lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook siguenos en youtube

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

May052007

Jornadas de trabajo en Zacatecas, del 24 de abril al 4 de mayo

24 y 25 de abril en la Tesorera, Zacatecas

Palabras de la Comandanta Sandra Leer aquí

Palabras del Comandante Moisés Leer aquí

La Comandanta Sandra canta el corrido de Zapata Leer aquí


28 y 29 de abril en Mesa de Palmira y Totatic, Zacatecas

Comandanta Sandra Leer aquí


2 de mayo, reunión con adherentes y simpatizantes de la otra cultura Zacatecas

Comandante Moisés


3 de mayo, reunión con adherentes de Zacatecas

Comandanta Sandra Leer aquí

Comandante Moisés Leer aquí

Comandanta Sandra cantando venceremos


25 de abril en la Tesorera, Zacatecas
Palabras de la Comandanta Sandra

Bueno compañeros y compañeras, como que ya no veo muchas compañeras, pero están escondiditas. Bueno entonces como ya escucharon, desde que ayer escuchamos pues como está la situación. Decían las compañeras ayer que no, o sea más bien no hay, hay muchos hombres que no lo toman en cuenta las mujeres. Así nos pasó allá en Chiapas, por eso dijimos nosotras también que sí podemos luchar.

Los gobiernos dicen que no sabemos pensar, que no sabemos hablar, que nos han humillado, nos han golpeado, nos han maltratado, pero eso son mentiras ¿porqué? porque también nosotras aunque no sabemos leer, ni escribir, pero sí sabemos pensar, sabemos analizar y sí podemos hacer nuestro trabajo. ¿Porqué digo así? porque así lo hicimos allá.

La liberación que queremos allá o que quieren ustedes aquí también, es para el bien de todas y todos, para el futuro de nuestros hijos e hijas. Porque nosotras somos las más humilladas, las más despreciadas, por ser mujer y por ser indígenas allá en Chiapas y en todo pues. En todos los estados del México las mujeres dicen que no sirven, entonces si dicen que no sirven, pero ven que aquí estamos.

Allá nosotras a veces no pedimos permiso a nadie, a veces no le pedimos permiso a nuestros hombres, nuestros esposos, nuestros hermanos, nuestro papá, porque nosotras vemos pues, la situación de cómo vivimos. De eso entonces, ni mucho menos al gobierno que le vamos a pedirle permiso porque sabemos que sí tenemos pues nuestro derecho, como ya dijo el compañero desde la vientre de nuestra madre, tenemos derecho.

¿Porqué les digo? Porque así como dijeron también ustedes que han sufrido mucho, muchas de las compañeras pues, han sufrido. Les cuento esto porque me ha pasado a mi. He sufrido mucho en las juntas cafetaleros, he ido a trabajar o fui a trabajar ahí, lo vi como es el trato, te pagan una migaja y no alcanza para nada. Y nosotras allá en Chiapas siempre prestamos dinero con los ricos y ese dinero nos da con intereses muy altos, lo más barato que encontramos 15%, entonces mensualmente, entonces eso es mucho.

Como ya dijeron ustedes ni terreno tenemos, ni casa tenemos, ni zapato, ni ropa, tenemos niños y andan así desnudo o desnudos pues. No me da pena decir, porque así crecí, no me da pena decir porque así lo viví, por ser niña y por ser indígena. Entonces ¿a culpa de quién? la culpa del pinche sistema. Cuando era yo niña ni pensaba yo que así sufrían todos los mexicanos y mexicanas, pero sí orita sí me estoy dando cuenta, por eso les digo pues compañeras busquen la forma de cómo luchar, busquemos la forma de cómo vamos a organizarnos porque con esta vida, con esta situación no es vida, para nosotros no tenemos vida, no hay vida pues, para la humanidad.

Pero la vida ¿quién lo va a construir? nosotras mismas. ¿En qué forma? ustedes van a decidir, nosotros y nosotras solo venimos a dejar nuestra experiencia, nuestra forma de organizar. Eso es de nuestro, pero falta también la de ustedes. Como ya escucharon, lo que sí nos vamos a ofrecer nuestro mano, nuestro grito que gritamos, que gritemos pues igual, porque es el mismo dolor, el mismo sentimiento. Nos duele como dicen compañeras. No sé si ustedes han llorado pero yo sí, lloro pero no es porque lloro por gusto sino que lloro por coraje ¿porqué? porque lo estoy viendo pues la vida. Entonces como decimos nosotras venimos aquí a invitarlos a que se despierten o que nos despertemos pues. Al ver como que estamos despiertos y despiertas pero no, es que nos falta.

Entonces compañeras, les invito pues, que organícense, júntense, busquen la forma de cómo podemos sobrevivir. Allá siempre buscamos la forma como ya dijo el compañero tenemos la Junta de Buen Gobierno, tenemos los Concejos Municipales, tenemos los promotores o delegados, están ahí también las mujeres, en la salud, en la educación, en la producción, en los otros comisiones tienen la participación de las compañeras. Allá tenemos un poco de trabajos colectivos como panadería, como artesanía, artesanía es el bordado así como lo traigo, este es el bordado. Tenemos un poco de hortaliza, tenemos un poco de suelo de granja pero no de granjas como venden en la ciudad sino que es de rancho, lo hacemos, lo trabajamos en colectivo ¿para qué? para que así podemos sobrevivir un poco. Una parte para nuestra alimentación y otra parte para que así podamos sobrevivir, ya sea por la cooperación cuando tenemos reuniones, cuando tenemos, hacemos plantones y todo eso, eso es pues lo que estamos haciendo.

Hasta ahorita nosotros vivimos solos y solas, sin el gobierno, tenemos gobierno pero nuestro propio gobierno que mande obedeciendo pues. Eso es compañeras y compañeros. Allá siempre nos llegan a ofrecer muchas cosas, pero como dijimos en 94 ¡Ya Basta! y vamos a estar solos y solas haciendo el trabajo, podemos gobernarnos solos y solas. Entonces hasta ahorita aunque llegan los apoyos, las migajas, cosas caducados como ya escucharon, nosotros no las recibimos. Sabemos cómo sobrevivir y sabemos cómo resistir y sabemos cómo trabajar.

Eso es pues compañeros y compañeras, disculpen si no pude explicar muy bien, no es porque no quiero, tengo ganas de explicar más pero el problema es que no sé muy bien pues hablar así en castilla. Ahí me van a disculpar compañeros, compañeras. Gracias.

24 y 25 de abril en la Tesorera, Zacatecas
Palabras del Comandante Moisés

Con el permiso de todas y todos los ancianitos y las ancianitas me permito dirigir unas palabras.

Pues hoy estamos aquí con ustedes en la Tesorera, con ¿cuántas comunidades? no pude anotar bien, San Pablo ¿quién más? Agua Caliente ¿quién más? La Victoria ¿quién más? bueno habemos cinco juntados en total, cinco pueblitos. Le llamamos pueblito porque son los que son pueblos. Porque los que no están con nosotros pues no se consideran pueblos pues, por ellos mismos. No lo estamos excluyendo pero ellos se excluyen, y los que estamos aquí somos los que vamos a construir ese México nuevo que queremos.

Bueno compañeros y compañeras, después de haber escuchado el dolor que tienen, a nosotros nos llena de rabia también. Quisiéramos ya intentar aquí con ustedes, pero no conocemos bien el situación de donde viven. Sentimos el dolor pero no conocemos bien la forma cómo se han organizado. Ya escuchamos, venimos primero a escuchar que actuar, pero primero nos sentimos orgulloso por el tiempo que nos dan también para que nos escuche nuestra palabra. Ayer iniciamos con unos pocos compañeros. La Tesorera ya los saludé un poquito.

Lo que queremos decir, lo que nuestros compañeros y compañeras del Ejército Zapatista de Liberación Nacional nos manda como delegados a escuchar a ustedes y ya los escuchamos. Igual nos dicen ve, escúchalos y dale la palabra de nosotros y aquí va entonces la palabra de ellos. Ayer les decía entonces que en Chiapas antes de 94 era muy difícil, era digo porque ya hace 13 años, igual como nos tratan aquí, igual, no podemos entrar en las oficinas como dicen, ustedes porque hablan todavía el castilla, pues antes, pues nosotros en 94 tzotzil, o sea que no hablaban el español, igual ahorita si venimos como delegados de los compañeros nos cuesta expresarnos, nos cuesta escribir, por eso lo traemos nuestro equipo de apoyo pues, ellos nos apoyan. Nosotros nuestro único material es la libreta y un lapicero y una bolsa donde carga la palabra de ustedes. Llevamos un poquito más de un mes que salimos de Chiapas ya pesa esto, ya me pesa mucho porque aquí cargo todo el dolor de los pueblos donde he pasado, aquí cargo el dolor de los compañeros. Después de llevar esto, los entrego pues a los compañeros que nos mandaron a nosotros a recoger.

Entonces decía que no podíamos entrar en las oficinas porque no hablamos el español, nos trataban como animales pues. Es la primera vez que escucho aquí en Zacatecas pues, porque apenas estoy entrando además, que hay comunidades que no tiene camino, igual me di cuenta esto aquí en la Tesorera, estando bien cerca las minas, aquí sacan todos los materiales para el pavimento, para la autopista pues, para el carro de ellos pues, y estuve pues en la calle de aquí de la Tesorera y la ven como está. Ya lo vi como están las casas, no entré por falta de tiempo pero ya lo he visto. Igual estábamos entonces en Chiapas, no había carretera, no había electricidad, no había agua entubada, menos agua potable pues. No hay ni servicio de salud, no hay nada pues. No podíamos vender nuestro producto como dicen, como dijo el compañero allá devoluciones igual. Si teníamos nuestro pequeño producto no podíamos vender ni en la calle, los sacan a patada la policía pues, los empleados de los municipios, los mercados solo para ellos, pues, las construcciones solo para ellos, nosotros no cabíamos ahí.

De todo el sufrimiento que, porque nos cansamos también, pero vale la oportunidad de contar en que esa ocasión, pero no fue igual que ustedes entonces. Se lo poníamos pregunta es, como ya escuché el pueblo como están, también les voy a explicar entonces, después de eso, de tanto sufrimiento, pues lo que todos ya saben, nos enfrentamos con ellos pues. Estamos decidido de que pasara lo que pasara, pero antes de eso pues teníamos una organización ya pues, la cuidamos la organización y eso es lo que la experiencia que les queremos dejar es esto. Cómo lo tienen que cuidar ustedes la organización. Ahorita apenas como que se quiere germinar o como que si no.

Armen las propuestas, pero ¿cómo lo tienen que cuidar esto? Una planta tiene que enraizar pa que crezca, pa que resista. Si una planta la sembramos y las ponemos al sol rápidamente se muere. Y esto es lo que tienen que hacer aquí ¿cómo cuidar pa que esto crezca? Pero para que crezca esto hay que luchar todos, para que el mundo no nos cambie. ¿Cómo se entiende eso de que el mundo no nos cambie? Que el mundo no nos cambie para que no vaya eso como ustedes mimos me lo dijeron, que nuestros muchachos se van a la borrachera, al chupe, a la drogadicción y a las telenovelas como ya dijeron. Dejar todo eso, según para algunos es sacrificar nuestro juventud, si de por sí no tenemos juventud los jóvenes. No sé como es aquí pero yo nunca lo tuve, desde mi niñez nunca la tuve, nunca tuve digamos un cariño, así digamos formal como debe ser porque siempre sufrí desde el vientre de mi madre pues. Porque nosotros no teníamos ni tierra y mi papá siempre salía trabajar por otro lado, entonces no conocí digamos el cariño de un papá, pero no por un papá flojo sino porque la situación así estuvo en ese momento. No conocimos más leche que la leche de mi madre pues, no conocimos todo eso, los indígenas de Chiapas nunca lo conocimos eso y todavía no se sabe que es eso pues.

Entonces cuando decimos luchamos para que no nos cambie el mundo es eso pues, que nosotros valemos lo que somos, los jóvenes y las jóvenes que somos, los ancianos y las ancianas que estamos aquí, las reconozcamos como seres humanos y que se pueda defender. Eso es lo que se tiene que seguir así, porque así lo hicimos en Chiapas entonces. Después de todo ese sufrimiento como digo, no había otra salida, y íbamos decididos había que pasar algo, pero como ves, a pesar de que tienen tanquetas, aviones, todo eso, no nos pudieron vencer. No nos pudieron vencer porque nos organizamos todos, hombres y mujeres, combatimos todos, hombres y mujeres, hicimos una educación desde el pueblo, se puede decir, educación organizativa, que entonces todos enfrentamos, pero no crean que fue fácil esto.

Construimos entonces lo que le llamamos la resistencia. Desde ahí nace ¿porqué? porque si en 94 cuando le mentamos la madre al gobierno, desde ahí se acabó todo, cuando vimos eso pues y dijimos se va a la chingada todo pues. Solamente así y así rompimos, si declaramos la guerra que se vaya a la chingada todo, no podemos decir ¡Ya Basta! y si mentamos la madre al gobierno, después por favor gobierno, por favor presidente deme algo, ya no pues, seríamos hipócrita pues y nosotros somos hombre de palabras, somos mujeres de palabra y lo que dijimos es que dijimos. Pero no crean que es muy fácil enfrentar todo eso pues, después de que digamos ganamos la batalla, por decir así, sigue después lo que sigue entonces ¿qué hacer? ¿quién nos va gobernar? ¿dónde traemos la educación? ¿dónde traemos la salud? Son muchas se les viene a la cabeza pues, y es lo que, con lo quedé ayer un poquito y orita quiero que me hicieran favor que el compa que está ahí en el cuarto que venga por favor.

El llega como el, juguemos a los partido políticos, él de tanta promesa que dicen y todo todo lo que dice, ya sabemos todo lo que es la maña de un político (no vamos a mencionar aquí), entonces llega al poder, gana las elecciones y es el momento que toma la protesta digamos y da un mensaje para el pueblo, entre comillas pues, pueblo entre comillas para él. Entonces a ver como lo (…) y a ver como le respondemos nosotros. Según como fueras un político no de izquierda, como si fueras un político de esos de colmillo negro, de cómo pasarías el pueblo.

24 y 25 de abril en la Tesorera, Zacatecas
La Comandanta Sandra canta el corrido de Zapata

Bueno dice así:

Al pie de tu sepulcro
mi General Zapata
en nombre de la Patria
yo te ofrezco una flor.

Valiente guerrillero,
bendito hijo del pueblo
que México te admira
y alaba tu valor.

¡Ay! ¡ay! ¡ay!
Descansa en paz
bajo el cielo que amaste
donde vive tu frase
de “¡Tierra y Libertad!”

Allá en la Chinameca
donde te traicionaron
tu sangre está brillando
como un rayo del sol.

Tu nombre en la historia
cubierto está de gloria
con lágrimas de un pueblo
que te tributa honor.

¡Ay! ¡ay! ¡ay!
Descansa en paz
bajo el cielo que amaste
donde vive tu frase
de “¡Tierra y Libertad!”

Adiós celosa madre
adiós Cuautla Morelos
donde guardé tu seno
al hijo que él amó

Adiós Don Emiliano
mi General Zapata
en nombre de la patria
recibe blanca flor.

¡Ay! ¡ay! ¡ay!
Descansa en paz
bajo el cielo que amaste
donde vive tu frase
de “¡Tierra y Libertad!”

28 y 29 de abril en Mesa de Palmira y Totatic, Zacatecas.
Palabras de la Comandanta Sandra

Bueno compañeros, hace rato lo vi que hay una compañera pero ya se nos fue pero sí de todas maneras quiero participar un poco sobre de las mujeres.

Así como ya dijo el compañero Comandante Moisés que allá antes de 94 hay mucho sufrimiento y hasta ahorita pues. Más a las mujeres ¿porqué? porque no nos toman en cuenta por ser mujer y por ser indígena, por ser niña y por ser indígena. Existe mucho el machismo, si no lo dicen así ustedes aquí, pues ahí me van a disculpar pero eso es la palabra que existe mucho allá en Chiapas y yo creo que existe en todas partes de México, pero ahí me van a disculpar compañeros si los voy a ofender pero es así, no queda de otro.

¿Porqué hay eso? Nosotras nos pusimos a analizar quien es el culpable de eso pues. No estamos en contra de ustedes, que quede claro compañeros, no estamos en contra de ustedes pero lo que queremos también como mujeres, que unamos nuestra fuerza para luchar, para que tengamos una libertad digna y haya igualdad decimos allá, igualdad entre hombres y mujeres, luchar juntos.

Allá siempre dicen, las mujeres no sirve para nada, las mujeres solo sirve para la casa, eso es lo que dicen, pero no es cierto compañeros. Servimos, porque también nosotras sentimos, porque somos la madre, somos nosotras que vemos las necesidades de nuestros hijos y somos nosotras que vemos pues, cómo podemos enfrentar con las enfermedades con nuestros hijos. Somos las más que estamos ahí viendo como es el sufrimiento.

Entonces, por eso estoy aquí con ustedes, quiero que entiendan pues compañeros, yo no vengo a decir cómo pueden organizar ellas, sino que ellas mismas tienen que buscar la forma cómo. Allá nosotras antes de 94 tenemos nuestra Ley o hicimos nuestra Ley Revolucionaria de Mujeres. No es porque hicimos una Ley que nosotros vamos a mandar a los hombres, no, no se trata de eso, es que queremos que tengamos pues, ese derecho. De por sí lo tenemos, pero no nos quieren reconocer. Eso es pues que ahorita tenemos ese Ley, que tengamos libertad de cómo queremos vivir como mujeres también. Allá nos dicen que no servimos pues no podemos ocupar la tierra, eso es lo que dicen, pero sí porque también nosotras vemos que sí tenemos necesidad porque ahí comemos, ahí vivimos, en esa tierra, o en nuestra madre tierra.

Entonces así está pues compañeros, pero si alguien no le gustó o no le gusta pues ahí me van a disculpar, pero lo que siento yo y lo que quiero como mujer, eso es lo que quiero pues, que tienen que entender a todas las compañeras. Porque nuestros antepasados estaban bien unidos hombres y mujeres. Cuando llegó los españoles es ahí donde se acabó todo, que la mujer ya no sirve para nada, si es niña pues no sirve, si es niña pues que no vaya a la escuela, eso es lo que dicen, pero no es cierto. ¿Porqué? porque los ricos solo ellos y ellas quieren acaparar todo y nosotros los indígenas nada.

Por eso nosotras estamos organizadas allá en Chiapas, en las partes donde somos zapatistas estamos organizadas de muchas formas. Tenemos trabajos colectivos de panadería, de pollos, artesanías y también nosotras trabajamos las tierras recuperadas. Cosechamos un poquito, por ejemplo, como verduras y también frijol y también hay compañeras que sí quieren trabajar también con la milpa. Entonces hemos podido hacer lo poco, no digamos que mucho, pero lo poco que vamos haciendo, entonces eso es pues la participación de las mujeres también. Participamos también de todos las comisiones, por ejemplo, educación, salud, producción y otros comisiones participan las mujeres.

Pero siempre y cuando compañeros les pido que haya entendimiento entre la pareja o entre la familia. Yo creo que sabemos, sin el hombre no puede luchar la mujer, sin la mujer no puede luchar el hombre. Porque vemos dentro de la familia, sin el hombre hay cosas que no puede hacer también las compañeras y sin la mujer pues le va dificultar hacer la tortilla también los compañeros. Entonces hay mujer y hay hombre, por eso tiene vida la familia, eso es también la lucha, va tener vida una lucha pero si nos juntamos hombres y mujeres, por eso nosotros siempre decimos, hombres y mujeres, niños, niñas, ancianos y ancianas, vamos a luchar juntos para lograr un pueblo nuevo, un pueblo libre, con pueblos indígenas que tengan libertad como quiere vivir.

Eso es pues compañeros, disculpen si les ofendí, pido un gran disculpa, si hay alguien no le gustó, pues ni modo.


3 de mayo Reunión con adherentes de Zacatecas
Palabras del Comandante Moisés

Buenas tardes a todos y todas, y con el permiso de todos y todas voy a hacer uso de la palabra, pero tienen tiempo todavía o nos vamos…¿no? Bueno, como los vi un poquito calladitos mejor pregunto que tal si tienen que irse y mejor nos vamos.

Compañeros y compañeras, es un honor para nosotros estar en medio de ustedes, nosotros los indígenas tzotziles venimos de la zona poz’choj, es de donde venimos. Vengo del mandato del pueblo, Zacatecas es digamos la segunda visita digamos de los zapatistas, pero como bien saben los zapatista no solo salieron este año ni el año pasado, salió antes. Han salido la difunta compañera Ramona, han salido los 1’111, han salido los 5’000, salieron los de la Marcha del Color de la Tierra, ahora estamos la Comisión Sexta, y estamos pa quedarse si es que lo quieren, bueno, nuestra palabra. Esos eventos que han pasado, han sido eventos así muy, ¿cómo dicen ustedes en la ciudad? Así como un relámpago no, cuando es rápido, visita relámpago. Esta vez este encuentro cercano, con más tiempo, sin periodista que nos acosen como los ¿?, o orejas, bueno puede haber colados, pero a ver; pero hay más espacio, entonces hay más conciencia, lo sentimos como compañero, yo lo sirvo como compañero de lucha, con lo poco que entendemos de lo que dice la compañera, hacemos un esfuerzo de hablar, hacemos un esfuerzo de entender, no es que seamos sordos, sí escuchamos bien, pero no entendemos bien la palabra de ustedes, porque es nuestra segunda lengua, que es como que ustedes hablaran enfrente de los ingleses pues, pues no, pues les da pena hablar, creo o no, no sé pues, sería su segunda lengua también, igual nosotros, uno porque es nuestra segunda lengua, otro porque se por sí nunca tuvimos preparación, ¿?, no terminamos ni la primaria, todo eso lo que hacemos lo aprendimos en la organización, ya junto con junto con los compañeros y compañeras, es como aprendimos a hablar, aprendimos escribir un poquito, la organización, con la organización es cuando cambia todo. Vuelvo un poquito antes del 94 es cuando empieza el mandato del pueblo, decía que no es la primera vez que salimos, y esta última vez, los pueblos envían pues, al compañero Subcomandante Insurgente Marcos como Delegado Zero. El mandato que recibe él es de recorrer todo el país como una avanzada de reconocimiento que había condiciones de hablar como orita pues. Eso fue su tarea, eso fue la encomienda pues, de los pueblos, y él cumplió con el mandato del pueblo. Después de un año de recorrido presenta el informe y si lo creemos porque llevaba fotos también, igual que orita están tomando fotos, no es para ellos, es para que, no es para el negocio pues, es para nosotros, entonces el Subcomandante Insurgente Marcos nos presenta fotos, dónde estuvo, de esa razón también ya venimos.

Ya con el informe el pueblo nuevamente toma en sus manos eso y ya nos envió a nosotros, porque tienen que saber esto pues, que la tarea suprema no somos nosotros, nosotros somos los Comandantes, pero no mandamos, después lo van a saber por qué, el que manda son los pueblos, son los hombres y mujeres, son los niños y niñas, ancianos y ancianas, ellos son los que mandan pues a hacer este trabajo, y el mensaje que nos dicen es esto como ya dijo la compañera Comandanta, es que vengamos, dicen, vayan, escuchen, porque aquí nada vemos dicen, vayan a ver cómo viven nos dijeron; porque antes que saliera el SCI Marcos, pensamos que sólo salía en Chiapas, porque de por sí sabíamos que Chiapas no existía para el gobierno, existía para los ricos pues, para los medianos, porque si no casi no se habla de Chiapas antes del 94.

Pero después que salimos o salieron, ya empezaron a hablar de Chiapas, entonces desde allí, 13 años antes digamos fue en Chiapas y así estábamos preparando, organizando todo eso y pensábamos que el resto del país estaba bien, y entonces después del recorrido del Subcomandante nos informa que en el norte está un poquito más jodido todavía que nosotros, así nos dijo, y no les voy a informar más porque vayan a escuchar, y ahí el pueblo dice vayan a escuchar si es cierto que si tienen dolor.

Recojan ese dolor, tráiganlos para que nos de más coraje, para que así nos organicemos más, nos dijeron los pueblos. Es el mandato que traemos orita, de escucharlos, y nos dijeron, después que escuches a ellos y ellas, déjale nuestra pobre experiencia. Es muy poco lo que hemos hecho, pero lo estamos haciendo, nos dijeron nuestro pueblo y déjales si les sirve de algo. Ese es el mandato que traemos entonces. Orita ya escuché, lo que hablaron, y ora va nuestra experiencia.

Para que se relacione un poquito más nuestra experiencia con nuestro dolor regresamos un poquito antes del 94, ya dijo la compañera Comandanta, somos indígenas de Chiapas, no éramos humanos para el gobierno pues, no éramos humanos, claramente cualquier cosa decían pues que vale más un pollo, un puerco, que nosotros, porque los animales sí tenían clínicas, tenían veterinaria, pero los humanos, los indígenas, los tzotziles, los tzeltales, los tojolabales, los choles, los mames, de las lenguas que hay allá, no eran mucho más que un puerco . Orita somos jefes pues, como dice la compañera, andamos con botitas pues, con zapatos, bueno, la comandanta no venía sí pues, solo porque hay corazones buenos acá en Zacatecas, ya le regalaron un su cacle pues, y cuando vino, pregúntenle alguien, en Tesorera lo vió cómo estuvo, pisó espina y todo eso, porque trae un, lo que llamamos allá en Chiapas zapato le decimos, pero realmente no es zapato, conocen algunos de Chiapas, cómo es zapato, a lo mejor les puede comentar el compañeros que han estado en Chiapas conocen lo que decimos los indígenas los zapatos que le decimos , y aquí nuestro zapatos quién sabe cómo lo llamarían. ¿cómo lo llaman compa?

-Acá son sandalias o pues zapatos de plásticos, de ese pues, muy corriente pues, muy barato.

Muy barato nuestro gusto pues, vale como 35 aproximadamente, las mujeres así está y nosotros nos presumimos, hay machismo, pero estamos trabajando sobre eso pues, o sea que también aquí se sigue acostumbrando, todavía las compañeras sigue usando ese tipo de zapato le decimos pues.

Hay algunos que siguen sin zapatos.

Y todavía hay compañeras, hay compañeros que siguen sin zapato, y si yo vengo con zapato no es que estoy presumiendo pues, es por necesidad, porque aquí no sé pues, de todo el recorrido no sé todavía qué sigue, si estoy en riesgo, no estoy en digamos pues, bueno cuando estoy con ustedes sí, pero cuando me dejan solo, pues solo con mi soledad, la soledad se enoja de repente. Entonces así está era mucho el sufrimiento, ¿por qué? Porque no teníamos tierra dónde trabajar, no es que no había tierra, y entraban los gobernantes en Chiapas entonces hay que planificar la familia porque ya no hay tierra, no se puede cultivar la tierra decían los gobernantes, y lo siguen diciendo creo, en otras partes, pero nosotros lo estamos viendo pues, que hay miles de hectáreas que están, lo están ocupando ellos pues, el gobierno, porque son ellos los gobernantes, sus familiares son los que están allá, tienen miles de vacas gordas y nosotros flaquitos y flaquitos. No teníamos ningún servicio, no teníamos de teléfono, no teníamos carretera, no teníamos agua entubada pues tan siquiera, no, menos agua purificada. Era muy difícil entonces, buscamos por todos lados, estuvimos en algunas otras organizaciones que dicen que apoyan. En ese tiempo antes 94, quizá después del 68 como dice el compañero, pues muchos pues que fueron a ayudar allá las montañas, los indigenistas, los famosos indígenas esos, que ingenieros, que técnicos, que quien sabe como se llamaba la cosa es que fueron, aprovecharon de los indígenas, por no decir otra palabra, porque sí, lo engañaron. Ellos salían bueno pues, salían con otra camioneta nueva, y llegaban con una camionetita vieja y al rato con una camioneta nueva, y así por el estilo, o si no ya tenían otra casa en otro lado, y así crecieron ellos, y mientras el pueblo quedó. Igual hacíamos gestiones de tierra, para tener tierra, porque viendo hay tierra pues, solicitudes y solicitudes y solicitudes, gastando dinero que cooperaba el pueblo y nunca llegó nada, no crean que de por sí nunca hicimos nada. Cuentan los primeros que hasta llegaron a los kilos, cerros en la casa del presidente, con un grupo de otros compañeros, a hacer las comisiones de la forma correcta, como dicen por acá, ni nps pelaron, así pasó, hicimos todo lo que se podía y como no se pudo hacer nada más cuando todas las leyes estaban a tu favor, más cuando entonces Carlos Salinas hace la reforma cuando la ley agraria es cuando ahí dijimos se cerró el espacio, no hay más pues, porque la ley es la ley, ¿a dónde íbamos a ir pues? Así como todo orita estamos histéricos e histéricas ¿así le dicen no? Así medio de plano como que ¿cómo dicen?, como que? , los trato así porque, ¿qué es lo que tenemos miedo pues? La ley pues. ¿quién lo hizo la ley? Pues todo el mundo lo sabe, ustedes, ustedes están más preparado que nosotros, saben quién lo hizo la ley, no le preguntó a un estudiante, alguna obrera, a una minera, a una costurera, a nadie le preguntó, hicieron su ley porque hicieron. Entonces en ese tiempo la ley, pues no hay ley, es ley para ellos pues, y nosotros íbamos a acabar poco a poco, los engañaban que iban a mandar, habían escuelitas no, mandaban maestros pero era engaño porque no trabajaban en tiempo completo los maestros además trabajaban un día o dos días y ya iban de regreso, o si no que tenían reunión con su supervisor o con su director, así se la pasaban y muy tranquilos pues y mientras los niños iban creciendo y fíjense que fácil nos engañan. Alguien decía aquí, hay que ser presidente, igual nos decían, los niños, me tocó a mí que me dijeran, estudia, tu eres hombrecito, estudia para que seas un presidente como don Benito Juárez que fue gobernante de México. Nosotros los chiquitos pues, como siempre, pensábamos que era así, pero ya más tarde nos dimos cuenta que, no era, no fue bueno pues, si fuera bueno estuviera algún escrito en su lengua ¿qué lengua hablaba Juárez? Dicen que ¿qué lengua? Dicen que zapoteco, porque nunca lo iba a hablar zapoteco, nunca dio su discurso en zapoteco, y nosotros sí, si queremos dar aquí un discurso en tzotzil pues lo hacemos, cosas como esa, así nos engañaron entonces. De todo eso ya no había salida porque crecían los niños, crecíamos pues, como no había salida como dice la compañera, pues había que ir a buscar qué comer pues, ir a robar o qué, hay que buscar la manera como dicen, no podemos quedar sin comer, como cualquier animal por más animal que seamos tenemos que comer pues, y hay que salir si se puede, pues ir a la ciudad, es lo más próximo, según nosotros es lo más viable pues. Llegando a la ciudad fue la perdición de nuestros jóvenes, por qué, porque ahí le cambian todo, toda su cultura pues, su forma de comer, su forma de vestir, su forma de… no sé cómo lo diría en otra palabra pero, el respeto pues, su civismo creo que le dicen ustedes, pero pierde todo eso pues. Allí nace eso que dicen, no pues vamos a molestar a alguien, y al rato que se pelean con su novia y al rato todo eso empiezan a ver eso en la ciudad, salían solos y solas en nuestro pueblo y ya regresaban tres con el niño, o la mujer con su bebé, llorando pues, porque ni lo conocía el papá. Y eso fue el problema. Cuando ven tanto problema, como no le ven la solución se meten a la drogadicción y así iban cambiando entonces las personas, así se iban destruyendo nuestros jóvenes, nuestro pueblo, estaban quedando como dicen en Zacatecas, están quedando puros ancianitos pues, así estaba quedando pues, todos nuestros jóvenes iban de salida, y eso dijimos pues esto no está bien pues. Y porque de por si nos juzgaban si hablábamos, bueno aquí si hubiéramos hablado en tzotzil quién sabe si se ríen o qué iba a pasar pero en aquel tiempo cualquiera que hablara alguna lengua era una burla pues, el que iba vestido así como ella, era burla y es burla todavía porque yo ahorita, son como tiempo de hoy, los que están con el gobierno oficial, las niñas no se están yendo como esta a la escuela porque hay un programa no sé cómo le llaman, becas creo no se cómo se llama, ya los maestros les obligan a que compren uniformes , ahora en las comunidades, antes sólo en la ciudade había uniformes, no sé cómo es aquí, pero ahora en las comunidades de Chiapas, cada escuela tiene su uniforme, si una escuela es verde, el otro es amarilla, el otro es roja.


3 de mayo Reunión con adherentes de Zacatecas
Palabras de la Comandanta Sandra

Buenas tardes compañeros y buenas tardes compañeras. Como ya escucharon yo soy la Comandanta Sandra, Delegada número 11 y el Comandante Moisés, Delegado número 12. Con el permiso de todas y todos ustedes, les dirijo unas palabras. Compañeros y compañeras,a nombre de los hombres, mujeres, niños, niñas, ancianos y ancianas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional del Sureste Mexicano reciban un saludo revolucionario por parte de ellos.

Pues bien compañeros y compañeras, ya escuchamos la palabra de ustedes, ya escuchamos el dolor, el sufrimiento de ustedes. Esto es lo que venimos a recoger, a llevar, lo que ustedes sienten, pero un antes les pido una disculpa ante ustedes porque … ay, me van a disculpar porque no es mi lengua como estoy hablando, estoy tratando para que podamos comunicarnos.

A veces como que me da pena porque se me traba la lengua porque no se hablar, no es mi idioma, mi idioma es tzotzil, pero si les hablo en tzotzil no van a entender, por eso estoy tratando, por eso un antes pido disculpas. Entonces ya escuchamos pues el dolor de ustedes, y les voy a platicar un poco pues el dolor de nosotras como mujeres y hombres zapatistas del sureste mexicano, les voy a platicar pero no es que nos tengan lástima, no es eso, es que para que, y los voy a platicar como hemos venido y hemos sufrido antes del 94.

Nosotras como mujeres allá hemos sufrido mucho la humillación el desprecio, la humillación pues por ser mujer pues. Nosotras allá decimos por ser mujer y por ser indígena, por ser niña y por ser indígena, por eso así nos han tratado. Mucho antes nos platicaban nuestros abuelos y abuelas que no era así, sucedió esto cuando llegaban los españoles, yo creo que en todas partes de México. Antes se respetaban nuestros abuelos y abuelas, no tiene distinción, o sea no se escoge pues, no se escoge quién es que sabe o no sabe, no es que son iguales hombres y mujeres unidas y unidos, pero cuando llegaron los españoles es ahí donde sí, dejó las ideas que las mujeres no sirven para nada; entonces decían pues que las mujeres sólo sirven para cuidar los hijos, cuidar esposo, cuidar al hermano, porque son hombres pues; eso es lo que nos decían. Eso es este que la educación que han traído pues, nuestros padres.

Entonces dijimos nosotros como preguntamos pues con nuestras abuelas si era así antes o no, entonces nos dijeron que no; entonce hay compañeras que ahorita ya no está su cuerpo pero su alma está, su sangre está con nosotras pues como zapatistas, entonces ellas también hicieron el esfuerzo de organizar a las mujeres. Ahí se dieron cuenta que las compañeras son maltratadas, lo digo esto porque yo lo viví también, por ser mujer, por ser niña, por ser indígena. Allá los hermanos mestizos, nosotros les decimos hermanos porque no estamos peleando con ellos, ellos y ellas saben si están peleando con nosotras, pero nosotras no somos así los que estamos.

Entonces allá siempre nos maltrataron, hasta ahorita nos maltratan, por ejemplo yo crecí como decía alguien casi no crecí en mi casa, crecí afuera de la familia, me levanto y a trabajar, a moler a tortear y en otra casa, y mi pobre casa como decía alguien, alguien vivía bajo un techo de cartón, nosotros ahí vivimos bajo de un techo de una, de una este zacate, así vivimos, vivíamos pues, y en la misma casa vivimos, ahí dormimos, ahí comemos ahí hacemos nuestro fogata pues para cocinar para hacer todo… como que no la creen pero es cierto lo que les digo. Ahí si les digo claro que así fue. ¿por qué estoy así? ¿por qué estoy en esta situación? Tuve que pensar un poco, y a través de todo eso, entonces cuando hay compañeras que ya están organizadas entonces yo fui con ellas, de ahí con organizamos, nos reunimos, lloramos con ellas pues porque así como alguien de ustedes compañeras que dicen ya no se aguanta, a través de todo eso a veces nos enfermamos como dicen, pero no podemos culpar a nuestra mamá, porque lo estamos viendo pues, lo está viviendo la misma situación, es muy pesado entonces.

A través de todo eso nos organizamos, pero así como dicen, ¿quién nos orienta?, ahí nadie quién le preguntamos ¿quién nos va a orientar?, nosotras mismas a través de la situación vimos pues que vamos a hacer ¿qué vamos a hacer como mujeres?. Sufrimos mucho como ya dijeron que el machismo, igual nosotras, ahí está el machismo, te dicen si nos vamos, o sea como somos niñas nos gusta también ir a jugar, como vemos que los niños salen a jugar aunque sea con carrito, dicen que es carrito pero de palo pues, ellos mismos lo construyen los niños, porque allá no se compran cosas, ellos lo hacen lo construyen sus juguetitos entonces a veces nos dan ganas de ir también, pero nos dicen eres mujer, eres niña, a ti te toca la cocina, el es varón, ahí se va.

Bueno, así venimos pues creciendo pues crecimos ya supimos pensar y de por sí, cuando éramos niñas de por sí sabemos pensar, somos indígenas, somos humilladas, pero de por sí sabemos pensar. Aunque nos hayan dicho que las mujeres no saben pensar pero si saben, ¿o no lo creen ustedes que si saben? Saben porque ellas inventan pues cómo hacer la tortilla, la comida, cómo cuecen el frijol y todo eso, saben pues. Entonces así vino pues el sufrimiento, porque nosotros allá en Chiapas orita ya ando con zapato, antes no, y salía yo en el campo a trabajar, como bien que saben nosotros o si no lo saben pero aquí les digo, allá hay espina, hay piedras hay todo entonces pisamos de todo, llevamos la otra espina en lugar de aguja, llevamos otra espina para sacarlo pues este la espina que nos entra en nuestros pies.

Así sufrimos, pero les digo que no se preocupen por nosotras, que no les dé lástima lo que les estoy platicando, venimos para que, para que ustedes mismas se van a analizar. Entonces así venimos pues la situación que hemos venido viviendo, de tanto y tanto eso, por eso nos organizamos. Antes del 94 entonces nos juntamos, o se juntaron las otras compañeras que hoy nos están escuchando en todas partes, hicimos nuestra Ley Revolucionaria de Mujeres.

En esa ley dice que todas las mujeres tiene derecho de escoger su pareja porque antes no hay pues… nuestros papás, nuestras mamá vivieron como vivieron pues, lo obligaban que se casaran, fueron obligadas pero después de eso, de todo eso, entonces lo escuchamos, lo vivimos esa situación, entonces ya después hicimos nuestra Ley Revolucionaria de Mujeres que la mujeres tienen derechos de escoger su pareja o su parejo, las mujeres tienen derecho de decidir cuántos hijos quieres y también las mujeres tienen derecho de salir en las reuniones, tienen derecho de participar. Entonces como ya tenemos eso pues en 94 el levantamiento armado también participaron las mujeres ¿por qué? Porque así como ya dije hay muchas mujeres que si han sufrido, como ya dijo las compañeras jóvenas.

Pues por ejemplo yo toqué ir a trabajar en los fincas cafetaleras o de un ranchero que viene de España no se dónde viene pues el señor que es un ranchero dicen que es alemán y vive ahí en Chiapas pues, entonces toqué estar ahí trabajar, y soy mujer, indígena… como que da pena contar todo esto que, pero ya no me da lástima porque lo pasé y ahorita estoy; ahí han muerto muchos nuestros compañeros, nuestros papás, nuestros hermanos, y ni siquiera vivieron nada pues, como dicen ustedes.

Es muy dura la situación entonces que nos levantamos en armas pues, precisamente porque vimos la situación de la mujer y el hombre y de los niños pues, sufrimos igual. Tonces nosotras también entonces en 94 fuimos al combate, salimos y dijimos si nos morimos ni modos pero hay que vivir peleando o luchando no morir por hambre, por la humillación, por la explotación, eso es lo que dijimos, vale la pena morir pero luchando, no morir por hambre, por enfermedades, por otras cosas que nos ha hecho.

Después de eso entonces nos organizamos más, después del 94 nos organizamos más con las otras mujeres, ¿qué vamos a hacer aquí, o qué vamos a hacer aquí en lo de la…? dijimos. Entonce nos organizamos de otros trabajos, porque en ese tiempo dijimos aquí no queremos nada ya con el gobierno, y si lo que dijimos cumplimos, porque en ese tiempo dijimos que para nosotros ya no queremos nada con el gobierno, porque saben ustedes que siempre si, para las mujeres este los gobiernos le da su migaja, allá por ejemplo allá ta el molino, molino de maíz para las mujeres ¿para qué? Para que no digamos nada pues las mujeres, que no digan nada, y el da su molino y ya, dan su prensa y ya, de por sí así ha venido pues.

Para los indígenas no hay nada, pero para los que van a quedar como gobernador, eso sí es, de ahí entonces nos pusimos a pensar nosotras, así como dicen ustedes ¿pero cómo si no hay dinero?, dijimos allá, ¿pero por qué no?¿cómo han vivido pues nuestros antepasados?, dijimos, y como lo estamos viendo pues que esta, por ejemplo allá en Chiapas, cuando queda un gobernador en Chiapas , a veces pasa en las comunidades, y las pobres comunidades aunque no tengan su dinero, no sé cómo lo hacen lo venden su gallina o lo vende su, no sé que es lo que venden, su olla de barro como decimos, no sé qué cosa lo hace pues, saben que va a llegar un gobernador entonces cooperan para que le den su traje pues el gobernador ¿por qué?, porque dice apóyenme, ayúdenme, les doy, promete pues el gobernador, entonces el pueblo, muy consciente lo cree, lo viste, le regala su propio cultura. Si va con su mujer lo visten como mi traje, es mucho pues para nosotros va un gobernador para robar nuestra dignidad y después no cumple nada, entonces por eso dijimos nosotras ¡basta!. Basta y aquí estamos para organizarnos, a ver en que forma pero vamos a luchar dijimos. Entonces vamos a buscar la forma de cómo podemos organizarnos.

Nos organizamos porque allá como dice, cono dicen ustedes mismos lo dijeron ustedes que no hay buena salud, pero ahora sí, no hay atención para las mujeres, y mucho menos para los indígenas, entonces nosotros nos organizamos con nuestras abuelas, ahorita tenemos trabajo colectivos, porque recuperamos este un poco de tierra pues, de los rancheros, entonces en ese lugar trabajamos en trabajo colectivos de hortaliza, hortaliza pues este sembramos un poco de todo pues, ya sea cebolla calabaza, repollo, zanahoria, lo que consumimos pues nosotros los, y también sembramos un poco de maíz, de frijol, porque para nosotros es el más, más consumo pues que consumimos nosotros; también tenemos colectivo no todas pero en diferentes pueblos, comunidades, colectivo de pollos, colectivo de conejo y algunas compañeras tienen también colectivo de borregos, no sé cómo se dice aquí pero de borregos les decimos nosotros.

Entonces así estamos haciendo ese trabajo; y también tenemos como este, como este bordadito, entonces este lo hacemos, hay compañeras que no saben hacer, pero entre todas nos enseñamos, nos compartimos pues nuestra experiencia como decimos, y esto gracias a otros compañeros y compañeras estudiantes, no sé, de diferentes partes pues, han llegado ahí en la Junta de Buen Gobierno porque antes no teníamos pues nuestro gobierno pero ahorita pues tenemos nuestro propio gobierno para gobernar a nuestro pueblo entonces, a través de ellos lo mandamos nuestro bordadito.

Eso es el trabajo que hacemos nosotras como mujeres, eso es lo que hemos venido organizando las respuestas para que preguntó las compañeras, nosotras el mandato que nos dice el pueblo, nosotras venimos a recoger la de ustedes y venimos a dejas la de nosotras, porque dijeron nuestras compañeras: lleva y di a los compañeros y alas compañeras, si les sirve nuestro pequeño mensaje que vamos a mandarle, por eso venimos a compartir un poco pues la experiencia que nosotros y nosotras estamos trabajando, eso es, y como dice, dicen que en qué forma nos organizamos o si tenemos acuerdo con nuestros compañeros, pues nosotras allá lo tratamos y lo estamos tratando de hacer que no entiendan también nuestros compañeros como ya dije el machismo, como dicen, hay en todas partes.

Cuando era yo más chica no sabía yo si existe también en la ciudad, yo pienso que, pensé que no, pero estoy escuchando que sí, entonces quiere decir que estamos viviendo en la misma situación, pero de eso, como nosotras allá no estamos en contra de nuestros compañeros, porque son nuestros compañeros y va a ser nuestros compañeros de lucha y sí son nuestros compañeros de lucha porque allá nos entendemos, claro que no todos, pero si hay compañeros que si ya están entendiendo pues; por ejemplo el compañero Moisés, donde ya no puedo me tiene que ayudar aunque no es mujer, pero tiene que entender o ya entendió que es la situación, porqué es que está muy difícil.

Entonces así está compañeros y compañeras, como ya dije disculpen porque yo no sé hablar muy bien como hablan ustedes, ay, me van a disculpar porque yo veo aquí que hay maestro y hay más gentes preparados que yo, porque yo como ya dije no sé escribir bien y no sé hablar bien pero estoy haciendo el esfuerzo para hablar bien, para que así podamos entendernos y podamos comunicarnos.

Pues eso es pues compañeros y compañeros con todo esto donde no pude expresar, tengo ganar de decir más, expresar más cómo es la vida de una mujer, pero como les digo pues, no puedo, no es porque no puedo, no es porque me da miedo no, si fuera que me preguntan en tzotzil, entonces puedo, pero como no entienden, pues ahí nada más.

Eso es pues compañeros y compañeras, muchas gracias.

 
 

Area de Descargas

Descargue aquí los archivos de este artículo en su formato original.

Share

No hay comentarios »

No hay comentarios todavía.

RSS para comentarios de este artículo. TrackBack URL

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad