lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook siguenos en youtube

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Mar152010

Desalojo y despojo en el Ranchito Tres Palmas, Mazatlán Sinaloa

Lunes 15 de Marzo de 2010. Ranchito Tres Palmas, Mazatlán. Sinaloa.

A los compañer@s de La Otra Campaña
A los tod@s los adherentes nacionales e internacionales
A los Medios Alternativos de Comunicación
A las Comisiones de Derechos Humanos Honestas

A todos y todas que tienen doliente el corazón, y buscan sanarlo doblando la mano que sostiene la espina que lo hiere y sangra, la mano que lo dobla y marchita como si el corazón fuese una mercancía más a poner en venta en el mercado internacional. A esos corazones que no se cansan de latir, encontrarse y soñar que la vida puede ser distinta.

“que cuando el corazón se salga del pecho
pueda encontrar el camino de regreso”
Mario Benedetti

Era viernes 5 de diciembre del 2008 cuando los representantes de la empresa “El Venadito” habían dicho «les damos ocho días para que desalojen el terreno», desde entonces la posibilidad del desalojo ha sido latente. A decir verdad siempre lo ha estado.

Tiempo atrás, viernes también, como si fuese una maldición, nos echaron a la cárcel, tratándonos peor que los animales, como si nuestra pobreza les estorbara o avergonzara para arrojarnos donde nadie nos vea, donde debemos estar según el pensamiento de volver los espacios públicos en privado, o sea en la cárcel.

Desde hace tiempo se viene difundiendo, de ser Sinaloa uno de los estados más prósperos del país, donde la pobreza es mínima, el trabajo alcanza para todos, la salud que se proporciona es de primer mundo, la educación con tecnología de punta e impartición del inglés como lengua oficial, o bien, el corazón agrícola de México, y cosas por el estilo, sin embargo, nosotros somos parte de ese Sinaloa que conformamos la mayoría donde no tenemos atención médica, la educación es de baja calidad y de orientación hacia el fracaso, es decir se conduce a los alumnos por el camino de la mecanización (no existe ni la reflexión ni la crítica, aspectos fundamentales en la labor educativa), el trabajo es informal porque el Estado al volverse inoperante no es capaz de generar empleos, su función y actividades las ha asumido la iniciativa privada, es ella quien orienta y dictamina bajo la sumisión de los políticos, nuestra condición en el mundo de la maquila y el turismo es de esclavos asalariados, sin derechos laborales, porque sólo les importa nuestra fuerza de trabajo, cuando no la tengamos, seremos desechados como somos ahora.

Con esto queremos decir que una cosa es lo que digan los gobernantes, más en este periodo electoral, y otra muy distinta es la realidad que vivimos acá abajo, donde los días son una incertidumbre.

Nosotros vivimos en el Ranchito Tres Palmas desde 1958, o sea hace más de cincuenta años, nos hicimos del predio por herencia de nuestros padres de un total de 36 hectáreas, así es como vivimos y trabajamos durante todo este tiempo, sembrando nuestra tierra o como obreros en el puerto.

Sin embargo, en 1999, una empresa llamada El Venadito S.A. de C.V. apareció con las escrituras de nuestras tierras a su nombre, reclamando nuestro desalojo inmediato. A partir de ese momento gobiernos y empresarios han usado la represión psicológica y policiaca contra nosotros.

En el 2001, los representantes de la empresa El Venadito S.A. de C.V. solicitaron averiguación previa contra nosotros ante la Agencia Segunda del Ministerio Público del Fuero Común por el delito de despojo y orden de aprehensión al Juzgado Tercero de Primera Instancia del Ramo Penal, misma que fue negada al Ministerio Público porque no reunían los elementos del tipo penal de despojo. Nosotros, los dueños de las tierras que comprende El Ranchito Tres Palmas pasamos a ser invasores de la misma, quiere decir que estamos ocupando un lugar que no es nuestro, y por lo tanto debemos ir a prisión. Esta historia parece sacada de la novela de Dostoievsky «Humillados y Ofendidos».

En el 2004, no conformes con la negativa de la orden de aprehensión, y falseando declaraciones de hechos delictuosos que jamás se cometieron, interpusieron nuevamente la misma acusación ante la misma Agencia Segunda. Se nos consignó orden de aprehensión al Juzgado Primero de Primera Instancia del Ramo Penal, con registro penal 32/2006.

El 21 de febrero de 2006 se ejerció acción penal y fuimos encarcelados el 7 de marzo del mismo año, y un día después liberados bajo fianza. No conformes con eso, el 2 de marzo fuimos reprimidos y desalojados de nuestro terreno por el entonces gobierno municipal del PAN, del estado PRI, la Policía Estatal Preventiva, la Policía Ministerial, la Policía Municipal de Mazatlán y el Poder Judicial representado por el Juez de Primera Instancia del Ramo Penal de nombre Godofredo Rivera Ayón quien dictó la orden, y desde luego la empresa El Venadito S.A. de C.V.

¿No les parece un acto patriótico?, ¡qué heroísmo destilan a su paso estos hombres de estado, servidores públicos y defensores de la ley!, ¿pero, cuál ley? ¿la que permite el saqueo de este país que durante más de quinientos años su riqueza termina en las manos extranjeras?, ¿la ley que defiende al rico y explota al pobre?, ¿la ley que regulariza la vida de un estado cada vez más descompuesto? Al fin y al cabo fue una ley hecha por ellos y para ellos, en defensa de sus intereses, pero cuidado que no hay estado eterno, ni clase que se sostenga para siempre en el poder.

En este sentido, Engels en su análisis de Feuerbach expresaba lo siguiente: “la tesis de que todo lo real es racional se resuelve siguiendo todas las reglas del método discursivo hegeliano, en esta otra: todo lo que existe merece perecer”.

Antes del desalojo vivíamos un total de sesenta familias. En el transcurso de él llegó funcionario del gobierno del Estado de Sinaloa Joel Hernández Niño con la promesa de otorgarnos terrenos para construir casas en las zonas más apartadas de Mazatlán para que desistiéramos de la lucha. La represión de las autoridades provocaron que una parte considerable de los habitantes aceptara la oferta de reubicación, lo que dividió al interior y la resistencia contra el despojo se debilitó.

En eso estábamos cuando tuvimos contacto con la otra campaña, no nos prometieron nada, pero nos dijeron que no dejáramos de luchar, nos dimos cuenta que hay muchos Tres Palmas que, como nosotros, son saqueados por el poder, pero también resisten.

En 2008, bajo el gobierno municipal del PRI con Jorge Abel López Sánchez, nos dejaron sin el suministro de agua durante más de cincuenta días. Sin embargo el 10 de abril hicimos una marcha para denunciarlos y exigir la reconexión inmediata del agua.

El 23 de mayo del mismo año, los magistrados de la Tercera Sala del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Sinaloa nos culparon nuevamente del delito de despojo en perjuicio de la empresa El Venadito, imponiéndonos una pena de 1 año, 6 meses y 27 días en prisión, además de una multa con la cantidad de $2, 399. 70.

El 28 de mayo de 2008, solicitamos amparo de la justicia federal en el Segundo Tribunal Federal, esta instancia reviso el caso e hizo recomendaciones a la Tercera Sala del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Sinaloa, pero los magistrados de esta instancia volvieron a hacer los mismo y el 14 de octubre nos declararon culpables por el mismo delito.

El Subprocurador de Justicia en la Zona Sur del Estado de Sinaloa nos llamó a negociar para darle una solución inmediata al asunto, proponiéndonos un terreno 10 x 20 metros y la cantidad de $70. 000 (setenta mil pesos). Miren: “estos terrenos van a adquirir mucha plusvalía, porque nosotros queremos construir un fraccionamiento en donde ustedes viven. Entonces, los terrenos que les ofrecemos estarán ubicados atrás del fraccionamiento: las casas en las que viven ahora serán destruidas”.

El 18 de noviembre del 2008, solicitamos de nuevo ante los Magistrados del Tribunal Colegiado del Décimo Circuito en turno en el Estado, Amparo y Protección de la Justicia Federal en contra de los autos de autoridad.

En el mes de marzo de este 2010 somos presa de una ofensiva más de represión en la cual se encuentran involucrados la Tercera Sala del Supremo Tribunal de Justicia del Estado de Sinaloa, Lic. Inzunza Cazarez, Jose Manuel Sánchez Osuna, Jose Antonio García Becerra y Patricia Zepeda Samano, quienes resolvieron en contra de nosotros, señalándonos como responsables del «delito de despojo», cuestión que es totalmente falsa, ya que nosotros además de habitar estas tierras durante más de cincuenta años somos los legítimos dueños, por lo tanto tenemos el derecho de posesión.

Debido a esta sentencia, recurrimos a solicitar el amparo del Segundo Tribunal Colegiado del Decimo Segundo Circuito del Poder Judicial Federal, radicado en Mazatlán. Lamentablemente encontramos que sus integrantes: Jesús Gabriel Flores González, Gabriel Fernández Martínez, Jose Alejandro Garza Ruiz y la proyectista Cristina Verónica Cristerna Torres rechazaron nuestra solicitud, dejándonos en el desamparo total de las leyes que nos dice proteger a todos por igual.

Con esta decisión nos quitan los caminos legales para luchar por lo que nos pertenece, estas tierras heredadas por nuestros padres, quien tiene dinero hace las leyes a su favor. Desde que surgió el Derecho en la antigua Roma, como hasta hoy, la leyes obedecen a quienes tienen el poder y el dinero, son las leyes las que regulan las divisiones sociales, las sostienen, le dan fundamento jurídico. Lo que necesitamos es elaborar otra Constitución, una Constitución donde se vean reflejadas los intereses de los más desprotegidos, pero también necesitamos otro Estado, un Estado nuestro que responda a nuestras necesidades.

Esperamos de un momento a otro el desalojo, nos dejan el dolor, el sufrimiento y la destrucción. Sin embargo seguiremos luchando, seguiremos resistiendo como hemos aprendido.

No a la represión.

Alto al desalojo.

Hacemos responsable al gobierno de la represión e integridad física de todos y todas las compañeras del Ranchito Tres Palmas.

Conformar una mesa de diálogo, en la que estemos representadas las partes en conflicto.

Atentamente.

Familias en Resistencia del Ranchito Tres Palmas, Mazatlán, Sinaloa.

Share

2 Comentarios »

  1. ¡Caray compañeros, que pena!…Pero es cierto…existen infinidad de casos como éste y parece ser que como el cancer día a día brotan más y más. Como se ha dicho, todo tiene un punto final y realmente creo que ya basta de abusos. En fin, mis mejores deseos para que prontamente haya solución a su problema y termine su sufrimiento injusto.

    Gracias.

    Comentario de Tlacuilhuitl — marzo 16, 2010 @ 5:18 am

  2. […] Desalojo y despojo en el Ranchito Tres Palmas, Mazatlán, Sinaloa por zapateando Escribir un Comentario Categorías: Denuncia, REPRESION POLÍTICA Y DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS y cartas marcadas Desalojo y despojo en el Ranchito Tres Palmas, Mazatlán Sinaloa […]

    Pingback de Desalojo y despojo en el Ranchito Tres Palmas, Mazatlán, Sinaloa « Zapateando — marzo 17, 2010 @ 2:06 pm

RSS para comentarios de este artículo. TrackBack URL

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad