lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Ene012006

Palabra pronunciada en San Cristóbal de las Casas, Chiapas.

Comandante Tacho:

Comandante Zebedeo:

Comandante David:

Comandanta Kely:

Comandanta Hortensia:

Subcomandante Marcos (parte 1)

Subcomandante Marcos (parte 2)

 

Traduzione italiano
Traduction en Français
 

PALABRAS DEL COMANDANTE TACHO

Hermanos y hermanas.
Buenas noches, compañeros y compañeras bases de apoyo que nos encontramos aquí frente a esta Catedral. Con el permiso de los compañeros miembros del Comité Clandestino Revolucionario Indígena Comandancia General y del compañero Subcomandante Insurgente Marcos, me permito a dirigir unas palabras.

1 de enero del 2006.

Hermanos y hermanas obreros y obreras.
A nuestros hermanos campesinos y campesinas de todo México.
Hermanos:

El día de hoy queremos decirles que la situación de los trabajadores del campo y de la ciudad son cada día más graves y más difíciles, pero aún los campesinos y los obreros somos la parte más importante del pueblo mexicano en cuanto a la producción y la mano de obra barata.

Somos indispensables para nuestro país y sin embargo somos los más desposeídos en cuanto a nuestros derechos, que a cada uno le corresponde como campesinos mexicanos. A pesar de que nuestra producción ha sido mal pagado en este país, los campesinos tenemos tierras de mala calidad, no contamos con recursos para trabajar, mejorar. A pesar de las malas tierras con que contamos, les hacemos producir, pero nada y nadie nos garantiza nuestro trabajo. Lluvias, sequías, tormentas, etcétera, puede destruir nuestro trabajo, y nadie voltea a vernos.

Todos los campesinos que hacemos producir la madre tierra somos los que sufrimos a costa de todo. Por todo esto el trabajo del campo para los campesinos mexicanos están siendo cada día más crítico, y nos obliga a muchos compañeros campesinos mexicanos a emigrar en busca del sustento de su familia. Más ahora con la gran competencia que el Tratado de Libre Comercio está llevando a cabo en el campo mexicano. Los campesinos estamos siendo cada día más incompetentes, porque no podemos, con nuestros recursos que siguen siendo los de hace 500 años atrás, porque el plan del Tratado de Libre Comercio no es para el bien del pueblo.

El Tratado de Libre Comercio es el plan de destrucción del campo mexicano y la entrada de productos y semillas transgénicas a nuestros suelos. Y para que esto sea legal modifican el artículo 27 constitucional, y para que nuestras tierras sean acaparadas legalmente y convertirnos nuevamente en sus sirvientes de grandes terratenientes, impulsan el programa de privatización de las tierras a través del Programa Procede. Todo esto es el plan neoliberal en contra del campo y campesinos mexicanos. Pero a pesar de todo esto muchos campesinos resistimos y trabajamos el campo, para que sobrevivamos, para sobrevivir cultivando lo que la madre tierra nos da por naturaleza. Porque lo que podemos vender a un precio miserable es para el consumo de los grandes ricos, mientras los que hacemos producir la tierra y producir lo natural nos engañan y obligan a consumir lo que ellos producen.

Por todo esto, ¿cómo podemos hablar de buena salud, de buena educación, de buena
alimentación y una vivienda digna si todos nos están imponiendo? En el actual sistema de partido de Estado tienen complicidad de nuevos patrones extranjeros, nos orillaron con sus estrategias y planes de famosos proyectos de desarrollo al campo. Esos planes y objetivos lo llevaron adelante para el exterminio de nuestras semillas naturales que desde hace siglos hemos venido cultivando en nuestras tierras. Estos proyectos y programas sólo es parte de su estrategia orillándonos a tener nuevas semillas y fertilizantes para que cuando ya no produzcamos sin fertilizantes y sin nuevas semillas nos sintamos obligados a depender de la alimentación básica a nuevos patrones, y esto lo llevan adelante como parte de una estrategia. O sea que los campesinos nos están llevando en la total dependencia alimentaria. Esto es sólo parte del plan, pero en realidad lo que desean los burgueses es de despojarnos indiscriminadamente de nuestras tierras.

Es así como quisieran que después de un siglo los campesinos lleguen de nuevo de rodillas a nuevos amos, por eso nosotros los zapatistas hoy queremos decirles a nuestros hermanos campesinos y campesinas que nos unamos para luchar juntos contra un enemigo común que nos ha hecho la guerra en silencio por todos los medios, además de las enfermedades curables, diarrea, vómitos y calentura.

Nosotros los campesinos debemos exigirnos y organizarnos para no seguir muriendo de enfermedades curables conocidas como Guerra de Baja Intensidad. Este plan está en contra de los obreros y campesinos, es decir, de lo que antes se conocía como bienes nacionales, hoy lo están vendiendo y está quedando en manos de extranjeros. Por eso hermanos obreros y campesinos, sabemos la difícil situación que ustedes viven en las fábricas. Enfrentan cada día, cada hora, al patrón, y a los capataces. Sabemos que la situación y las condiciones de vida son parecida a las de nosotros los campesinos.

Como obreros no tienen un empleo seguro, son amenazados con despidos por defender sus derechos, no están protegidos por las leyes de los gobiernos, mucho menos por parte de los patrones, porque si reclaman injusticias, aumento salarial, seguro de vida o un emplo seguro son despedidos injustificadamente aunque las leyes digan que cuentan con todos estos derechos, y en realidad estas leyes no se cumplen porque están hechos para beneficiar y enriquecer a los patrones a espaldas del pueblo trabajador. Como ejemplo puede ser el mal llamado difunto Fidel Velásquez y Rodríguez Alcaine, que sin ser obreros hicieron leyes supuestamente para el beneficio de los trabajadores, juntamente con los patrones de este modo demuestran que no les interesa a los trabajadores y sus derechos, y no luchan por el pueblo, sino por sus propios intereses personales.

Por tanto, los llamamos a unirnos, a luchar juntos, campesinos y campesinas, trabajadores de la educación, de la salud y todos los demás sectores de trabajadores y trabajadoras.

Hermanos y hermanas, todos y todas debemos decir no chinguen, que eso hace falta que nos organicemos, que nos unamos a la lucha juntos y juntas. Ya llegó la hora, ya llegó el tiempo de decir juntos ¡Ya basta! Porque los explotadores nadie los detendrá sino nosotros mismos. Por eso el día de hoy compañeros y compañeras trabajadores y trabajadoras del campo y de la ciudad, hoy inicia nuestra otra campaña para escuchar sus palabras, sus pensamientos, si están de acuerdo que nos chinguen los privatizadores en todos los sentidos de cómo tienen nuestras vidas.

Nosotros los zapatistas no estamos de acuerdo que nos chinguen. No estamos de acuerdo que nos sigan explotando. Ustedes dirán hermanos y hermanas trabajadores si estamos equivocados. Por eso hoy empezamos a escuchar su palabra.

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional en nombre de nuestros compañeros y compañeras jóvenes, niños y ancianos bases de apoyo, les hacemos un llamado a nuestros compañeros obreros, campesinos a organizarse y a participar directamente el La Otra Campaña, para que juntos luchemos por nuestros derechos que nos corresponde como trabajadores que somos del campo y de la ciudad. Para hacer juntos un Programa Nacional de Lucha y otra forma de hacer política, de acuerdo a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Estamos seguros que sólo juntos y organizados haremos florecer la justicia cuando tengamos garantizado el derecho de los obreros y de los campesinos. ¡Vivir por la patria o morir por la libertad!

Desde el valle de Jovel,

Muchas gracias.

 

PALABRAS DE LA COMANDANTA KELY

Buenas noches compañeras y compañeros,
A nombre de mis compañeras comandantas y comandantes del Comité Clandestino Revolucionario Indígena, Comandancia General del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional, les decimos unas palabras a todos los que estamos aquí reunidos para entregarles al delegado Zero, el compañero Sub-comandante Insurgente Marcos. Porque aquí es donde inicia nuestros pasos para visitar sus pueblos o lugares, a todas y todos los que no llegaron o no pudieron venir a nuestras reuniones de preparación de la Sexta, y poder escuchar con atención su palabra y también invitarlas a todas las mujeres, jovenes, a todas las amas de casa y trabajadoras de nuestro país que se llama México, a que se adhieran a la Sexta y a la Otra Campaña. Y que así les mostramos a los hombres machitos que sí podemos y también tenemos la obligación de luchar y participar nuestros derechos, porque ahora ya no nos debemos hacer lo que ya se acabó el tiempo, porque también, como mujer que somos, no sólo somos de la cama o de la casa, nada mas. No sólo obedecemos y hacemos lo que digan los hombres, también podemos poner pantalones. No compañeras, hoy también empezamos con la Sexta y la Otra Campaña. No se quedan esperando a que atrás hagan nuestros trabajos. También debemos nosotras mismas organizarnos y luchar por lo que nos pertenece de libertad, democracia y justicia para cada una de nosotras.

Compañeras y compañeros, aquí les dejamos al Delegado Zero. Se los encargamos; les decimos que lo cuidan mucho, mucho. Estaremos pendientes, esperando para cuando nos indiquen a donde nos toca ir a escuchar y juntar nuestra palabra con las de todo ustedes, unidas juntas con los compañeros a hacer mas grandes nuestras palabras en un programa nacional de lucha de izquierda anticapitalista.

Es todo, muchas gracias.

 

PALABRAS DE LA COMANDANTA HORTENSIA

Buenas noches.
Hermanos y hermanas, compañeros y compañeras:
Hoy, queremos dirigir unas palabras sencillas a todas las mujeres indígenas y no indígenas de México y del mundo, a las mujeres del campo y de la ciudad, campesinas, obreras, artesanas, maestras, estudiantas, amas de casas, enfermeras, religiosas, artistas, mujeres profesionistas, y a todas las mujeres en general.

A nombre de todas las niñas, mujeres, y ancianas bases de apoyo y a nombre de todas las compañeras de los diferentes niveles de trabajos de nuestra organización como Ejercito Zapatista de Liberación Nacional, queremos decirles que hoy se cumplen 12 años de nuestro levantamiento armado, cuando las mujeres de diferentes zonas y municipios de este estado del sureste Mexicano, junto con los compañeros, demostramos nuestro valor y nuestro coraje contra el Mal Gobierno, contra el Ejercito Mexicano, y en contra de las injusticias que sufrimos las mujeres de nuestro país, y sobre todo como mujeres indigenas.

Ese primero de enero de 1994, cientos de mujeres milicianas, insurgentas y dirigentas del EZLN nos leventamos en armas y tomamos varias ciudades de nuestro estado. Y mientras miles de mujeres bases de apoyo con diferentes responsabilidades en sus pueblos, dispuestas a pelear por defender sus pueblos, sus derechos, y su dignidad como mujer. Así empezamos la lucha ese día 1 de enero de 1994, y hasta ahora seguimos y seguiremos con esta lucha, junto con los compañeros y junto con todos los que se han sumado a nuestra causa.

Vamos a seguir luchando para conquistar el lugar y el derecho que merecemos como mujeres, porque hasta hora todavía no tenemos el derecho, la libertad, ni la participación total en los distintos trabajos para el desarrollo de nuestros pueblos y en la construcción de nuestra autonomia. Como mujeres en todas partes, seguimos sufriendo las injusticias, el desprecio, el maltrato, la discriminación, la humillación y la violación de nuestros derechos. Esta injusta situación que la vivimos las mujeres, no podemos permitir que así se queda para siempre, sino que algún dia, se tiene que cambiar.

Queremos decirles a todas las mujeres del campo y de la ciudad, que es hora de hacer algo para cambiar esta triste realidad que vivimos en nuestra sociedad. No podemos seguir permitiendo que los malos gobernantes sigan imponiendo su sistema social injusta, discriminatoria, y racista contra las mujeres. Por eso, las invitamos para aprovechar la posibilidad que ofrece la Otra Campaña, que es un lugar para que todas puedan participar, para unirse, organizarse, y decir nuestra palabra cómo queremos construir una sociedad nueva.

Esperamos que las compañeras, las que han sumado a la Sexta y a la Otra Campaña, hagan todo lo posible para participar y llevar adelante los trabajos y que sean el ejemplo para las demás mujeres de nuestro país y del mundo para que también puedan organizarse en sus pueblos, en sus colonias, en sus barrios, en sus centros de trabajo, y en dondequiera que estén, para que en la Sexta y en la Otra Campaña, haya participación directa de las mujeres porque sin la participación de las mujeres, no podemos decir que es una campaña muy otra, como se ha mencionado en algunos comunicados.

Queremos decirles también, que en los trabajos de la otra Campaña, vamos a encontrar dificultades, problemas, y obstaculos, pero debemos buscar la forma como superarlos. También, tener un poco de valor para enfrentar todo lo que venga de arriba, también los problemas de nosotras mismas, de nuestra propia casa, en nuestros pueblos, en nuestros trabajos, en nuestras colonias y en todas partes. Debemos tener fuerza para luchar, y poder defender nuestros derechos como mujeres, porque a veces los varones no muy permiten que tengamos compromisos en la lucha o que tengamos los mismos derechos que los hombres y no nos toman en cuenta.

Para lograr los derechos que merecemos las mujeres, hay que organizarse, hay que defenderse, y no hay que pedir permiso a nadie para tomar y ejercer nuestros derechos. En la Sexta y en la Otra Campaña, ya va a ser muy diferente que cualquier organización, porque debe ser un lugar donde las mujeres, las niñas y ancianas seamos respetadas y tomadas en cuenta en las decisiones. Esto quiere decir que en la Otra Campaña, podemos caber todos los que deseamos vivir con democracia, libertad y justicia. Y en la Otra Campaña no podemos excluir a nadie, sólo por ser mujeres o por ser diferente.

También queremos decirles a todas las mujeres de México y del mundo que no se han sumado a la Otra Campaña, también les invitamos a que se organicen y luchen de alguna forma porque las injusticias, la explotación, el desprecio y la violación de los derechos humanos de las mujeres existen por todos lados. Por eso, se necesita la participación de las mujeres de alguna forma, para acabar la situcación injusta que se vive en México y en muchos paises del mundo.

Por último, queremos decirles a todas las que se han unido ya a la Sexta y a la Otra Campaña, que sigan adelante y que se organicen bien en los trabajos que se va a llevar a acabo, para que juntas luchemos por nuestros derechos, por libertad y justicia para que nuestros hijo e hijas ya no viven el desprecio, la humillación, la explotación, como nos tienen ahora los malos gobernantes y los poderosos.
Es toda mi palabra.

Democracia, Libertad, y Justicia.
Por el Comité Clandestino Revolucionaria Indigena, Comandancia General del EZLN
Chiapas, México
1 de enero de 2006

 

PALABRAS DEL SUP MARCOS

Buenas noches, antes de empezar quiero invitar aquí a que suba con nosotros a una persona que ha sido muy importante en la historia del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, a él el EZLN le debe la semilla primera, yo en lo personal le debo algo más que la vida, el haberme mostrado el rumbo, el paso y el destino. Algunos de ustedes lo conocen como el arquitecto Fernando Yañez, los zapatistas lo conocemos y reconocemos como el Comandante German.

Al compañero le hemos pedido que se encargue de la Dirección de la Oficina de Enlace Zapatista que será el medio por el que el EZLN y su Comisión Sexta estarán en contacto con todos los demás compañeros y compañeras de La Otra Campaña. También nos ayudará en las relaciones que mantenemos con organizaciones políticas de izquierda anticapitalista en México y en el mundo. Mis primeras palabras van dirigidas sólo para los compañeros y compañeras del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

(Palabras en Tsotil)

Bases de apoyo, responsables locales y regionales, autoridades autónomas, milicianos y milicianas, insurgentes e insurgentas, mandos militares y comandantes y comandantas del comité clandestino revolucionario indígena, comandancia general del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

(Palabras en Tsotil)

Esta es nuestra pequeña palabra para todos ustedes, hombres, mujeres, niños y ancianos del Ejército Zapatista de Liberación nacional, bases de apoyo, responsables locales y regionales, autoridades autónomas, milicianos y milicianas, insurgentes e insurgentas, mandos militares y comandantes y comandantas del comité clandestino revolucionario indígena, comandancia general del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

Vamos a empezar a caminar para cumplir nuestra palabra de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. A mí me toca salir primero para ver cómo es el camino que vamos a andar y ver si hay peligros y aprender a conocer el rostro y la palabra del que es compañero y compañera pero tiene otro modo. Para unir nuestra lucha zapatista con la lucha de los trabajadores del campo y de la ciudad de nuestro país que se llama México.

Si algo malo me pasa sepan que ha sido un orgullo el luchar a su lado, ustedes han sido los mejores maestros y dirigentes y estoy seguro que seguirán llevando por buen camino nuestra lucha, enseñándonos a todos a ser mejores con la palabra dignidad. Somos viento, no tememos morir en la lucha. La buena palabra ha sido ya sembrada en buena tierra, esta buena tierra es su corazón de ustedes y en él florece ya la dignidad zapatista. Gracias compañeros y compañeras del Ejército Zapatista de Liberación Nacional que vinieron a acompañarnos. Compañeros y compañeras de La Otra Campaña, quiero traer aquí la memoria de un compañero caído hace doce años en las primeras horas del primero de enero de 1994 que estuvo esperando este día en que la palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional estuviera acompañada con hombres, mujeres, niños, ancianos, organizaciones, colectivos, grupos, personas que no nada más son del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Con su nombre quiero traer la memoria de todos los compañeros y compañeras que han caído en estos doce años de lucha. Traigo la memoria y pido un minuto de silencio para todos los compañeros caídos en el nombre del compañero Subcomandante Insurgente Pedro.

(Un minuto de silencio)

Gracias compañeros.
Compañeros y compañeras de La Otra Campaña, queremos aprovechar para explicarles a ustedes que han venido aquí con nosotros y a otros compañeros y compañeras que no están aquí pero que son parte nuestra de este movimiento que estamos empezando en todo nuestro país, que es México.

Cuando veníamos en la marcha, llegando al boulevard, conforme íbamos avanzando las autoridades iban apagando las luces de la calle, esa principal. De eso se va tratar todo esto, ellos allá arriba van a tratar de hacer la oscuridad entorno nuestro. Nuestro no estoy hablando del Ejército Zapatista de Liberación Nacional sino nuestro La Otra Campaña y todos los que se han adherido a la Sexta Declaración. Y así como avanzamos todo ese trecho a oscuras, poco a poco, despacio, cuidando nuestros pasos, así habrá de ser el inicio de La Otra Campaña. Llegará el momento como pasó de por sí en esta marcha, en que se rindan y las luces se mantengan encendidas ahora con un nuevo brillo, el que nosotros podamos otorgarle con nuestras luchas y con nuestras palabras que van de unos a otros, abajo y a la izquierda.

El principal destinatario de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona acusó recibo apenas unos meses después de su emisión. El gran poder del dinero en México firmó lo que se puede conocer como la Contra-Declaración Sexta y que es conocida públicamente como el pacto de Chapultepec, que fue firmado en ese castillo. Antes, la clase política mexicana se había congregado, convocado y exhibido en toda su ridícula apariencia en el Palacio de Bellas Artes. Quienes ahora nos están pidiendo que olvidemos todo, nuestras necesidades, nuestras luchas, y pongamos todo a su servicio para que ellos decidan por nosotros, deciden allí, en los castillos y palacios de este país.

La Otra Campaña y La Sexta Declaración de la Selva Lacandona ha definido claramente cual es nuestro destino y cual es nuestro rumbo. Nuestro, de todos. Podemos decir ahora que el primero de enero del 2006, fuerzas conjuntas de La Otra Campaña tomaron e hicieron suya la ciudad de San Cristóbal de las Casas, símbolo de la soberbia y del orgullo del de arriba.

Queremos saludar especialmente a nuestros hermanos indígenas de la colonia de la Hormiga. Han sido expulsados de sus comunidades por diferentes creencias religiosas o practicas. Y la ciudad ésta los ha aventado a las orillas, olvidando que estos hermanos junto con los nuestros, los zapatistas, levantaron esa catedral, ese palacio, hicieron estas calles, estas casas a las que no pueden entrar. Las calles por las que no podían transitar todavía, tenían que ir en medio como los animales.
La Sexta Declaración se propone ir, hablar, escuchar, hacer acuerdo con todos los que hacen andar las máquinas, los que hacen parir la tierra, los que llevan los servicios y los productos a todas partes, y al final se quedan sin nada.

No vamos a las grandes movilizaciones. El día de hoy hemos empezado así porque queremos darle un mensaje a todos los compañeros y compañeras de La Otra Campaña, varios miles de hombres, mujeres, niños y ancianos del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, después de caminar varios días llegaron a esta ciudad, caminaron hasta acá y están aquí para decirles a ustedes que nosotros, en La Sexta y en La Otra, estamos poniendo todo lo que tenemos. La vida es lo menos de lo que tenemos, nuestra autoridad moral, nuestro prestigio, lo que hemos avanzado está puesta en esta iniciativa. Le repetimos la pregunta que les hicimos antes ¿Ustedes qué están poniendo en La Otra Campaña? Esperamos que sea el corazón y la palabra que queremos escuchar y a la que estamos pidiendo ayuda para poder escuchar la palabra de otros. Parece fácil congregar a varios miles de indígenas, lo pudimos hacer gracias al apoyo de las Juntas de Buen Gobierno y fueron cientos de miles los que se quedaron sin venir, compañeros y compañeras.

Aquí, quiero hacer un saludo especial para mis compañeros y compañeras, insurgentes e insurgentes, que desde el 19 de junio del año pasado ya, se encuentran en alerta roja y están todavía allí pendientes por cualquier cosa que pueda pasar para hacer lo que es nuestra obligación, defender a nuestra gente. Todos estos miles de hombres y mujeres que se pueden identificar claramente por su corta estatura y por el color moreno que asoma de sus pasamontañas no entraron a la organización en un acto masivo. Para hacer crecer y formar el Ejército Zapatista de Liberación Nacional hablamos con ellos, los escuchamos allí donde trabajaban, allí donde sufrían. No en las grandes concentraciones, no en las marchas sino en su lugar de trabajo, en el lugar donde se vive el racismo, el despojo, la explotación, el desprecio de un sistema que tiene un nombre aunque use muchos rostros, el capitalista.

La Sexta Declaración y La Otra Campaña ha definido una línea muy clara sobre la que les pedimos que se definan de izquierda y anticapitalista. No de centro, no de medio-centro, no de derecha moderada, no de izquierda racional e institucional sino de izquierda, como decimos, donde está el corazón y donde está el futuro, vaya, el mañana. Nosotros queremos agradecerles a todos los compañeros y compañeras que se han adherido hasta ahora a La Sexta Declaración y han hecho suya La Otra Campaña, desde ese momento son nuestros compañeros y compañeras.

Si de algo podemos enorgullecernos los zapatistas es que sabemos ser leales con nuestros compañeros y compañeras. Por eso, en esta primera etapa, vamos a privilegiar, a hablar con nuestros compañeros y compañeras. Digo esto porque muchos están esperando grandes movilizaciones, grandes manifestaciones y van a ver que el Delegado Zero va a preferir hablar con los que ya se definieron por La Sexta y por La Otra Campaña, escuchar su palabra y pedirles respetuosamente que nos ayuden a aprender el modo para hablarle a los trabajadores del campo y de la ciudad donde ellos se mueven y con quien ellos han construido su autoridad moral y política. Y estoy hablando de las organizaciones políticas de izquierda, comunistas, libertarios, anarquistas, los que no se definen todavía o en esa definición todavía alcanzan muchas cosas por decirse, los grupos, colectivos culturales, de medios alternativos, organizaciones no gubernamentales, organizaciones de derechos de mujeres, de homosexuales, de lesbianas, de los otros diferentes, de todo lo que somos y que nosotros quisimos simbolizar con un pollo que salió chueco y que es muy otro, el pingüino, por allí debe andar…venía en la moto, se mareó. Nosotros queremos decirles pues que nuestra prioridad es hacernos compañeros, conocerlos y que nos conozcan, nuestra experiencia es que en el conocimiento nace el respeto y los compañeros y compañeras tenemos que respetarnos. Nosotros invitamos a todos que le entren a La Sexta con dos garantías: una, que no va a acabar pronto y que no va a haber ninguna recompensa y la otra es que van a tener un lugar sean grandes o pequeños, rojos, negros, blancos, gordos, flacos, como sean van a tener un lugar y siempre nosotros en nuestro lugar como zapatistas dentro de La Otra Campaña defenderemos ese espacio porque para eso fue hecha La Sexta y para eso va a empezar La Otra Campaña. Empezaremos mañana aquí en la ciudad de San Cristóbal con los compañeros y compañeras de Las Sextas Coletas o de La Otra Campaña aquí en San Cristóbal y en todos los Altos. Luego iremos a Palenque, luego a Tuxtla, luego a Tonalá, luego a Huixtla, luego a Moisés Gandhi, allí terminaremos en Chiapas y empezaremos en Yucatán y Quintana Roo. Cada tanto con la oportunidad debida les iremos informando de las actividades y de lo que vamos a hacer. A todos les pedimos comprensión de la definición de esta primera etapa, sabemos que esperan vernos en grandes actos o en mesas redondas o en presentaciones de libros o en entrevistas de grandes intelectuales o grandes medios y van a ver que preferimos ser compañeros, que preferimos hablar y escuchar con esa persona que está allá atrás que ni siquiera alcanza tal vez a escuchar lo que yo le digo y que para nosotros su palabra es importante. Compañeros y compañeras, por primera vez terminamos un acto un primero de enero no gritando “Viva el EZLN” sino como compañeros y compañeras que somos “Viva La Otra Campaña” gracias.

 

 
 

Area de Descargas

Descargue aquí los archivos de este artículo en su formato original.







Share

1 Comentario »

  1. un saludo muy afectuoso para el comandante marcos y todos los demas comandantes hombres y mujeres y a toda la gente indigena mujeres hombres y
    niños, que tienen el valor de luchar por lo que les corresponde para una vida digna justicia y democracia. muchas felicidades.

    Comentario de carmen — Julio 20, 2006 @ 4:17 pm

RSS para comentarios de este artículo. TrackBack URL

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad Artículos