lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Mar062006

En San Pablo Tolimán, Querétaro. 6 de marzo.

Reunión con adherentes en San Pablo Tolimán

Palabras del Delegado Zero de la Comisión Sexta.

Compañeros y compañeras de San Pablo Tolimán, Querétaro: Les damos muchas gracias por habernos recibido y por habernos, ahora, prestado el oído para las palabras que les queremos decir. Vamos a explicar dos cosas: una es, quienes somos y otra es que estamos haciendo aquí, en San Pablo: lo primero pues, es que nosotros somos indígenas de Chiapas, si ustedes agarran un mapa de México; estamos en el ultimo rincón, abajo de nuestro país. Nosotros antes de organizarnos, éramos tratados como extranjeros en nuestra propia tierra; éramos despreciados por nuestro color, nuestra lengua, nuestra cultura; trataban mejor a alguien que hablaba en ingles, que a alguien que hablaba cualquiera de nuestras lenguas mayas -que es lo que hablamos nosotros aya en el sureste mexicano-, no solo no nos respetaban; nos trataban como animales y nos tenían completamente abandonados. Donde vivimos nosotros, no había carreteras, ni hospitales, ni escuelas, ni siquiera llegaban las casillas para votar, todo se resolvía ahí en la cabecera municipal, donde el PRI le pagaba a la gente con una torta y un refresco, para que empezara a llenar las boletas electorales y aya en nuestra comunidades, nada mas nos avisaban -a veces-, que ya cambio el presidente y era el mismo, la misma familia, la misma persona; el papá, el abuelo, el hijo, el cuñado, el tío, de los caciques, que nos dominaban ahí. Nosotros amamos la bandera mexicana; siempre nos hemos considerado mexicanos y veíamos con dolor, que este país; México, nos expulsaba y nos despreciaba; y no nos expulsaba (de) otro país, sino (que) nos expulsaba de la vida, porque nos estaba matando lentamente; como aya no había medicinas, ni hospitales, ni educación, ni nada; nuestra gente empezaba a morir de enfermedades curables; diarreas, calenturas; todo eso empezaba a matar a nuestros niños. Las buenas tierras estaban en manos de los grandes terratenientes, de los finqueros; si alguien se enfermaba, tenia que caminar varios días, hasta llegar a donde esta la carretera y de ahí moverse en un carro que había que pagar, hasta la cabecera municipal, llegar a la clínica de campo, y darse cuenta que no era atendido; era dejado en la calle, porque le decían que no le entendían y porque no importaba, porque era indígena. Entonces resultaba, compañeras y compañeros, que era mas barato morirse, que salir a curarse; pero ya cuando estamos viendo que eran niños y niñas menores de 5 años los que están muriendo, empezó a crecer nuestro coraje. Si nosotros solicitábamos tierra, el gobierno nos mandaba en comisiones a la cabecera municipal, o a la capital del estado, o a la ciudad de México; y nos traía dando vueltas y vueltas y nunca había solución. Nos decía que no había tierra y la tierra ahí estaba, en las manos de los grandes terratenientes y a nosotros nos tenían en las montañas. Si nosotros, con nuestros cafetales conseguíamos algo de café para vender, a la hora que llegábamos a las ciudades, los coyotes nos los quitaban y nos pagaban una miseria por ese kilo que habíamos logrado producir. Llego un momento, compañeros y compañeras, que no teníamos más remedio, que morirnos sin que nadie se diera cuenta; sin que este país, que se llama México y que es nuestra patria, supiera siquiera que habíamos nacido y que ahora íbamos a morir. Nos organizamos entonces, por comunidades y durante mucho tiempo estuvimos preparando lo que ahora se conoce como “Ejercito Zapatista de Liberación Nacional”…y entonces llego el momento en que las comunidades se reunieron y dijeron que había que pelear, porque ya no teníamos ninguna otra opción; o nos moríamos en la miseria o moríamos peleando. Nos alzamos en armas contra del supremo gobierno el 1º de Enero de 1994, por 11 (once) puntos: techo, o sea, buena vivienda, trabajo, o sea salario justo, tierra; para trabajar y buen precio para los productos. Nos alzamos también por escuelas, por hospitales, por buena alimentación; en nuestras mesas. Nos alzamos por democracia, nos alzamos por independencia; porque lo sabemos bien que nuestro país esta dominado por los norteamericanos, nos alzamos por justicia; porque sabemos bien que es a la gente pobre a la que persiguen, a la reprimen, a la que meten a la cárcel, y los grandes delincuentes, son los grandes políticos y los grandes empresarios. Ahora últimamente, por los medios de comunicación, nos hemos enterado de las grades tranzas y los grandes crímenes, de los políticos que gobiernan estas tierras, entonces nosotros decimos, que eso no es justo, que el pobre que no tiene nada, si algo necesita, acaba en la cárcel, mientras que los grandes ricos, que lo tienen todo, en lugar de meterlos a la cárcel, por sus crímenes, les dan premios y les hacen entrevistas. Nosotros queríamos la paz, porque lo que nos estaban haciendo, era una guerra; cientos, miles, estaban muriendo en nuestras tierras, y nadie sabia que estaba pasando, porque nosotros, como les dije, estábamos en un rincón. El 1o de Enero, cuando los grades ricos estaban festejado el año nuevo y Carlos Salinas De Gortari estaba festejando, que era un gran hombre que había llevado a México a la modernidad, nos fuimos a las ciudades y atacamos sus cuarteles de policía y del ejercito…y empezó la guerra, así, como en la revolución mexicana y así como en la revolución mexicana dijeron de villa y zapata, entonces empezaron a decir de nosotros; que éramos extranjeros, que éramos narcotraficantes, que éramos gente que estaba engañando a los indígenas. Nosotros no éramos un puñado de gente, compañeros y compañeras, éramos miles de hombres, mujeres, niños y ancianos, indígenas todos ellos. Mi trabajo fue entonces, ser el vocero (porque nosotros no hablamos castilla)… hablamos lengua indígena y a mi me toco, entonces, empezar a decir la palabra de mis jefes y jefas, que son las comunidades indígenas; por eso mi grado es de Subcomandante, porque encima mío, están los comandantes, los que mandan, que son las comunidades. Empezamos a explicar lo que era nuestra lucha y gracias a este movimiento, mucha gente en México y en el mundo, empezó a ver que era mentira lo que decía el gobierno; que no es cierto que en México todos eran ricos, que no es cierto que en México todos estaban contentos con el gobierno, que no es cierto que ya éramos un país, al igual que estados unidos o que las naciones de Europa y empezaron a llegar, mucha gente y muchos periodistas a las comunidades indígenas de Chiapas, y empezaron a ver que era cierto lo que decíamos; que había mucha miseria, que había mucha explotación , que había mucha pobreza y que había mucha muerte. Pero esa misma gente que llego, empezó a decir que no hay que hacer la guerra, que hay que tratar de hablar con el gobierno, entonces dejamos de pelear nosotros y dejo de pelear también el gobierno. Hicimos un dialogo, para buscar un acuerdo y nosotros dijimos ahí, que queríamos, que México, nuestro país, nos reconociera como mexicanos mexicanas, porque este país no reconoce a los pueblos indios, los trata con desprecio, nada mas se burla de ellos, o piensa que nada mas están para pedir limosnas en las esquinas y nosotros decimos, que había que reconocer en la constitución los derechos y la cultura indígena, que eso que estaba haciendo el gobierno, era destruirnos como indígenas, que nosotros, no queríamos dejar de ser indígenas, que queríamos ser mexicanos, indígenas mexicanos, que queríamos hablar nuestra lengua; con orgullo, que queríamos llevar nuestra ropa; con orgullo, que queríamos tener nuestra cultura; con orgullo y no que eso fuera motivo de burla o de desprecio…y los que están aquí, que me están escuchando y que tienen sangre indígena, saben lo que quiere decir eso, saben lo que quiere decir tener este color, saben lo que quiere decir tener una lengua indígena o una cultura, sabe como en este país, se alaba y se obedece y se hace servil, con el rico, de color blanco, y todo aquel que es moreno, chaparrito o que habla otra lengua, pero una lengua mexicana, es despreciado. Y nosotros llegamos aquí antes que ellos, compañeros y compañeras, esta nación, la levantaron los indígenas, no los europeos ni los norteamericanos, nosotros levantamos todo esto que ahora maravilla al mundo y nosotros decíamos, que necesitamos que nos reconozcan nuestros derechos, que no nos persigan. Después, de un tiempo el gobierno dijo ¡esta bien!, porque hubo una gran movilización, a nivel nacional e internacional, y firmo “Los acuerdo de San Andrés” y dijo ¡si!, vamos a reconocer los derechos indígenas, vamos a reconocer el derecho de las comunidades, para decidir sobre las tierras, porque lo sabemos, que las tierras nos las despojan los ricos y según nuestra propuesta, es que las mismas comunidades indígenas, son las que mandan en su tierra; las que mandan en sus manantiales; las que mandan en sus bosques; eso es lo que nosotros decimos y demandamos al gobierno y el gobierno dijo que si va a cumplir y…!NO cumplió!..!NOS ENGAÑO!. Y nosotros no nos quedamos a llorar, ni a lamentar que nos había engañado, empezamos a llevar adelante nuestras tierras, en esas comunidades olvidadas, que solo cosechaban muerte, empezamos a construir vida, mismo con el trabajo de las comunidades; no recibimos nada, ni un quinto de los gobiernos; ni del gobierno federal, ni del gobierno estatal, ni del gobierno municipal. Lo que conseguimos construir, fue gracias a nuestro trabajo y a la ayuda de mucha gente, en México y en el mundo y donde no había escuelas, empezaron a crecer las escuelas y donde no había maestros, la misma gente de la comunidad empezó a aprender y se convirtió en maestros, donde no había hospitales, empezamos a construir hospitales, donde no había farmacias, hicimos farmacias para medicina gratis, ¡Gratis!, no la cobramos, nuestra propia gente tiene derecho a la salud, así pobremente, peso sin que tenga que pagar un quinto. Empezamos a avanzar poco a poco, y también cuando nos alzamos en armas, le quitamos la tierra con las armas a los grandes terratenientes, y no es que se las dimos a uno, sino que se trabaja en colectivo, con la gente que no tiene nada y esa tierra que antes servia nada mas para engordar los ganados de los grandes terratenientes, ahora producen maíz, fríjol, café, que nosotros conseguimos trabajar y comercializar directamente. Debido al gran alcoholismo que había en nuestras comunidades, las mujeres se organizaron y prohibieron el consumo del alcohol y entonces el dinero que se gastaba en el alcohol, ahora sirve para mejorar la vivienda en las comunidades indígenas. Nosotros desde el principio siempre dijimos, que éramos mexicanos, somos mexicanos y es el gobierno y los ricos, los que no nos quieren, a nosotros, pero si quieren nuestras tierras, entones eso fue lo que hicimos, compañeros y compañeras, logramos ser parte de México con orgullo y dignidad, logramos levantar la cabeza y decir: somos indígenas, y obligar al poderoso a que nos reconociera, ya no nos da vergüenza hablar nuestra lengua, no nos da vergüenza usar la ropa que usamos, no nos da vergüenza tener el color que tenemos, –el color que somos de la tierra-decimos nosotros, pero vimos también, en todo este movimiento en el que habíamos estado, que mucha gente estaba igual que nosotros, que mucha gente estaba siendo explotada, humillada y despreciada, que los pueblos indios de Chiapas no eran los únicos que eran maltratados, que había también pueblos indígenas en otras partes de México y que también estaban esa misma situación, y conocimos también así la situación de los indígenas de Querétaro, y también vimos que eran despreciados por los grandes señores del dinero y de la política, y entonces pensamos que ¿que vamos a hacer?, pensamos que si vamos a hacer una guerra otra vez, no todos van a poder participar, sino solo unos cuantos, pensamos también, que hay muchas luchas que están desconocidas, que no se sabe que existen, que hay muchos problemas y muchos dolores que no son conocidos, y entonces llego a nuestra idea este pensamiento que traemos ahora de la otra campaña, que decimos, en lugar de ir a tirarle un rollo a la gente, tenemos que ira a hablar con ella, a escucharla, a que nos cuente su historia, lo que esta haciendo, como esta resistiendo y como esta luchando contra la injusticia, entonces decimos nosotros, que lo que esta pasando en nuestro país, compañeros y compañeras, no es lo que estaba pasando antes, que estaban los ricos aya en sus grandes ciudades, y nosotros acá en nuestra pobreza y pensando que aquí, como estamos en nuestra casa, en nuestro ejido, en nuestra tierra comunal, en nuestra milpa, pues hay vamos a estar nada mas como pobres y lo que estamos viendo, compañeros y compañeras, es que ya no va a ser así, los ricos ya no se van a quedar contentos con la riqueza que tienen, quieren todo; y esa pobreza que tenemos, estas tierras en las que estamos aquí, de San Pablo Tolimán, también las quieren y quieren sus casas y quieren sus manantiales y quieren sus bosques y quieren los lugares donde viven, eso que estamos diciendo, lo estamos viendo de por si, y nosotros pensamos que, ¿que vamos a hacer?, porque si dejamos que eso pase, nuestra patria que es México se va a morir, y pensamos entonces que a lo mejor se puede por arriba, que a lo mejor podemos buscar a alguien, un partido político o un candidato, que si va a defender nuestro país; que si se va a preocupar por la gente pobre y humilde, que si va a lograr que logremos avanzar todos y empezamos a buscar aya arriba y ¡No Hay!, compañeros y compañeras, las propuestas de los partidos políticos, que están aya arriba, son las mismas, no nada mas son las mismas, es la misma gente. Si recuerdan, los que trabajan la tierra, la reforma al artículo 27; que es el que dice que ya no hay tierra para repartir; que es el que dice también, que ahora el ejido y la tierra comunal puede comprar y vender, que es el que ha destruido al campo, fue Carlos Salinas De Gortari y un grupo de gobernantes. Si ustedes revisan, donde están horita esos que estaban con Salinas De Gortari, lo van a encontrar en el equipo de campaña del candidato del PRD a la Presidencia de la Republica. Si ustedes ven su programa, van a ver que lo que quiere hacer, también, es privatizar las tierras indígenas del Istmo de Tehuantepec, partir al país, eso si, en dos partes, de un lado el sureste, pasando mas abajo del Istmo de Tehuantepec y del otro lado el centro y el norte del país. Nosotros, en nuestra propuesta como zapatistas, no proponemos separar al país en pedazos, sino unirlo, pero unirlo desde abajo, con la gente humilde y sencilla, no con los grades políticos ni los grandes ricos. Los que quieren dividir al país y tienen un plan y lo esta diciendo claro, compañeros y compañeras, no lo esta engañando, lo esta diciendo muy claro en su propuesta de gobierno, los tres principales candidatos, Roberto Madrazo del PRI, Felipe Calderón del PAN, y López obrador del PRD, no se puede hacer lo que dicen que se va hacer, no se puede decir, que se va hacer un gobierno donde todos van a estar bien, porque lo sabemos bien, compañeros y compañeras, que los ricos están bien, porque nosotros estamos pobres, que los ricos crecen en sus riquezas, porque nos quitan la tierra, nos quitan el trabajo, nos quitan el alimentos; no se puede, que en este país, pueden prosperar al mismo tiempo, los ricos y los pobres, porque los ricos son los que hacen y producen a los pobres, entonces nosotros decimos, que ya no se puede encontrar aya arriba una solución. Que lo que tenemos que hacer, es organizarnos, la gente que esta abajo, que de por si ya esta organizada en su lugar, en su pequeño pueblo, en su comunidad, en su ejido en su tierra comunal, en su calle, en su fabrica, en su escuela, en su casa, en su colonia popular, pero ahora, esas luchas están solas, nadie las conoce, piensa cada quien que esta solo y que no puede, no puede conseguir, que se necesita a alguien, un presidente, un gobernador, un presidente municipal que sea bueno. Y nosotros estamos viendo, según nuestra experiencia, y según lo que hemos escuchado aquí en Querétaro, de mismo gente humilde y sencilla, no estamos hablando con los grandes señorones, con los trajudos; estamos hablando con la gente como ustedes y ellos nos ha contado que si se puede, que se puede construir mejor nivel de vida, en una comunidad o en un pueblo, si la gente se organiza y en cambio nos han contado que la gente que no se organiza desde abajo, pues los gobiernos hacen lo que quieren. Entran presidentes municipales, que no tiene ni que ponerse y cuando acaban o a los pocos días de estar en el gobierno, ya tienen carros, casas, buenas ropas, lujos; y lo que esta pasando es que se están robando ese dinero, que debía ser utilizado para obras publicas, para drenaje, para luz, para centros de recreación y de cultura, para escuelas, para clínicas, pero como la gente esta sola, sin organizarse, separada, pues rápido la pueden engañar, o controlar, en cambio cuando la gente se organiza pues no se deja tan fácil que la van a engañar y exige y obliga a los gobernantes, a que cumplan con su trabajo. Entonces lo que nosotros estamos proponiendo, es unir esa lucha que ya no este sola, juntarla con otras luchas en todo el país, por eso nosotros que estamos en la otra campaña, no solo nada mas Ejercito Zapatista de Liberación Nacional, sino están con nosotros, gentes, hombres mujeres, de todas partes de México, de muchas organizaciones políticas, sociales, sindicatos, organizaciones campesinas, pueblos indios de todo el país, gente de la ciudad, jóvenes, estudiantes, maestros, gente que hace trabajo cultural, artístico, gente que ve, junto con nosotros, que están destruyendo a nuestro país y que si no hacemos nada, nos vamos a quedar solos, sin una tierra que pisar. Si dejamos que los ricos sigan aya arriba haciendo lo que quieren, San Pablo Tolimán va a desaparecer y va a desaparecer Querétaro y vamos a desaparecer todos nosotros, vamos a dejar de ser lo que somos y nos vamos a tener que ir a buscar trabajo en otros lados, porque ni siquiera nos van a dejar trabajar en nuestras tierras, aunque nos las quiten y tal vez están pensando algunos que eso no va a suceder, no va a suceder; de por si eso no va a suceder, porque eso no lo vamos a permitir, y estamos pensando esto, que es la otra campaña y porque no recorremos el país, decimos nosotros, pero en lugar de decirle a la gente que vote por alguien, en lugar de que; queremos ser presidente o gobernador, en lugar de eso, que la misma gente nos diga cual es su dolor, cual es su coraje, su rabia, su miseria y cualquiera de eso, nos puede contar lo que pasa en la casa, cuando recibe la cuenta de luz. ¿A poco vemos que la luz ha bajado de precio?, el gas?, el agua?, el teléfono?, el impuesto predial? Todo eso ha subido de precio, pero del otro lado en la otra mano esta el salario, con lo que logramos conseguir cuando vendimos nuestro producto, y eso cada vez se es menos, entonces el dinero que recibimos por nuestro trabajo, cada vez se hace menos y el dinero que nos quitan, cada vez se hace mas y entonces esa pobreza ¿que vamos a hacer? ¿Cuanto tiempo la vamos a aguantar?… Y vemos que los ricos que ya tienen muchas casas; quieren mas, si ya tienen muchas carros; quieren mas, si ya tienen muchos lujos; quieren mas, por eso decimos nosotros: los ricos no tienen llenadero, no se conforman; siempre quieren mas y eso mas que quieren; es lo que tenemos nosotros; nuestra pobreza. Y ¿Qué vamos a esperar de los políticos? Si ya los conocemos y cada vez estamos esperando haber si el otro que vine va a cambiar, si va a ser mejor, y venos que es lo mismo siempre, que el que esta de político, de gobernante, no esta haciendo absolutamente ningún trabajo productivo y sin embargo esta ganando mucho dinero. ¿Por qué no prueban los políticos, los presidentes municipales, los regidores, el gobernador, el presidente de México; porque no prueba a vivir con el salario de un trabajador? ¿Por qué no prueba a vivir con lo que gana un campesino al trabajar la tierra?..Y van a ver, que no van a poder ni si quiera vivir decentemente, como no podemos vivir decentemente la mayoría de los mexicanos, millones, no unos cuantos, y entonces tal vez si les pasa eso, va a decir que tenemos razón, como los que están aquí escuchándome y otros los vimos pasado en Querétaro y en los otros 10 estado que hemos recorrido, dicen, si es cierto esa historia es la misma, es la mía, pero nadie me ve ni nadie me toma en cuenta. Entonces nosotros decimos ¿para que nos vamos a meter a la política de aya arriba? Si todo lo que tenemos, como zapatistas o como cada organización donde es, cada quien o cada comunidad, lo poco o bueno que se tiene, es porque nos organizamos abajo, nadie vino a darnos nada de regalo, lo tuvimos que conseguir a fuerzas; con la lucha. Entonces ¿para que nos metemos aya en la política? Para hacernos igual que ellos, en lugar de eso, nosotros decimos: ¡no!, nosotros no luchamos por ser gobierno; nosotros luchamos porque la gente se organice abajo, porque se organicen en las comunidades y exijan sus derechos, juntos, unidos, con fuerza. Por eso nosotros no venimos aquí a pedirles que voten por mí ni por un candidato. No venimos a pedirles; que van a seguir a un líder, venimos a decirles que se organicen entre ustedes, que ustedes mismos sean sus propios líderes, su propia organización, que aquí en San Pablo Tolimán y en todas las comunidades de México, las ciudades y las colonias, mande el pueblo y el gobierno obedezca, y no como esta ahora, que los gobiernos están dándonos ordenes y nosotros tenemos que obedecer y las ordenes que esta dando el gobierno, compañeros y compañeras, es que esta entregando todo a los grandes ricos extranjeros, no les vasta ya con lo que tienen; quieren el petróleo, quieren la electricidad y no van a parar; quieren las aguas, quieren los bosques, quieren las tierras y quieren que todos los mexicanos y mexicanas de abajo se vayan para otro lado o se mueran de una vez. Nosotros lo sabemos bien, porque lo hicieron con nosotros, el gobierno a veces no mata con balas; mata con olvido, con desprecio. Empieza a quitar todos los servicios o hacerlos mas caros y esperar a que la gente se desespere y se vaya para otro lado o se haga un criminal o se muera, simple y sencillamente. ¿Cuánta ayuda recibe la gente de edad, los ancianos y ancianas… y ya no sirven para trabajar?; dicen, ya no podemos sacarles dinero, entonces, que se mueran de una vez. ¿Cuántos estudiantes, no tienen que pagar para ir a la escuela?, a pesar de que la ley dice que la escuela tiene que ser gratuita y sin embargo, piden comisión, cooperación y no se puede estudiar y trabajar al mismo tiempo y aunque se trabaje, no alcanza. ¿Cuánta gente pobre puede llegar a la preparatoria? ¿O a la Universidad? Y ¿Cuanta gente que sale de la universidad, tiene trabajo? Si hay por ahí ingenieros, médicos, licenciados que no encuentran trabajo y tienen que hacerse como se pueda. Y entonces también vemos ¿Cuándo tiene buen precio nuestros productos del campo? Si cuando no nos lo quita el coyote, como quiera, los grandes dueños de los mercados dicen: pues tu producto vale tanto, no nos importa. y entonces ¿para que trabajar tanto la tierra? Y luego viene el gobierno y dice: pues entrate aquí con el PROCEDE y te voy a reconocer tu tierra y entonces vas a ser ahora pequeño empresario, pequeño propietario. Y te empieza a engañar con semillas transgenicas, con fertilizantes y químicos y te empiezas a endeudar. Y llega un momento en que ya nada mas tienes deudas no dinero y tienes que entregar la tierra, sin recibir ya nada a cambio; nada más para que no te metan a la cárcel. Y ya sin tierra ¿Qué se va hacer? Y después de la tierra; sobre las casas y después de las casas sobre los parques públicos, los bosques, los manantiales, todo. Y entonces aquí y en cualquier lugar de Querétaro, las grades casas de los ricos, sus grandes centros comerciales, sus grandes hoteles para divertirse, para venir aquí a respirar el aire puro, el sol; para divertirse. Y los ricos no van a querer vivir con ustedes, compañeros y compañeras, porque nos desprecian, nos desprecian por el color, nos desprecian por nuestro modo de ser. Ellos quieren solo a su lado; gente de billete; gente que gane mucho dinero y que gaste mucho dinero. Ni siquiera nos quieren de empleados, porque lo sabemos bien que en estas tierras queretanas, la gente de abajo es rebelde, no se deja, se organiza y lucha, entonces dice, no, para que vamos a contratar a esos, si no se dejan explotar tan fácil, mejor vamos a traer gente de otro lado, a que trabaje estas tierras, a que trabaje como nuestros sirvientes. ¿Qué es lo que vamos a hacer, aquí, en el Pueblo de San Pablo Tolimán, con los niños y niñas? Y decirles, pues si bien te va, cuando crezcas, vas a servir en la casa de un rico; de criada. Tal vez vas a arreglarle el jardín, o el campo de golf a otro rico. Tal vez, si te pones bien; a lo mejor alcanzas a ser su chofer. ¿Y la tierra? ¿Y la tierra que va a producir? ¿Y que vamos a comer? ¿Y cada quien se va a arreglar como puede? ¿Qué esperanza le vamos a dar a esa gente? ¿Y qué esperanza vamos a tener nosotros? Que vivimos aquí, si lo que nos están prometiendo, es lo mismo que nos hicieron a nosotros; nos están prometiendo, que la gente de aquí de San Pablo Tolimán, va a ser extranjera en su propia tierra y extranjera a la que hay que correr y despreciar. Porque entonces aquí, los que se van a apoderar de estas tierras; los que van a reinar; como hace tantos años; cuando estaban los españoles, van a ser los extranjeros otra vez, los que vienen de otras tierras; con su dinero. Nosotros venimos a decirles, que nosotros, los que estamos en la otra campaña, no nada más los zapatista, sino, todos estos miles de organizaciones que estamos en esta lucha, venimos a decirles que nosotros no lo vamos a permitir, no vamos a permitir que eso pase en San Pablo Tolimán, ni en Querétaro, ni en todos los estados de la republica, ni en todas las comunidades y por eso estamos pasando en cada lugar en donde nos invitan y gracias aquí, a los compañeros que nos invitaron, para escuchar su palabra y para poder decir la nuestra. Queremos organizarnos junto con ustedes. No estamos invitando a que se van a alzar en armas ni que se van a ir a otro lugar; los estamos invitando a que se organicen, aquí en su comunidad, en su pueblo y que luchen, pero que ya no luchen solos, que luchen junto con nosotros y que de una vez, saquemos de este país, a los grandes ricos y a los grandes políticos que se están enriqueciendo; que volvamos a tener la tierra; como dijo zapata; por los campesinos, pero no nada mas la tierra, sino también buenos precios para nuestros productos y apoyos para poder trabajar; que la escuela sea realmente gratuita; que haya hospitales; que haya buena alimentación; que los servicios no sean tan caros; que los políticos ya no se enriquezcan a nuestra costa, sino que obedezcan lo que dice la comunidad, y que si alguien se empieza a corromper o a robar dinero; pues lo metamos a la cárcel y pongamos otro gobierno y así hasta encontrar a alguien que realmente cumpla lo que estamos diciendo. Entonces, compañeros y compañeras, eso es lo que estamos haciendo en la otra campaña. Nosotros como zapatistas, los estamos invitando, a que entren en esta organización nacional, sin que dejen de ser lo que son, según su propia organización, o su propia persona; porque en esta lucha también entran personas individuales o entran familias; y aquí no importa la edad, no importa si es un niño o si es un anciano, porque lo que vamos a hacer es un gran movimiento civil y pacifico, o sea, no con las armas, sino con la movilización y la organización de la gente; y así vamos a levantar a todo México desde abajo y vamos a echar fuera, a esos ricos que viven a nuestras costillas y también a esos políticos haraganes, no importa de que partido político sean. Nosotros les estamos diciendo, entonces, que en lugar de ver arriba; a ver como se pelean los políticos; a ver como cambian de camiseta (porque ya ven que están en un partido y luego se pasan de otro… y piensan que ya cambio y sabemos que es el mismo ladrón, nada mas que era del PAN y ahora es del PRD o del PRI)….y lo sabemos bien, porque lo vemos; o es algo que están escondiendo y entonces lo que nosotros estamos diciendo, es que en lugar de estar como tarugos, viendo aya arriba, a ver quien nos va a chingar o quien nos va a robar o quien va a hacer al ley para despojarnos; en lugar de eso, mejor miremos abajo; miremos nuestra mesa, que cada vez tiene menos alimentos, miremos las cuentas de los servicios; que cada ves son mas caras, miremos nuestra tierra que se esta muriendo; porque no hay apoyo, miremos las escuelas que se quedan sin estudiantes; porque no hay dinero para pagar las cooperaciones y las colegiaturas; miremos nuestra tierra pobre; miremos nuestro color y nuestra cultura y digamos: mejor vamos a luchar; por abajo; como se han hecho los grandes movimientos en este país; como la revolución mexicana; como la guerra de independencia –que los que la hicieron fueron la gente de abajo, no los grandes señorones- y cuidemos nosotros este mismo movimiento, para que no pase lo mismo que ha pasado en otras partes, que al final, nada mas resulta que un líder es el que se hace rico o un líder es el que llega al poder, y la gente que luchó, la gente que peleó sigue igual. Nosotros estamos diciendo que eso ya no debe ser; por eso en nuestro movimiento, cada quien vale lo que vale, no importa cuanto; no importa si son muchos o si son pocos; no importa si tienen muchos estudios o si no sabe hablar español; lo que importa aquí es su decisión de luchar y su honestidad. Por eso; porque es un movimiento honesto, noble, que tiene una buena causa, por eso aquí no entran los partidos políticos, porque en los partidos políticos no hay gente honesta ni pura; viera que son gente honesta; estarían trabajando en la tierra o estarían en las fábricas o estarían viviendo de su trabajo; pero lo que esos políticos quieren, es vivir sin hacer nada, vivir para hacerle su trabajo a los ricos; de hacer las leyes para quitarnos todo lo que tenemos. Entonces, compañeros y compañeras, les estamos pidiendo que lo piensen, que hay vean en su corazón, que no miren para arriba; que vean como esta el vecino, la vecina, que vean su propia mesa, a sus hijos, a sus ancianos y que digan si es que eso va a poder seguir por mucho tiempo; digan si alguien aya arriba lo va a cambian; y van a ver que no; digan si van a poder si siguen solos; y van a ver que no; pero si empiezan a ver su propia historia; lo que han logrado, aquí en este pueblo; lo que han logrado en el estado o en otras partes del estado y en otras partes de México, van a ver que cuando la gente de abajo se organiza, se une y se mantiene firme en la lucha, sí logra lo que esta buscando. Eso es lo que esta haciendo la otra campaña, compañeros y compañeras. A mí me toca hablar, porque así fue como me dieron la orden mis compañeros, que me dijeron: ve y diles de esta idea, no mandes a nadie, escucha la voz de ellos y de ellas, haber que tienen que decir; y diles que les estamos haciendo esta invitación y que ya no estamos solos, sino que somos una organización nacional, ¡ya!, que ya no es, solo del EZLN, sino que hay de todas partes de México y que ellos piensen y decidan si le van a entrar, porque lo que queremos hacer nosotros, es otra campaña y otro país; diles que la palabra que van a decir, es lo que vamos a luchar, no lo que nos venga a decir un político, sino que la misma gente diga, que ese va a ser nuestro programa nacional de lucha; lo que diga la gente de abajo; dile que ¡ya no basta!; que vamos pensar que tal vez cambiamos unas cosas de la constitución; que queremos una nueva ley, una nueva constitución, que sea hecha para la gente de abajo, por la gente de abajo, no horita, no como horita, que esta para los de arriba. Y eso es lo que les estamos proponiendo, compañeros y compañeras, otra campaña; que es mirar hacia abajo; un plan nacional de lucha; donde venga la palabra de cada quien; de la gente que trabaja; un una nueva constitución, o sea un nuevo país con una nueva forma para relacionarse entre todos nosotros. Eso es lo que les estamos diciendo y lo decimos aquí, claro, porque van a venir otros políticos o tal vez ni siquiera vienen a San Pablo –porque, que les importa aquí, si es un pueblito-, pero tal vez los van a acarrear a otro lugar y van a oír, que el candidato les promete muchas cosas y cada uno va a saber que es mentira; y cada uno va a saber, que lo que esta diciendo, es lo contrario de lo que va a hacer; que nos va a vender y que nos va a destruir…y recuerden entonces, las palabras que sacamos este día, aquí en este pequeño parque y van a saber, entonces, que tuvimos razón y que es necesario hacer otro país. Gracias compañeros, gracias compañeras.

Transcripción proporcionada por el compañero Alfonso

Share

3 Comentarios »

  1. Estoy orgulloso de ser mexicano, y me complace escuchar que aun hay personas que vienen de lugares tan pobres pero que se preparan para luchar no solo por sus derechos sino por los derechos de muchos otros, mi pregunta es ahora, ”si todos aquellos veneficiados por las palabras de mi subcomandante Marcos por su lucha y por todos sus logros saben agradecerlo y apoyarlo”

    Comentario de MONSRRAT GAETA — Noviembre 26, 2008 @ 12:43 am

  2. grasias, por aver elegido visitar nuestro pueblo de san pablo toliman qro. por que para nuestra fortuna Y ORGULLO somos OTOMIS, por escuchar el mensaje subcamandante Marcos, y despertar de todas aquellas generaciones que nos an reprimido, durante anos, y que ahora para nuestros hijos de donde benemos, y quieenes somos, el que tenga ohidos que escuche,

    Comentario de metz82 — Abril 18, 2009 @ 2:10 am

  3. A diferencia de que la maestra ELBA ESTHER GORDILLO MORALES no era tratada como extranjera a pesar de que tiene propiedades inmobiliarias en la Ciudad de San Diego, California. Esta que sí era tratada como toda una Reyna (solía vivir en concubinato con el gobierno federal) llego de que todo principio tiene un fin.

    Comentario de Giovanni De Genesse Roque — Marzo 30, 2013 @ 10:25 am

RSS para comentarios de este artículo. TrackBack URL

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad Artículos