, en estos momentos está muy dura la situación por allá, nos siguen dando golpes mortales y estamos tratando de resistir, y no caer en sus provocaciones porque ellos lo que quieren es que haya enfrentamiento armado, es lo que está buscando a toda costa el gobierno.

Entonces hay un riesgo por allá hermanos y hermanas pero como quiera tenemos esa voluntad de seguir ese camino político y pacífico y que por esa razón vemos que es importante dar otros pasos importantes en esta lucha. Sabemos que hay muchos hermanos y hermanas en todo el país no conocen bien nuestra lucha, no saben bien de nosotros, a veces no les llega bien la información a ellos pero totalmente al contrario. Ya vamos encontrando otros pueblos que no sabe pues que los zapatistas, que sí saben poco pero saben que los zapatistas son malos, son ladrones y otras cosas. Así tienen la idea, así tienen la noticia. Y esos son los malos gobernantes que a través de los medios de comunicación cambian pues la información y le meten miedo a la gente, para que no apoyen a los zapatistas o para que no aprenden como los zapatistas.

Entonces de esa forma son golpes que nos están dando los gobiernos, están tratando de destruir nuestra lucha. De esta manera estamos viendo que hay que dar otros pasos. Y con este compromiso que tenemos de seguir esta lucha política y pacífica, decidimos pues dar otro paso importante. Pero para esto voy a pedir que haga uso de la palabra otro compañero para continuar este mismo punto de que nosotros los zapatistas vamos a tratar de llevar esa misma lucha que hemos empezado, aunque sea de otra forma vamos a tratar de avanzar, pero ya no sólo nosotros, vamos a tratar de encontrar también nuestros hermanos de otros lugares pues.

Que por cierto les damos las gracias de que nos hayan recibido aquí, que abran su espacio. Gracias hermanos.

CON LOS RARÁMURI EN NOROGACHI, CHIHUAHUA, 26 DE MAYO.
Turno del Comandante Eduardo, sobre el EZLN y la Sexta

Este, para continuar esta nuestra historia de nuestra organización o sea nuestra lucha que es EZLN, hace como dos años lanzamos la Sexta Declaración de la Selva Lacandona para continuar nuestro trabajo que hace falta, por que un antes dijimos que es de Liberación Nacional por eso pensamos pues de hacer otro trabajo.

Entonces hace dos años sacamos y después este, hicimos reuniones para hacer un acuerdos de cómo íbamos a trabajar o a recorrer los Estados; primero este, mandamos al Subcomandante Insurgente Marcos para recorrer los Estados de la República, para ver como están o lugares pues onde íbamos a llegar nosotros. Entonces pues, después este, de un año que recorrió este, regresó el Subcomandante a informarnos a nosotros como Comandantes que sí se puede hacer otro trabajo en diferentes Estados por que está igual que el estado de Chiapas, hay pobreza hay miserias, hay de todo.

Entonces es necesario que hagamos otro trabajo dijimos nosotros, ahora por eso nosotros estamos nosotros aquí, para escuchar de ustedes, para saber algo de ustedes como viven, pero también queremos saber de ustedes, de sus demandas, por que pensamos nosotros hacer una programa nacional de lucha por que nosotros dijimos que recorrimos los estados de la republica haciendo reuniones con diferentes grupos de trabajo así como indígenas, campesinos, trabajadores, obreros, estudiantes, maestros y otros más para escuchar de ellos pues y al mismo tiempo recoger pues la demanda de ellos como campesinos o indígenas también. Para hacer un acuerdo pues, como podemos luchar así como ya estamos aquí estamos cumpliendo nuestro trabajo que nos han encargado nuestro pueblo pues, entonces nosotros ya recogimos la historia de ustedes como han luchado, como han resistido, como han hecho pues la resistencia en contra del mal gobierno y eso venimos pues a escuchar, a llevar a nuestros lugares a donde nos toca repartir pues, estos trabajos que han hecho también ustedes, entonces nosotros es nuestro trabajo que estamos haciendo, porque queremos hacer un trabajo muy grande y como se puede hacer eso, pues es juntar nuestra fuerza de diferentes grupos de organizaciones, no importa de organización, no importa de religión, no importa de color así como dijo el Comandante David; pero hacer una organización que tenga fuerza para hacer cambio pues de la situación que estamos viviendo ahora que es capitalista, queremos hacer un cambio pero nosotros mismos, como indígenas y campesinos como trabajadores, eso es nuestro trabajo compañeros que hemos venido haciendo en todos los estados que hemos recorrido.

Hemos salido varios grupos, en otros estados están trabajando otros grupos de los Comandantes y Comandantas igual ya este, hicieron sus trabajos y ya recogieron pues lo que hemos dicho que se va a recoger o se va a escuchar de ustedes ahora pues es lo que nos queda hacer una organización muy grande, por que si no, así como dijo el Comandante si le demos más chance o más tiempo otros años más, pues cada vez nos están explotando. El mal gobierno nos quieren acabar completamente, por eso nosotros queremos hacer algo pero con todos ustedes. Pues ese es nuestro trabajo compañeros, muchas gracias.

CON LOS RARÁMURI EN NOROGACHI, CHIHUAHUA, 26 DE MAYO.
PALABRAS DEL COMANDANTE DAVID. CUARTA INTERVENCIÓN. SOBRE EZLN Y SEXTA DECLARACIÓN.

Pues así está pues hermanos y hermanas como explicó el compañero Comandante Eduardo, pues este trabajo que estamos haciendo lo llamamos Otra Campaña. En la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, de por sí ahí lo explicamos; dijimos claro qué es lo que íbamos a hacer cuál era el paso que íbamos a dar en nuestra lucha política y pacífica.

