lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook siguenos en youtube

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Mar042006

Reunión con adherentes en Querétaro, 4 de marzo.

Audio de las palabras del delegado zero


 

Reunión con adherentes y simpatizantes de la ciudad de Querétaro
4 de Marzo de 2006, Teatro de la República

(Perdón, es que la faja y el brassier me están matando)

Compañeros y Compañeras buenas tardes, gracias por la palabra que nos dieron, mucho de lo que se dijo ahora enriquece la discusión y el debate dentro de toda la otra campaña en el país; gracias a los compañeros y compañeras que vienen de medios alternativos, pues esta palabra que sacaron aquí no se va a quedar en este lugar sino que va a ir a otras partes de Querétaro y a otras partes del país.

No está cabal el pedazo del rompecabezas que corresponde a Querétaro, aquí hay una parte de la gente que está en la otra en Querétaro. Y falta todavía que hable la banda, que tienen su reunión en otro día, falta todavía que hablen más los trabajadores, nos vamos a reunir ahí en el sindicato de Uniroyal, falta que vayamos a las comunidades indígenas también, donde hay compañeros y compañeras adherentes, y entonces tal vez se empiece a dibujar, en forma más cabal, lo que es la pieza del rompecabezas nacional que es la Otra Campaña, en lo que corresponde a Querétaro.

Está este espacio, que conforme avanzó su palabra, dejó de perder…perdió, mejor dicho, perdió su carácter de elitista, y fue bajando poco a poco, hasta que ya no importa tanto lo que está escrito allá atrás o la gente que se ha parado aquí, que no es precisamente gente recomendable; allá atrás, que es donde me metieron, hay un lugar que está cerrado, que dicen que es el camerino del Gobernador, yo dejé dos huesitos, uno es para él y otro es para el perrito faldero de los narcotraficantes y criminales, que es Diego Fernández de Ceballos, y que le aproveche.

Está esto de la palabra y del oído que abre la Otra Campaña, y que empieza con el “esto soy yo”, y ahí empiezan a derrumbarse algunas dudas; y a la hora que empieza uno con el “esto soy yo”, se empieza a desgranar una historia, que es muchas veces de un dolor que nos conmueve, si es que todavía tenemos algo dentro del pecho, o que nos es indiferente; pero conforme avanza ese desgranarse del “yo soy lo que soy” empieza a aparecer una historia de lucha, en la mayoría de los casos, y es esa historia de lucha la que empieza a nombrar al responsable de ese dolor; y digo esto porque hay muchas trampas que nos presentan en la cotidianidad, como esto del ser humano, esto del bien para todos, esto de todos somos iguales, que se mentira compañeros y compañeras, o en todo caso, no se en la Otra Campaña donde esto se ve. Porque nosotros podemos dejar que entre aquí el gobernador de Puebla, Marín, y decirle: “oye no chingues, son niñas, no estés traficando con ellas, no seas así o explícanos que fue lo que te motivó a hacer eso”, pues ese no es el lugar de la Otra Campaña, aquí Marín y todos esos debían de estar en la cárcel, que es donde deben estar, y a la hora que estamos hablando que todos son iguales, no es cierto compañeros, porque hay unos que son más iguales que otros, y esos son los de abajo, los de abajo y a la izquierda.

Y resulta que entre esos seres humanos, o entre esos mexicanos y mexicanas, hay quienes han construido su riqueza, su bien estar, su alegría, su bonanza, sobre la miseria, el dolor, las lágrimas de los más. Y a la hora que alguien está desgranando esa historia, y que dice “esto soy yo, yo soy el que soy”, en el momento en que alguien lo dice individualmente, en su casa, en su calle, en su trabajo, en su puesto del mercado, en la comunidad, en su colectivo, se queda ahí nada más, y parece que es, lo que han dicho algunos, parece que es sólo quejarse. Pero llega un momento en que uno dice “esto soy yo”, que lo dice delante de los demás, y los de arriba se sienten agredidos, y eso fue lo que hizo Octavio, el compañero finado ya, que nos estuvieron platicando aquí, homosexual que empezó a reivindicar sus derechos; y en el momento en que alguien de abajo dice “esto soy yo”, el de arriba se siente agredido, ofendido, y se da cuenta de que el otro existe, y que el otro existe en su diferencia y además le da orgullo ser diferente y demostrarlo; y entonces opta por dos cosas, por buscar una ley que elimine a ese otro, o usar un sicario, que fue lo que hicieron con Octavio, para eliminarlo, no lo está eliminando por ser diferente, lo está eliminando por ser orgullosamente diferente; y a la hora que la compañera llega y nos dice, a nosotros y a todo el que quiera escucharlo, “esto soy yo como mujer y esto es lo que me discriminan, y lo que me persiguen y lo que me chantajean y lo que me hostigan” y dice ” y por esto que digo, por esta forma en la que soy mujer y me planto como mujer que soy, por sólo ese hecho, también soy perseguida, discriminada, eliminada del empleo.

Entonces este “yo soy” que es la Otra Campaña, este “yo soy ” colectivo, se convierte en un desafío desde el momento en el que está dándole voz a esas palabras o a esas afirmaciones individuales, en colectivo, en grupo o en organización, que empiezan a decir “esto soy yo, con mi dolor, por tu culpa” y empieza a señalar, y ahí estamos diciendo que no somos iguales, pensar que todos somos iguales es chaqueta mental, lo lamento y ahí no va a pasar nada, el bien estar de ellos está sobre ese dolor, el bien estar nuestro implica forzosamente la desaparición de ellos que están allá arriba.

Por eso la Otra Campaña es muy clara en eso, estamos diciendo, nosotros estamos en contra de un sistema, que es el responsable de la muerte de Octavio, el responsable de que las mujeres sean discriminadas, que los ancianos sean tratados como basura, que los discapacitados no tengan lugar, que los jóvenes sean perseguidos por ser jóvenes, que los estudiantes no tengan buenas escuelas, que las universidades sean un escalón, par escalar puestos públicos, perdón, puestos sí, de elección popular o nada más de funcionarios. Todo esto que estamos padeciendo tiene la responsabilidad de un sistema, y es el mismo, y a la hora que se está en la otra campaña, se busca, que en ese desgranar del “esto soy yo”, aparezca esto, y eso es lo que nos va a unir, la bandera que estamos levantando en este “yo soy” es “este es el otro México” que ya existía y no es cierto, como pensábamos nosotros en 1994, que el viento de rebeldía, que íbamos a levantar, que levantamos de hecho, iba a provocar que creciera y se extendiera por todo el país. Lo que hemos aprendido en estos doce años, es que existen muchos vientos, en muchas partes, a veces a nivel individual, como se expresó en la mayoría de ustedes, a veces en colectivo, a veces en forma más organizada, en una organización social o en una organización política de izquierda; y son esos vientos que han estado luchando, manteniéndose, resistiendo, como dice la compañera, que “yo como madre soltera o como madre sola estoy resistiendo”, y eso es lo que no sabíamos, o que no descubríamos, y no lo estamos descubriendo sólo nosotros los zapatistas, este “no están solos” que nos gritaban desde el doce de enero de 1994, sino que entre todos los que estamos en la Otra campaña estamos descubriendo que, en efecto, no estamos solos y que ese viento pequeño, grande, mediano, como lo tuviera cada quien, de rebeldía y de indignación, no está solo, y tiene la posibilidad, sólo la posibilidad, que eso es lo que ha que construir, de que se haga un viento grande, que sí barra con ese sistema que estamos enfrentando.

Es ahí donde es posible construir puentes que ahora parecen imposibles, nosotros los invitamos a la reunión con los trabajadores, a la reunión con los compañeros del, de Maxei, con la reunión que vamos a tener con comunidades indígenas, van a descubrir que es posible que se tienda un puente que afuera parece imposible todavía; que es lo que va a unir la lucha de una persona, que ha padecido la humillación y el desprecio por ser mujer, por ser homosexual, por ser joven o por ser viejo, o por ser pelón, o por ser gordo o flaco, lo que sea cada quien que pueda aportar, con una comunidad indígena que ha sido, pues ahora si que centenariamente marginada, vituperada, despreciada, etcétera. Es ese puente, que nosotros estamos proponiendo con la Otra Campaña, y nosotros no estoy hablando sólo como Marcos -que les recuerdo que soy subcomandante, no comandante, los comandantes van a venir en la próxima vez que vengamos a platicar con ustedes, ya no en un teatro, ya no en un lugar, sino en donde están ustedes trabajando, estudiando, batallando, luchando pues- no es sólo nuestra palabra como Ejército Zapatista sino, como dijo el compa del Frente Popular Francisco Villa Independiente, de UNOPI, es de muchas organizaciones ya, y en todo el país. Y lamento desilusionar, si alguien está pensando que esta lucha es tan buena, que es a muy largo plazo, tal vez en un siglo, que lo que estamos escuchando y aprendiendo en los estados donde hemos pasado, de la gente de abajo y humilde, nos hace decir que va a ser muy pronto, porque no podemos decirle a mucha gente que no tiene nada, absolutamente nada, que la hay en este país, en este estado, a lo mejor lo van a descubrir ese otro Querétaro, decirle “no mira espérate, vamos a arreglarnos, o vamos a ver si con el poder de la mente todos nos concentramos y el rico se porta bien”, ya se ha intentado, el poder de la mente es el poder de la mente, pero para cambiar el sistema necesitamos organizarnos todos, unirnos y levantarnos contra ellos y tumbarlos.

Entonces no hay que engañarse, por el espacio, el espacio de la palabra y el espacio de la escucha, la Otra campaña tiene una definición muy clara, es anticapitalista y es de izquierda, no caben los partidos políticos electorales, porque los que estamos en la otra campaña, hemos decidido de que este cambio que necesita este país, esa transformación radical, profunda, va a venir de abajo y no de arriba, y los partidos políticos arriba, están decidiendo que el cambio, si es que es posible, va a venir de allá, de los que están allá arriba. Entonces desde ese momento que decidimos nosotros, desde abajo, estamos diciendo la cuestión electoral, no es nuestra cuestión, por eso nosotros estamos diciendo, el 2 de julio pues cada quien haga lo que quiere, lo que se trata ahora es de voltear abajo, de escuchar al otro y ser, como decía el compañero, humilde, es decir, tenemos mucho que aprender, primero que nada, que no estamos solos, ni es nuestro dolor, ni nuestra rebeldía. En algún momento hay que evitar esto que parece como concurso de a ver quien sufre más, y es el que hace que muchos se inhiban y digan “no, pues después de todo lo que oí, yo mejor no digo nada porque es muy pequeño mi sufrimiento” no se trata de eso, de lo que se trata es de unir la rebeldía, ese dolor, ya transformado en rebeldía, unirlo, por eso la otra campaña no es para cualquiera, no es algo abierto, se le está invitando a la gente que lucha, a la gente que empieza a elegir, en este año de 2006, empieza a elegir luchar desde la parte más difícil, pero que es la que va a ganar, porque nosotros vamos a ganar, este país que se va a levantar nuevo va a ser producto de la Otra Campaña, no de un partido político.

Y entonces, compañeros y compañeras, eso es lo que les estamos pidiendo, hay que abrir el oído, más allá de Querétaro, primero más allá de este Teatro y luego más allá de Querétaro, y descubrir esto de que no estamos solos, este de prestar el oído para otros compañeros y compañeras que ya han hablado, para los que van a hablar en otras partes de la república, va a significar para nosotros, para todos nosotros el saber que hay otras experiencias de las que se puede aprender, que se pueden unir las luchas y hacerlas crecer, se va a descubrir pues, que las carencias de las comunidades indígenas ñahñu, no son muy diferentes a las de las zapotecas, los mixtecos, los chiapanecos, tzeltales, tzotziles, choles, tojolabales, mames, zoques, o de los mayas de Yucatán, o de los popolucas, en Veracruz, o de los nahuas en todo el país, o de los pimas en el norte, o de los tarahumaras, también en el norte. Y así en cada lugar, todo esto que estamos escuchando va a encontrar un eco, y ese eco es el que hay que organizar, a veces como individuos, a veces como familias, a veces como grupos y colectivos, a veces como organización social, organización política. Y entonces está esta riqueza de la Otra Campaña, que no sólo nos permite hablar lo que en ningún lado se va a hablar, sino que permite ser escuchado; en ningún lugar, en ningún lugar, de una propuesta política en México, ni en el mundo van a encontrar algo parecido, un lugar donde valga lo mismo la palabra de un individuo a la de un dirigente.

Y esto de decir la palabra es importante, porque tenemos muchos debes, como decía la compañera, hay gente que dice que un nuevo mundo y todo eso, y ni siquiera es capaz de responder por lo que hizo, y que lo echaba en cara, también en otras partes, que nos han dicho pues, es que se habla mucho de las organizaciones de izquierda, o de la posición de izquierda hay que cambiar el mundo, y sin embargo en esos lugares, se sigue ejerciendo violencia contra las mujeres o desprecio a la preferencia sexual, todas estas cosas que tenemos que aprender, nosotros primero o nosotros primero que nadie, no me refiero al orden temporal, sino al orden de importancia, y que entendamos que eso es lo que nos está uniendo pues a todos; hay que insistir mucho, no engañar a la gente, la otra campaña no se va a construir sobre mentiras, este es un movimiento anticapitalista y de izquierda, no un movimiento humanista ni espiritual , ni de que vamos a unir nuestra alma con las estrellas. Estamos planteándonos definitivamente hacer una lucha en este país, económica, política, social, ideológica, para transformarlo de raíz, y en ese sentido tenemos que debatir entre nosotros, decirnos nuestras verdades, como dijo la compañera que pasó, y también hacer una crítica firme, bien razonada, de los partidos políticos; está este engaño, que puede presentarse también, que nosotros pensemos que lo que estamos padeciendo es porque los gobernantes son ineficaces o ineficientes, y sí, uno escucha a Fox y dice, si pues es que es un baboso, por eso está pasando lo que está pasando, ¿no? O a cualquiera de los diputados o senadores, o al gobernador del estado, o al presidente municipal, o al diputado este que le encontraron unos…como se llaman, churros, carrujos, no se qué -que además sale en el periódico que llevó gente al mitin mañana, digo ayer, perdón- este, que dijo “bueno pues es para consumo propio, no tenía donde meterlos”; y uno piensa que es eso y entonces que lo que hay que hacer es poner gobernantes eficientes; lo que nosotros pensamos como Ejército Zapatista y creo que algunas organizaciones coinciden con eso, es que los gobernantes no son ineficaces, ese es su trabajo, o sea, están siendo eficaces porque han sido encomendados para destruir la naturaleza, destruir a la gente, fomentar el desempleo, la migración, la venta del país, la persecución de los jóvenes, la persecución de las trabajadoras sexuales, la persecución y el hostigamiento a las mujeres por ser mujeres, el desechar a los ancianos, ese es su trabajo y eso es lo que están haciendo, y eso no va a cambiar a la hora que pongamos a un gobernante que no diga tantas tarugadas como Fox, va a cambiar a la hora que cambiemos al sistema que tiene este plan, esta estrategia, como dijo alguien, en contra de todos nosotros; nosotros somos los que sobramos, ya lo dijimos otras veces, estamos trabajadoras sexuales, homosexuales, lesbianas, transgenéricos, jóvenes, banda, aretudos, con tatuajes, grafiteros, estudiantes que no reciben clase sino domesticación, maestros con bajos sueldos, mujeres que no reciben empleo o si reciben es después de checarla a ver cómo está de arriba hacia abajo y pedirle un favor sexual, ancianos que son desechados; todo eso pues es lo que somos, o sea que en la Otra Campaña sólo hay gente decente, no aceptamos a gente de arriba y de poder.

Porque no hay que pasar por alto varias cosas que se dijeron ¿no?, cuando la compañera trabajadora sexual nos dice “nos pasa esto y esto” y señaló quien es, a lo mejor en ese señalamiento tan firme y decidido que hizo, los que nos tienen así son esos los políticos mojigatos, como aquí en Querétaro, también dijo una frase que no hay que olvidar, “no nos vamos a dejar, vamos a luchar”, que fue la constante en todas las intervenciones; a lo mejor el dolor que se manifestó, nos hizo quedar atrás esa aseveración, o el señalamiento de quién es el responsable, pero es eso que está uniendo la otra campaña, esa palabra de la compañera de “no nos vamos a dejar, vamos a seguir luchando”, con la de las otras mujeres que nos hablaron, de los jóvenes, de los que no han hablado, o los que no hablaron, porque siempre impresiona un micrófono, la gente que está, o sobre todo la que no está, es esa rebeldía y es esa lucha la que queremos unir en la Otra Campaña.

Si trajéramos a la Otra Campaña a nivel nacional, o no tanto a nivel nacional, digamos con los diez estados que llevamos, se llenan varios teatros de la república, y en lugar de hacer eso, lo que nosotros nos proponemos hacer es otra república y hacerle otra forma de relacionarnos, entonces no piensen que somos los que estamos, porque además hay uno que otro oreja también aquí, tomando nota, somos muchos más y podemos crecer muchos más, porque es mucho más la gente que está harta y que quiere construir otra cosa, y lo que le está diciendo la Otra Campaña es vamos a hacerlo, no estamos ofreciendo algo acabado, estamos ofreciendo un destino, que es el construir otro país, a partir de un movimiento anticapitalista y de izquierda, y todo lo demás vamos a definirlo juntos y no definirlo desde arriba, sino desde abajo, no se trata de que alguien llegue y diga “la mujer se tiene que organizar ahí, así, de esta forma, o en tal lugar” o los homosexuales, o los jóvenes, o las lesbianas, o los estudiantes, o los maestros; se trata de reconocer lo primordial, hay esfuerzos organizativos y luchas que llevan mucho tiempo y que han construido una autoridad moral, lo que ofrece la otra campaña es respeto a esa autoridad organizativa, no agandallar, no subsumir, no hegemonizar y no homogenizar; eso que estamos ofreciendo es algo que hay que mantener en todo momento, dentro de esta línea general, no electoral, anticapitalista y de izquierda, cada quien tiene un lugar aquí y ese debe ser respetado, así como aquí tuvo su lugar preponderante la palabra de compañeros y compañeras a título individual, hay otros lugares donde será como colectivo, como grupo, donde será como organización y muchas veces en el caso de pueblos indios, como comunidad, porque así es como se construye la identidad ahí.

Entonces esto es lo que estamos haciendo la Otra Campaña, compañeros y compañeras, no hay que desesperarse, hay que prestar el oído, abrirlo realmente, nuestro trabajo ha sido, mas o menos, como ser el pretexto para que estas voces se escuchen o para que se reúnan y se conozcan entre ustedes, pero el trabajo no es nuestro o no sólo nuestro como zapatistas, sino que es de todos los que le quieran entrar.

Ahorita el compromiso y la tarea que estamos pidiendo es escuchar al otro, conocerlo, y no me refiero sólo a conocerlo de cómo estás, cómo te llamas, cuál es tu dirección, sino a conocer su lucha y su decisión, y a la hora de conocerlo es como vamos a conocer la capacidad grande, tan grande que tenemos para transformar el país.

Eso es lo que les queríamos decir compañeros y compañeras, de veras que, que fue una gran lección la que recibimos, paradójicamente aquí en el teatro de la república donde viene pura gente “pipiris nice”, y que ustedes le hayan dado ese valor a la palabra. Nosotros lo que vamos a hacer es seguir escuchando, completando las otras piezas del rompecabezas de Querétaro, presentárselos, decirles esto es Querétaro, y entonces si hacerles una serie de propuestas en el último día de trabajo, según lo que vimos nosotros, y a su consideración para que, como ha pasado en los demás estados, en Chiapas, en Quintana Roo, en Yucatán, en Campeche, Tabasco, Veracruz, Oaxaca, Puebla, Tlaxcala e Hidalgo, empiece ya a existir la Otra en Querétaro, o la Otra Querétaro con su propia identidad, sus colores y sobre todo su voz.

Gracias compañeros, gracias compañeras.

Share

No hay comentarios »

No hay comentarios todavía.

RSS para comentarios de este artículo. TrackBack URL

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad Artículos