lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook siguenos en youtube

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

May292007

En San Luis Potosí, 20 y 22 de Mayo.

20 de Mayo, Reunión con el colectivo Héroes de Ocosingo

Palabras del Comandante Moisés. Leer aquí

Palabras de la Comandanta Sandra. Leer aquí

22 de Mayo, Reunión con adherentes, jóvenes y familiares de presos políticos

Palabras de la Comandanta Sandra. Leer aquí

Palabras del Comandante Moisés, primera parte. Leer aquí

Palabras del Comandante Moisés, segunda parte. Leer aquí


Reunión con el colectivo Héroes de Ocosingo el 20 de mayo, San Luis Potosí
Palabras del Comandante Moisés.

Gracias por recibirnos, nos da gusto estar aquí en San Luis, capital creo ¿no? como no estudiamos no sabemos donde queda capital y todo eso. Nosotros somos los indígenas tzotziles, esta delegación es tzotzil, venimos de Caracol IV “Torbellino de nuestra palabra” y la encomienda de nuestros pueblos es eso, traerles el mensaje y escuchar el dolor y lo de los otros qué han hecho para cambiar este país, como dijo el compañero y todos los que han hecho el trabajo, eso es lo que venimos a escuchar para enriquecer nuestro trabajo también. Como decimos nosotros no somos los mejores pues, por eso venimos viniendo recorriendo pues, esta delegación lo que cumple pues el compromiso que hizo con la sociedad civil con la Sexta Declaración de la Selva Lacandona que es escucharlos y por este espacio pues ya los escuchamos.

Ahora vamos a dar nuestra experiencia pues, como ya dijo la compañera pues es muy difícil contarlo porque lo que se vive duele para contarlos pues, porque no la vivimos pues de maravilla, porque somos indígenas. Ahora como dice el compañero pues cualquiera puede, pues si cualquiera puede decir que quiero luchar como indígena porque es un orgullo ser indígena, pero antes de 94 en Chiapas no era un orgullo ser indígena, éramos basura, valían más los animales, así decían los gobernantes pues. Así es que no era tan dulce mencionar indígena, mencionar un nombre indígena porque los indígenas tenemos nombre como dijo el compañero, tenemos cultura, nuestra identidad, porque hay su propio nombre, su propio apellido, su manera de rezar, su manera de vestir, que comer, todo, todo lo que hace una cultura pues. Pero antes del 94 pues no se podía decir eso pues, al contrario hay que pintarse de payaso pues para salir a la calle, era vestirse pues de otra manera, pintarse como se pintan en otro lado para que no te vean pues como indígena. Teníamos que hacer mucho sacrificio y era muy difícil para nosotros, no teníamos esa cultura pues de hacer eso ¿no? te obligaban a vestir como se viste en la ciudad y te obligan a hablar su lengua de la ciudad, y eso nos costó y eso es lo que me cuesta explicar pero traemos ese dolor y ahora ya lo convertimos en coraje.

En mi niñez no tuve una niñez así digamos que tuve expresiones como niño, siempre fui humillado desde muy niño, ahí una escuelita en el pueblo donde yo vengo, allí hay grupos mestizos que les decimos allá, no son tan ricos como esto, tiene algo de casita pues o mucho de casita y yo no tuve la oportunidad de, pues estuve en algunos días en, tal vez años en el salón pero no pude estudiar porque en mi época la mayoría era, eran pues los mestizos. Lo recuerdo, no olvido yo porque éramos dos indígenas en ese salón y los maestros solo le ponían atención a los que hablan en su lengua pues porque en ese salón y ene se grupo pues era monolingüe le decimos allá porque pues ahí es puro, la mayoría mestizo. Yo no tuve la oportunidad de declamar poesía, no tuve la oportunidad de participar en eventos culturales que le dicen, ahora que ya se que se llaman eventos culturales pero antes no sabía que era eso pues, pero no pude, no pude jugar junto con mis compañeros niños pues porque yo era indígena, en ninguno de los eventos culturales pude participar y eso a lo mejor ustedes no recuerdan ese dolor, y al recordar eso vuelva a mi niñez y recuerdo todo eso y me duele. No podía ir vestido a mi manera de indígena, recuerdo orita que estoy platicando recuerdo que mi papá tuvo que conseguir un pantaloncito igual como lo que tiene la compañera, efectivamente de ese color y era pantalón de gala, eso es lo que pudo conseguir y unos zapatos de plástico para poder estar con ellos, poder estar entre comillas porque no podíamos convivir pues. Los niños entonces eran muy cabrones, ahora son unos grandes señores pues, pero eso fue muy difícil.

Entonces esa es la parte del dolor pero mucho más lo que se vive, lo que dijo la compañera, eso como individuo pero como sociedad ¿cómo se vivió?, como pueblo ¿cómo se vivió? Fue muy difícil porque no es que no haya tierra, en Chiapas hay mucha tierra. En 94 lo tenían todo los terratenientes, acaparadas miles de hectáreas y quiénes eran, pues los mismos gobernantes, no se puede hacer nada como dicen, esos seguro no pueden porque son los mismos en aquel tiempo, los que gobernaban eran los mismo que tenían su rancho, los de la reforma agraria eran primos o hermanos y así cosa como eso, no se podía hacer nada. Muchos de nuestros abuelos se quedaron allí en nuestros ranchos y ahí se murieron pues de tanto trabajo, nunca tuvieron un hogar, nunca conocieron una familia porque todo el tiempo andaban que trabajando entre los niños, las mujeres, todos pues. Fue muy difícil, fue muy difícil, digo fue porque ya cambió un poquito. De todo eso no, como digo no se puede contar más que se vivió, trabajamos casi las 24 horas pues, lo digo porque lo vivimos como dijo la compañera en las fincas igual, si no podías estar allí en el rancho tenías que alquilar un pedazo de tierra por ahí y tienes que ir a trabajar para otro lado, y en el único lugar antes de 94 y un poquito más atrás, era una finca famosa allá en Chiapas que es una finca grandota de un alemán, todos íbamos allá, pues ahí casi no dormíamos pues, había que salir temprano a trabajar para poder recolectar algo, como ya dijo la compañera recolectar el café, costales pues grandes, y tenías que hacer un esfuerzo de recolectar lo más que puedas para poder ganar un poquito de dinero. Pero muchos sí regresábamos y muchos también nos quedábamos ahí porque pues en la montaña pues hay serpientes y hay todo y ahí quién te cuida, andas ahí, te muerde un serpiente pues ahí te quedas, y el patrón de qué se preocupa, te entierran ahí pa que llegues a tu casa no se puede pues, muchos se quedaron ahí de nuestros hermanos abuelos pues. Otros ya en el camino se quedaban, pues se enfermaban en el camino y no hay como transportar era puro de a pie, pues sufrimos muchísimo.

No veíamos pues lo que es una vida, o sea que no había vida, lo que sí el programa de gobierno si siempre ha existido el supuesto apoyo del gobierno pero no se podía. Donde había ejidos entonces, ya cuando me acuerdo yo, donde había ejidos no llegaban los apoyos, no había nada, no había salud, no había carreteras, no había ni electricidad, no había nada pues. Por más que gestionábamos, solo nos dicen “ahí mandamos a que primero vayan a estudiar” o llegaban o no llegaban, y si llegaban pues dicen que a estudiar y ahí pasaba un periodo y otra vez hay que seguir con el que sigue y con el que sigue y así pasamos muchas décadas, muchos periodos de gobierno. Y donde no teníamos tierra, los que vivíamos, los que viven en los ranchos de los ricos, pues hacíamos solicitud de dotación de ejidos y nada también, pues hicimos la lucha no crean que no, entonces nos levantamos en armas, no, hicimos muchas luchas, gastamos mucho dinero y no se pudo hacer nada. Vimos también cómo fuimos engañados por algunos representantes de gobierno como los indigenistas, otros grupos que llegaban supuestamente para apoyar, ellos se hacían ricos o efectivamente llevaba el que hablaba un poquito, lo sacaba a la ciudad y ya le daba cualquier trabajito y ahí perdíamos pues. Entonces antes de 94 pues nos estaban desapareciendo, nos decían ya no hay tierra, no se puede hacer crecer la tierra ¿porqué reproducen mucho los pinches indígenas? nos decían, hay que tener un hijo nada más y así mandaban mandando y siguen mandando pues anticonceptivo, o no se como le llamen ahorita, siguen mandando y así era pues antes de 94 para que acabara lo indígena pues, acabara nuestra lengua. Y en los pueblos donde eran indígenas mandaban otra lengua, porque allá en Chiapas hay muchas lenguas el tzotzil, el tzeltal, hay tojolabal, hay chol, hay zoque, y de un lado a otro mandaban pues los maestros bilingües que le dicen, de nada sirve que sea bilingüe pero ellos si lo tenían bien planeado pues, lo hacen eso para acabar de por sí los indígenas.

Casos, cosas como eso solo pues pasó antes de 94, pero ya entonces ya venía formándose entonces lo que es ahora el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, porque esto no tiene apenas un año, ni tres años, tiene más. Entonces ahí ya nos identificábamos con ellos, pues ahí empezó el trabajo pues a integrarse la organización. Efectivamente creo que esta es la respuesta que tienen que tener aquí ustedes, como orita nace del trabajo hormiga que le dicen, pues allá le llamamos hormiga o avispa, la cosa es que hicimos pues, nos metimos entre familia, dijimos de tantos años, pues yo creo que aguantamos más y eso es lo que hicimos, nos metimos con mucha paciencia con las familias, con nuestros amigos, así empezamos. Primero agarrábamos a un, según como se de en cada familia, pues podemos identificar, si en cada familia ahí veo alguien aunque sea un hijo o una hija que de por sí se ve que no es malo pues, porque sí se ve, porque no somos malos se ve cuando somos malos también y los muy malos hay también. Entonces una vez que identifiquemos eso pues lo hablamos, hasta que nos entienda pues porque no es fácil entender, ahorita pues es muy fácil porque es una lucha civil y pacífica, pero decir “vamos a tomar las armas”, “vamos a enfrentar al gobierno”, pues no es fácil, no es fácil, tuvimos que buscarle muchas formas para que nos entienda el compa, para que diga estoy dispuesto a defender mi vida, porque finalmente era la vida que hay que defender pero ¿cómo entender eso? Pues así empezamos uno por uno, después se multiplica en los pueblos, pues ya en 94 pues ya eran miles de hecho, pero no fue así siempre muy fácil pues, orita que podemos, claro decimos que es un ejército, medio se agarran de nuestro trabajo pero todo mundo nos descubre que somos zapatistas, traemos la banderita y todo, saben que estamos aquí y saben que somos zapatistas y todo. Pero en 94 no, muchos años nos supimos cuidar, cuidando y organizando, o sea en crecimiento decimos nosotros y así lo hicimos crecer, casi sin una esperanza, por ejemplo les decíamos a los compas ahí donde estaban de morral, los que vivían en el rancho donde no tenían tierra, “esta tierra va ser tuya”, así les decimos, pues es su sueño pues ¿cómo lo vamos asegurar? era muy difícil tomarle me decía allá en Charcas ayer ¿no? soñar que los medios de producción va ser nuestra, uh estamos pensando quien sabe para cuando, y pues si lo pensamos nosotros ¿para cuando? para hoy o para mañana, pero lo pensamos.

Y así nos juntamos hasta que ya en 94 pues éramos muchos ya pues, muchos cientos de miles de compañeros dispuesto a defender, dispuesto a recuperar la tierra, a recuperar decimos porque no es robo, porque preguntamos a nuestros abuelos que estas tierras eran de ellos, de por sí fueron despojados con engaño, ya sea por trago o por pedir dinero de prestado, no se lo pagaron, o lo que sea, así fueron engañados nuestros abuelos. Entonces era de nosotros de por sí la tierra, entonces la recuperamos, eso fue lo que pasó en 94, lo que ya dijo la compañera, eso fue recuperado. Hasta ahí estamos en 94 y 13 años después ¿qué hemos hecho? es lo que venimos a platicar. 13 años más atrás, 13 años para acá, 13 años de dolor y ahora 13 años públicamente que sí existe zapatista, ahora sí que existe indígena, ahora sí como digo quisiéramos ser indígenas porque nos respetan y es solito, pero antes quien les tomaba la palabra, nada pues. Nuestra ropa estaba quedando en el museo pues, o ocupaban para algunas fiestas que le llaman bailables, no hay más, de ahí nada. Entonces 13 años después del levantamiento armado no nos quedamos así, sabes la historia si, como dicen que alguien ha llegado a Chiapas, quiere decir que saben la historia, le han dado seguimiento, entonces saben cómo hicimos las negociaciones, qué fue lo que nos hizo fracasar, saben que no es la primera vez que salimos, que hemos salido varias veces.

La última vez que salimos de por sí, más que salida decimos es la Marcha del Color de la Tierra por la Dignidad Indígena. Pero las salidas que han sido pues han sido así muy rápidas pues sin diálogo como ahora pues, era puro discurso, entonces los pueblos decían pues no, los discursos solo lo llevan los medios de comunicación y lo cambian dice, o sea por si llegan a escuchar ya no es así dicen nuestros pueblos, entonces vayan escuchen y platiquen en persona. Si les permiten, siéntense ahí, platiquen y eso es lo que venimos hacer nosotros. De todo lo que hicimos entonces, las negociaciones y todo eso vimos que el gobierno no va cumplir, no va cumplir pero de por sí desde 94 veníamos formando los Municipios Autónomos, bien saben que un 19 de diciembre de 94 se declara 38 Municipios Autónomos, se declaran pero no se veía. En 97 es cuando ya es visible algunos Municipios Autónomos, y un tal Albores creo que se llama, le llaman el croqueta y come hueso, el que nos trató de destruir nuestros Municipios Autónomos. Destruir en una palabra, destruir una casita, pero destruir la organización jamás lo pudo y nadie lo va poder desorganizar porque lo traemos desde muy allá, desde nuestras raíces. Entonces vinimos como dije, vinimos al Distrito Federal pues, hablamos en el Congreso y ¿qué hicieron? según nuestros diputados de supuesta izquierda pues, desde ahí traemos entonces el dolor que de por sí no nos quieren escuchar. Regresamos pues, otra vez con coraje pues a fortalecernos y nacen las Juntas de Buen Gobierno.

Ahora como saben pues hay cinco Juntas de Buen Gobierno en Chiapas y hablar de cinco Juntas de Buen Gobierno es poco, es mucho en la organización, como digo en otros lados decir trece años de lucha, decir Municipios Autónomos, decir Junta de Buen Gobierno no llena ni una hoja, pero el dolor que traemos es mucho más pues, el sufrimiento en la construcción, porque todo lo que hemos hecho como ya dije, el ejemplo de Albores y todo eso, pues no, no fue fácil pues, no fue fácil, o sea estuvo al día la represión, pero a pesar de eso los hombres y mujeres, los niños, pudieron defender, pudieron defender y pudimos sacar algunas posiciones, por ejemplo en Amador Hernández todo un año hicimos lo que, lo pudimos hacer lo que queríamos. Pero eso es en gobierno, como dijimos, como dice la compañera “basta de que nos estén humillando”, y cundo decimos ¡Basta! es por mentarle la madre al gobierno o al sistema, como quieran. Y decimos nosotros no somos hipócritas pues, para decir andamos mentando la madre y al rato decimos no papacito deme algo, pues no, porque nos decimos a hacer esas cosas porque decidimos cambiar todo. Reemplazar pues todo, nuestra tristeza en alegría, lo poco que se pueda, yo digo que sí porque ya ahorita podemos hacer fiesta en los ranchos donde no podíamos pasar antes porque soltaban perros para que nos muerdan, ahora sí ahí, trabajaban compañeros de mozo como dijo la compañera, ahora son nuevos centros de población, así ahí hacemos fiesta de una fecha conmemorativa, un 17 de noviembre, un algo pues. Entonces ya, entonces ya empezamos a participar ya más, o sea que como digo nuestra tristeza la remplazamos con un poquito de alegría.

Ahí así estamos remplazando algunas cosas como la educación, la educación igual vimos que como ya dije que nos metían gente de otra lengua o sus ideas del mismo gobierno y todo eso, pues igual. Se van pa fuera pues, o se adaptan a nosotros le dijimos a los maestros, pues ya ven que tienen un patrón pues, no pueden estar allá, algunos probaron, algunos salieron en su trabajo y que integran en el pueblo y se forma la nueva Educación Autónoma. Creo que ya está, porque en Oventic que dicen, que no puedo explicar más de Oventic porque cada Junta de Buen Gobierno tuvo su ritmo, cada Junta hizo de acuerdo a sus necesidades como se vino presentando, así es que no les puedo echar mentira como es la educación allá, aunque sí sabemos pues que ellos formaron primero los promotores y después llegaron al pueblo, nosotros si fue lo contrario lo que hicimos en la zona zotz-choj Caracol IV “Torbellino de nuestra palabra”, ahí fue diferente. Como iniciamos tuvimos que acudir a nuestros abuelos pues, pues ahí es donde recogimos la sabiduría de ellos, cómo eran antes por eso, el respeto, o sea su manera de vivir como comunidad, pues ahí nos dijeron también cómo vino perdiendo respeto nos dicen pues. Ahora que está libres, nos dicen pueden hacer algo, nosotros ya no podemos hacer mucho, pero no crean que así soltó así su inteligencia porque ahí iban pues los indigenistas a sacar, después hacer comercio con eso, hacer su tesis con eso, muchos antropólogos, muchos no se qué profesionistas pues, cuántas veces oían los indígenas porque ahí está la riqueza pues, conocen nuestras casas sagradas que les decimos nosotros, las ruinas que le dicen pues en la ciudad pero nosotros le decimos nuestras casas sagradas, nuestros abuelos, conocemos, pues de ahí sacan su tesis y todo eso, de ahí salen pues los licenciados o los grados que siguen pues de eso, de nosotros. Entonces nuestros abuelos entonces pues ya con el sentimiento de a de veras lo van ayudar todo el pueblo nos dicen pues y les decíamos que sí. Entonces nos dicen pues sí, si es que van hacer así prepárense porque mis niños que tenemos orita, ustedes pues lo eligen, están casi sin cabeza, están perdidos pues porque ahorita solo piensan más arriba, un día pues quieren ir al cielo dicen, así dicen nuestros abuelos, como que no saben que hay allá arriba pero solo quieren subir al cielo, quieren ser diferentes de nosotros, porque de por sí allá pues así pasó pues, alguien que sale en la ciudad pues ya casi no vuelve pues, ya no vuelve por lo mismo que no hay trabajo pues, ya no vuelve, se queda ahí en la ciudad, es lo que nos dicen por eso se cambian, por eso hay mucho problema dicen. Si la educación que hay en la ciudad, que dicen que hay mucho robo, hay mucha violencia, mucha prostitución, mucho todo eso es porque así es la educación nos dicen nuestros abuelos. Aquí es menos porque de por sí hay menos muertos de asesinato, todo eso, hay menos ahí en los pueblos, es lo que todavía hay un poquito pero de por sí ya nos están comiendo pues la cabeza, ya no piensan, ya no tienen espíritu, entonces sus hijos tienen que cambiar nos dicen, tienen que darle una educación diferente.

Pues ahí nos, pues nos costó porque a quién poner como educador o como maestro, la mayoría no sabíamos mucho leer ni escribir pues, nuestros amos de la inteligencia fueron nuestros abuelos. El único importante que vimos en un principio, aunque te van llenando en el camino, ahora, pero en un principio vimos que era necesario nada más saber en el estudio del uno a diez y máximo los abecedarios, ya con eso era suficiente para que sea un profesionista nosotros según, y así le hicimos, así crecimos con nuestra educación. Y también nos dijo nuestros abuelos, para que no se pierda, para que no vayan jóvenes así nomás perdiéndose sin saber a donde ir dense su tiempo dicen, porque la educación que reciben ellos sea con el gobierno, es mucho tiempo lo que están con el maestro, es mucho tiempo que están con sus compañeros, entonces ya no quieren la educación de la casa y tienen que cambiar eso nos dijeron y eso es lo que hicimos. Lo que el sistema como lo estamos trabajando allá, es tres días en la semana a la escuela digamos, decimos escuela pero puede ser bajo algún árbol o algún techito o bajo la galera donde comían las vacas, o ahora si es un mero centro población pues ahí lo empujamos eso, y los tres días más acompañar a sus papás. Si acompañar a sus papás es para que aprendan entonces a caminar como sociedad, como comunidad, porque muchas veces entonces por un tiempo ya perdíamos el sentido de la comunidad, solo decíamos que comunidad tal, mientras tenía su raíz porqué le dicen comunidad y de ahí no explicaban nuestros abuelos “comunidad significa que hay que trabajar unidos, en común, enfrentar en común cualquier situación, así resistimos” dicen ellos, así resistimos, todavía tenemos nuestra lengua, tenemos nuestro traje, es porque resistimos en unidad, que si la comunidad dicen pues ellos, entonces los niños tienen que aprender eso, tienen que aprender a respetar sus mayores decían nuestros abuelos “fíjense, ya no los quiero, retírense, vean los otros grupos los que no están con nosotros, vean que educación tienen, ¿quieren seguir con eso? pues no va crecer el pueblo” nos decían, “si quieren ser individualista el pueblo se va destruir por muy organizado que sea, mejor se queda por ahí uno por uno, entonces hagan la comunidad”.

Desde ahí ya entonces nuestros niños estamos educando de esta forma y se está aplicando en su educación porque eso es el acuerdo que hay en la comunidad, en los pueblos, que los niños, que los papás, o el encargado de un colectivo, le puede encargar un trabajo a ese niño. Ya todos los que ya pueden caminar, los que son chiquitos se quedan de por sí en la casa, pero los que ya saben caminar, por lo menos saben hacer una pequeña suma, una pequeña multiplicación, división, todo eso, ya. Es la obligación del encargado del colectivo o los papás de aplicar ahí los niños, aplicar le decimos es como examen pues, lo que llaman aquí examen, allá no, allí el papá le puede decir al niño, extensión de tierra, a ver sácame de tanta medida de una mata de frijol, lo que sea a ver, dime cuántas matas de frijol se pueden sembrar aquí y sacan la cantidad de cuantas matas y lo dice, divide en cuántas matas nos toca como grandes para sembrar y lo hacen, casos como eso. Entonces ya el papá se da cuenta que sí está aprendiendo su hijo y así cosas como eso, o decir como todo allá se trabaja en colectivo, si vendemos esta vaca en 3000 pesos y somos diez a cuanto nos toca, o somos quince a cuánto nos toca. Cosas como eso es como lo estamos aplicando entonces, lo están aplicando los niños. Entonces sin necesidad de que sea como en otro lado, a ver hijito tu calificación, puros dieces pero sin saber si es así, ahí no se nos da el saber si son dieces pero nos damos cuentas de que ya es útil en la comunidad entonces. Así fue cambiando y más relacionado a la naturaleza decimos nosotros, más cerca de la naturaleza, porque ahí se dan cuenta de todos los animales que hay ahí pues, cómo se relacionan, para qué sirven, las hormigas para qué sirven, porque todo según nuestros abuelos, toda criatura tiene su función. Entonces ya los niños se ponen a ver qué función tiene, por ejemplo, un zopilote qué función tiene, una serpiente, la ranita, lagartija, todo eso tienen su función según nuestros abuelos y tienen su prensa, por eso no hay que matar lagartija, porque todo eso, cuentos como eso, leyendas como eso lo completan en su estudio y así se va mejorando entonces nuestros niños, según nosotros como los estamos llevándolos ahora. Y lo llevamos en 3 niveles, nivel primaria, nivel medio y nivel superior, así le decimos nosotros, y los que enseñan, primero, primero como iniciamos es quién sabe carpintería, quién sabe hacer comida, quién sabe hacer bordado, quién sabe hacer proyecto de guitarra, cosas como esos iniciamos. Ya después se eligió pues, en un principio le llamamos delegados, ya después quién sabe que fue lo que dijo que no funciona como delegado, le pusieron promotores de educación, ahora dicen por ahí que ya le van a cambiar, que se va llamar educador o educadora, más tarde quién sabe cómo se va llamar, eso no importa dicen nuestro pueblo. Lo importante es cómo ayudarnos, porque ahí salió pues entonces que ahí se aprende enseñando, o sea no importa que no sepa nada el que va estar enfrente, va aprender de los niños, es como su coordinador nada más, no es maestro pues, por eso le llamamos delegado en un principio y así está funcionando y así está funcionando.

Así está funcionando proyectos aquellos como la salud, como la producción, pero va todo incluido ahí, aparte de la salud, lo que es una casa con medicina y toda esa parte, pero también los niños, desde los niños, desde el pueblo tiene que saber ya allí cómo educarse en la educación ambiental, por ejemplo o educación familiar o individual. Al parecer no tiene sentido todo eso pero estudiando así, punto por punto, tiene su porqué, porque uno puede hacer muchas cosas tan-tan, porque uno puede destruir una organización, igual puede uno hacer muchas cosas para el bienestar del pueblo. Así está entonces la educación y la salud por lo mismo, desde al pueblo al municipio con sus promotores y promotoras de salud, tenemos pequeños clínicas y todo, pero eso no es lo más importante, lo que vemos más importante es la prevención. Pero esta prevención la está viendo el promotor de salud, el pueblo y entre los niños. Pues es la manera como estamos avanzando, según nosotros avanzando en la autonomía, en la producción todo se trabaja en colectivo, como ya dijo la compañera, alguno de ganadería muy poco, tenemos de caficultores, lo que más se trabaja la mayoría es el maíz y el frijol, pero hay pequeños trabajos pero todo en colectivo. La tierra que recuperamos no lo vamos a vender, ni lo vamos a repartir, se va trabajar siempre en colectivo para que a nadie le falta maíz ni frijol, o sea para que todos tengamos alimento para sobrevivir.

Pues es así, más o menos pues como está avanzando nuestra autonomía y ese es el compromiso que nos encomienda nuestro pueblo de platicar con ustedes.

Reunión con el colectivo Héroes de Ocosingo el 20 de mayo, San Luis Potosí
Palabras de la Comandanta Sandra.

Nosotros de la delegación, yo soy la Comandanta Sandra delegado número 11, Comandante Moisés delegado número 12. Con el permiso pues de todos y todas ustedes me hago uso de la palabra. Compañeros y compañeras, a nombre de los hombres, mujeres, niños y niñas, ancianos y ancianas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional reciban un saludo revolucionario.

Pues bien compañeros y compañeras, ya escuchamos la palabra de ustedes, ahora nos toca dar nuestra experiencia, experiencia de trabajo, de como hemos venido trabajando y también vamos a dar nuestra historia pues, más bien como hemos venido sufriendo entre hombres y mujeres.

Pues compañeros y compañeras, antes de 94 nosotras y nosotros hemos sufrido mucho, más por ser indígena, por ser mujer o por ser trabajadora. Entonces antes pues de 94 tenemos mucho el sufrimiento, sufrimos mucho por lo mismo como ya dijieron ustedes que hay muchos terratenientes. Ahí en Chiapas hay terratenientes, rancheros les decimos nosotros allá, hay finqueros, los que tienen rancho grande entonces producen café y le llaman finca, es ahí donde se van todos los indígenas, los pobres a trabajar, no es porque les pagan bien, mal, está mal pagado pues. Total el ranchero pues se hace todo su trabajo a través de los indígenas, porque todos los indígenas van a trabajar ahí. Digo esto porque así lo vivieron nuestros abuelos y abuelas, nuestros tíos y tías, y me tocó vivir todavía. Es muy fuerte, pero ese dolor lo traigo aquí, les cuento aquí a ver si les dan coraje pues.

Contar todo esto no es fácil porque al recordar la historia de como crecimos o como vivimos, como sufrieron nuestros abuelos y abuelas, sentimos un dolor muy fuerte, pero de eso pues así repetimos. Porque antes la mujer no tiene participación, no tiene voz, no tiene palabra ¿porqué? por la misma sistema que la mujer no vale porque es indígena, por su traje, porque no tiene zapato. Los indígenas allá, los que han llegado en Chiapas, yo creo que sí se han dado cuenta que hay abuelitas todavía que no tienen zapato pues, camina así descalzo, aunque el gobierno dice que los indígenas ya tienen una vida mejor pero ¿es verdad? ¿es cierto? son puras mentiras, así lo dice pues porque lo quiere ganar pues los indígenas. Entonces antes las mujeres salen a trabajar como algunas, algunos y algunas de ustedes dicen que, las mujeres salen a trabajar, así también salen a trabajar y los hombres también van a trabajar, pero no en su propio trabajo sino que el trabajo del patrón.

Pobre campesino, pobre indígena, aunque tenga un pedacito su terreno donde pueda trabajar pero no le da tiempo porque está dedicado más al trabajo del patrón. Allá en Chiapas hay muchos indígenas que piden prestado dinero con un ranchero o con un mestizo y ese mestizo no es porque te dice “bueno te voy a prestar, te voy a dar prestado unos días, ahí me das cuando me encuentres o cuando tengas”, no, cobra un interés muy caro, lo más barato que se consigue 15%, así le digo. Y un pobre indígena ¿para cuándo lo puede pagar? Aunque un poquito le dieron pero ya el interés va subiendo mucho, entonces es ahí donde ya no alcanza para la comida, para la ropa, para los zapatos de los niños o de las mujeres. Es así que venimos sufriendo pues, vinieron sufriendo nuestras abuelas, nuestros abuelos.

De tanto y tanto eso pues llegó una parte también que vimos que no tiene libertad las mujeres, no sé, aquí escuché que se utiliza la palabra machismo, algo ya aprendí también porque en todos los lugares donde pasé, siempre dicen machismo, machismo, pero nosotras allá como no sabemos hablar la castilla, entonces decimos que no nos da permiso los hombres. Entonces a veces no nos dan permiso nuestros hombres, ya sea nuestros papás, nuestros hermanos o nuestros esposos, pero ahí tuvimos que hacer mucho acuerdo ¿porqué? porque también nuestros compañeros no están acostumbrados, o sea más bien tienen en la cabeza pues que la mujer no sabe, pero no tienen la culpa, porque así fueron educados también los hombres ¿a culpa de quién? yo creo que hay que investigar. Allá nosotros sí le investigamos a culpa de quién que nuestros hombres que no nos dan permiso, entonces poco a poco tuvieron que entender también los compañeros, porque la lucha que estamos haciendo no es contra ellos, es que nosotros y nosotras lo que queremos es la unidad, la igualdad, aquí igual ya aprendí otra palabra que dicen, equidad de género, nosotros allá decimos la igualdad entre hombres y mujeres. Bueno los compañeros de Zacatecas, siempre así me dijieron en Durango, así me dijieron que machismo, que equidad de género, pero como no sé hablar bien la castilla y no entiendo qué quiere decir eso, tuve que preguntar y me dijieron que es, por eso ya les digo aquí.

Entonces aquí venimos pues, hay mucho mucho pues el dolor ahí, por ejemplo, como ya les dije, allá trabajamos con el trabajo pues, pero el trabajo del patrón. Yo me tocó ir en una finca, era yo más chica, chica pues no no lo aguanto pues las cosas, no puedo aguantar un costal de café, pero era un costal grande que le dicen pergamino, como tenemos patrón quieras o no quieras lo tienes que hacer. Así lo pasamos, yo creo que aquí en la ciudad no lo han pasado así, porque yo creo que tiene un poco de diferencia, si lo han pasado otras cosas, otro sufrimiento, pero allá ese es el sufrimiento lo que vivimos, lo que hemos vivido. En esa finca no es porque va 100 o 200 personas, sino que va, si es muy poca persona que van a trabajar 800 o 700, si no 1000 persona tiene que ir a trabajar hombres y mujeres, no es por gusto compañeros, compañeras, es por la necesidad. Es ahí donde nos dimos cuenta y nos cuentan nuestros abuelos y abuelas que sufrieron mucho más todavía cuando llegaron los españoles, hay algunos y algunas que ya no, ya no está con nosotros pero su espíritu está, lo traemos.

Nos cuentan que antes cuando llegaron los españoles, el trato fue muy malo, una cosa que no, digamos que si un compañero me dijo una palabra y no lo escuché bien vuelva a preguntar, así preguntó pues nuestros abuelos y el patrón ya no contestó, agarró su riata, lo trató como su toro, su caballo más bien, su animal, lo amarró con lazo y lo llevaron arrastrando en la cola de un caballo. Entonces cuando nos cuentan eso lloramos, es un dolor muy fuerte para nosotros pues, porque los ricos son muy ricos pues, ya no sienten el dolor de la humanidad, no saben que es la humanidad porque ya no tienen corazón. Entonces es ahí donde sí escuchamos pues que sí es muy fuerte, muy fuerte el esclavismo, estamos como esclavo pues, estamos como una escalera que nos traen por acá, nos llevan por allá y se trepa alguien ahí, pues ya nosotros nos aguantamos. Entonces pues es ahí donde vimos que sí, o analizamos que sí es mucho ya, ¡Basta! basta lo que les hicieron nuestros abuelos y basta lo que nos están haciendo.

Es por eso pues en 1994 dijieron todos los hombres, las mujeres del sureste mexicano ¡Ya Basta!, ya basta porque ya es mucho lo que nos hicieron, lo que nos, como nos trataron pues, por eso yo creo que ustedes saben qué es lo que pasó en 1994, qué es lo que se hizo, pues para contar eso nos va llevar mucho tiempo, pero como ya públicamente está todo eso ya no les voy a contar, pero sí lo que nos han hecho mucho antes les cuento porque es real, no venimos a mentir, no venimos a decir cosas que no se hayan hecho sino que cosas que han pasado y hemos sufrido y así han sufrido todos los hombres, todas las mujeres. Ahorita pues lo que estamos haciendo es la unidad, no es porque estamos luchando también como mujeres porque queremos que seamos más grandes no, no se trata de eso, estamos haciendo una lucha justa pero que sea igual hombres y mujeres, que haya entendimiento entre ambos sexos pues, que no se sienta alguien, que se sienta más chingón o más chingona, no se trata de eso, lo que se trata, lo que estamos haciendo es la igualdad.

Entonces pues, compañeros y compañeras, así estábamos antes y ahorita pues ya después de 94 nos organizamos como mujeres, nos organizamos hacer trabajos, como trabajos colectivos, colectivos de pollo, colectivos de bordados, colectivo de hortalizas y hay otros más. En las diferentes comunidades o pueblos y en los diferentes municipios, hacemos diferentes trabajos colectivos ¿para qué? pues el trabajo colectivo que estamos haciendo es para sostenernos o sobrevivir porque en 94 se acuerdan, dijimos que ¡Aquí Estamos! ¡Ya Basta! lo que nos hicieron, entonces vamos a estar solos, solas. Para nosotras en ese año entonces no hay gobierno y dijimos ¡Resistimos! y cuando dijimos que sí vamos a resistir, es ahí si sí resistimos pero con trabajos colectivos y los trabajos colectivos es lo que estamos haciendo.

Yo creo que alguien de ustedes sabe, pues estamos haciendo trabajo colectivo, por ejemplo bordado, ese hay compañeros o compañeras de diferentes parte de nuestro país, pues nos han echado la mano pues, ayudan de cómo vender. Para nosotros es algo pues y los trabajos, otros trabajitos que estamos haciendo ese es para sostener la familia, también como mujeres hay compañeras o hay grupos que trabajan también en trabajo colectivo de milpa ¿porqué? porque hay a veces que si los compañeros tienen salida ya sea a la reunión o lo que sea, entonces también las mujeres pueden hacer esos trabajos, o si las mujeres salen pues también los compañeros son quien ya se entienden un poco, no digamos que al 100% pero un poquito, pero estamos llevando en práctica.

Entonces es así que estamos haciendo ese trabajo para sobrevivir y no estamos recibiendo nada del proyecto de gobierno, si hacemos nuestros bordaditos cooperamos y ya con la poca cooperación que hacemos y ya compramos lo que se puede comprar para hacer el trabajo. Para hacer colectivo de pollo también cooperamos nuestros pollitos, llevamos uno cada quien en lugar de donde va estar, después ahí los mismos pollos se producen pues, o las gallinas se producen. Es así como estamos trabajando, es así como está sobreviviendo nuestros pueblos, es así como nos estamos apoyando.

Porque a veces como decimos, no tenemos dinero, entonces si hay reunión o si hay gastos para eso, también las compañeras se juntan, se ponen de acuerdo qué pueden hacer, se salen a vender un pollo, algo para apoyar a los compañeros también. Porque nosotras mismas los vemos pues que no salen a trabajar porque trabajan también en colectivo, es para el consumo de la comunidad. También tenemos en diferentes pueblos o municipios según el acuerdo de cada pueblo pues, porque estamos haciendo entonces, que ver es necesario que haya una tiendita también, eso es como estamos trabajando.

Compañeros y compañeras, eso es nuestro pequeño trabajo que venimos a compartir con ustedes. También en pocas palabras hay participación de las compañeras en todos los trabajos, cualquier comisión hay, al rato va decir el compañero porque le toca hablar también, entonces ya saben ustedes que tenemos cinco Juntas de Buen Gobierno allá en Chiapas, en cada Junta tiene participación de las mujeres, porque nosotras vemos que sí valemos, aunque nos han dicho, aunque nos siguen diciendo los que tienen dinero que no valemos, pero nosotras sí vemos que sí valemos porque sabemos hablar, sabemos pensar aunque en nuestra propia lengua pero sí sabemos.

Eso es pues compañeros y compañeras, gracias por escucharme, ahí me van a disculpar que no pude expresarme bien, no es porque así quiero sino es porque no sé hablar bien la castilla, pero lo poco que pude expresarme ojalá que les sirve. Gracias.

Reunión con adherentes, jóvenes y familiares de presos políticos, 22 de mayo del 2007.
Palabras de la Comandanta Sandra.

Buenas tardes, compañeros y compañeras y buenas tardes abuelos y abuelas. Yo soy la Comandanta Sandra, Delegada número 11, y el Comandante Moisés, Delegado número 12.

Con el permiso de todos y todas ustedes, hago uso de la palabra. Compañeros y compañeras, a nombre de los hombres y mujeres, niños y niñas, ancianos y ancianas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, reciban un saludo revolucionario.

Pues bien compañeros, compañeras, ya escuchamos las palabras de ustedes, la voz de ustedes, la voz de los hombres, de las mujeres, jóvenes y jóvenas es esta reunión, ya escuchamos el dolor, el sentimiento de ustedes. Ahora nosotros vamos a dar nuestro dolor, nuestro sentimiento y también nuestro pequeño trabajo con nuestros pueblos zapatistas en Chiapas.

Compañeros y compañeras, así como dijeron ustedes, así como hablaron sobre la situación, el dolor de ustedes, nosotros y nosotras allá en Chiapas antes de 94, así sufrimos, así vivimos, así sufrimos, así lo pasamos. ¿Por qué?, porque el gobierno dice que es un gobierno, pero no lo es, dice que es un gobierno que ama a los pueblos, pero no lo es. Sólo lodito así, según que pasa en las noticias que pasa en la tele, que dice que Chiapas, Chiapas está muy bien, vive bien, ya tienen derechos los indígenas, pero no es cierto compañeros, no es cierto compañeras. Lo trató como quiso él, más a los indígenas, a las mujeres, por ser indígenas, por ser mujer, y aparte de eso, pues ni siquiera lo trató como humano sino que lo trató como animal.

Pero nosotras y nosotros como indígenas somos dignos, sabemos que tenemos vida, sabemos que tenemos corazón, aunque ellos dicen que no servimos para nada, pero como nosotros sabemos que sí servimos. como dijo la compañera, por ser indígena no tuvo estudio, es cierto pues; yo me ven que aquí estoy pero no tuve la oportunidad de estudiar, pero eso no importa, aquí estoy, aunque no tengo estudio, pero sí, se hablar un poquito.

Así fueron pues nuestras mamáes, nuestras tías, nuestras abuelas, no tuvo una educación ni salud, ¿por qué?, porque ya no nos quieren ver pues los ricos, a los que tienen dinero, lo quizo acabar a los indígenas, pero no pudo pues. Entonces compañeras y compañeros, antes pues de 94, nosotros y nosotras como indígenas nos trataron como quiera, como cualquier cosa, nos trataron como animal.

Es ahí donde sí nos dimos cuenta; y siempre dicen que las mujeres no sirven para nada, las mujeres sólo sirven para la casa, para cuidar a los hijos, pero no es cierto, nosotras también como mujeres nos sentimos, tenemos vida, por eso antes de 94 estamos sin rostro, antes del 94 nos trató muy mal a los ricos, a los terratenientes, a los finqueros pues que no son mexicanos. Vienen por otro lado y los pobres se quedan sin tierra como ya dijo la compañera, o los estudiantes se quedan sin educación, así como ya dijeron compañeros, jóvenes y jóvenas, están sufriendo mucho, así sufrieron muchos compañeros nuestros.

Hay muchos compañeros que cambió su nombre, no es por gusto, sino que por el gobierno pues, que no permite a un joven pobre, o hijos de los indígenas. Es por eso pues compañeros y compañeras, vimos la situación muy, muy grave como sentimos nosotros. No hay vida, lo que hay ahí, hay muertos. Entonces compañeros y compañeras, antes pues de 94 como ya dije, sufren muchas mujeres, muchos hombres. Salen a buscar trabajos nuestros compañeros hombres, afuera de la comunidad, a veces regresan o a veces ya no regresan, se quedan muertos sin que la familia saben. ¿Cómo, por qué se murió?, por enfermedad o porque cayó el muro de la casa que está construyendo y ahí se quedó, pues no supimos pues por qué, pasó mucho eso.

También los que salen en las fincas, a buscar trabajo, igual no es por gusto, sino que por una necesidad de la familia, para sostener la familia. A veces regresan, a veces ya no regresan, ¿por qué?, porque en las fincas hay muchos montes y ahí hay muchas culebras, ya sea que por una picadura de serpiente o porque se accidento con machete ahí se quedó tirado en el cafetal, pasó mucho eso. Hay compañeras que quedó con un bebé de dos meses, y se fue el compañero a buscar trabajo, y e pobre bebé ni siquiera lo conoció a su papá, por un accidente o por una enfermedad, por buscar trabajo, ahí se quedó, sin razón pues. Entonces así pasó. De todo eso sufrió, sufrimos mucho pues allá en Chiapas.

Después entonces nos organizamos o gracias a nuestros tías, nuestros abuelos quienes fueron los primeros hombres y primeras mujeres que se organizaron entonces gracias a ellos y a ellas pues nos dimos cuenta que sí podemos hacer algo, entonces es ahí que en 1994 dijimos pues ya basta pues, ya no queremos, porque vimos como es sufrimiento. Que siempre nos dicen que no servimos como mujeres, pero si servimos, nos dimos cuenta. Aunque también los compañeros todavía no lo han entendido tan bien, pues tuvieron que entenderlo también porque la lucha que estamos haciendo pues no estamos en contra de ellos, sino que estamos en contra del sistema. Es que nos dimos cuenta, sí como alguien dijo, aquí ustedes compañeros y compañeras, que es una mierda lo que nos están haciendo, ya no es justo lo que están haciendo; entonces así nos dimos cuenta , por eso los compañeros también tuvieron que entender, ¿por qué? Porque no estamos luchando contra ellos, estamos luchando para tener una vida mejor, es por eso dijimos ya basta lo que nos hicieron y lo que nos siguen haciendo.

Entonces es por eso que yo creo todos ustedes saben de cómo fue la lucha del 94, ya no los voy a explicar todo porque este saben todo y además ya tardamos mucho, pueda ser que ya están muy cansados, entonces es ahí que sí, a partir del 94 dijimos que no queremos gobierno, ¿por qué? Porque vimos pues cómo es el trato que nos da, o que nos está dando. Y además dicen que las mujeres no sirven, por eso por qué les vamos a pedir perdón entonces. A partir de ese momento dijimos que no tenemos gobierno, y no queremos gobierno, pues entonces organicemos como se pueda, dijimos.

Entonces nosotros como hombres y mujeres, niños y niñas, ancianos y ancianas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, nos organizamos. Entonces de eso, como mujeres nos organizamos de hacer trabajos colectivos como dijo la compañera, de diferente tipo de trabajos colectivos. Hacemos trabajos colectivos de hortalizas, sembrar verduras y bueno, de todo tipo de verduras pues, y también hacemos trabajos colectivos de pollo y otras hacen trabajos colectivos de bordados, por ejemplo como lo tengo aquí, y como lo tienen la compañera. Trabajamos de diferentes tipos de bordados, y también hacemos trabajos colectivos de pan, velas, veladoras y otros más; y los nombres en los colectivos pues, tenemos nombres de los colectivos pues tenemos de diferente nombres porque vivimos de diferentes municipios y comunidades. Uno que tengo yo el nombre de trabajo colectivo de artesanías es Tejiendo la Cultura Maya, entonces eso es.

Eso es como estamos trabajando como mujeres, esto no le pedimos permiso a nadie y mucho menos al gobierno porque estos trabajos es para que así podamos ayudarnos como familia, y como compañeros y compañeras de lucha.

Entonces esto es lo que estamos haciendo ahora nosotras, es para que así se den cuenta pues nuestros hijos e hijas para el futuro, así es que estamos haciendo pues los trabajos colectivos como compañeras. Así es que estamos organizándonos como mujeres y también los compañeros tienen trabajos colectivos.

Entonces compañeros y compañeras, ese poquito de experiencia les platico, por el sufrimiento y dolor que traigo no es para que tengan lástima, no, es para que nos unamos, así como ya escuchamos o ya escuché el dolor de ustedes, por eso les platico un poco este dolor también, para que ese dolor se unan y cuando están unidos, a ver que pueden hacer, porque el dolor de cada estado, de cada pueblo hay, nomás que son diferentes, pero es el mismo dolor. Como alguien, hace rato lo vi, como que alguien tiene ganas de llorar, no se preocupen compañeros, no se preocupen compañeras, les tenemos ganas, lloremos.

Allá cuando crecí lloré, ¿por qué?, porque lo vi como estoy sufriendo, desde mi niñez sufrí y hasta ahorita estoy sufriendo, estoy sufriendo por eso lo tengo todo eso, pero como les digo, no es para que lloren, para que me tengan lástima a mí o a mis compañeras, no. Unamos ese dolor, unamos esa lágrima, y esa lágrima que se conviertan en muchas cosas, y esas cosas a ver, en qué forma vamos a hacer, ustedes acá y nosotros allá, pero no están solos, y nosotros también no estamos solos. Ese sentimiento que se convierta de coraje compañeros y compañeras, no se preocupen.

Aunque como ya escuchamos, aquí hay mucho pues, muchos rateros, pero que no se dejen compañeros, no se dejen compañeras, no se vendan, este lo tenemos que derrotar, no nos va a derrotar a ellos, nosotros y nosotras tenemos; que seamos nuestros ejemplares y las ejemplares de esto. Compañeros, jóvenes, jóvenas, estudiantes, amas de casa, maestros, si hay maestros aquí, unimos nuestra fuerza para luchar, nosotros y nosotras no venimos a ofrecer dinero ni a ofrecer algo, lo que venimos aquí, a dejar el dolor, pero eso dolor son dignos; lo que traemos nosotros, traemos la dignidad, traemos el corazón para escuchar y para hacer escuchadas y escuchados pues.

Compañeros y compañeras, no se dejen engañar pues por los partidos políticos, porque todos los partidos políticos así son, porque son de dinero, no se dejen de comprar, pero si así lo quieren, pues ni modos.

Cada uno de ustedes saben que es lo que van a hacer, porque el que estamos haciendo, queremos construir un México diferente, un México libre, un México donde hay justicia, no donde hay injusticia, un México para todos y todas, no para los ricos, no para los gobiernos, un México donde vamos a hablar y a participar todo y todas.

Pues compañeros y compañeras, esto es mi pequeño mensaje, ahí me van a disculpar si no supe expresarme bien, no es porque no quiero, pido una disculpa porque yo hablo en tzotzil, por eso es que no, como ya dije desde un principio, no tuve la oportunidad de estudiar, solo tuve la oportunidad de ser moza de los ricos, entonces es por eso que no puedo explicarme muy bien, ahí me van a disculpar compañeros y compañeras.

Reunión con adherentes, jóvenes y familiares de presos políticos, 22 de mayo del 2007.
Palabras del Comandante Moisés.Primera parte.

Es un gusto para nosotros y un honor estar con ustedes, con gente que lucha, con gente que no se deja, nosotros y nosotras, nuestros pueblos nos envían para escuchar y nos envían para traerles el dolor.

No traemos venimos con lágrimas, porque nosotros de niños las tiramos las lágrimas, ahora ya de grandes lo que tenemos es rabia, pero nos la aguantamos, porque vemos que no estamos solos, pero antes que nos metamos más en esto, también los hombres tenemos nuestros dolores como la compañera expreso, también tenemos dolores del pueblo pues como sufrió, entonces como ya dijo la compañera antes de 94 pues no se nos trataba como humanos, ni siquiera existíamos como indígenas pues, como dijo la compañera aquí que su pueblo no aparecía en la mapa, igual nosotros, no existía Chiapas pues, no existía en la mapa de los pobres pero si existía en la mapa de los ricos, porque ahí tenían dirigida la vista, sufrimos mucho antes del 94, no teníamos ni tierra donde sembrar, algo para comer.

No es que no había tierra, había y hay , pero esas tierras estaban en manos de los ricos, de los rancheros de los terratenientes, esos ricos son los que gobernaban. Eran los mismos pues, como ya dijeron aquí, son los mismos, eran la misma mafia pues que hacen de por sí, son los que son los gobernadores, los secretarios, los jueces, los presidentes municipales, los ingenieros, los notarios, todos. O sea podían hacer todo pues, si querían cambiar algún documento de un pedazo de tierra, eso hacían porque son ingenieros y son de notable alcurnia; no se podía hacer nada.

Vivíamos en, de mozos como lo dice la compañera, trabajando para los ricos, criaban sus vacas mientras uno estaba muriendo de enfermedades curables, ellos sí estaban sanos sus animales, sus perros, que amaestraba además, para morder a los que pasaran en los terrenos de los rancheros, porque así pasó, no podíamos ni pasar, si pasábamos soltaban los perros, o soltaban a la Y así pasó mucho tiempo eso, lo que cuentan antes del 94 pues, mucho antes del 94.

Nos estábamos desapareciendo porque así quería el gobierno, desaparecernos a los indígenas, así como, igual como dijeron aquí, no podíamos hablar nuestra lengua, mucho menos vestirnos como es, no podíamos ni comer de frente nuestra comida indígena enfrente de ellos, muy difícil.

Donde yo vivo hay una comunidad donde es un pueblo de mestizos e indígenas, llegó un momento en que, compartíamos digamos una iglesia, donde es la construcción de todos pues, del pueblo indígena y mestizo digamos, pero nomás tiene trabajo de los indígenas, porque los mestizos siempre no trabajan , o pagan o lo que sean, entonces la construcción pues era de nosotros. Pues llegó un momento en que nos dijo que los indígenas eran unos cochinos, marranos, perros, que no podíamos entrar en esa iglesia, una ermita pues de la comunidad, y nos decían que nuestra deuda arreglar los floreros que dicen, y si íbamos niños, en aquel tiempo era yo niño todavía, pues dicen que, tienen jardín ahí en el patio de la iglesia, dice que maltratábamos las flores de ellos, y por fin nos corrieron, cerraron la iglesia y solo tenían llave ellos, y sigue hasta ahorita eso, claro que todavía los indígenas se adaptaron a lo que querían ellos, humillarlos; no eran tan ricos pues pero tienen otro pensamiento, son mestizos. Cosas como esa pasó más.

Es doloroso contar pues, pero aunque, como digo también orita para llorar, orita ya estoy grandecito pero lo digo porque duele todo lo que nos hicieron, ni educación teníamos, menos carretera, menos electricidad, menos agua entubada, y para tener agua potable, peor todavía, ni se sabe.

Es muy grande entonces el dolor que vivimos antes del 94, y no crean que no hicimos nada, hicimos marchas también, nos organizamos también, hicimos solicitudes para tener tierra, nunca nos hicieron caso. Total que gastamos mucho dinero y no hubo solución, y así pasó mucho tiempo de sufrimiento, por eso entonces si ya nos estaban acabando como indígenas, como ya dijo la compañera, muchos de nuestros jóvenes indígenas tuvieron que cambiar de nombre y apellido porque tenemos los indígenas, tenemos nombres y apellidos indígenas, entonces tuvieron que ser como se llaman los de la ciudad digamos, y así pasó.

Nos quisieron quitar todo pues, no había salud, lo que había eran pues sus campañas de ellos de planificación familiar, ese sí es lo que se implementó y sigue todavía pero a los pueblos que no son compañeros namás.

Reunión con adherentes, jóvenes y familiares de presos políticos, 22 de mayo del 2007.
Palabras del Comandante Moisés. Segunda parte.

Tienen que estudiar de la sabiduría de nuestros abuelos, de los pueblos, la historia del pueblo y todo eso, y aparte de eso, retomen la experiencia de los compañeros que estaba ¿? los niños y allí se está haciendo una riqueza digamos, o sacar un método para que sirva o para que sirva de un folleto para los niños. Ahí como no tenemos dinero pues no cada niño tiene su folleto, sino que uno o dos folletos el grupito y lo trabajan juntos, porque los niños tienen que tener folleto.

Y es así como llevamos nuestra educación, pero también nos decían nuestros abuelos que la educación tiene que ser diferente porque los jóvenes de ahora se están perdiendo dicen; se están perdiendo porque la mayoría se dedica más según a la escuela, se van todo el día, y ya en la tarde se van con sus amiguitos y nunca tienen relación casi con su papá, según nuestros abuelos dicen así, y ya después nos dimos cuenta que es así porque yo me acuerdo cuando era chico hacía así, muchas veces salía muy temprano, como no nos queda nada cerca, salía desde las siete tal vez, o seis y media, para llegar como a la una, y salía con la escuela a las dos o una depende del maestro si llega o no, de todas formas nosotros íbamos a la escuela, aunque no llegue el maestro, pero nosotros, de por sí como niños hacíamos lo posible, vamos a la escuela y ya regresábamos tarde, entonces y si viene el maestro nos deja tarea pues, mucha tarea, como de por sí acostumbran los maestros, entonces haciendo tareas y tareas entonces ya nunca platicamos son nuestra mamá, con nuestro papá, ni atendimos los animales, ya no hay tiempo para eso pues, y los papás nos preguntan si vamos bien, ahora más de la calificación, si viene puro 10, pero si no, pero así pasó, entonces nos dicen nuestros abuelos, no es así, vean, así aprendimos en el pueblo que no es así, entonces cambiamos el método. }

Nosotros allá trabajamos entonces con nuestros niños tres días a la semana, y tres días con relación en el trabajo con los papás, ahí ya es depende de cada familia porque nosotros no imponemos pues, es de acuerdo como quiera, si las niña también tiene que ir a trabajar según la familia pues se va con su papá y todo eso, y si no, porque también hay familias que solo trabajan, o sea depende mucho de la familia depende mucho, no depende de la organización sino depende de la familia, si la familia dice que las niñas se quedan con su mamá pues igual, a cuidar las gallinas, a hacer trabajos de hortalizas como ya dijo la compañera, o los trabajos colectivos que tienen ellas allá, allí se meten las niñas, y los niños se van con sus papás igual, de los trabajos colectivos que tienen.

Y allí nos dimos cuenta que allí se puede ver si aprendieron o no aprendieron en la semana o un mes, porque ya sabe el papá o los encargados de los colectivos porque hay encargados, coordinadores o como se llamen, este le dicen que haga según que necesita saber el niño o como va su trabajo. A veces se le dice que en un fracción de tierra como este, que el niño tiene que sacar una suma o una matemática para saber cuántos mata de maíz o de frijol cabe aquí, y si quiere hacer una división pues este en determinado de trabajadores cuántas matas le tocan, y temas como eso, así lo están haciendo, sin necesidad de hacer examen, sin necesidad de exigir el papel que tenga el 10, el papá se está dando cuenta entonces que si, está aprendiendo el niño o no está aprendiendo, sin pelear con el maestro, pero allá tampoco le decimos maestro, no se dice maestro así entre niños y educadores, se les dice educadores o promotores.

Cuando llega el promotor, no les dice buenos días niños, no les dice así, les dice compañeritos, y los niños no pueden decir buenos días promotor, no, dicen buenos días compañero.

Desde ahí vamos a cambiar un poco el sistema digamos y nos damos cuenta allí, de por sí que es importante, lo que ya no es como antes que llevamos libros, por ejemplo si es como esto, llevan un libro que no sé ni de donde es pues, si se ve una casita, no sé pues. Pues igual en los libros ni sabemos qué es lo que hay ahí, entonces pues sólo cargar libros, dicen que por eso acabé, por tanto cargar pues, porque en las primarias, no sé cuántos, como 10, no sé cuántos libros pues, varios, y cargar todo eso y este morral, así pasó.

Ahora nuestros niños los educan de otra forma, con folletitos, con fotografías, o si no se puede, en los real, que hay que ver los chapulines, o aquel animalito o las vacas o los caballos, todo eso, para qué sirven, todo eso se dan cuenta en la realidad, y en sus folletitos se dan cuenta de la historia real, cómo eso que lo estoy contando igual se cuenta con los niños, ya escrito, los dolores que pasamos, la forma en como se da su verdura, todo eso, es como estamos educando a los niños, muy colectivos según nosotros con los niños, pero no sabemos para dónde vamos qué vamos a hacer.

Y así se está aprobando a los niños, con temas de la historia, con temas de la realidad como dijo, cómo se vive, que y también ahí estamos dando la salud, porque aquí nos dimos cuenta que la salud, la educación y la producción tiene que ser como un hombre pues, si hay esas tres cosas, puede estar sano, un individuo, y puede estar sano un pueblo, porque por más que este educado, si no tiene salud, pues quiere decir que no tiene educación.

Porque así se puede, así nos dimos cuenta que teníamos que cambiar todo eso pues, y ya los niños se dan cuenta que los trabajos colectivos se dan sin necesidad de presionar y así van creciendo nuestros niños, llevan también como digo el tema de salud sobre educación ambiental, por lo menos para que se den cuenta de no contaminar nuestras aguas, no como el gobiernos que trata de contaminar toso, esta contaminando todo, allí no, se está tratando de ver que no se contamine el agua, pero sin la educación, cosas como esa.

En salud igual, antes del 94 pues había muchos muertos pues, muchas mujeres, muchos niños se morían, moríamos pues de enfermedades curables, pero ahora ya es menos, iniciamos también con la cultura de los abuelos, con qué se curaban, y así iniciamos, pero ahora es combinado, nuestra clínica que tenemos, porque ahora tenemos una clínica con diferentes principios, ya está combinado, el que quiere plantas o el que quiere alópata, o sea tenemos pues, y así que se está mejorando y se los aseguro que los pueblos zapatistas es más sano que otros pueblos donde no están organizados, o sea hay menos muertos, menos enfermedades, estaos un poquito más nutridos porque no es igual que antes del 94, antes del 94 era muy difícil pero no teníamos tierra, ahora sí tenemos tierra, nomás que las tierras, como las recuperamos no las estamos repartiendo por pedazos, no la estamos fraccionando pues, porque como decimos nosotros, es nuestra madre, y vamos a defenderla, y si vamos a defenderla, vamos a defenderla en colectivo, y en colectivo estamos trabajando, estamos este sembrado de maíz de frijol de todo eso, pero en colectivo, es todo en colectivo, nada de que se vaya a repartir la tierra, y es así como se están dando cuenta nuestros niños, que tenemos que cambiar las cosas, es así como vamos avanzando pues, un poquito, compañeros y compañeras, es muy poco tal vez pero hay ese avance de nosotros. Y este, para terminar digamos lo que es el pueblo de Chiapas, es eso, con 13 años de lucha hizo su avance, un poquito según nosotros, y orita venimos a escuchar el dolor de ustedes, ya lo escuchamos y lo que les pedimos es que no se dejen., no se dejen, no tengan miedo a la muerte, si de por sí vamos a morir, pero hay que morir con orgullo, con la frente en alto como ya dije, no vamos a pedir perdón porque nos equivocamos, porque no nos hemos equivocado, porque solo buscamos la vida.

Como pobres que somos, como los que luchamos, no tenemos otro camino más que la unidad. Somos muchos como ya dijeron, somos muchos, que nos escuchen quienes quieran escuchar, somos muchos, pero no se dividan, hagan más unido el trabajo, tengan más comunicación entre ustedes, así como nosotros allá en Chiapas, cuando algún compañero está solo, vamos y hacemos fiesta ahí, en su pueblo, y así nos hemos crecido, y eso es lo que quieren aquí, según.

Cuando estábamos pasando a visitar, hay poquitos molestos, pero traten de organizar, orita ya no estamos haciendo clandestino porque estamos haciendo por vía pacífica, y si nos quiere chingar el gobierno que diga claro, ya lo hemos dicho varias veces, que diga claro, nosotros vamos a enfrentar con valor, eso es lo que sigue compañeros. Hay que unir con la otra campaña, no tener miedo, no hay que tenerle miedo porque no hay más, vamos a defender lo que tenemos, la vida y la vida del pueblo, por más que vienen los políticos del partido que sean, no hay que pedirles pues, ya no hay que pedirles, vamos a lo que vamos, y lo digo aquí como indígena, que escuche el que quiera escuchar, vamos por una nueva constitución, porque esta constitución que tenemos solo respalda a unos pendejos pues, muertos de hambre, como los gobernantes que dicen que nos gobiernan, los respalda solamente a ellos, y para los pobres nada, por más que hagamos por vía legal, puede que ganemos, pero también ellos se hacen más fuerte, eso no quiere decir que no lo haga, hagan, pero vamos con más fuerte.

Por eso venimos a recorrer México, a escuchar la palabra de los que sufren, a escuchar la palabra de todos, esa palabra la estamos recogiendo y se convierta en una nueva constitución.

No va a ser la última esta visita, quizá no seamos nosotros, quizá sea otro compañero, o quizá ya no, o quizá se ¿? Chiapas como ya dicen, la cosa es que esto ya comenzó y nadie lo va a parar, como la canción que hicimos o hicieron, esto ya comenzó y nadie lo va aparar, ya sea que nos chinguen o los chingamos, pero nosotros acuérdense, que nosotros tenemos la razón, ellos por muy grandes que sean nunca van a tener la razón, ellos son malos pues.

Ellos no aman la vida, ni siquiera sus familiares, dense cuenta lo que pasó en el periodo con Carlos Salinas, ¿quiénes mataron? ¿a quiénes le mataron? Que murió su hermana, que murió su… eso no murió, lo mandó a matar, allí no es familia, pero aquí somos familia, aquí hay que ser familia. Seamos familia todos, yo los quiero como compañeros o sea como familia.

Pero eso lo digo yo, y lo digo de corazón, por eso venimos de Chiapas, que es entre comilla otro pueblo, pero eso entre comilla está aquí, tiene semilla, de veras florezca, o sea que sus corazones se hablen como humanos, que se defiendan todos, en las buenas y en las malas como dicen ahí estamos, es el compromiso que hacemos nosotros y lo hemos hecho, no hemos hecho mucho, pero hemos hecho algo, el problema de Oaxaca, el problema sucedió en Atenco, hemos hecho acciones en Chiapas. Ahora con la sentencia que le dieron a Ignacio del Valle, igual hemos peleado, hemos hablando y vamos a seguir hablando vamos a seguir apoyando, y ya nadie va a parar como ya dije, esta lucha que estamos haciendo se escucha a nivel internacional.

Esto que estamos diciendo se escucha allá en Chiapas, algunos municipios, algunos pueblos donde ya tienen sus radios comunitarias también; falta mucho pero ahí vamos hay que hacer más pues, no crean que nomás estoy escuchando yo, estas palabras están volando pues, esa es la ventaja de nosotros, estos cabrones que nos quieren chingar son muy pocos, nosotros somos miles pues, somos miles y somos mejores pues, que lo han ganado hay que hacer ¿?(inentendible)

Y se supone pues y así hicimos nosotros como ya dije allá en Chiapas por eso ahora hace 13 años los que eran niños, ahora ya son grandes, lo que tenían que, 5 años, ahora tienen 18, ahora son autoridades municipales algunos, son promotores de salud, son promotores de educación, pero con una educación diferente, es como tienen que formar aquí, pero hay que resistir, hay que resistir de frente, unidos, pero a veces hablamos mucho y nos separamos, aquí no muy entiendo parece que cada quien con su colectivo, cada quien con su grupito, o cada quien con su organización, y siempre peleamos, ya tengo tanta gente.

Nosotros decimos no es nuestra gente porque no la compramos, nuestros zapatos si es nuestro, hasta eso nosotros si vemos a otro compañero se lo prestamos, no crean que no, solamente la vida, y hasta la vida la entregamos así es que no hay nada de nosotros, y por qué decimos mi, tengo mi gente, se dice tengo compañeros, somos más, entonces entiendan eso compañeros, no importa quien sea, sea maestro, se ama de casa, sea estudiante, sea como, sea quien sea aquí no vamos a escoger, la relación y organización es mucho más importante ¿Cómo organizarnos para ser más fuerte, cómo vamos a tener nuestra comunicación?

Es lo más importante, y así lo decimos con mucha razón, ahora como digo ya no nos pueden destruir, si nosotros salimos a enfrentar la muerte, porque así vemos y así veo aquí entre ustedes, el lobo está aquí entre nosotros y a veces ni nos damos cuenta de qué color es, y hay que identificarlo, una vez que lo identificamos lo vamos a enfrentar juntos, ustedes y nosotros le tenemos que ganar pues.

Este es el mensaje compañeros, no se callen en exigir la libertad de todos los presos, no sólo aquí, no solo gente de familia, piensen en todos lo presos de todo México, de todo el mundo si es necesario, porque son injusto todos los compañeros que están en la cárcel, solo por hablar solo por buscar la vida, tenemos que sacar como sea, seguro que tienen que salir, como sea, aunque no seamos nosotros, lo que siguen, como ya dije nuestros jóvenes allá en Chiapas están dispuestos y a lo mejor son los más preparados porque ya aprendieron poquito a escribir, aprendieron un poquito a leer y aprendieron a vivir en comunidad, por eso decimos que son mucho más cabrones los que vienen, más chingones pues.

No se desanimen pues, y aquí me gustó esta reunión porque está nutrida de abuelos y hasta de unos jóvenes, así queremos que todas las reuniones luchen pues por sus hijos, por ellos, alguien me decía es muy difícil, pues por ahí tenemos que luchar, así nos costó a nosotros, no crean que fue masiva nuestra participación en la lucha allá en el 94, fue uno por uno, y fue muy difícil porque fue clandestino como digo, nosotros si caminamos de noche, en picada y todo eso, y para conseguir la información no nos daban tan fácil porque era clandestino.

Ahora que es público, cómo es posible que no lo podemos aplicar, cómo es posible que no lo podemos hacer, más en la ciudad, tienen todos los medios, digo pues, no conozco bien la ciudad pero, tienen todos los medios.

Por eso nosotros venimos a escuchar y a dar nuestro coraje pues, estamos llenos de rabia como digo, pero tampoco venimos a dar órdenes porque no la conocemos y eso en lugar de ayudar, ¿inaudible? orden de libramiento, pues no lo sé como es eso, pos igual si lo digo en Chiapas, ¿inentendible? pues te puedo dar una idea pero no, lo creo difícil, hasta que te digan, igual a mí; por eso les digo que no venimos a dar órdenes, luchan desde donde están, de su forma de luchar, pero unidos, unidos quiere decir que nos conozcamos quienes somos aquí, y estar preparado en todo, porque puede ser como dicen que hay traidores, pero pobrecitos de ellos los traidores porque ¿? que tienen, porque van a cargar toda su vida, lo que van a perder, lo que van a lograr, y nosotros no, lo poco que hacemos hay que hacerlo honradamente, y al contrario, venimos a demostrar que no somos asesinos pues además; por eso si alguien les dice que los zapatistas solo vienen a engañar, que no tienen comida allá, por eso vienen a comer sabrosísimo a otros estados; nosotros no venimos a engañar, solo venimos a decir la verdad.

Esa es nuestra palabra compañeros y compañeras, pues muchas gracias pues, y seguimos encima, encima y denunciando a todos, hasta que tengamos libres a nuestros presos políticos o hasta que nos lleven a la cárcel; se los digo porque más vales decir la verdad pues, no podemos decir como ya dijo la compañera que nos va a recibir con ramos de flores, nos van a venir amenazas pero, juntos los vamos a enfrentar, ahora ya somos muchos, ahora ya nos conocemos, ahora ya los conozco, y todos nos conocen, gritamos hasta donde podamos gritar, juntos gritemos.

Esa es toda nuestra palabra, muchas gracias, mucho ánimo en todo, es muy valioso pues, lo que han hecho, aprendo también de su lucha que han enfrentado, ánimos pues, no se dejen, es toda nuestra palabra, muchas gracias compañeros y compañeras.

 
 

Area de Descargas

Descargue aquí los archivos de este artículo en su formato original.

20 de Mayo, Reunión con el colectivo Héroes de Ocosingo

22 de Mayo, Reunión con adherentes, jóvenes y familiares de presos políticos

Share

2 Comentarios »

  1. yo estoy en australia , hace poco vi un programa desde españa cuando Subcomandante Marcos fue al programa ” el loco de la colina” y me fascino para buscar mas informacion , podrian mandarme informacion de lo que hacen y libros que pueda leer o cual quier cosa . Tambien me gustaria saber si se les puede ayudar desde australia ?

    Comentario de soledad — Mayo 30, 2007 @ 5:05 pm

  2. me saludan a el subcomandante marcos.

    Comentario de efrain lagunes — Junio 11, 2007 @ 6:18 pm

RSS para comentarios de este artículo. TrackBack URL

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad Artículos