lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

May292007

Jornadas de trabajo de los días 24 y 26 de Mayo en San Luis Potosí.

Reunión con adherentes, simpatizantes y maestros el día 24 de Mayo.

Palabras del Comandante Moisés, primera parte. Leer aquí

Palabras del Comandante Moisés, segunda parte. Leer aquí

Palabras de la Comandanta Sandra. Leer aquí

Reunión con adherentes, simpatizantes y maestros el día 24 de mayo, San Luis Potosí. Palabras del Comandante Moisés. Primera Parte

Compañeros y compañeras tengan muy buenas noches. Nosotros venimos de la zona zotz choj, nosotros venimos del Caracol IV “Torbellino de nuestras palabras”. Esta delegación habla la lengua tzotzil, por eso le vamos a pedirle mucha disculpa por si no podemos expresar bien nuestra palabra, y también le pedimos paciencia para que también escuchen lo que traemos, o sea, el mandato de nuestro pueblo de traerles aquí el dolor del pueblo y al mismo tiempo poner nuestra propuesta también al lado del pueblo y así luchar juntos.

Compañeros comenzamos entonces, que como ya dijeron, es una lucha que hicimos que el mundo se despertara, es una lucha que no se creía, que para en esos años entonces pensaban que ya no, ya nadie podía levantarse en armas, nadie podía luchar porque el socialismo ya se había caído. En todos los pueblos del mundo se rindieron, entonces todos pensaron que ahí se acabó todo, pero no, los hombres y mujeres del sureste mexicano dijeron que ¡No! ¿Porqué dijeron que no? porque es mucho, era mucho el dolor que teníamos. Es ahí donde pido paciencia con ustedes pa que nos escuchen como era el dolor, los adelanto de una vez que no es para que les tengan lástima, es para que con el dolor de ustedes, con el dolor nuestro, con el dolor del pueblo digamos,y con esto vamos a luchar con un coraje más fuerte. Ese es nuestro motivo de esta visita entonces, y otra de nuestras objetivos de nuestra visita es salir, darnos a conocer porque mucha gente dice que ¿porqué se cubren el rostro? ¿qué a poco tienen miedo? ¿qué les falta unidad? eso es lo que dice, pero no, la verdad no, es un símbolo, porque no tenemos rostro, porque hasta orita no tenemos rostro. Así era entonces, antes del 94.

Por eso venimos a contarles que nosotros somos meros indígenas, hablamos nuestra lengua, tenemos nuestra cultura pues, no somos gente de otro lado, ni somos guatemaltecos como nos dijeron en un principio, ni somos rateros, ni somos asesino, ni somos comunista, ni comemos niños como dicen. Por ahí vamos a empezar entonces para que nos conozca compañeros, nosotros no somos asesino, no somos asesino lo demostramos con un tal, con otro pendejo pues que se llamó, o se llama todavía, no se aún si vive, un tal Absalón Castellanos Domínguez, un exgobernador, un exgeneral, lo detuvimos en 94, la guardamos, lo alimentamos y lo entregamos con su familia unos días después. Él mismo expresó públicamente que no lo maltratamos, le dimos de comer, no pudimos rasurar porque allá en el cerro no se conoce el rastrillo pues, aunque se conozca pero no hay paga para eso, salió un poquito barbón pero salió con vida. Entonces no somos asesino como dicen, ni somos ratero, a nadie le hemos robado, a nadie. El Ejército Zapatista creció solo, sin robo, sin asaltar bancos, el pueblo supo crecer con sus esfuerzo, con su propio sacrificio hizo lo que tiene, si tiene arma de madera, si tiene resortera, si tiene un machete, si tiene algo para pelear la hizo con sudor, la hizo con su fuerza, a nadie le robó y seguimos diciendo no pedimos limosna con nadie y ni vamos a pedir. Que sí necesitamos, lo necesitamos, es cierto que sí lo necesitamos, pero ese lo necesitamos el mismo pueblo solidario se da cuenta, no vamos a estar pidiendo de rodillas, es eso pues.

Eso somos, un Ejército pues de indígena, un pueblo organizado que no se deja rendir, que no se deja vender por nada, aunque tiene que dar la vida. Pero esta formación como bien decía la compañera pues no brotó así de 94, porque brotó, sino que es una preparación de mucho tiempo. Los mismos sufrimientos que hay en los pueblos donde vamos pasando, lo recogemos los dolores, es los mismos o más bien los peores, pero decimos que es lo mismo pa que no se asusten, pero era peor. Entonces en 94 nosotros y nosotras las indígenas nos quisieron desaparecer, nos quisieron acabar, por eso antes de 94 no existía Chiapas, existía en su mapa de ellos pero exactamente como algún compañero ya lo dijo aquí, que no apareces en su mapa los indígenas, los grupos indígenas que son los que hicieron las ciudades, que son los que han construido grandes casas pues, eso no aparece en su mapa entonces. Antes de 94 valía un pinche pollo, pinche animalito, bueno porqué pobre animalito, porque también tiene su creador, pero así valíamos pues, mas que eso pues. Digo esto porque mientras sus animales tenían sus clínicas donde atender sus vacas, sus perros, y nosotros ni eso teníamos pues, como si no fuéramos humanos.

Casos como eso y cosas como ese es lo que nos hizo a que nos rebelemos. Porque no es que no había tierra, había mucha tierra y hay todavía tierra en Chiapas y muy rica en recursos naturales, pero estaba en manos de unos cuantos, de los que gobernaban entonces eran los mismo todos. No podías hacer una solicitud de dotación de ejido porque eran los mismos de la Reforma Agraria y todo eso eran los mismos. Y es como no teníamos tierra entonces y esas tierras que las tienen ellos no la compraron, era de nosotros, era de nuestros abuelos y abuelas entonces, pero ellos lo obtuvieron engañando al pueblo y como eran los mismos, hacía el mapa en la notaría pública, que eran los mismos, y firmaban ellos y con eso engañaban al pueblo y entonces quedaban sin tierra. Era muy difícil como les digo y no lo puedo contar todo, pero es muy difícil, no podíamos ni pasar en el terreno de ellos pues, los ranchos de ellos, nos soltaban perros o nos soltaban balas, cualquiera de los dos, ni para ir a bañar en el río, porque ahí hay ríos pues, hay arroyos, ni se podía pasar allí. Fue muy difícil, la burla como indígena era muy difícil. No podíamos hablar nuestra propia lengua, ahora muchos donde quiera que pasamos, no es crítica pero los aclaro, que es así antes nadie se quiere vestir como algunos compañeros ahorita que se visten de ropa indígena, nadie porque una burla pues para los indígenas. Muchos de los nuestros tuvieron que cambiar nombre, tuvieron que cambiar apellidos, convertirse en la otra clase según como nos obligaba. Y eso nos obligaron en la educación y quizá nos obligaron desde la iglesia ¿porqué digo? Porque la iglesia también dice, pues es que diosito quiere que haya pobres, haya rico, porque si no quién va trabajar. De algo por ahí vino pues, y la educación, pero no teníamos salida ni donde, y nuestros jóvenes salían pues y se quedaban perdido en la ciudad, unos muertos, unos drogadictos y así se perdió, y así íbamos acabando pues nuestra lengua, nuestra ropa entonces, por eso venimos ya revueltos entonces, la compañera viene con su ropa original, y yo ya no porque me la quitaron pues, me la arrebataron pero tengo todavía, nomás que no lo traje, algún día lo vamos a ver. Eso es lo que pasó, no había ni salud pues, no había ni educación, mucho menos carretera o energía eléctrica, pues no. Pero no crean que estábamos así con los brazos cruzaditos a ver pidiéndole a diosito a ver que cae, no, igual como ustedes dicen, igual le hicimos, solicitudes y solicitudes y solicitudes, muchos de nuestros abuelos se murieron pidiendo tierras y nunca les hicieron caso.

Entonces como vimos que no nos hace caso, no nos hacían caso, entonces dijimos ¿qué nos queda? ¿llorar y ponerse a rezar? pues tampoco, porque le rezamos no encontramos nada y la comprobamos, rezando, rezando todo el día, pues ya medio día nos da hambre y diosito no nos escuchaba, y ahorita menos escucha porque está ahí viendo otro problema de Bin Laden con el Bush, así que es que de por sí no nos ha de escuchar. Entonces ¿quién nos va escuchar? Nosotros mismos nos vamos a escuchar, y así es como nos organizamos, pero había un grupo pues que ya se estaba formando de por sí, que vieron que de por sí de puras, puras palabras no se podía hacer nada, entonces que hay que preparase pues en lo que venga. Y lo hablamos muy claro al pueblo, nos hablaron muy claro, nosotros jóvenes entonces en aquellos tiempos, que íbamos a enfrentar con el gobierno, íbamos a enfrentar es muy fácil decir, es de vida o muerte, así nos explicaron los compañeros, si deciden entrar o no. Pues como el dolor era demasiado, si éramos tratados como animales entonces, ni modo que ir de limosneros en los pueblos, ni modo que ir de rodilla a pedir perdón y que me muera allí y dentro de la iglesia, pues no. Entonces dijimos si hay que morir, hay que morir peleando pues. Pues en 94 hace eso pues, antes de 94 pues, en 93 cuando los, el pueblo se consulta si íbamos a declarar la guerra o no, alguno decíamos que sí, alguno decíamos que no, porque no había armas, efectivamente como dicen, , pues con o sin porque el dolor es mucho, de por sí nos vamos a morir, dijeron los pueblos, y la mayoría ganó que hay que peliar, y efectivamente salimos en primeras horas del 94, con armas de madera como dicen, con resorteras, con machete, con cuchillo, con lo que teníamos, y ya ven lo que pasó, hicimos algo. Hicimos algo y ese algo está, de una vez grábenlo en la cabecita también compañeros que el Ejército Zapatista está con toda su fuerza, no se ha rendido, no ha entregado su arma, ni va entregar sus armas, pero allá como Ejército.

Vimos todo, le digo esto porque vimos todo, no somos locos que estamos aquí, ni fueron locos los que primero salieron los compañeros nuestros, porque esto no es la primera vez que vienen o que venimos, salieron los de 1111, salieron los de 5000 y salieron los 24, según nosotros en el poder para ver si nos escuchara ¿y qué es lo que pasó? Todos ustedes saben, entonces denle la palomita a López Obrador y a sus colegas pues de ellos, según la pregunta que tenían hace rato ¿Porqué? porque se hicieron a un lado, se voltiaron para atrás ¿y el pueblo donde quedó? porque no éramos namas los pueblos zapatistas de Chiapas, era ya el pueblo de México que exigía, era ya algunos grupos de maestros, pero la mayor grupo de indígenas exigían y lo vieron en grandes movilizaciones y los supuestos gobernantes, nuestros representantes del pueblo ¿qué es lo que hicieron? ya vieron qué es lo que pasó. Igual para recordarles también, en los primeros días nos llamaron al diálogo porque el pueblo de México así lo quiso, nos sentamos a dialogar y nos traicionaron, cuando estábamos consultando Zedillo traiciona. Y no nos rendimos ahí, porque vemos que la palabra de la sociedad civil nacional e internacional quería que habláramos y volvimos a la mesa, firmamos los primeros acuerdos, lo que es Derecho y Cultura Indígena, sí la firmamos, pensábamos que el gobierno iba a cumplir, ya estábamos en la mesa de Democracia que es la siguiente mesa que íbamos a tomar y ven lo que pasó. Llevamos trece años, ni siquiera ha cumplido el gobierno, o sea, que no va cumplir la palabra de por sí. Entonces nuestro pueblo, como ve que ni el gobierno en general, ni los que supuestamente nos representan no nos hace caso, entonces es el motivo que hoy venimos con ustedes, a escuchar pues y alzar la voz en un solo.

¿De qué manera vamos a luchar? Es lo que van a ver ustedes o lo que vamos a ver nosotros, pero mientras eso pasó, trece años como digo, es muy fácil decir y se escribe fácil, tre-ce a-ños, es muy poco, ni siquiera llenamos una hoja pero ¿será que pasó así? No pasó así compañeros, fue de mucho sacrificio. En los primeros horas y días que el Ejército Zapatista liberó los pueblos, le dijo que eligieran democráticamente sus autoridades y así pasó. Entonces un 19 de diciembre de 94 se declara 38 Municipios Autónomos, a pesar de que el gobierno decía que era cuatro municipio, tres municipio, era mucho más, era casi todo Chiapas, estamos hablando del 94. Entonces si es así, porque con nuestra voz dijimos ¡Basta!, entonces no podemos regresar al gobierno a decir pues, perdóname, porque así nos dijo de por sí en el Catedral, en los diálogos. Nuestra delegación así les dijo, serán perdonados, y le respondimos ¿quiénes son ustedes para perdonar? ¿Quién nos puede conceder ese perdón? Hicimos esas preguntas, y con esas preguntas regresamos a nuestro pueblo, y el pueblo a organizarse más, a prepararse en lo que sigue, y siguió así pues. Nombró su autoridad, su propia autoridad, aunque autoridades oficiales, pero nombró su propia autoridad, creció en todos los pueblos ese, llegamos en el municipio que decimos nosotros los Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas, que ahora así le llamamos, y no quedamos así, últimamente lo que ya saben, después de que regresaron la delegación de los 24 compañeros, regresaron otra vez, y lo que, de nuestra reflexión que nos hicieron, salimos con que hay que formar entonces las Juntas de Buen Gobierno, y es la que tenemos orita, las Juntas de Buen Gobierno. Esos tres niveles de gobierno es fácil pues según, como repito otra vez, es más fácil escribir tres palabritas, pero es mucho, nos costó elegir nuestro gobierno entonces. (Me van a disculpar a veces me volteo porque así está el escenario aquí, me cuesta un poquito, pero si no los veo es que no los quiera, nomás que tengo que bajar así, o los veo así de repente.)

Entonces lo que pasó es que después de que quedó liberado el pueblo entonces, sufrimos allí el primer dolor digamos, porque ahora como estábamos acostumbrado, como muchos se acostumbra orita que dependíamos de alguien pues, como ahora dependemos todavía algunos, pero allá ya no. Entonces como estábamos acostumbrados, a que los maestros o alguien pues, que sabe un poquito leer, con él acudíamos cualquier solicitud o cualquier cosa con él. Entonces el primer dolor que encontramos ahí es ¿ahora quién? ya dejamos de lado el gobierno, ni modo que otra vez regresar con él, pues ya no. Entonces acudimos a nuestros sabios, a nuestros abuelos, al pueblo pues ¿qué quiere decir eso? que regresamos, nos voltiamos para atrás, a recoger nuestra historia, recoger la historia de nuestros abuelos, y entonces nos dicen ¿dónde quieren gobernar? ¿porqué tanto se preocupan? dicen nuestros abuelos. Saben hablar y saben pensar, eso es suficiente, porque el que se va sentar en la mesa no es el que habla mucho, y nos dio una lección ahí, porque de por sí, es una costumbre los que llegan al poder, “gracias pueblo, gracias hermanos, muchas gracias por la confianza que depositan en nosotros”, dicen ellos, y dicen en nuestro pueblo, ese es el mal, es la ambición, aquí no, y el va llegar siempre, como es costumbre, de por sí así es, el que llegue ahí, con miedo se siente en la silla, si es que hay silla o banco o lo que sea, que dice, “compañeros” o “hermanos”, según como lo trate ahí, “discúlpenme, me siento aquí enfrente de ustedes, en la vista de ustedes, no sé si voy a poder cumplir la encomienda que me dan”, pide disculpa antes pues, “perdónenme si en algo voy a fallar porque no sé lo que voy hacer”, dicen ellos, es la palabra de ellos. Entonces es lo que nos dijo nuestros abuelos, eso sí es un buen elemento, escoge entre los mejores y las mejores hijas del pueblo, pónganlo, porque no es su pensamiento lo que va conducir el pueblo, sino que el pueblo se construye con su palabra decían nuestros abuelos.

Entonces pues ahí nace el Mandar Obedeciendo, pues que el pueblo es quien decida lo que tiene que decir el compañero que se sienta aquí, no el que se sienta aquí, sino que es el pueblo, y así lo experimentamos, así crecimos pues, y la elección no iba seleccionar uno porque es su compadre, porque es su hermano, no, sino que el pueblo iba elegir como ya dije, el mejor o la mejor hija del pueblo. Nos costó como digo porque no sabíamos leer, como ahorita no sabemos leer de por sí, así pasó con nuestro gobierno desde el pueblo, al municipio y a la Junta de Buen Gobierno fueron los mismos métodos pues, allí no hay que va gobernar el que sabe más o el que habla más, no, se escoge decimos allá, se escoge el mejor hijo del pueblo o hija del pueblo. Así se hizo con el gobierno, tenemos el gobierno digamos o tenemos nuestra representante, porque allá no le decimos gobiernos pues, le decimos representante, o coordinador, o cosa como eso pues, casi no manejamos el gobierno pues. Entonces pasó lo que es nuestro gobierno digamos, pero ¿qué pasa con la educación entonces? ¿qué pasa con la salud? ¿qué pasa con la producción? Porque el pueblo por muy bonito que hable, si solo queda en el gobierno, quedamos como tenemos, decimos que tenemos gobierno pero ¿qué pasa? el pueblo se está muriendo de hambre, el pueblo cada vez queda sin educación, cada vez está sin salud, entonces, nos dimos cuentas que eso sí también y nos organizamos, y más que la receta es regresar al pueblo pues, regresar para atrás ¿a dónde? ¿a quién contratar? ¿a qué médico? no hay paga pues, porque en nuestra época es eso pues. Si le pedimos ahora a alguien, dice “¿por cuantas águilas bailamos?” ¿o no es así? Cualquier trabajito, si pedimos un jardinero ¿por cuántas águilas? y si no ahí la dejamos, cualquier trabajito es así.

Entonces todo eso lo cambiamos entonces, con la otra educación, con la otra educación que le decimos ahora. Regresar allá, le preguntamos igual a nuestros abuelos y nos dice ¿dónde quieren ir a trabajar o para qué quieren entonces la educación? y dijimos que es para los niños, y nos dio muchos consejos entonces. Si de veras quieren una educación verdadera tiene que entender la realidad nos dijieron. Pero igual nuestros abuelos no querían soltar, ¿porqué no querían soltar? porque fueron engañados mucho antes de 94, llegaban los indigenistas, dicen que apoyar, dicen que a cuidar las vacas o lo que sea, o vacunar los perros anti, para la rabia y todo eso. Pues iban pues los indigenistas hacer ese trabajo, llegaban así flaquitos porque eran pasantes de su licenciatura o no sé pues, así flaquitos pues, pero ya a pocos meses pues ya regresaban un poquito gordito y ya más tarde pues ya no lo vemos o lo vemos con buenas camionetas, o lo vemos en casas en las ciudades ya pues. Que algún día lo conocimos bien pobrecito y ahora ya son, fueron diputados o lo que sea pues, le pidieron puesto al gobierno y ya se cambiaron, entonces aprovecharon pues la ignorancia del pueblo.

Entonces cuando acudimos a nuestros abuelos, pues no era fácil que nos soltara pues, porque nos preguntaban realmente va ser para el pueblo o va ser para billete. Pues con mucha pena le decimos a nuestros abuelos, pues pensamos que es para el pueblo, pensamos digo porque no estábamos seguros hasta dónde íbamos a llegar, porque todo es de buscar, todos estaban buscando, no estábamos seguros donde llegar pues, y así nos dieron muchas ideas, y nos dijo que de por sí la educación del gobierno ya no servía, pero no es crítica para todos claro pues, así era allá, que ya no servía según nuestros abuelos porque los niños de ahora con la educación que están dando en el gobierno, les mataron el espíritu, dicen ellos, o les acabaron la cabeza porque no conocen pues. Orita ya sé que hay cerebro pues, le dicen cerebro, pero nuestros abuelos no le dicen así, no dicen cerebro, todo le dicen cabeza en general. Entonces los niños les comieron la cabeza, por eso los niños ya no piensan, dicen pues, ¿y cómo? le digo, “pues fíjense, fíjense en los niños y no es como crecimos nosotros” nos dicen, “cuando crecimos nosotros, nosotros mismo hacemos nuestro juguete”, dicen ellos, “nosotros hacemos todo lo que utilizamos para jugar, nosotros mismo inventamos, ahora los niños de ahora ni saben pensar, sólo quieren comprar carritos” dicen, porque ya se conocía carritos de esos de, pues carritos pues de plástico, ya se conocía allá también pues. Entonces ya no inventaba sus cositos sino que ya era comprado, entonces es lo que “ya ven” nos dicen nuestros abuelos, ya no piensan, “no como cuando crecimos nosotros si pensamos” dicen, “cosas como estas así van a crecer” nos decían nuestros abuelos, por eso muchos los que salen aquí, ya no se acuerdan de dónde vienen, los que salen de nuestro pueblo, ya no se acuerdan dónde vienen, ni saben de dónde son, por eso ya nunca regresan, por eso está la respuesta de alguien que dijo que no vamos a salir porque nos van a matar ahí nuestra inteligencia. Todos los pueblos saben que meterse allá es otro pues, estar allá es otro y así nos dijo nuestros abuelos entonces.

Si quiere recuperar, recupérelos dice, hay mucha violencia, hay mucha prostitución, hay mucho muerto porque los niños que están sueltos, están sin cabeza nos decían nuestros abuelos, hagan otro entonces. Pues allí salió también eso del himno, no se si entendieron pues el himno de la educación que decimos, hicimos himno para eso también pues, como respeto a la educación. Entonces de la realidad nos dijeron. Dice la realidad ¿y qué es eso? dice la realidad es volver pues, pero no volver en la ignorancia, volver con inteligencia nos decían nuestros abuelos. Y así, pero también entendamos una cosa ahí, porque nadie sabía leer mucho que digamos, pero decían nuestros abuelos de por sí, “si saben hacer unas palabritas después lo hacen todo” dicen, “porque el estudio es de por sí de toda la vida” nos decían, y es cierto, porque nosotros lo que estamos aquí, esta delegación, no sabíamos de escribir, ni leer, ni mucho menos hablar así de frente, pero ya de grande aprendimos, entonces quiere decir que de por sí toda la vida estudiamos pues. Y así fue entonces que cambiamos la educación, que enfrentamos eso de ¿quién?

En principio buscamos quién nos podía apoyar, ya sea de quien toca guitarra, quien toca tambor o cualquier instrumento. Cosas como eso de si la realidad como se siembra y todo eso, así empezamos pues, el pueblo que apoya en la educación de sus niños, pero ya más tarde tuvimos que nombrar pues, que le llamamos allá en la zona donde vengo, le llamamos este delegado, bueno así le llamamos en un principio, y ahora ya se llaman promotores y promotoras pues. Delegado le decimos porque no es el que enseña, él es un compañero más quien va estar con los niños, no es más grande pues. Como en esta educación que estamos, por eso ya pedí disculpa con ustedes, en esta educación el que es más respetado digamos es el maestro y los alumnos pues obedecen el maestro, y allá es lo contrario, el que llega tiene que respetar al niño, por eso los niños, entre niños y el educador, no se dicen maestro ni niños, si llega primero el educador le dice pues, cuando llegan los niños le dice compañero, y si ya llega después el educador le dice compañeritos, no hay eso de que maestro, entonces no hay eso pues, entre compañeros. Así como empezamos a trabajar entonces.

Pero también nos dijo nuestros ancianos abuelos y abuelas que si queremos que nuevamente el pueblo viva, entonces hay que adaptarse más a la realidad nos decía. Entonces nuestros niños con el acuerdo que tuvimos entonces, que no tiene que ir toda la semana a las clases, hicimos tres días con su promotor y tres días tiene que estar con sus papás ¿Qué tiene que hacer ahí con su papá o su mamá? Tiene que aprender a vivir y tiene que aprender la realidad lo que ahí, aprender a vivir la realidad es como vive su papá, como se relaciona en la sociedad su papá, o su mamá, o su hermano, ese es el trabajo, porque vimos entonces que la educación oficial que decimos allá en Chiapas era mucho la pérdida de tiempo y casi no se relacionaba con su papá y los niños salían muy malos pues, por culpa de sus papás decimos nosotros ¿Porqué? porque ya son muy peleoneros, ora sí de repente roban y ya cuando son grandes, pues se van a la ciudad, a veces, regresan ya drogadictos ¿Porqué? porque nunca platican con su papá ¿porqué no platican? no es por gusto de los niños, sino porque es la presión de la educación. No sé cómo hacen la educación allá pero en Chiapas era y es todavía, que hay escuelas, que en las comunidades pues que están retiradas, que hay que caminar una hora, entonces los niños salen temprano, ya no platican con su papá porque su papá se fue a trabajar temprano, como sea ya no pudo platicar con su papá, y se va en su clase, todo el día pues digamos, porque aunque sea a las nueve entra, pero mientras llega y platica con sus amigos en la calle, todo eso en el camino, tarda más para llegar, y para regresar por más que salga a la una de la tarde, igual llega tarde porque van jugando en el camino mientras llega, y cuando llega, como de por sí tiene mucha tarea, llega a tomar algo a la casa si es que hay, y de por sí lo que pasa con los niños, pues hacer tarea. No sé si aquí hacen eso pero allá pues, tienen que darle dos, tres planas y pues siempre hay tareas, pues no sé si aquí se hace aquí. Entonces dicen nuestros abuelos, por eso pierden los niños, no se comunican con sus papás, están ahí metido con su tarea, claro que el papá muy responsable, “a ver niño, a ver hijo, a ver tu calificación” y el niño tiene que presentar su calificación bimestral o semestral, como sea, puros dieces, será que lo ganó o como sea, la cosa es que tiene dieces y le dice el papá “bueno felicidades hija échele ganas”. Hasta ahí llegamos, entonces nunca platica con sus hijos, entonces dicen nuestros abuelos, “eso está mal”, tiene que estar más relacionado en la vida, que conozca la vida para que sean humanos y para que tengan un espíritu y para que piensen con el corazón, nos dicen nuestros abuelos, y así la hicimos. Y es así como está funcionando ahora las Escuelas Autónomas Zapatista.

Pero también resulta que alguien de nosotros dice, pues no pero es que pierde mucho tiempo ahí con tres días con sus papás, pero alguien de los pueblos, de nuestro pueblo dice no, ahí no pierde tiempo porque ahí lo puede estudiar si tiene avance o no y así empezaron a decir, que por ejemplo, si estuviéramos aquí con niños, le decimos uno que cuente cuántos cuadritos tiene esto y sale la suma, y cuántos somos aquí, los dividimos y cuántos cuadritos nos toca, sale la división. Entonces como eso, igual se puede hacer en el campo y así lo estamos haciendo algunos, en el campo cuantas matas de frijol, o cuantas matas de maíz, o si se vende un caballo, en vez de dinero, como si se reparte en el pueblo cuánto les toca, o no es necesario que lo vendan pero están conociendo en los hechos pues y ahí el papá sin que pida la calificación, si diez, o nueve, o once, o doce, como sea, la cosa es que se da cuenta que sí ya sabe sumar, ya sabe multiplicar, ya sabe leer, o si no, allí en el trabajo colectivo de los compañeros el papá, si tiene hijo o hija o cualquier niño, le pone a leer, que lea el informe del colectivo por ejemplo, ya se da cuenta si puede leer al público, o no, ya se da cuenta si se para cuando lee, si saca su sombrero de respeto en la reunión, porque todo eso es lo que se vive. Digo eso porque también en los pueblos es eso, cuando entran en la reunión, es con respeto, nuestros abuelos pues, yo no me quité el sombrero, pero allá cuando hay una reunión tiene que quitar el sombrero, porque dicen que ahí en la reunión en la casa donde están, o en el lugar donde están, queda como sagrado, queda como sagrado porque ese lugar donde se reúnen nuestros abuelos nunca piensan para chingar a alguien, nunca piensan para robar a alguien, sino que siempre piensan para el bien del pueblo, o sea, la vida de la comunidad, por eso dicen es sagrada cualquier lugar donde se reúnen. Entonces como digo, si un niño, le ponen a leer enfrente, ya desde ahí empieza a ver sus mayores, cómo hablan y entonces cuando le toca hablar, él o ella la niña, entonces ya tiene que tomar esa posición, y si se equivoca, entonces su papá le dice en la casa “ahí te equivocaste” o en el camino cuando van regreso a la casa, le explica cómo se equivocó o dónde se equivocó. Es como se van entonces preparando nuestros niños. Pues más o menos para que no nos de hambre, más o menos como está la educación.

Pues igual en la salud, como antes de 94 era muy difícil, no teníamos ni clínica, no teníamos ni quien atender, o si teníamos compañeras como la compañera que es de la medicina tradicional que le dicen, antes de 94 no era bien vista pues, ni es bien visto porque nuestra cultura de por sí lo están tratando de acabar, entonces ya después de 94 toda nuestra riqueza digamos, empezamos a recoger y a cultivar decimos nosotros y se fortaleció. En un principio en los pueblos empezamos con eso pues, tal vez con nuestra plantita, ahora en nuestras clínicas tenemos las dos medicinas le decimos nosotros, la planta y la alópata pues, y la organización entre compañeros y compañeras, ya la atención hay promotoras pues que atienden a las compañeras y todo eso, ya hay más confianza. Entonces decimos que ya hay un poquito más de vida pues, hay menos muerte pues, pero también no solo queda en curación decimos nosotros, tiene que ir en la prevención y es lo que estamos trabajando más nosotros, la prevención. Nuestros compañeros y compañeras promotoras y promotores tienen que meterse desde los niños, tienen que meterse desde la casa, desde nosotros los adultos digamos para que sea una salud verdadera, no de negocio pues, porque así vimos que la salud era de negocio. Entonces hicimos esto, en la educación tenemos la materia educación de salud le decimos, dentro de la educación y ¿qué es lo que estudian ahí? desde su salud, desde higiene personal, colectiva y ambiental le decimos allá. Pero todo eso tiene que ver mucho con la naturaleza, tiene que ver mucho como se cuida la tierra, tiene que ver mucho como se cuida nuestros ríos, nuestros ojos de agua, o noria, no sé como le llaman aquí, o manantiales, como se cuida, desde la educación entonces estamos viendo. Es como nos estamos mejorando un poquito pues, es como estamos creciendo en salud y en educación.

Pero nos dimos cuenta también que es necesario la comida, como ya dijimos no podemos estar rezando y a ver que cae, no, como en el 94 recuperamos tierra, esas tierras las estamos trabajando en colectivo, esa tierra no se va repartir, es para todos y la vamos a defender si es necesario con sangre nuevamente, la vamos a defender y lo tenemos orita la tierra. De allí estamos trabajando entonces la que le llamamos nosotros la producción y eso también está en la materia de la educación para que desde niño aprenda a mejorar la tierra, desde niño sepa cuidar la tierra, nuestra madre decimos allá, como cuidarla. Porque no crean que también Chiapas es rico, pero no crean que todo es buena pues la tierra, hay también tierras de calidad y hay tierras que no. Donde venimos nosotros pues es tierra muy seca también, no tanto como acá porque tenemos montaña, pero si tenemos montaña es porque la cuidamos. Nosotros decimos allá en la Junta de Buen Gobierno Caracol IV, tiene una ley donde tiene que proteger la naturaleza, quien tumba un árbol tiene que sembrar más árboles y no solo de palabra, yo mismo lo he hecho pues, yo cada año siembro árboles y no miento y si alguien quiere regresar conmigo a Chiapas lo muestro, siempre entre diez, veinte, treinta, cincuenta, según las semillas que puedo conseguir, le doy a la madre tierra, si no germina, si no crece, pues ya no es mi problema, si yo hice el esfuerzo y lo hago en tiempo de lluvia y así hemos hecho pues, pero eso se tienen que adaptar los de la educación.

Todo eso y muchas cosas de la educación y salud y la producción, van juntos decimos nosotros, pero todo el trabajo es colectivo. Hay compañeros que tienen sociedades de ganadería le decimos, tienen sociedad de apicultores, y tienen sociedades de camiar para producir piloncillo o panela, tenemos producción de maíz y frijol pues, pero todo en colectivo ¿porqué todo en colectivo? porque solamente así se puede sostener la educación, la salud y la misma organización. Yo formo parte de un colectivo de maíz y si estoy haciendo mi trabajo, digamos mi trabajo no se si es trabajo para ustedes, pero si aquí estoy de paseo unos días, mi trabajo que estuviera nada más así se pierde pues, pero no, están mis compañeros, me están echando la mano digamos, porque es un colectivo, ya cuando llego pues me integro en el trabajo donde van avanzando, y cuando se cosecha es para todos, o sea, me toda igual pues, no me toca menos porque salí a pasear, me toca igual. Cosas como eso, casos como eso es de los compañeros que trabajan como promotores de salud, como promotores de educación u otros servicios pues, o las mismas autoridades del municipio, o las mismas autoridades de la Junta de Buen Gobierno, porque no cobran ni un centavo.

Es así como hemos avanzado un poco compañeros, no mucho, de nuestro dolor, salimos entonces. Ahora decimos que estamos mucho más fuertes, aguanten compañeros, aguanten compañeras que esto es muy próximo ¿Qué va pasar con Calderón? se tiene que ir, eso sí es seguro pero se tiene que ir, tiene que caer pues, de que va caer va caer, aguántense. Hemos dicho si hay que llorar hay que llorar, pero antes, orita hay que armarse de coraje. Nosotros lloramos nuestro dolor, pero ese dolor que traje desde mi niñez, que sufrí demasiado yo, que en otro lado lo conté y ahí lo deben por ahí porque ya no quiero repetir, me duele pues, pero ese dolor ya no lo saco como lágrimas, ora lo saco con coraje y ese coraje lo tengo aquí y me voy a desquitar pues. Solamente voy a gritar que sí logramos cuando México esté libre y eso no va tardar compañeros. Pues eso es el futuro que queremos pues compañeros y compañeras.

Reunión con adherentes, simpatizantes y maestros el día 24 de mayo, San Luis Potosí. Palabras del Comandante Moisés. Segunda Parte

Que no se rindan en esto, que el lobo está muy cerca de nosotros y nos va querer acabar uno por uno, entonces tenemos que tener cuidado en eso, hay que estar más unidos para poder defenderse, hay que estar más unidos, porque si no, nos van acabar uno por uno. Pero nosotros como sea no le tenemos miedo como ya dije, nosotros cuando salimos de Chiapas nos amenazaron, activaron los paramilitares y todo eso, y tal vez nos quieren seguir amenazando, nos están amenazando al pueblo de México con la sentencia de este Ignacio del Valle, para que el pueblo de México se asuste, con sus 60 años, más de 60 años. Entonces el pueblo nunca se asusta, son amenazas que nos dan, pero dije si me chingan a mi, hay otros más preparados, nuestros jóvenes nosotros, yo solo digo un ejemplo, los que tenían tres años, pero los que tenían diez años entonces en ese tiempo y los que tenían ocho, doce años, ¿cómo estarán orita? con la educación que dimos más humano, menos egoísta, con corazón. Quiere decir que está fuerte el pueblo, no se ve, porque es grande lo que estamos buscando, si fuera chiquitito lo alcanzamos a ver, es como una pelotita, si es una chiquita, si es una pelota chiquitita bien que lo podemos ver porque le damos vuelta nuestra mano pero cuando ya es grandota ya no se ve, y nuestra lucha afortunadamente ha sido muy grande y así lo vemos, muy grande, por eso no alcanzamos a ver los avance, pero hay mucho avance. Así el grupo que están aquí, no solo es el único grupo, hay otros grupos y estos grupos es donde se tienen que comunicar, tender puentes como dicen ustedes.

Por eso la invitación que venimos haciendo pues, compañeros y compañeras, con la Sexta Declaración es que nos unamos en nuestra lucha, con la Otra Campaña ¿Porqué? se lo digo entonces que no confiamos con los partidos políticos, con ninguno, porque lo vivimos, no lo decimos de palabra, lo vivimos. En Chiapas hubo supuestamente gobernantes de PRD y es lo que mataron a muchos compañeros nuestros, encarceló a compañeros nuestros y donde hay problemas ¿quiénes gobiernan ahí? de por sí no vamos a confiar. On ta la Amalia de Zacatecas, seguro si vienen de izquierda ¿está apoyando al pueblo? ¿ya cambió la educación? ¿qué ha hecho? Nosotros cuando decimos ¡Basta! es que cambiamos la educación, cambiamos la salud, cambiamos la vida del pueblo ¿ellos qué han hecho? Si López Obrador quieren ver, vayan a ver en su estado qué hizo, qué ha hecho en Tabasco, porqué tuvo que saltar hasta el Distrito Federal. Nosotros no venimos al Distrito Federal, construimos de abajo, está construido, está hecho, si quisiéramos liberar Chiapas nada más, estaríamos libre, no queremos, amamos a nuestra patria mexicana, sabemos que hay mucho dolor en México, por eso venimos. Ellos será entonces que como dice la compañera, el pueblo solo ha servido para caballo, ha servido para escalera, por eso buscan ¿porqué tienen que ir hasta allá si se puede hacer hasta abajo? ¿vieron su historia? ¿qué está construido entonces? ¿Hizo mucho cuando gobernó el Distrito Federal? ¿qué cambios hizo? Cuando es, no sé si es candidato, o era precandidato ¿qué acuerdos hizo allá con los poderosos, los ricos? hizo un acuerdo y ustedes deben de saber.

Por eso y muchas razones, por eso de por sí no, decimos nosotros el Ejército Zapatista nació para cuidar el pueblo, gobierne quien gobierne, nosotros no vamos a votar. Si hubiera sido López Obrador, igual si no cambia, vamos a estar en contra, cualquiera que sea aquí, que alguien diga soy socialista y llega al poder, pero si no cambia lo que queremos se va porque se va, es nuestro plan y lo hemos dicho, el Ejército Zapatista se desaparece, así se desaparece cuando el pueblo viva bien. No se desaparece porque llega alguien, un socialista o un comunista, no es eso pues, porque con sentarse en la silla no cambia nada, se cambia abajo. Decir un discurso no cambias el dolor, por eso nosotros nos cuesta decir discursos, nos cuesta hablar mucho porque pensamos que con lo que dije orita no hice nada, pero si estuviera yo en mi pueblo, le digo como se organiza, entre todos pensamos que es lo que se necesita porque alcanzo a ver, aquí no, me duele compañeros no crean que no y me duele decirles que tales personajes, no los conozco bien, pero se salen. Es diferente ¿porqué es diferente digo? porque yo no soy de aquí. Aquí me pueden hablar de boulevar, me pueden hablar de anillos, me pueden hablar de libramientos, me pueden hablar manzanas, no la conozco, pero si me hablan de vereda, si me hablan de chaparral decimos donde trabajamos, o de trabajadero, conozco. Entonces ahí está la diferencia, por eso me cuesta dar el discurso, pero ellos por su discurso, “pueblo de México hago esto y esto”, nunca lo van hacer. Por eso nosotros los zapatistas no venimos a ofrecer, no venimos a solucionar sus problema, solo les venimos a ofrecer nuestra palabra para luchar juntos. Juntos vamos a luchar por lo que ustedes quieren.

Vamos, ora sí les digo la propuesta que trae la Otra Campaña, es vamos por una nueva Constitución, vamos porque ustedes tienen que dar, en las reuniones donde he pasado no han dado pues propuesta, ya es hora de que den propuesta compañeros, pero no den individual, tienen su colectivo, tienen su grupo, saquen del corazón qué es lo que necesita un maestro, qué es lo que necesita un trabajador, de cualquier trabajador, de la mina, lo que sea, del barrendero, de los que recogen basura, qué propuesta, qué sienten ellos, con ellos tenemos que sacar esa propuesta para que la Constitución sea para todos, sea para el pueblo, porque esta Constitución por más que hagamos saltar, por más que discutamos, ellos lo van a sostener por la fuerza, ellos lo controlan el ejército, pero ya ven lo que pasa. En México nosotros no, nosotros cuando nos levantamos en arma no traicionamos, declaramos y cuando paramos la guerra, paramos. Pero parece que en México se está viviendo más que la guerra, los que leen periódico ¿cuántos muertos hay cada día? y ¿quiénes mueren? ¿quiénes sufre? Dense cuenta de eso pues, quiere decir que México, ya se está destruyendo, y el pueblo entonces tiene que unirse pues, eso es el compromiso. Por eso les decía, tengan ánimo, tengan fuerza, resistan como hemos resistido nosotros, claro que vamos a perder algunas cosas, quizá yo he perdido mi juventud pero me siento más orgulloso que tengo más compañeros míos, compañeros nuestros que están aquí. No conocía San Luis, ni siquiera soñaba legar aquí pero ya estuve, ya estuve con maestros y eso lo voy a recordar, me voy a recordar para toda mi vida y ese vale más y lo que hay que construir más. Entonces es más o menos la respuesta de lo que decían de ese señor, por eso no confiamos con nadie porque es pura promesa pues, nunca lo van a cumplir, no quieren cambiar pues, quieren medio canchar pues, quieren seguir con el mismo sistema.

Lo que queremos aquí es que se cambie el sistema ¿cómo se va llamar? eso no lo importa, eso no nos interesa orita, no nos interesa como se va llamar, porque a veces perdemos el tiempo discutiendo que se llama así o el otro, no perdamos el tiempo en eso, hagamos propuesta, construimos, ahí lo vamos a llamar. Es como cuando nos casamos, un ejemplo, por ejemplo eso no puedes llamarlo un ¿cómo se llama un niño por ejemplo? un Juan por ejemplo antes de casarte pues, hasta que ya esté el niño, entonces sí, incluso hasta que nazca, si está dentro de la pancita no puedes decir que se llama Juan porque se puede morir, ni puedes decir, no quiero un hombre quiero una niña, no, porque hay el riesgo de que se, sea prematuro pues o se muera, pero ya un niño cuando ya nació, entonces con orgullo va decir, este se va llamar Juan o se va llamar Pedro, pero porque ya nació y hay que cuidarlo. Y eso estamos en los dolores orita, por eso decía empezamos con los dolores, no sabemos cómo se va llamar todavía, pero eso no nos preocupe, pero algunos pierden el tiempo discutiendo eso ¿porqué no el socialismo? ¿porqué no el comunismo? ¿porqué no el otro? No, decimos nosotros no, hay que construir, hay que hacer, después lo vamos a llamar, ese lo vamos a llamar, el pueblo de México lo va llamar como se va llamar, y ese pueblo de México ya no es zapatista es La Otra Campaña compañeros. Se acuerdan que la Otra Campaña ya entregó ese pueblo de México ya.

Si estamos aquí es para conocernos, entonces, con esto termino compañeros, el trato que vamos hacer en corazón que quede o de veras lo vamos hacer es esto, nosotros sí lo vamos a cumplir porque tenemos memoria, aquí les decimos, si se unen y los chinga el gobierno los vamos a chingar como sea, es un compromiso y lo vamos a demostrar. Lo hemos demostrado con los compañeros de San Salvador Atenco ¿qué hemos hecho? no estamos callados, cerramos carreteras dos veces en Chiapas y con esta sentencia estamos viendo qué hacer y estamos dispuestos nosotros los zapatistas y estamos dispuestos de entrar en la cárcel y romper esa cárcel. Si ustedes no le entran, no importa, hemos dicho, desde que lanzamos la Sexta Declaración dijimos nos vamos y nos vamos solos, pero gracias al pueblo de México no nos ha dejado solo, somos mucho orita me estoy dando cuenta, esta delegación se dio cuenta, aunque de dos o de tres o de cinco o de diez compañeros donde he pasado, si lo junto esos son más de cien, y ese más de cien se puede hacer mucho más. El zapatismo no inició así, inició con uno, con dos, con diez, con veinte, con treinta hasta llegar a miles. Así es que, por eso nos sentimos orgullosos de estar aquí en San Luis porque vemos gente que sí lucha, pero no se dejen pues, no se asusten, nos vemos en la cárcel pues si es necesario. Lo vamos a romper, en 94 rompimos cárceles, no crean que no, si hay que llegar ahí hay que llegar pero que hable claro el gobierno, que no sea traicionero, que lo hable claro como hemos dicho, si quiere la guerra pues estamos preparado, si nos chingan aquí nosotros otros van a gritar, si es que es el compromiso que hacemos nosotros. Como ya dije, Ignacio del Valle no está solo, tenemos compañeros nuestros que están haciendo algo ahí y estamos por ver qué hacer más o más bien la Otra Campaña, qué piensa entonces los adherente y todos ¿qué pensamos hacer? hay que discutir.

Todo lo mucho o lo poco que dije aquí compañeros y compañeras, ojalá que haya servido y que sirva de discusión para el bien o para el mal, según como lo hayan entendido, háganlo, escúchense, hablen, no se queden con la palabra, saquen, no importa que no sirva, así aprendimos a crecer en el sureste mexicano, a escuchar todo, a saber escuchar y a tener paciencia. Y bien lo decía el compañero hace rato, nosotros tenemos el rostro cubierto, pero tenemos ojos, vemos dolores, tenemos oído y escuchamos dolores, tenemos corazón y sí sentimos. Con nuestro dolor vamos a crecer y vamos a ser más grandes pues. Vamos a seguir exigiendo la libertad de todos los presos políticos de México, no solo de los compañeros que están aquí, sino que para todo, ese es nuestro compromiso como indígenas y como miembros del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Pues muchas gracias pues compañeros y compañeras.

Reunión con adherentes, simpatizantes y maestros el día 24 de mayo, San Luis Potosí. Palabras de la Comandanta Sandra.

Compañeros y compañeras, así como ya habló el compañero Comandante Moisés, yo también vuelvo a tomar la palabra sobre de las mujeres.

Allá en Chiapas, así como dijieron ustedes compañeras, así como dijieron ustedes compañeros, y todavía que son maestros, maestras y han sufrido mucho. Entonces, allá antes de 94 sufrimos mucho hombres y mujeres, sufren más a las mujeres, sufrió más pues. ¿Porqué? porque somos las más despreciadas pues, por nuestra cultura, o por nuestro traje, porque no nos quieren ver, como ya dijo el compañero, ya no voy a repetir mucho, porque ya dijo.

Entonces, fue un trato muy malo pues, especialmente de las compañeras, de las mujeres. Nos trataron como nos quisieron tratar, bueno eso es lo que pasó. Pero ahora, por eso estoy aquí. Antes, no tenemos rostro hombres y mujeres, no tenemos palabra, no tenemos voz. Pero ahora, tenemos voz, tenemos palabra. Rostro todavía no, por eso me ven como me ven. Eso es pues compañeros y compañeras.

Esto no fue fácil, que estoy aquí con ustedes pues no fue fácil, porque antes no tenemos pues la palabra como ya dije, ni siquiera quieren ver a una mujer indígena, para ellos no sirve para nada, solo sirve como ustedes se dan cuenta aquí. El caballito donde los dirigen pues ahí van, así nos han tratado, nos trataron como caballo para cargar leña, para cuidar a los patrones, para sacar los patrones o patronas quien está enfermo o enferma, los pobres indígenas, siempre son ellos, fueron como caballo, para trasladar a los patrones. Así fue.

Entonces, por eso compañeros y compañeras, como dijo el compañero traemos pues ese dolor, pero ese dolor ya no es dolor sino que es un coraje. Así como los pasan a ustedes también como maestros. Nosotros porque no sabíamos hablar pues, ni una palabra en castilla como estoy hablando aquí con ustedes. Esto lo estoy haciendo el esfuerzo para que así podamos entenderlos o comunicarnos pues, porque si los hablo en mi propia lengua, no nos van a entender.

Entonces pues, compañeras y compañeros, así fue el trato de los hombres y mujeres allá, pero más a las mujeres, porque también los hombres, nuestros compañeros fueron educados así que la mujer no sirve. Hay compañeros que sí lo metía en la cabeza pues, que no sirve la mujer, pero ahora no, lo estamos tratando de cambiarlo, que sí valemos hombres y mujeres, y lo que vamos hacer, a luchar juntos y juntas, como en nuestros himnos dice, “hombres y mujeres, niños y niñas” vamos a luchar. Eso es lo que estamos haciendo allá, eso es lo que venimos a dejar con ustedes.

Y allá también trabajan las mujeres con trabajos colectivos, allá trabajamos en diferentes grupos de colectivos ¿Para qué? para que así podamos sostenernos como familia, así podamos resistir como decimos la palabra resistencia. Al decir eso, no es porque recibimos algo todavía pues con el gobierno, sino que el mismo pueblo, mismo grupo o mismas mujeres y hombres, tienen que resistir, pero buscar la forma, en qué forma que puede resistir. Como ya dije entonces, trabajamos en colectivos, como de colectivo de pollo, de vela, de veladora. Y también trabajamos un poco, hay pueblos pues quien trabaja un poco de frijol, también sembrar milpa. Así nos organizamos y así estamos trabajando.

También trabajamos un poco de trabajos colectivos de bordado, le decimos bordado nosotros, pero yo creo que hay algunos compañeros, y yo no traigo orita, pero sí trae alguno. Por ejemplo como este, el compañero le gustó, entonces él lo hizo. Este es lo que estamos haciendo, el ejemplo que le estoy dando, es este pues. Entonces, este es lo que estamos haciendo también nosotras allá y allá el trabajo tiene nombre, el trabajo colectivo. Allá le decimos su nombre “Tejiendo la cultura maya”, así se llama pues el trabajo colectivo de bordado de las compañeras.

Eso es pues compañeros y compañeras, lo que estamos haciendo allá, por eso, nosotras así estamos trabajando como mujeres. Eso es lo que nuestras compañeras, nuestros compañeros nos dijo: “vayan, lleven este mensaje, déjenlo a los compañeros y a las compañeras a ver si ellos les sirve.” Y lo que van a decir ellos también: “tráelos para que nos llegan el informe.”

Entonces compañeros y compañeras, eso es lo que nos dijieron y esto es lo poco que pudimos compartir con ustedes, pues pido disculpa, quiero expresarme más pero ya no puedo porque no puedo expresarme muy bien pues y ahí me van a disculpar si no pude. Compañeros y compañeras gracias.


Reunión con colectivos en contra de la Minera San Xavier el día 26 de Mayo.

Palabras de la Comandanta Sandra. Leer aquí

Palabras del Comandante Moisés. Leer aquí

Canción Venceremos.

Reunión con colectivos en contra de la Minera San Xavier el día 26 de Mayo

Palabras de la Comandanta Sandra

Nosotros de esta delegación, ya dijeron mi nombre y escucharon, pero voy a volver a decir, yo soy la Comandanta Sandra delegada número 11 y el Comandante Moisés delegado número 12.

Con el permiso de todas y todos ustedes me hago uso de la palabra. Compañeros y compañeras, a nombre de los compañeros hombres y mujeres, niños y niñas, ancianos y ancianas del Ejército Zapatista de Liberación Nacional reciban un saludo revolucionario por parte de ellos.

Pues bien compañeros, compañeras, ya escuchamos el dolor de ustedes. Vimos que algunas compañeras tiró lágrimas, pero esas lágrimas para nosotros y para nosotras allá así sufrimos, así lloramos. Pero esa lágrima lo convertimos en risa, eso es lo que queremos que sea aquí en San Pedro, en Cerro de San Pedro que dicen. Esta lágrima de las compañeras, de los compañeros, que se convierta de risa, que se convierta de cantos, que se convierta de coraje para hacer el trabajo como ya dijeron ustedes.

No le tengamos miedo a nadie pues, porque esos gobiernos corruptos, esos gobiernos que nos están chingando, que nos quieren chingar, pero no, no van a poder, les digo que no van a poder. ¿Porqué? porque no viven ellos aquí, vienen de afuera, solo quieren venir a adueñarse pero no son los meros dueños. Nosotros y nosotras, así como decimos allá, nosotros y nosotras que sí somos del campo, cruzamos piedras, cruzamos espinas, cruzamos arroyos, cruzamos ríos. Corremos pero ellos no pueden, ellos como son de dineros solo viajan con sus avionetas, con sus helicópteros y nosotros no.

Por eso compañeros, por eso compañeras, si de veras quieren luchar, si de veras quieren defender , defiéndanse, únense, eso es lo que queremos. Así como nosotros allá nos quieren derrotar pero no han podido. Bien que saben ustedes cuando salimos allá en Chiapas nos vienen persiguiendo con sus militares, con sus paramilitares, pero eso no lo tuvimos miedo pues. Ahora estamos ya con ustedes, ahora ya vimos, ya caminamos en este lugar, pero muchos de ellos pues, que lo pasan en la televisión en las noticias y en todas partes lo pasan siempre que todo México o todos los estados mexicanos viven bien, pero no es cierto. Nosotros de por sí no lo creemos pues, porque esos gobiernos que según que gobiernan, ni saben gobernar ¿Porqué? porque ya no tienen cabeza, no tienen cerebro, no saben pensar, ni siquiera saben qué es la humanidad, por eso lo quieren destruir. Pero nosotros y nosotras podemos construir mucho mejor si así lo queremos.

Entonces allá en Chiapas nuestros abuelos, nuestras abuelas siempre dicen y nos dicen, que el que lo maltrata o el que la maltrata pues, la madre tierra, no tiene madre, así están pues ellos. Los gobiernos según que dicen ellos que son gobiernos, es porque no tienen madre. Pero nosotros y nosotras allá en Chiapas sí tenemos, nuestra madre lo amamos, lo estimamos, porque sentimos que si lo lastimamos siente ese dolor. Por ejemplo, si alguien de nosotros y nosotras nos lastimamos un poco sentimos ese dolor ¿a poco no siente también nuestra madre tierra? lo siente. Así como sentimos, así lo siente. Por eso nosotros y nosotras allá, no la vendemos, no la vamos a traicionar porque es nuestra madre, y no la vamos a repartir porque es nuestra madre. Nuestra madre no podemos repartir en mil pedazo, ni lo podemos quitarle su ropa, la naturaleza es su ropa pues, nuestra madre.

Entonces compañeros, entonces compañeras, únense, organícense, que no queremos que se dividen pues, con la unidad tenemos que hacer muchos trabajos. Como algunos de ustedes ya dijeron queremos un mundo, pero primero queremos nuestro país libre, nuestro país que viva bien, entonces va a ser un mundo mejor o un mundo posible, donde ya no haya pues ese dolor, donde ya no haya pues esa lágrima, que haya muchas risas.

Pues compañeros y compañeras eso es y ustedes tienen que organizarse y ustedes tienen que defenderse. Así como allá en Chiapas nosotras como mujeres nos han dicho o dicen pues los gobiernos que no servimos para nada, solo servimos para cuidar los hijos, para la casa, no es cierto pues compañeras. Anímense, luchen y esa lucha es de todas. Si alguien dice, un compañero que la mujer no puede luchar, ese quiere decir porque está equivocado aquel compañero o aquel compañera, porque no lo han escuchado, no lo han sentido el dolor, por eso nos dice así. Pero ustedes que ya sintieron ese dolor, únense pues compañeras. Nos unimos y tenemos que gritar muy fuerte ¡Ya Basta! y ese ¡Ya Basta! hasta los animalitos los va escuchar y es posible que los animalitos se unan con nosotros. ¿Porqué? porque ellos también ya sintieron ese dolor, sintieron mucho más ellos, sintieron primero que nosotros o nosotras ¿porqué? porque muchos pues, los animalitos salen corriendo a buscar un lugar donde puede vivir, pero a veces ya no lo encuentra, igual como está sucediendo aquí con nosotras o con nosotros. Les digo así porque estoy aquí, por eso digo con nosotros y nosotras en este momento pues.

Por eso no tengan miedo compañeras, nos pueden torturar, nos pueden hacer mil cosas pero no solo por eso nos vamos a rendir, no solo por eso nos vamos a vender o lo vamos a traicionar nuestra organización. Nosotros aquí lo ven, traemos nuestra bandera con la estrella con cinco punto de estrella, punta de estrella perdón, y con cuatro letras que dice Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Esta bandera para nosotros no lo vamos a traicionar ¿Porqué? porque es la sangre de nuestros hermanos caídos o nuestros aguelas y aguelos que fueron traicionados, encarcelados o sucedió muchas cosas allá. Por eso nosotros, nosotras no la vamos a traicionar ¿Porqué? porque son los primeros ejemplos que nos dieron pues.

Entonces, es así que aquí en este lugar o en este pueblo, este municipio de Cerro de San Pedro, pues organícense pues. Por eso venimos a dejar nuestra humilde palabra que no podremos expresarnos muy bien, porque no podemos hablar muy bien la castilla, pero las palabras que les dije, pues a ver si algo los ayuda o no, pero eso es mi pequeña palabra compañeros y compañeras.

Reunión con colectivos en contra de la Minera San Xavier el día 26 de Mayo

Palabras del Comandante Moisés

Nosotros venimos del Caracol IV “Torbellino de Nuestras Palabras” de la zona Zotz Choj y hablamos la lengua tzotzil. Cumpliendo pues el mandato de nuestro pueblo, venimos a escuchar los dolores que tienen o el dolor que tiene el pueblo de México. No somos los únicos que estamos aquí, otros compañeros están en otros estados y otros compañeros vendrán para escuchar.

Con esto que escuchamos nosotros y nosotras, nos llena de coraje, nos llena de rabia pues de hacer, quisiéramos que hiciéramos algo muy fuerte hoy mismo como dice don Armando, el que fue don Armando el que habló, que no desespera, no se desespera, eso es lo más importante.

Igual nos pasó en Chiapas, con mucho dolor nos quisieron desaparecer en vida pues, todo nuestra cultura. Así como lloran, así lloraron pues en su pueblo, pero nos armamos, nos armamos de coraje porque entendimos entonces porque la sabiduría de nuestros abuelos nos dijo que hay que unirse con la naturaleza, que la naturaleza, o sea que la naturaleza es la que nos va defender, tiene que ser nuestro aliado, y es así, hasta el ejército federal (ya ven que siembran árboles donde ponen su campamento) son unos pendejos pues, ellos no tienen vida. Nuestro pueblo, nuestros sabios nos dijeron la humanidad se está autodestruyendo y no se va cansar de destruir, no se va cansar de autodestruirse hasta que contamine la última gota de agua, y es justo lo que está pasando aquí en Cerro de San Pedro. Eso nos dijo allá y yo no supe porqué dijeron nuestros sabios ahí, pero eso es lo que nos dijeron. Cuando la naturaleza ya no exista, ya no hay vida para la humanidad, porque pierde el equilibrio nos dijeron. No puede vivir el hombre sin el canto de los animalito, de los pájaros, no puede vivir según nos decían nuestros sabios, pues no entendíamos eso pues. Pero ahí estoy entendiendo lo que decía el compañero Mario, que la naturaleza está por capas, pues según entendí lo que me estaba explicando allá en el cerro, que abajo hay una capa de agua que es la que se toma y ese es la que está en peligro de que se contamine. Entonces, entiendo entonces lo que decían entonces mis abuelos, nuestros abuelos que el hombre no se cansa hasta que contamine la última gota de agua, eso es.

Piensa entonces los poderes del dinero que solo se los está contaminando nosotros, efectivamente como dicen ustedes, va más allá, de ellos mismos están autodestruyendo, pero esos como son gente ya no tiene pensamiento pues, que ya no tiene cerebro como dice la compañera, por eso, así está. Regreso entonces como decía, entonces nuestros abuelos en Chiapas, no se desesperen, prepárense en lo que sigue nos dijeron, y es como nos preparamos. Algunos estábamos casi desesperados porque, como ya conté en otro lados, el desprecio no era, no se siente dulce pues, que te maten en vida no se siente dulce. Igual el compañero Armando decía creo que, un tiempo que mandaban pastillas para esterilizar a la humanidad aquí en Cerro de San Pedro, pues igual Chiapas lo que más mandan es anticonceptivo para que no haya más zapatista. Se equivoca, hay miles.

Entonces pues así nos decían nuestros abuelos, entonces que hay que buscar entonces la vida. Organícense para buscar la vida y vamos por la vida de este niño, denme, este pobre niño pues ¿qué culpa tiene que vino en el mundo? ¿qué culpa tiene? la verdad ¿qué culpa tiene este niño?. Aquí le podemos intoxicar sin que sepa y los papás y la sociedad ¿qué hacemos por estos niños? no es uno ¿cuántos niños habrá en el mundo? Eso sí nos debe dar coraje pues, por eso nuestros abuelos nos decían entonces, busquen la vida, no importa que sea cambio, hay que dar la otra vida, como sea nosotros ya somos grandes, como sea ya la disfrutamos un poco, pero ellos y ellas los más pequeños y las más pequeñas, que es la vida del pueblo del futuro ¿qué le estamos haciendo? ¿qué futuro le estamos dando? Eso es lo que nos dijeron nuestros abuelos entonces.

No se mueran pidiendo perdón, hay que morir peleando nos dijeron, por eso nos armamos. Armarse es fácil, cualquiera puede comprar armas, lo difícil es la organización. Armarse cualquiera puede tomar un machete ahorita y partirte la madre a cualquiera que se le pare enfrente, eso no es buscar la vida compañeros. Buscar la vida, lo que nos enseñó nuestros abuelos, es buscar organizadamente, eso es buscar la vida, juntos, nosotros y nosotras decimos nosotros. Eso es buscar la vida, porque hay que buscarla entre todos para que esa vida sea una vida real, es lo que nos dijeron nuestros abuelos, porque si buscas tu solo no es vida entonces, ese es individualismo, ese es egoísmo, y eso lo entendimos mientras veníamos caminando unos años más. Unos años o muchos años atrás de 94 y 13 años para acá hemos aprendido eso, que podemos equivocar en el camino mientras buscamos la vida, pero juntos enfrentamos ese fracaso o ese avance. Ese es lo que quisiera que entiendan aquí San Luis, ni siquiera solo es de San Pedro como ya dijeron, es San Luis, es México, es el mundo pues. Vamos por ello.

Esta es una parte de nuestra lucha, esa es una herida nada más, pero es mucho más. Esto es como son la cáncer pues, la enfermedad de la cáncer es como si fueran esos pendejos pues, que crecen sin razón, y ese hay que combatir, y no hay que combatir nada más con analgésico pues, hay que operarla pues, hay que echar pa fuera. Es doloroso se los digo, es doloroso pero más vale que quede limpio esa parte. Pero eso tómenlo en cuenta por una familia, una familia que tiene problemas de esto de cáncer, no puede decidir la persona, no puede decir nada más uno, ni siquiera si es esposa o es esposa, tiene que estar de acuerdo toda la familia ¿así es o no? es así también aquí, tiene que estar de acuerdo el pueblo, no es nada más pueblo de San Luis esto, hay que trabajar más, hay que limpiar esas cabezas que están por allá de hermanos nuestros, primos nuestros que ahora están en contra de nosotros, pero decirle la verdad, ahí si no hay que tenerle miedo, hay que decirles la verdad.

¿Queremos autodestruirnos? Ahora los gobiernos dice que se preocupa porque los zonas, pendejadas, no es el momento, por eso hay que hacer antes, más vale prevenir que lamentar, decimos nosotros. Es la tarea de que nos toca ahora, es la tarea. Cuesta como ya dije, cuesta mucho pero si hay corazones grandes y muy grandes que aman la humanidad, que aman la naturaleza, entonces sí todo lo demás sale sobrando, o sea, me refiero que tu corazón se hace uno y cuando se hace uno es mucho más fuerte. Podemos mover muchas cosas cuando estamos unidos. Ya aquí presentaron que hay varios colectivos, yo no vine a destruir, pero hay que pensar en el futuro, cada grupo cómo avanza, qué futuro tiene, que fin va tener o como lo van a caminar juntos, qué ventajas tiene cada grupito, qué ventajas tiene hacer un solo grupo, por ejemplo, yo no vine a dar órdenes, pero eso todo eso lo tienen que pensar ustedes, los de aquí, porque aquí conocen su lugar, qué ventajas tiene, porque tiene, ese que tiene no lo digo yo, lo digo así para que cada uno de ustedes lo identifiquen. Necesitan identificar exactamente el problema como ya dije, si es un cáncer ¿cómo le hacemos? No podemos tener opiniones diferentes porque seríamos, sería engañarnos pues como comunidad y con un cáncer decir que con analgésico se cura o con antibiótico se cura, no nos ignoremos pues, no juguemos con esa vida, es la vida de la naturaleza y es la vida del pueblo lo que estamos construyendo aquí y no hay que jugar con ellas, no hay que sacar provecho digo en otros lugares, por eso mismo.

Muy poco tiempo estuve con ustedes, no me di cuenta todo lo que es, cómo es su movimiento pero más o menos llevo experiencia también. Entonces sobre eso entonces hay que seguir luchando compañeros. Nosotros nos enfrentamos como ya dije, nos enfrentamos con el ejército y no crean que estábamos muy armados, algunos tienen algunas fotografías de que sí estábamos armados de palo, de resorteras, de machetes, pero lo que valió ahí como ya dije, es la organización. Entonces repito, es eso ¿qué tipo de organización quieren aquí? aunque ya estamos en la Otra Campaña algunos adheridos, pero falta que veamos más a profundidad de qué manera vamos a caminar juntos, porque ese es el compromiso que tenemos entonces. Porqué en el, dense cuenta entonces porqué el ejército federal en 94 aún con helicópteros, con aviones de guerra, tanquetas, con armamento sofisticado, con comunicación sofisticado ¿porqué no nos pudieron vencer? porque son unos pendejos, no están organizados, sí, no están organizados y así por más que se quiera, digamos que se quieren armar aquí, si no están organizados no hacen caso. Aquí lo que va valer es la organización, es la unidad entre todos.

San Luis que ustedes representan el pueblo, organícense bien, pero no se desesperen como ya dijo Armando, no hay que desesperarse. Esperemos lo que sigue de nosotros, porque nosotros como digo, de todos los problemas que tuvimos, nos enfrentamos, después que nos enfrentamos, seguimos organizados pues como ya dije, ya no dije aquí pero ya, pues allá tenemos nuestro gobierno, nuestra educación, nuestra salud, nuestra justicia, todo como un gobierno solo pues, sin dinero de nadie. Recalco lo que vale y lo que valió es la organización, es la organización la que vale. Si quisiéramos liberar nada más Chiapas, no digamos que vivimos bien bien, pero por lo menos ya podemos cantar, donde eran rancho de los ganaderos ahora ahí ya hacemos fiesta, como un fiesta recordando el día en que se fundó esa comunidad pues, de nuevo dentro de población que le decimos, ahora sí hacemos fiesta ahí, ahora sí cantamos ahí. No este, ya no lloramos pues, sino que cantamos. De que tenemos sufrimientos por falta de recursos económicos, sí, pero tamos avanzando, tenemos problemas económicos tal vez porque también el pueblo orita, al menos ahora, el pueblo no está trabajando en tiempo completo, porque no solo estamos pensando en Chiapas pues, estamos pensando nivel nacional, a nivel internacional si se puede. Por eso mucho de nosotros, el pueblo está dividido en muchos trabajos, quizá ahí nos falta un poquito dinero, pero comida no nos falta. Tenemos pues algo de que comer, tenemos nuestro frijolito que es el alimento básico, tenemos el maíz, tenemos nuestros animalitos, tenemos nuestras verduras como ya les explicamos en otro lado. No tenemos para vender por lo mismo que ya dije que no estamos en tiempo completo trabajando, muchos estamos ocupados en organizar a otros compañeros, muchos estamos haciendo esas visitas pues, porque queremos que también donde hay problemas enfrentemos juntos y de una vez por todo, voltiemos esta cosa, diuna vez por toda hay que voltiar esto ¿Cómo? pues ya como ya mencionaron aquí algún compañero, con una nueva Constitución.

Ya no podemos confiar con ningún partido político, aunque ya dijeron que aquí hay partidos políticos o encabezan, pero nosotros no les tenemos nada de confianza porque lo vivimos, lo vimos y lo estamos viendo que algunos que gobiernan como PRD y todo eso, allá andan chingando al pueblo pobre, porque nunca piensan en el pueblo, porque nunca piensan con la cabeza ni con el corazón, sólo piensan en el billete, sólo piensan llegar al poder para sentirse bien y el pueblo que se acabe. Lo decimos así porque por muy buen, muy bueno que sea el compa o compañera que vaya llegar en el poder, ahí no va poder mandar, hay un caso concreto aquí, lo estaban platicando que un presidente municipal creo, y lo amenazaron a muerte, o lo mataron pues, de por sí, de por sí lo van a matar. Entonces ¿pa qué morir allá en manos de esos pendejos y de gratis? Hay que morir de frente pues, con la frente alto y que me mate y así hemos dicho nosotros y por eso salimos de Chiapas. Si nos tienen que matar que nos maten de frente, es eso, por eso por más que seamos muy bueno, ahí es donde decimos nosotros, por más que seamos muy buenos de corazón, pero allá los hacen chicharrón ¿para qué? y de paso quedas como traidor al pueblo, porque no acompañaste en su dolor, porque tu subiste un paso, un escalón más y el pueblo queda ahí. Y lo bueno es trabajar desde abajo, lo bueno es empezar aquí, como algunos compañeros y compañeras que está levantando aquí unos talleres, ese sí es bueno, ese sí me gusta, así se empieza, desde abajo, desde nuestra pobreza, desde nuestra realidad decimos nosotros. Para qué presumimos que tenemos un proyecto grande, casotas como esto y al rato no tenemos organización, más vale así sencillo, parchadito la casa, parchadita la ropa o como sea, pero un corazón fuerte para luchar. Pero eso compañeros solo se logra con trabajos colectivos.

Si hemos soportado tantos años nosotros, si no hemos perdido nuestra lengua, nuestra forma de vestir, o sea, toda nuestra cultura, es porque nuestro pueblo ha mantenido en un trabajo colectivo desde mucho antes, es una cultura de por sí, aunque claro ya con el zapatismo se fortaleció digamos, pero de por sí es una cultura. No había eso pues de que, como ahora pues, si pues no sé como es acá pero allá en algunos pueblos, bueno así es de por sí ya la mayoría, que cuando quieres un trabajo, luego el que llega a trabajar pues te dice, cuándo jugamos o cuándo bailamos, si no hay billete no hay trabajo, pero en los tiempos antepasados mis padres y yo, lo vi todavía como trabajaban en sus trabajaderos, es de apoyo, en colectivo pues, trabajas en trabajadero aquí, terminan aquí y vayan a otro y nunca manejan el dinero, y de perdida te dan su regalo, pero ya ve como es la naturaleza, nunca falta y siempre teníamos que comer, y es la manera como lo vimos. Recogimos la sabiduría de nuestros abuelos y es como lo estamos siguiendo ahora como zapatistas, por eso ahora las tierras recuperadas, como ya dijo la compañera, no la vamos a vender, ni la vamos a fraccionar, la vamos a trabajar en colectivo. Porque ahí dentro del colectivo se puede hacer planes, no es necesario de reunirse por otra parte, si ahí mismo en el colectivo se puede analizar los trabajos, desde ahí, bueno como es diferente en el campo que en la ciudad, imagino pues pero también creo que sí se puede, pero allá sí hicimos así, dentro del trabajo colectivo se puede platicar.

Pues hay que buscar la manera aquí de cómo, pero la cosa es eso, ¿cómo trabajar en colectivo? ¿cómo hacer crecer entre todos? ¿cómo nuestro sacrificio se tiene que hacer una realidad? ¿cómo? eso es lo que hay que ver cómo, pero eso no lo digo yo, como ya dije, porque eso cada lugar se va dar cuenta. Por ejemplo si necesitan una tienda grandota aquí por ejemplo, si es necesario que el pueblo lo demanda, se pone una tienda entre todos, y ese dinero pues no va a ser de uno, es del pueblo pues. Así iniciamos nosotros con nuestra tienda, con nuestra salud, con nuestra educación, todo eso, todo en colectivo pues. No había eso que cada quien, por eso este, porque también decimos nosotros que los compañeros donde se organiza, no había eso de que como los partidos pues, que dicen, porque los partidos dicen, pues yo ya tengo tanta gente, yo ya tengo tantos pueblos, pero les respondemos nosotros según la sabiduría de nuestros abuelos ¿cuánto les costó? Porque tiene gente ¿cuánto le costó? No es así, nosotros decimos hay más compañeros de lucha, pero no es nuestra gente pues. Si viene con nosotros es un compañero más, es una fuerza más, no es tuyo pues, pero los partidos políticos dicen que sí, es mi gente, y se pelean y se matan por eso, de repente se matan eso, por pelearse un pueblo, porque, y hasta eso ni siquiera puede visitar un candidato a otro pueblo porque se amenaza. Nosotros no, nosotros de aquí ya platicamos con ustedes, si al rato quieren meter PRI o PRD, problema de ustedes si no les convence lo que digo yo, pues es su problema, no me voy enojar porque no engaño al pueblo, yo solo vengo a decir la verdad, si el PRD los convence, pues adelante, si el PRI los convence, o si el PAN adelante, pero no es así pues, nosotros no es la manera de peliar nuestra gente. Por eso nosotros no queremos ser vanguardia, solo queremos acompañar al pueblo, y cuando se lanza la Sexta Declaración eso dijimos, vamos con el pueblo de México. Si quieren jalar, pues que jalen, y si nos van a chingar allá y no jalaron los demás, ni modos, y así lo dijimos y así la hicimos y salimos, pues mandamos al Subcomandante Insurgente Marcos a ver pues, cómo son los lugares y vio y nos informó y se informó al pueblo y el pueblo saca esta decisión de que nos manda otra vez.

Repito entonces, no se desesperen, organícense más, ahora ya no están solos, estamos unidos a nivel nacional con la Otra Campaña, no es no con la derecha, sino que con la Otra Campaña ¿qué planes sigue? Es lo que hay que ver, es donde digo qué unidad tiene como San Luis, qué unidad tiene como Zacatecas, como los estados donde estamos visitando, para llevar un plan de lucha, para que cuando decidamos como digo, que sea un taco de chicharrón bien rico pues, con bastante chile, así es como cuando nos vamos a comer un taco hay que saborear pues, y ese saborear hay que preparar bien, porque si no lo preparas bien cómo lo van a saborear, ¿y eso quién lo va preparar? El pueblo, el que no ha tenido voz, el pueblo que no ha tenido voz es momento que le toca orita. Por eso vayan ustedes los que todavía tienen alguien más atrás de nosotros, díganle la verdad pues, no engañen, digan la verdad, que va venir un momento que no sabemos cuándo, que pensamos que no es muy tarde, pero hay que preparar pues, poner todos los condimentos para que sea un taco que valga la pena pues, no prepara a la ligera por matar hambre como decimos nosotros, no, si ya tenemos hambre, si ya tenemos dolor, pero nos aguantamos otro poco, hay que tomar un aguita pues para calmarla pues, para matar el hambre, hay que matar de a de veras pues, orita matar un poquito, pero hay que matar eso. O sea, eso sería nuestra palabra compañeros y compañeras.

No le tengan miedo a lo que venga pues, pero hay que trabajar más desde donde están, desde sus hijos pues, si es que todavía hay, desde sus hermanitos y todos, porque desde ahí vamos a empezar pues. Así como nosotros no nos preocupa tanto digamos, si nos chingan aquí en San Luis o nos chingan en cualquier parte, porque nuestros jóvenes se están preparando, nuestro jóvenes son más humanistas pues, con nuestra nueva educación que tenemos. Esos 13 años no han sido en vano pues, nosotros pues y nosotras los que estamos aquí, muchos de nosotros y nosotras no pudimos leer, no pudimos escribir tanto, no tuvimos escuela pues, como decimos, hasta nos costó mucho enfrentar así, pararse de frente, pero nuestros jóvenes de ahora ya no, porque lo vivieron todo en la guerra de armas, en la guerra de política y en la guerra ideológica con la educación. Nuestro promotores y promotoras pues, también son como un ejército pues que van enfrentando, nuestros promotores y promotoras de salud igual son unos ejército que luchan para la vida, porque nosotros lo que queremos es la vida pues. Entonces decimos nuestros jóvenes son más humanos pues, con más pensamiento, con cerebro pues, que piensan con el corazón. Eso es lo que queremos aquí que trabajen, convenzan sus amigos, convenzan con verdad, no con engaño, díganle lo que sigue, explíquenles lo que sigue, con esta mina y con otros, como se contamina el agua, el medio ambiente, cómo se está vendiendo México que no se está dando cuenta, explíquenle a esa gente que están aquí, que están en contra de nosotros, en nuestros lados. Ese billete que reciben en las manos se les va, y no se les va quedar nada en la vida, nosotros no tenemos nada, tenemos las manos vacías, pero limpias, tenemos la conciencia limpia y así podemos morir tranquilo, por defender la madre tierra, por defender la vida. Díganle claramente que ellos no defienden la vida, defienden la muerte, buscan la muerte, son como los locos ya, locos que ya no entiende, que no tienen razón. No sé si han visto que hay suicidio que dicen ¿no? que de repente sube a la torre, por más que le diga que no se mate y se va matar, así está esa gente, pero díganle sus hijos, sus hermanitos, el pueblo de San Luis pues, que no, que eso no es el camino pues, hay que buscar la vida.

Vamos entonces por lo que dije, si es que se unen pues, por los que ya están, no hay que tenerle miedo, vamos con la Otra Campaña, con la nueva Constitución y será lo que sigue. Yo no vine a dar órdenes, no puedo dar mi palabra, ni pude dar pronunciamiento de aquí porque nuestro trabajo, nosotros los del Ejército Zapatista es colectiva, nosotros somos una delegación nada más, no podemos decir nada mas que el mandato del pueblo, hasta que regresemos, hasta que recorremos todo lo que es México, entonces sí ya podemos dar un pronunciamiento, pero no individual, el Ejército Zapatista, o en todo caso, la Otra Campaña es quien va decir su palabra, no solo de la mina San Xavier, de todo los problemas que hay en México y de cómo lo vamos a enfrentar. Ahí es donde va seguir, después de nuestro caminar, viene entonces lo que sigue,. Así es que falta lo que falta, a trabajar, a trabajar compañeros.

Sigan adelante con lo que están haciendo, que si la decisión es marcha, pues es marcha, que si la decisión es un campamento, pues es un campamento, pero háganlo organizado y si esa es la decisión y los chingan, tengan seguro que nosotros sí vamos a grita, donde quiera que estemos vamos a gritar. Espero que ustedes también, si nos pasa algo sí lo hagan, pues nosotros sí lo hemos demostrado con lo de Oaxaca, con lo de Salvador Atenco no hemos sido callado y ni vamos a callar, hemos dicho si es necesario entrar en la cárcel, vamos a entrar todos, y no basta esos cárceles que hay, y hemos dicho y espero que digan así mucha gente de San Luis, que esas cárceles que están no basta, nos tienen que poner en otro lado porque somos mucho, muchos los que nos duele y hay que enfrentar así de frente como ya dije, si nos tienen que meter en la cárcel hay que ir. Pero lo que vale repito es la unidad, la organización, pues es nuestro compromiso entonces, de unirnos porque vemos nosotros que los pobres que por más que hagamos, nosotros ya vimos que por más que hagamos por vía legal no hay salida compañeros ¿porqué no hay salida? por lo mismo que ya dijeron, ellos lo cambian, porque la constitución que está a favor de ellos, así es que ya no hay otro futuro más que organizarse.

Pues ánimo pues compañeros, compañeras, es nuestra palabra. Ojalá que nuestra visita haya servido en San Luis, y si sirve discutan en su colectivo, discutan en su trabajo y hagan crecer, hagan que escuchen esos que no escuchan, hagan hablar esos que no han podido hablar, denle voz a esos pobrecitos que creen que están al lado de los mineros, o busquen a los que sufren, hagan más grande esta organización. Es todo nuestra palabra. Muchas gracias y ánimo pues compañeros.

 
 

Area de Descargas

Descargue aquí los archivos de este artículo en su formato original.
Reunión con adherentes, simpatizantes y maestros el día 24 de Mayo.

Reunión con colectivos en contra de la Minera San Xavier el día 26 de Mayo.

Reunión con colectivos en contra de la Minera San Xavier el día 26 de Mayo.

Share

3 Comentarios »

  1. Queridos Amigos:
    Cuanta energia, cuanta buena fé, cuantas ganas de existir a pesar de todo … del lado del Pueblo !
    Cuanta manipulacion, cuanto clientelismo, cuanta corrupcion,cuanto cinismo… del lado del gobierno !
    Ustedes son mi fuente de energía, y cada vez que mis fuerzas flaquean en mi combate por la Justicia Social aquí en Europa, pienso en Ustedes Compañeros, en vuestra militancia sin equívocos y entonces me digo que hay que continuar sí o sí, Gracias y hasta la Victoria.
    Roberta, Lausanne-Suiza.

    Comentario de Roberta Carlos — Mayo 30, 2007 @ 10:41 am

  2. ¡Ha huevo que si vamos aganar!

    Slim, Azcarraga Jean, Vicente Fox, Zambrano y todos los demas, sepan que el pueblo ya esta construyendo la otra campaña, el otro país, el de los olvidados; ahí no caben ustedes… Vayanse despidiendo de lo que nos han robado y de sus negocios con los que nos estan matando.

    Disfruten sus ultimos dias con las ruinas de lo que han sembrado, por que esto va lento pero firme.

    Pobladores de San Luis, aguanten esto no tarda…

    Comentario de pepe — Mayo 30, 2007 @ 4:55 pm

  3. Mis queridos compas:

    nos encontramos en un momento crucial de la historia universal, el fin del capitalismo. Por el momento somos pocos pero estamos formando un fente que serà invencile. Nuestra lucha es justa, y siempre que la sepamos llevar de manera ética y congruente con nuestros principios, llevaramos el sabor de la victoria en la punta de la lengua. El goierno de la mentira confecciona su estrategia de despojo y marginación, tienen el dinero, tienen la ley, tienen la fuerza, la informaciòn, comunicación y todos los medios para realizar sus nefastos fines. Pero nosotros tenemos algo más fuerte, mas profundo: la resistencia de la verdad, la dignidad de la rebeldía, somos esa parte de la patria que ha luchado y resistido por cinco siglos. Y podrán intervenis nuestros teléfonos y correos pero jamás intervendrán nuestro corazón. Tampoco matarán ni encarcelarán nuestro espíritu ¡No hay rejas capaces de contener nuestra dignidad!

    Hasta pronto mis queridos compas, nos veremos en la lucha y nos abrazaremos en la victoria.

    Comentario de zapote — Junio 6, 2007 @ 9:44 pm

RSS para comentarios de este artículo. TrackBack URL

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad Artículos