lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook siguenos en youtube

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Abr272006

sigue la gira en el Edomex, 26 de abril

Haciendo un recorrido por las tierras de Atenco Lea la transcripción

Durante el acto cultural en Atenco Lea la transcripción

Mitin en la FES Aragón Lea la transcripción

Acto público en Ciudad Nezahualcoyotl Lea la transcripción

Palabras del Delegado Zero en el recorrido por Atenco 1.
Estado de México

26 de abril del 2006

SCIMarcos: Llegan, conquistan, toman el aeropuerto y les dicen: “vamos a respetar el resto de los pueblos”. No, empieza a crecer el aeropuerto a los lados, empiezan a avanzar y empiezan a conquistar los demás pueblos. Si se deja que ellos avancen aquí, todo lo que está allá se pierde. No es cierto que se pierde nada más esta parte. Entonces, lo que hace el enemigo es: trata de conquistar esta tierra avanzando y dividendo allá atrás. Enfrentando a los pueblos, haciéndoles creer que ese avance es en beneficio. Se confrontan entre ellos, se debilitan y entonces pueden avanzar. Si no es con un aeropuerto, con zonas residenciales, con centros comerciales, porque el terreno está poca madre.

Compañeros: Sí, sí, sirve para todo.

SCIMarcos: El engaño es que sólo se van a contener ahí. Como a aquéllos los engañaron que se iban a contener ahí, y en el momento en que avanzó Sosa Texcoco y chingó lo que estaba adelante. Igual el aeropuerto o cualquier avance de la mancha urbana, va a chingar lo que está más adelante. Entonces la defensa de esta tierra es la defensa de todos los pueblos que están allá hasta los cerros, eso es en términos militares, nomás que lo hacen con economía, no con ejércitos. Ahora, están topando con ustedes, lo que van hacer es rodear. O sea rodearlos, cercarlos y obligarlos a vender.

Un compañero: Que se entreguen, a que se rindan.

SCIMarcos: Sí, por eso es necesario hacer el trabajo también con los pueblos de más afuera, porque ellos también están en la lucha por la sobrevivencia. Pero no lo ven, porque uno cree que si una casa aparece ahí, pues no hay problema porque yo estoy hasta acá. Pero en torno a esa construcción empiezan a crecer comercios, zonas residenciales, centros turísticos y empiezan a invadir, invadir, invadir.

Otro compañero: Basura, chatarra

SCIMarcos: Y a ellos no les importa si se destruye lo que decía el compañero: la historia, la naturaleza, todo lo que sea, porque lo que les importa es extender ese borde que esta ahí. Y como hace quinientos años ese es el avance, y vienen, como hace quinientos años, de la mano de la Iglesia, en este caso de Onésimo. Hay que buscar contacto con la otra Iglesia, con la de abajo, con la que sí pelea.

Pero la sobrevivencia de Atenco y de todos los demás pueblos está aquí en esta tierra. Aquí está, ésa hay que defenderla, con siembra, con movilización, con lo que sea, y hacer trabajo para que nos los dividan, porque eso es lo que van a tratar de hacer. Y estar pendiente, compa, en lo del movimiento que les van a hacer, así va a estar.

Un compañero: Algo muy muy importante.

SCIMarcos: Pero nosotros vamos a estar con ustedes, aquí para defender este lugar, porque es defender todo lo que está hasta los cerros, y ya después van detrás de los cerros, desde allá, toda esta zona va empezar avanzar así. No hay que perder esta tierra por nada, se pierde todo.

Compañeros: ¡bravo!, ¡bravo!, ¡bravo!

Palabras del Delegado Zero, Acto Cultural en Atenco.
Estado de México
26 de abril del 2006

(Gritos y machetes) ¡EZLN!, ¡EZLN!, ¡EZLN!, ¡EZLN!

Buenas tardes compañeros y compañeras.

Antes de despedirnos quiero contarles una pequeña historia, sabemos pues, que mi nombre es Marcos, Subcomandante Insurgente Marcos, y que represento ahora al Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Hubo un día, una madrugada en que no éramos lo que éramos. Éramos apenas un puñado: seis compañeros, tres hombres, tres mujeres, tres mestizos, tres indígenas. Y empezamos a trabajar con los pueblos, con uno o con dos. Esos compañeros y compañeras indígenas, los que empezaron a hacer el trabajo político en los pueblos, tenían que esconderse del resto, tenían que reunirse en las madrugadas en las afueras de los poblados, para que nadie los viera lo que estaban haciendo ahí.

Eran acusados por el resto de la comunidad de que estaban robando vacas, de que estaban haciendo algún daño y fueron perseguidos, entonces, por sus mismos hermanos y hermanas. Durante todo ese tiempo estos compañeros y compañeras se estuvieron escondiendo, incluso de aquellos que el día de mañana iban a ser sus compañeros y compañeras del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Ellos, con todo en contra, ellas con todo en contra, cuando no había nada, cuando el futuro era muy lejano todavía y teníamos que cargar nuestro dolor y nuestra pena, no tuvieron miedo y tuvieron esa decisión para empezar, poco a poco, a trabajar con los demás.

Nos platicó el compañero Cisneros, “el llanero solitito” —como lo conocemos—, cómo empezó también aquí la lucha en Atenco, con unos cuantos y luego cómo fue creciendo. Así que esta historia que les cuento tal vez les suena conocida. Esos compañeros y compañeras que les estoy platicando, los primeros, los que nacieron el Ejército Zapatista de Liberación Nacional son indígenas cien por ciento, de las montañas del sureste mexicano, de raíces mayas. Son tzeltales, tzotziles, choles, tojolabales. Ellos empezaron a hablar en su propia lengua y a explicar nuestro dolor y la necesidad de luchar a los demás.

Pasó el tiempo y empezaron a convencer, no a obligar, sino a convencer a una familia y luego a otra, y luego a un pueblo entero, y luego una región, y luego una zona. Llegó el momento en que éramos decenas de miles de indígenas como parte del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, pero esos compañeros y compañeras que empezaron, que son nuestros jefes y nuestras jefas, los Comandantes y Comandantas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, son los que realmente dirigen nuestra organización. Son ellos los que toman voz en mi voz y toman oído en mis oídos. Sus palabras de ustedes, su lucha que ven nuestros ojos, nuestros oídos que escuchan, llegan hasta esos compañeros y compañeras y hacia todas las comunidades zapatistas.

Les cuento esto porque vamos a regresar para acá, y ahora sí, van a venir, junto conmigo, esos compañeros y esas compañeras. Esos que no se agolpan para pedirles autógrafos o para tomarles fotos, o para pedirles entrevistas, pero que son ellos, junto con los pueblos, los que han hecho brillar muy alto la estrella roja de cinco puntas de la bandera del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Y esto viene a cuento porque, a veces, los movimientos, las organizaciones, hacen aparecer a una persona como el líder, como el que conduce, cuando en realidad son los pueblos, los pueblos organizados, los que hacen las páginas de la historia, las que valen la pena, las que cuentan.

Esos que están en esa manta: Flores Magón, Villa, Zapata, el Che. No hubieran sido nada ni hubieran existido, ni hubieran estado en esa manta, ni en ninguna camiseta, si no hubieran estado detrás de ellos los pueblos organizados. Igual aquí, como frente popular, Frente de los Pueblos en Defensa de la Tierra, son ustedes los que valen, ustedes los que levantan, ustedes los que derrotaron al gobierno de Fox y a los grandes ricos que querían apoderarse de estas tierras.

Ese es la gran lección que nosotros entendemos como comunidades zapatistas, porque si logramos hacer lo que hemos logrado hacer durante estos doce años, no ha sido por Marcos, sino ha sido por esos hombres, mujeres, niños y ancianos que, tal vez, ni siquiera conocen la cabecera municipal, pero que ahí donde están, en sus comunidades, en la montaña, a la orilla de los ríos, en el campo, mantienen bien alto el nombre del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Hace unos momentos, después del desayuno, hablaba con los compañeros de San Francisco. Les decía que en estos momentos no se está terminando nada, así como cuando obtuvieron la victoria en contra del aeropuerto no terminaba nada, apenas estaba comenzando. Que es necesario fortalecer su organización, hacerla crecer, meter a más pueblos en ella, a más hombres y a más mujeres, garantizando lo que ya han demostrado en estos años de lucha: que ni se rinden, ni se venden.

Esas tierras que fuimos a ver hace un rato son todavía ambicionadas por los poderosos, es un punto estratégico en todo su desarrollo. Lo que ellos han considerado una derrota, la consideran momentánea y piensan volver otra vez sobre ella. Ahí, estando en ese pequeño cerro, les explicaba a los compañeros porqué es importante para ellos controlar ese valle, y que si ellos lo controlan, que si ellos ganan, la destrucción va a ser no sólo para Atenco, sino para todos los pueblos de alrededor, hasta el pie de las montañas, incluso, hasta la parte alta.

Conforme vaya avanzando el poder del capital, el poder de los poderosos, que ahorita tiene su sede ahí en la ciudad de México, iremos perdiendo más de lo que tenemos, cada vez más. Es necesario hacerse fuerte, prepararse para esos días cuando quieran volver a conquistar estas tierras, y hay que conquistar todavía muchas cosas que nos hacen falta.

Nosotros, nosotras, como indígenas zapatistas, lo sabemos y aún a pesar de los avances que tenemos, sabemos todavía que falta mucho que conquistar. La tierra tiene que ser de quien la trabaja, pero no sólo la extensión, sino también lo necesario para trabajarla sin envenenarla. El precio de nuestros productos tiene que ser justo. Tenemos que tener artículos en el mercado a precio que podamos adquirir. Tenemos que tener buenos salarios. La gente de abajo tiene que tener buena vivienda, escuelas, educación, todo lo que ahora nos hace falta y que pensamos, algunos, que va a ser así para siempre.

No es cierto que no hay dinero, no es cierto que no hay para apoyar a los pueblos. Hay, pero se lo están quedando ellos. Lo que estamos tratando de hacer, como les explicaba, es unir todas las luchas, la de ustedes, con la del EZLN, y con la de todas las organizaciones, grupos y colectivos que estamos acá en la Otra Campaña.

Les pedimos respetuosamente que esto que está empezando, no termine en el momento en que abandonemos el municipio, porque tenemos que ir a otras partes, sino que sigan las organizaciones, sigan las reuniones para seguir discutiendo los problemas que hay en estos pueblos, y también para convencer a otros pueblos de que la amenaza que se detuvo, fue momentánea.

Hasta ahora por todo nuestro recorrido por el país, hemos visto victorias que no se conocían, pero también muchas derrotas. Nosotros, los zapatistas, decimos que nunca hemos perdido un combate, nos ha faltado tiempo para ganarlo. Y ahora queremos ganarlo ese tiempo, unidos todos los que somos abajo, todos los que estamos explotados, todos los que somos despreciados por ellos, por los de allá arriba.

Compañeros y compañeras, vamos a regresar para acá, vendrán con nosotros, conmigo, nuestros jefes y nuestras jefas, les llevó ya su palabra de aliento, su palabra de lucha. Cuando regresemos, no estaremos un día ni unas horas, sino que tardaremos aquí en sus pueblos, para ir a sus lugares de trabajo, a sus escuelas, a sus mercados, a todos los lugares para ir aprendiendo de ustedes, su modo, su lucha y su palabra.

Gracias compañeros, gracias compañeras.

Palabras del Delegado Zero, acto público en la FES Aragón.
Estado de México.

26 de abril del 2006

Compañeros, compañeras: universitarios, trabajadores, académicos, estudiantes.

Quisiera empezar nuestra intervención contestando algunas cosas que veo en las pancartas.

