correoslista de correosrecibe automáticamente las actualizaciones a tu correosíguenos en tuitersíguenos en facebook siguenos en youtubesíguenos en Vimeo

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

May122021

¡Delfines!

Traduzione Italiano (Italiano)
Deutsch Übersetzung (Alemán)
Tradução em portugês (Portugués)
Перевод на русский язык (Ruso)
English Translation (Inglés)
Traduction en Français (Francés)
Polskie (Polaco)
Ελληνική μετάφραση (Griego)

::::::::::::::::::::::::::

¡Delfines!

Mayo del 2021.

  Fueron momentos dramáticos.  Acorralado, entre cabos sueltos y la borda, el bichito amenazaba con su lanza a la tripulación, mientras de reojo observaba al mar embravecido, donde un Kraken, de la especie “kraken escarabujos” –especialista en comer escarabajos-, acechaba.  Entonces, se armó de valor el intrépido polizón, alzó sus múltiples brazos al cielo y su voz rugió, opacando el ruido de las olas al chocar contra el casco de La Montaña:

  Ich bin der Stahlkäfer, der Größte, der Beste!  Beachtung! Hör auf meine Worte¡ (¡yo soy el escarabajo de acero, el más grande, el mejor.  ¡Atención!  ¡Escuchad mis palabras!)

  La tripulación se detuvo en seco.  No porque un insecto esquizofrénico les retara con un mondadientes y una tapita de plástico.  Tampoco porque les hablara en alemán.  Fue porque el escuchar su lengua materna, después de años de escuchar sólo el español tropical costeño, les transportó a su tierra como por un raro encantamiento.

  Gabriela diría después que el alemán del bichito estaba más cerca del alemán de un migrante iraní que del Fausto de Goethe.  El capitán defendió al polizón, alegando que su alemán era perfectamente entendible.  Y, como donde manda capitán no gobierna Gabriela, Ete y Karl aprobaron, y Edwin, aunque sólo entendió la palabra “cumbia”, estuvo de acuerdo.  Así que lo que les narro, es la versión del bicho traducida del alemán:

-*-

  “El titubeo de mis atacantes me dio tiempo para rehacer mi estrategia defensiva, recomponer mi armadura (porque una cosa es morir en un combate desigual y otra muy distinta es hacerlo en fachas), y lanzar mi contraofensiva: un relato…

  Fue hace algunas lunas, en las montañas del Sureste Mexicano.  Quienes ahí viven y luchan, habían lanzado un nuevo desafío para sí mismos.  Pero en esos momentos, vivían en la zozobra y el desaliento porque carecían de un vehículo para su travesía.  Así fue hasta que yo, el grande, el inefable, el etcétera, Don Durito de La Lacandona A.C. de C.V. de (i)R. (i)L. llegué a sus montañas (las siglas, como todos deben saber, significan “Andante Caballero de Cabalgadura Versátil de Irresponsabilidad Ilimitada”).  Tan pronto se corrió la voz de mi arribo, multitud de mozas, infantes de todas las edades, e incluso ancianas, corrieron, raudas y veloces, a aclamarme.  Pero yo me mantuve firme y no sucumbí a la vanagloria.  Me dirigí entonces a los aposentos de quien se encargaba de la malograda expedición.  Por un momento me confundí: la impertinente nariz de quien hacía y rehacía las cuentas imposibles para sufragar los gastos de la expedición punitiva contra Europa, me hizo recordar a aquel capitán, que después sería conocido como el SupMarcos, al que orienté durante años y a quien eduqué con mi sabiduría.  Pero no, aunque parecido, quien se dice llamar SupGaleano tiene todavía mucho que aprender de mí, el más grande de los andantes caballeros.

  En fin, que no tenían embarcación.  Cuando puse a la disposición de esos seres mi navío, el susodicho Sup, con sarcasmo, me respondió: “pero ahí sólo cabe uno, y tiene que ser muy pequeño, y es… ¡una lata de sardinas!”, refiriéndose así a mi fragata, cuyo nombre, “Pon tus barbas a remojar” la nominaba a babor, a la altura de la proa.  Hice caso omiso de tal impertinencia y, caminando por entre la multitud que anhelaba una mirada mía, una palabra al menos, me dirigí hacia la isla “No tiene nombre”, descubierta por quien esto narra en 1999.  Ya en lo alto de su, ahora sí, cofia arbolada, esperé paciente a la madrugada.

  Maldije entonces al averno, convoqué a diosas de todas las latitudes, llamé pues a la más poderosa de ellas: la bruja escarlata.  Ella, la despreciada por los otros dioses, dados como son al machismo fanfarrón y de espectáculo.  Ella, la alejada por las otras diosas, dadas a la belleza falsa de afeites y cosméticos.  Ella, la bruja escarlata, la bruja mayor: Oh, die scharlachrote Hexe!  Oh, die ältere Hexe!

  Conociendo yo que las probabilidades de que esos seres extraños, autodenominados zapatistas, consiguieran una embarcación digna, eran exiguas, bien sabía que sólo el más poderoso de los poderes mágicos podría sacarlos del apuro y cumplir con su palabra.  Ergo, llamé a la bruja mayor, la de ropaje purpúreo, quien puede alterar la posibilidad de que algo ocurra.  Ella hizo cuentas y cuentos y llegó a la conclusión de que, en efecto, la probabilidad de que consiguieran una embarcación era casi de cero.  Así dijo:

  “Pero nada puedo hacer, si no hay una petición.  Y no cualquier petición.  Debe ser hecha por un Titán, un ser grandioso y magnánimo que a su buen talante cobije a quienes necesitan de un mágico evento”.

  ¿Y quién mejor que yo?, bramé sonoro.  La dama del manto carmesí alzó la mano demandando mi silencio.  “No es todo”, susurró.  “Preciso es que el tal Titán arriesgue su vida, su fortuna y reputación en la odisea que esos seres pretenden.  Esto es, que les acompañe con su aliento y bondad y, junto a ellos, aunque no a su lado, afronte desafíos y penares.  Esto es, estará y no estará”.

  Estuve de acuerdo pues mi única fortuna son mis hazañas, la vida la arriesgo con sólo existir y, bueno, mi reputación está por los sótanos del mundo.

  La bruja hermana hizo pues lo que se hace en estos casos: encendió su ordenador, se conectó a un servidor en Alemania, tecleó no sé qué conjuro, modificó una gráfica de probabilidades y subió, de casi cero a 99,9 % el porcentaje, tecleó de nuevo y un zumbido de su impresora delató el papel que de ella salía.  No sin antes apreciar la modernización que hay en el gremio de brujas escarlatas y similares, tomé la nota.  Una única sentencia la llenaba:

Si el titán de acero es, encuentre su semejante, que de eso depende el faltante

  ¿Qué significaba aquello?  ¿Dónde podría yo encontrar a algo o alguien, ya no digo parecido, sino digamos lejanamente cercano a mi grandeza?  Titanes no hay muchos.  De hecho, según la wikipedia de abajo y a la izquierda, soy el único que prevalece.  Entonces “de acero”.  ¿El hombre de acero?, lo dudo; no creo que la bruja escarlata haya recomendado a un varón.  Entonces una fémina o hembra de acero.

  Largo anduve.  Recorrí desde la Patagonia hasta la lejana Siberia.  Crucé caminos con el digno Mapuche, grité con la Colombia ensangrentada, atravesé la dolida pero persistente Palestina, pasé por los mares teñidos de la pena negra de migrantes, y volví sobre mis pasos, creyendo, erróneamente, que fracasado había en mi misión.

  Pero, al desembarcar en la geografía que llaman “México”, algo llamó mi atención.  Sobre aguas turquesas un navío padecía los arreglos y parches que su tripulación le daba.  “Stahlratte”, se leía en un costado.  Como a la bruja escarlata la encontré en la Alemania de abajo, y esa palabra significa “rata de acero” en su lengua, decidí probar fortuna.  Esperé, con sabia paciencia, a que noche y sombras cobijaran la soledad del barco.  Trepé con habilidad por la proa y, bordeando por estribor, me llegué a donde se ubica el centro de mando o gobierno de la nave.  En ella, un varón maldecía en lengua germana con improperios y blasfemias que apenarían al mismísimo averno.  Algo decía de la pena que da dejar mares y aventuras.  Supe entonces que el navío contaba sus últimos días, y su capitán y tripulación pesadillas tenían de una vida en tierra firme.  Las brujas escarlatas de todo el mundo confabulaban a mi favor y ventura.  Pero todo dependía de mí, del escarabajo de acero inoxidable, del más grande de los andantes caballeros, de etcétera, para encontrar “el faltante”.  Esperé entonces a que el capitán cesara en sus lamentos y maldiciones.  Cuando hubo callado y sólo un sollozo le ahogaba la garganta, me trepé al timón y encarándolo dije: “Yo Don Durito, ¿tú quién?”  El capitán no titubeó al responder “Yo capitán, tú polizón” mientras blandía un periódico o revista y amenazaba con oprimir así mi hermosa y esbelta figura.  Fue entonces que, con voz potente, me presenté.  El capitán dudó y guardó silencio y periódico o revista.

  Después, bastaron unas cuantas frases para que ambos entendiéramos que éramos gente de mundo, aventureros por vocación y elección, seres dispuestos a enfrentar cualquier desafío por imponente y terrible que fuera.

  Ya en confianza, le referí yo la historia de una odisea en curso, algo que llenaría luego los anales de las historias por venir, el más peligroso e ingrato de los quehaceres: la lucha por la vida.

  Me prodigué en detalles, le hablé de una embarcación construida en medio de las montañas, sin más agua que la de la lluvia para darle vocación y razón de ser.  Le platiqué de quienes habían decidido abrazar tamaña osadía, de leyendas sobre una montaña que se niega a la prisión de sus pies en tierra, de mitos y leyendas mayas en voz de sus originarios.

  El capitán encendió un pitillo, me ofreció uno pero hube de rechazarlo al sacar mi pipa.  Compartimos el fuego y el humo del tabaco.

  El capitán guardó silencio y, después de algunas bocanadas dijo algo como: “a fe mía que gran honor sería sumarse a tan noble y descabellada causa”.  Y agregó: “no tengo tripulación ahora, pues estamos ya al retiro, pero estoy seguro que mujeres y hombres se acercarán con tan solo el encanto de esta historia.  Ve con los tuyos y diles que cuenten con lo que somos, humanos y navío”.

  Terminada mi historia, me dirigí a quienes amenazaban con arrojarme por la borda: “Y así fue como ustedes, simples mortales, se embarcaron en esta aventura.  Así que dejadme en paz y volveos a vuestros trabajos y enseres, que yo he de vigilar que el Kraken deje en paz nuestra casa y camino.  Para eso he llamado a peces amigos que lo mantendrán ausente”.

-*-

Y záz, que en ese momento alguien en cubierta grita “¡Delfines!” y tod@s subieron a cubierta armados de cámaras, celulares o sólo sus ojos asombrados.

  En la confusión, Durito, el más grande de los Titanes, el único héroe a la altura del arte, el cómplice de magos y brujas, se escabulló y trepó de nuevo a, ahora sí, la Cofa y desde ahí entonó cánticos que, lo juro, eran replicados por los delfines que, entre olas y sargazo, bailaban por la vida.

-*-

  Más tarde, en la cena, el capitán confirmó la historia del bichito.  Y desde ese momento el bichito dejó de ser “el bichito” y es llamado, a partir de ese evento, “Durito Stahlkäfer”, “Durito, el Escarabajo de Acero”.

  “Una raya más al tigre”, debió decir el finado SupMarcos, tres metros bajo cubierta, err, quise decir, bajo tierra.

  Ahora, con camaradería, Gabriela le corrige a Stahlkäfer la pronunciación germana; en el hombro de Ete, Durito sube a lo más alto del palo mayor; acompaña a Carl cuando toma el timón y le divierte con historias terribles y maravillosas; sobre la cabeza de Edwin le dirige en el desplegar y arriar del velamen; y en las madrugadas comparte con el Capitán Ludwig el tabaco y la palabra.

  Y, cuando el mar embravece y el viento aumenta su lujurioso cortejo, el más grande ejemplar de la andante caballería, Stahlkäfer, entretiene al Escuadrón 421 relatando leyendas increíbles.  Como aquella que narra la historia absurda de una montaña que barco se hizo por la vida.

Doy fe.

SupGaleano.
Planeta Tierra.

Nota: El video de los delfines convocados por Stahlkäker fue tomado por la Lupita, porque el equipo de apoyo de la Comisión Sexta, encargado de tal misión, estaba ocupado… gomitando.  Sí, de pena ajena.  Ahora el Escuadrón 421 tiene como misión apoyar al equipo de apoyo.  Y todavía hay que atravesar el Atlántico (suspiro).

 

Música: «La Bruja», son jarocho interpretado por Sones de México Ensamble, con  Billy Branch. Imágenes: parte de la travesía de La Montaña, arribo y desembarco en Cienfuegos, Cuba; y reunión del Escuadrón 421 para mirar la página de Enlace Zapatista.

22 Comentarios »

  1. ¡ Y Cuba socialista, con rumba y son, les permite estar en sus aguas y les ve pasar con la dignidad de un pueblo revolucionario, igual que los pueblos indígenas zapatistas!
    Por el Frente del Pueblo Resistencia Organizada, Miriam Corredor García y Lucas Álvarez Olvera.

    Comentario de LUCAS ALVAREZ — mayo 13, 2021 @ 12:08 am

  2. Los delfines acompañan a la gente de bien. Suerte compas!

    Comentario de Gisela — mayo 13, 2021 @ 12:28 am

  3. Abrazamos con mucha Resistencia y Rebeldía, desde nuestro calendario y geografía, no solamente al #Escuadrón421, que lleva a cuestas está #TravesíaPorLaVida, sino que también a aquel #CaballeroAndante, ahora ya conocido por sus leyendas y desafíos a la Mar embravecida, como el #EscarabajoDeAcero, quien nos a compartido la otra travesía por conseguir la #RataDeAcero, hoy también llamada #LaMontaña.

    Salud!!, Herman@s Zapatistas!
    Buen camino y que La Mar abrace las rabias y dolores que lleva este navío, pues al llegar a la #EuropaDeAbajoyAlaIzquierda, serán #Semillas de Resistencia y Rebeldía.

    Viva el #EZLN

    Comentario de Diego García — mayo 13, 2021 @ 2:05 am

  4. Acompañándoles en espiritu y buenasventuranzas Va una buena canción, apropiada pues https://www.youtube.com/watch?v=RRglICvmqCs Gracias por romper el cerco y cruzar el charco

    Comentario de Pedro González — mayo 13, 2021 @ 2:10 am

  5.  
    Nadando por la corriente
    un delfín se deslizaba
    se encontró a una sardina
    y corriendo la alcanzaba.
    ―¿A dónde vas sardinita?
    ―la pregunta el delfín.
    ―Solo me dejo arrastrar
    ―le contesta desde allí.
    El delfín que es soñador
    enseguida la decía
    ―Nos lleva al medio del mar
    o a una playa vacía.
    La sardina no contesta
    pues responder no sabía
    el delfín la dice serio
    ―A una playa vacía.
    ―¿Y eso? ―ella pregunta
    porque no lo entendía―,
    ¿y tú como sabes eso?
    ―Y el delfín la decía.
    ―Tirando por aquí vamos
    y seguro llegaremos
    si muy quietos nos estamos
    y no nos desviaremos.
    La sardina muy confusa
    al delfín le preguntaba
    ―¿Pero qué me estás diciendo?
    ―Pues no entendía nada.
    El delfín la está mirando
    y se pone a reír
    ―En inglés te estoy hablando
    ―la ha contestado así.
    ―En inglés, ¿eso que es?
    ―la sardina preguntaba.
    ―¡Y yo que sé! ―el delfín
    riendo la contestaba.
    »O seguro que es sueco
    o puede ser alemán
    es que muchas lenguas hablo
    desde chico lo dirán.
    La sardina se ha marchado
    por qué no le entendía
    él nadando se ha quedado
    y soñando allí seguía.
    AMOR
    J.M.De la Serna.

    justo estaba leiendo este poema cuando me llegaron vuestra noticias.

    Con la montagna del cuore,
    Genuino Amiatino

    Comentario de massimo benucci — mayo 13, 2021 @ 7:49 am

  6. ¡Tremenda lucha entre olas y sargazo que los delfines tienen que librar! Es que han de tener el oído lúcido como el compa Edwin que solo entiende la palabra mágica: ¡cumbia!
    Brujas, magos, escarabajos y delfines sigan bailando en la Montaña y gomitando la pena ajena por favor!!!

    Comentario de Mar — mayo 13, 2021 @ 8:00 am

  7. Sí saben cuánto los amamos, cierto?

    Comentario de Natalia Arcos — mayo 13, 2021 @ 8:42 am

  8. Desde Grenoble, Francia, Europa (todavía, hasta que en su desembarco la renombren), ¡esperamos con ansias su llegada!

    Están puestas ya todas las alarmas, que cuando su manta sea desplegada al arribar, sonarán todas al unísono al ritmo de cumbia.

    Un abrazo y besos al escuadrón Cuatro-Dos-Unoa, esperando que el mar sea delicado con ellxs <3

    Comentario de Manuel — mayo 13, 2021 @ 9:09 am

  9. Cuba socialista y zapatistas rebeldes unen sus imaginarios en defensa de la vida. Ánimo. En ese barco viaja la esperanza de las y los oprimidos de siempre

    Comentario de Rigoberto Martínez Escárcega — mayo 13, 2021 @ 11:06 am

  10. Gracias a todos ustedes, compas, en verdad estoy muy emocionado por tan ejemplar travesía, mi deseo es que se cumplan todos nuestros sueños, me incluyo a pesar de mi corta edad, 82 años, siempre he caminado ABAJO y a la IZQUIERDA, a pesar de haber laborado en la I.P.

    Comentario de Bernardo Barrañon Mendez — mayo 13, 2021 @ 12:50 pm

  11. «Stahlratte» was on the stern of the ship in the first video. But she doesn’t appear to be broadcasting an AIS signal, so we can’t track her via the maritime traffic sites. Too bad! It would be fun to watch her journey. Smooth sailing!

    Comentario de Erica — mayo 13, 2021 @ 8:23 pm

  12. Com amor e esperança de um movimento desse em minha terra, desde Brasil!

    Comentario de Melissa Ioricce — mayo 13, 2021 @ 10:00 pm

  13. Desde Vigo esperamos su llegada camaradas, fuerza y ¡Viva el EZLN!

    Comentario de Antón de la Iglesia — mayo 14, 2021 @ 3:41 am

  14. En el mar, la vida es mas sabrosa…
    Bravo bruxaos!!! Buen cielo les cobije.Edith

    Comentario de Edith — mayo 14, 2021 @ 4:06 am

  15. Grande Durito <3

    Comentario de Evelyn M — mayo 14, 2021 @ 8:02 am

  16. Ich’a spatjibal ja wot’anik jlumal, le’ ayotik ta smaliyel te lekuk x-k’oex le ta Bay k’axem Lum! Ayukme yip ja wot’anik!

    Comentario de X-erme — mayo 14, 2021 @ 1:04 pm

  17. GORA HERRIEN ETA PERTSONEN ASKATASUNA !!!!!
    GORA AMA LURRA !!!!!
    GORA BORROKA FEMINISTA !!!!
    GORA 421 ESKUADROIA !!!!
    Desde EUSKAL HERRIA un abrazo sororo.
    Gracias a todxos lxs compas zapatistas.
    Gracias Gatoperro por tus cronicas.
    Esperando ansiosamente vuestra llegada a EUSKAL HERRIA.
    BESAZAZOS PARA TODXS !!!!

    Comentario de ARATXU URIARTE MURUAGA — mayo 17, 2021 @ 3:38 am

  18. Fuerza a las raíces indígenas que mueven piedras y montañas.
    Aquí les esperamos.
    Saludos desde Francia y la ciudad de Lyon.
    Ánimo guerrer@s!!!

    Comentario de El señor floripondio — mayo 20, 2021 @ 11:56 am

  19. Stahlkäfer, el Don Durito de la Lacandona, ese bichito que vive en todos lados y nadie parecía notarlo… salio muy avispado. Tan avispado que ya van en un viaje inverosímil para la hidra capitalista.

    Y es avispado, no por sus siglas, sino por la hazaña de saber que el valor de los héro@s es la osadía de compartir sueños improbables y hacerlos realidades. Su nombre o miles de nombres o falta de nombre, es lo de menos.

    Aunque hay un océano de por medio, y no vivo cerca de ningun Mar, sino entre cerros en un país escarabajo de este viejo continente, ya retumba la cumbia en la marea para izar el viento hasta acá con aires de sana rebeldía. Y vaya que la necesitamos! Y vaya que hay sed de ella.

    Godspeed a la Montaña, a todoas sus tripulantes y polizones arriba y bajo cubierta y a los benditos delfínes que los acompañan. Godspeed al Mar, que aprenda de consentimiento en esta travesía por la vida.

    Comentario de R. Luna — mayo 20, 2021 @ 2:18 pm

  20. SALAM ALEIKUM HERMAN@S¡ BIENVENID@S-BENVINGUTS (en CATLÁN)- BENVIDOS (en GALEGO)-AHLAN WA SAHLAN (en ÁRABE)- ONGIETORRI (Euskera)- BENVIDOS A LA PENÍNSULA IBÉRICA¡ SOIS MARAVILLOS@S¡ BUEN CAMINO¡
    FELIZ DÍA Y LARGA VIDA CON SALUD Y ALLEGRÍA¡
    UBUNTU (Soy porque somos en ZULÚ-XHOSÁ) y HURRIYA (Libertad en ÁRABE)¡Seguimos luchando por ese mundo más justo (ANTIRACISTA, FEMINISTA ECOLOGISTA), alegre y solidario¡
    MUCHAS GRACIAS POR LA LUCHA que llevais muchos años desarrollando¡ Sois un ejemplo a seguir¡ Por un mundo en el que quepan muchos mundos¡ Somos semillas revolucionarias¡
    Vamos caminando, vamos dibujando el camino

    Comentario de Víctor Chapinal Agudo — mayo 25, 2021 @ 9:34 am

  21. En su travesía hacia el viejo continente, son acompañados por los delfines!!! Saludos fraternales a los camaradas zapatistas, y suerte en su experiencia por aquellas latitudes!!!
    Zapata Vive, la Lucha sigue!!!

    Comentario de Frente del Pueblo (FP) — mayo 26, 2021 @ 5:07 pm

  22. Compas del Escuadrón #421 (y polizón adjunto) y la tripulación.
    ¡¿Delfines?! ¡Seguro que son de la Sexta de abajo a la izquierda! ¡Magnifica compañía!

    Y que los vientos les sean propicios.

    ¡Adelante viajeros!

    Un abrazo zapatista (con dignidad y rebeldía).

    Vale.

    Comentario de Enrique Sarabia — junio 11, 2021 @ 3:24 pm

RSS para comentarios de este artículo.

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017
2018    2019   

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad