lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

May141995

Conferencia de prensa en San Andrés Sacamch’en

Conferencia de prensa,

San Andrés Sacamch’en, Chiapas, 14 de mayo de 1995, 24 hrs.

COMANDANTE DAVID

Muy buenas noches a todos, a todos los presentes, la prensa nacional e internacional, la sociedad civil nacional, también internacional, a todos los hombres y mujeres indígenas presentes en este cinturón de paz. Agradecemos de nuevo la presencia de todos, también la cruz roja mexicana, a todos los que están haciendo un esfuerzo y están teniendo paciencia a todo lo que se está llevando como el proceso de diálogo. Hermanos todos, lo que queremos decirles en este momento es sobre los pasos que hemos venido trayendo estos días en la mesa de diálogo. Tal vez se les ha perdido un poco la paciencia al no haber tenido alguna información clara y precisa, pero creemos que entienden todas las dificultades, todos los pasos que se tienen que dar, porque son cosas realmente muy serias, cosas realmente difíciles. Porque estamos jugando la vida de muchos pueblos, de miles y cientos de miles de hermanos indígenas y no indígenas de Chiapas y de México, que todos tenemos la esperanza y el deseo de que el proceso de diálogo vaya caminando en buen sentido.

Pero queremos decirles que durante estos tiempos que hemos estado en la mesa, ciertamente hemos tenido bastantes dificultades, complicaciones. Nosotros, como delegación del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, desde un principio, manifestamos nuestro deseo, nuestra voluntad de encontrar una salida justa y digna y así lo presentamos ante la delegación del gobierno federal. Sin embargo, nuestras palabras, nuestras propuestas, pues la hemos pasado con muchas dificultades ante las respuesta del gobierno, en primer lugar las respuestas que hemos recibido ciertamente son complicadas para nosotros, hasta no vemos claro cuál es realmente el sentido, nos cuesta entenderlo, nos cuesta asimilarlo todo lo que se nos dice. Y de esa manera pues nos ha sido difícil pero hemos hecho esfuerzos para tratar de entender, para tratar de asimilar lo más que podamos.

Porque creemos que es un compromiso que tenemos, un compromiso con el pueblo, con muchos miles de hermanos nuestros. Aunque nos cueste, aunque muchas veces nos duela también las respuestas que nos han dado varias veces, pero con la buena fe y voluntad que tenemos pues hemos tratado de mantener la paciencia de ambas partes. Solamente de esa forma pues hemos tratado de dar algunos pasos realmente para nosotros muy pequeños. Todavía no vemos con claridad muchas cosas.

Por eso nos hemos tardado bastante, porque al principio nosotros presentamos claro qué es lo que queríamos, porque estaba contemplado en la agenda el punto central de este encuentro, pero también se nos respondieron con palabras, con muchas palabras que para nosotros son palabras que se quedan muchas veces al aire y que se lo lleva el viento.

Nosotros desde un principio le pedimos a la delegación del gobierno que nos presentara por escrito, con detalles, una propuesta, una propuesta de las medidas de distensión. Pero desgraciadamente no fue de esa manera. Sin embargo nos piden de que presentemos un acuerdo mínimo para dar pasos concretos al diálogo. Y nosotros también no respondimos, pero vemos que la única forma, la única manera para responder lo mejor, pues, lo hicimos por escrito. Y también así lo pedimos, que no nos lo dieron, que hasta hoy a las tres de la tarde, con tanta insistencia, se nos presentaron por escrito y en este momento, entonces, pues nos retiramos a estudiar, a analizar -que ciertamente pues son un paquete grande para nosotros con el nivel que tenemos de preparación, de entendimiento, pues nos ha costado tiempo y trabajo.

Nuestra propuesta que presentamos, para nosotros es sencilla pero clara y precisa; pero se nos responde de que nuestra propuesta no es propuesta sino una respuesta. De esa manera, pues nos sentimos confundidos, nos sentimos de que nuestras palabras pues tratan de aplastarlo, tratan de confundirlo, tratan de responderlo con muchos rollos, con muchas palabrerías que creemos que sería difícil que nos pueda conducir más fácilmente hacia el proceso de diálogo. Es por eso que nos ha llevado horas y horas para poder llegar a un entendimiento entre nosotros, porque lo tenemos que explicar con nuestro dialecto, con nuestras palabras sencillas. Solamente de esa manera podemos ir entendiendo un poco los que estamos como delegados del Ejército Zapatista.

Entonces nuestra propuesta lo dejamos sobre la mesa para que el gobierno respondiera también con palabras claras, precisas y concretas. Pero para que ustedes tengan conocimiento cuáles fueron las propuestas nuestras -así como hace momentos la propuesta del gobierno ya se les presentó a ustedes, ya tienen conocimiento sobre eso- nosotros también vamos a dar lectura ante ustedes la propuesta del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. En este momento le doy la palabra a otro compañero que le va a dar lectura a nuestra propuesta.

COMANDANTE ZEBEDEO

En el nombre de esta delegación del EZLN, reciban todos muy buenos días y que a continuación el Comandante Zebedeo le da lectura a la propuesta de la mínima parte que la delegación del gobierno pide un acuerdo.

El EZLN propone un acuerdo mínimo. 14 de mayo de 1995.

Primero. Durante la sesión las partes alcanzaron un acuerdo mínimo que consiste en un primer tipo de medidas de distensión, la cual procederá a poner a prueba en un caso concreto. La medida incluye el reagrupamiento del ejército federal de una zona determinada, en la cual el EZLN asumirá la responsabilidad de promover que las comunidades de esa región se organicen para velar por la seguridad, el orden y el cumplimiento de los diversos compromisos que vayan surgiendo del diálogo y la negociación.

Se convino en poner en práctica esta medida en la zona de Guadalupe Tepeyac y Aguascalientes, reagrupándose el ejército federal hacia San Quintín o hacia Vicente Guerrero.

Para la próxima reunión y sobre la base de la experiencia que obtengan de lo anterior, las partes revisarán este acuerdo mínimo y formularán propuestas sobre los detalles de procedimiento, seguridad mutua, comunicación de incidentes y otros, que permitan consolidar esta medida. Además discutirán nuevos pasos de medidas de distensión.

Nota: El punto 1 no quiere decir que se acepta la propuesta general gubernamental sobre medidas de distensión, para tal efecto proponemos el 2º punto.

Segundo. El EZLN se compromete a estudiar seriamente la propuesta general gubernamental sobre medidas de distensión que fue entregada por escrito en esta sesión y a llevarla a consulta para dar una respuesta sobre tal propuesta en la próxima reunión.

Nota: Entregar por escrito dicha propuesta al EZLN en la condición para el compromiso de este punto 2 (que es de hecho la lectura que se les ofrecimos).

COMANDANTE TACHO

Buenos días a todos los que están aquí presentes. Los compañeros que acaban de hablar, de esta delegación del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, queremos manifestarles cómo se estuvo llevando durante estos días que hemos estado reunidos. La delegación del gobierno federal, sólo de él habíamos recibido una explicación de palabras y de palabras bonitas para confundirnos, para hacernos creer que nos hablaba con la verdad. Por eso argumenta que él ya nos había explicado y que no era lo mismo que nos los hiciera por escrito.

El gobierno ha estado hablando puras palabras, no ha tenido seriedad. Si ustedes recuerdan la primera reunión que tuvimos acá, es parecida; sólo ha habido palabras. El Ejército Zapatista de Liberación Nacional, que representa esta delegación, lo hemos tomado que no han sido serias sus propuestas. Sólo ha hablado de palabras. Y así se ha mantenido hasta llegar a decirnos, proponernos, cuándo tenemos que sacar un comunicado y cómo tenemos que sacarlo.

Nosotros hemos contestado en la mesa de diálogo que nosotros no venimos a recibir qué es lo que debemos hacer. El Ejército Zapatista de Liberación Nacional, esta delegación, vino a dialogar. No vino a recibir lo que debe hacer, sino cómo debemos hacer para llevar al camino del diálogo y de una paz justa y digna de todos los indígenas y no indígenas de Chiapas y de México. Así es como se nos ha tratado, así ha hablado el gobierno. Hoy, a las tres de la tarde, todavía recibimos su propuesta general. Para eso, en toda la explicación que nos dio a partir de ayer sólo habían sido puras palabras. Nosotros exigimos, pedimos a la CONAI, también le pedimos a los de la COMCOPA, a ellos exigimos, en vista de ellos, que nos los hicieran por escrito. Por eso que hoy, lo que la Secretaría de Gobernación dio lectura a esta opinión, lo dio a conocer hoy a las tres de la tarde. Por eso hemos visto, ustedes han visto, que hemos tardado, porque hemos estado captando muchas palabras distintas. Tan distintas que no podemos entenderle a todas.

Lo que se nos pidió fue que hiciéramos un acuerdo mínimo, y ese acuerdo mínimo lo presentamos nosotros por escrito y hacemos mención que solicitamos a él, por escrito, la propuesta que nos haga. Por eso nosotros sentimos que no nos están hablando con la verdad. Nos quieren engañar, nos quieren fastidiar con sus palabras. Ellos dicen que están cansados por tan solo unas horas que han estado descansando. Nosotros les dijimos que todos los pobres de México y del mundo llevamos más de 500 años y no sólo dos días. Así le respondimos al gobierno y así se lo decimos. Sólo nos está hablando con las palabras. Se ve claro que no quiere ser serio en este diálogo. No nos propone, como dijo el Comandante David, cosas concretas, puras palabras. Y como todos lo sabemos, las palabras se las lleva el viento.

Esta delegación zapatista, nosotros sí les estamos haciendo la propuesta mínima, porque así nos lo solicitan. Nosotros, ese documento general que ustedes ya saben, eso lo vamos a someter a consulta con nuestras bases, eso no es para ahorita, eso está claro. Nosotros nos sujetamos sí a nuestras bases. Nuestro máximo jefe son nuestras bases y a ellas les vamos a ir a decir qué es lo que nos propone el gobierno y ellos decidirán cuál será la respuesta.

Por eso, entonces, ustedes han visto hasta este momento cómo hemos sido tratados. No nos entienden todavía, el gobierno no entiende con quién está hablando. No entiende si está hablando con indígenas de todos los dialectos y de todas las razas. No entiende el reloj zapatista, el reloj de los indígenas. No entiende el tiempo indígena, no entiende. Nosotros le hemos dicho. Por eso hoy manifestamos pues al pueblo de México, cómo hemos sido tratados. Hemos recibido palabras para que nosotros obedeciéramos lo que la delegación gubernamental quiere y no lo que acordemos. Eso ha sido claro en la mesa. Algunos no lo van a decir, se vana negar, pero nosotros sí lo vamos a decir. Nosotros no les vamos a ocultar nada al pueblo de México, porque es la verdad, y la verdad no se puede ocultar. Habrá un hombre, una mujer que descubra esa verdad; tarde o temprano se debe saber, como este amanecer, cómo hemos sido tratados, qué es lo que el gobierno ha estado haciendo con nuestra delegación.

Para esto nosotros pensamos que para el día de mañana podamos acordar un acuerdo muy mínimo, tal vez sí es posible. Si así logramos comprender, si así lo quiere el gobierno. Nosotros pensamos que podíamos lograr un acuerdo mucho muy mínimo el día de mañana. Por eso manifestamos ante todos ustedes, a toda la prensa nacional e internacional, que hablen con la verdad y díganle al mundo cómo ha estado esa Secretaría de Gobernación, esa delegación frente a la delegación del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Esa ha sido la verdad, es como hemos sido tratados y así nosotros estamos declarando ante toda la opinión pública, para que ustedes sean los voceros, ahora, de decir esa verdad. Repetimos, el día de mañana daremos a conocer si así alcanzamos un acuerdo muy mínimo, si logramos salvarlo. Esa es nuestra palabra. Muchas gracias.

COMANDANTE DAVID

La delegación del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, la posición que va a mantener es la de seguir el diálogo, pero un diálogo serio, un diálogo concreto, que nos pueda llevar a algo positivo para nuestros pueblos. Esa es nuestra posición. La delegación gubernamental puede decir que nosotros queremos romper el diálogo; eso lo puede decir en cualquier momento, cuando quiera, pero nosotros vamos a seguir demostrando que seguimos teniendo esa voluntad de seguir buscando un camino que no sea de las armas. Si este camino es posible, estamos dispuestos a seguirlo.

En varias ocasiones hemos manifestado, nosotros los zapatistas no es porque queramos hacer la guerra, no es porque nosotros nos gusta matar o morir, sino porque las condiciones de vida, sino que la situación económica, social y cultural de los pueblos está por los suelos. Una situación que ya no la podemos seguir soportando. Esas fueron las razones, esas fueron las causas que nos obligaron a levantarnos en armas. Pero si hay caminos diferentes pero que nos conduzcan a otra situación diferente, lo hemos manifestado, estamos dispuestos a seguir. Pero no bajo engaños, bajo las mentiras, lo hemos dicho claro.

Nosotros queremos una paz verdadera, no una paz de humillación, no una paz de amenaza, no una paz de rendición. Eso no lo queremos, nadie la quiere. Por eso seguimos demostrando nuestra voluntad. Si todos los que están aquí presentes no desearían la paz verdadera, ni estuvieran aquí haciendo cinturón de paz; no estuvieran aquí hombres y mujeres haciendo sacrificio parados día y noche. Como muestra de que todo mundo quiere la paz estamos aquí, tanto nosotros como delegados del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, tanto la sociedad civil, tanto la cruz roja mexicana, tanto otras personas que está aquí presentes, deseamos una paz. Pero esa paz se consigue solamente con la participación de todos, con el esfuerzo de todos.

En este momento me hago referencia a las mujeres, sobre todo; en este cinturón de paz vemos en todo el cinturón hombres y mujeres y hasta niños. Si hablamos de las mujeres, creemos que la participación que están haciendo a favor de la paz es indispensable. Las mujeres juegan y deben jugar un papel muy importante en la búsqueda de una paz, en la búsqueda de una vida más justa y digna. Sobre todo las mujeres, si nos damos cuenta, son las más humilladas, las más explotadas, las más marginadas, las más olvidadas. Mujeres sin derecho, mujeres sin libertad, mujeres sin lugar a participar en la sociedad, en las tomas de decisiones. Ahora a las mujeres, si están ahora presentes y a las que no están, pero están de corazón aunque estén en sus casas, aunque estén en sus pueblos, su corazón está aquí presente.

Todas las mujeres de Chiapas, las mujeres indígenas, las mujeres no indígenas de Chiapas y de todo México, la participación de la mujer en la lucha del pueblo, en la búsqueda de la justicia, en la búsqueda de la libertad y de la paz, esa participación de las mujeres tiene que ser tomada muy en cuenta. Si la mujer no participa, si a la mujer no se le da derecho y libertad, no podrá ser, no podremos llegar a una sociedad más justa. Nuestra historia no sería una historia completa sin la participación de ellas.

Si es así, entonces podemos preguntarles a las mujeres que están aquí presentes si ellas quieren la paz, si ellas quieren la libertad, si ellas quieren el derecho y la dignidad como mujer, nos pueden decir las mujeres que están aquí presentes. (¡Sí!)

Sí compañeras, las mujeres pueden, las mujeres son capaces, tienen la inteligencia, tienen la sabiduría, tanto la mujer indígena y la mujer no indígena tienen la misma capacidad y tienen la dignidad que defender. Si ellas no toman el lugar que les corresponde por derecho nadie se los va a dar, lo tienen que tomar ellas, con firmeza y decisión. Solamente de esa manera podemos esperar una sociedad más justa, una sociedad que tengamos los mismos derechos, que tengamos las mismas obligaciones […] y agradecemos la presencia de las mujeres en el cinturón que están haciendo en este momento, sobre todo a la sociedad civil. Están aquí muchas mujeres, tal vez la mayoría mujeres; reconocemos el esfuerzo, la organización, el movimiento de mujeres a nivel nacional. Las mujeres han hecho muchas cosas a favor de la paz y las siguen haciendo y las vana seguir haciendo hasta que veamos esa paz tan deseada por todos.

Por todos lados hay mujeres, en todos los trabajos, en todos los servicios está presente la mujer. Por eso les pedimos a todos y a todas las compañeras que están aquí presentes, que tomen en cuenta que todos tenemos una responsabilidad de buscar esa paz, pero que sea una paz verdadera, lo volvemos a decir: una paz verdadera, no una paz impuesta, como decíamos ayer.

Agradecemos entonces el esfuerzo de todos y la paciencia de todos y que sigamos teniendo esa misma voluntad de seguir la lucha, de seguir el camino, de seguir este camino para alcanzar la paz justa y digna para todos.

COMANDANTE TRINIDAD

Buenas noches compañeros, buenas noches compañeras. Yo vengo representando a todas las mujeres mexicanas, a todas las mujeres chiapanecas, a todas las mujeres indígenas, que todos sintamos a estas mujeres valientes, así como ustedes están aquí, haciendo el cinturón de paz, queremos que sigan valientes, así como se ve aquí. Yo vine a la mesa del diálogo para oír, escuchar cómo resuelve el gobierno. Pero no resuelve nada, puras palabras, puras mentiras. No hay un hecho, puros dichos. Eso no está bueno, nosotros como mujeres dice que no tenemos palabras, pero sí entendemos las cosas, qué cosas hace el gobierno. No lo está haciendo con corazón, sino lo está haciendo con mala intención, que no lo debe ser así.

Nos está pidiendo palabra, nosotros la estamos dando y dice que no es así, entonces ¿cómo podemos hacer pues la paz? ¿Cómo se puede hacer un diálogo justo? Eso no se permite.

Yo como mujer me senté ahí adelante de ellos, pero no lo resuelve el gobierno, no da un escrito para creerlo, sino que puras palabras. Pues así no se cree. Porque las palabras se las lleva el viento y nada sacamos y muchas gracias. Es mis pocas palabras.

COMANDANTE MOISES (tzotzil)

COMANDANTE DAVID

Las palabras del compañero Comandante Moisés es en honor de los hombres y mujeres que hablan tzotzil, pero explicó la misma cosa que ya hemos explicado. Pues para no cansarlos mucho, les agradecemos la atención y les pedimos que sigan teniendo esa voluntad que han tenido y que tengan esa paciencia y que esperemos que mañana podamos llegar a un acuerdo, aunque sea muy pequeño. Eso esperamos todos. Por último decirles pues buenas noches y que tengan todos, en todo momento, ese deseo y esa voluntad. Les decimos a todos muy buenas noches.

Share

No hay comentarios »

No hay comentarios todavía.

RSS para comentarios de este artículo.

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad Artículos