Está todo esto de que si Marcos es un Rock Star. Yo no sé tocar ni la puerta compañeros, y ocurrió un lamentable accidente cuando nos alzamos en armas. Resultó que cuando tomamos la ciudad de San Cristóbal de las Casas, con nuestro ejército, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, tuve que atender a una persona que no hablaba español —que era de otro país—, y en ese momento fue cuando llegaron los periodistas y se empezó a concentrar todo en la figura de una persona. Pero no, ni yo, ni nuestros compañeros, hemos olvidado lo que significa el movimiento de las comunidades indígenas zapatistas, de lo que es el Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Y si conservamos nuestro pasamontaña puesto —incluso cuando hace mucho calor—, es para insistir en que no importa la persona que esté hablando, sino la comunidad, el pueblo que habla en su voz. Ese es el trabajo que me ha tocado y ese es el que les traigo ahora: las palabras de las comunidades indígenas zapatistas.

Estamos en este proceso de la Otra Campaña en medio, propositivamente, de una campaña electoral. El día de ayer, se supone que estaban reunidos los candidatos a la presidencia de la República, debatiendo entre ellos para tratar de convencernos que votáramos por uno o por otro para que llegue al poder. En ningún momento, en el pensamiento de ellos y de los grupos a los que sirven, está la gente de abajo, la gente humilde y sencilla: los estudiantes, los trabajadores, los colonos, los pequeños comerciantes, los pueblos indios. Toda la gente que está abajo, no está tomada en cuenta mas para ser objeto de un despojo.

No llegamos a la FES Aragón de pronto, hemos recorrido la parte rural del estado de México, y hay ahí una auténtica guerra de conquista. Nosotros entendemos que aquí en la universidad, lo que hay en la biblioteca, en el salón de clases, en el laboratorio, en el cubículo, poco o nada tenga que ver con lo que está allá afuera, pero quiéranlo o no, tendrán que salir y enfrentar esa realidad, esas injusticias, esos dolores, esas muertes, y ahora, a partir de ahora, esa rebeldía.

Cualquiera se puede engañar acá, que está por su propio interés, que al salir de aquí, con buena o con mala calificación como estudiante, podrá obtener el trabajo que merece o que necesita como profesionista. Y si las cosas allá arriba siguen igual, se enfrentarán a una realidad que ya les pueden marcar los egresados de esta escuela: no hay trabajo para su profesión.

Muchos de ustedes tuvieron que estudiar una carrera que ni siquiera era la que querían, porque no había cupo. Y muchos, muchos más de los que están en esta explanada, quedaron fuera del ingreso a la Universidad. Uno se puede consolar pensando que cada quien se rasca con sus propias uñas, y que allá afuera a ver cómo le va. Nosotros pensamos que no, que tenemos que organizarnos abajo, y no se trata aquí de ofrecer una nueva esperanza o de ofrecer un nuevo milagro que venga desde arriba.

Nosotros los zapatistas y la Otra Campaña no venimos a pedirles su voto por nadie, tampoco venimos a pedirles dinero, no venimos a quitarles nada, porque sabemos que abajo no tenemos nada. ¿Por qué habría yo de engañarlos si no espero nada de ustedes? Más que se decidan y sean nuestros compañeros y nuestras compañeras.

Cualquier otro político que venga acá —si es que logra entrar—, o asistan a uno de sus mítines o a uno de sus espots publicitarios, verán que les está pidiendo algo: les está pidiendo que le entreguen su destino como estudiantes, como mujeres, como jóvenes, como investigadores, como académicos, como trabajadores, por seis años más, por tres años más, según el político.

Y si hacemos una cuenta detallada de lo que ha pasado allá arriba, ustedes mejor que nadie, pueden dar cuenta si es cierto que cambiando de partido político cambian las cosas. Prácticamente han sufrido, porque no hay otra forma de mencionarlo, a los tres principales partidos políticos que ahora se están disputando la presidencia. ¿Qué tendríamos que hacer nosotros, nosotras?, ¿conformarnos?, ¿decir que no hay otra cosa?, ¿que ni modo?, ¿que habrá que votar por el menos malo? ¿o por el que dé una gorra, una playera, o porque nos pague algo de lana por estar ahí en ese mitin para decir que lo apoyamos, sabiendo que después las cosas van a seguir igual o peor?

Las mujeres jóvenes, ¿cuánto tiempo van a seguir aguantando el seguir siendo agredidas en la calle, en el comercio, en el trabajo, en la escuela?, ¿cuánto tiene que morderse el dolor, el dolor de ser humillada nada más porque es mujer, agredida nada más porque es mujer?

Cuántos jóvenes, banda, nada más por la forma en que se visten, ser tratados y perseguidos como delincuentes, y no importa qué partido político esté allá arriba, si va a ser lo mismo. Y entonces viene la pregunta: bueno, ¿y entonces a qué chingados viene ese Marcos acá?, como Rock Star o Pop Star —no sé cómo decía el cartel—, si es que viene ahora a que lo apoyemos a él o a que levantemos ahora un movimiento más grande que el del 68, más grande que el del 99 y 2000, ¿para qué?, ¿para que él se enriquezca o para que él llegue a un cargo de poder, él u otro? Y resulta que no. Que lo que venimos a proponerles nosotros, es que se organicen para que nadie nunca más nos mande, ni Marcos, ni Andrés Manuel, ni Felipe, ni Roberto, ni cuanto cabrón o cabrona quiera decirles su destino.

Aragón, lo que hemos visto en el estado de México no tiene madre. Están destruyendo realmente lo poco que queda del campo, están desapareciendo gente, metiéndola a la cárcel, reprimiéndola. En todas partes están persiguiendo a los jóvenes, anarquistas, libertarios, punks, skins, sólo por ser jóvenes y por crear un espacio. Cualquier joven es sospechoso de ser un delincuente.

Y hagamos otra vez la cuenta: ¿quién es el que se está robando las cosas?, ¿no es el gobierno?, ¿no es el rico? ¿Por qué nosotros cada vez somos más pobres y ellos cada vez son más ricos? Porque son ellos —los que están allá arriba— los que se están quedando con todo. Y lo sabemos bien que cuando nos apaña la tira, o cuando nos persiguen o cuando nos insultan, o cuando nos acosan como mujeres, son ellos, los que están allá arriba y el sistema que están manteniendo.

Lo que nosotros venimos a proponerles universitarios de la FES Aragón y habitantes de Neza, es que se organicen ustedes mismos, y que unan su lucha con la lucha de todos nosotros. Lo que vamos a hacer nosotros es muy sencillo: estamos recorriendo todo el país para conocer los grupos, las personas individuales, las familias, las organizaciones que ya no se dejan engañar por los políticos de arriba. Que tienen dolores y que tienen demandas, y que tienen una lucha y una rebeldía que levantan.

Y a nosotros no nos importa si son miles o si son dos, o tres, o es sólo una persona, un anciano, una mujer, un trabajador o un niño. Queremos unirnos con su indignación y con su rebeldía, y hacer esto muy sencillo que nos proponemos: derrocar al supremo gobierno —cualquiera que sea—, expulsar a los ricos de este país, y volver a levantar otro México, uno donde contemos, uno donde no haya Rock´s Stars ni cuanta madre de líder que venga a decirle a nadie qué es lo que tiene que hacer.

Compañeros y compañeras, lo que les estamos proponiendo es lo que no propone ningún político: que piensen y que decidan. Ninguna propuesta de las que están allá arriba les está pidiendo que piensen. Ninguna de las propuestas políticas de allá arriba los considera como personas. Para ellos, allá arriba, todos nosotros somos nada más el número de la credencial de elector y sólo contamos, lo sabemos bien, ahora el dos de julio. Y el tres de julio en la mañana, anda vete, otra vez el avance privatizador sobre la UNAM, otra vez funcionarios mediocres como los que tiene la UNAM, que sólo usan su cargo para subir más arriba.

¿En qué lugar la Universidad Nacional Autónoma de México se pude preciar de tener buenas autoridades o funcionarios? Lo sabemos que están llenos de mediocres, que nada más están suspirando porque ese idiota que se llama Juan Ramón de la Fuente llegue a la Secretaría de Gobernación con López Obrador y puedan ocupar otro cargo. Y a ellos qué les importa que los laboratorios no sirvan, que la bibliotecas no tengan libros, que cada vez estén imponiendo cuotas y se esté destruyendo este espíritu de la universidad pública.

Los estamos invitando a un movimiento mucho más grande que el del 99, donde ustedes y nadie más nos asombraron a todos, a todo el país y al resto del mundo, cuando lograron con su victoria mantener esta universidad, la Nacional de México, como pública y gratuita.

Tenemos que escoger, tenemos que elegir, es lo que decimos nosotros. Si elegimos que ellos nos sigan acusando de ser los promotores de la violencia, cuando somos nosotros los que la estamos sufriendo como indígenas, como mujeres, como jóvenes y como ancianos. Tenemos que decidir si vamos a seguir permitiendo que nos traten como animales. Si para todo vamos a tener que pedir permiso, y si vamos a tener que pedir perdón por existir, por ser jóvenes, por ser mujeres, por ser estudiantes.

O tenemos que decir: ¡ya basta!

Y venimos a avisarles, entonces, que hay un grupo: cientos, miles, decenas de miles, cientos de miles ya, que en todo el país hemos dicho que no, que ¡ya basta! Y estamos preparando este movimiento y cada quien tendrá que elegir si va a estar de espectador escuchando lo que pasa, enterándose por otras voces de los cambios que se están produciendo desde abajo —que es como las cosas se cambian—, o es parte activa. Se trata de decidir si vamos a estar allá abajo escuchando nada más lo que nos dicen desde arriba, o si vamos a empezar a hacer cosas de común acuerdo.

No se trata de hacer un movimiento homogéneo y hegemónico, no se trata de que alguien nos va a mandar y a decir. No se trata de hacernos todos indígenas, ni todos jóvenes, ni todos mujeres, ni todos con el rostro cubierto. Sino que cada quien, según su modo y según sus propias demandas, exija lo que es nuestro, lo que es de justicia que tengamos. Y que, junto con todos los demás, nos levantemos y quitemos los estorbos que nos impiden llegar a lo que queremos, a saber: los funcionarios corruptos, los gobiernos que están al servicio de los ricos y los mismos ricos. Se trata compañeros y compañeras de cambiar de sistema.

Nosotros venimos a pedirles que piensen, que cada quien analice en su salón de clase, en su cubículo, en el laboratorio, en la biblioteca, en la calle, en el mercado. Y que haga cuenta si es que estamos echando mentiras, que haga cuentas si vive bien, si puede levantarse cada día sin angustia, sin miedo, y verá que no es cierto, que no puede hacer eso. Que cada día tiene que echar el volado y esperar si cae águila o cruz, para ver si sigue adelante. Y que cada vez que tiene que enfrentar al poder, al poder del dinero o al poder político, tiene que humillarse. Y tiene que hacer la cuenta de ver cómo el que sí tiene dinero, el que tiene poder, el que tiene palancas, es el que recibe la justicia que necesitamos.

Si en esa cuenta deciden otra vez sentarse a esperar que alguien de allá arriba venga a solucionar los problemas, ni modos, que les vaya bien.

Si en cambio sienten en el corazón que hay que hacer algo, hacerlo aquí en la universidad, en la calle, en la escuela, en el mercado, y que hay un lugar que se va preguntar cada quien si hay un lugar donde nos van a respetar, donde no nos van a manipular, donde van a tomar en cuenta lo que pensamos y lo que decimos, entonces, este lugar es la Otra Campaña.

Estudiantes, maestros, trabajadores, piénsenlo. Hay aquí en esta universidad gente que ya está trabajando en eso, pidan información, discútanla, y si entonces se deciden, entren junto con nosotros, y pasen a formar parte de la nueva escuela que le va a dar a este país la lección de amor más hermosa que ha tenido nunca.

Gracias compañeros, gracias compañeras.

Palabras del Delegado Zero, acto público en Ciudad Neza,
Estado de México
26 de abril del 2006

Buenas tardes, buenas noches Neza.

Mi nombre es Marcos, Subcomandante Insurgente Marcos. En este momento, vocero del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Nuestra organización está formada por indígenas chiapanecos. Vivimos, luchamos, y antes moríamos sin esperanza, en el último rincón de este país: en Chiapas, en el sureste mexicano.

Durante mucho tiempo estuvimos sufriendo el desprecio de los de arriba, de igual forma que el Neza de abajo sufre el desprecio de los de arriba. Nos miraban con asco, con desprecio, con burla. Ser de Neza o ser indígena era lo mismo para ellos allá arriba.

Nos empezamos a organizar, poco a poco, unimos nuestras luchas, nos preparamos y el día primero de enero de 1994, nos alzamos en armas y enfrentamos a las fuerzas del mal gobierno. Le destruimos al cabrón de Salinas de Gortari su sueño neoliberal e impedimos que siguiera en el poder más allá de su sexenio. Desde entonces, gracias al apoyo de gente como ustedes hemos podido levantar escuelas, hospitales y mejor alimentación para los indígenas zapatistas, para los hombres, las mujeres, los niños y los ancianos que son parte de esta historia.

Sin ustedes no hubiéramos podido hacer nada, pero gracias a ustedes y a la forma en que nos organizamos, ahora vivimos mejor, mucho mejor que antes, sin recibir ni un sólo quinto del gobierno federal, estatal o municipal.

En nuestras tierras no manda ningún gobierno. Mandamos nosotros, y la gente que ponemos a mandar nos tiene que obedecer. En tierras zapatistas, el pueblo manda y el gobierno obedece.

Durante mucho tiempo estuvimos dialogando con el gobierno y llegamos a un acuerdo. Que se iban a reconocer nuestros derechos como indígenas, que se iba a respetar nuestra cultura, y esos que están allá arriba, representados por el partido PRI, por el PAN y por el PRD, dieron atrás con la ley que necesitábamos, y volvieron a ponernos como limosneros, como objeto de burla, como objeto de entretenimiento para los extranjeros.

Entonces llegó en nuestro pensamiento de buscar a otros y otras como nosotros: gente rebelde, eso es lo que estamos buscando.

Estamos buscando ancianos que se resistan a morir en el olvido y en el desprecio en que nos tienen. Estamos buscando mujeres hartas de ser tratadas como objeto, de ser perseguidas y despreciadas, y humilladas por el hecho de ser mujeres. Estamos buscando comerciantes independientes que se rebelen contra los grandes centros comerciales y contra los malos gobiernos que quieren desaparecerlos. Estamos buscando choferes, empleados de tienda. Estamos buscando jóvenes, estudiantes de primaria, de secundaria, de preparatoria, de universidad. Estamos buscando niños. Estamos buscando a gente que, junto con nosotros, piense que no está la solución allá arriba. Que sienta ya, que no es posible esperar de allá arriba la solución que necesitamos.

Compañeros y compañeras: en nuestro recorrido por la República —lo que llevamos— hemos visto una guerra en contra de los que estamos abajo. Está por ejemplo, cómo los gobernantes de cualquier partido político se venden a los grandes poderosos que meten sus centros comerciales. Cómo persiguen al pequeño comercio, a los trabajadores de la calle, a los ambulantes, para hacerle espacio a estos cabrones, que nada más quieren que en sus tiendas entre gente que huele bien, que se peina bien, que se viste bien, pensando que nosotros apestamos, según ellos, no nos peinamos como ellos quieren, ni nos vestimos como ellos dicen.

Quieren desplazar a los pequeños comerciantes no sólo aquí en Neza, sino en todo el estado de México, porque quieren conquistar estas tierras para los grandes centros comerciales.

Pero también vimos que están despojando a los campesinos de sus tierras. También vimos que están despojando de sus tierras comunales a los pueblos indios. También vimos y vemos, que todos los jóvenes, en este estado y en este país, son perseguidos por eso: porque son jóvenes y así lo dicen en su ropa, en su música, en su forma de hablar. Y todos y todas, como jóvenes, son tratados de delincuentes y de sospechosos. La educación que mal se recibe en la escuela es completada por la tira: por los garrotes, por el apañón, por la cárcel, los golpes, la violación, el insulto, todo eso que nos están dando.

Como mujeres ¿qué podemos esperar? A ver si sale bien llegar a la casa sana y salva, sin que te manoseen en el metro, en el pesero, en la calle, o peor aún, que te golpeen y te violen. Y llegar y saber que no puedes pedir justicia, porque ése que está allá arriba como funcionario, es el mismo cómplice de las bandas que nos agraden.

Cómo pensar como trabajador, como empleado, como gente de la ciudad que está todo el día dándole a la chamba para conseguir algo para sobrevivir, que va a esperar justicia de ésos que están allá arriba a mi derecha, si sabemos que están al servicio de los poderosos.

Y en todas partes encontramos esto que no sale en la televisión, de lo que no se habla en los debates. Y ahí está el debate de los candidatos a la presidencia de la República, tan bien portados, tan bien vestidos, tan bien peinados, tan decentes, tan maduros, tan culeros.

(La gente grita) ¡Culeeros! , ¡culeeros!, ¡culeeros!, ¡culeeros! , ¡culeeros!, ¡culeeros!

¿Por qué no se vienen a debatir aquí a Neza? Que los confronten a ustedes con sus necesidades, y a ver con qué cara el PRI, el PAN, o el PRD, o cualquier pinche partido de los que están buscando el poder, puede enfrentar sin vergüenza la cara de ustedes y sus demandas. A cada uno, a cada una, de nosotros, de nosotras, nos están robando cada día y humillando cada día.

Que busquen las madres solteras si son respetadas, que busquen las amas de casa si son respetadas, que vean en sus mesas ¿acaso no se come peor?, ¿acaso no se come menos?, ¿acaso baja el precio de la luz, del gas, del teléfono?, ¿acaso está bien el servicio del drenaje, del agua? Nada. Acá los que tienen bien los servicios, los que pagan menos, son precisamente los que tienen más. Si comparamos la cuenta de luz de un centro comercial con la cuenta de luz de un puesto de pequeño comercio, van a darse cuenta que paga más el pequeño comerciante que el poderoso; porque tiene leyes que lo benefician.

Y está esto de los partidos y de los candidatos, que nos dicen: “Neza, quédate abajo, quédate donde estás, sigue siendo despreciada, sigue siendo objeto de burla, sigue siendo sinónimo de naco, de sucio, de apestoso”. Y nosotros, que somos también feos, sucios, malos y apestosos, venimos a buscarlos a ustedes, a los hombres y a las mujeres de acá. Y no nos importa la edad: si son niños, si son jóvenes, si son ancianos, si son adultos.

Y venimos a buscarlos porque traemos esta palabra: ¿Cuánto tiempo más vamos a aguantarlos?, ¿cuánto tiempo más vamos a seguir esperando sentados que una nueva injusticia se sume a nuestra mesa y se siente con nosotros?, ¿cuánto más vamos a seguir permitiendo que a nuestra casa la habite el miedo y la angustia que tenemos ahora?

La gente de más edad, los ancianos, las ancianas —nuestros mayores, decimos nosotros— ¿van a pensar que la vida se va a apagar y heredar este mundo en el que sólo hay angustia y desesperanza?, ¿así pasó toda la vida, luchando y desapareciendo sin dejar huella?

Los jóvenes, ¿van a seguir permitiendo ser carne de presidio, de garrote, de burla, de sospecha y de desconfianza?

Las mujeres, ¿van a seguir siendo objeto de agresión, de codicia, de cosificación?

Los niños ¿van a seguir pensando que van a tener que darle, igual que sus hermanos mayores, que sus padres y que sus abuelos?

Y nosotros, nosotras, en la Otra Campaña decimos que: No.

Y no somos unos cuantos y no nada más es el Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Nosotros estamos en Chiapas, pero hemos encontrado gente en todos los estados del sureste mexicano, en el sur, y ahora en el centro, para luego ir al norte de la República a buscar más.

Nosotros no queremos un puesto, no queremos un cargo, no queremos hacer una organización para que alguien se enriquezca. Lo que queremos es hacer un movimiento que se levante desde abajo, con la gente humilde y sencilla, con la gente que nadie ve ni escucha.

¿A quién le importa si Marcos o los zapatistas ocultan el rostro, si cuando estamos abajo no importa qué cara tengamos, si allá arriba nunca nos ven, qué importa nuestra voz si nunca la escuchan? ¿Quiénes son los que se esconden? ¿Nosotros que usamos el pasamontaña como un símbolo de resistencia, o ellos que usan sus caras afeitadas y perfumadas para hacernos creer que no son los ladrones que son de por sí, que no son los que criminalizan a toda la sociedad de abajo?

Compañeros y compañeras: ¿para qué?, ¿para qué vamos a estar arriba buscando al menos peor, si acá abajo, en Neza, está lo mejor de este país?

Nosotros, los zapatistas, las zapatistas, no queremos el poder, queremos ser sus compañeros y sus compañeras. Hemos estado en las montañas del sureste mexicano, y hemos decidido salir a encontrarlos a ustedes, a luchar junto con ustedes, no desde allá, sino en las mismas calles, en el pequeño comercio, en los mercados, en las escuelas, en el trabajo donde está cada quien y, juntos, pelear por otro país. No por un cambio de gobierno, sino por un cambio de sociedad.

¿Para qué queremos a los grandes comerciantes?, ¿para que queremos a Wal Mart, a Sams, a comercial Mexicana? Que se vayan de Neza, que se vayan del estado de México, que se vayan de este país, a buscar a ver en dónde pueden entrar.

¿Y para qué queremos a los gobiernos? No importa de qué partido político sean: PRI, PAN, PRD, Convergencia, Verde Ecologista, Partido del Trabajo, si nada más cambian los rostros, el color y el nombre, pero la misma estupidez sigue teniendo el cargo de gobierno. No resuelven ningún problema de nosotros, sólo sirven para extorsionarnos, para sacarnos lo poco que logramos arrancar en el trabajo. ¿Para qué vamos a seguir votando por ellos y para qué vamos a seguir manteniéndolos?

Lo que nosotros estamos proponiendo, compañeros y compañeras, es derrocar a los malos gobiernos. Y lo repito claramente —porque el secretario de gobernación dijo que quería hablar conmigo porque no había entendido lo que dije—, y lo vuelvo a repetir: lo que se propone la Otra Campaña es derrocar a las presidencias municipales, a los gobiernos de los estados y a la presidencia de la República. Meterlos a todos a la cárcel y sacar de este país a todos los ricos: a los dueños de los bancos, de los grandes centros comerciales, de la tierra y de las industrias. Lo digo claramente para que los orejas que están aquí, tomen nota o alguien le enseñe al señor Abascal lo qué es el español.

Compañeros, compañeras: el próximo primero de mayo vamos a hacer otro primero de mayo. Uno como el de los comerciantes independientes que están por acá. Vamos a vernos el día primero de mayo a las doce del día frente a la embajada norteamericana, la embajada yanqui, y ahí vamos a marchar juntos los otros, los otros trabajadores y trabajadoras, los otros y las otras empleados y empleadas, los otros que somos acá abajo. Invitamos a los compañeros comerciantes independientes a que celebren junto con nosotros, el nombre que les da dignidad y destino.

Compañeros y compañeras de Neza: como que ya va siendo la hora de que Neza deje de ser motivo de burla, de escarnio y de desprecio. Como que ya va siendo hora que nos unamos como indígenas, como empleados, como maestros, como estudiantes, como mujeres, como trabajadores del campo y de la ciudad, y levantemos, aquí en Neza y en todo el país, otro, otra cosa, algo que es lo que realmente se necesita. No un cambio de gobierno, sino un cambio de sistema. Destruir ya, desde abajo, el sistema capitalista y levantar otra cosa, según el acuerdo que saquemos entre todos. Eso es lo que les estamos proponiendo, y es de por sí lo que vamos a hacer.

Los estamos invitando para que lo piensen y si es que están decididos, si es que piensan que esto es lo que hay que hacer, entonces entren con nosotros. Si no, siéntense a esperar a ver pasar lo que va a pasar: otra vez la misma desesperanza, otra vez el desengaño, otra vez la tristeza y la pena.

El nuestro, nuestro movimiento, esto de la Otra Campaña, lo que quiere hacer es otra forma de hacer política, quiere decir que cuente la gente de abajo, que se escuche su voz, que se vea su rostro, que su nombre se inscriba en este movimiento, tal y como se llama en el lugar en el que vive.

Ya no más los grandes héroes, ya no más los grandes líderes, a partir de ahora, los pueblos, la gente, la gente de abajo, ésa es la que importa, porque es la que hace valer y cambiar la historia.

Compañeros y compañeras: nos proponemos hablar con todo el México de abajo, esta es la primera etapa y sacar la cuenta, sacar el apunte, qué es lo que se necesita en cada lado y levantar un Programa Nacional de Lucha. No se trata de que nadie, ni Marcos, ni nadie venga a decir qué necesita Neza, qué necesitan los estudiantes, los jóvenes, las mujeres, los empleados, los pequeños comerciantes, sino que ellos mismos se organicen y digan: “esto es lo que se va a hacer aquí”. Y el que no lo haga, que se vaya, a la cárcel —si es que tiene delito—, o a buscar otro país a quien engañar.

Compañeros y compañeras: se trata de que nos levantemos, que tumbemos al gobierno, que saquemos a los ricos y a los malos gobernantes de este país, y que hagamos un nuevo acuerdo: una nueva Constitución donde esté nuestro derecho, el que digamos nosotros, no el que venga a decirnos alguien de fuera.

Compañeros y compañeras: esto es la Otra Campaña. Venimos a decirles algo muy sencillo: a nosotros, los de abajo, las de abajo, sólo nos queda una cosa: ponernos de pie, levantarnos.

Gracias compañeros, gracias compañeras.

 
 

Area de Descargas

Descargue aquí los archivos de este artículo en su formato original.

Share

18 Comentarios »

  1. Cuando estaran los zapatistas en Ciudad Universitaria UNAM??

    es importante colocar las actividades en el DF.

    Comentario de Jimmy — abril 28, 2006 @ 12:23 am

  2. Compañeros de ésta página, me es desagradable observar que no hubo comentario alguno de “La Jornada” el 27 de abril, sobre el acto realizado por la comisión Sexta del EZLN en la Explanada de Ciudad Nezahualcoyotl, en el Estado de México. Pero me resulta más inconcebible que en esta página de difusión libre, apenas se menciona “En Ciudad Nezahualcoyotl”, pero no tiene una sola fotografía, mucho menos comentarios.
    Quizás sea posible esto porque el 26 de Abril fuimos muy estrictos en la Explanada, por seguridad de la Comisión Sexta, el caso es que a dos compañeros fotógrafos les bloquié el acceso, pero después ya no los vi. Quiero que me disculpen si son los que cubren ésta página, pero nos ganaron los nervios desde la FES Aragón. Sin embargo creo que hubo muchos fotógrafos y para saber de dónde eran fue difícil, la seguridad se imponía ante todo, sin seguridad no hay actos, Uds. lo entiende.
    Ahora, si pido una respuesta del por qué del evento de Neza NO PUBLICARON NADA. Espero su respuesta, gracias. Aurelio

    Comentario de Aurelio Hernández — abril 28, 2006 @ 8:45 am

  3. El acto en la FES Aragòn estuvo muy mal organizado, el delegado practicamente no dijo nada y creo que no hubo muchas propuestas, espero que en c.u sea diferente puesto que yo esperaba más de Marcos y la gira. espero respuestas

    Comentario de elidet — abril 28, 2006 @ 9:12 am

  4. podrian publicar la agenda que tendra el delegado y la sexta en el DF???? la difusión que se le hizo el el edo mex fue muy buena para poder difundir de boca en boca en donde buscarle, espero respuesta gracias

    Comentario de vixen — abril 28, 2006 @ 9:18 am

  5. INTEGRANTES DE LA ORGANIZACION LOCAL DE OIDHO . INDIGENA DE SAN MIGUEL PANITLAHUACA, ADHERENTES DE LA OTRA CAMPAÑA, ENVIAMOS SALUDOS AL DELEGADO ZERO CON MUCHO CARIÑO, DE PARTE DE LA RADIO COMUNITARIA NUEVO AMANECER LA VOZ CHATINA, QUIERO DECIR A LOS COMANDANTES DE CHIAPAS QUE NO ESTAN SOLOS COMPAÑEROS MUCHOS ESTAN LUCHANDO EN LAS COMUNIDADES … ANIMO COMPAÑEROS QUE ESTAMOS CON LA OTRA CAMPAÑA SOLO ASI LOGRAREMOS NUESTRA LIBERTAD Y EL DE LOS QUE ESTAN EN CONTRA DE NOSOTROS PORQUE NO LUCHAMOS NADAMAS POR NOSOTROS SI NO POR TODOS Y ALGUN DIA NO MUY LEJANO TODOS ESTAREMOS UNIDOS Y YA NO CREER NADA DE LOS PARTIDOS POLITICOS QUE NADAMAS ESTAN ENRIQUESIENDO EN NUESTRAS COSTAS. NI ESPERAR NADA DE ELLOS QUE NADAMAS SE ACUERDAN DE NOSOTROS CADA SEIS AÑOS CUANDO EMPIEZAN LAS ELECCIONES… NINGUNO DE LOS PARTIDOS CONSTRUIRA EL PAIS DEMOCRATICO, JUSTO Y LIBRE QUE QUEREMOS SOLO EL PUEBLO ORGANIZADO PODRA CAMBIAR NUESTRA SITUACION… DESDE SAN MIGUEL PANIXTLAHUACA SOMOS ENGAÑADOS Y PISOTEADOS POR LOS PARTIDOS POLITICOS, QUE ENCABEZA EL PRESIDENTE MUNICIPAL Y OTROS CACIQUES QUE QUIEREN ACABAR CON NUESTROS RECURSOS NATURALES

    Comentario de GUADALUPE MENDOZA — abril 28, 2006 @ 11:10 am

  6. ES LA HORA DE CAMBIAR A MEXICO NO DEBE SEGUIR ASI NOS COSTARA MUY CARO.
    CUBA , VENEZUELA, BOLIVIA, BRASIL Y ARGENTINA SE ANDAN UNIENDO PARA UN TRATADO COMERCIAL LATINOAMERICANO ,ESO ES LO QUE DEBERIAMOS HACER Y DEJAR FUERA AL IMPERIO NORTEAMERICANO, TENEMOS TODO PARA COMPETIR CON ELLLOS Y PROGRESAR, PERO ANTES TENEMOS QUE CAMBIAR ALOS CORRUPTOS, MENTIROSOS Y ENTREGUISTAS DEL ACTUAL GOBIERNO (PRI, PAN, PRD)
    ES HORA DE CAMBIAR, EL MUNDO CAMBIA Y NOSOTROS ESTAMOS MUY LEJOS DE ACEPTAR LA REALIDAD.
    6 AÑOS SON CASI EL 10 % DE NUESTRA VIDA AROX. ,TENEMOS QUE DEJARLES UN MEJOR MEXICO Y QUE MEXICO SEA NUESTRO LA PATRIA NOSE VENDE.

    Comentario de PEPE JOSE — abril 28, 2006 @ 11:22 am

  7. Por favor pongan fotos y lo que dijo Marcos en Ecatepec Gracias

    Comentario de MAURA — abril 28, 2006 @ 11:25 am

  8. disculpen la neta nose q onda pero quiero apollar al sub como le puedo hacer para q mi fam y yo nos unamos

    Comentario de luis jesus vidales gutierrez — abril 28, 2006 @ 12:33 pm

  9. como le puedo hacer para ser del EZLN

    Comentario de luis jesus vidales gutierrez — abril 28, 2006 @ 1:26 pm

  10. Aurelio,

    Hay una nota sobre el acto en Neza aka…

    http://narconews.com/Issue41/articulo1744.html

    En Nezahualcóyotl, Marcos anuncia que la marcha obrera del primero de mayo “partirá de la Embajada Yanqui” en la Ciudad de México

    Miles de obreros en “Neza York” dan la bienvenida al subcomandante y se suman a La Otra Campaña

    Comentario de ¡Viva Neza! — abril 28, 2006 @ 2:03 pm

  11. ¿Alguien podría decirme a qué hora y en donde inicia la marcha del 1 de mayo?

    Comentario de Marcha del 1 de mayo — abril 28, 2006 @ 2:21 pm

  12. Me podrian decir si el delegado cero va a estar en la fes cuautitlan ya que empezaron a salir unos carteles de que delegado cero va a asistir. Y estuvo muy mal organizado su evento en aragon, ya que algunas personas reultaron lesionados por la mala organizacion.

    Comentario de Gustavo — abril 28, 2006 @ 6:23 pm

  13. Los medios de difusiòn masiva bloquena el recorrido
    y los que difunden no contestan las preguntas de quienes lo buscamos

    Que pasa?
    Cuando esta enb el zocalo
    Donde es lo del 1 de Mayo

    o que?
    me quedo viendo la tele?

    Disculpen pero por q no hay info !!

    Comentario de Valum Votan — abril 28, 2006 @ 6:35 pm

  14. que paso?……….se necesita más difisión de el recorrido por el DF, ya sabemos que los medios de comunicación,por obra y gracias de los pinches políticos, no va a decir ni madres de la otra campaña…….pero el pueblo necesita informarse para poder entender lo que está pasando en el país, por favor publiquen el recorrido.
    existimos personas que desafortunadamente en la escuela por el maldito sistema, no hay gran difusión de este tipo de cosas, tal es el caso de la Nacional de educadoras y creo que de esto se tiene que enterar todo el pueblo……..por farvor !!!!necesitamos el calendario!!!!!!!!!!!
    Gracias….

    Comentario de la nay — abril 28, 2006 @ 8:14 pm

  15. compañeros a no desesperarse, seguro que hay mucha complicacion para recibir la informacion, pero no nos desesperemos, los que organizan y difunden son tan humanos como todos nosotros, aca no vale andar pidiendo como niño chico, aca vale moverse en las calles, y hay que tenr paciencia y saber cooperar y participar mas que exigir….

    victor.

    PD: los anonimos no sirven mucho.

    Comentario de victor — abril 29, 2006 @ 8:09 am

  16. Marcos dijo q iba a derrocar al siguiente titere de los ricos ( presidente) de la republica mi pregunta es ¿como chingados lo va hacer?

    Comentario de Roberto — mayo 1, 2006 @ 2:58 pm

  17. Que paso va a ver alguna tokada a favor de los zapatistas como luego las hacen en cd deportiva de la mixiucasi si digan cuando y cuamdo hace acto publico en el zocalo
    a y publiquen algo de mi querido nezayork
    NI OLVIDAMOS NI PERDONAMOS, ENTRE MAS PASA EL TIEMPO MAS LOS ODIAMOS A LOS POLITICOS CULEROS NI AGUA VIVA EL EZLN

    Comentario de alejandro — mayo 3, 2006 @ 5:07 pm

  18. Que tal, soy del centro del país. Quisiera saber cuales con las intenciones o la ideología de Marcos. Dice que los pobres, los indígenas, pero sabemos a través de la historia que el que mas sale perdiendo es el pueblo mismo que él tanto defiende o que tanto usa de pretexto para llamar la atención. ¿Que intereses tiene? ¿Cuáles son sus metas?. Del mismo modo me interesa saber como se maneja dentro del Foro de Sao Paulo cuya agrupación abarca a partidos de izquierda en latinoamérica y a grupos guerrilleros como EZLN, FARC,FSLN,URNG entre otros. He sabido que adoptan diversos disfraces como uno fue el del indigenismo, o la supuesta lucha por los derechos de los indígenas, para encubrir la formación de grupos guerrilleros (Ejército Zapatista de Liberación Nacional); y también la promoción del separatismo, argumentado que los territorios ocupados por las tribus indígenas son propias y no del Estado nacional. Otro fue el del ecologismo radical que, alegando la protección del medio ambiente, justificó la acción de terroristas que obstaculizaran el avance del Estado a través de obras de infraestructura, como carreteras y tendidos eléctricos. Por lo anterior me gustaría contar con información suya.

    Comentario de Alejandra Tovar — octubre 2, 2006 @ 1:26 pm

RSS para comentarios de este artículo. TrackBack URL

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad