lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook siguenos en youtube

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Sep262006

Cuarta parte de L@s zapatistas y la Otra: los peatones de la historia

Descargue aquí los archivos de este artículo en su formato original, para una mejor lectura o impresión

http://enlacezapatista.ezln.org.mx/;archivos/Los peatones cuatro.rtf;Parte 4 ;

(L@s zapatistas y la Otra: los peatones de la historia. IV).

Cuarta Parte: Dos peatones en caminos distintos…
y con destinos diferentes.

 

1.- Los “modos” de un dirigente.- El rechazo de la “pareja presidencial” hacia López Obrador fue creciendo a la par de la candidatura del tabasqueño. Con sus conferencias mañaneras (y la amplia cobertura que le brindaban los grandes medios de comunicación –hoy enemigos declarados del perredista-), el jefe de gobierno de la Ciudad de México le iba marcando la agenda a Los Pinos… y al resto de la clase política. Aunque uno estuviera en el rincón más apartado del país, sabía lo que había dicho Fox (bueno, cuando lograba articular algo comprensible), lo que había dicho AMLO, y, a lo largo del día, cómo se pronunciaba el resto del elenco de la política mexicana sobre lo dicho… por el gobernante del DF. Para Fox eso no parecía representar mayor problema… por un tiempo. En un programa televisivo, López Obrador se decía desconcertado por la repentina animadversión del “señor presidente” (recuerden aquello de “hay que cuidar la investidura presidencial”). “Si era mi amigo, no sé qué le pasó”, dijo entonces AMLO. Bueno, lo que pasó es que la “investidura presidencial” era ya de una pareja: la formada por Vicente Fox y Martha Sahagún. Y “la señora Martha”, como le dice su marido, quería y quiere ser, no la señora del presidente, sino “la señora presidenta”.Si suena a nombre de obra de teatro, no es accidental. En la comedia que se representaba día a día en Los Pinos, la señora Sahagún tenía siempre el papel estelar (aunque no siempre el más afortunado, no hay que ser exigentes). Doña Martha arrancó su larga, y por ahora, truncada carrera a la silla presidencial desde muy temprano. Precisamente cuando sólo López Obrador aparecía en el escenario como el más fuerte aspirante. Pero, mientras se iba deshaciendo de los personajes incómodos (para ella) del gabinete y del círculo cercano a Fox, Martha veía con desesperación que AMLO se mantenía. No se necesitaba mucho seso (y de por sí no lo tienen) para darse cuenta de quién sería el rival de la señora Martha en caso de que ella fuera la candidata de Acción Nacional.

La maniobra de los “videoescándalos” fue el primer indicio de un combate en serio para tratar de sacar a AMLO de la carrera presidencial. El combate pasó a la categoría de batalla con el intento de desafuero. Si en los videos se veía la mano del gobierno de Fox, en lo del desafuero el descaro fue total. Una movilización ciudadana creciente (que López Obrador desactivó) le propinó a Fox una derrota aplastante. Pero en política no hay batallas finales.

Mientras tanto, López Obrador se iba construyendo una candidatura, es decir, una imagen. Claro que para lograrla no bastaba el balcón privilegiado del gobierno de la Ciudad de México, en el PRD seguía pesando todavía mucho la figura de Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano. Pero el gobierno del DF no era sólo la posibilidad de acceder a los reflectores mediáticos, también era dinero, mucho dinero. Y esa tonada tiene mucho “rating” entre la clase política en su conjunto, y ni se diga en la dirección perredista. Con discreta habilidad, AMLO se fue “ganando” las simpatías (y el control) del aparato del Partido de la Revolución Democrática… y de un importante sector de intelectuales, artistas y científicos. Para el primero, presupuesto. Para los segundos, interlocución y atenciones especiales.

En resumen, todo iba bien.

Fue entonces que algunos medios informativos soltaron un anzuelo que el lopezobradorismo se tragó con singular alegría: las primeras encuestas. Como en ellas aparecía con una escandalosa ventaja sobre el resto de los suspirantes, AMLO les dio credibilidad y las avaló. Consentido y adulado por la prensa en ese entonces, López Obrador olvidó una ley básica del pantanoso terreno de los medios: lo fugaz e instantáneo. Los medios hacen héroes (“y heroínas”, agrega Martita entusiasmada –si el diminutivo lleva “h”, ahí les encargo-) y villanos (“y villanas”, completa Elba Esther Gordillo) no sólo en las telenovelas, también en el escenario político. Pero como l@s hacen, l@s deshacen. El “maduro”, “prudente” y “responsable” jefe de gobierno de un principio, se convertiría después en el político “irresponsable”, “mesiánico” y “provocador”; y las encuestas que lo daban arriba, después lo pondrían abajo.

En la movilización contra el desafuero, se vio el primer indicador del “modo” de López Obrador. Aunque era evidente que no pocos de los que se movilizaron lo hacían contra la injusticia, y no porque lo apoyaran, AMLO usó ese movimiento para arrancar en forma abierta su carrera a la presidencia de México. Cuando la movilización se empezaba a convertir en movimiento (en algunos grupos empezó la inquietud de plantear problemas profundos como el lugar de la ciencia, el arte, la cultura, y, sobre todo, el del quehacer político) y el gobierno de Fox reculó, López Obrador mandó a la gente a su casa.

El objetivo: detener el desafuero y poner a AMLO en la parte más alta de la ola, se había conseguido y él se había comprometido a detener las movilizaciones. Así lo hizo.

El mensaje de López Obrador hacia el resto de la clase política (de la que él forma parte, no olvidarlo) y los señores (y señoras) del dinero había sido claro: “tengo no sólo la capacidad de convocar a una gran movilización, también de dirigirla, controlarla, dosificarla… y detenerla”.

2.- L@s intelectuales de AMLO.- En una parte del medio intelectual progresista empezó, desde entonces, a surgir lo que conocemos como el lopezobradorismo ilustrado. Esta tendencia iniciaría la construcción de una nueva clasificación para ubicar a quienes se movían o se asomaran al México político; el cual, a saber, se divide en dos: los buenos (los que están con AMLO –o sea los “simpáticos” y “populares”-) y los malos (los que no están con AMLO –o sea los “envidiosos”, según Elenita-). Cualquier crítica o cuestionamiento a López Obrador, así fuera tibio y quedo, era catalogado como un complot de la reacción, de Carlos Salinas de Gortari, de las fuerzas oscuras de la ultraderecha, del Yunque, de un conservadurismo embozado. Cuando ahora son un poco “tolerantes”, las críticas al lopezobradorismo se tachan de “sectarias”, “marginales”, “ultras”, “infantiles”.

Con un empecinamiento digno de mejor causa, este sector fue construyendo un pensamiento sectario, intolerante, déspota y ruin. Y lo hizo con tal eficacia que este pensamiento es el que guió a “los espejos” intelectuales de López Obrador en la campaña electoral, después en el movimiento de resistencia al fraude y, ahora, en la CND de AMLO.

Cuando el periódico mexicano La Jornada, cabeceó una de sus ediciones de agosto del 2005 (en ocasión de la primera reunión preparatoria de La Otra): “o están con nosotros o están en contra de nosotros” (algo así), se equivocó y no. La frase no fue dicha por Marcos. Pero fue y es dicha desde entonces por el lopezobradorismo ilustrado.

Este pensamiento (que empezó a consolidarse al pasar por alto el apoyo del PRD a la contrarreforma indígena) alentaría el cerrar ojos y oídos cuando los perredistas de Zinacantán, en Los Altos de Chiapas, atacaron a bases de apoyo zapatistas; y permitiría que los asesinatos de la defensora de los derechos humanos, Digna Ochoa y Plácido, así como el del joven estudiante Pável González, fueran manejados por el gobierno perredista del DF con una ruindad que luego se convertiría en rutina. En los casos de Digna y Pável, frente al crimen agregado de humillar la muerte de luchador@s sociales, voces honestas guardaron silencio… “para no hacerle el juego a la derecha”. El lopezobradorismo ilustrado tuvo entonces su primer triunfo, ilegítimo como todos los que ha obtenido hasta ahora.

Si los simpatizantes, militantes y directivos del PRD, este sector de intelectuales y el mismo AMLO, guardaron entonces silencio, era de esperar que nada dijeran cuando los asesinos de militantes perredistas ocuparan candidaturas bajo la bandera amarillo y negra.

Así fue.

Cuando alguien calla ante algo así, calla ante lo que sea. El fantasma del “innombrable”, Carlos Salinas de Gortari, acechaba por todas partes y todo se valía para enfrentarlo. Todo, hasta reciclar a los salinistas discontinuados… en el PRD y en el círculo cercano a López Obrador.

Con esa modalidad autóctona del “pensamiento único”, vino un nuevo sistema de evaluación, una nueva balanza para medir: una misma cosa tenía una valoración diferente dependiendo quién la hiciera o propusiera. Si la hacía o proponía AMLO o un@ de sus simpatizantes, entonces el acto o proyecto adquiría todas las virtudes imaginables; pero si era alguien que criticara a López Obrador, entonces era un proyecto de las “fuerzas oscuras” de la ultraderecha.

Cuando señalamos (en “La Imposible Geometría del Poder”) que el proyecto de AMLO era salinista, l@s intelectuales pusieron el grito en el cielo (todavía están allá arriba, histéric@s), pero cuando el encargado del plan económico lopezobradorista (el señor Ramírez de la O, asesor de política económica –y, para algunos, el que sería el secretario de Haciendo si AMLO llegaba a la presidencia-) declaró, unos días antes de las elecciones, que su propuesta era el “liberalismo social”, similar al de Carlos Salinas de Gortari, es@s intelectuales voltearon para otro lado.

A todo esto, la derecha realmente existente seguía tan campante. Algunos de sus pensamientos y propuestas estaban ya en el entorno perredista: el “malvado” (y malogrado) Plan Puebla Panamá de Vicente Fox encontraría su “purificación” en el Proyecto Transítsmico de AMLO; la aprobación de la llamada “ley Televisa” por la bancada perredista en la cámara baja fue otro “error táctico”; las leyes menores y reglamentos, aprobadas también por ese partido, que le dieron legalidad al despojo de tierras indias no eran “tan graves”; la relación promiscua entre López Obrador y el empresario Carlos Slim era “política de altura”; la privatización del Centro Histórico de la Ciudad de México era “modernidad”; la colosal inversión en un segundo piso del periférico que comunica con una de las zonas más ricas del DF, al mismo tiempo que bajaba la inversión en transporte público, era un ejemplo de “buen gobierno” (y no una omisión en aquello de “primero los pobres”); el golpeteo al movimiento urbano popular era “poner orden”… y el caudillismo que se gestaba y cultivaba era… “el surgimiento de un nuevo liderazgo”.

Sin ningún indicio siquiera de que lo fuera, se decretó que López Obrador era de izquierda porque… porque… bueno, porque él lo dijo (bueno, a veces, a veces no, depende de a quién se lo dijera).

En el calendario se llegó al 3 y 4 de mayo, y la muerte y el dolor llegaron a San Salvador Atenco y Texcoco, en el Estado de México. Las encuestas dijeron que había que apoyar la represión o quedarse callados. Fecal dijo que bien, que magnífico, que eso era lo que había qué hacer. Igual un Madrazo cada vez más débil. Por el lado de la “izquierda”, la bancada perredista en el congreso mexiquense aplaudió la actuación de la policía y apoyó a Peña Nieto. Por su parte, López Obrador… guardó silencio. Atenco sería útil si servía para influir en las elecciones, pero las “mediciones” en los medios señalaron que no. El lopezobradorismo ilustrado se quejó levemente, sin convicción alguna, y a lo que sigue.

Se olvidó también que, durante todo el trayecto de su candidatura, AMLO se esforzó por ser agradable al sector empresarial. Si se revisan los discursos y declaraciones de su precampaña y campaña electoral, no tienen nada que ver con los que ha emitido después del 2 de julio. Una y otra vez les insistía a los políticos: “no va a haber venganza”. Y al sector empresarial le decía, textualmente: “no me tengan miedo”. Es decir: “no voy a afectar sus propiedades, ni sus niveles de ganancia, ni los usos y costumbres de la clase política”.

Para no ver eso, se necesitaba una miopía muy grave. Pero para verlo y luego quedarse callado, se necesitaba un cinismo que no dejará de asombrarnos.

Tiempo después, ya en la movilización contra el fraude, López Obrador dijo, en el Zócalo de la Ciudad de México, que con el triunfo de Juan Sabines en Chiapas se había detenido ¡el avance de la derecha! Que AMLO promoviera la balanza ésa que “purifica” (y hace de izquierda) a quienes lo apoyan, vaya y pase, después de todo él la creó. Pero que el lopezobradorismo ilustrado aplaudiera entusiasmado una estupidez de esa envergadura, era incomprensible… o una muestra palpable del grado de cretinismo alcanzado. El “detener el avance de la derecha en Chiapas” había significado reciclar al Croquetas Albores y al finquero autor de aquella famosa frase de “en Chiapas vale más un pollo que un indio” (Constantino Kanter). Quien se traga eso, se traga todo. Y si algo abunda en el lopezbradorismo ilustrado, son las ruedas de molino de ese tamaño.

En este “sano” ambiente de discusión y “alto” nivel de análisis, se llegó al primer día de julio con el lopezbradorismo ilustrado enarbolando no un programa progresista de participación ciudadana (es decir, pelearle a los partidos el terreno del quehacer político), o una propuesta novedosa en el arte, la cultura y las ciencias, sino una consigna llena de soberbia y altanería: “sonríe, vamos a ganar”. No, no llamaron a detener a la derecha (claro, ahora van a decir que sí lo hicieron). Llamaron a prepararse a celebrar el triunfo (eso sí, con mesura y madurez).

¡Ah! Iba a ser todo tan fácil, tan sin movilizaciones, tan sin represión, tan sin choques, tan sin confrontaciones políticas e ideológicas, tan sin debate, tan sin pugnas internas, tan en paz, tan en calma, tan estable, tan equilibrado, tan sin radicalismo, tan sin fuga de capitales, tan sin caída en la Bolsa de Valores, tan sin presiones internacionales, tan sin que nadie se diera cuenta, tan sin lucha de clases, tan- tan.

¿La represión? Bueno, para padecerla estaba La Otra Campaña, Atenco, l@s, es@s sí, “nac@s” y “vulgares”. Y nada de bloqueos de calles principales, así fuera por la legítima demanda de la libertad y la justicia para l@s pres@s de Atenco. Cuando La Otra bloqueó calles en solidaridad con nuestr@s compañer@s, la policía del DF arremetió para “garantizar el libre tránsito”. Decenas de jóven@s, estudiantes de la ENAH y del CCH Sur en su mayoría, fueron golpeados y gaseados en el periférico sur, y fueron perseguidos hasta dentro mismo de las instalaciones de la Escuela Nacional de Antropología e Historia.

El lopezobradorismo ilustrado dijo que bien, que bravo, que la calle, que los autos, que el bando número 13 (expedido por AMLO cuando fue jefe de gobierno), que la libre circulación, que los “ultras”, que el orden, que la estabilidad. Después de todo, eran sólo un@s chamac@s (y probablemente no votarían o ni siquiera tenían credencial de elector). O sea que, como dirían Alaska y Thalía, “a quién le importa”.

Tiempo después, la movilización en contra del fraude bloqueó, haciendo uso del legítimo derecho a la libre expresión, la avenida Reforma (creo que así se llama). Cuando los empresarios y la “gente bien” protestaron (pese a los apoyos fiscales) y pidieron la cabeza del jefe de gobierno del DF, Elenita Poniatowska entrevistó al asediado Alejandro Encinas. Él declaró que debía respetar y proteger la libertad de manifestación.

Tal vez conmovida por los sufrimientos de Encinas, Elenita “olvidó” preguntarle por qué las libertades valían y eran respetadas cuando se trataba de los simpatizantes de AMLO y no cuando se trataba de La Otra, o del movimiento de rechazados de educación superior, o de los movimientos que recurren a esas acciones para hacerse ver y escuchar. En el “olvido” de entrevistado y entrevistadora se escuchó claramente: “hay una ley para un@s (l@s que están conmigo) y otra para l@s otr@s (quienes no me apoyan-siguen-obedecen)”.

Pero la noche del 1 de julio, el lopezbradorismo ilustrado soñó que, con sólo acudir a una urna, el país cambiaría. Y ell@s soportarían con modestia, faltaba más, las muestras de agradecimiento del pobrerío (“mira mija, ahí va el doctor, él le dio clases al señor presidente y a su hijo; y allá van ésos que vimos en el templete, salúdalos porque son los que dirigieron nuestra liberación”), de los indios (de l@s zapatistas no, porque es sabido que son un@s desagradecid@s), de los obreros, de los campesinos, de las mujeres, de l@s jóven@s, de l@s ancian@s, de México pues. Y en el extranjero habría conferencias y mesas redondas. Y el lopezobradorismo ilustrado, eso sí, con modestia y mesura, contaría lo que hizo por México… manque sólo hayan estado arriba del estrado.

Pero llegó el 2 de julio y, con él, la Gordillo. Y con ella,… el fraude.

3.- La movilización contra el fraude.- Pero, después del desconcierto inicial y de que ya estaba listo el cadalso para aniquilar a Marcos, al EZLN, a La Otra Campaña, y a quienes se resistían a ser “purificados”, est@s intelectuales se dieron cuenta de que pasó lo que pasó. AMLO demostró, una vez más, que es más intuitivo e inteligente que el lopezobradorismo ilustrado. Supo medir bien que una movilización en contra del fraude dependía de lo que él dijera e hiciera,… y dijo e hizo. Se levantó entonces una movilización popular, auténtica, legítima y justa: la movilización contra el fraude y, por consiguiente, contra la imposición de Felipe Calderón.

Se ha dicho que la movilización no fue ni es lo que se dice. Se habla de acarreos, de la descarada e impertinente intromisión del gobierno del DF y de la estructura del PRD, de que no eran ni son tantos como dicen que son. Puede ser. Lo que no tiene duda, al menos para nosotr@s l@s zapatistas, es que había y hay ahí, en esa movilización, personas honestas que estuvieron y están ahí por convicción y principios. Ellas merecen y tienen nuestro respeto, pero su camino lleva a un lado al que nosotr@s no queremos ir.

No compartimos con ell@s ni el camino ni el destino.

Y nuestra forma de respetarl@s es no meternos en su movilización, ni para disputarle a AMLO el liderazgo indiscutible que ahí tiene, ni para sabotear, ni por oportunismo, ni para “desengañar” a las masas (que son algunos de los argumentos y razones de organizaciones y grupos para estar ahí, aunque no están de acuerdo en la conducción de la movilización).

Las personas honestas que hay ahí, lo sabemos, piensan que es posible que la movilización se convierta en movimiento (con la CND), y que no dependa de un líder y de la estructura de control que se impuso a l@s convencionistas. Puede ser. Nosotr@s pensamos que no, y además pensamos que no sería ético “montarnos” o “aprovecharnos” de una movilización por la que no hemos hecho nada, como no sea mantener un escepticismo crítico.

Ahora bien, sobre la movilización contra el fraude y el intento de convertirlo en movimiento con la CND, decimos lo siguiente:

1.- La “conciencia” de AMLO respecto a la ilegitimidad de las instituciones aparece porque se desconoció su triunfo con un fraude. Otra cosa sería si se hubiera reconocido que ganó la presidencia.

2.- La Convención Nacional Democrática no estaba en el pensamiento lopezobradorista al arranque de su movilización. Si así hubiera sido, el plantón se hubiera aprovechado para analizar, discutir y debatir las diferentes propuestas que luego se votaron por aclamación el 16 de septiembre del 2006. La CND fue y es una forma de darle salida al plantón, y una forma legítima de empezar a construir un movimiento para llegar a la presidencia en el 2012… o antes, si se consigue la caída de Fecal.

3.- En la CND se impuso una dirección que, más que conducir el movimiento, se propone controlarlo. No hay ahí el mínimo germen de participación democrática en las discusiones y en la toma de decisiones, mucho menos de autoorganización. Esa dirección tiene sus propios intereses y compromisos (aunque la CND acordó el boicot a algunas empresas y productos, algunos de sus dirigentes declararon que no lo cumplirían -véase lo que Federico Arreola escribió en Milenio Diario, al día siguiente de la CND-).

4.- El movimiento en formación del lopezobradorismo no apunta a una crisis de las instituciones (las que fraguaron y perpetraron el fraude). Si así fuera, se hubiera decidido que ninguno aceptara los cargos que obtuvo en las elecciones, lo que sí hubiera provocado una ruptura difícil de manejar. La CND no apunta hacia su autonomía e independencia. Por el contrario, sigue sujeta a la vieja clase política (hoy convertida a la “izquierda”).

5.- La mayoría, no tod@s, de quienes están en la dirección de la CND brillan por su corrupción, oportunismo y tendencia a la transa.
Si, por un lado, se mandan “al diablo” las instituciones fraudulentas, por el otro se participa (dineros incluidos) en ellas. Las negociaciones están a la orden del día y faltan por venir algunas importantes: el presupuesto federal y el de la Ciudad de México.

6.- El lopezobradorismo ilustrado está dirigiendo sus ataques ahora hacia sí mismo, hacia quienes sí apoyaron a AMLO pero ahora lo critican. Las descalificaciones internas y purgas irán creciendo.

7.- La movilización tuvo y tiene destellos y brillos indudables: por ejemplo, la creatividad e ingenio en las acciones de denuncia contra algunas de las empresas cómplices del fraude (bancos, Wall Mart, etcétera); la participación convencida de gente de abajo; la justa y legítima rabia en contra de la prepotencia del PAN y del gobierno de Fox, así como contra el insultante desprecio que algunos medios de comunicación electrónica (Televisa, TV Azteca y las grandes cadenas radiales) dispensan a quienes participaron y participan en la movilización.

4.- Abajo… Y, mientras tanto, en el México de abajo…

La gente honesta.- Abajo se encuentra la mayor parte de los que se movilizaron en contra del fraude electoral. Los que querían que AMLO fuera presidente porque ellos votaron por él y ganaron. Los que defienden el derecho a elegir democráticamente al gobierno. Los que no querían que se repitiera otro 1988. Los que tenían, y tienen, una sana desconfianza de los aparatos partidarios de la Coalición. Los que retan al poder existente y quieren que cambie el sistema neoliberal que ha estado rompiendo el tejido social y hundiendo al país.

Oaxaca.- El abajo también irrumpió en Oaxaca y tomó forma y camino con la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO). La capacidad de veto de ese movimiento ha sido digna de tomarse en cuenta. No importa si los que ahí participan, votaron o no (o si lo hicieron por la Coalición o cualquier otra fuerza partidaria). Eso no es lo trascendental, sino que tienen una confianza en sus fuerzas que va más allá de sus dirigentes y de las coyunturas. Esa confianza les ha permitido, hasta ahora, decidir por sí mismos sus tácticas sin ceder a las presiones externas y a los consejos de las “buenas conciencias”. Como EZLN apoyamos este movimiento y tratamos de ver y aprender a través de l@s compañer@s de La Otra que ahí luchan. Nuestro apoyo no va más allá por dos razones: una es que es un movimiento de por sí complejo, un apoyo más directo podría provocar “ruido”, confusión y recelos; la otra es que varias veces el movimiento del pueblo oaxaqueño ha sido acusado de tener ligas con grupos armados, nuestra presencia directa haría crecer la campaña mediática que ya tienen en contra.

L@s Otr@s.- Y fuera de los dimes y diretes de la política de arriba, otra rebeldía se ha venido construyendo en lo más profundo de la sociedad: en los pueblos indios, entre los jóvenes maltratados por el poder (incluido el del PRD), entre los trabajadores de las maquilas, en l@s trabajador@s sexuales, entre las mujeres insumisas que viven con la angustia de que sus maridos emigraron hacia el norte, en las organizaciones políticas de izquierda que están convencidas que existe algo más allá del capital y de la democracia representativa, entre tod@s es@s que componen La Otra Campaña, que en todo el país existen, y que se están organizando e inventando otra forma de hacer política y de relacionarse con sus iguales-diferentes.

La Otra Campaña no es lo que ha salido en los medios de comunicación, tampoco lo que algunos de sus participantes dicen de ella, bueno ni siquiera lo que la Comisión Sexta del EZLN ha comentado de su andar. Es mucho más que todo eso. Es un torrente que sigue abajo, que todavía no se expresa del todo, que existe y se reproduce en el sótano de México.

Pero también abajo, existen millones, la mayoría, que no votaron. Que no creen en las elecciones (muchos de ellos, como nosotr@s l@s zapatistas, nunca han votado por convicción). Los que forman parte del México despreciado y humillado (y ahora el lopezobradorismo ilustrado los quiere despreciar y humillar más, achacándoles una supuesta derrota). Muchos de ellos son parte del México de los pueblos indios, que hace solamente unos años eran elogiados por su voluntad de lucha y resistencia.

Con éstos últimos, con l@s que no miran hacia arriba, estamos l@s zapatist@s. Y pensamos que es con ell@s que debe estar La Otra Campaña.

Porque algun@s de abajo, quienes estamos en La Otra, ya identificamos nuestro dolor y al enemigo que lo causa: el capitalismo.

Y sabemos ya dos cosas centrales: Una, que para librar esa lucha se requiere de la construcción de un movimiento social-político autónomo e independiente. Y la otra, que arriba no hay solución de fondo ni para los problemas económicos y sociales que aquejan al pueblo de México, ni tampoco frente al secuestro que la clase política ha ejercido en contra de la participación y organización del pueblo.

Nosotr@s, l@s zapatistas del EZLN, desde hace un año optamos por impulsar un movimiento nacional anticapitalista, y de abajo a la izquierda, que pasara por encima de la coyuntura electoral -en el que se podía estar independientemente de lo que cada quien decidiera sobre las elecciones-. Ahora hemos visto y aprendido muchas cosas. De los de arriba, de La Otra, de nosotr@s mism@s.

Pensamos que, se esté de acuerdo o no en la legitimidad o popularidad del movimiento que encabeza Andrés Manuel López Obrador, ése no es el camino de La Otra, y, sobre todo, no tiene el mismo destino de quienes somos compañer@s en La Otra.

Nosotras, nosotros, La Otra, no buscamos quién nos dirija, ni a quién dirigir. Y no buscamos conseguir de arriba lo que se construye desde abajo.

Y es a ustedes, a nuestras compañeras y compañeros de La Otra, que les queremos hacer una propuesta…

(Continuará…)

Por el Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del
Ejército Zapatista de Liberación Nacional.
Comisión Sexta.Subcomandante Insurgente Marcos.
México, Septiembre del 2006.

Share

43 Comentarios »

  1. He leído La Jornada desde que era un chaval de secundaria en 1985, y en esta ocasión me duele constatar que en realidad el Delegado Zero tiene toda la razón en mandar una caricatura tan dolida (la del aniversariode los jornaleros)por el sesgo informativo del que el EZ y la otra campaña han sido víctimas. Comentarios tan “sabihondos” como el de Octavio Rodríguez Araujo revelan que los nuevos intolerantes de la izquierda institucional son los que lograron callar un tanto importante la voz de “la otra izquierda”. Me da vergüenza que la izquierda no tolere la ¿auto? crítica. Y en verdad, ¿la izquierda que representan las instituciones, sigue siendo izquierda? Mmmmm, parece que no… Parece que la izquierda se mudó al sureste, y que los reacomodos de los actores políticos que sí tienen voz en los medios son parte consustancial del embudo de los “centristas”. Coño, nos robaron la voz, ¡no hay que dejarnos! Me parece, para terminar, que el Subcomandante sigue siendo uno de los mejores analistas y críticos que tenemos, no en balde es el vocero de los pueblos indios del sureste. ¡Felicidades por su lucidez!, y por convertir en algo muy simple el análisis de la realidad, a través de su inteligible prosa. A sus órdenes, mi querido subcomanche: Iván Ardila, poeta urbano.

    Comentario de Iván Ardila Anzúres — Septiembre 26, 2006 @ 9:09 pm

  2. Tras los hechos represivos en Texcoco y Atenco los días 3 y 4 de mayo de este año publicamos en La Jornada Morelos algo que se llamó ” Carta abierta a quienes votarán por AMLO y el PRD”. Allí, entre otras cosas, decíamos lo siguiente:
    “Quienes estamos en La Otra Campaña no creemos que su candidato cumpla con las expectativas que ha generado […] Pero, si bien no creemos en su candidato ni mucho menos en su partido, sí creemos en ustedes. Creemos porque les hemos visto llenar el Zócalo de Cuernavaca exigiendo la renuncia de Jorge Carrillo Olea, porque fuimos testigos de su solidaridad con Tepoztlán y con la causa zapatista, porque marchamos hombro con hombro cuando la represión al FCPCS y porque les vemos día tras día construir con imaginación y alegría la esperanza.
    Y por eso, aunque caminemos caminos distintos, es que les escribimos […] Los Sauces, Tlalnepantla, Cuautla, Santa Catarina, Tetelcingo, Amacuzac, Yautepec son algunos focos que han comenzado a prenderse ya de los muchos que luego lo harán. El gobierno del estado, lo mismo que el federal, tiene ya facturas pendientes que cobrar en estos casos, y si ustedes, agarrados de su enojo que tienen por lo que decimos de las “finísimas personas” con que se hace rodear [AMLO] o de la propia memoria de lucha y resistencia que, decimos, ha traicionado [el PRD]; si ustedes continúan de brazos cruzados como hasta ahora lo han hecho para con nuestras presas y presos, nuestros desaparecidos y desparecidas, sólo por ser adherentes de la Sexta e integrarse en La Otra, la violencia alcanzará de nuevo estas tierras y será tanta que no sólo salpicará nuestros televisores y periódicos.
    Ellas y ellos, los que están arriba, quieren dejarnos inmóviles por el terror; quieren que ustedes no salgan a las calles el próximo 2 de julio y continúen la historia que dejaron a medias hace seis años cuando decidieron sacar al PRI de Los Pinos votando por el PAN, ahora votando por el PRD, y quieren que nosotras y nosotros guardemos silencio para siempre, que no digamos que un México nuevo y mejor pasa necesariamente por su construcción desde abajo y a la izquierda.
    Muy probablemente, muchas de nosotras y nosotros de quienes estamos en La Otra Campaña no votaremos por su candidato, no lo haremos por ninguno (aunque no faltará quien sí lo haga: el voto es secreto); pero eso no determinará su triunfo o su derrota. Eso lo decidirán los números, no las ideas, y nosotros somos apenas unos cuantos ¿no es cierto? Aún así, cuando quienes arriba nos pisotean pretendieron sacar a su candidato de la jugada electoral con el asunto ese del desafuero, salimos a las calles junto con ustedes.
    Si ahora ustedes cierran los ojos a la represión y con su silencio se hacen cómplices de allanamientos sin órdenes de cateo, aprehensiones sin órdenes de detención, violaciones y abusos sexuales a detenidas de todas las edades, tortura sin importar si se es hombre o mujer o niño o anciano; eso sí haría la diferencia… pues la indiferencia también es violencia; y terminarán dándonos la razón de no caminar el mismo camino que ustedes, ése donde los Ebrard, los Anchondo, los Camacho Solís, las Díaz, los Monreal, los Morales, los Martínez Cue o los Salgado Brito se multiplican.”
    En aquellos días el dolor nos hacía escribir quizás con poco respeto; pero, creemos, no sin razón. Sin embargo, a estas palabras Octavio Rodríguez Araujo, miembro de la presidencia colectiva de aquella CND de 1994, respondió:
    “[Yo] no suscribiría su texto. Una de las razones por la que no lo suscribiría es porque usted dice: ‘Eso lo decidirán los números, no las ideas, y nosotros somos apenas unos cuantos ¿no es cierto?’ Además de números hay ideas. Se lo pongo de la siguiente manera: Calderón representa no sólo la continuidad de Fox, que de suyo es grave, sino a la ultraderecha neofascista. López Obrador no, aunque su discurso no fuera digno de ser tomado en cuenta. Ahí ya hay una diferencia, y grande, de ideas. Madrazo representa a lo más corrupto del PRI y al autoritarismo de viejo estilo. Ahí también hay una diferencia de ideas. La madre Teresa no es candidata, ni usted ni yo que no mentimos. Usted sabrá si prefiere a Calderón o Madrazo a López Obrador, porque uno de ellos va a gobernar y usted y yo seremos gobernados por uno u otro. Piénselo bien. Los números serán necesarios no para que ganen unas ideas (a las que usted no les da valor) sino para que pierdan las ideas que ni usted ni yo queremos: las que representan el PAN y el PRI y sus respectivos candidatos, además de Salinas atrás de ambos.
    Qué bueno que usted mantiene un bajo perfil (casi “clande”, como insinúa), porque sólo así podrá desarrollarse La otra campaña si ganan Calderón o Madrazo. No será necesario si gana AMLO. Piénselo bien. Ustedes son pocos, sí, y poco influirán en el proceso electoral. Los pocos de La otra, sin embargo, tienen una cualidad (que cualquiera con decisión también puede tener), poder cerrar calles y carreteras y perjudicar a millones de trabajadores que no son estudiantes ni los mantiene papi, pues ellos sí tienen que trabajar y alimentar a su familia. Pero impedir que la gente vaya a su trabajo no los hará crecer: si ahora son pocos menos serán en el futuro. Finalmente, el hecho es que aunque sean pocos y en el norte del país serán menos (como lo comprobará Marcos cuando tenga a bien abandonar el DF y los reflectores de la TV gracias a Atenco), de todos modos están llamando a no votar. Para decirlo con Marcos en entrevista con Aristegui: “no llamamos a no votar pero tampoco a votar”, lo cual es una tontería pues es imposible, el asunto es binario: 0 ó 1, como un apagador de luz: o prende o no prende. Y si están llamando en los hechos a no votar es para permitir que Calderón llegue a gobernarnos. Piénselo también. Aquí sí, no es un problema de números, sino de ideas, y las ideas que están atrás de La otra campaña, si las cosas no cambian, es que gane Calderón, aunque no sea por el no voto de los de La otra campaña, que ciertamente son pocos. Ya le daré las cifras que estoy elaborando.
    Fraternalmente…”
    Las palabras “fraternales” del maestro Araujo vienen a ser el botón de muestra que confirmaba desde entonces lo que ahora con esta cuarta entrega de los “peatones de la historia” dice Marcos. Es por ello que me tomé el atrevimiento de transcribirlo y compartírselos. Queremos despedirnos, salvando los protagonismos, con la respuesta que dimos… ustedes perdonaran lo extenso del choro:
    “Maestro, lo he leído desde hace mucho cada que puedo o me doy un chance para ello y eso me permite entender que no suscriba mi texto; en él se escurre eso tono rijoso y quizá hasta majadero que algunos mal copiamos al Sup y que a usted y otras personalidades […] les cabrea.
    Efectivamente, lo que el texto hace es ser una provocación; porque así como hago la invitación a no quedarse de brazos cruzados ante la represión, dejo en claro que tal invitación no quiere decir que estemos a favor del candidato perredista. Probablemente, al tiempo que abro los brazos meto el pie; pero creo que hay algo más importante que eso: el silencio cómplice de la mayoría de los perredistas ante lo que sucede a raíz de Atenco.
    Así, la frase que usted enfatiza (y tenía varias para detenerse en ellas y decir porqué no suscribir la Carta abierta…) es también otra provocación, porque mi humilde análisis me dicta que el candidato de la Coalición Alianza Por el Bien de Todos se enfocó más (mucho más) en la guerra de las encuestas que en la presentación de propuestas, aunque las tuviera.
    Yo no digo, maestro, que no hubiera ideas; lo que digo es que éstas no guiaron la campaña de López Obrador y su partido, quedaron atrás de lo que dijeran de los números, y cuando el chachalacazo y la guerra sucia influyeron, no en la correlación de fuerzas, sino en los números de las encuestas (amañadas o no), es que Andrés Manuel y su equipo de campaña se enfocó en anteponer las ideas a los números, como creo que debieron hacer desde un principio.
    Que Calderón representa no sólo la continuidad de Fox, sino la ultraderecha neofascista es algo que sabemos y tenemos en claro quienes participamos en La Otra Campaña. Que López Obrador no, al menos no como Calderón, lo que se trasluce de un discurso que sí hemos tomado en cuenta; también. Que Madrazo representa a lo más corrupto del PRI y al autoritarismo de viejo estilo; creo, se lo digo de nuevo con humildad, que se quedó corto maestro: Madrazo no es sólo un corrupto, ni siquera el más, es un capo, un criminal, un delincuente de alta, altísima peligrosidad… algo así como un Stalin a la mexicana; mientras Calderón es, por decir lo menos, un Franquito en potencia. Y claro que hay diferencias sustanciales entre ellos y un Andrés Manuel López Obrador, que con todo y sus ideas congeló leyes de transparencia, aborto y sociedades de convivencia en el DF, al tiempo que impulsó otras de criminalización de pobreza como la de Cultura Cívica; que con todo y sus ideas está siendo cómplice de cómo el DF, el más importante bastión del perredismo, quedará en manos del priísmo, ese sí de viejo estilo o no tan nuevo estilo; que con todo y sus ideas, aprueba con su silencio la llegada de la cauda de “finísimas” personas que han llegado a su grupo más compacto y a su partido, incluyendo cómplices (quizás hasta materiales) de los más de 500 perredistas asesinados entre los sexenios salinista y zedillista.
    ¿Dónde están las ideas de López Obrador cuando llama como uno de sus principales operadores políticos al principal operador político de Salinas de Gortari en el DF y sostiene que su gallo para jefe de gobierno es el subalterno de aquél? ¿Dónde, cuando los Anchondo, los Sabines o los Martínez Cue se suben al barco perredista y él no parece inmutarse? ¿Dónde, cuando la brutalidad policiaca en San Salvador Atenco, y él sólo atina a decir que condena la violencia, venga de donde venga, como si la inhumana y despolitizada golpiza al agente del PFP fuera equiparable al criminal y miserable operativo de venganza del gobierno estatal y federal? Y se equivoca, maestro; claro que le doy valor a las ideas; sólo que las más de las veces las veo hechas a un lado, guardadas para poder negociar con cardenales cómplices de pederastas o con empresarios que se enriquecieron gracias a Salinas, gracias a Zedillo y que piensan seguirlo haciendo gracias a Calderón, Madrazo y también a López Obrador, al fin que sólo le costaría un equipo de beisbol.
    Afortunadamente, la madre Teresa no es candidata; pero más afortunado es que Marcos tampoco lo sea; por lo menos la madre Teresa era tan anticomunista como Wojtyla, pero el Zero (con Z de Gael García) es un militar tan autoritario o más que de lo que le acusa ser a López Obrador cuando dice de él que es el huevo de la serpiente… aunque tampoco mienta. Ya sabré, “en efeto”, si prefiero a Calderón o Madrazo a López Obrador… usted, por su parte, también lo sabrá, así como, si no mal recuerdo, prefirió a Fox hace seis años y mostró cuánto y cómo le dio valor a las ideas y cuánto y cómo a los números.
    Comparto con usted el cálculo de que si ganan Calderón o Madrazo La Otra Campaña tendrá que mantenerse con un perfil casi o del todo clandestino; ya lo dijeron respecto a lo que pasó el 3 y 4 de mayo en Texcoco-Atenco, y lo siguen expresando entorno a las acusaciones de tortura para con nuestras compañeras y compañeros presos, y le agradezco la tranquilidad, el rayito de esperanza de que si gana López Obrador no será así y podremos seguir, siendo tan poquitos, “cerrando calles y carreteras y perjudicando a millones de trabajadores que no son estudiantes ni los mantiene papi pues ellos sí tienen que trabajar y alimentar a su familia”. Una cosa nada más, por ahora, ¿supone usted que quienes estamos en La Otra Campaña no somos trabajadores? ¿Que todos somos estudiantes a los que papi mantiene? ¿Que no participamos en ella quienes tenemos que trabajar ni alimentar a nuestras familias? Si es así, me dará mucho gusto compartir su mirada con Ángel Benhumea, trabajador de la UNAM y papá de Alexis Ollin, quien está en coma gracias a una lata de gas lacrimógeno; con Jorge Salinas, el telefonista al que más de 20 policías de la ASE mexiquense golpearon tanto que los medios dejaron de lado la golpiza, también salvaje, al policía de la PFP, o a Edith Rosales, enfermera del IMSS, que continúa presa en Santiaguito acusada de un secuestro que no pudo hacer porque ni siquiera estuvo en el lugar de los hechos, claro, si la veo.
    Qué malo, por el contrario, que usted mantiene un alto perfil, por lo menos en cuanto a medios de comunicación y la academia universitaria toca; seguramente sus posiciones y opiniones políticas, de ganar Madrazo o Calderón, lo harán ser un perseguido de sus regímenes autoritarios. Pero, por otro lado, qué bueno, porque si gana López Obrador usted podrá seguir escribiendo de todo aquello que AMLO no cumplió mientras invita a votar por enésima vez de forma útil. Quizás así, y no con bloqueos, ustedes crecerán y mucho.
    Sí, ahora son grandes, y más lo serán en el futuro y, claro, eso para nada es una tontería como eso otro de “llamar en los hechos a no votar”; sólo que creo que esta vez se equivoca maestro; “llamar en los hechos a no votar” no es para permitir que Calderón nos gobierne. No llamamos a votar ni a no votar, porque queremos, en su lugar, llamar a reflexionar, discutir y organizar qué hacer si, en el peor de los casos, ganara Calderón. Porque, sabe, el asunto no es binario; votar o no votar no es el dilema, sino qué haces con tu voto o tu no voto. Puedes votar y quedarte de brazos cruzados a esperar que pasen otros tres o seis años. Puedes votar y, además de quedarte de brazos cruzados, quejarte de lo que aquél por quien votaste no tenga la fuerza o la voluntad política de cumplir la palabra que empeñó y que tomaste para ir a votar por él. Puedes no votar, quedarte de brazos cruzados y no hacerlo otra y otra y otra vez, y seguir así mientras esperas si ahora sí la selección mexicana de futbol anotará el penalty. Puedes no votar, quedarte de brazos cruzados y hacer del deporte nacional de insultar al presidente en turno tu hobby favorito. Puedes votar o no votar, y tampoco quedarte de brazos cruzados y llamar a las otras y a los otros que como tú no creen en el voto útil, ni en el coco, ni en el petate del muerto, ni en las amenazas veladas de que si gana el peor será por tu culpa y la nación y el pueblo y diosito que está en el cielo te lo demandará, e intentar construir algo mejor que los que sí votaron no construyen porque, hayan votado por quien hayan votado, esperan de su mesías la solución o el castigo menos peor; y puedes, además, llamar a quienes sí votaron y no por ello están dispuestos a quedarse de brazos cruzados, a quienes habiendo votado no te miran con desprecio ni con burla porque aunque te crean equivocado te miran como a un otro que es su igual. ¿Suena romántico? Igual sonaban aquellas y aquellos que en lugar de irse a las filas del priísta que habiendo sido pésimo gobernador en Michoacán aspiraba a regresar y vivir de nuevo en Los Pinos, y en 1988 apostaron por lo más rojo de lo rojo con doña Rosario Ibarra… y, no sé usted maestro, pero para mí son, como usted, dignos de toda mi admiración y respeto.
    Fraternalmente.”

    Comentario de RED@ctuar — Septiembre 26, 2006 @ 10:16 pm

  3. Si (a pesar del chorema anterior) desean leer la carta completa y los comentarios que provocó, la pueden encontrar en: http://redactuar.blogspot.com/ bajo el título: “Carta abierta a quienes votarán por AMLO y el PRD”.

    Comentario de RED@ctuar — Septiembre 26, 2006 @ 10:19 pm

  4. Pues, bienvenida las porpuesta que desde abajo sea para seguir caminando a la izquierda por una patria libre, justa soberana.

    Comentario de María Esther — Septiembre 26, 2006 @ 11:17 pm

  5. redactuar,pues la neta si dices puro choro, no propones nada, hablas a cada rato en primera persona, y no se sabe si estás con los fachos o no. Que tranza, explicate!!!
    La otra somos un chingo
    Pd. Si quieres ir a trabajar comprate una bici y deja de contaminar y de quitarnos las calles con esos vehículos asesinos, por el bióxido de carbono y conductores irresponsables y prepotentes.

    Comentario de Elizabeth — Septiembre 26, 2006 @ 11:19 pm

  6. Efectivamente, si por alguna razón uno no lee los comentarios es porque son puras alabanzas no hay autocrítica…

    Comentario de Pollo elviro — Septiembre 27, 2006 @ 12:41 am

  7. red actuar
    ya nos demostraste tus capacidades analíticas y de predicción del futuro y hasta nos presumiste tu ralación con semejante vaca sagrada, pero dime de donde decides que la otra campaña se pasa al clandestinaje?

    Comentario de Josefa Dominguez — Septiembre 27, 2006 @ 8:20 am

  8. Siempre que entro a esta página me encuentro, como dice un compa por ahí, puros autoelogios. Miren cómo están las cosas: en este momento (en esta semana)se discute en Los Pinos (según radio educación) si la fuerza pública ha de ingresar en Oaxaca. Y a Marcos lo único que se le ocurrió decir fue que saludamos y apoyamos y acompañamos, o sea, pura paja. Puro choro. Elenita, una anciana de más de 70 años, mereció ser el blanco de sus críticas, pues simboliza el bloque intelectual que bla bla Yo pensaba que el enemigo era el Estado burgués, pero bueno.
    Ahora, déjenme decirles que mis abuelos son de Oaxaca. Y no es por mérito o a convocatoria de la otra paja, que diga de la otra campaña, o sea, del “otro rollo”, que la gente se ha organizado allá. Es producto del trabajo desinteresado de organizaciones sociales y comunidades marginadas de la acción estatal. Desinteresado, pues cuando se hace con intereses faranduleros ocurre lo que con Marcos: todo se convierte en un escenario para mostrar sus dotes de vedette. Y cuando las cosas se ponen calientes, pues se echa a correr. A ver, ¿por qué no está en plantón en Santiaguito? ¿Por qué no está en Oaxaca, saludando de mano esa lucha? Bueno, en parte porque a los maestros de la sección XXII los mandó a la chingada a su paso por Oaxaca.Porque no se dejaron utilizar como escenografía. Tengo que cortar abruptamente, porque estoy empezando a enojarme deveras, y no qiero seguir empleando malas palabras.Pero añado: Marcos: eres un insensible, y se ve que nomás te interesa tu imagen. Ni una alerta roja de cartón por el asunto Oaxaca en tu texto. Se ve cómo te preocupa. Yo, que tengo familia allá, buscaba una propuesta de plan de acción, una convocatoria. Pero ya se ve que eso no es para ti, porque lo único que te interesa son los reflectores. Esa es tu cara verdadera, muy otra.

    Comentario de Salmerón — Septiembre 27, 2006 @ 9:09 am

  9. En realidad es bueno expresar nuestros modos de ver las cosas, independientemente de que sean buenas o malas, pero nuestro principio como adherentes a la otra, tenemos que saber escuchar. Desde luego, hay que ser más concretos y concisos en nuestra forma de expresarnos y más vale que empecemos ya a trabajar y de organizarnos.

    Comentario de JUAN PEREZ MARTÍNEZ — Septiembre 27, 2006 @ 9:12 am

  10. Yo nadamás quiero saber quién le lava su ropa al sub.

    Comentario de Maru — Septiembre 27, 2006 @ 9:14 am

  11. Saber escuchar? cierto, cierto, también leer. Salmerón, si de veras hubieras leido el texto: Cuarta parte de L@s zapatistas y la Otra: los peatones de la historia y los anteriores, obtendrías respuestas a tus preguntas.
    Da la impresión de que en muchos de los comentarios solo hay autocontemplación, el quererse leer a si mism@, comentarios demasiado impulsivos.

    Bueno, l@s otr@s continuaremos en espera de la “propuesta”.

    Salud

    Comentario de Del sud — Septiembre 27, 2006 @ 9:38 am

  12. como adherente a la otra campaña, quiero plantear un comentario a manera de pregunta:

    fueron 31 millones de personas que decidieron no votar, en su gran mayoria por la falta de fe en el sistema, esto es sin contar a otra gran cantidad de ciudadanos que no estan empadronados, por vivir en lugares rurales, por no falta de fe en el sistema, por no tener mayoria de edad (que no quiere decir que no puedan participar activamente en la politica) jovenes de 15-17 años, etc. este numero facilmente sobrepasa el 50% de la poblacion total del pais. como puede AMLO o FECAL aclamar que MEXICO ya decidio !… cuando LA MAYORIA de MEXICO decidio no caer en las mentiras que ambos plantean.

    Dicho esto, es necesario pensar en ‘desengañar’ a los que participan en el movimiento de AMLO? no es a manera de desprecio, sino que creo – en lo personal – que esto sera casi impossible, tendran que sufrir personalmente el desencanto. existe otro gran grupo de mexicanos, los mencionados arriba, que ya perdieron la fe en el sistema, que tal vez no participan activamente en al algun movimiento porque piensan que todos son iguales, pero esto es porque no saben que existen otras luchas, y que la otra campaña las esta uniendo y haciendo publicas.

    esta mayoria de mexico, que esta ya en el desencanto, es, creo yo, a quien debe presentarsele la otra campaña, y los que aun creen en PRI-istas (o cualquier otro partido) con disfraces de amarillo y mascaras con caritas carismaticas, estaran buscando la alternativa, una vez que lleguen al desencanto, una vez que la otra campaña crezca y se autoconstruya en una gran movimiento nacional – de izquierda y anticapitalista – verdadero.

    saludos
    desde las costas del noroeste de mexico.

    Comentario de rebeldia ensenada — Septiembre 27, 2006 @ 10:08 am

  13. Ja, ja, ja.

    Creo que nadie le lava la ropa al sub. Y si te refieres a si tiene compañera (sé que sí) creo que sí tenía ¿no? Luego dijo que ya no. Haría falta que Maru le preguntara directamente. Ja, ja, ja.

    El otro día me puse un pasamontañas para ver que se sentía andar de zapatista. Y aunque hacía frío me llevó la chingada con el calor y la picazón.

    Nada más por eso admiro a los compas que lo traen puesto.

    Incluido el sup, perdón, “la vedette”.

    Sí. Esas acusaciones son comunes de parte de alguna raza que está en organizaciones sociales o cree que su lucha es la única neta. O de otros que no sé que pedo.

    Y a lo mejor sí le gustan los reflectores nada más ¿y qué? La verdad la otra campaña somos todos.

    Y Marcos es Marcos. Y me parece muy chingón lo que hace. Es personal la opinión.

    Y ni que decir del compañero Salmerón. Quizá tenga razón, pero que no entre a este espacio con los mismos argumentos que se han discutido aquí.

    “Sí el sup ésto”, “Sí el sup aquello”, “sí la otra campaña es paja”, “sí, sí, sí, tienen razón” (no la tienen, pero vamos a concedérselas un momento)

    Pero a todos los que escriben en ese sentido, recuerden y piensen muy bien que el sup es un representante nada más.

    De mucha gente en Chiapas. Y es mucha. Se los aseguro. Y hay un ejército que protege a esa gente. Y hay municipios autónomos. Y hay trabajo internacional. Y solidaridad, y apoyo en el mundo. E ideas. Y se buscan otras cosas. Muchas. Y no es poco.

    No lo olviden. Los que comentan en ese sentido.

    Y sugiero que ya no se haga caso de descalificaciones.

    Sí hay que responder a ellas, pero hay que dar prioridad a hacer vínculos entre los que quieren trabajar y ponernos de acuerdo cómo, cuándo y dónde.

    Saludos a del sud

    Comentario de arcangeliq — Septiembre 27, 2006 @ 10:40 am

  14. Ese Salmerón y sus cosas… de cuándo a acá se le acusa a alguien de protagonista y buscar reflectores por no aparecer en público y no montarse en una lucha ajena???

    O sea que el Subcomandante es una vedette porque no fue a sacarse la foto en Santiaguito y en Oaxaca….

    Pero qué contradicción tan estúpida, por favor, Salmerón, o cual sea tu verdadero nombre, no seas tan tontito o tontita…

    Y lee bien antes de escribir estupideces:

    “…Como EZLN apoyamos este movimiento y tratamos de ver y aprender a través de l@s compañer@s de La Otra que ahí luchan. Nuestro apoyo no va más allá por dos razones: una es que es un movimiento de por sí complejo, un apoyo más directo podría provocar “ruido”, confusión y recelos; la otra es que varias veces el movimiento del pueblo oaxaqueño ha sido acusado de tener ligas con grupos armados, nuestra presencia directa haría crecer la campaña mediática que ya tienen en contra…”

    Comentario de Ernestro Cruz — Septiembre 27, 2006 @ 10:56 am

  15. Carta enviada a Carmen Lira, Directora de La Jornada.

    Señora Directora,

    Como es sabido, durante el recorrido de la Comisión Sexta del EZLN, La Jornada estuvo haciendo un seguimiento casi diario de lo acontencido a través de sus corresponsales. La cantidad de información y la característica de la misma hacía imposible la publicación textual y completa de todo lo que ocurría, por lo que la labor periodística consistía en reportajes.

    En los últimos días se han estado publicando en Internet una serie de comunicados especiales del EZLN, pero al contrario de los últimos diez años, La Jornada no los publicó. Es por todos sabido que en esos comunicados se han realizado severas críticas al presidente electo no oficial, López Obrador, quienes le acompañan y sus movilizaciones.

    Resulta indignante que en más de diez años de guerra abierta de exterminio, La Jornada no cediera a presiones y amenazas del Gobierno mexicano, pero que ejerciera la censura y el ocultamiento de información para favorecer a una fuerza política que está reclamando libertad y luchando en contra de un fraude. Parece que esa movilización y quien la acaudilla no pueden sostenter sus argumentos sin la ayuda de La Jornada para evitar que la palabra zapatista sea difundida.

    Quiero informarle que los de abajo, que estamos sumamente indignados por la posición editorial de su diario, estaremos organizando protestas públicas y de repudio en contra de usted y de su diario, informando al pueblo de México que después de 10 años, quien logró que La Jornada no publicara los comunicados del EZLN, no fue la derecha gubernamental, sino que fue el lopezobradorismo supuestamente de izquierda.

    Lamento tanto que la historia y prestigio de su diario hayan sido empeñados por usted y quienes decidieron no publicar más los comunicados del EZLN. Nada de lo que se haga en contra de los compañeros y compañeras zapatistas ni de la otra campaña quedará en el silencio y en la impunidad.

    Será elección de usted no publicar esta carta, igual que ha sido su elección cerrar el espacio en su diario al Ejército Zapatista de Liberación Nacional y a La Otra Campaña. Pero recuerde, las facturas llegan, y ya conoce a Obrador y compañía, la van a dejar sola, igual que a Imaz y a Bejarano.

    Ernesto Cruz Marrón. – Profesor de Primaria en el D.F.

    Comentario de Ernesto Cruz — Septiembre 27, 2006 @ 11:14 am

  16. Saludos a tod@s:

    Lo que queda claro, después de leer el recuento-análisis del caminar de la Otra Campaña hasta ahora, es que haber postergado la discusión en torno a las definciones fundamentales de la Otra Campaña, su estructura y forma organizativa y operativa, sus relaciones con otros movimientos y organizaciones, etc… ha cobrado un precio alto para quienes han (hemos) intentado construir organización organicamente dentro de y para la Otra Campaña. Haber dejado de lado la discusión de los 6 puntos representa un caro error.

    Se entiende por qué sucedió: la crisis de Atenco y la urgente y necesaria movilización por los presos políticos exigió una respuesta consecuente, clara y contundente por parte de la Otra Campaña.

    No obtante, sigue siendo un error grave. En algun momento, se creía que quienes estabamos en la Otra eramos más de los que en realmente somos, que hay menos coesión interna de la que con se creía contar.

    Sin las definciones fundamentales, los mecanismos y espacios de articulación – los encuentros y asambleas – resultaron torpes y poco operativos. Para muchos, falta de calidad de la discusión, el tire y afloje entre los protagonistas que buscan protagonizar resultó enajenante y, en consecencia, tomaron distancia de la Otra Campaña, creyendo (equivocadamente, esperamos) que esa iba a ser la dinámica que premiaba dentro de la Otra.

    Dentro del espacio de los encuentros y asambleas, la “forma de hacer política” ha sido menos que ejemplar y, en ese sentido, hace falta un gran esfuerzo colectivo para que el proceso de discusión y definición en torno a los 6 puntos no reproduzca esa forma de hacer política sino que se ponga en práctica el arte de escuchar y de “decir nosotros”.

    De lo contrario, el proceso de definción correrá el riesgo de degenerarse en sectarismos y enajenar a quienes, de buen corazón, abajo y a la izquierda, apuestan su esperanza en la Otra Campaña.

    Fraternalmente,

    Carlos Ramos

    Comentario de Carlos Ramos — Septiembre 27, 2006 @ 1:27 pm

  17. saludos a tod@s desde los altos de morelos.
    es increible que la mayoria de los comentarios sean como si se tratara de un chat cualquiera, que lastima.
    uno de los problemas mas grande que tiene mexico es su falta de memoria historica, tengo 33 años, tengo un hijo de 8, y a lo largo de los pocos años de vida e visto muchas injusticias y pocas personas que las quieran resolver, los compañeros que se refieren al SubComandante Marcos, se olvidan de algo importante, el tener los tamaños para hacer lo que los compas zapatistas hacen, y si hay algo que no soporto es que se les hable o se les quiera tratar como cualquier hijo de vecino, no compas la cosa no es asi, no hemos aprendido nada, con cuidado, que todos merecemos un respeto por muy alto o por muy bajo que uno sea y recordemos que la sabiduria no radica en la inteligencia, sino en la manera de como enfrentamos las adversidades de la vida.
    pd. al Sub o D.Z. un saludo de hijo de 8 años que se quedo con ganas de conocerlo, ya tiene su mafalda zapatista.

    Comentario de francisco — Septiembre 27, 2006 @ 2:00 pm

  18. Y bien por donde empezar, no habia seguido la pagina ya tanto por su maquillaje que ah recibido… y bueno lo dificil de caminarle ya comienza a cansar algunos, debe quien tiene decision para con el pensamiento de que el orden actual no puede ser ya sostenido, pues que cada paso deberia estar dipuesto a multiplicarse hasta la conviccion y decision de saber que es un camino arduo, pero igual y muy pronto las condiciones esten dadas, ya varios que aceptamos que el sistema no es de nosostros como pueblo, pues clara la palabra por delante, pero la accion en su momento, el actuar. Nos sabemos solo y entonces buscaremos la colectividad, el hacer pueblo…el encontrarnos y entonces otro mexico caminaremos…

    Comentario de fugaz sin colectivo todavia — Septiembre 27, 2006 @ 5:32 pm

  19. JAJAJAJA! muchos de nosotros nos llamamos “luchadores sociales” y seguimos preguntando que ¿quien le lava la ropa al sub? ¿que si tiene compañera? … y ¿si el sub no está en oaxaca…nosotros que estamos haciendo mientras? Que padre es criticar a las “vedettes” o defender a las “vacas sagradas” de la literatura sin detenernos a pensar ¿Como apoyamos nosotros? ¿Como actuamos? Porque chin$%@# nos esperamos a que nos propongan y no proponemos!!!!?!?!?! porque no actuamos?! No soy nadie para criticar pero no nos convirtamos en lo mismo que criticamos… y que padre que tengan familiares en Oaxaca, enterense como está la situación y no solo respondan a sus intereses personales.

    Comentario de Araceli — Septiembre 27, 2006 @ 6:24 pm

  20. compañeros de la APPO, desde la zona centro del estao de Veracruz, reciban mis saLudos y mis respetos y admiracion por la lucha tan digna y tenaz que tienen en contra del maldito mal gobierno de los tiranos que tarde o temprano sera derribado, ustedes nos estan dando grandes lecciones de verdadera resistencia civil y pacifica, GRACIAS,c ompañeros oaxaqueños, cientos de mexicanos apoyamos su lucha y sus demandas. y nosotros tambien gritamos desde nuestras propias trincheras;

    MUERA EL MAL0 GOBIERNO.

    LA LUCHA SIGUE
    VIVA EL EZLN
    VIVA EL SUBCOMANDANTE MARCOS
    VIVAN LOS COMANDANTES DEL EZLN
    VIVAN LOS MUNICIPIOS AUTONOMOS
    VIVA LA UNAM
    VIVA MEXICO
    VIVA LA LIBERTAD.

    Comentario de gersain — Septiembre 27, 2006 @ 9:35 pm

  21. Despertemos como pueblo. Hemos vivido engañados por nuestros propios esquemas reducidos y superficiales. La revolución comienza en uno mismo y por eso crecer no es irse ni quedarse sino resistir.
    Creo que la palabra del Sup siempre llama a pensar de una manera más abierta, desde parámetros más amplios aunque sobre principios claros que son la brújula inexplicable. Dejemos ya la presunción, el oportunismo de querer figurar, de ser el ego que quiere brillar. El llamado es a vivir de un modo más íntegro, aprendiendo a escuchar y escucharnos, a construir desde abajo y a luchar por construir un mundo donde se pueda simplemente vivir.

    Comentario de Yolanka — Septiembre 27, 2006 @ 10:12 pm

  22. cuando habla el marcos me deberia imaginar que habla cada dia alguien diferente, un campesino, un comerciante, yo, sino no tendria sentido el pasamontañas, y el marcos no existe , lastima para el, pero estan todos los que hablan, por eso la autocritica no al marcos sino a los que estamos en la otra, el marcos tiene su forma de decir las cosas que a muchos no les gusta pero si pensamos que no existe el marcos , una parte de la otra esta ahi, y para mi ha dicho lo que quiza a mi no me salio tan claro, hasta ahora en lo esencial esta bien el camino y tambien lo que dicen los compañeros eso de ver como y cuando, y aun falta mucha gente por conocer, no hay que aperrarnos, muchos ya estamos haciendo nuestra otra campaña y sino pues empiecen con algo que hay de todos los moles y gustos y ojala nos vayamos juntando como debe ser conociendo primero, y si hay unos mas payasones que otros pues asi es el mundo, y si hay quien está ahí,pero si creemos en la otra ya tenemos algo para dejar de pelearnos por especificacidades tontas

    los que dicen que el marcos y oaxaca .. veamos si podemos ver la otra de los que estan en esas luchas y hablarán otros pasamontañas, hay que diversificar y repriorizarnos un poco las voces de la otra. sigo leyendolos compañeros
    saludos

    Comentario de yax kin — Septiembre 27, 2006 @ 10:17 pm

  23. Compañer@s tod@s:

    Lamento la extensión del comentario, lo único que pretendía no era, como dice con ironía, Josefa Domínguez, “demostrar capacidades analíticas” o “de predicción del futuro”; sino secundar con una experiencia personal lo dicho por el compañero Marcos.
    Es verdad, hablo en primera persona, aún no he aprendido a usar el “nosotros” y, amén del choro, no presento propuestas ni hago autocrítica alguna; pero creo que no soy el único que no lo ha aprendido, que no propone nada y que no autocritica nada (porque además no creo que un comentario expuesto aquí tenga necesariamente que hacerlo siempre).
    Pero aclaro:
    1. No estoy con los fachos, y no creo que algo así se puede desprender de la lectura del chorema compartido.
    2. Cuando digo que en la Otra somos unos cuantos está dicho, también, con ironía: es ésa la vara con la que nos miden las adoradores del “masómetro” lopezobradorista.
    3. No presumo ningún tipo de relación con Rodríguez Araujo (fue él quien respondió a una carta publicada en La Jornada Morelos y de allí se generó el intercambio epistolar del que se comparten unos fragmentos) y no soy yo quien dice que la Otra pasará al clandestinaje: es la respuesta, cargada con la misma burla de ORA para con la Otra, regresándosela (y para comprarbarlo está el texto completo).
    Una vez más, pido disculpas por los choros largos; pero es mi palabra, y con ella no pretendo faltar el respeto a ningun@ de ustedes, compañer@s adherentes; pido, pues, el mismo respeto. Gracias.

    Comentario de RED@ctuar — Septiembre 27, 2006 @ 11:47 pm

  24. oí don sup
    como te atreves a desperdiciar a semejante militante llamado salmeron? anda, solo di algo de oaxaca para que el se sume y pueda hacer algo en defensa de sus pobres abuelitos. y mas, así evitaras que siga ahí sentadote rascandose los destos, de por si, te imaginas ya de hinchados que los tendrá?

    Comentario de josefa — Septiembre 28, 2006 @ 7:47 am

  25. Profe Ernesto, parece que sí les hizo mella su carta allá en La Jornada. Y aunque sólo publicaron la cuarta parte del texto.

    ME PARECE QUE YA VAN A EMPEZAR LOS CHINGADAZOS EN LA JORNADA.

    Parece que la verdad no peca, pero incomoda.

    Comentario de arcangeliq — Septiembre 28, 2006 @ 7:51 am

  26. Oigan. Van a decir que yo siempre con lo mismo, pero. ¿Y los energéticos? Eso nos compete a todos.

    Y he estado moliendo y voy a seguir moliendo con eso, porque ese tema debe ser proritario en la lucha de La Otra Campaña. Tanto como la Ley de Derechos y Cultura Indígena. Como la tierra. Marx habla mucho de los enrgéticos. Y es un referente claro en contra del capitalismo.

    Insisto.

    Compañeros.

    Hay que abrir el debate sobre eso.

    Comentario de arcangeliq — Septiembre 28, 2006 @ 7:55 am

  27. Si pues. Los comentarios forzados que hace La Jornada sobre Los peatones de la historia, van cargados de veneno. Chequese la rayuela de hoy.

    Pero ya que, somos pues peatones; para nosotros no fue hecho el segundo piso; caminando vamos y parece que los perros ladran, aunque tambien en el fondo se escucha el buen carlos puebla con su estrofa “oiras de nuevo a Fidel preguntar ¿voy bien Camilo?”.

    Lo central. La alternativa nunca sale con el aval de los instrumentos ideològicos del sistema, por el contrario representa una ruptura en todo sentido.

    Nadar contracorriente hoy es un indicador de que nuestro trabajo si va levantando desde abajo y a la izquierda la alternativa anticapitalista.

    ¡viva la otra campaña y vivan los petones de la historia, osease nosotros, los de abajo, los del color de la tierra, los pobres del mundo, las victimas hambrientas, los parias de la tierra, los Espartaco que somos todos, los Marcos que somos todos!

    Comentario de muybolche — Septiembre 28, 2006 @ 8:53 am

  28. Haber, haber viene la propuesta, suena interesante….

    Comentario de chicharomosh — Septiembre 28, 2006 @ 10:59 am

  29. Oaxaca: ¿pa’ donde hacerse? [click]

    Saludos.

    Comentario de Radio Sabotaje — Septiembre 28, 2006 @ 4:24 pm

  30. ATENCIÓN: List@s para avanzar más en esa “otra propuesta”, ya se mira el horizonte…sale y vale.:
    La Neta Amorfa

    Comentario de Jair Pineda — Septiembre 28, 2006 @ 5:57 pm

  31. Aplaudo esta exposición del moviminto zapatista por demás cierta, clara, inteligente y profundamente conocedora de la problemática que se vive en este país, a causa de la desmedida ambición y podredumbre de las clases política, gobernante, capitalista y medios de comunicación -salvo las raras excepciones de todos conocidas- y deseo de todo corazón que cunda el valeroso ejemplo de ustedes por toda la nación y en un futuro no muy lejano cambiemos nuestra triste historia de sometimiento y cobardía, por otra de libertad, justicia y democracia.

    Salud, compañeros y un fuerte abrazo.

    Comentario de olivia noël couto — Septiembre 28, 2006 @ 7:44 pm

  32. Dejen en paz a ese Salmerón ya que solo expresa lo que piensa, no es eso una de los principios del neozapatismo, la libre expresión y tolerancia y “un mundo donde quepan muchos mundos”. Por que mejor no se ponen a analizar lo que se esta escribiendo en cada parte de “los zapatistas y la Otra”. Soy adherente a la Sexta y como adherente trato de ser crítico y no un “ciego” intolerante. Estas formas de actuar las minifiesta mucha gente de la Otra Campaña.

    Por otro lado, creo subcomandante que, y tienes razón, hay gente en el movimiento de AMLO que es honesta (parte de mi familia); sin embargo, aunque sea honesta si esta allá, no esta con nosotros, en la Otra, en la construcción de otro México, sin corruptos, sin instituticones mafiosas, entonces quienes son los verdaderos luchadores?, los de la Otra o los honestos del movimiento de AMLO, mi confusion es mucha.

    Comentario de De milel — Septiembre 29, 2006 @ 11:39 am

  33. es mi humilde opinion que se deben de establecer medios de comunicacion en los pueblos donde no los tienen. no solo para unirnos sino tambien para mantenernos infomardos los unos a los otros. yo creo que todavia hay mucha gente de abajo que esta luchando pero se siente sola en su lucha porque no se ha enterado de que hay muchos como ellos. no pueden leer en el periodico o escuchar en el radio o ver en la television o leer en el internet que si hay otra cosa. si hay un movimiento. aun que sea debemos escribir lo que esta pasando con la otra campana en una hoja de papel y hacerle copias y luego ir a esos pueblos y repartirlas. la informacion y la educacion venceran al capitalismo y al imperialismo.

    Comentario de JUAN B — Septiembre 29, 2006 @ 12:14 pm

  34. […] Los comunicados, los pueden encontrar aquí:Uno, Dos, Tres, Cuatro y Cinco. Estos documentos están firmados por todos los delegados que hasta ahora ha nombrado el EZLN, para trabajar fuera de las montañas del sureste mexicano, en la construcción de un Programa Nacional de Lucha. […]

    Pingback de Radio Sabotaje :: La Otra Campaña: del cero al siete :: September :: 2006 — Septiembre 29, 2006 @ 2:54 pm

  35. Saludos, a todos!
    Gracias por defender alguien mi derecho a expresarme, lo agradezco sinceramente pero de hecho no es necesario, porque como ya les dije soy de Oaxaca: pelos parados, nariz ancha y pómulos grandes. Para salir de Zacatepec tuve que trabajar mucho; luego ya en la ciudad no me bajaban de yope. Tons como verán uno ya es necio, por eso yo pienso que ya me va mejor en la vida; ya voy a acabar mis estudios y voy a regresar a Oaxaca, pero ya no a lavar las ollas donde se coce el librillo con hoja de aguacate. Ora por lo menos voy a vender nicuatole. Las críticas nunca me han dolido, ni me molestan. Dolorosos, los riatazos con mecate mojado que me daba mi abuela.
    Mi mensaje es en realidad para comunicarles que me he enterado que radio APPO, que estaba fuera del aire por prolblemas técnicos, ya está transmitiendo de nuevo. Es algo que da mucho gusto, porque no hay que perderse el programa nocturno de “¡A las barricadas, en primera línea!” Donde podemos ver que, en efecto, el problema de Oaxaca es de por sí complejo, por eso más vale no inmiscuirse, no por miedo, no. Qué va! no sea que vayan hasta a salir perjudicados nuestros compas. La página, ya saben, es oaxacalibre.blogspot, y están transmitiendo con la ayuda de radio AMLO.Esque los pinches perredistas les hicieron el paro. No porque sean consecuentes, sino porque …porque….porque….e-eel problema de Oaxaca es “de por sí muy complejo”, y entonces pues para qué le busca uno explicaciones. Es complejo de por sí y ya. Cualquier otra explicación es muy otra y como tal se respeta, porque ante todo está el derecho a existir y pensar muy otramente. Pos ya lo saben: radio APPO transmite con el apoyo de los pp…ppp..pppp…ppp, de radio AMLO, pues. Yo como necio yope que soy, pos pa mi no le aunque. Ni modo de hacerles el fuchi a otros, cuando yo sé en carne propia que eso no hace avanzar a la humanidad. A mí la discriminación me quiso cerrar el camino; estos medios son buenos porque nadie te ve, pero en el ciberespacio te discriminan, te descalifican y hasta te insultan ya no porque te ves diferente, sino porque piensas diferente. Pos ni modo, como decía por ahí no se si en ot´ro blog o en otro mensaje, seguiremos siendo un mundo donde quepan muchos mundos, pero no todos. Es más, casi ninguno, solamente el mundo que piense …pos que piense que ….que el camino es…hacia…ee–anticapitalista, sí. Bueno, en eso estoy de acuerdo. Anticapitalistas somos. La garantía de que no seremos feudalistas es que el feudalismo es precapitalista y no anticapitalista. Sí, vamos bien. La neutralización de la clase burguesa o su supresión definitiva se logrará….de alguna manera. La restitución del tejido social en las zonas urbanas, que junto con las prácticas corporativas impiden la organización desde abajo se conseguirá….con muchos choros. Al control social que ejercen las élites a través de los medios de comunicación, y al impacto que estos tienen como instrumentos de educación no formal, promoviendo formas de mirar, de conocer el mundo y procesar el conocimiento, a esos medios les haremos contrapeso con…con…mucha convicción. Y si no, pues les tiramos un chorro de mentadas, para tirarlos como el lobo quiso tirar la casa de ladrillo del tercer cochinito. Bueno..no hay peor lucha que la que no se hace.

    Comentario de Salmerón — Septiembre 30, 2006 @ 11:41 am

  36. La critica es muy buena y objetiva, y a mirra hacia otro lado, a que me refiero con ello a construir, a transformar y transformarnos, a estar con los ue derbemos estar, a hablar sobre Oaxaca , ellos son los que deberían de ocupar todos los espacios cada propuestra, cada pronunciamiento, es importante medular, ya que los compas estan arriesgando su vida, y no se puede perder mas el tiempo hablando del PRD, lo dichoa es correcto, e importante pero importa mas en estos momentos Oaxaca es nuestro referente , es la forma de organización que da el ejemplo y el camino a seguir

    Comentario de Leticia Tecla — Octubre 1, 2006 @ 1:09 pm

  37. jornada cultural el 8/10 en pque patricios en capital federal, argentina. Para discutir de la sexta con el colectivo solidaridad con chiapas de vicente lopez. ademas de reflexionar sobre la actualidad argentina y la desaparicion dej.j. lopez, un testigo clave de los juicios contra los represore de la decada del 70

    Comentario de nehuen — Octubre 4, 2006 @ 8:46 pm

  38. En este mes patrio solo resta decir lo que aqui en el sur se aclama orgullosamente: ¡Viva La Independencia! ¡Viva la resistencia! ¡Viva el pueblo! ¡Vivan l@s pobres que alimentan a l@s de barriga infladas! Sí… que vivan pero no para ser sometid@s sino para ser libres.

    Comentario de Zocra — Octubre 5, 2006 @ 3:16 pm

  39. e leiodo y comparto y difundola sexta declaracion asi como ltodos los acuerdos ke se han dado en materia de los ploblamas soccales ke conyevan el abuso y explo6tCION DE TODOS LOS TRABAJADORES DE LA CIUDAD EN PARTICULAR YA QUE ES DONDE MS SE VE MARCADO Y REFLEJADO EN EL COMPORTAMIENTO DE LOS CIUDADONOS ASI COMO DE LA SOCIEDAD POR LOS MEDIOS DE COMUNICACION COMPARTO LA DEFENSA DE LA TIERRA Y DEL TRABAJO EQUITATIVO Y COLECTVO ASI COMO UNA MEJOR EDUCACION EN TODOS LOS NIVELES PARA QUE YA NO SIGA LA DESCENTRALIZACION DE LA UNAM ASI COMO PARA QUE TODAS LOS NIVLES DE BACHILLERATO TENGAN ACCESO A LOS RECURSOS DE LA UNIVERSIDAD PUBLICA Y GRATUITTA ES POR ESO KE ME COMUNICO DESDE LA LEJANIA DE LA COL MODERNA PARA BRINDAR UN SALUDO Y UN ANIMO A LOS COMPAÑEROS POR ESOS RUMBOS MAS FASTIDIADOS Y ATARIADOS KE EL D.F QUISIERA VER SI PUEDEN MANDAR INFORMCION DEL RECORRIDO ASI COMO ALGUN MATERIAL DE INTERES PAR DIFUNDIR POR ACA ESPERO ALGUNOS MENSAJES O COMUNICADOS ALGUNA TEORIA-PRACTICO PARA RECAPITULAR Y REFLEXONAR SALUDOS AL SUB-ZERO Y UN PESAME A LOS FAMILAIRES Y COMUNIDAD DONDE SE LOCLIZAB A LA COMANDA EN PAZ DESCANSE ESPERO IR PRONTO A VISITARLES POR LOS ALTOS LACANDONES ESPERONDO NO LLEVAR MAS NECESIDADES SINO ALGUN APOYO MUTUO MI DIRECCION ES MOBYDICK83@HTOMAIL.COM MIN. SALUDOS VICTORIOOS

    Comentario de IVAN MTZ — Octubre 22, 2006 @ 9:01 pm

  40. Cumpas! tuve el gusto de andar por chiapas y otros estados de mi amado méxico durante unos meses en el 2006, antes del trágico corte de La Otra Campaña por Atenco.

    Ahora bien, me quedó un detalle, ví un hermoso poster en San Cristobal sobre la Mafalta Zapatista, imaginen para un argentino es doble el placer al verlo.,

    pero no la traje porque andaba de un lado para el otro, pensé que se iba a arruinar.

    Entonces ¿alguien puede sacarle una fotografía si la tiene y enviarmela por mail por favor, aunque sea?

    Un gran abrazo!

    hasta la victoria siempre! Salud!

    Comentario de juan — Febrero 6, 2009 @ 4:10 pm

  41. yo nesecitaba saber que relacion tiene la ciencia con la historia y no encontre respuesta

    Comentario de dayana solis — Febrero 16, 2009 @ 9:17 am

  42. […] Los peatones de la historia – IV […]

    Pingback de Los peatones de la historia « Monde en Question — Junio 2, 2009 @ 11:38 am

  43. […] | Español September 23, 2006: Part III English | Español September 26, 2006: Part IV English | Español September 28, 2006: Part V English | […]

    Pingback de Zapatistas and the Other: The pedestrians of history | El Kilombo Intergaláctico — Agosto 14, 2009 @ 10:09 am

RSS para comentarios de este artículo. TrackBack URL

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad Artículos