lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook siguenos en youtube

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Jun042007

Reunión con la Tribu Yaqui, 13 de mayo

Intervención del Comandante David

PALABRAS DEL COMANDANTE DAVID.
REUNIÓN CON LA TRIBU YAQUI.
13 DE MAYO

Como ustedes habrán ya sabido, el Ejercito Zapatista de Liberación Nacional que nos levantamos en armas el primero de enero de 1994, estamos llevando acabo pues otra forma de lucha.

Nosotros los zapatistas estamos seguros que ustedes habrán sabido desde hace años allá en el sureste mexicano los pueblos indígenas, los tzotziles, los tzeltales, los tojolabales, los choles, los mames de ese estado que somos numerosos en cada pueblo en cada zona, pues también como otros hermanos que en nuestro país, hemos sufrido pues grandes injusticias. Hemos sufrido pues también las invasiones a nuestras tierras, el maltrato, las humillaciones, el olvido, todo lo que se llama injusticia pues.

Los gobiernos estatales, federales de todos los periodos que han pasado desde hace muchos años hasta nuestros días, pues jamás pues se preocuparon por los pueblos indígenas, nos han mantenido en un total abandono. Si en cambio, para despojarnos de todas las riquezas naturales que tenemos, de eso si se han preocupado en todo momento.

Por eso los pueblos indígenas de aquel estado hay pueblos enteros sin tierra, hay muchos hermanos y hermanas no tienen ya donde trabajar. Además de que siempre no han tratado siempre con humillación, con desprecio, con discriminación pues también la explotación, el maltrato de parte de los que han tenido la oportunidad de tener en sus manos toda la riqueza.

Durante muchos años los pueblos indígenas empezaron a reclamar sus derechos como pueblo, empezaron a pedir justicia ante las autoridades estatales y federales, se movieron, se organizaron, se juntaron, reclamaron, gestionaron sus demandas y jamás recibimos respuestas a favor del pueblo. Las únicas respuestas los gobiernos tanto estatales como federales pues no ha sido más que persecuciones, encarcelamientos, asesinatos, represiones y amenazas. Han sido las únicas respuestas. En todas las ocasiones pues, en todos los momentos cuando el pueblo, el campesino, cuando el indígena empieza a reclamar sus derechos pues nomás cuidado porque el gobierno y su policía pues, en cualquier momento no capturan y nos llevan a la cárcel o nos desaparecen, así pasaron los generaciones y no hay nada de solución.

Pues nuestros compañeros, nuestros pueblos, pues, muchas veces por la desesperación pues, dicen pues mejor nos quedemos en el olvido, mejor nos resignamos y llegaron a pensar muchos hermanos de esa forma. Pero otros compañeros, otros hermanos dicen pues no, no podemos, no podemos callar debemos hacer algo, debemos tomar conciencia, debemos conocer nuestro derecho y debemos exigir nuestro derechos como pueblo. Entonces de esa manera poco a poco, empezamos a darnos cuenta de cómo pues, cómo el gobierno, todas las autoridades nos han mantenido pues en una situación de marginación olvido que los pueblos cada día más pues van sin embargo pues la gente, hombres y mujeres tienen que luchar para sobrevivir, tienen condiciones pues inhumanas, nunca hay mejoría en la vida de los pueblos.

Entonces todas esas cosas que sufrimos durante muchos años fueron pues los motivos por el cual nos exigieron organizarnos.

Empezamos pues a juntarnos, a comunicarnos ya encontrarnos como en esta ocasión estamos aquí con ustedes. Hicimos muchos encuentros, hicimos muchos reuniones, empezamos a organizarnos, ver qué hacemos, y así pasamos muchos años y llegamos a entender de que la única forma para poder vivir como pueblos y no ser determinado o no ser abandonado por los que tienen poder y dinero, para que de veras seamos pueblo algún día, pues la única manera es organizarse, tomar conciencia de nuestra realidad y defender nuestros derechos como pueblo, pero vimos que no es tan fácil. Teníamos en la experiencia de que cualquier lucha que empezara por allá pues terminaran pues en las cárceles nuestros dirigentes. Ha habido gobernadores en el estado, nosotros llamamos asesinos, porque sí han matado muchos hermanos, sobre todo dirigentes, pero también han dirigido pueblos enteros y han desaparecido a muchos.

Entonces era insoportable para nosotros la situación como ahora pues llegó el momento en que dijimos ahora si hay que organizarnos todos pues. Si en la vía legal, en la vía política no tenemos ya camino entonces qué más nos queda, llegamos a determinar que la única solución era levantarnos en armas. Así lo determinamos, así lo entendimos, así vimos que no nos queda otro camino y nos organizamos para levantarnos en armas.

Pero para hacer esto nos costó trabajo, nos llevó un rato tiempo porque durante 10 años fue nuestra preparación en la organización en político militar, y además pues hacer crecer pues la organización y los pueblos indígenas. Tuvimos que hacer pues trabajos pues en muchos lugares en todos los pueblos y comunidades donde tenemos pues hermanos que viven en las mismas condiciones de vida. Pues llega el momento de que pues cada vez más y más pues las represiones de los gobiernos estatales, federales junto con lo que llamamos allá los caciques, los finqueros, los terratenientes que son los que tenían esclavos directamente a los campesinos. Las tierras en manos de los terratenientes, ahí vivían compañeros hermanos indígenas que eran pues de ellos ese terreno. Viven ahí como esclavos, por eso decíamos allá, estamos esclavizados en nuestra propia tierra, vivimos esclavos en nuestra tierra. Ahí vivían, trabajaban, sufrían y se morían nuestros hermanos en manos de los terratenientes. Ahí los explotaban, ahí los maltrataban, ahí los humillaban.

Así pasaron años y años. Ahora pues como dicen los compañeros se nos acabó la paciencia y nos levantamos en armas el primero de enero de 94. nos formamos como rebeldes, nos hicimos rebeldes, y por eso nos llamamos el EZLN. Formamos nuestras tropas insurgentes, milicianas, milicianas en todos los pueblos, en todas las zonas zapatistas. Pues no nos quedó de otra manera que prepararnos de esa manera pues, porque vimos que de otra forma y no teníamos pues salida y por eso dijimos claramente desde el primero de enero en la primera declaración de la selva Lacandona dijimos pues que ahora sí llegó la hora de hacer la guerra contra el mal gobierno y su ejército. Declaramos la guerra el primero de enero porque no nos quedó otro camino pero también dimos a conocer cuáles eran pues nuestras demandas, las razones por el cual nos levantamos en armas y lo dimos a conocer ante la nación y ante el mundo. De esa manera pues empezamos la guerra en 1994.

El gobierno estatal y federal fue rápida su respuesta de mandarnos decenas de miles de soldados federales contra nosotros con el fin de aniquilarnos en dos, tres días como dice el gobierno. Nos decían después de poquitos días de habernos levantado en armas que éramos un grupito de este de personas ajenas de los pueblos unos personas desesperados que se alocaron. Un grupito de personas de 200 personas, que fueron manipulados por algunos extranjeros salvadoreños o guatemaltecos… pues había la guerra ahí en el salvador y Guatemala. Aquí no son indígenas de nuestro estado decía el gobierno, entonces salieron muchas informaciones contrarias a nuestra lucha con el fin de aplastarnos de esa forma además de que mandaron a miles de soldados contra nosotros. Pero estábamos preparados para eso de por sí, sabíamos que cuando nos levantáramos en armas nos iba a venir encima pues miles y miles de soldados y así fue. Otras zonas les tocó más otras zonas les tocó menos pero como quiera fue duro pero gracias a la nación a la gente que se hicieron escuchar sus voces por todos lados, tanto gente de la ciudad tanto hermanos de los pueblos indígenas y de México y del mundo pues se hicieron para la guerra.

Entonces a los pocos días pues, pues lograron obligar al gobierno federal de que pues diera un rato de cese al fuego contra los zapatistas. De esa manera hermanos hermanas, entramos a una nueva etapa de la lucha. Dijimos claramente, sí, pueden callar nuestras armas pero nuestra palabra ahora sí empieza. Así lo empezamos, así lo hicimos y desde esa tregua, desde el doce de enero de 1994, hasta la fecha, pues seguimos con la palabra pues, es otra etapa de la lucha. Pero no quiere decir que nosotros los zapatistas hayamos dejado nuestra lucha armada, nosotros como zapatistas, seguimos rebeldes, seguimos armados, somos un ejército. Ahora le estamos dando oportunidad a la palabra como nuestro pueblo nos pide, lo estamos cumpliendo. Y queremos seguir pues, si es el mandato del pueblo, vamos a luchar de esa forma. Y por esta razón entonces, esa etapa que iniciamos desde 94 que es pues la oportunidad a la palabra es lo que seguimos hasta el momento.

Entonces allá en el estado de Chiapas, ahí el Ejército Zapatista empezamos pues como ustedes ya saben también, pues los diálogos con el gobierno que jamás nos tomaron en cuneta como pueblo. Pues a pesar de todo, pues nosotros por obedecer a nuestro pueblo pues tuvimos que seguir ese camino. Mientras vimos si de veras ese camino podemos avanzar. Entonces estamos experimentando hasta la fecha. Porque nosotros seguimos siendo rebeldes, seguimos siendo zapatistas. Tuvimos que armar a nuestro pueblo. Las razones están pues claras, porque no tenemos otro camino. Así lo vimos, así lo sentimos los indígenas de allá de Chiapas. Por esa razón.

Ahora estamos aquí con ustedes. Ahora ¿qué estamos haciendo aquí con ustedes y con otros pueblos? Ahora es un poco diferente pues nuestra palabra, en estos momentos nosotros les decimos claro, nosotros somos rebeldes, somos zapatistas, somos armados, aunque ahora no venimos a invitarlos a levantarnos en armas, no venimos a decirles que en estos días agarren su arma si tienen pues bien y si no tienen, cómprenlo. No, no vecino a eso, ahora, la etapa que estamos llevando es un poco diferente. Desde que entramos a esta etapa de la lucha y darle pues, seguir dando esa palabra, dando la oportunidad a la palabra, ahora pues vemos que tenemos este espacio y tenemos que hacerlo avanzar también. Pero dijimos que como zapatistas, como EZLN, no podíamos quedarnos en nuestro territorio, no podíamos quedarnos en el estado de Chiapas. Por eso llega el momento de que nos planteamos salir a todo el país, porque necesitábamos encontrar a nuestros hermanos, necesitábamos escucharle su palabra directamente, por eso nos planteamos salir.

Por eso el año pasado el compañero Subcomandante Insurgente Marcos lo mandamos primero para que explorara el terreno. Así le decimos. Para que conociera pues los lugares, los pueblos, los estados. Entonces a él lo mandamos primero para que conociera pues el lugar, los lugares del campo pues, o sea los pueblos, los lugares donde nos pudieran pues recibir a nosotros los comandantes. Entonces él hizo el trabajo, recorrió el país, pero de por sí por donde pasaba dijo que íbamos a venir. En cada pueblo, en cada estado donde pasaba decía de por sí pues, yo vine primero pero vendrán luego mis compañeros y compañeras los comandantes y comandantas. Y es por esta razón hermanos, hermanas que estamos aquí cumpliendo esa palabra, cumpliendo pues la segunda etapa de lucha de la otra campaña. Ahora estamos recorriendo nuestro país como les decía desde un principio, ahora pues este queremos hablar, directamente con nuestros hermanos indígenas, nuestros hermanos pobres, sobre todo indígenas, pero también a nuestros hermanos y compañeros que están en las ciudades y también sabemos sufren injusticias, sufren explotación, sufren humillación y maltrato en sus centros de trabajo, por ejemplo en las fábricas, en las maquilas en cualquier centro de trabajo, donde hayan hombres y mujeres trabajando, ahí no hacen falta pues las injusticias, no hace falta la explotación.

De por sí sabíamos desde antes eso porque habíamos estudiado también, habíamos tenido encuentros con nuestros compañeros en otros lugares, sabíamos, pero muchas veces como que no es como que un momento sí creemos, otras veces no, será cierto o será mentira lo que nos dicen. Este hermano, esta hermana será cierto lo que nos dice que hay injusticia en las fábricas, en las maquilas y en otros lugares o será mentira. Así pensábamos, llegamos a pensar eso. Pero para salir de la duda entonces es mejor ir a hablar con ellos para ver si es cierto, para si también ahí hay injusticia, para ver si ahí hay explotación y humillación o no.

Pero sobre todo con los pueblos indígenas, será que todavía ahí tenemos hermanos, porque el gobierno dice de por sí en la zona norte según sabemos desde allá… pues ahí no hay pobreza no hay este… sufrimiento, ahí todo bien, ahí no hay nada, ahí todo va bien. La ventaja que tienen porque están muy cerca de los estados unidos, ahí en los estados unidos son bien ricos y son bien buenos y ahí pues, los que viven cerca están también igual.

Entonces de esa forma tenemos información nosotros entonces sólo aquí en Chiapas estamos sufriendo, sólo aquí en Oaxaca allá en el norte no. Pero para salir de la duda hay que irse, hay que hablar con ellos.

Ahora cuando regresa nuestro compañero Subcomandante Insurgente Marcos, llega a contar otra cosa, ora dijimos ora sí vamos, ora sí nos toca ir, ora lo estamos haciendo ora ya visitamos varios pueblos, varias tribus, también ya hablamos con otros compañeros de la ciudad, otros trabajadores, ora sí. Salimos de la duda.

Pues la situación hermanos, hermanas, pues no es mucha la diferencia, lo que sufrimos allá. Hemos encontrado situación hasta peores como lo que sufríamos allá nosotros. Hemos visto realidades en las tribus, en los pueblos, en las naciones indígenas en otros lados peor la situación. Otros menos otros más, pero les digo es poco la diferencia, pero les digo como indígenas peores son nuestros sufrimientos. Pero también los trabajadores en las ciudades hay muchas injusticias, mucho sufrimiento hay mucho maltrato, mucha explotación. Pero lo importante que hemos encontrado hermanos donde quiera que hayamos pasado, lo importante es que todavía hay vida. Es que todavía hay esperanza.

Porque nos hemos encontrado con personas, son hermanos y hermanas, sobre todo jóvenes mujeres y personas adultas nos han expresado pues de veras su sentimiento, su dolor, pero sobre todo su coraje y su decisión de seguir luchando. Encontramos resistencia, encontramos voluntad de seguir luchando, encontramos que pueblos, tribus y naciones indígenas que sí están dispuestos a luchar para vivir mejor algún día.

Entonces todas esas cosas, todo ese testimonio que estamos recogiendo lo vamos a llevar a nosotros directamente el testimonio de cada pueblo. Con todas las personas con las que nos encontramos recogemos el testimonio para llevar a nuestros pueblos. Lo que estamos haciendo con ustedes, lo que vamos a escuchar de ustedes, no lo vamos a guardar, vamos a compartir con nuestros compañeros y compañeras allá en el sureste mexicano. Con todos los pueblos y territorios zapatistas, para que también sepan lo que viven otros hermanos en otros lados.

Para nosotros esto es muy importante, para nosotros es muy valioso, porque son testimonios reales que vamos a llevar de otros hermanos. Pero sobre todo, la voluntad de lucha que tienen en todos los pueblos que hemos y he hablado con ellos. Hay muchos hermanos, hay muchos pueblos, están dispuestos, a seguir su lucha que de por si desde hace tiempo ya han traído. Tienen largas historias cada pueblo, tienen grandes riquezas culturales de cada pueblo, pero sobre todo su organización, su resistencia y su lucha, han traído desde años estos padres y abuelos. Por esta razón ha permitido vivir hasta hoy nuestros días, sino los hubieran exterminado, sino fuera por la lucha, sino fuera por la organización del pueblo, sino fuera por la resistencia, ya no existiera muchos pueblos.

Pero los gobiernos, los ricos, los poderosos nos quieren acabar, nos quieren acabar a todos. Tienen ese plan, tienen ese gran deseo de acabarnos a todos los pueblo orginarios de esta parte con el fin de quedarse con toda la riqueza que tenemos. Porque los pues los indígenas tienen todavía mucha riqueza en sus manos, tienen sus tierras, tienen sus aguas, tienen sus lagos, tienen sus montañas, ríos, muchas cosas y los quieren despojar de todo y lo están haciendo de por sí y lo que quieren seguir haciendo hasta acabarnos. Esta claro que es el plan de gobierno pues de los ricos de los poderosos. Y eso lo sabíamos desde allá , desde Chiapas porque así nos están haciendo allá en el estado, por eso nosotros dijimos la única posibilidad, la única garantía que nos va a permitir existir en este mundo como pueblos indígenas como pueblos originarios sería pues nuestra lucha, nuestra organización y nuestra resistencia, nuestras culturas, nuestra lengua, tradiciones, todo lo que somos como pueblo. Ese es los que nos va a permitir vivir y ser fuertes en todo momento. Por eso no da de veras un orgullo cuando encontramos pueblos con toda su cultura, con odas sus tradiciones contadas sus formas de organizarse, con todas su formas de expresarse, con la cultura que tienen, lengua, cultura, tradiciones, todo. Eso nos da de verás. Porque es la fuerza pues del pueblo. A pesar de todo lo que nos han hecho, existe mucha riqueza en cada pueblo.

Por eso entonces llegamos a la conclusión que así como habíamos dicho que es necesario pues conocer a otros hermanos, conocer su lucha, conocer sus demandas, con el objetivo pues de que algún día juntemos nuestras fuerzas, juntemos nuestras demandas, luchemos juntos como hermanos, no importa la distancia en que estemos. Porque a veces si nos ponemos a pensar en la distancia geográfica que nos encontramos parece imposible, solamente pensar que tenemos que caminar varios días para llegar un publo como que es difícil. Pero nos estamos dando cuenta que no es imposible pues. La distancia no debe ser motivo de no organizarnos, de no unirnos, de no luchar juntos. Estamos claros que sí es posible unirnos todos los pueblos indígenas, todas las tribus, todas las naciones, todos los indígenas que estamos viviendo y habitando en esta patria. Es lo que estamos pensando y viendo los zapatistas. No vemos otro camino.

Porque si en cualquier pueblo, si el pueblo no se une, no lucha y no hace nada se ve claro que los va exterminando los malos gobiernos entonces por eso para nosotros por eso decimos que ha llegado la hora de encontrarse, de conocernos, de tratar de juntar nuestras luchas, no importa la distancia, no importa su organización, no importa su tradición, no importa lo que sea, lo importante es que nos conozcamos y busquemos la forma de luchar juntos como hermanos como compañeros, sobre todo como indígenas.

Claro también con nuestros hermanos pobres que están en las ciudades, en los centros de trabajo, en las fábricas, porque es mucho, mucho el dolor que tienen ahí en los centros de trabajo, es mucha la injusticia que sufren sobre todo las mujeres. Entonces hay necesidad de que nos juntemos todos los pobres, todos los trabajadores, todos los indígenas para poder luchar juntos compañeros.

Porque los que han mal gobernado nuestro país junto con todos los ricos y los extranjeros nos vana querer acabar con toda la gente pobre, no importa si es indígena, mestizo, pero eso no importa con tal que sea trabajador, con tal que sea pobre los está explotando, los está humillando, los está maltratando.

Pues así es que vemos que de veras es el momento de que nos encontremos, nos conozcamos, de que n os unamos contra un enemigo que es grande realmente…

Por esta razón hermanos y hermanas estamos aquí con ustedes, por eso de escucharnos, de conocernos, de intercambiarnos experiencias, de hablarnos como hermanos. Nosotros también vamos a decir, de ustedes también queremos que nos expliquen eso es el objetivo de nuestra visita, de nuestro recorrido pues en el país y vamos a seguir todavía, porque en este período que hemos salido pues ya va a terminar. A finales de mayo acaba la otra parte. Luego salimos otra vez para otros estados. Porque nuestro plan es ir a todos los estados del país con este mismo objetivo. Porque queremos pues escucharles todas las voces de nuestros compañeros, y recoger las demandas y a base de todas las demandas que nos digan pues esto los pueblos indígenas y trabajadores pobres, vamos a sacar lo que llamamos nosotros en la otra campaña pues el Programa Nacional de Lucha. Y es lo que estamos haciendo ahora.

Por eso pues le decimos a nuestros compañeros donde llegamos pues queremos escucharle su palabra. Y nosotros también vamos a platicarles nuestras experiencias, qué hacemos ahí en las zonas zapatistas, cómo hemos resistido allá, cómo participan los hombres, las mujeres, los jóvenes, los niños, también venimos a eso para compartir con ustedes nuestras experiencias. Pero también queremos escuchar las experiencias de los pueblos donde llegamos, para que con confianza nos contara su lucha, pues a eso venimos hermanos y hermanas.

Pues eso es lo que quiero decirles, si algo pues sea preguntar también estamos dispuestos para eso porque aquí vamos a hablar pues entre hermanos. Sabemos pues de que tenemos las mismas raíces, pero sobre todo sufrimiento, los pueblos indígenas de cualquier parte del país y no sólo de México sino de todo el continente de América, somos los primeros en habitar estas tierras. Somos los primeros y somos los que ahora no somos tomados en cuenta. Somos los que ahora tenemos ningún derecho. Entonces somos tratado como extranjeros en nuestra propia tierra. Muchos hemos sido o somos esclavos en nuestra propia tierra y así no debe ser, porque somos pueblo, porque tenemos derechos, porque tenemos dignidad. Por eso como les decía nos da gusto los pueblos que están organizados que han luchado y que sigan luchando, ese sí pues es una fuerza que vamos a llevar entre todos, a nosotros no es importante conocer todo eso. Lo vamos a contar con nuestros compañeros y se van a sentir pues también orgullosos de saber que también hay otros hermanos, sufren pero también están luchando.

Entonces es lo que quiero decirles, espero que se haya entendido, y gracias por escucharme pues hermanos.

 
 

Area de Descargas

Descargue aquí los archivos de este artículo en su formato original.

Share

1 Comentario »

  1. Estimados hermanos y hermanas yaquis y adherentes de la 6a del norte de México.
    El despojo y destrucción de los pueblos originarios además de daño a personas, significa la destrucción cercana de lenguas, culturas e historia, y da gusto ver cuando aún las conservan, como dice aquí el Comandante David. Ojalá aparecieran personas con interés de producir urgentemente pequeños diccionarios multilingües de amplio uso geográfico, que sirvan para la enseñanza, educación y creación en lenguas originarias de América, en este caso del norte de México: yaquis, cucapás, pimas, seris, rarámuris y muchas más. Los invitamos a participar en preparar una serie de libritos con cubierta de hule de 5,000 palabras, cada uno con cuatro lenguas originarias y español. No dejen de escribir a las dirección de correo- electrónico: casanoh@hotmail.com para enviarles la lista propuesta e información de cómo se hizo uno ya publicado en Chiapas, con español y las lenguas mayas: tseltal, tsotsil, ch’ol y tojol-ab’al, con la 2a parte iniciada en tseltal, 6 cuartillas para presentar cada lengua y cultura y 100 páginas de imágenes, por Siglo XXI Editores (2005). Saludos fraternales y esperamos encontrarlos para abrir más espacios que son de los pueblos originarios o indígenas y de toda la nación mexicana que nació de ellos y ha sido negada. Pablo Ach’na, subeditor (de cuatro maestros mayas, primer autor: Josías L. K’ana)

    Comentario de pablo ach'na — Junio 8, 2007 @ 6:31 pm

RSS para comentarios de este artículo. TrackBack URL

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad Artículos