lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook siguenos en youtube

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Abr162007

Con la colectiva feminista, Tijuana, 16 de abril

Palabras de la Comandanta Susana Leer aquí

Palabras de la Comandanta Yolanda Leer aquí

Palabras de la Comandanta Dalia Leer aquí

Segunda intervención de la Comandanta Yolanda Leer aquí

Segunda intervención de la Comandanta Susana Leer aquí

16 de abril, con colectivos fenimistas.
Palabras de la comandante Susana.

Es muy doloroso y… lo que sufren también ustedes las mujeres. Y ya escuchamos y también sentimos cierto dolor también, y este, por eso venimos a compartir porque somos mujeres estamos aquí y podemos platicar, intercambiar nuestras experiencias. Porque nosotras allá en el campo no conocíamos más de la ciudad. Conocemos pues este, a donde vivimos en nuestro municipio en nuestras comunidades, pues, pero no también. En la ciudad la situación también es igual pero como ustedes trabajan en la fábrica y todo pues, entonces ahí es donde está la diferencia. Pero el sufrimiento el dolor que tenemos las mujeres pues es igual es lo mismo. Entonces ahora pues vamos a platicar un poco. Este la situación también allá en nuestra comunidad y cómo también nos organizamos también a las mujeres, también porque pues ya, como estamos de una lucha y… también nosotras nos levantamos en armas también y… pues este pues así fue también nos fuimos también.

Ahora va a participar la compañera Yolanda, va a hablar sobre de la situación de las mujeres de allá.

16 de abril, con colectivos feministas
Palabras de la comandanta Yolanda

Bien compañeras, con el permiso de mis compañeras comandantas que están acá, voy a dirigir unas palabras. Gracias que los… nuestros compañeros nos dio este espacio solas. También nuestros compañeros comandantes se quedaron en un lugar, nosotros venimos. Sí nos da gusto.

Bien compañeras ya lo escuchamos, ya que ustedes dijeron sus palabras. Nosotras, la comisión sexta, venimos a escuchar sus palabras, a conocer de cerca, como ustedes viven y sufren como trabajadoras. Una parte la escuchamos, la que ustedes pasaron una parte de la película, pero todavía no terminaron de informar cómo ustedes viven en la ciudad.

Nosotros venimos de Chiapas del sur de México, y venimos para escucharnos tanto ustedes y nosotros.

Yo les voy a contar un poco cómo iniciamos también nosotros. Nosotros somos las mujeres zapatistas que ya venimos participando desde mucho antes de 94. Pero también nosotras costamos mucho de entender qué es una lucha, porque antes nosotros no damos cuenta, realmente sufrimos, nada más que es un poco diferente como ustedes ya platicaron. Pero también cuando nosotros no estamos, no estábamos, organizados, casi la mayor parte, también nosotros sufrimos, somos golpeados y somos agredidas con nuestros propios padres y con nuestros hermanos o el esposos. También las mujeres son golpeadas, son maltratadas, sin en tomar en cuenta lo que sufre. Pero por eso, la misma necesidad nos exigió que es necesario luchar, que es necesario organizarnos. Porque aquel tiempo no lo sabemos y mucho menos, así como nosotros como indígenas, no sabemos hablar así como hablan ustedes en castilla o en español. Nosotros nuestros abuelas, nuestra mamá, no hablan castilla, hablan sólo idioma como ya las compañeras dijeron que yo y la comandanta Susana, somos tzotzil, la comandanta Dalia es tzeltal, es otro idioma. Sólo eso acostumbramos a hablar, no hablamos castilla y no estudiamos en la escuela. Pero después, gracias a la organización del EZLN nos dio lugar que nosotros animemos, que nosotros le entremos a participar también, pero si le costamos mucho para entender porque pensamos nosotros que no vamos a poder hacer nada, porque estamos viendo que el sufrimiento es muy grande, así como ustedes ya informaron, también nosotros la mayor parte, o sea nuestro papá, los señores de más edad, tienen un costumbre de la borrachera pero no se puede evitar. Muchas familias, muchas mujeres, nos corren de la casa, y salen a dormir en el monte con sus hijos, sin comer, pues ya no pueden estar en la casa porque les pega, les golpea. Entonces no hay ninguna mujer puede levantarse y decirle de que esta, este maltrato no está bien, sino que todos somos calados, pero cuando le llegamos a entender, poco a poco lo entendemos, y también así nuestros compañeros, nos levantó, nos dio animo. ¿Por qué? Porque la lucha lo necesita porque no se puede hacer una lucha ni sólo los hombres, ni sólo las mujeres. Si queremos hacer una lucha del pueblo, necesita muchos esfuerzo, por eso hubo esa necesidad de que nuestros compañero, claro que así como lo comentaron ustedes, hay compañeros que sí lo entendieron y le entran, pero hay compañeros que sí hasta ahora. Pero hay compañeros que sí lo entendieron lo aceptaron que le den un lugar a las mujeres. Porque nosotras las mujeres, sin nuestra participación no podemos hacer nada, porque si solos los hombres no van a poder, pero si nos dejan solas también no vamos a poder. ¿Por qué? Todo lo que ustedes ya comentaron, con todo estos ideas tomando en cuenta, con toda esta situación que vivimos, que, donde lo vimos y damos cuenta, mayormente como decimos nosotros como indígenas, dimos cuenta pero orita, no estamos hablando sólo de indígena, ya informaron también ustedes, de la ciudad. Aquí nacieron y aquí crecieron, en la ciudad. Pero el sufrimiento es parejo, es un poco diferente pero como quiera están en una situación más difícil.

La que nosotros nos dimos cuenta, y nosotros como mujeres sufrimos la triple explotación; quiere decir que sufrimos más todavía que los hombre, nosotros vimos como mujeres, estamos hablando en parte de indígenas, nosotros vimos sufrimos por ser mujer, y sufrimos por ser indígenas y sufrimos por ser pobres. La que vimos nosotros por ser mujer para nada nos toman en cuenta, somos humilladas, no nos dejan que levantamos la vista, no nos dejan levantarnos la voz.

Y somos despreciadas porque somos mujeres y mucho menos todavía nosotros como indígenas. Nosotros como indígenas muchas mujeres son despreciadas, ya no se bañan, ya no se arreglan a veces, pero ¿por qué?, hasta ustedes dijeron también, como va poder tiempo la pobre mujer si han arreglado con montones de hijo y con montones de trabajo, y mucho menos una indígena, trabaja en su casa y se va en el campo a ayudar el esposo. Y regresan tarde y en la tarde tienen que preparar a comida, tienen que mantener sus hijos, cómo van a tener tiempo, por ser mujer.

Y por se indígenas, pos los ricos nos tienen discriminados, por ejemplo, así como venimos nosotros, trajimos un traje que es nuestra vestimenta, nosotros también ya lo tenemos todo perdido, pero por lo pues aunque es comprado, pero lo compramos para revivir lo que la tradición de nuestras abuelas, de nuestra mamá. Porque antes ellas así se vestían, y nosotros también tenemos que costumbrar todavía porque ya está perdido. Y también por ser indígena nos burlan porque somos morena, y nos burlan porque no sabemos hablar castilla sólo hablamos nuestro lengua, nuestro lengua es despreciada, ya no nos quieren oír, ya no nos quieren escuchar y nos quieren terminar por todo, nos quieren desaparecer por todo.

Y por ser pobres, no tenemos ni un derecho de tener buena salud, de tener buena educación, por eso la que vimos nosotros hasta ahora, mucho de nosotros los que somos ya de edad, somos analfabeta, no lo entendemos pero ni tampoco lo sabemos leer ni escribir ¿por qué? Porque la misma necesidad no nos permitió cuando nos crecimos. Y entonces esta situación la llegamos a entender y es la que nos obligó, que nosotros, que no nos queda otra, porque si vamos a esperar ¿de dónde va a venir y quien nos va a salvar de ese problema? Nadie. Si no lo hacemos nosotros nadie va a venir, los va a venir a hacer algo por nosotras.

Entonces compañeras esa es la razón y ese es el motivo porque nosotros nos quisimos ser zapatistas. Hasta nos decidimos a alzarnos en armas, hasta muchos compañeros dieron su vida en el 1994, pero por el mismo objetivo, por la misma razón que queremos un derecho y la que alcanzamos a entender nosotras como campesinos y ustedes como ciudadanas y trabajadoras.

Nosotros está claro, cómo vivimos y hasta qué tanto sufrimos pero ¿quién es la culpa? ¿quién es el culpable? No podemos decir que nuestros compañeros, es nuestros esposos o es nuestro papá. Nosotros hablamos claro, ellos también no tienen la culpa. El mero culpable son los mismos capitalistas, son ellos los que dan la idea, y son ellos los que desde la conquista española lo dominaron nuestra raza. Y lo españoles ganaron y lo obligaron que por la fuerza obedezca, como ellos quieran, y ya hace más de quinientos años, no ahora poco empezó esta situación.

Y entonces nuestros abuelos, nuestros papás, nuestros esposos, también ellos porque ya le entró esa idea, pero no es idea de ellos.

Y entonces la que queremos nosotros como zapatistas, como mujeres zapatistas, queremos buscar igualdad entre hombre y mujer. Que nuestros compañeros hombres, orita, gracias por nuestra organización, muchos compañeros también ya lo están practicando, todavía no es lo completo, pero ya lo están practicando. Todavía hay muchos también que no le entran que como se dicen que hay mucho machismo, todavía hay, pero hay muchos compañeros también que si ya lo están practicando. Y para nosotros no vamos en contra con nuestros propios compañeros.

La que no lo perdemos en vista dónde viene esa idea, por qué vivimos así, y más, así como ya dijeron ustedes, de por sí mucho antes nosotros llega el mensaje, por eso nuestra lucha zapatista es para todos, con todos los trabajadores y trabajadoras tanto en el campo y en la ciudad.

Nosotros es bastante pues, vamos ir conociendo cómo viven ustedes, cómo sufren ustedes, pues compartir la experiencia de lucha es muy importante, para eso nosotros venimos sin importar el sacrificio, el costo para llegar hasta acá. No es fácil hacer una lucha pero también no es imposible. La única forma buscar una forma de unidad tanto hombres y mujeres, porque este capitalismo, donde vienen todo este explotación ya no es fácil, porque ya creció ya es mucho pero tampoco ya no conformar… “bueno, ya no se puede hacer nada, mejor esperar, y que va a pasar más”. Ese no es justo compañeras, hay que hacer algo.

Claro que, mucho damos cuenta nuestras hermanas que andan acá, se nos quedan mirando, que estamos haciendo, y si seramos loca, seramos loca o porque no tenemos trabajo que estamos así juntando, mal hablan entre nosotros pero no se dan cuenta que ellas también sufren. Así como alguien mencionaba también de ustedes, puede ser que hasta los meros ricos también, puede ser sufren. ¿Por qué? Sufren porque no tienen la razón ni siquiera para como buscar sus vidas buenas. Puede ser que ya empieza a pelear por el dinero, por la riqueza, por todo, hasta pueden pelear también, tienen problema. O hasta pueden tener sus problemas hasta por puro amor, pero también ellos tienen problema.

Nosotros si tratamos de buscar una forma de unirnos de buscar de seguir con un pensamiento firmes que sí podemos salir de esta situación donde estamos ahorita, pueda ser que vamos a lograrlo, vamos a lograrlo no sabemos cuando pero puede ser, hay esperanza que sí vamos a ganar.

Y también quiero decirles, hay una cosa importante, lo que estoy viendo ahorita como cuatro jovencitas que están aquí también. Claro vinieron ellas, no tienen todavía mucho conocimiento, no saben bien todavía la que está pasando en esta vida en esta situación, tienen razón porque todavía son chiquitas, todavía van creciendo, todavía no son mamás, no conocen todavía, pero dentro de más tiempo si ellas también no se ponen a pensar y no entran en sus pensamientos y en sus corazones que es necesario luchar un día también les vana topar en problemas, les puede pasar igual así como a nosotros ya nos pasó. Nuestro tarea, así decimos nosotros, nuestro tarea, es hablar nuestras formas, llamar la atención, darle buena educación y decirle, que es la situación.

Pero si nosotros ya pasó unas cosas este… horribles, pero si no es por gusto pues qué culpa tenemos, si realmente por medio de una presión o por medio de una discriminación, pues nosotros no tenemos la culpa somos obligados sólo por ser mujeres.
Así es entonces compañeras, les pedimos que ustedes, claro que, claro está la situación que ustedes que viven en la ciudad son ustedes las más perseguidas. ¿Por qué? Porque están frente a frente con el hasta sus mismos patrones y todos las fuerzas represivas si están casi se están viviendo juntos. Cuando nos quieren golpear, cualquier rato, cuando nos quieren encarcelar, cualquier rato. Pero también si nosotros aprendemos tener una responsabilidad y cuidarnos no lo van a saber, no lo van a saber qué estamos haciendo. Pero es tratar de una responsabilidad y cuidarnos mucho. ¿Por qué? Porque están muy cerca con el enemigo.

En cambio donde vivimos nosotros es diferente, porque bueno, hay campamentos, hay ejército, hay la seguridad, ahí andan pues pero estamos lejos, estamos lejos bueno, están en sus cuarteles pero lejos pues. Además tenemos nuestro donde nuestro terreno de nosotros si estamos organizados si entran lo vamos ir a sacarlos a hablarlo pa qué entra. No lo dejemos que entra. ¿Por qué? Porque es diferente, estamos en nuestro terreno y este… no queremos que entre o que pase ahí. Pero sí es diferente, pero en la ciudad no, está claro de que no, pero también en muchos pueblos hay compañeras que también ya se están organizando, ya se están buscando la forma cómo se van a unir y cómo se van a organizar. Porque miren compañeras, sino lo hacemos nosotros, claro, nosotros venimos a dar otro… un pensamiento diferente, cómo nos levantamos en armas, cómo peleamos en 94, incluso también ahí estuvimos, pero nosotros no venimos a decirles que ustedes también tienen que levantarse, tienen que prepararse para pelear, no se trata de eso. ¿Por qué? Porque sabemos que todavía hay muchas formas de lucha, hay muchas formas todavía para poder unirnos y para poder demostrarle al gran enemigo que sí estamos organizados.

Ese es todo el que le decimos, no venimos a decirle que, o venimos a decirle, se van a pasar con nosotros, van a ser zapatista también, no venimos a decir eso. Pueden estar, pueden seguir luchando como ustedes están. Únicamente la que sí se puede hay que buscar la forma como ustedes conocen. Como ustedes lo ven que haya posibilidad de hacer algo, pero unirnos es muy importante, pero juntar, así poco a poco nuestras jovencitas, nuestras niñas, para educar mejor, que no pase lo mismo como nos está pasando a nosotros. Un día vamos a ver que vamos a tener un fuerza… orita sentimos que somos débiles, que no podemos hacer nada, que tenemos miedo… esa es la verdad, pero si nos quedamos callados, el poderoso pues nos va a reir de nosotros y además no vamos a encontrar un cambio, vamos a seguir viviendo igual o peor. Porque el poder, los enemigo, los ricos día por día lo van pensando, lo van buscando formas para que nosotros como clase de abajo que… nos tienen pisoteada y dominada, nos quieren pues mantenernos así, pero nosotros eh… es muy importante que ustedes también vayan pensando, vayan uniéndose más para tener una fuerza. Claro como ya dirían ustedes muchos de nuestros compañeros todavía falta que lo entiendan pero hay compañeros todavía que son buenos, que si animan, que si apoyan. Porque solas no vamos a poder. Nosotros vimos todo en 94, si fuéramos solos no vamos a poder con la fuerza de todos, hombres, mujeres, niños, niñas, ancianos, ancianas, pues si, pudimos pues, pudimos declarar la guerra contra del mal gobierno, contra de los ejércitos. Pero con la ayuda de mucha gente.

Ese es el único camino que nos queda no nos queda otro. Pero eso ya les acabo de decir que no pueden hacer lo mismo con ustedes pero sí es posible hacer algo y eso es la que yo puedo decir, no se si me entendieron, porque también no pudo explicarlo más completo.

Muchas gracias.

16 de abril, reunión con colectivas feministas.
Palabras de la comandante Dalia.

Así como ya platicaron cómo era sus vida en esta ciudad, cómo vivían antes, así vivían nuestros abuelos también, mi papá, mi mamá. Vivían con los patrones, nos contaba mucho cómo los pasaba. Mi papá, este, trabaja con el patrón de lunes a sábado, sólo domingo tenía permiso para buscar leña.

Igual como estaba platicando y cuando estaba enfermo, tienen que ir a trabajar, y sino, no trabaja bien, ahí va su chicote. Igual con mi mamá, lavaba su ropa del patrón, cargaba su hijo del patrón, molía este, maíz para los animales, molía este sal para los animales. Ellos no estudiaron nada, no saben hablar ni una palabra de español, ni una letra lo conocen, los dos. Así como dicen orita, que ustedes ya están en libertad, aprenden, salen a luchar con otras mujeres, con otras compañeras. Hasta ellas lloran, porque ellas vivieron con su patrón. No los dejaban escuchar palabra de Dios, si alguien va a ir a escuchar palabra de Dios lo castigan. Ese patrón se ve como un dios …(inaudible)…, cuando está enfermo no lo podías abrir ni un pedazo de su puerta, tienes que respetar mucho. Cuando lo sacamos nuestro sombrero, lo hacemos así, si no lo sacas te regaña. Si tiene calentura, si tiene gripa, peor. Un pedacito lo abres su puerta. Por eso así nos contó mi papá y mi mamá. Lloraban por eso, que orita que ya hay libertad, que ya podemos estudiar, ya podemos salir, así poco a poco esos que ya vivieron con sus patrones, poco a poco empezaron a organizarse a buscarse su terreno, cómo van a vivir porque ya no querían vivir con su patrón, porque no tenían nada: ni casa, ni ropa, ni zapato. Empezaron a organizarse cómo van a vivir, cómo van a salir con su patrón, y poco a poco fueron organizando. A buscar terreno, pero así secreto. Cuando ya lo supo el patrón, pero ya tienen dónde van a vivir. Así quedó.

Por eso fuimos organizando poco a poco, hombres y mujeres, cómo vamos a hacer. Porque el mal gobierno nos tiene explotados, empezamos a buscar así, igual secreto pero organización sin que sepa nadie. Uno por uno empezamos a organizarnos. Ya cuando nos organizamos, donde dijimos que ya basta con el gobierno que ya no queremos más que estamos explotados, ya no queremos patrón. Así fuimos organizando y ya cuando nos levantamos en 94, porque ya vimos todo el sufrimiento. Desde hace tiempo ellos no vivieron en libertad, nuestros papás, nuestros abuelos. Así como ya dijeron que no podían salir a pasear las muchachas, de por si no podían salir, si nos ven platicando con un hombre, alguien te pega. Se casaban pero a fuerza con un hombre mandaba su papá, sin que se habla, sin que se conoce. Así vivían antes. La muchacha no se hablan pero el papá manda, vas a casar ese, vas a casar también, aunque quieres o no lo quieres. Dice que trabaja un año en la casa de la muchacha, ya cuando trabaja un año y ya le lleva la muchacha. Pero a fuerza no es su gusto. Por eso donde lo vieron que ya, ya no queremos ese, queremos que se quede en libertad, queremos que salimos a donde quiera, tenemos derecho.

Ahí donde nos levantamos en 94, no levantamos en armas, cuando se declaró la guerra. Ahí donde supimos también que nosotras, como mujeres, tenemos derechos también, que seamos iguales con los hombres. Y así fue cuando nos levantamos en 94, así como dijo la compañera Yolanda, mucho perdieron su vida en 94, milicianos, insurgentes, perdieron su vida por el mal gobierno. Y hay milicianas que ya están formado en ese tiempo. Ya cuando hubo el levantamiento en 94, ahí donde se declaró más que tenemos derechos también como mujeres. Ahí empezamos a formarnos como mujeres también, empezamos a buscar comités, suplentes de comités, empezamos a formar municipios autónomos. Ya cuando está formado ese, ahí ya trabajan también las mujeres. Tenemos responsables locales de cada comunidad, ellos organizan también las mujeres de trabajar en colectivo, porque el colectivo hacen las mujeres. Ya tenemos un poco de avance en cada comité, todos los compañeros zapatistas que vivimos en la selva trabajamos en colectivo, ya no trabajamos en individual, colectivo hacemos el trabajo, los responsables de los compas, organizan a los otros compas de la comunidad y las compañeras responsables igual organizan a las compañeras. Y ya están trabajando también en el consejo autónomo, de salud, de la educación, ya tenemos educación autónoma. Ahí ya estamos participando, ya tenemos más libertad ahorita como mujeres. Así estamos organizados allá, en la junta de buen gobierno trabajan mujeres también. Nos turnamos ahí, tenemos vigilancia de base de apoyo a ver cómo trabaja el compa de buen gobierno. Si algu NO trabaja bien, lo sacamos lo metimos a otro, si lo hace bien su trabajo ahí está va a trabajar. Si no lo hace bien su trabajo aunque tiene quince días un mes, lo sacamos. No igual como hace el gobierno que sólo quiere su voto sin que hace su trabajo. Aunque ya está ganado su voto pero lo hace como quieres, pero nosotros no. Si un compa que no trabaja bien lo sacamos, buscamos otro. Pero ese si trabaja bien el compa, si, se dilata si trabaja en su cargo. Así estamos organizados allá que orita ya reconocemos nuestro derecho como mujeres.

Así como ustedes también deben organizarse bien como ustedes viven en la ciudad, más sufren. ¿Por qué? Porque todo es comprado aquí, todo es dinero: pagan la luz, pagan el agua, pagan la renta, ustedes no tienen casa. Por eso queremos que vamos a luchar, luchar juntos, unir nuestro pensamiento, no con armas así como dijo la compañera. En la guerra política vamos a dar, si nos unamos, si vamos a unir juntos, si tenemos unidad, igualdad, si lo vamos a lograr lo que queremos.

Por eso nos levantamos en armas en 94, no sólo el de Chiapas. Si sólo nada más de Chiapas, creo que ya está todo bien ahí, ya todo lo que queremos está arreglado pero donde dijimos que nosotros no. Vamos a luchar para todo el mundo, los que quieren luchar con nosotros. Así dijimos cuando nos levantamos en armas en 94, no sólo Chiapas vamos a luchar, vamos a luchar con todos los que quieren luchar. Sean pobres sean ricos, pero si quieren luchar vamos a luchar juntos. Porque bien que sabemos nunca se va a cambiar el gobierno, va a seguir igual. Aunque dice que hace bien ya su trabajo, nunca lo hace. Cuando tiene ganado ya su voto lo hace lo que quiere y nunca se cambia. Pero si nosotros vamos a unir nuestra fuerza, si vamos a organizarnos bien, si vamos a lograr. Porque muchos sufren también en la ciudad. Por eso venimos también, a escuchar su pensamientos, y cómo vivimos también allá. Hasta acá llegamos para ver como luchan también como se organizan también. Lo que queremos es que nos organicemos bien, así como ya están en la otra campaña, no se dejan, ya no se rinden ya, así como nosotros empezamos ya nunca vamos a dejar, nunca vamos a rendir, nunca vamos a vender al gobierno. Porque ya vimos que más de quinientos años nos tiene explotados el mal gobierno ya no queremos más que estemos explotados.

Compañeras así como sufren del trabajo con sus patrones, igual sufrían antes, eso por eso ya no queremos, que pase más. Nosotros queremos que ya vivimos en libertad, ya no queremos que no exploten más los malos gobiernos. Por eso compañeras organicense bien, vamos a luchar juntos, si no nos unimos nuestro fuerza, no vamos a poder pero si unimos nuestro fuerza si podemos hacer lo que queremos compañeras. Porque el mal gobierno nunca nos va a entender y nuca nos va a escuchar, como dijeron en la marcha. Nunca nos escucha, jamás, aunque dices muchas cosas. Por eso compañeras hay que organizarnos más, y así estamos organizados en cada zona, yo estoy de en zona tzeltal, y las demás compañeras son de otras zonas, ya dijeron cómo trabajan también allá ellas. Y ahora nosotros así como les expliqué que ya estamos trabajando también las mujeres de cualquier trabajo ya participan las mujeres, ya estamos igual que los hombre ya nos… ya entendió también que tenemos derechos, que seamos respetados también, ya lo reconoce también los compas, antes no lo reconoce pero orita ya estamos trabajando igual, ya está caminando igual nuestra lucha, para que así podemos luchar con los compañeros.

Es todo compañeros.

16 de abril con colectivas feministas.
Palabras de la Comandanta Yolanda segunda intervención.

Este voy a agregar otro poquito de lo platicado este acá por la… la Comandanta Dalia, como ella mencionó de que tenemos, tenemos la… ya la formación de nuestros, de nuestros Consejos Autónomos en cada municipio y dónde y como surgió en esa forma, porque creo que ustedes lo saben también que en el 2001 cuando salió nuestro delegación, este en la marcha, o sea nuestra demanda lo fueron, fueron pues a plantar en la tribuna que si, que si lo van a aprobar lo que es, la que es la, la, la aprobación del mínimo acuerdo de derechos y cultura indígena firmado en San Andrés.

Pero como no, no hubo respuesta y entonces nosotros, todos, este empezamos a tomar la decisión, empezamos a tomar la decisión a declarar los municipios autónomos, pero cuando se empezó, porque por la razón que el gobierno nunca nos van a tomar en cuenta entonces empezamos tomar la decisión y buscar la forma en económica, en salud, en educación para iniciar nuestra autonomía y entonces así comenzamos y empezaron a trabajar.

Claro que cuestan, lo costó mucho por qué, porque nuestros propios compañeros lo iniciaron gobernarse solos, pero después la que mencionó la compañera de que fue la, cuando hubo el nacimiento de los caracoles y al mismo tiempo hubo la formación de las Junta de Buen Gobierno, pero nuestro buen gobierno que decimos ya explicó la compañera como trabajan y como se eligen, como llegan pues en el, en el, o sea de gobernar en el pueblo. Pero estos, estos compañeros, eh… tenemos, tenemos pues, el, el, el… o sea para buscar una forma, todas las gentes, la que, la que no son zapatistas, que son muy partidistas o otras gentes pues que están en nuestro lugar, como también ellos están muy pegados pues con la , con el gobierno oficial, pero como sus modos de todas las autoridades oficiales siempre no dan pues la justicia o no resuelven pues la problema, y entonces esos gentes, pues como lo ven que no lo hacen la justicia, no se resuelven sus problemas aunque se van con las autoridades, con los jueces del municipio, no se resuelven sus problemas, y entonces, pero también como es permitidos que pueden acudir con nuestra autoridad de nosotros, y entonces se va, pues cuando se llegan se reciben, o sea se dan respuesta pues de sus problemas, y entonces la gente lo reconoce que esos zapatistas si son buenos, porque atienden nuestro, nuestro, no, nuestros, lo que queremos le dan solución, y de buena manera y no cobra, eso es lo que dice la gente.

Entonces nosotros nos consideramos con una ventaja de animar a la gente de que no quiere ser zapatista, pues está de que está muy, muy, muy, este, están pegados pues con las oficiales, pero igual pasan todos, como de la salud, como de la educación, como también ya hay educación, y también a veces este mucha gente este hay clínicas donde se están atendiendo los compañeros, pero también a veces por necesidad se llegan otras gentes que no son zapatistas, llegan, y entonces llegan a pedir pues medicinas cuando están muy enfermos, y hay veces se van lo llevan en otros doctores, y no lo, no se, o sea pues no este curan pues al enfermo, y entonces se van y lo llevan allá, y entonces dicen, y si se van a atender y se van pues le dan la medicina todo eso que lo requieren pues, y entonces esas gentes si se ven que si se están animando pues, por qué, porque lo están viendo que si realmente este todo la que nosotros vamos ir construyendo no sólo para nosotros sino que aunque andes hablando mal o no quieren estar este junto con nosotros, pero como quiera nosotros les ayudamos porque también así como ellos no quieren ayudarse pero nosotros no vamos a hacer igual, nosotros tenemos que favorecer para que ellos lo ven que nuestro trabajo lo compartimos con todos, no sólo para nosotros.

Eso nada más sería lo que les vine a decir.

16 de abril.
Palabras de la Comandanta Susana segunda intervención.

Lo que voy a platicar un poco es, este antes de 94, pues empezamos antes de que nos levantamos en arma; la Ley Revolucionaria de Mujeres pues este es necesa…, este vimos este es muy necesario para hacer la ley, porque vimos así como ya platicaron ustedes también, y lo vimos también que es muy necesario la Ley Revolucionaria de Mujeres, porque vimos también nosotras como mujeres sufrimos igual como ustedes, no tenemos respeto, somos humilladas como dicen ustedes, y nunca tenemos respeto, nunca hemos tenido pues respeto, por eso la Ley Revolucionaria de Mujeres ahí donde podemos pues conocer bien nuestro, nuestro derecho como mujeres, como antes también más como nacimos niña, como dicen ustedes también, y pues no nos quieren pues, ya no, pues porque es niña pues no, no queremos nos dicen, queremos puro… no sé como dicen aquí, o los varones, por eso vimos que nunca tenemos el derecho como mujeres, por eso se hizo la ley.

Pero ahí, como ya dijeron este las compañeras, gracias a la organización que allí llevó la semilla en nuestras comunidades, pero ahí ya es diferente ahora, como la ley, pues ya practicamos, bueno ya practican un poco, practican entre de los compañeros, porque como hay hombres que nunca, nunca pues lo entienden. Mas como ya dijeron también ustedes, nosotros allá también, pues el hombre, pues era el hombre, tenemos que obedecer lo que dice pues, pero ahora ya es diferente, ya podemos hablar, ya podemos participar, como ya dijo la Comandanta Dalia, en zona, en territorios zapatistas ya podemos, ya tenemos el derecho de participar, de hablar, y como ya dijeron, ya tenemos compañeras pues en el consejos autónomos, y ya tenemos compañeras promotoras de salud, ya tenemos compañeras de educación que ya trabajan en comunidades dan clases, y se ve que podemos también organizarnos como mujeres, y también hay este compañeras, allí en… no sé si han llegado, yo creo que no, no sé porque no las conozco, y en Oventik hay tres cooperativas de arte allí, pero manejan de puras compañeras no de hombres, autoridades este manejan allí, este se ve que podemos hacer este las cosas cuando nos organizamos las mujeres, porque este si no nos organizamos no podemos hacer nada como ya dijeron las compañeras, por eso siempre estamos abajo, siempre estamos aplastadas, siempre estamos este a pisoteadas, pero ahora tenemos que levantar la vista, tenemos que organizarnos más como mujeres de la ciudad, del campo.

Como ya nosotras allá ya tenemos de, de diferentes áreas que hacemos así, así se ve bonito, cuando somos uni… unidas y organizadas, se ve muy bonito, y hacer el trabajo, este esos, esas cooperativas este no son dividuales, sino que en colectivo, porque también vimos la necesidad de juntarnos y de, este de construir una cooperativa en colectivo, es que no nos queda otra más, solamente este hacer en colectivo, pero también esta avanzada un poquito, porque nuestra arte, aunque salimos a vender en, o sea en la ciudad de San Cristóbal de las Casas, nos pagan muy poquito, este muy bajo precio, muy bajo precio, este no nos alcanza para comprar algo, ni para comer, bueno allá algunos pagamos la luz, bueno hay cosas más, por eso nos obligó a unirnos a organizarnos, a construir esos, esas cooperativas de mujeres. La otra es Cooperativa de Mujeres por la Dignidad, la otra cooperativa es Cooperativa de Nichim Rosa, la otra cooperativa, cooperativa de (inaudible), son tres cooperativas, pero puras compañeras manejan este las artes. