lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Mar242006

en la Normal de Ciudad Guzmán, Jalisco. 22 de marzo.

En la reunión con adherentes. Parte 1.

Parte 2

En la Normal de Ciudad Guzmán, Jalisco.

Bueno, compañeros, compañeras. Buenas tardes, Ciudad Guzmán, Jalisco. Aquí estamos.

Queríamos hacer esto porque, asomarnos de vez en cuando a lo que nos separa no hace daño para entender bien qué es lo que nos une.

Mi nombre es Marcos, soy subcomandante, no comandante del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, una organización político-militar que se levantó en armas contra el supremo gobierno y está formada mayoritariamente por indígenas tzeltales, tzotziles, choles, tojolabales, zoques y mames, que están en el rincón de México y que, cuando habla, sólo habla por esa gente, por nadie más.

En esto que hemos escuchado está el problema del desarrollo que nos decían los compañeros de Valle de Juárez, dice: “hay un programa regional de desarrollo que nos tiene inquietos por lo que pueda ocurrir en la región”. Nosotros decimos que lo que hay que preocuparse siempre cuando se habla de desarrollo en México, en el México actual, quiere decir…hay que preguntar ¿el desarrollo de quién? Porque se nos vende la idea de que cuando se desarrolla algo, todos se desarrollan parejos, y lo que nosotros hemos visto en todas las partes donde hemos pasado de nuestro país, en estos 14 estados, mismo en nuestro estado de Chiapas y en nuestra región, es que no es lo mismo que se desarrolle el rico a que se desarrolle el pobre. Y hasta ahora, sobre todo en esta etapa, todos los proyectos de gobierno que son para desarrollo, es para desarrollo de los grandes empresarios, principalmente de los extranjeros, aunque no sólo. Entonces en ese sentido, a la hora que el gobierno propone un programa de desarrollo, es un programa para que se desarrollen los ricos en esa región del Valle de Juárez, no para que se desarrolle la gente ahí.

A grandes rasgos, lo que nosotros vemos en el sistema es que desde hace mucho tiempo hay gente que se enriquece a costa del trabajo de otros, bueno, eso es lo que llamamos el capitalismo. La esencia del sistema es que un grupo de gentes se enriquece a costa de un grupo más grande de gentes. Lo hace quitándole la tierra, lo hace explotándole su fuerza de trabajo, o sea, no le paga lo que trabaja sino sólo una parte, lo hace robándole lo que tiene. Y en torno a ese robo fundamental que es el capitalismo o la explotación, empiezan a surgir otras cosas que refuerzan ese punto fuerte del capitalismo, que tiene que ver por ejemplo con la cultura. Evidentemente esta forma de relacionarse en la sociedad necesita una cultura que la justifique, que convenza a la gente que así son las cosas, que así deben de ser y que así van a ser por siempre jamás. O sea, inculcar en la gente que está sufriendo esos despojos, esos robos, esas humillaciones, esa explotación, que no hay otra forma de hacerlo más que así. Y que en todo caso le tocó ser explotado, ser despojado, ser robado, porque Dios así lo dijo, porque fue mala suerte, o porque hay quien nace así. Lo que está resultando en el caso de los pueblos indios es que se está diciendo que nosotros como pueblos indios somos pobres, nos despojan, nos explotan y nos humillan porque tenemos otra cultura y porque tenemos un color y porque hablamos otra lengua. Si eso lo empezamos a hacer más grande, igual empieza a abarcar a los campesinos, a las mujeres, a los jóvenes, a los ancianos, y a los niños.

Si el eje de este sistema es conseguir dinero, entonces ¿para qué sirven los ancianos? Si ya pasaron mucho tiempo, si ya trabajaron, ya les sacaron lo que había que sacarle, ya sobran: hay que deshacerse de ellos o considerarlos como una carga para la sociedad. Entonces lo que nosotros vemos, ancianos y ancianas que se pasaron toda su vida trabajando, luchando, que tienen su propia historia de dignidad, sus propios dolores, de pronto no encuentran un lugar más que el de la humillación, el desprecio o el de la limosna, que los programas de gobierno para la tercera edad son limosnas, con un poco con el deseo de “quítate de mi vista, aquí están unas cuantas monedas pero ya no te quiero ver”. Y es natural que está gente diga ¿porqué? si soy un ser humano que además me la he partido durante toda mi vida, ahora el sistema me desecha a través del gobierno, a través de la familia o a través de otros sectores de la sociedad.

En el caso de las mujeres, desde la violencia intrafamiliar, que la mayoría de las veces se ejerce del hombre sobre la mujer, porque se le considera un ser inferior, por el lugar que tiene dentro de la familia y dentro de la sociedad, que se reduce su valor a su belleza física y además el sistema te dice: ser bello físicamente es esto (flaco, ñango y lombriciento y descolorido, digamos, por ponerlo de alguna forma). Entonces si una mujer es morena, por ejemplo, entonces ya no es bonita o ya no es un modelo de belleza o si está gordita o si es chaparrita, y entonces el mismo sistema te empieza a ofrecer un montón de productos para que te acerques al modelo de belleza que te está proponiendo, que además viene de otro lado, ¿si? Y no sólo, en ese momento que se ubica la mujer también como un satisfactor sexual, entonces, montón de publicidad para promover productos y todo eso, usando la imagen de la mujer, de que si usas tal ropa, o fumas tal cigarro, si andas en tal auto, si tienes tal tarjeta de crédito o si usas determinado reloj, entonces vas a tener a las mujeres de ese modelo de belleza, por no hablar de toda la propaganda pornográfica, o sexista, pues, que hay en torno a esto. Parece que nomás fuera así, que fuera de educación, pero resulta que cuando una mujer va a buscar trabajo, si lo va a buscar con un hombre, el hombre la va a valorar físicamente primero y eso lo va a tomar en cuenta para darle trabajo o no. Y no sólo eso, va a tratar de obtener ventaja sexual, o sea obtener favores sexuales, para no rescindir el contrato, en concreto para no correrla. Si esto se empieza a ver a grandes rasgos, dice: “bueno, pues puede ser -dice así la sociedad- en todo caso, si algo le pasa a esa mujer es culpa de la mujer, para que se viste así, para qué se sienta así, para qué se mueve así cuando camina”. Y si desgraciadamente sufre una agresión sexual, una violación y va a demandar justicia ante la autoridad: “tú tienes la culpa, m’ija, para qué andas con esa falda rabona, o para qué andas tan escotada”, o porqué eres bonita, ya finalmente, pues, es lo que le reclaman. Y a la agresión de la violación le agregan ahora la violación pero ahora del que debía hacer justicia. Igual en su relación de pareja, en su relación familiar, se empieza a arrinconar y a arrinconar. Es lo que hemos escuchado, no lo estoy inventando, yo no soy mujer, pero es lo que nos han contado las mismas compañeras, trabajadoras, campesinas, amas de casa, de clase media, profesoras, que aparte de la carga que tienen como gente pobre, trabajadora, que son explotadas, aparte tienen que cargar como mujer. Pero nosotros decimos, y ellas también nos lo han explicado estas compañeras, que es el sistema el que está generando eso.

Los jóvenes. Hay la imagen ésta de que hay un cuarto oscuro con gente de todas las edades y hay uno que manda y dice: les voy a robar a todos 100 pesos. Y una parte de los que están adentro del cuarto no dice nada. Otra parte dice: No, es mucho, que sean mejor 80 pesos. Otros se organizan y dicen: Vamos a organizarnos para protestar contra ese para que no se robe tanto, que nos deje siquiera 40 pesos. Y hay unos que dicen: ¿por qué nos vamos a dejar robar?

Si prendemos la luz, esos son jóvenes, hombres y mujeres. Y si está prendida la luz vamos a ver que tienen los pelos parados, así como puercoespín decimos nosotros allá, o que tienen tatuajes, o que tienen aretes, o que se visten de negro, pues, por ponerlo de alguna forma. Sin embargo, hay otros también que están diciendo: “no ¿por qué? ¿Por qué? ¿por qué?” y vemos que son diferentes, como dijo la compañera, nos volteamos a ver unos a otros, y todos son diferentes. Pero en el caso de los jóvenes no es que estén castigando su forma de vestir o de peinarse; no es que el gobierno esté preocupado de que le vayan a picar el ojo a alguien con lo que traen puesto así, o que se vayan a enfermar si se hacen un tatuaje o que se vayan a lastimar si se hacen un piercing. No, lo que pasa es que estos jóvenes asumen esa forma como una posición política. Porque si les dicen a los jóvenes, “si te quieres divertir”, la cultura que te ofrecen es la de esta telenovela que te dan un pin de hello-kitty te lo pones y ya eres “rebelde” y los jóvenes dicen: no qué hueva, no mejor voy a hacer otra cosa. Y empiezan a buscar el espacio y no hay, o sea, si la música va a ser la de Mecano o la de Menudo o la del que esté de moda…no sé porque estoy un poco fuera de onda…y si un joven se quiere divertir y dice: “no, yo no quiero esa música, no quiero ese baile, no quiero esa cultura” y no encuentra un espacio, y empieza a encontrarse con otros y dice: hagámoslo. Y crean su propio espacio y lo definen: no queremos esa cultura, la de arriba, por lo tanto la nuestra es contracultura, contra esa cultura. (aplausos) ¿Voy bien? ¿voy bien o me regreso? porque nosotros no…

Y empiezan a definirse con una forma de vestir, de escuchar, de reunirse, de bailar, de ser pues finalmente jóvenes, y no sólo son los únicos grupos, hay muchos grupos. Pero no se trata en ellos de una moda, de decir: “bueno, pues así me veo bien chido o me veo bien chida o qué buena onda”. Sino lo que pasa es que están diciendo: es mi forma de decirle no al sistema. No estoy de acuerdo con eso. No voy a aceptar esos parámetros de belleza, esos parámetros de diversión, esa forma de concebir al ser humano y mi forma de protestar es sobre mi propio cuerpo, o sobre una pared en el caso de los grafiteros, o con la música en el caso de unos musiqueros, o con el teatro, con la poesía, como los de la poesía coral. Cada quién empieza a buscar los espacios donde se hace realidad esta palabra, que luego suena muy hueca, que se llama libertad. Yo voy a luchar por la libertad. No hay una espacio que me lo dé, lo creo…lo creo de crearlo, porque hay otra gente que dice: pues, ni modo. Ni modo pues eso es lo que hay y lo consume o ni siquiera se plantea esto.
En el caso de los niños. Igual están las opciones que esté ofreciendo la televisión, la radio, o los periódicos, y además enfrentarse a que puedan ser convertidos sin que tengan siquiera noción de lo que es la sexualidad, en trabajadores y trabajadoras sexuales desde niños. Y si seguimos la cadena de quién es el responsable de prostituir a niños y a niñas, de violarlos, de usarlos para pornografía infantil, encontramos gobernadores y empresarios. Vamos llegando por diferentes lados al mismo responsable.

Si lo pueblos indios dicen, nosotros como pueblos indios, nosotros decimos: pues tenemos estas condiciones de olvido que fueron las que nos obligaron a alzarnos en armas y toda esta falta de respeto a lo que somos y que nos dicen: vas a poder ser parte de este país si dejas de ser indígena. Y entonces nosotros decimos ¿por qué? si nosotros somos mexicanos pero no queremos dejar de ser indígenas; nosotros no estamos obligando a nadie a que se haga indígena ¿por qué los mestizos nos van a obligar a que seamos como ellos? Y no es que te den la orden; es que toda la sociedad, el gobierno, los empresarios, todos están diciendo: deja de ser indígena. En México, un pueblo deja de ser considerado indígena si habla en español; si tienen dos lenguas, es que no son indígenas. Sólo consideran indígenas a los monolingües y consideran que el hablar una lengua es señal de incultura, una lengua indígena, cuando hay indígenas que hablan varias lenguas indígenas y aparte el español. Y hay mestizos, incluso gobernantes, que malhablan el español para no hablar de Vicente Fox y otros por el estilo, o sea, que ni siquiera saben expresarse en esa lengua y son presidentes de la República.

Y entonces uno dice: ¿por qué es que el capitalismo es racista de por sí? ¿es porque el capitalismo es de blancos? Y entonces nosotros le empezamos a rascar y resulta que no, que no es porque sean blancos. Es porque los pueblos indios están asentados, viven, en lugares ricos en mercancías, que antes no eran mercancías: el agua, el uranio, antes de que se conociera todo esto. Fundamentalmente el agua y lo que nos mencionaron varias veces aquí: la biodiversidad. Todo es una mercancía y la forma de relacionarse de los pueblos indios con la naturaleza es un estorbo, porque en los pueblos indios es en común, en colectivo como se deciden las cosas.

Y aquí voy al problema de los campesinos que nos plantearon, con esto de que los están corriendo pues, de la tierra por diferentes lados, lo que me contaron también. El gobierno empieza con una estrategia doble, por dos lados; una, al dar ayuda social, esto que es el Procampo, lo que era el Progresa, todas esas ayudas que son como limosnas que le están dando al campesino y que lo empiezan…nosotros decimos a que el campesino “se halle” o sea, agarre el modo de que está dependiendo del gobierno, ya no de su producción; esa es una forma. Al otro lado, se caen los precios de los productos; entonces, aunque le eches abono orgánico, no le eches insecticidas y todo, el maíz que vas a sacar al mercado no vale todo el tiempo que usaste para trabajar, para que produjera. Aparecen también las otras leyes que permiten que Monsanto y otras empresas vendan este maíz y fertilizantes químicos, que le empiezan a dar a la tierra para que la tierra se halle con esos nada más, o sea que ya no produzca si le ponen otra cosa. Entonces el campesino empieza a empobrecerse, dentro de su producto, la tierra ya no le empieza a dar, si quiere que produzca tiene que comprar la semilla de Monsanto, el fertilizante de Monsanto y endeudarse. Hasta ahí no hay problema porque Monsanto muy bueno: “sí, yo te presto, y el gobierno, sino, te presta”. A la hora que su producto sale al mercado, tampoco la libra. Ya a la hora que está dependiendo del gobierno, el gobierno le dice: “¿sabes qué? traigo aquí el Procede y el Procecom”, y ¿qué es eso? “a toda madre para ti, te voy a asegurar que eres el propietario de tu tierra. ahora eres pequeño empresario, pequeño propietario”.
-No, pues no quiero,
-entonces no hay Procampo.
Igual como si a la tierra le quitaras los fertilizantes, la tierra protesta porque ya se endrogó, por decirlo de alguna forma.

Y entonces ya tu propiedad ya la puedes vender o comprar. Eso es lo que hace el Procede y el Procecom; pero a la hora que tienes que pagarle al banco, no tienes con qué. El banco dice: “no hay problema, los papeles de la tierra”.

Fue un despojo legal. Legalmente no los puedes demandar. Es como si hubieran llegado los banqueros, hubieran invadido tu tierra, la hubieran cercado y te hubieran echado fuera. Eso es lo que está haciendo el programa de gobierno éste de Procede y Procecom. Y está entrando por todos lados. Entonces, no es que al gobierno no le interese al campo. Le interesa. Y no es que desatienda al campo por torpe, lo desatiende porque es su plan. Su plan es orillar al campesinado a dejar de serlo, a vender su tierra y emigrar a otra parte, al gobierno no le importa a dónde, ni al empresario, si se va a Estados Unidos y se muere cruzando el río, muy su problema. Si lo agarra la migra también muy su problema. Si esa migración va hacia las ciudades y crea cinturones de miseria, o sea casas y colonias alrededor cada vez más pobres, no es su problema; lo que él quiere es la tierra. Y a la hora que llegan, para usar el mismo ejemplo del Valle de Juárez, que les ofrecen van, hoteles, centros turísticos…a los que no van a entrar, compañeros. Ustedes no van a entrar a esos hoteles, ni a esos restaurantes, ni a esas albercas, ni a esos campos de golf, o lo que vayan a hacer. Van a entrar esos centros turísticos, las maquiladoras, para darles empleo. Yo les cuento lo que me contaron. En las maquiladoras, la mayoría jóvenes trabajadores para que no se vayan a Estados Unidos, 45 pesos diarios 16 horas de trabajo. Puebla, eso no los contaron en Puebla, que ahí lo que les metieron fue primero el ferrocarril, luego las empresas textiles, ya no le sirvió al capitalismo, las cerraron, la gente al desempleo, ahorita están en las maquiladoras, y a la hora, nada que derechos laborales, nada de que me enfermé y aquí tengo un justificante médico: “estás despedido”, al fin que hay otro que está esperando el trabajo porque hay mucho desempleo; no, pues no me alcanza, quiero más: “trabaja horas extras”. Después de 16 horas de trabajo, horas extras… ora sí que ¿a qué hora se come? o ¿a qué hora se descansa?

Y con trabajo estarle arañando y arañando y no puedes decir que no porque detrás tuyo hay 600 gentes que están esperando ese puesto de trabajo.

Detrás de ese proyecto regional de desarrollo que les están proponiendo, que les van a decir, porque también nos lo platicaron en Puebla, en Hidalgo con lo del aeropuerto, que dicen: “no, pues, les vamos a comprar la tierra, que les pagan bien barato, pero van a tener empleo en los hoteles”. Entonces ya no vas a tener tierra para sembrar pero vas a ser empleado, vas a ser el chofer o vas a ser el que carga las maletas o la mujer que tiende las camas o que cocina y te van a pagar bien.

Llega el hotel, ya trae sus empleados. Los trae de otro lado donde les paga más barato. Entonces la gente de ahí no. “No, pues que les voy a dar una concesión de taxi”, tras que el aeropuerto ya viene con el taxi concesionado de otro lado. Entonces todo lo que iba a generar de empleos, es mentira. El plan es quitarles la tierra, apoderarse de ella y ustedes lo que hagan, no les importa, de veras, ni siquiera piensan, pues. Lo que les importa pues, es que no se vayan a rebelar, que es lo que está proponiendo la Otra Campaña, que se rebelen. En todo caso lo que ustedes tienen que hacer, dice el sistema, es vota por alguien a ver si ese te va a hacer caso, porque ya saben que no les va a hacer caso, porque ellos están poniendo esos gobiernos para que le den un pretexto legal, papeles, que les digan que los pueden robar. Porque esa es la esencia del capitalismo: el robo, el despojo y la explotación con leyes que los ayuden.

En el caso de los trabajadores de la ciudad, los obreros, como decimos nosotros, si se acuerdan como habló pues el compañero, que con la Constitución, los derechos laborales, jornada de ocho horas, no hay jornada de ocho horas, vacaciones, derecho a sindicalizarse, seguro social, apoyo en vivienda, lo están cortando todo por todos lados, hasta que el trabajador se convierta en la historia que nos contaban en Sayula. En uno que ande buscando como nómada, o como gitano, decían también, trabajo en un lado para sobrevivir y luego en otro, y luego en otro y termine aceptando condiciones de esclavo ¿Qué fue lo que pasó?

Lo que decimos nosotros es que el capitalismo pasó a ser más criminal, más voraz, más ambicioso en esto que llamamos el neoliberalismo. Hasta ahí no hay problema, dicen ellos. Nosotros sí, porque si esto sigue se destruye la naturaleza, se destruye un país de la forma más efectiva que hay, que es destruyendo a la gente que lo habita. Hagan de cuenta que una guerra donde invaden un país, matan a todos y lo vuelven a hacer de otra forma donde ellos son los propietarios. ¿Les suena? La conquista de México, la conquista de lo que hoy es la Unión Americana, es el aniquilamiento de la población.

Entonces, nosotros decimos: tenemos que hacer algo si ya sabemos que por arriba no se puede hacer. Entonces ¿qué hacemos? Pues vamos a escuchar las historias sin que el problema sea si uno es alto, si es chaparro, si es anarquista, si es comunista, si no es nada, si es hombre, si es mujer. Lo que importa es si quiere a este suelo, éste, el de Ciudad Guzmán, el de Jalisco y el de México, igual que lo queremos nosotros. Nosotros los zapatistas, pero también nosotros, todos los que están en la Otra Campaña ya.

Entonces si entendemos que es esto lo que está en juego, nuestra patria, si vamos a hacer algo. Si es que vamos a hacer algo entonces vamos a entrarle a este movimiento que no trata de llegar al poder por la vía de la elecciones, esa es nuestra gran diferencia pues. Nosotros lo que estamos pensando es que hay que organizar a la gente abajo, encontrar las luchas que ya estén organizadas y que ya no luchen solos. Que los compañeros del Valle de Juárez no estén solos en su lucha cuando se opongan a este proyecto regional de desarrollo. Que los compañeros wixaritari de la Sierra huichola no estén solos a la hora que los grandes propietarios quieran apoderase de sus tierras. Que los compañeros obreros a la hora que van a quitarles sus derechos laborales, que estén luchando por mejores salarios, no estén solos. Que los estudiantes, cuando quieran mejores condiciones en la escuela, o los maestros, mejores condiciones laborales o los jóvenes espacios de cultura alternativa o cuando menos respeto, que no los estén chingando. Cuando las mujeres también estén demandando respeto a su ser humano, a su ser mujer también, cuando los niños estén demandando realmente una vida digna, que nadie esté solo, eso es lo que está proponiendo la Otra Campaña, primero en esta etapa. Vamos a conocernos, vamos a contar nuestras luchas y vamos a unirlas unas con otras. Así como que nos estamos presentando en esta primera etapa, yo me llamo Pánfilo, tú te llamas Petra, lo que sea, mucho gusto, y ya nos conocimos y estás en tal lado y ésta es tu historia, tu historia de lucha, de rebelión. Y cuando acabemos de armar toda esta primera etapa de esto somos, entonces plantearnos otra etapa. Pero a grandes rasgos de lo que se trata es de tumbar al gobierno, sacar a los ricos y volver a hacer el país. Esa es la propuesta, pues, de la Otra Campaña, por eso es importante que entendamos porqué somos diferentes, pero también, porqué estamos aquí. Estamos aquí en la Otra Campaña, no digo aquí en este auditorio sino en la Otra Campaña, porque entendemos claramente que el responsable de nuestro dolor como joven, como mujer, como ama de casa, como obrero, como campesino, como indígena, como niño, es un sistema y que ese es el que tenemos que destruir. Y en el trayecto iremos conociéndonos más y debatiendo, confrontando las ideas, eso es bueno pues. No se trata aquí de que nadie puede hablar, pero como decían los compañeros, con respeto porque estamos en lo mismo, pues, somos compañeros y compañeras. Entonces todo esto que nos estuvieron explicando aquí, compañeros y compañeras, no se queda en este auditorio, tiene que llegar…ni se queda sólo en Ciudad Guzmán, porque a lo mejor muchos ya conocen su propio problema, pero ya también lo van a conocer los compañeros wixraricari de la sierra huichola porque aquí vienen en la caravana. Ellos van a ir a contar allá: en Ciudad Guzmán escuchamos este problema. Y lo van a conocer también los compañeros del DF que vienen en la karavana, los compañeros de Irapuato, de varios estados, pues, que hay de la República y también gracias a los medios alternativos de comunicación lo van a conocer toda Otra Campaña en toda la República. Y entonces está ese sentimiento, esa fuerza de que no estamos solos, y eso donde les decimos nosotros, pues igual se trata de que ustedes aquí en Ciudad Guzmán conozcan la historia de los compañeros en la sierra huichola, conozcan la historia de los compañeros en el Salto, que también llevan una lucha fuerte contra la destrucción de la naturaleza, como explicó la compañera, y que conozcan la lucha que está en Guadalajara, de los jóvenes, que también ahí hay tianguis contracultural, por ejemplo. Igual y lo van haciendo más grande, a todo Jalisco, a todo el occidente, a todo el país. De eso se trata y entonces empezamos a reconocer nuestros errores y a buscar el camino para resolverlos y ya estamos de acuerdo en quién es el responsable, y entonces ya nomás lo que sigue es ponerle fecha y nos vemos tal día y ese día en que ya nosotros decidamos todo, salen los que están arriba, salen para no volver y entonces tenemos que organizarnos de nuevo, es lo que nosotros decimos, entonces estos son los tres ejes de la Otra Campaña. Otra forma de hacer política es que la gente hable, cuente su historia de lucha, porque no se trata de que venimos a deprimirnos y decir que no servimos para nada y la culpa es de Dios, éste no es el lugar para esa gente. Aquí es el lugar para decir: aquí el responsable de mi historia, de mi dolor, es este sistema, el capitalista que en mi zona, en mi casa, en mi fábrica, se llama así, como nos explicaban los compañeros pues. Y entonces esas ideas, esas historias, perdón, sirven para que nos vayamos conociendo. Esa es otra forma de hacer política. Hacer un plan nacional de lucha es que se tome en cuenta las luchas de cada quién, porque lo que vemos es que los gobiernos llegan y dicen: aquí en Ciudad Guzmán pues yo creo que lo que necesitan es otro auditorio.
Pero no sabemos si la gente de Ciudad Guzmán necesita otro auditorio, a lo mejor quiere un hospital o una escuela, por que no se le toma en cuenta. Entonces se trata de tomar en cuenta la gente desde abajo y eso ponerlo en la que nosotros llamamos el Plan Nacional de Lucha y entonces tumbar al gobierno, tumbar a los ricos, hacer un nuevo país y entonces una nueva ley, una nueva forma de organizarnos, que es una nueva Constitución.

Eso es de lo que se trata la Otra Campaña, compañeros y compañeras, es lo más chingón que han hecho en este país, de veras, no es que esté haciendo propaganda, yo soy también adherente igual que muchos que están aquí. Pero, aquellos que estén pensando si mejor la elección, como decía el compañero, el que qué va a pasar allá arriba, no va a pasar nada, si ya saben quién va a ganar. Se están haciendo patos para acabar de gastarse el dinero en la propaganda electoral. Ya saben quién va a quedar de presidente y por eso, no voy a decir quién, y por eso los de los otros partidos se están cambiando de bando, porque ya saben dónde va a quedar. Y van a ver que van a ser los mismos de antes, nomás que ahora tienen otro color. Ya saben ahí cómo va a estar, pues. Y lo que va a seguir cuando el cambio del gobierno es lo mismo que están viendo ahorita, pero peor, porque la tierra no aguanta. El país ya no aguanta, lo están vendiendo, destruyendo y están vendiendo los pedazos, pues. Nosotros lo que les invitamos es ya no miren hacia arriba; mejor miremos hacia abajo, empezamos a conocernos entre nosotros y a levantar otro movimiento desde abajo. Si aquí lo que se trata es ¿cuáles son los problemas de abajo y cómo los resolvemos? pues el movimiento tiene que surgir de abajo, de esto pues, de la Otra Campaña.

Está es la palabra que les traíamos, compañeros, compañeras. Gracias por la paciencia.

 

Area de Descargas

Descargue aquí los archivos de este artículo en su formato original.


Share

5 Comentarios »

  1. señor sub comandante marcos solo para comunicarle mi deseo de unirme a su gran movimiento de la otra campaña pero quisiera saber un poco mas sobre este, a si que le a gradeseria mucho que me pudiera dar informes de endondo puedo conseguir informacion

    por el momento estodo esperando respuesta se despide su fiel seguidor alejandro gonzales

    Comentario de alejandro gonzales — Abril 17, 2006 @ 2:02 pm

  2. HEY EZLN ADELANTE CON EL CORAJE DE SIEMPRE SALUDOS Y GRACIAS PUES SON MI INSPIRACON DE LUCHA EZLN NUNCA MORIRA…..

    Comentario de EDGAR ZAPA NAVARRO — Noviembre 3, 2006 @ 10:47 pm

  3. sub comandante:

    Considero que no había visto ni escuchado a una persona mas cuerda y realista en lo que el tema de la politica y el sistema de gobierno realmente quiere, en la visita a Ciudad Guzman yo estuve ahi, soy estudiante de la normal, realmente me sorprendio y le soy sincera, ya que en la normal tienen ideas realmente contrarias a las que usted y la otra campaña tiene, adelante Marcos si todo el país no tiene el valor y la honestidad de revelarse animo yo estoy con ustedes.

    Angeles Morán Franco.

    Comentario de Angeles — Diciembre 13, 2007 @ 10:13 pm

  4. SUB COMANDANTE MARCOS.

    AMI ME TOCO ESTAR EN AL VISITA DE QUE HIZO A ESTA CIUDAD GUZMAN JALISCO ME PARECE MUY BIEN SU PROPUESTA Y SU FORMA DE DECIR LAS COSA QUE NO MAS QUE LA VERDAD DE LO QEU PASA EN ESTE PAIS Y LO QUE EL GOBIERNO KIERE HACER CON EL, Y PARA PODER ESTR EN CONTRA DE TODO ESO LA ORGANIZACION DEBE DE SER DESDE ABAJO LOS QUE NUNCA SON ESCUCHADOS Y QUE SOLO SE MEDIO PREOCUPAN CUANDO HAY ELECCIONES Y SOLO PARA CONSEGUIR VOTOS DE HAY EN MAS NUNCA TIENEN NI VOZ NI VOTO Y EL EZLN ESCUCHA A TODOS YA PORUQE CADA KIEN TIENE SU PUNTO DE VISTA Y SU MANERA DE VER LAS COSAS PERO DE ALGUNA MANERA TODOS VAN ENFOCADAS ALAS MISMAS DEL EZNL

    ING.LUIS BALTAZAR

    Comentario de LUIS BALTAZAR — Enero 12, 2008 @ 9:47 pm

  5. Quiero unirme a la otra campaña. Estoy seguro que unido todo el pueblo derrocaremos al sistema espero la informacion para unirme a ustedes.

    Comentario de Oswaldo — Enero 13, 2013 @ 10:59 pm

RSS para comentarios de este artículo. TrackBack URL

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad Artículos