En nuestra VI Declaración explicamos cómo lo íbamos a hacer, cuándo lo íbamos a hacer, dónde lo íbamos a hacer la Otra Campaña, entonces era ya nuestro plan de que íbamos a salir a hacer trabajos en todos los estados del país hablar directamente con nuestros hermanos, con nuestros compañeros, escucharle pues sus luchas, sus historias y eso ya lo estamos haciendo, como dice el compañero Eduardo.

En estos días terminamos pues la gira que empezamos hace dos meses, en estos estados del norte de nuestro país. Luego tenemos que ir otra vez al estado de Chiapas y prepararnos de nuevo para salir otra vez y cubrir el centro y sur de nuestro país, con este mismo objetivo, de ir escuchando a los hermanos indígenas, a todos los sectores de trabajadores. Queremos pues escucharles sus palabras, queremos llevar un testimonio real de cómo viven de lo que sufren y de cómo luchan. Porque cualquier pueblo siempre tiene su forma cómo ha resistido, sino ya ni existieran los pueblos indígenas. Donde ya pasamos durante estos meses conocimos muchas realidades, historias, y luchas de los pueblos indígenas.

Hay mucha gente, hermanos, que han sufrido demasiado pero a pesar de todo siguen resistiendo de seguir luchando por sobrevivir, sobre todos los pueblos indígenas, entonces esas luchas es lo que queríamos de por sí, conocerlos, y es lo que estamos haciendo.

Porque nosotros los zapatistas queremos hacer una unidad de hermanos de compañeros luchar juntos contra un mismo enemigo y por un objetivo común. Porque las demandas de los pueblos de donde hemos pasado y escuchado son las mismas, quieren también pues una vida más digna para todos los pueblos, donde podamos vivir con libertad con justicia y con todos los derechos que merecemos como pueblos. Nos han dicho pues, en cualquier parte donde llegamos, nos han dicho esto es lo que queremos. Pero cómo le vamos a hacer para que lleguemos a ese objetivo. Pues ahí tomamos acuerdo, ahí damos ideas. Pues el camino es unirnos, escuchar juntos, respetándonos, nuestros modos, nuestras formas de luchar. Nuestra organización dice, porque hay otros hermanos que tienen otra organización, otros no tienen organización pero también tiene su forma de luchar entonces todas esas formas de los pueblos, de la gente pobre pensamos que es necesario juntarlos y hacer algo para salvar esta patria como decíamos hoy.

Creemos que es posible todavía luchar de esta forma y si no hacemos nada, nuestro país va explotar como decimos, va explotar algún día y nadie lo va a controlar. Entonces es el momento de buscar entonces la unidad y luchar juntos como hermanos. Eso es lo que estamos recogiendo en muchos pueblos en donde estamos pasando y seguramente donde vamos a pasar todavía pues seguramente, nos vana a decir la misma cosa y seguramente viven igual las injusticias y todo lo que ya platicamos aquí.

Pues bien hermanos aquí los compañeros del CNI también compartir con ustedes su palabra su corazón y su pensamiento. S ustedes lo permiten vamos a darle pues el uso de la palabra.

CON LOS RARÁMURI EN NOROGACHI, CHIHUAHUA, 26 DE MAYO.
Eva Macossay CNI

Buenas tardes hermanos y hermanas rarámuri, quisiéramos compartirles un poco más de lo que ya vinieron hablando los compañeros comandantes del EZLN sobre este esfuerzo y este trabajo que estamos intentando levantar quienes nos sentimos identificados con la Sexta Declaración de la Selva Lacandona del EZLN y quienes estamos reunidos por decirle de algún modo dentro de lo que llamamos la Otra Campaña; creemos que todos hemos sido testigos que durante muchos años quienes tienen el poder del dinero, de las influencias nos han ido despojando de todos y cada uno de nuestros derechos, como es el derecho a la educación, a la salud, al trabajo digno, a nuestra cultura, a nuestra lengua, y que a pesar de las grandes luchas que han dado todos y cada uno de los pueblos que han sido explotados, durante los últimos cien años hemos visto como los gobiernos junto con los ricos o los que tienen el poder han avanzado dentro de esta nueva forma de despojo, que es el despojo del territorio y que nosotros decimos que es la última frontera del despojo porque es la de nuestra casa.

En la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, los compañeros zapatistas hacen una reflexión muy parecida a la que hicimos hoy y a la que hicimos ayer con las preguntas, y ellos se responden como ven a nuestro país México y como ven al mundo y en esa reflexión se van dando cuenta que cada persona que es pobre, que es de abajo como decimos nosotros, tiene a otra que está encima y que según cada quien donde está esta persona es diferente.

Entonces podemos pensar por ejemplo que aquí quienes están despojando al pueblo rarámuri de sus bosques y de sus aguas, son los talamontes, los comisariados que se corrompen, el gobierno estatal. Y los maestros en la ciudad identifican a su enemigo como aquellos que no les permiten tener un contrato de trabajo digno y así los obreros, y los estudiantes piensan que su enemigo es aquel que los reprime por pensar diferente a lo que enseñan en las escuelas de gobierno, y las mujeres identifican a su enemigo como todos aquellos que no respetan el pensamiento y el modo de la mujer, y así cada quien va identificando en su enemigo en la persona que lo reprime, que lo desprecia por ser como es.

En la Sexta Declaración se hace la reflexión de que todas aquellas personas que explotan a otras, que explotan a la madre tierra, que despojan a los pueblos y a la madre tierra también, que desprecian a quien es diferente y quien cuando se quiere organizar para cambiar las cosas lo reprimen, todas aquellas personas forman parte de un mismo sistema que nosotros llamamos sistema capitalista. Cuando decimos sistema capitalista estamos hablando de todas aquellas personas que directamente nos están afectando y nos están humillando. Por eso con la propuesta de la Otra Campaña se dice que debido a que todas estas personas forman un mismo sistema que está basado en la concentración del dinero a causa de los demás y de la pobreza de los demás, quienes somos explotados, despojados y reprimidos por estas personas también debemos unir nuestras luchas, identificar a ese enemigo no como solamente como esa persona que nos está afectando directamente, sino como el conjunto de personas que nos están haciendo tanto mal y que son los capitalistas pues, los empresarios y sus socios que son los malos gobiernos.

Entonces los zapatistas con la Otra Campaña y con la Sexta Declaración hacen esta reflexión y hacen una propuesta que es la de bueno vamos a juntar nuestras luchas, porque lo que vemos es que de por sí cada quien, cada pueblo indígena, cada sector, cada obrero, cada mujer, cada joven que es diferente está luchando todos los días por sobrevivir a esta explotación y a este despojo, sólo que lo está haciendo solo, y por eso es muy fácil para quienes ostentan el poder y el dinero reprimir y acabar con esa lucha. Vemos muy claramente que con las leyes que hacen los malos gobiernos ya no necesitan venirnos a matar con bala pues, con la ley, solamente con la ley que están haciendo, con esa están acabando con todos nosotros, entonces nosotros dijimos no podemos reconocer esa ley pues que hacen los malos gobiernos, porque con esa ley, nada más con esa ley, con ese papel, ni siquiera con una pistola o con una bomba no, no, con ese papel están destruyéndonos y están acabando con nosotros, tenemos que desconocer ese papel que les da el poder y que a nosotros siempre nos mantiene abajo y tenemos que hacer otra cosa, por eso esto se llama la Otra Campaña.

¿Qué cosa?, se preguntaron, bueno eso es lo que vamos a decidir entre todos, y los compañeros zapatistas propusieron que en la Otra Campaña nos uniéramos todos aquellos que nos identificamos como la gente de abajo, como la gente que es explotada y que es despreciada y reprimida, y que cada quien dijera que es lo que quiere, que es lo que necesita para su pueblo, para su comunidad, para su barrio, para su escuela y que se respetara el modo de cada persona que participa en la Otra Campaña, siempre con respeto a la identidad de cada uno de nosotros.

Así pues se ha venido caminando por estos dos años con colectivos, con organizaciones, con familias, con individuos, con pueblos indígenas, que nos sentimos identificados con la Sexta Declaración y que creemos que sí se puede hacer otra cosa y que hay que hacerla entre todos, porque no se puede como ha pasado en otros momentos de la historia que unos cuantos sean los que deciden cuando logramos acabar con quienes están reprimiendo, que esos decidan qué es lo que va a ser, por que ya se vio que así se fracasa pues, que no se llega a la justicia, entonces queda claro aquí, lo único que queda claro por lo menos ahorita es que la Otra Campaña, o dentro de la Otra Campaña todos tenemos que respetar el modo de los demás y de quienes luchan y de sus diferentes luchas.

Cómo lo vamos a hacer, bueno eso es precisamente lo que estamos construyendo en este momento, la Otra Campaña no es una organización ya hecha, o un partido político como hacen los del gobierno ¿no?, que dicen bueno aquí está esto que es así, tu quieres pertenecer a esto, vente para acá y vas a tener que hacer así y así, no, se trata de que todos podamos decidir cada quien, entonces para eso tenemos construir la Otra Campaña, la Otra Campaña no está construida hasta que participemos todos quienes nos identificamos en ella, y ese es el trabajo que se ha venido haciendo los últimos dos años. Primero a través de una consulta en la que nos preguntamos sí de verdad nos vamos a unir todos los que somos de abajo, el México de abajo, cómo queremos organizarnos entre nosotros, cómo queremos que se organice un pueblo indígena con los obreros de las maquilas, con los estudiantes, con los niños, con las mujeres, cómo vamos a hacer cada quien para seguir nuestra lucha, respetarnos y proponer qué es lo que queremos, quiénes están convocados y quiénes no están convocados a la Otra Campaña, tenemos claro que no están convocados a la Otra Campaña los partidos políticos que están sirviéndole a los ricos, ni los empresarios que son los que están destruyéndonos, tenemos claro eso, pero tenemos que decir qué más. También nos hicimos la pregunta bueno cómo va a participar cada identidad dentro de la Otra Campaña, cuál va a ser la participación de las mujeres, cuál va a ser la participación de los jóvenes, cuáles son las tareas más urgentes de la Otra Campaña, qué necesitamos hacer para ya; algunos dijeron pues tenemos presos en las cárceles que son inocentes, bueno entonces eso es una de las cosas, pero eso lo tenemos que ir construyendo ente todos.

Lo que se está intentando levantar con este trabajo específicamente que es el Programa Nacional de Lucha como ya dijeron aquí los compañeros comandantes es que se de nueva cuenta todos nos reunamos y digamos qué es lo que queremos y necesitamos, porque con esa palabra que se va recogiendo en cada lugar en donde vamos y donde cada quien dice no a través de un político, no a través de un empresario que piensa por nosotros sino que cada quien dice que es lo que quiere para su pueblo, para su comunidad, se arme un Programa Nacional de Lucha que sea nuestra bandera de lucha pues, que al final de todo este trabajo, de este recorrido que se está haciendo por todo el país, cuando se tenga todo, qué es lo que quiere el pueblo rarámuri, el pueblo rarámuri no quiere que sigan entrando a talar sus bosques o no quiere que se sigan apropiando de sus aguas, y qué es lo que queremos los mayas en Yucatán, queremos que no nos construyan aeropuertos y autopistas que también están acabando con la tierra, y cuando tengamos todos y cada uno de las cosas que queremos podamos decir bueno entonces está es nuestra bandera de lucha, por esto vamos a luchar en la Otra Campaña, pero que todos quienes estamos cada quien con su lucha en su lugar nos sintamos adentro, nos sintamos parte de esa lucha y no de la lucha de los demás, porque no se trata tampoco de que nadie vaya a decir a alguien que es lo que tiene que hacer, nosotros creemos que cada pueblo, cada comunidad, cada identidad tiene la capacidad no sólo para decidir que es lo que quiere sino para construir que es lo que quiere.

Está claro que un presidente de la república que estudió no sé cuanto, no sé en cuantos lugares del extranjero y que se gastó quien sabe cuanto dinero en su educación , al igual que los gobernadores, no tiene ni la más remota idea de que es lo que quiere el pueblo rarámuri o el pueblo maya ni le interesa. Por eso creemos que nosotros mismos tenemos más capacidad, sí, y que nos es cierto eso de que tienes que ir a la escuela para que te cambien el pensamiento allá para que vayas a servir a las empresas y a los ricos, para poder gobernar y no sólo gobernar sino administrar también los recursos de cada territorio, porque lo que vemos a veces es que los gobiernos dejan que algunos pueblos se gobiernen a sí mismos siempre y cuando no toquen los recursos naturales, o no decidan sobre los recursos naturales, que es lo que les interesa a ellos pues, el territorio.

Entonces nosotros creemos que sí se puede que a través de la fuerza de la palabra, que es el trabajo que venimos haciendo y que es el trabajo que nosotros invitamos a todos a que se haga, es decir que se vaya platicando, cada quien es sus familias, en sus comunidades, en sus barrios, con su gente, este problema que estamos viendo que se nos está viniendo encima y que es que este sistema criminal y de muerte esta acabando con nuestro mundo, y que con la fuerza de la palabra y el trabajo de organización, es decir que cada quien en cada lugar vaya organizando, organizándose a sí mismo, diciendo bueno ya no vamos a esperar que el gobierno nos venga a decir que necesitamos, o para por ejemplo reforestar, o para recuperar la parte de nuestro territorio que nos haya despojado sino que vamos a organizarnos entre nosotros y lo vamos a empezar a hacer. Nosotros creemos que con ese trabajo de organización y con la fuerza de la palabra sí se puede cambiar este país y si se puede acabar con el sistema capitalista, es decir con todas aquellas personas que están abusando de nuestro pueblo, y entonces que podamos hablar y podamos decir que no es que existe libertad para que el rico venga a talar el monte donde quiera o a poner su maquila o su fábrica, o que existe justicia para que la compre ante cualquier juez, sino que de verdad cada pueblo decida qué es la libertad, qué es la justicia que quiere y qué es la democracia, no sólo para gobernarse sino para administrar y definir también cual es su territorio; porque ahora nos dicen que nuestros territorios son de aquí a aquí y nosotros sabemos que eso no es cierto, por qué, porque los abuelos nos contaban cual era verdaderamente nuestro territorio y no es cierto que el territorio es lo que dicen ahora.

Entonces compañeros y compañeras la invitación es esa, a que no nos sintamos solos más en nuestras luchas sino que sepamos que hay compañeros y compañeras en todos y cada uno de los estados de este país que tienen el mismo problema que tenemos nosotros y que podemos luchar juntos, organizarnos con respeto, cada quien respetando las autonomías y las decisiones de cada lucha y de cada pueblo y que de una vez cambiamos este país para tener democracia, libertad y justicia.

Y la invitación, esa es la invitación como Otra Campaña a que también nos organicemos nosotros en nuestras comunidades para ayudar a nutrir el Programa Nacional de Lucha, es decir por qué vamos a luchar dentro de la Otra Campaña, y como pueblos indígenas podamos encontrarnos junto con otros pueblos indígenas del continente que igual que los pueblos indígenas de México fueron invadidos y agredidos por el extranjero hace más de 500 años y están en la misma situación que los pueblos indígenas de México, podamos juntarnos y encontrarnos en lo que nosotros llamamos el Encuentro de Pueblos Indígenas de América, que vamos a llevar a cabo en la comunidad de Vicam que es territorio de la tribu yaqui, aquí en el vecino estado de Sonora en octubre, y que nosotros creemos que e muy importante que cada pueblo mande sus delegados para que conozcan y nos podamos poner de acuerdo, podamos echar trato pues, de cómo vamos a hacer y cómo van a hacer los pueblos indígenas no sólo de México sino de América para acabar con este problema de una vez por todas porque ya 500 años es mucho tiempo, hay que honrar la memoria histórica de nuestros antepasados y por supuesto de nuestra madre naturaleza que está siendo destruida, y bueno esa es toda mi palabra que quería compartirles, gracias por escucharme.

CON LOS RARÁMURI EN NOROGACHI, CHIHUAHUA, 26 DE MAYO.
Juan Chávez (CNI)

La invasión que sufren nuestros pueblos indígenas, las naciones indígenas, las tribus en nuestro país pero también en América no han terminado después de 515 años. Hacíamos una plática con algunos hermanos y hermanas que nos reunimos a nuestra llegada pero que queremos volver a comentarles con los hermanos y hermanas que hoy asisten y que en esa reunión no se encontraban, que el oro, los minerales pues, las ganancias por la explotación de la fuerza de trabajo de los abuelos que sufrieron esa guerra de invasión de hace ya de siglos y que después continuo pues el dolor y se dio el proceso de la colonización, la capitalización.

Y que en ese tiempo por la explotación de los bosques y selvas, de las maderas preciosas y de todo lo que significaba pues ganancias iba a dar en la corona española, ahora las invasiones, los saqueos, la sobreexplotación de los recursos naturales, de las aguas, minerales, o otra vez de los bosques o de las selvas pues va en manos de los empresarios, de los prestanombres, de los capitalistas pues, ahora apoyados por el Banco Mundial o por el Banco Interamericano de Desarrollo o por el Organismo Mundial de Comercio que a su modo pone los precios de todos los mercancías, de todos los productos y que las utilidades siempre las va a recoger el empresario, el rico y siempre la explotación es pues en contra del pueblo, en contra de los trabajadores y trabajadoras en las ciudades, en las fábricas o en las maquiladoras, o en las aulas donde trabajan los maestros con sueldos de subsistencia, de sueldos que no alcanzan para una vida digna pues, en la que tienen que sacrificarse para darle la alimentación a sus hijos y darle la educación y pagar el costo del transporte u hospedaje pues o alimentación de sus hijos, y que igual pasa con los campesinos, con los ejidatarios, o con los hermanos y hermanas indígenas pues de nuestros pueblos indígenas, la explotación, el sufrimiento y el dolor pues continua.

Esto se agrava o se complica pues, decíamos en el año de 1992, cuando en esa ocasión traiciona Salinas a nuestro país y descompone, destruye pues, desbarata el proyecto de nación del movimiento social de México de 1910-17 cuando reforman el artículo 27 que recogía la parte fundamental del movimiento social de 1910 y que tiene que ver con la soberanía nacional y que tiene que ver pues también con relación a la tierra, a la tenencia de la tierra comunal, a la tenencia de la tierra pues este ejidal, al régimen ejidal y lo que también establecía la pequeña propiedad.

Con las reformas al artículo 22 se da origen pues entonces a la creación de la nueva ley agraria, se reglamenta pues la ley reglamentaria, quitan la ley federal de reforma agraria, antes código agrario, implementan los programas de procede, procecom, como aquí ya se señalaban y que dan origen a que el régimen comunal, la tierra comunal pueda venderse, pueda convertirse en pequeña propiedad o en propiedad particular y entonces al suceder esto no siempre compra la tierra pues el pobre, el hermano indígena o el hermano ejidatario, o el campesino, sino siempre la está comprando un rico o un empresario, primero compra una parcela, luego compra otra parcela, luego compra muchas y entonces están estableciendo maquiladoras o le están dando otro uso, o hay minerales en esas superficies que están comprando y que nosotros de repente estamos viendo que la tierra estaba erosionada, o que ya no da la milpa bien o que sale muy costosa la producción y no tenemos a veces el dinero suficiente para hacerla producir, o no tenemos la maquinaria, o los animales o el tractor y a veces nos convencen o a veces por necesidad pues nos obligan a vender la tierra, o nos vemos obligados a venderla como sus o por alguna, algún problema de salud que se enferma algunos de nuestros hijos, padres o hermanos, miembros pues de la familia y terminamos por vender la tierra.

Y ahora de acuerdo a la reforma que se hizo esa tierra ya no vuelve pues a la comunidad o al ejido, porque ahora sí se puede vender, se puede cambiar del régimen comunal a la pequeña propiedad o al ejido, o viceversa, del ejido a la pequeña propiedad, de alguna manera pues esa, esas reformas son tramposas que están originando o están causando la desintegración de los ejidos y de las comunidades indígenas, o el régimen comunal o el régimen ejidal y finalmente la tierra va a parar pues en manos de los ricos otra vez.

Y qué pasa, se están desintegrando nuestras comunidades y ejidos, y los jóvenes están emigrando a las grandes ciudades en busca de empleo, de trabajo para el sustento, o buscar la forma de resolver algunas necesidades mínimas de la familia, o se van al extranjero dejan a sus esposas y sus hijos, o a veces se enferman allá o mueren en el desierto, o sufren discriminación o mal trato en los Estados Unidos. Cierto, a algunos les va bien, la mayoría sigue pues con problemas de discriminación y de maltrato, de injusticias pues en el país extranjero pues donde están los grandes capitalistas.

Esto que está pasando no sólo sucede en nuestras comunidades indígenas, decíamos que pasa en los ejidos, en donde algunas regiones en algún tiempo se consideró como el piloto para el desarrollo de la nación mexicana, como es la Comarca Lagunera. Cuando tuvimos la oportunidad de acompañar al Delegado Zero en su recorrido nos encontramos en la Comarca Lagunera que los ejidatarios hacían denuncias que ahora la concesión de las aguas que le daban vida a sus parcelas cuando se cultivaba el algodón ahora se las concesionan a la empresa Lala, a la empresa pues esa que produce leche, Lala es la que tiene el control de todas las aguas de la Comarca Lagunera para el cultivo de la alfalfa que requiere mucho agua, para la manutención de las vacas, para la producción de la leche. Y entonces una hectárea de terreno va, va a ocupar 1000 litros o, o un litro de, para producir un litro de leche se va a ocupar 1000 litros de agua, para regar la alfalfa, para limpiar el establo, para bañar a la vaca, darle de beber a la vaca, 1000 litros de agua para hacer producir un litro de leche.

Y entonces el ejidatario no tiene esa agua para su cultivo pues de maíz, no puede cultivar y son terrenos de mucha calidad, son de valles pues de alto índice de producción, y en algún tiempo decíamos se esperaba que de esa parte de nuestro territorio nacional iba a ser el piloto de desarrollo en la autosuficiencia pues alimentaria o económica del país, y en algún libro, recuerdo que en el, en libros de primaria venía un cuerno y le decían el cuerno de la abundancia. Pues ese proyecto fracasó porque los capitalistas se apropiaron del agua, se apropiaron otra vez de las tierras del ejido, acabaron con el ejido y la casa de los ejidatarios que están construidas en los ejidos, de adobe, se están cayendo, se están desintegrando, nosotros pues lo vimos, y los ejidatarios están en los Estados Unidos y están igual pobres que nosotros y es un valle rico pues, en algún tiempo se pensaba que iban a ser ejidos millonarios, otra vez el agua en manos pues de los ricos.

Hay también ahí una mina de, de este, de yeso, y entonces se están enfermando de los pulmones, pero para obtener el agua ahora, porque se usa mucho para la producción de leche, se hacen los pozos más profundos y entonces abajo hay arsénico, y entonces están bebiendo con arsénico los animales que después pasa a la leche y contamina al que consume la leche, y contamina a los animales, pero también la gente se está enfermando por el arsénico pues, el pulmón, el corazón, o el cáncer, y eso pasa con los minerales de yeso.

Otra vez la mina de yeso no la están explotando los dueños, los ejidatarios, sino otra vez son los ricos empresarios pues, y finalmente la pobreza está allí, la emigración sigue igual por donde quiera. Y si volteamos más hacia al noroeste, nos regresamos pues de la parte central, o del norte de nuestro país y nos vamos al noroeste encontramos en el desierto de Arizona, este de Sonora, que es el más rico, cierto, es un desierto y vemos pues algunas plantitas, algunos arbustos, mucho calor, muy seco, mucha arena, pero el desierto contiene la biodiversidad le dicen, lo que hay vida pues en el desierto, la vida en riqueza más rica del mundo, el desierto de Sonora contiene la biodiversidad le dicen los que saben hablar de esas palabras, la biodiversidad más rica del mundo.

¡Ah!, pero es un negocio para los gobiernos capitalistas como el de Estados Unidos y el del gobernador Bours de Sonora, hicieron un convenio para que ahí se construya un cementerio de basura, de residuos tóxicos, de residuos nucleares; entonces ahí están sepultando esa basura radioactiva pues de desechos nucleares, y ahí están los hermanos o’odham, ahí está un pueblo indígena pues, la nación o’odham como nosotros, como rarámuris, y entonces ahí les pusieron un cementerio de basurero de desechos tóxicos radioactivos pues. Y entonces el del negocio es le capitalista norteamericano y el gobernador que por la concesión hicieron un arreglo que sin preguntarle al pueblo de México, menos, o sin preguntarle a los hermanos o’odham que son los dueños pues de ese territorio, y hay comunidades en esa parte que por otro lado ya no los dejan pasar a los Estados Unidos, y por el lado mexicano ya les pusieron cerca y ya no los dejan pasar hacia Hermosillo, porque esa parte de las tierras ya el gobierno los convirtió en ranchos de pequeños propietarios, y entonces qué pasa con los pueblos indígenas en este caso.

Como que las políticas neoliberales capitalistas pues pretenden de acabar con nuestros pueblos, de que terminemos desalentándonos, desanimándonos y finalmente optemos por vender la tierra y dejar nuestros territorios y nuestros pueblos, como que esa es la intención de las políticas neoliberales capitalistas así como vemos que el gobierno en vez de apoyar a los pueblos indígenas cada vez más nos olvidan, cada vez el saqueo de nuestras maderas es más y cada vez es el empresario el que se lleva las ganancias y cada vez pues la pobreza de nosotros continua igual, o se agrava o es peor.

Y entonces por dondequiera que le busquemos, o si pensamos en el sureste donde están los hermanos zapatistas, y está ahí Montes Azules pues, que es uno de los pulmones que quedan del mundo, para el oxígeno, para el aire pues que recibe la humanidad, pero también todos los seres vivientes y el agua misma pues para que siga lloviendo, lo convierten como en un, en un megaproyecto pues, que le ponen muchos nombres que de repente no lo podemos pronunciar, que de bio, que de bioprospección, que de biodiversidad, de tanta, tantas plantas, de la riqueza de plantas que hay en la selva, algo diferente a lo del desierto pero igualmente muy rico pues en vida, y que esas plantas son muy importantes para la medicina, para la alimentación, para producir muchos elementos que van a producir alimentos o se van a utilizar pues en la industria de la farmacéutica o van a utilizar como energéticos también, y entonces las grandes empresas están tratando de apropiarse de esa, de esas, de esa, de ese Montes Azules, y entonces piensan desalojar, o van a desalojar o están desalojando parte de más de 35, dicen 35, como 35 grupos, así dicen, 35 grupos, empezando, ahí empiezan a desconocer el derecho de los hermanos tzeltales, tzotziles, tojolabales, o mames, o zoques, que están pues allá, y otros pueblos igual que el rarámuri están en su territorio y son pueblos, y son los dueños primeros, originarios, auténticos de esos territorios pues y que están ahí desde más de 515 años, y que están ahí por cientos de años pues, y que pertenecen al pueblo maya pues, y bueno pero les dicen grupos para quitarlos como si no, como si acabaran de llegar, desconocidos y que por ahí se metieron en un terreno que no es de ellos, cuando son territorios del pueblo tzeltal, cuando son territorios del pueblo tzotzil, o son del territorios del pueblo chol pues, y entonces así tranquilamente dicen que son como 35 grupos que están ahí que hay que desalojarlos porque esa área pues protegida está dentro de ese proyecto pues de la, de, de este, de esa biodiversidad pues.

Y entonces ahí hay un proyecto pues que más bien se están robando las plantas, los valores, los conocimientos mismos, se están patentando muchas cosas y más bien pues ahí se esta pirateando la vida, por eso es pues que nosotros le hemos dicho, le llamamos la biopiratería, que no es otra cosa más de que el robo de las plantas pues que están ahí y de los conocimientos que tienen los abuelos, las abuelas que pues los valores de las plantas y animales, y la propia tierra, la madre tierra pues en esa parte de nuestro país. Y así vemos por dondequiera que volteemos.

Si es en Baja California y ahí hay un proyecto de la escalera náutica le llaman, que es desde Nayarit, que es Sinaloa, que es Sonora, que es Baja California y piensan poner ahí 40 mil yates, que así les dicen esos barcos donde van los ricos pues los turistas y esos 40 mil yates diariamente cuánta basura van a arrojar ahí, y en una semana, o en un mes, o en un año, y qué les va a quedar, qué le va a quedar al Golfo de California, a los hermanos de Nayarit, de Sinaloa, de Sonora o de Baja California, qué va a pasar; pues los que ahí pescan, como aquí buscamos la forma de sacarle el alimento a la tierra pues allá van a pescar. Ahí hay camaroneros, hermanos que se dedican a sacar camarón, otros a pescar en Baja California, pues a esos ya no los dejan pescar pero si a los empresarios que pescan con barcos y de alto calado, esos si los dejan, esos ya les dieron permisos, concesiones y hasta los escoltan con la marina pues, para que nadie los perjudique, y a los pescadores como nosotros, hermanos que viven allá, mayos, o yaquis, o otros pueblos, o trabajadores pues de la pesca que igual que nosotros pues son pobres, a esos ya no los dejan pasar como sucede, y pescar como sucedió con los hermanos cucapás que toda la vida fueron pescadores y su pueblo viene de pescadores, sus abuelos antepasados desde siglos, desde 7 mil años dicen ellos, han vivido pues de la pesca, y ahora los gobiernos declararon pues allí también ese proyecto de la escalera náutica, y hay una zona núcleo y una zona del delta que le dicen, y en la zona núcleo ya no le dejan pescar que es donde hay pescado y les dicen que pesquen en la zona del delta del río Colorado y ahí ya no hay río, ahí ya no llega el pescado, donde los dejan pescar ya no hay pecado, cómo van a pescar entonces y donde hay pescado no los dejan pescar, y pero a los empresarios con barcos a esas si los dejan pescar y también los escolta la marina, eso nos dimos cuenta el año pasado cuando hizo el recorrido el Delegado Zero.

Entonces, en esa ocasión, el Delegado Zero, la Comisión Sexta, se comprometió a acompañar en la época de pesca a los hermanos cucapás en Baja California, por eso se formó ese campamento en el cucapá, donde la delegación ahora, en esta segunda etapa pues de la Otra Campaña, establecen con el delegado Zero pues allí el campamento y de ahí vienen la delegación ahora; acaba de levantarse ese campamento porque ya terminó la época de pesca pues, y entonces será otra vez en próxima la temporada cuando otra vez se solidarice, imagino que vamos a estar al pendiente de lo que pase pues allá.

Y así por todas partes como nos platicaron con los hermanos de la península de Yucatán, ninguna política pues del actual gobierno y de los otros pasados hay una esperanza de bienestar o que se van a resolver los problemas de nuestros pueblos o de los trabajadores, por el contrario cada día o cada vez se pone pues más difícil, y eso se debe a las contrarreformas que han hecho a la constitución en la parte laboral donde si los maestros se van a movilizar para pedir aumentos pues a lo mejor seguro les van a dar un aumento de un 4 o 5%, pero van a subir al día siguiente los productos pues de alimentos o de consumo de lo que tenemos que utilizar y entonces de nada sirvió un aumento, si los obreros hacen lo mismo pues sucede lo mismo al otro día están los aumentos de los precios de los productos.

Pero por el otro lado a los trabajadores y los que estudian y terminan una carrera ya no encuentran una oportunidad de empleo, o si les dan oportunidad de empleo, obreros, o trabajadores, o que tiene una licenciatura, o es pues técnico, o es profesionista de repente ya les dan si algún, algún papel en blanco que lo firmen para cuando al empresario se le de la gana pues lo puedan suspender o lo, le puedan quitar el trabajo, o les dan un contrato de seis meses con candados o con trampas, o nos les dan contrato y entonces a la hora que quieren ya no les dieron trabajo pues a la gente, ya no hay ni siquiera posibilidades de encontrar un empleo en el que garantice pues la seguridad social, o prestaciones, o bienestar pues al que tiene derecho el trabajador, un buen trato pues, a la hora que se le ocurre al patrón pues los despide, pues como pasa con los hermanas y hermanos que trabajan en las maquiladoras de Baja California, Sonora o aquí mismo en Chihuahua pues, en Ciudad Juárez en donde hay mucha, muchas maquiladoras, o en cualquier parte de la frontera, o que están estableciendo maquiladoras en Jalisco o en otros estados del centro.
La situación del pueblo pues, del trabajador y trabajadora sobre todo es desesperante a raíz de que las cosas no están bien pues entonces todo se privatiza, el agua se privatiza, la educación se privatiza, la salud se privatiza pues, la comunicación se privatiza, todos los minerales se van a las trasnacionales, a los canadienses, a los franceses, o a la India, o a los chinos, a los japoneses, son los que están saqueando la riqueza después de 515 años cuando iba a la corona española, ahora va pues a esas naciones capitalistas, a los grandes empresarios, decíamos apoyados pues por el Banco Mundial, el Fondo Interamericano de Desarrollo pues y por el Organismo Mundial de Comercio que se encarga de poner los precios de cuanto va a ganar las empresas y cuanto no van a ganar, o cuanto le van a dejar como limosna los trabajadores o al pueblo, o los pueblos que explotan pues, no sólo en nuestro país.
A raíz de entonces, de que las cosas pues dentro el marco legal que pudiéramos pensar como una esperanza de justicia en la constitución ya no hay nada, destruyeron pues la constitución, ahora las leyes todo le favorecen al poderoso, al rico, al que tiene el poder político, ahora las leyes no favorecen a nadie de los trabajadores pues, del pueblo de México, ni a las comunidades pues, ni a nuestros pueblos indígenas pues, a nadie, todo está orientado a fortalecer ganancias pues a los empresarios, a los capitalistas y para el trabajador pues pura pobreza, puro dolor, pura desesperación, puro sufrimiento y sobre todo no hay futuro pues para los jóvenes en esas condiciones o para los niños.

Por eso en la Otra Campaña ahora que estamos acompañando pues el Congreso Nacional Indígena que forma parte, o que los hermanos zapatistas forman parte del Congreso Nacional Indígena porque ellos también pues son indígenas igual que nosotros, y entonces ahora en la Otra Campaña lo que si estamos tratando de ver es como es que le vamos a hacer como ya lo dijeron los otros hermanos, respetando las diferentes formas de lucha, ir juntando las propuestas a través de la reflexión de la palabra para construir ese Programa Nacional de lucha, esa posibilidad de organizarnos el pueblo de México y hacer un movimiento grande, pacífico, una revolución, un cambio social pues, pero pacífico, con la razón y con la verdad, porque tenemos la razón y la verdad y porque tenemos ese derecho pues humano como personas, como niños, como niñas, como jóvenes, como abuelos, como abuelas, y como trabajadores o como trabajadoras pues, entonces la idea es de construir ese Programa Nacional de Lucha esa es, pues este es el esfuerzo este que se está haciendo, pero el Programa Nacional de Lucha que se oriente hacia la construcción de un nuevo proyecto de nación.

Porque decíamos, decíamos algunas de las cosas, de las causas de cómo está tan mal el país, de cómo está tan mal todo, y por qué, porque ya desbarataron pues el, el espíritu, el objetivo de la constitución mexicana del 10-17, casi ya no encontramos de ahí oportunidades o posibilidades de que vayamos a solucionar algo que nos favorezca, entonces hay necesidad de pensar en el nuevo proyecto de nación hacia una nueva constitución más justa pues, más humana, más de bienestar, más de comprensión, más de respeto, más de convivencia pues, no sólo entre la sociedad sino de respeto hacia nuestros recursos naturales así como aquí ustedes lo han platicado, lo hemos escuchado y como hemos compartido pues en este espacio y que nos dieron la oportunidad pues de asistir en un marco de respeto pues con la naturaleza, con la tierra, con la madre tierra y con el planeta mismo pues. Sobre eso, sobre, sobre, sobre eso se orienta entonces este Programa Nacional de Lucha hacia un nuevo proyecto de nación, hacia una nueva constitución como lo plantean los hermanos zapatistas que lo sintetizan por democracia, por libertad y justicia, más humana pues, más justa pues, más digna, de bienestar y en el que haya una posibilidad de un futuro en el que puedan vivir en condiciones humanas de bienestar los jóvenes que son pues los, los, los jóvenes que son la sociedad del presente y que de ellos va a depender las futuras generaciones también pues, los niños, las niñas, nuestros hermanos, nuestros padres, nuestros abuelos, o nuestros hijos o nuestras nietas y pues igual de ellos va a seguir siendo pues esta sociedad y que hay la esperanza y que podamos seguir siendo, puedan seguir siendo lo que nosotros heredamos de nuestros padres abuelos, y lo que somos pues rarámuris, lo que somos comunidad, lo que somos pueblos y lo que puedan seguir siendo pues las futuras generaciones de lo que nos legaron pues nuestros padres abuelos y que puedan seguir siendo pueblos pues, puedan seguir siendo rarámuris. Hermanos pues esa sería mi palabra, gracias.

 

Area de Descargas

Descargue aquí los archivos de este artículo en su formato original.

Share

1 Comentario »

  1. REFLEXION DE UN COMPAÑERO DEL MARC (Movimiento amplio de Resistencia Civil)
    C H I H U A H U A, Con Motivo de la visita de los compañeros zapatistas el pasado mes de Mayo.
    “Con la visita de los zapatistas ví una forma muy clara de los pasos a seguir; ví un escudo muy bien armado a la defensiva, no a la ofensiva, un escudo sin filo que no corte ni espada que hiera pero a la defensiva y eso se logra con la participación.
    Me he propuesto hacer un compromiso conmigo mismo; aunque el asa (agarradera)del escudo esté suelta, la quiero pegar, pero si la soldo con soldadura caliente, con el calor se suelta y si es soldadura fría también; ni con “kola loka” porque el puro nombre lo dice. Entonces pensé pegarla con cáscara de huevo, pero… ¿ CUANTOS HUEVOS NECESITARE?…. pero ya me lo propuse y lo voy a lograr.
    Don Abel

    Comentario de Edelmira Leal H. — Junio 20, 2007 @ 10:23 pm

RSS para comentarios de este artículo. TrackBack URL

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad Artículos