lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook siguenos en youtube

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Feb141994

A CONAC-LN: el primer golpe a los muros sordos de los que todo tienen

A: Las organizaciones que forman la Coordinación Nacional de Acción Cívica para la Liberación Nacional (ConacLN)

Hermanos:

Recibimos su carta del 9 de febrero de 1994. Grande es nuestro honor y nuestras frentes se inclinan al reconocer las palabras de nuestro General Emiliano Zapata en la boca de obreros, campesinos, estudiantes, maestros e intelectuales, hombres y mujeres honestos que forman la Coordinación Nacional de Acción Cívica para la Liberación Nacional (ConacLN).

Siguiendo las palabras del jefe Zapata nosotros llamamos al pueblo de México a que apoyara la justa causa que anima el canto de nuestros fusiles. Saludamos con respeto el retorno de este llamado a la unidad que viene de otras partes de nuestro país.

Hermanos:

Durante años y años cosechamos la muerte de los nuestros en los campos chiapanecos, nuestros hijos morían por una fuerza que desconocíamos, nuestros hombres y mujeres caminaban en la larga noche de la ignorancia que una sombra tendía sobre nuestros pasos, nuestros pueblos caminaban sin verdad ni entendimiento. Iban nuestros pasos sin destino, solos vivíamos y moríamos.

Los más viejos de los viejos de nuestros pueblos nos hablaron palabras que venían de muy lejos, de cuando nuestras vidas no eran, de cuando nuestra voz era callada. Y caminaba la verdad en las palabras de los más viejos de los viejos de nuestros pueblos. Y aprendimos en su palabra de los más viejos de los viejos que la larga noche de dolor de nuestras gentes venía de las manos y palabras de los poderosos, que nuestra miseria era riqueza para unos cuantos, que sobre los huesos y el polvo de nuestros antepasados y de nuestros hijos se construyó una casa para los poderosos, y que a esa casa no podía entrar nuestro paso, y que la luz que la iluminaba se alimentaba de la oscuridad de los nuestros, y que la abundancia de su mesa se llenaba con el vacío de nuestros estómagos, y que sus lujos eran paridos por nuestra miseria, y que la fuerza de sus techos y paredes se levantaba sobre la fragilidad de nuestros cuerpos, y que la salud que llenaba sus espacios venía de la muerte nuestra, y que la sabiduría que ahí vivía de nuestra ignorancia se nutría, que la paz que la cobijaba era guerra para nuestras gentes, que vocaciones extranjeras la llevaban lejos de nuestra tierra y nuestra historia.

Pero la verdad que seguía los pasos de la palabra de los más viejos de los viejos de nuestros pueblos no era sólo de dolor y muerte. En su palabra de los más viejos de los viejos venía también la esperanza para nuestra historia. Y apareció en su palabra de ellos la imagen de uno como nosotros: Emiliano Zapata. Y en ella vimos el lugar a donde nuestros pasos debían caminar para ser verdaderos, y a nuestra sangre volvió nuestra historia de lucha, y nuestras manos se llenaron de los gritos de las gentes nuestras, y a nuestras bocas llegó otra vez la dignidad, y en nuestros ojos vimos un mundo nuevo.

Y entonces nos hicimos soldados, nuestro suelo se cubrió de guerra, nuestros pasos echaron a andar de nuevo armados con plomo y fuego, el temor fue enterrado junto a nuestros muertos de antes, y vimos de llevar nuestra voz a la tierra de los poderosos, y cargamos nuestra verdad para sembrarla en medio de la tierra donde gobierna la mentira, a la ciudad llegamos cargando nuestros muertos para mostrarlos a los ojos ciegos de nuestros compatriotas, de los buenos y los malos, de los sabios y de los ignorantes, de los poderosos y los humildes, de los gobiernos y los gobernados. Nuestros gritos de guerra abrieron los sordos oídos del supremo gobierno y sus cómplices. Antes, por años y años, nuestra voz de paz digna no pudo bajar de las montañas, los gobiernos levantaron altas y fuertes paredes para esconderse de nuestra muerte y nuestra miseria. Nuestra fuerza debió romper esas paredes para entrar otra vez a nuestra historia, a la que nos habían arrebatado junto a la dignidad y la razón de nuestros pueblos.

En ese primer golpe a los muros sordos de los que todo tienen, la sangre de los nuestros, nuestra sangre, corrió generosa para lavar la injusticia que vivíamos. Para vivir morimos. Volvieron nuestros muertos a andar pasos de verdad. Con lodo y sangre se abonó nuestra esperanza.

Pero la palabra de los más viejos de los viejos de nuestros pueblos no se detuvo. Habló la verdad diciendo que nuestros pasos no podían caminar solos, que en la carne y sangre de hermanos de otras tierras y cielos, nuestra historia de dolor y pena se repetía y multiplicaba.

“Lleven su voz a otros oídos desposeídos, lleven su lucha a otras luchas. Hay otro techo de injusticia sobre el que cubre nuestro dolor”, dijeron así los más viejos de los viejos de nuestros pueblos. Vimos en estas palabras que si nuestra lucha era sola, otra vez, de nuevo sería inútil. Por eso encauzamos nuestra sangre y el paso de nuestros muertos a encontrar el camino de los otros pasos que con verdad caminan. Nada somos si solos caminamos, todo seremos si nuestros pasos caminan junto a otros pasos dignos.

Hermanos, así llegó nuestro pensamiento a nuestras manos y a nuestros labios. Y así empezamos a caminar. Que vengan sus pasos hacia nosotros, hermanos de la Coordinadora Nacional de Acción Cívica para la Liberación Nacional, nuestro corazón está ya abierto a su palabra y a su verdad. Poco tenemos que ofrecerles nosotros a ustedes pues sigue siendo muy grande la pobreza de nuestras tierras y muy pequeño nuestro lugar en la historia de México. Pero junto a su paso de ustedes y de todas las personas buenas de este mundo habremos de crecer y encontrar al fin el lugar que nuestra dignidad y nuestra historia merecen.

Salud hermanos de la Conac-LN.

¡ Libertad !  ¡ Justicia !  ¡ Democracia !

Respetuosamente.

Desde las montañas del Sureste Mexicano

C C R I – C G  del  E Z L N

 

(14 de febrero de 1994)

Share

No hay comentarios »

No hay comentarios todavía.

RSS para comentarios de este artículo.

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad