lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

May252016

RvsR: Firmas por Luis Fernando Sotelo Zambrano

Firmas por Luis Fernando Sotelo Zambrano

Compas:

Desde la Campaña Luis Fernando Libre se está lanzando la iniciativa de recolectar firmas exigiendo la libertad de Luis Fernando Sotelo Zambrano, adherente a la Sexta preso en el reclusorio sur desde hace más de un año.

El objetivo de esta acción es presionar al juez 4o. de Distrito de Amparo en materia penal que resolverá el amparo indirecto que los abogados solidarios promovieron basándose en todas las irregularidades que existen en el proceso.

Lamentablemente tenemos los tiempos encima; plazo para entregar las firmas es el próximo jueves 26 de mayo, por lo que les pedimos se puedan solidarizar con esta propuesta y nos ayuden a recolectar firmas, la fecha límite para recibirlas es el miércoles 25 de mayo por la noche.

El correo para enviar sus adhesiones es: fernandosotelolibre@riseup.net

Adjuntos van el texto en el que se contextualiza la situación y un formato para recolectar firmas.
Esperando contar con su solidaridad.
Campaña Luis Fernando Libre


¡CONTRA EL DESPOJO Y LA REPRESIÓN: LA SOLIDARIDAD!
Red Contra la Represión y por la Solidaridad
Correo electrónico: redcontralarepresion@gmail.com
Página: http://www.redcontralarepresion.org/
facebook.com/redcontralarepresion
http://twitter.com/RvsRepresion
Teléfono: 55 78 07 75 y 55 78 47 11
Dirección: Dr. Carmona y Valle # 32, colonia Doctores, Del. Cuauhtémoc, México D. F. C.P. 06720

Irregularidades en el proceso penal de Luis Fernando Sotelo Zambrano

Luis Fernando Sotelo fue detenido el 05 de noviembre de 2014 en Ciudad Universitaria, UNAM. Su detención se realizó en el contexto de la tercera jornada global por la aparición con vida de los 43 estudiantes de la normal rural de Ayotzinapa, Guerrero.

Ese día, Luis Fernando se sumó a las actividades que se realizaron en Ciudad Universitaria y siendo aproximadamente las 19:30 horas se dispuso a retirarse hacia su domicilio, por lo que emprendió su camino con dirección a la estación del metrobus “Ciudad Uiniversitaria”, pero al llegar a dicho lugar se percató que en ese momento se estaba incendiando un camión del metrobus y había la presencia de muchos policías. Sin embargo, al cruzar la Avenida Insurgentes Luis Fernando es interceptado y sometido por cuatro policías, quienes sin mayor explicación lo aseguraron con lujo de violencia (sin que existiera orden de aprehensión, caso urgente o flagrancia, únicos supuestos en los que puede ser detenida una persona en nuestro país), siendo trasladado posteriormente a una agencia del Ministerio Público de la delegación Coyoacán.

El mismo día y hora, fue detenido también, un estudiante de doctorado del Instituto de Biología de la UNAM, quien fue asegurado en las mismas circunstancias que Luis Fernando, siendo acusados los dos, por los delitos de Ataques a la Paz Pública agravado, Ataques a las Vías de Comunicación Agravado y Daño a la Propiedad agravado (las agravantes son, porque se dice que los delitos se cometieron por tres o más personas, es decir, en pandilla).

En su primera declaración ante el ministerio Público, el chofer del metrobus señaló directamente y “sin temor a equivocarse” a Luis Fernando y al estudiante de Biología como dos de los tres sujetos que se subieron al camión y le ordenaron que lo atravesara en la Avenida Insurgentes, señalando también que Luis Fernando había roto una cámara de seguridad del metrobus con un objeto que no pudo reconocer. Sin embargo, al momento de ampliar su declaración ante el Juez 32 penal del reclusorio Sur que está conociendo del proceso, el mismo chofer señaló que “todas las personas iban encapuchadas motivo por el cual reconoce únicamente a uno de los sujetos por la ropa”. Sin que reconozca a Luis Fernando como una de las personas que se subió al metrobus el día de los hechos, y más aún, que “no sabe el nombre de la persona que rompió la cámara”.

Por su parte los policías que aseguraron a Luis Fernando y al Estudiante de Biología señalaron que dichas personas habían sido detenidas cuando estaban arrojando bombas molotov tanto al camión como a la estación del metrobus, en compañía de un grupo de 35 a 40 personas.

Es importante precisar que, durante las primeras 24 horas de haber sido detenidos tanto Luis Fernando y el estudiante de Biología, y al momento de rendir sus respectivas declaraciones, el estudiante de biología ofreció ante el Ministerio Público fotografías, videos y testimonios que acreditaban que el día y hora en que el camión se estaba incendiando, él estaba en el Instituto de Biología de la UNAM, motivo por el cual el Ministerio Público tuvo que dejarlo en libertad, al no acreditarse su participación en los delitos por los cuales había sido injustamente detenido.

Luis Fernando no corrió con la misma suerte. No había videos ni fotografías que acreditaran que él iba rumbo a su domicilio cuando el camión se estaba incendiando, ni testimonios de su detención, porque ese día él se encontraba solo.

Por tal motivo, fue sacado de la agencia del Ministerio Público en medio de un fuerte y provocador operativo policiaco, (faltando 24 horas para que se cumpliera el termino de las 48 horas con que cuenta el Ministerio Público para integrar la investigación) y enviado al reclusorio sur de la Ciudad de México.

Un dato importante a destacar es, que al quedar libre el estudiante de biología, la acusación formulada tanto por el chofer del metrobus y los policías aprehensores en contra de Luis Fernando, quedaba endeble, frágil y tendría que haberse caído, al quedar en evidencia que se trataba de una acusación falsa en contra de Luis y del estudiante de Biología.

Sin embargo, el Juez 32 penal del reclusorio Sur que conoce del proceso penal, ignoró y respaldó la acusación falsa realizada por el chofer del metrobus y los policías en contra de Luis. Motivo por el cual, lo sujetó a un proceso penal, amañado y sin contar con pruebas suficientes que acreditaran que Luis quemó el camión y la estación del metrobus, delitos por los cuales se encuentra injustamente detenido y procesado.

Es importante precisar que, de las 23 pruebas que el Juez tomó en cuenta para procesar penalmente a Luis Fernando, sólo la las declaraciones del chofer y de los dos policías son la “acusación de peso”, pero que dichas declaraciones han quedado frágiles al haberse liberado al estudiante de Biología.

Aunado a lo anterior, el juez del proceso ha subsanado las irregularidades e inconsistencias que existen en el expediente. Por ejemplo, el juez, no dice nada respecto al estudiante de Biología liberado en el Ministerio Público por no acreditarse su participación en los delitos que injustamente le fabricaron, y ahora señala que Luis Fernando y “otro sujeto que se dio a la fuga” se subieron al metrobus y obligaron al chofer a bajar al pasaje y atravesar el autobús en la Avenida Insurgentes.

Ante esa circunstancia, el Juez del proceso debió valorar la falsedad en que incurrieron tanto el chofer y los policías aprehensores y dejar en libertad a Luis Fernando, al no existir suficientes pruebas en su contra. Por el contrario, lo sujetó a un proceso fabricado y amañado, con la firme intención de declararlo responsable de atacar la paz pública, de atacar las vías de comunicación y de daño a la propiedad en agravio de cuatro empresas (Corredor Eje 4-17 SA. DE CV.; Promotora Inbursa SA. DE CV.; Promotora de Negocios AV&RL SA. DE CV. y Organismo Público Descentralizado de la Administración Pública del Distrito Federal denominado “METROBUS”) que valoran sus daños en cuando menos, 12 millones de pesos, cantidad que esperan sea pagada por Luis Fernando al declararlo único responsable de los delitos que falsa e injustamente le fueron fabricados por la Procuraduría de Justicia del Distrito Federal y respaldados por el Poder Judicial de la Ciudad de México.

Por todo lo anterior, se hace evidente que el proceso penal en contra de Luis Fernando Sotelo Zambrano, es un castigo ejemplar más, por parte del Gobierno de la Ciudad de México, encabezado por Miguel Angel Mancera, en contra de un estudiante universitario, de un joven que decidió solidarizarse y no callarse ante las injusticias y desapariciones forzadas que día con día ocurren en esta Ciudad, en este país, en este mundo.

En consecuencia, exigimos la libertad absoluta e inmediata de Luis Fernando Sotelo, al no quedar demostrada su responsabilidad en la comisión de los delitos de Ataques a las Vías de Comunicación Agravado y Daño a la Propiedad agravado.

Area de Descargas

Descargue aquí el formato para las firmas.

Share

No hay comentarios »

No hay comentarios todavía.

RSS para comentarios de este artículo.

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015    

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad Artículos