lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook siguenos en youtube

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Abr252007

En la comunidad Kumiai San José de la Zorra, 15 de abril, BC

Reunión de la delegación de la Comisión Sexta para pueblos indios con la comunidad Kumiai de San José de la Zorra, Baja California

Palabras del Comandante David Leer aquí

Palabras del Comandante David

Palabras del Comandante Eduardo Leer aquí

Palabras de la Comandanta Yolanda Leer aquí

Palabras de la Comandanta Susana Leer aquí

Palabras del Comandante David Leer aquí

Palabras del enviado del Congreso Nacional Indígena, Salvador Campanur Leer aquí

Palabras del enviado del Congreso Nacional Indígena, Alfredo Ozuna Leer aquí


San José de la Zorra, 15 de abril
Palabras del Comandante David. Primera intervención.

Pues bien parece que ahora nos hemos presentado todos y todas. Ahora con el permiso de ustedes y con el respeto que se merecen, pues voy a hacer uso de la palabra para explicar un poco el motivo de esta pequeña reunión, de este pequeño encuentro.

Pues hermanos y hermanas, compañeros y compañeras, el motivo principal de este encuentro con ustedes, el objetivo principal de nuestra presencia, nosotros, los delegados de la comisión sexta del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional, como ustedes tienen conocimiento pues, estamos recorriendo el país, estamos distribuidos en los distintos estados de la zona norte de nuestro país, somos varios compañeros y compañeras, comandantes y comandantas que estamos recorriendo el país y junto con el Subcomandante Insurgente Marcos, nos hemos distribuido en distintas regiones pero llevamos el mismo trabajo en cada comisión en donde nos hemos distribuido.

El objetivo principal de nuestra presencia con ustedes, no es ni más ni menos, pues encontrarnos directamente con ustedes, con el fin de escucharles su palabra, escucharles pues lo que diga su corazón, conocerlos más de cerca a ustedes, en su pueblo en su comunidad. Nos interesa saber pues, cómo vive la comunidad, cómo viven ustedes, sus problemas, sus necesidades y sobre todo sus demandas principales. Porque sabemos que en cualquier comunidad, en cualquier pueblo, sobre todo si es pobre indígena, sabemos que vive en condiciones difíciles, en condiciones de pobreza, en condiciones de marginación y de miseria, eso si esta claro. En todas partes hay hambre, hay miseria, hay enfermedades, hay pobreza, hay marginación, hay un (…), para todos los pueblos indígenas, eso lo tenemos bien claro. Pero para confirmarlo es necesario llegar hasta a sus puertas, llegar hasta su comunidad. Y este plan ya lo teníamos planeado desde antes. Si ustedes han sabido un poco pues sobre la historia de nuestra como zapatistas. Nosotros nos levantamos en armas desde enero noventa y cuatro, pero antes de eso teníamos ya una larga historia. Pero en primero de enero de mil novecientos noventa y cuatro nos levantamos en armas como ustedes ya lo saben. Pero a pesar de que nosotros somos rebeldes, estamos armados, somos zapatistas, a pesar de todo eso, llegamos hasta aquí a sus comunidades. Estamos recorriendo muchos pueblos, muchos estados, pero no para invitarlos a levantarse en armas así como nosotros, no venimos a obligarlos a que se hagan zapatistas como nosotros, o que se pongan el pasamontañas como nosotros, o que compren sus armas como nosotros tuvimos que conseguir por necesidad, pues no compañeros y compañeras.

El propósito de nuestra visita, de nuestra presencia aquí con ustedes es buscar la unidad con todos los pueblos que quieran luchar, buscar la unidad con nuestros compañeros y hermanos pobres, sobre todo con indígenas, pero también con hermanos y compañeros pobres trabajadores en la ciudades, en la fábricas, en las minas, en donde sea pues. Donde haya sufrimiento y dolor para la gente. Con todos los sectores sociales. Con ellos queremos encontrarlo. Por qué, porque creemos que es justo, y creemos que ya es el momento de encontrarnos como luchadores, como hermanos, como compañeros, con el objetivo de unirnos para poder buscar la manera cómo cambiar ésta situación de nuestro país. Para que la miseria, para que la pobreza que vive cada pueblo no nos quedemos eternamente pues, de esta forma.
Queremos que la situación de nuestro país cambie algún día, de que la riqueza que es mucho todavía no se siga en manos de los que de por sí tiene ya el poder y el dinero. Porque la riqueza y todos lo recursos naturales es para el pueblo y debe ser para el pueblo y no solamente para unos cuantos. La riqueza de nuestro país debe ser para todos los habitantes de nuestro país, para los campesinos, para los indígenas, para los trabajadores, para los obreros, para las obreras, para todos los sectores sociales que de por sí trabajan pues debe ser la riqueza para ellos.

Sin embargo pues esta lucha que estamos haciendo hay que llevarla pues a todas partes. Es necesario encontrarnos como hermanos, como compañeros, con la finalidad de unirnos, de juntarnos pues lo pobres, los que quieran luchar. Cada quien en su lugar, cada quien en su pueblo, en su organización, ahí debe luchar, aquí no vamos a decirles: “no pues vamos a ser todos zapatistas, si tienen su organización, no déjenlo porque tienen que venir con nosotros como zapatistas, o a hacerse zapatistas como nosotros.” No se trata de eso. Está claro nuestras declaraciones desde el principio. Queremos unirnos con todos los pueblos, con todas organizaciones respetándonos unos con los otros en nuestra forma de organizar con nuestros modos de trabajar y de organizarse como pueblo como comunidad. Respetándonos todo eso podemos juntarnos para hacer una sola lucha. Por qué, porque está bien claro: Todos los trabajadores, todos los pobres, todo los pueblos tenemos un enemigo común. Nuestro dolor es uno, nuestro sufrimiento es uno; el hambre, la miseria, la pobreza, la explotación que sufre todo el sector de trabajadores, el despojo de la riqueza que sufre los campesinos y los indígenas, la explotación de hombres y mujeres, de los jóvenes, de los niños, son enfermedades que hay que curar.

Pero solamente si lograrnos juntarnos como pueblos, solamente si el pueblo, si los trabajadores, deciden cambiarlo entonces sí se va a cambiar pero si no, no. Por eso vemos que es necesario pues, y creemos que ha llegado la hora y la hora pues de todos.

Por eso es que estamos recorriendo el país, este es el motivo de nuestra presencia con ustedes y por eso también queremos oírles directamente su palabra, queremos conocer más de cerca su realidad. En la vez pasada sabemos que nuestro compañero el Subcomandante Insurgente Marcos estuvo con ustedes, pasó en estos lugares, recorrió todo el país. Y él nos contó muchas cosas, incluso cosas que ni siquiera podíamos imaginar, se descubrieron muchas cosas para nosotros, cosas nuevas, que antes ni sabíamos pues, muchos pueblos que hasta ahora estamos conociendo ni sabíamos que existían pues. Con el recorrido del Subcomandante Insurgente Marcos descubrimos muchas cosas. Por eso dice él ahora sí llegó el momento de ir a conocer directamente a los compañeros. Y dijimos que sí. Y aquí estamos ahora con ustedes. Este es el motivo de nuestra visita, esto es el motivo de nuestra presencia con ustedes, no es por otra cosa pues. Por eso queremos sinceramente pedirles a todas y todos que en este momento de encontrarnos, en este momento que estamos todos aquí reunidos que nos hicieran pues el bien de contarnos pues lo que viven y conocer así sus demandas.¿Qué es lo que el pueblo necesita? ¿qué es lo que el pueblo sufre? Y quisiéramos saber directamente de ustedes. El Subcomandante Marcos ya nos informó, ya nos platicó pero también venimos a conocerlos directamente. Nosotros somos los que estamos representando el EZLN, junto con el SCI Marcos, somos los que formamos parte de la comandancia general del EZLN, y ahora pues estamos por todos lados. Queremos pues, hacer realidad nuestro plan de que la lucha de los zapatistas, la lucha del EZ, tenemos que llevarlo en todos los rincones de nuestra patria. Y lo estamos tratando de hacer. Queremos llegar hasta los últimos rincones. Por ejemplo aquí es una comunidad que nosotros ni sabíamos. Hay otros lugares, hay otras pueblos indígenas sabíamos que existieron decíamos nosotros, pero nadie nos cuenta si todavía viven, si todavía existen, o se acabaron y resulta que ahí están. Hay pueblos ahora que antes eran pueblos grandes, y ahora sólo quedan unos cuantos y sin embargo existen, y no queremos que se mueran. Ningún pueblo queremos que se desaparezca. Por que somos pueblos. Sobretodo los pueblos originarios en estas tierras como en otros lugares, somos los primeros en habitar nuestra nación, somos originarios, somos los dueños de nuestra patria. Entonces no es justo de que nos desaparezcan, no es justo de que nos marginen toda la vida, porque somos los dueños de estas tierras, nuestros padres, nuestros abuelos, nuestros antepasados aquí vivieron, aquí murieron, y por eso existen todavía hermanos indígenas.

Sin embargo los planes de los gobernantes, de los poderosos, quieren destruir toda esa riqueza que tiene nuestro país que son sus pueblos indígenas. El gobierno, los poderosos, los que están allá arriba decimos nosotros, o sea los grandes ricos, los grandes poderosos junto con sus gobernantes, quieren acabar este país, quieren acabar la gente pobre, la gente indígena, con todos los recursos naturales que existen en nuestro país.

Por eso están saqueando pues la riqueza de nuestro país, se están apropiando de todo: las montañas, los ríos, los mares, los bosques, todos lo que existe en este suelo, se están apropiando los grandes ricos pues. Y la gente que vive ahí nomás los deja en la miseria, los deja en la pobreza, si no los echa para fuera para que ahí hagan lo que tienen que hacer para sacar la riqueza. Así están haciendo en todas partes de esa manera quieren destruirnos, quieren desaparecernos, sin embrago somos los que tenemos el derecho de vivir, a gozar nuestra riqueza. No es posible que haya tanta gente, tantos pueblos que viven en extrema pobrezas mientras nuestro país está lleno de riqueza todavía. Hay todavía mucha riqueza natural, pero no tenemos a usar esa riqueza, porque nos han quitado ese derecho, porque otro se está adueñando de todo. Y eso no es justo porque somos dueños.

Pero para que cambie esa situación compañeros y compañeras, es necesario unirnos, es necesario organizarnos, es necesario encontrarnos y por eso creemos que ha llegado ese momento de encontrarnos. Ha llegado ese momento de unirnos, de juntar nuestro pensamiento, de juntar nuestro corazón, de juntar nuestras luchas, de juntar nuestras demandas, pero solamente así entre todos vamos a cambiar la realidad. Pero solamente si nos unimos los pobres, los trabajadores, con todos los que sufren injusticias, solamente de esa manera.

Por eso llegamos hasta acá con ustedes, para hablar, para que nos digamos entre todos pues, para compartir pues nuestro trabajo, nuestra historia, nuestro dolor, pero también nuestras esperanzas. No perdamos la esperanza de que algún día se tiene que cambiar, se tiene que cambiar porque no es posible… no queremos… más. Les digo sinceramente, igual queremos decirle a todos en todas partes donde vayamos.

Por eso nosotros los zapatistas nos levantamos en armas en noventa y cuatro con esta finalidad, con este objetivo. Por eso decimos que nuestra lucha es para todos los pueblos, es para nuestra nación, para todo el pueblo mexicano. Porque teníamos ya la idea de cómo sufrimos todos. Pero no habíamos conocido directamente y personalmente, solamente lo que alcanzábamos a analizar y a entender cómo está la situación de nuestro país, y si logramos a entender algo. Pero no es igual cuando llegamos directamente con ustedes y con todos los pueblos pobres, no es igual, pero cuando nos platican directamente su problema, su necesidad, su demanda, ahora si ya cambia todo porque lo estamos escuchando directamente, personalmente, le escuchamos sus problemas, su situación, su historia, ahora si ya cambia todo ya no sólo estamos imaginando, ya no sólo estamos analizando así desde lejos, lo estamos ya viviendo junto con ustedes, eso es lo más importante, eso es lo que estamos haciendo, eso es lo que venimos a hacer pues con ustedes.

Por eso queremos pues sinceramente pedirles, que nos cuenten entonces con todo su corazón, pues su vida, su historia, sus problemas, sobre todo sus demandas. Para que de esta forma vamos a juntar las demandas y entre todos vamos a juntar una gran demanda y vamos a sacar lo que llamamos nosotros ahora en esta segunda etapa de la Otra Campaña que así lo hemos llamado, vamos a sacar el Plan Nacional de Lucha, y ese Plan Nacional Lucha tiene que ser basado en la realidad de los pueblos, en las demandas de todos los pueblos, de esa manera vamos a sacar el Plan Nacional Lucha. Y este año queremos sacarle una parte, por eso estamos recogiendo las demandas, pero queremos recoger directamente de los pueblos, de la gente, de todos los trabajadores y sobre todo de los pueblos indígenas.

Pues esa es la finalidad de nuestra presencia con ustedes, ese es el objetivo principal. Pero como les dije hace rato no venimos a decirles: “no pues compre ya su arma, prepárese para la guerra armada”, no venimos a eso. A pesar que nosotros sí, nos hemos levantado en armas y le declaramos la guerra al mal gobierno, seguimos armados y vamos a seguir porque nosotros somos del EZ. Pro sabemos que hay otras formas de lucha, la lucha política le llamamos, la lucha pacífica. Pero también de una manera organizada, para eso tenemos que unirnos con todos los que de veras quieren cambiar la realidad. La lucha es posible también, la lucha política, pacífica, pero solamente si nos unimos muchos, muchos pobres, muchos trabajadores, mucha gente, muchos hombres y mujeres. Vamos a juntarnos todos. Solamente de esa manera, a eso venimos entonces.

Pues eso es lo que quería decirles para empezar, para que más o menos tengan una idea pues del motivo de nuestra presencia. Con eso queremos oírles a ustedes, ora si les damos la palabra para que nos vayan contando pues cada uno de ustedes lo que traen en su corazón, pues vamos a escucharles con atención.

Pues sería todo por el momento compañeros y compañeras, gracias por su atención.

San José de la Zorra, 15 de abril
Palabras del Comandante Eduardo.

Pues, compañeros, compañeras, en este momento voy a dar el uso de la palabra al compañero Comandante Eduardo para que nos cuente un poquito también como vivíamos antes y como nos organizamos y por qué nos organizamos y por qué nos levantamos en armas, entonces vamos a escuchar su palabra del Comandante Eduardo.

Buenas tardes a todos, compañeros y compañeras. Gracias a ustedes que nos recibieron en sus casas o en su… bien no se cómo le llaman ustedes donde viven, pero así le llamamos nosotros allá donde vivimos. Entonces este, les queremos contar algunas palabras, o sea, historia de nuestra lucha, cómo empezamos a organizarnos nosotros allá, por esta información que nos dieron a nosotros y a como que nos da mucho coraje, igual empezamos a organizar desde hace mucho tiempo, desde 83, entonces no vayan a decir que somos muy valiente o muy cabrón, no; nos obligó la miseria y la pobreza. Por eso tuvimos que organizarnos tuvimos que empuñar las armas, porque casi parecido como esto, en ese entonce, en ese lugar, hay mucha tierra que son de los finqueros y viven (inaudible) que contienen (inauidible) que estaban trabajando y son de la primera que decimos nosotros, son puras planadas, que dan maíz, frijol, la que podemos sembrar y da la tierra, ¿y quién lo tiene?, los finqueros y los pobres campesinos pues qué van a trabajar, mas que en el cerro, ahí no da nada, entonces empezaron a dar cuenta que no teníamos pues ningún este forma qué hacer, entonces pues gracias a nuestros compañeros que llevó la semilla de esta lucha que nos hizo explicar como podemos luchar, por qué los finqueros lo tienen la gran extensión de tierra, ¿será que no podemos hacer nada?, entonces pero como nosotros de por sí lo estamos viendo porque están en nuestra frente, que si es la verdad, lo que pasa tenemos que hacer en otra forma nosotros, porque no hay otra manera, hicimos con mucha seguridad para organizar la gente, no es como estamos haciendo ahorita que la gente nos puede ver, pero en ese tiempo no se podía hacer nada, teníamos que caminar en la noche para poder hablar con algunas gentes de cada comunidad, uno por uno vamos convenciendo de una y otra comunidad para que pudiéramos entrar a informar como está nuestra situación aquí en México, pero gracias a los compañeros campesinos o indígenas también, que sí entendieron tan rápido, que sí es necesario luchar por que lo están viviendo la pobreza.
Entonces este, así, empezamos a formarnos, que es importante organizarse, pero es, desde el principio tenemos que solicitar gente para que vaya a pepararse, tenemos que formar soldados del pueblo, así, insurgentes y milicianos, pero los jóvenes también están, estaban muy dispuestos, fueron a prepararse y los milicianos se formaron para ahora sí pues que empiece la preparación ¿no?, entonces así fue nuestra historia de nuestra lucha como quien dice que nos obligó a enfrentar pues a este gran enemigo ¿no?, porque los finqueros nunca nos permitía pisar la tierra donde lo tenía ocupado, o sea la finca, no nos dan chance de ir a cortar leña o sacar madera de ese lugar.
Hasta cuentan pues los compañeros, los que tienen más edades, así como los papás o los abuelos, cuentan que cuando entras en esa tierra te da chicote, te corretean, o sea no nos dan chance para, o sea entrarle a trabajar en esa tierra porque es de ellos según. Entonces empezamos a dar cuenta que si es así porque hay una finca cerca donde vivimos nosotros, pues lo vimos que no podemos entrar ahí fácil, entonces lo que hicimos nosotros organizamos, nos llevó como 10 años de preparación para que pudiéramos hacer algo, para arrebatar esa tierra, esa grande extensión de tierra ¿no? decimos, miles de hectáreas, entonces por eso salimos en 94, para demostrar que sí todavía existe indígenas, que sí podemos enfrentar con el enemigo y que sí podemos luchar. Nada más que así como les digo que no era así, era muy clandestino. De repente llegó el 94 y ya se complica ahora sí, que sigue pues ahí, y de por sí saben bien defender sus derechos; ahora, qué pasa en, qué pasa en ese momento, dice el gobierno que no, quién sabe quiénes son esos, a lo mejor son guatemalteco o salvadoreño, o narcotraficantes, no sé, inventaron muchas cosas para que no pudieran hacer nada los, el pueblo mexicano pues, para que no puedan apoyar a ese grupo de indígenas que se levantaron en armas. Entonces ya se vio claro pues que si se pudo este, defender pues nuestros derechos, qué paso, los finqueros salieron de ahí, los dejaron abandonado esa tierra, esa cantidad de tierra lo dejaron abandonado, entonces las pudimos recuperar, ahora qué pasa ahorita, pues, ni ellos pueden entrar ahorita, ya está trabajando, o sea quén está, quién lo esta trabajando los zapatistas, o sea los indígenas pues lo están trabajando, ya no lo dejan entrar el dueño, o sea quien dice que si se logró algo en nuestra lucha, nada más que así este con mucho sacrificio, con hambre, pero ni modo, pero pues se logró algo, así como que nos da mucha, mucho coraje pues o mucho ánimo, así como nos cuentan los compañeros, algunos de, algunos pues que saben como es nuestra miseria en este lugar, o en este estado, no sé pues como llamarlo pues, pero así llamamos nosotros, como que nos da mucha coraje y lo, además o al mismo tiempo nos da este ánimo pues, para luchar, por eso decimos que es muy importante la unidad, en esta unidad podemos apoyarnos, así como dijo el Comandante David, ya se puede decir pues que no están solos, ahí estamos nosotros también, EZLN, ya podemos apoyar entre ambos, ahora como quien dice ya nos encontramos en donde quiera, en cualquier rincón podemos apoyarnos en alguna manera, puede ser en algunos movimientos o en otra forma pero sí les vamos a apoyar, no los vamos a dejar solos, lo que es importante compañeros o lo que es tan (inaudible) para entender es que tengan ánimo pues de luchar, de hacer más organizaciones, de hablar con otra gente que no sabe ahora, de animarlo, de convencer también que si se puede hacer la lucha, así como dijo el Comandante David, no les venimos a decir que tomen las armas ¿no?, se puede luchar pacíficamente, en forma así como dijo que es necesario ver qué es nuestra demanda en donde vivimos, en cada pueblo, para poder hacer o para poder sacar adelante ese que le llamamos Plan Nacional de, o sea Plan Nacional de Lucha, en ese viene diciendo pues que nuestra necesidad, ya podemos defender nuestros derechos, ahí viene el de la autonomía de la tierra, pues defender el territorio, o sea que como quien dice que no van a estar solos, tenemos que defender parejo, por eso nos da ideas, mucho pues, mucho, nos da mucho ánimo de hacer estos encuentros, en estas informaciones, darse intercambio pues, tanto nosotros vamos a dar también nuestra historia, cómo luchamos, o sea como empezamos a organizar para que se den cuenta pues que si se puede organizarse, así más o menos está nuestra organización, y queremos pues que hagan mucho esfuerzo para hacer este movimiento.
Esta es mi palabra, gracias.

San José de la Zorra, 15 de abril
Palabras de la Comandanta Yolanda.

Vamos a escuchar la palabras de la compañera comandanta Yolanda, va a decir un poco también, pues de como la participación de las mujeres.

Buenas tardes a todos compañeros, compañeras. Con el permiso de mis compañeros comandantes y comandantas, y los compañeros del CNI que nos acompañan voy a dirigir algunas palabras.

Nosotros, las que formamos la comisión Sexta, pero nosotras somos las, las mujeres zapatista, allá en Chiapas, en sur de México, nosotras como mujeres, aquel tiempo, cuando mucho antes todavía que 94, nos pasó igual así como ustedes viven ahorita: no tenemos organización, no nos entendemos y al mismo tiempo tenemos mucho miedo. No quere… pensamos que no se puede hacer nada con esta situación que nos está pasando, pero poco a poco entendemos que si todavía hay posibilidad de hacer algo.

Así nosotros como mujeres estábamos muy divididas, desanimadas, que sentimos que no nos podemos unir, que no nos podemos trabajar juntos, pero poco a poco lo entendemos que es necesario organizarnos y unirnos para demostrar con el enemigo o los malos gobernante que nos vienen manejando con estas malas ideas que nos dominan, son ideas de ellos pero ya están filtrado en nuestros pensamiento, en nuestros corazones, para todos, hombres y mujeres, para eso surge muchos problemas en nuestra comunidad como pueblos indígenas, pero con ese entendimiento, que le llegamos a entender que si es necesario organizar y luchar. Nosotras como mujeres así empezamos poco a poco, uno por uno entramos, y tomamos la decisión que también como mujeres somos parte importante nuestra participación en la lucha.

Lo empezamos a conocer que nosotras como mujeres más hablamos como indígenas, como raza indígenas, también nosotros somos realmente indígenas, para eso trejemos este vestimiento, porque así vestían nuestros, nuestras abuelas, nuestras mamás, realmente no hablan castillas, hablan puro idioma, y sí se vestían así como trajemos el vestimiento. Pero nosotros dimos cuenta que nosotras como indígenas sufrimos tres veces más las explotación; sufrimos por ser mujer, sufrimos por ser indígena y sufrimos por ser pobres. Por ser mujer no somos tomadas en cuenta, somos humilladas y despreciadas. Por ser indígena somos discriminadas o despreciadas, nuestra vestimiento, nuestro color, nuestro lengua, nuestra cultura; los malos gobernantes nos quieren desaparecer porque no nos quieren. Por ser pobre no tenemos ningún derecho de buena salud, de buena educación, nos dejan todo en el olvido.

Pero lo vimos que no es cierto como nos dicen como mujeres que no podemos luchar, que no servimos, que sólo servimos para cuidar nuestros hijos o cuidar el hogar; nosotros sí servimos, nosotros podemos luchar, pero para hacer algo se necesita tiempo, sacrificio, responsabilidad, paciencia y resistencia para poder aguantar la lucha; que si realmente no nos organizamos, no nos ponemos a defender nuestros derechos pues nunca nos van a tomar en cuenta, nunca nos van a reconocer nuestro derecho, por eso nosotros cuando todavía estábamos en 94 no pensamos llegar hasta acá con ustedes, pero gracias por la organización, y gracias todo la que aprendemos a en ella llegamos hasta acá con ustedes. Sentimos nosotros que caminamos mucho, pero gracias que venimos a conocer como esta situación que sufren aquí también ustedes.

Pues la que les pido pues, compañeras y compañeros, no nos queda otro camino, el único camino, organizados y unidos podemos salir adelante.

San José de la Zorra, 15 de abril
Palabras de la Comandanta Susana.

Compañera Comandanta Susana también quiere decir su palabra.

Buenas tardes compañeras y compañeros, con el permiso de mis compañeros comandantes y compañeros este CNI, y voy a hablar un poquito sobre la Ley este Revolucionaria de Mujeres, por que también este hicimos antes de 94 hicimos una Ley Revolucionaria de Mujeres, este porque también hicimos la ley porque este también, como ya dijo la compañera Comandanta Yolanda nosotras las mujeres también sufrimos de mucha clase de injusticia, y también este como ya ahora, pues como ya gracias a la organización pues ya conocimos bien como, como estamos viviendo las mujeres, pero venimos organizándonos y juntándonos las, las fuerzas también en comunidades y mujeres, pues hombres, niños, y jovencitas y todo, pues ahí tomamos la fuerza también para unirnos a las mujeres, para tener más fuerza contra el enemigo, porque y ustedes también como mujeres tenemos la misma, el mismo enemigo, y por eso tenemos este que luchar juntos y como también aquí ustedes también compañeras, y también como allá nosotras pues ya es diferente como aquí, como ustedes viven y nosotras como mujeres allá también este pues gracias a la organización como mujeres ya organizamos, ya sabemos como organizarnos también allá, y también ustedes les voy a decir un poco como vamos este allá en nuestra comunidad, este como mujeres ya tenemos cargo, como mujeres, por eso estamos aquí presente como comandantes, pero allá en nuestra comunidad se quedaron también otras compañeras trabajando y este también ya hay mujeres que este tienen cargo también como este como cooperativas este de artesanías y también ya hay compañeras que que ya tienen cargo de la Junta de Buen Gobierno y también hay, he… he… de salud y de educación y promotoras.

Así es que ya está, ya es diferente como aquí, como viven ustedes pero también este como nosotras las mujeres y también aquí en esta comunidad pues si se empiezan a organizarse también pueden luchar también como nosotros allá y pues poco a poco vamos avanzando pues y la organización y como vamos a platicar pues, como vamos a trabajar o como allá decía hay compañeras y como la cooperativa que tenemos de mujeres se llama la Cooperativa por la Dignidad de Mujeres pero allí no trabajan compañeros sino que es puras compañeras este son autoridades ya también de las cooperativas, ellas las que mandan también en las cooperativas también son mujeres, son compañeras, entonces como otras como mujeres sabemos y pensamos igual también junto con los hombres, si juntamos las fuerzas hombres y mujeres y podemos avanzar la lucha y aquí también ustedes también, y que se organicen más también ustedes como compañeras porque también como hablaron, pues este como que no sé pues me dio un poco de tristeza también y de ver como dijo este el Comandante David como si este lo vimos allá cuando venimos entrando también pues la situación se ve muy difícil aquí como están viviendo, pero si como mujeres, si nos organizamos, si este junto con los hombres, porque si solas las mujeres nos organizamos no podemos avanzar, junto con los hombres y podemos avanzar, y tampoco los hombres pueden este avanzar la lucha si sólo los hombres, sino que nuestra lucha y este podemos avanzar junto con los hombres y, y este y mujeres, y jóvenes, niños los que ya entienden poco, solamente así podemos avanzar porque allá ya es diferente un poco allá en nuestra comunidad y pues que ya hay compañeras que ya tienen cargo también como la Junta, como, bueno todo lo que tenemos en nuestro pueblo, pues así les invitó también este compañeras y compañeros también y que se organicen más y que no se dejen engañar sino que aquí allá porque tenemos el mismo enemigo, por eso como escuché todo lo que este platicaron, su situación, lo que viven aquí en esta comunidad pues es difícil pero no se dejen engañar sino que si luchamos juntos y como les vuelvo a repetir pues que no están solos, también aquí estamos también, por eso venimos también, este somos dos las que estamos pero como somos, este estamos divididos en cada, en cada, este a donde están los compañeros, están por que son grande la comunidad pues estamos divididos, pero si estamos, este somos dos ahorita pero están otras compañeras por eso venimos a conocerlos también como viven también las mujeres aquí, pero ya pero venimos de lejos también, bueno sentimos lejos, a lo mejor estamos cerca pero sentimos ya lejos porque nunca habíamos salido de nuestra comunidad también, pero aquí estamos también y para que este podamos intercambiar nuestra situación y como vivimos en cada pueblo como ya dijeron los compañeros antes, pues así igual pero ya más o menos es… ahora pues ya es diferente también porque, porque este tenemos la fuerza también como ya dijeron los compañeros.

Si, pues es toda mi palabra compañeros y muchas gracias.

San José de la Zorra, 15 de abril
Palabras del Comandante David. Tercera intervención.

Bueno, este… compañeros y compañeras, pues si se dieron cuenta, pues también allá vivíamos también en las grandes chingas le decimos, allá por la situación (inaudible) pues, grave también en las comunidades indígenas sobre todo. Y de ahí pues este… los finqueros, los terratenientes y los gobiernos pues nos tenían totalmente en el olvido, en el abandono.

En nuestros municipios, en cualquier parte allí del estado, ahí donde empezamos, donde nos levantamos en armas, pues la gente en los pueblos pues no les llegaba nada de ayuda. El gobierno daba ayuda pero quedaba en manos de las autoridades municipales, los que salían bien ricos son los presidentes municipales y la gente pues quedaba peor en cada periodo de autoridad, entonces decía el gobierno que si esta ayudando mucho a los pueblos indígenas, que ahí se está acabando la pobreza por que el gobierno está apoyando mucho, pero en realidad ese poco apoyo que daba, quedaba en manos de los que se dicen autoridades municipales.

Y así estaba, pasaban años y años y nosotros cada vez pues a la miseria ¿no?

Y luego, pues en las grandes fincas los compañeros, los hermanos campesinos estaban ahí, pues como esclavos, trabajaban para el patrón y producían y daban la chinga día y día y les pagaban una miseria; y los que se beneficiaban eran los grandes finqueros pues.

Pues son algunas de las razones por los cuales pues nos hizo levantarnos en armas porque vimos que ya no era posible pues.

Primero hicimos este… la lucha pues, para resolver, para hacer este… hacernos oír ante las autoridades estatales, federales, pidiendo justicia, pidiendo un pedazo de tierra.

Jamás nos escucharon, así pasaron años y años, lo único que encontramos, pues las cárceles, las persecuciones, los asesinatos y cualquier pueblo, cualquier movimiento, el gobierno los aplastaba pues. Primero mataba a los dirigentes, o si no, lo compraba y los que no se dejan comprar los mataba. Así pues cada movimiento se acababa, así, con la represión, pero en algunos movimientos en los que el dirigente se deja comprar, ahí se acaba todo, luego el dirigente dice mejor ya no luchamos, aquí ya no se puede, por que en realidad pues ya encontró algo pues de parte del gobierno. Así se acaban movimientos. Pasaron años y años, no se resolvía nada pues.

Entonces nos dimos cuenta que ya no nos quedaba otro camino.

Los movimientos que eran más o menos honestos aquel tiempo, los acabaron en la cárcel sus dirigentes o sino pues matan como yo les decía y así pasaban años.

Entonces decimos que no hay otra manera para luchar y por eso nos organizamos en armas como ya saben ustedes, en el 94 nos fuimos a conocer, pero en ese año ya éramos bastantes pues, ya teníamos un movimiento pues bastante grande, teníamos formadas las tropas insurgentes, milicianas, en los pueblos, lo que llamamos pues este… zonas, regiones, entonces ya teníamos todo. Entonces vimos que podíamos levantarnos en armas, y nos declaramos pues, nos levantamos en armas e hicimos la guerra en el 94.

Pero en ese tiempo entonces, veíamos que era necesario pues, dar a la luz pública nuestras demandas. Como veíamos que lo que se necesitaba para los pueblos era tierra para los campesinos pues, necesitamos trabajo, necesitamos vivienda digna, necesitamos alimentación, educación, salud, exactamente como decían acá, por que allá no existía nada pues, ni salud, ni educación, pues… ni trabajo, ni se diga porque trabajar solamente para que te exploten allá en las fincas. No había vida pues.

Entonces de esa manera pues, hicimos nuestras demandas. Les decíamos antes son trece puntos por los cuales luchamos, entonces explicamos a los pueblos, y entendieron. Pues de esa forma pues este… nos organizamos a base de nuestras demandas.

Entonces pues este, el levantarse en armas no es tan fácil pues, eso habría que estar dispuestos a rendir o morir. Pero era necesario pues. Así como decía el compañero, no es porque se aloco la gente y quiso pues matar o morir, pues no, fue por una causa pues, las razones sobraban pues, pero sí sabíamos que teníamos una causa justa. Pedir nuestro derecho, exigir nuestros derechos como pueblo, queríamos seguir como pueblo. Entonces esas eran nuestras demandas pues.

Y así hicimos la guerra y ustedes también supieron y luego pues este… los enfrentamientos armados nos duraron muchos días. Pues, se dio el cese al fuego el 12 de enero y luego de ahí empezaron otra etapa, que el gobierno dice: mejor hablamos entonces, pero por la presión de la gente que se movilizó a nivel internacional y luego viene y dice esta bien, vamos a hablar.

Y durante todos esos que llamamos diálogos, jamás encontramos alguna respuesta para nuestras demandas. Llegamos hasta el final si se acuerdan ustedes, que en el año de 1996 llegamos a firmar los primeros acuerdos que es sobre derechos y cultura indígena, allí entraba todo pues.

En ese tema que era una de nuestras demandas sobre derechos y cultura indígena, ahí estaba contemplado todo de lo que ustedes halaron aquí; que tierra, territorio, autonomía, libre determinación, había muchísimas cosas ahí pues.

El gobierno se comprometió, firmo y nosotros también igual por que veíamos que si ganábamos ese punto podíamos mejorar mucho la situación de los pueblos indígenas de todo México, ya no solo el estado de Chiapas, menos solo para los zapatistas.

Si se cumplieran el acuerdo de San Andrés, entonces mejoraría muchísimo la situación de los pueblos indígenas, por que ahí vamos a formar territorios y la autonomía esa (inaudible) en realidad pues en los pueblos, entonces veíamos que si era bueno pues, y lo firmamos y ya saben lo que pasó. El gobierno pues no cumplió su palabra y luego otros niveles de autoridades también no hicieron nada, el Congreso de la Unión, la Suprema Corte de Justicia de la Nación, son los mismos, pues dónde vamos a encontrar solución.

Entonces por esa razón compañeros y compañeras vimos que también aquí pues no vamos a avanzar más, entonces lo que hicimos ahí los zapatistas después de 2001 que se acuerdan que llegamos al Congreso de la Unión todavía para defender ese Acuerdo de San Andrés firmado por el gobierno y el EZLN, fuimos al congreso para exigir que se cumplieran esos acuerdos. Tampoco nos hicieron caso.

Entonces lo que vimos, lo que decidimos entonces, es que era justo de que los pueblos indígenas tomaran en sus manos esos derechos sobre todo ahí en donde son territorios zapatistas, ahí teníamos que hacer a la fuerza, ahí elegimos claro, aquí pues no vamos a pedir permiso a nadie, menos al gobierno.

Ahora vamos a construir nuestra autonomía, vamos formar nuestro territorio, vamos a levantar nuestra autonomía en todos los niveles, vamos a construir, vamos a trabajar en la construcción de nuestra autonomía como pueblo, en lo político, en lo económico, en la salud, en la educación, en otros.

Entonces era la única forma pues, trabajar, trabajar, trabajar; y entramos en resistencia entonces, y dijimos claro aquí pues vamos trabajar, aquí vamos a poner en la práctica, lo que está contemplado en los Acuerdos de San Andrés. El gobierno pues ya sabíamos que no podemos contar nada con él.

Entonces así empezamos poco a poco, entonces es hasta ahora nos llevamos, estamos tratando, intentando pues, construir, fortalecer lo poco que tenemos allá en los territorios zapatistas.

Tenemos formados nuestros municipios autónomos, donde tiene pues la autoridad autónoma, lo que llamamos ahí Consejos autónomos, en los municipios autónomos.

Entonces tratamos poner en la práctica lo que se dice: el mandar obedeciendo, donde dice: el gobierno obedece y el pueblo manda. Así tiene que ser, por que sino va a pasar igual como decíamos hace rato, las autoridades municipales, hacían exactamente como hacen los gobiernos estatales y federales. Deciden ellos y se roban toda la riqueza para ellos y nada para el pueblo. Así hacían las autoridades pues.

Entonces no queremos ya ese tipo de autoridad, por eso el mismo pueblo nombra a su autoridad municipal, para que esa autoridad pues gobierne de acuerdo a las decisiones del pueblo, no puede hacer nada si el pueblo no está de acuerdo, tiene que escuchar a su pueblo, si algo se tiene que decidir en los municipios autónomos, el consejo autónomo, o sea la autoridad municipal, tendría que convocar a una asamblea general o si no por lo menos representantes o autoridades locales de cada comunidad. En la asamblea de autoridades ahí se tiene que decidir y luego se tiene que llevar a consultas a todos los pueblos, si algo se tiene que decidir en el municipio. Entonces de esa forma está trabajando en los municipios autónomos, son los mismos municipios los que nombran a su autoridad. Si alguien no cumple su deber como autoridad, pues el pueblo tiene el derecho de quitarlo y poner a otro. Esta trabajando así más o menos los municipios autónomos. Y dentro de los municipios autónomos y en todo el territorio zapatita, se está tratando levantar los trabajos de la salud, la educación, las cooperativas como dice la compañera, con el fin de poder resistir pues los golpes del gobierno, tratando de organizar a los pueblos, que trabajen el colectivo, que formen su cooperativa, que se organizan para un trabajo, pues son formas de resistencia pues.

Entonces de esa manera pues se van construyendo poco a poco lo que llamamos la autonomía económica en las comunidades zapatistas.

Cuesta mucho trabajo por que no hay recursos, por que no hay medios, no hay formas, pero como quiera se está intentando pues, de esa manera se van organizando, se van fortaleciendo la autonomía en las comunidades pues, en lo político, en lo social si se está dando por que cada comunidad tiene su autoridad, su autoridad local, su autoridad municipal, y ahora en el 2003 ya cuando se formaron los caracoles, se formaron las Juntas de Buen Gobierno y ya es poco grande, por que las Juntas no gobierna un sólo municipio, gobierna una zona entera, una zona que está conformada de muchos municipios. Entonces el trabajo de la Junta de Buen Gobierno es ver toda su zona, ver que se desarrolle pues todos los trabajos, en todos los niveles, esa es su responsabilidad pues como Junta, como Junta de Buen Gobierno. Entones pues la Junta de Buen Gobierno pues también no se elige solo, no se manda solo, sino que tiene que escuchar pues a los municipios y a otros niveles de autoridades que están en los pueblos. Entonces la Junta no puede decidir solo también pues a su antojo, tiene que escuchar las demandas de su pueblo.

Entonces de esta manera se está construyendo pues poco a poco la autonomía en los pueblos, con su propio gobierno, con su propia autonomía en lo económico, en la educación, en la salud. Estamos tratando de que los pueblos, las comunidades, mejoren un poco de su salud, ahora lo que se pueda se atiende pues para los compañeros de todos los pueblos.

Y otra cosa que pasa allá, como lo hemos dicho claramente también, los que viven en territorio zapatista, aunque sean hermanos, compañeros que no son zapatistas, inclusive los que nos atacan, les decimos claro, por ser hermano indígena de la comunidad y por vivir en territorio zapatista, también tiene derecho a acudir a nuestras clínicas, acudir a nuestras autoridades para que pida justicia, y así lo están haciendo.

Entonces los compañeros, los hermanos indígenas ahí que son… les decimos ahí muy gobiernistas, pero como no encuentran más cosas del gobierno, entonces vienen ya con bastante vergüenza a las clínicas a pedir medicina, por favor, dice, no se si me dan entrada aquí por que ya me estoy muriendo, le dicen, pásale hermano, pásale, ahí se atiende parejo. Entonces, cuando sale cubierto de vergüenza, dice, pues aquí están muy baratas las medicinas, aquí me atendieron, así se curan y así sienten algo de vergüenza, pero por otro lado con eso también se concientizan, se dan cuenta que ahí el apoyo, la atención es para todos.

Igual en las autoridades municipales, por que las autoridades que son del gobierno, que están pegados al gobierno, o sea las que llamamos allá autoridades oficiales, allí no les resuelve nada sus problemas. Si quiere resolver sus problemas algún hermano, tiene que pagar a la autoridad, además de que la autoridad municipal está bien pagada por el gobierno pero todavía le pide dinero a la gente pobre, entonces mucha gente no quiere ir allá, prefiere irse con la autoridad autónoma, porque no les cobran nada, les arreglan sus problemas gratuitamente.

Y así, así se está gobernando por allá. Así estamos construyendo un poco la autonomía. Así estamos levantando poco a poco nuestro pueblo, de esa manera es como lo tenemos organizado.

Entonces para que tomen como un pequeño ejemplo de lo que estamos haciendo.

Quisiéramos hacerlo más grande pero todavía no se puede. Es que el trabajo, el proceso de la construcción de la autonomía cuesta mucho, como yo les decía, no contamos con los medios necesarios, los recursos necesarios pues no tenemos, con lo poco que hay, con ese vamos a trabajar, con ese vamos a avanzar y así lo estamos haciendo.

Entonces pensamos entonces que en otros pueblos se puede hacer igual, la única forma, la única manera para que el pueblo de veras empiece a vivir, a construir su autonomía es cuando la misma gente decide lo que tiene que hacer, formar su autoridad y que el pueblo mande (inaudible).

Pero cuando existe lo que ustedes también dijeron, los caciques, creo que también aquí les dicen así, igual les decimos allá, por que allá los caciques son los que se unen al gobierno, están muy de acuerdo con el gobierno, se unen a las autoridades oficiales y son los que están chingando a las comunidades pues, pero si bien que ganan pues, bien que ganan, tiene pues este todo como dicen, traen carro, su buena casa y buen dinero, así son pues, y porque son gente que está pasando información al gobierno y el gobierno como le gusta pues, quiere saber como estamos los zapatistas, le gusta que alguien de información, me das una información, te pago tanto, te doy tanto. Hay muchas orejas pues, hay muchos espías, les llamamos allá, entonces aquí se entienden como orejas creo, están escuchando, van mirando que hay en las comunidades y con ese ganan. Pues así están haciendo allá.

Por eso los caciques existen por todos lados, son los que chingan pues en los pueblos y son los mismos hermanos de la comunidad, somos de la misma sangre y de la misma raza, es un poco vergonzoso pues, que tengamos la vergüenza histórica allá pues, la vergüenza de nuestros pueblos, pero qué hacemos pues, existen, no quisiéramos, pero ahí están, pero eso no nos va a detener en la lucha, mientras nosotros tenemos la razón, hablamos con la verdad, con ese tenemos la fuerza.

Pues es lo que quiero decirles pues, compañeros compañeras, para que se den una idea como nos estamos llevando allá, cómo lo estamos resistiendo allá, porque realmente la situación es bastante difícil también allá.

En primer lugar, hay muchas partes que no pudimos recuperar tierras, en otras zonas, no se recupero nada porque de por si ya no existía nada, en otros lugares sí, se recuperaron las fincas, se recuperaron grandes extensiones de tierras. Y los compañeros están trabajando ahí, pero también tienen otros problemas. Producen en la tierra y no hay donde vender y no hay precio. Todavía no salen pues, de su situación difícil. Hay bastantes problemas pues, pero como quiera pues ahí estamos.

En otros lugares de por si las tierras ya no existen, pedacitos pues, en otras partes no se encuentra la tierra por hectáreas sino por metros o por lo que llamamos allá por tareas, una tarea allá le decimos 25 metros cuadrados.

Hay compañeros, campesinos allá, que solamente tienen dos tareas, o sea 50 metros cuadrados, ese es su patrimonio pues, ahí dónde va a trabajar, dónde va vivir, dónde va a buscar su leña, no hay, otros ni un pedazo de tierra tienen, tiene que estar rentando pues, de un lugar a otro para poder sembrar su milpa, es difícil, pero así viven, así estamos, y son zapatistas, y están resistiendo pues.

Allá pues es un poco difícil, como ya les decía hace rato, desde que nos declaramos en resistencia. Allá no le pedimos apoyo al gobierno, allá el pueblo vive de su propio trabajo y del apoyo de los hermanos nacionales e internacionales. Así estamos sobreviviendo, pero estamos seguros que si vamos a salir adelante, aunque cueste pues, cuesta resistir, cuesta trabajar de esa forma, pero de otra manera pues no hay. Como quiera estamos en pie de lucha y queremos seguir adelante, pero ya junto con todos ustedes y junto con todos los demás hermanos que hay en el país, y así lo vamos a hacer.

Entonces así estamos trabajando pues, compañeros, compañeras, para que se den una idea de lo que estamos haciendo allá y esto va seguir adelante, pero si es bien importante pues de lo que hablaron ustedes aquí, de la autonomía, del territorio y es importante consolidarnos porque de esa manera nos va dar identidad, nos va a dar este… fuerza para que nos formamos como pueblo pues. Así lo estamos haciendo también allá. Por eso estamos diciendo que allá estamos en la construcción de nuestra autonomía y lo vamos a hacer, y lo vamos a hacer en todo el país. Todos los pueblos indígenas, todos los pueblos este… como se diga, si son barrios, si son pueblos, si son comunidad, donde sea pero si es importante. Vamos a construir la autonomía de los pueblos, vamos a formar el territorio de los pueblos, para que el pueblo viva, para que el pueblo nadie los chinga, para que el pueblo tenga derechos, para que el pueblo gobierne ahí donde tiene que gobernar, es el mismo pueblo quien tiene que gobernarse y no debe dejarse gobernar por extraños, como decimos, no podemos dejarnos gobernar por extranjeros, por ejemplo nuestro país no tiene que quedarse así como está ahora, estamos gobernados por extranjeros, por que los gobiernos que están aquí, pues no son gobiernos, no gobiernan, gobiernan los poderosos extranjeros.

Pues así no va a quedar compañeros, vamos a… por eso estamos luchando pues y vamos a avanzar.

Pues sería todo pues compañeros y compañeras, de parte de mis compañeros y compañeras pues también dieron su palabra, ahora vamos a escuchar también las palabras de los compañeros del Congreso Nacional Indígena también tienen algo que decir, por que es parte del equipo que estamos recorriendo los pueblos. Ahora si les pido un rato de paciencia para que le escuchemos también quieren dar su palabra pues con nosotros.

Eso es todo compañeros y compañeras, gracias.

San José de la Zorra, 15 de abril
Palabras de Salvador Campanur

A continuación vamos a palabra del compañero Salvador

Con el permiso de la comandancia del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional y también del “patah kuramuque” según nuestra palabra purehpecha, gobernador kumiai, Demetrio Pulido, este, pido permiso para dirigirnos a nuestros hermanos.

Este lo que escuchamos de ustedes nos parece que han dibujado lo que exactamente se está proponiendo hacer en la Otra Campaña para elaborar el Plan Nacional de Lucha, he, en le Plan Nacional de Lucha se tendrán que identificar las demandas que los pueblos indios debemos de plasmar, y de cómo vamos a luchar, de cómo vamos a defender lo que pues nos han despojado en una parte y lo que pretenden ahora seguir despojándonos.

Y sabemos que este gobierno en México, el mal gobierno no es el que decide hacer las cosas por su propia voluntad, sino que recibe órdenes desde afuera, es sabido por todos de que el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial son quienes han estado mandándole órdenes y así hacer que se pueda apropiar del país que es nuestro, del país que es México, en el que desde que llegaron nuestros antepasados y nos legaron eso con su sangre seguimos siendo los dueños de estas tierras; y ahora con sus leyes han estado haciendo hasta lo imposible para que según se vea que de manera legal se pueda así quitarnos la tierra por medios legal se pueda así quitarnos la tierra, los recursos naturales y esto es lo que hace el capitalismo.

Y ya sabemos que el gobierno pues no nos quiere, se lleva muy bien con los empresarios, se lleva muy bien con los ricos , se lleva muy bien con aquellos extranjeros que vienen según a invertir, a implantar, a instalar sus fábrica, sus maquiladoras, así explotan los recursos naturales y también explotan la mano de obra al pagar muy barato y entonces el gobierno aquí de México solamente sirve a esos intereses; y ya sabemos que a los pueblos indios no nos quiere, no nos quiere por nuestro color, no nos quiere por como vestimos, no nos quiere como hablamos, no nos quiere como hacemos nuestras artes, nuestros bailables, pero también hasta eso ha sabido explotar y le da el nombre de artesanías. Algo así como, como querer decir que vivimos, o como que quiere decir como que vivimos en lugar de decirle pueblo en un pueblillo, así nos dibuja también el nombre de nuestras artes y les pone el nombre de artesanías, y lo sabe explotar porque a través de eso en otros países del mundo cuando va a ofrecer en bandeja de plata los recursos de nuestro país, pues presenta esas artesanías, y esos bailables y esa música de los pueblos indios, las han también explotado.

Entonces si ya sabemos que este gobierno no nos quiere y que aparenta con sus leyes hacer legal la, el despojo de nuestros recursos naturales y de nuestro territorio, nuestra tierra, pues no nos queda otra que seguir organizándonos, y aquí ustedes dibujaron muy bien de que están al bordo, de casi casi entregar la dignidad de un pueblo indio como es el Kumiai, y así están peligrando en muchas partes de nuestro país los pueblos indios, y no nos queda otra más que seguir organizándonos.

Hemos platicado mucho en el Congreso Nacional Indígena para que libremos esta lucha, y estamos decididos a que en lugar de que nos sigan explotando y que siga prevaleciendo aquí el capitalismo en México a través de la explotación decidimos ganarle al capitalismo para con ello, pues para poderle ganar tenemos que organizarnos y luchar juntos, y luchar entre todos, luchar con los de abajo, luchar con los que somos de izquierda y que estamos en contra del capitalismo eso es lo que queremos hacer ahora en esta la Otra Campaña. Y como bien lo explica la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, en que los pueblos indios en los territorios donde estamos asentados, donde vivimos, a través de la modificación del artículo 27 pues se dio ya como si fuera el visto bueno para que la propiedad privada o la gente que tiene dinero nos despoje de nuestras pertenencias, de nuestros recursos, de todo.

Pero en esto que nosotros llamamos la parte de la libre determinación nunca más la vamos a tener, la libre determinación es de que los recursos naturales que tenemos en nuestros territorios, nosotros decidimos que hacer con estos recursos ya sea lo del monte, nuestras plantas que tenemos, nuestros animales, todo, el agua y si no las defendemos nos vamos a quedar pues sin nada.

Y aquí venimos a decirle a la nación kumiai, a la tribu kumiai y al gobernador que nos acompaña en esta reunión que debemos de seguir juntos, que debemos de estar listos y organizarnos, y dejar de lado un rato las diferencias que a veces quien las provoca es el mal gobierno, seguramente habrá gente que bien está, como decimos bien, bien, goza de influencias con el gobierno y le ordenan para que pueda aceptar todas aquellas dádivas, todos aquellos programas gubernamentales para que nos hagan callar, y es el ejemplo como si hubiera en un salón de clases y que llegara alguien ofreciendo una beca y que todos los alumnos estén tan necesitados, y que solamente haya una beca pues ese es motivo de que empiece a manifestarse la discordia, porque todos van a querer esa ayuda, cuando no es otra cosa más que implementar la división, la discordia, esta parte del enfrentamiento entre nuestros hermanos, esa es la táctica y la práctica que utiliza el mal gobierno, por todos lados nos han venido atacando pero para rescatar nuestras tierras no vamos a poder un paso más si no nos organizamos, y no va a haber otro tiempo para que no organicemos, es el tiempo, es el tiempo de los pueblos indios, es el tiempo de la gente de abajo, es el tiempo de la gente de izquierda y de los que pensamos anticapitalistamente, porque estamos en contra del capitalismo que es el que nos explota y por eso venimos hasta acá para que podamos seguir siendo hermanos, para poder trabajar juntos y defender este país que es nuestro, este país que es México y estar siempre juntos.

Ahora, el Congreso Nacional Indígena, desde el 2001 cuando se hizo la Marcha del Color de la Tierra y se llegó hasta el Congreso de la Unión, después de la negación, después de la traición de la maldita trinidad, le decimos la maldita trinidad porque fueron tres partes las que se pusieron de acuerdo para traicionar esta iniciativa de ley donde se estaban manifestando ya las bondades de los Acuerdos de San Andrés y que en lugar de apoyarnos nos dieron la espalda, y eso le decimos nosotros que es la traición, y desde esa fecha seguimos en le Congreso Nacional Indígena para luchar y llevar la palabra a todos los pueblos indios, a las comunidades más alejadas y, identificarnos y conocernos para que podamos organizarnos, y desde ese entonces en una de las reuniones, a finales del 2001, decidimos a que para que pudiera estar latente el Congreso Nacional Indígena pudiéramos dividirnos en regiones, en donde los de la región maya-peninsular se pudieran organizar, los del golfo se pudieran organizar, los de la región centro-pacifico se pudieran organizar, la región del norte se pudiera organizar, y por la gran extensión de terreno de superficie de la geografía de nuestro país es tan grande y con los recursos mínimos que siempre hemos tenido porque en el Congreso Nacional Indígena no recibimos apoyo del gobierno, ni de ningún partido político, ni de ningunas organizaciones, sino que lo hacemos con nuestros propios recursos es por eso que se decidió hacer ese tipo de trabajo y poder estar en todo el país, en algunas partes ha dado frutos, en otras medianamente, en otras muy poco, pero ahora que estamos en la Otra Campaña, esto ha dado cuenta de que todos los pueblos indios de México podamos unirnos pues, y sigamos adelante.

En esta parte de la región del norte todos los pueblos indios, así como el gobernador kumiai, que el día de hoy nos acompaña aquí en de la huerta, Demetrio Pulido es parte también del Congreso Nacional Indígena, el pueblo kumiai es parte del Congreso Nacional Indígena y que ahora en esta lucha, en este trabajo, en esta Otra Campaña también estamos como adherentes y somos parte de la Otra Campaña, pues venimos a decirles pues que nos preparemos para luchar juntos.

San José de la Zorra, 15 de abril
Palabras de Alfredo Ozuna

Buenas tardes hermanos y hermanas, mi nombre es Alfredo Ozuna, vengo representado al Cuerpo de Ancianos de la base de (…), una de los ocho pueblos del Yoreme-Mayo, enclavado en la tribu Mayo, pues así como decían aquí nuestros hermanos comandante, como las comandancias, que pues en partes si es algo lastimoso, pues que a veces es sinceramente, es considerarse penoso, pero en realidad la culpa no la tenemos los presentes, la culpa la tenemos, la tienen los quienes nos dejaron aquí, el por si acaso alguna persona dice yo soy representante o gobernador, o no se como le nombran aquí, pues hay errores o razones de que esa persona a veces no asume lo que son los conocimientos, se adecua a los procedimientos de administraciones de antaño, y por otro lado entra la disposición y la condición con una moneda, sucesivamente la verdad viene jugando con la verdad, y el que le gustó el aroma de la moneda o del metal pues se le perdió el cerebro, entonces a medida que el tiempo va pasando el aroma del metal lo basan en la cuestión de lo que es la razón directa hasta llegar a un punto deplorable.

Ahora en estos tiempos a donde hemos llegado, pues se ha recorrido en varios lenguajes allá en el estado de Sonora, ahora me toca recorrer aquí la parte norte, aquí con los hermanos; he venido observando todo esos puntos, que en cada parte se oye esa misma palabra, ahorita lo decía el hermano, un poquito delicada la palabra, un poquito delicado el lenguaje, pero esto sucede, como digo, de no tener atención, a lo que hemos, a nuestra cultura indígena, a eso venimos a repercutir entre nosotros mismos.

Entonces entre nosotros mismos hay un choque que no nos deja caminar, nos estorbamos, y la disposición y la condición comprando voluntades con un kilo de minsa o con una monedita, aventando a otras personas que les dicen orejas y esos se están pasando la, están pasando la línea ya, y el señor de la disposiciones y la condiciones carcajeándose de nosotros, que nos estamos dominando como, con la cuestión de la moneda, pues ya compraron un territorio, al rato van a comprar la torre, donde vamos a, donde van a quedar nuestros hijos, donde quedarán nuestros nietos o bisnietos, es algo un poco triste pero en realidad existe, seamos francos, porque si nos tenemos vergüenza o nos tenemos miedo nunca vamos a llegar a ninguna parte, necesitamos de ponernos en el lugar donde corresponden.

Paso al siguiente punto, al punto dos, de a pedacito pero pues voy a tratar ser breve, en pocas palabras pero en grandes rasgos, y por las dudas hemos perdido un conocimiento de antaño, pues voy a tratar de recordarlo un poco.

Dicen los mayores de allá de la tribu Mayo que su ley dice, es mi fuerza dice o es nuestra fuerza del aire y el mar es nuestra única paz, eso lo dicen ellos, lo decían los que se adelantaron y hoy quedan muchos menos, y en resumidas cuentas, del mar está naciendo el agua, del mar nace el aire, para alimentar todo lo que es la, la vegetación, tanto a los animales como a los animales, a la vez es la cocinera que cada día nos da, nos brinda su alegría de sus alimentos, que es la madre que mueve la luna y es la que gobierna al mundo o es el gobernador de todo lo que es el, de los dos seres vivientes como animal y ser humano.

Pasando al siguiente punto para no ir muy lejos, porque es muy larga la historia y no vamos a terminar en toda la tarde, es fundamental en el sentido humano, según son las razones de un codicioso consejero que entró aquí a nuestro país con una disposición y una condición de acarrear lo que está en nuestro país, que son los potenciales, a través de unas leyes que hizo, por eso hizo las reservaciones de sus leyes para salvaguardar lo que se está llevando, pero le dijo al pueblo, está es la propiedad, un papel embarrado, sellado y firmado. La propiedad es robo, la propiedad que existe por la gracia de la ley no es un hecho, pero es una ficción legal porque así lo dijo el que lo escribió, pero como también la propiedad tiene sus obligaciones como también tiene sus derechos, y cuáles son sus obligaciones de ese derecho, el derecho de nuestro cuerpo, nuestro esqueleto, y cuales son sus obligaciones de tragar el aire, de tragar el agua, de tragar lo que se llama la gravedad de la madre tierra para que nuestro esqueleto pueda caminar, para que la coraza que es el cuero o la piel, que es la corona que enlaza la sociedad del cuero humano, y todo lo que sostiene este cuerpo humano que es la naturaleza, ese néctar de su planta y también de su fruto es el néctar del pensamiento del hombre o del cuerpo, para que esos cinco sentidos piensen, encuadren, identifiquen la palabra, que es le ornato verdadero de un pensamiento, en razón directa que ninguna persona se avergüence de sus asombros.

Paso al otro punto, hoy en día dicen que con dinero se compra todos los lujos que se proponen el que tiene dinero, así lo dicen, con dinero pueden comprar todos los lujos que se le vengan a la cabeza, pero no va a comprar la alegría como hoy en día lo está haciendo, cuántos individuos ahorita recorriendo en carros con dinero, con quincena, tienen la gasolinera libres, que tienen la renta en la disposición, son ligeros, pero qué es lo que andan haciendo estas personas, andan comprándoles las voluntades a las personas que están faltos de conocimientos y a otras que también les gusta el aroma del metal, pero como en la imagen se refleja que todos lo estamos viendo, porque nadie, lo que es la disposición y la condición no se esconde para hacerlo, que hoy en día a todos los que están crucificados los andan toreando, con dinero los están comprando, pero no nos hemos dado cuenta hermanos, que la administración federal, la administración estatal y la administración municipal son los tres clavos con los que está crucificado el país mexicano, y todavía no se cansan con dinero quieren, todavía compran, quieren comprar la verdad cuando están cagando en locura, pero como dicen tienen mucho dinero, saben pintar papeles, pues ahorita todavía están comprando los crucificados , he, cabe mencionar la palabra que dice: con dinero vas a comprar un crucifijo señor, pero no vas a comprar un salvador.

Eso es lo que he estado observando, en cortas palabras y a grandes rasgos queda en el cuerpo del pensamiento de cada uno de ustedes como hermano que soy de ustedes, me corresponde también a compartir mi experiencia una vez ue he recibido la experiencia de ustedes, eso es tanto lo que les puedo decir, y muchas gracias y no me despido sino hasta pronto.

 
 

Area de Descargas

Descargue aquí los archivos de este artículo en su formato original.

Share

No hay comentarios »

No hay comentarios todavía.

RSS para comentarios de este artículo. TrackBack URL

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad