lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Ene091998

Acteal es el símbolo de una forma de gobernar: la del que simula la paz y hace la guerra; la del que finge dialogar mientras prepara la traición; la del que promete solución pacífica y asesina inocentes. 

Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

México. Enero de 1998.

A la sociedad civil nacional e internacional:

Hermanos y hermanas:

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional saluda la movilización nacional y mundial que, demandando justicia y fin a la guerra en México, se realiza este 12 de enero. Y en la movilización de este día, saludamos todas las manifestaciones que en México y en los cinco continentes se han realizado con motivo de la matanza de Acteal, del reinicio de la persecución de zapatistas en las montañas del sureste mexicano, y del incumplimiento gubernamental de los Acuerdos de San Andrés.

Hombres, mujeres, niños y ancianos, de todas las clases sociales, de razas distintas, de idiomas diversos, de diferentes países en todo el mundo, han unido sus voces para decir ¡Ya Basta! al exterminio de los pueblos indios de México.

Los mejores pensamientos de México y el mundo se han manifestado para demandar una solución pacífica a los reclamos indígenas, para exigir justicia en el genocidio de Acteal, y para detener la persecución en contra de los zapatistas.

El 12 de enero es para nosotros un día de fiesta, la fiesta del encuentro.

En este día recordamos y saludamos el que ustedes y nosotros nos hayamos encontrado. Nuestras aspiraciones son las mismas: democracia, libertad y justicia para todos. Nuestros caminos son distintos, pero en nosotros no ha cedido el empeño de que la vida alumbre y acompañe las tres demandas fundamentales.

Este 12 de enero, mientras en México y en el mundo se exige justicia y respeto para los indígenas mexicanos, el gobierno continúa con su estrategia de mentiras, traiciones y asesinatos.

En estos días, los embajadores del gobierno se distribuyen por el mundo para vender falsedades y ocultar masacres. Pero a estas alturas, para nadie es un secreto que el 22 de diciembre de 1997 el gobierno mexicano mandó asesinar a 45 niños, mujeres y hombres en la comunidad indígena de Acteal. Escuadrones de la muerte, armados, entrenados y dirigidos por el gobierno atacaron a un grupo de indígenas, remataron a niños heridos, abrieron el vientre de mujeres embarazadas, aniquilaron todo lo que encontraron a su paso.

Por esos niños muertos, por esas mujeres destazadas como animales, por esos hombres asesinados, pedimos justicia. En esta demanda coincidimos los todos que somos nosotros y ustedes, en México y en el mundo. Justicia para los muertos, castigo para los verdaderos asesinos.

Sin embargo, la Procuraduría General de la República (PGR) hace todo lo posible por ocultar lo ocurrido, por desviar la atención y por que la injusticia corone las tumbas de los muertos de Acteal.

Acteal es el símbolo de una forma de gobernar: la del que simula la paz y hace la guerra; la del que finge dialogar mientras prepara la traición; la del que promete solución pacífica y asesina inocentes.

El gobierno planeó la matanza. El gobierno preparó y equipó a los asesinos. El gobierno llegó después a tratar de borrar las evidencias. El gobierno se esfuerza ahora en presentar la matanza como un conflicto menor, producto de rencillas internas y de una “guerra entre pobres”’ de la que es ajeno. Pero desde hace cuando menos dos años, el gobierno federal mexicano echó a andar una estrategia contrainsurgente para armar, entrenar y dirigir a bandas paramilitares, con el fin de enfrentarlas a las bases de apoyo zapatistas.

Acteal es el símbolo de la guerra de exterminio, la verdadera respuesta gubernamental a las justas demandas de los pueblos indígenas de México.

“Exterminar a las bases zapatistas” es la consigna de las bandas criminales del gobierno. Su accionar ha provocado el desplazamiento de miles de familias indígenas, zapatistas y no zapatistas, de sus comunidades. Estos desplazados tratan de ser rendidos por hambre y muerte, con el apoyo cómplice del gobierno que primero los persigue y asesina, y luego les ofrece ayuda humanitaria con el único fin de lavar su imagen en el exterior.

A las exigencias mundiales de justicia, el gobierno responde como si nada hubiera pasado. La masacre queda atrás y se convierte, por la magia de la mentira gubernamental, en un hecho más de violencia intrafamiliar, se remueven funcionarios y se suplen por otros que garanticen la impunidad de los salientes. Y el gobierno mexicano se queja de que, después de haberlos mandado perseguir y matar, los indígenas rebeldes se comporten con dignidad y no acepten las limosnas con las que se pretende comprar su silencio, su perdón y su olvido.

Pero Acteal es también el símbolo de la lucha de dos esfuerzos: el del gobierno que busca que la desmemoria y la impunidad triunfen; y el de la sociedad civil que exige justicia verdadera y se niega a olvidar el peor crimen de los últimos 30 años.

Y la lucha por la memoria y la justicia es la lucha por la paz digna.

En esta lucha estamos ustedes y nosotros.

Ni las matanzas ni las persecuciones, ni las mentiras ni las simulaciones darán por resultado una solución verdadera.

No vendrán del gobierno ni la paz ni la justicia.

Vendrán de la sociedad civil, de sus iniciativas, de sus movilizaciones.

A ella, a ustedes, hablamos hoy.

A su reclamo de justicia nos sumamos.

A su exigencia de fin a la guerra y a la persecución nos unimos.

A su demanda de paz con justicia y dignidad nos adherimos.

Y junto a todos reclamamos, ya, el cumplimiento de los Acuerdos de San Andrés.

El Ejército Zapatista de Liberación Nacional saluda este 12 de enero las movilizaciones que en México y en todo el mundo se realizan. Junto a todos ustedes, nosotros exigimos…

¡Democracia!

¡Libertad!

¡Justicia!

Desde las montañas del sureste mexicano.

Subcomandante Insurgente Marcos

Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

México, enero de 1998.

 

Share

No hay comentarios »

No hay comentarios todavía.

RSS para comentarios de este artículo.

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad Artículos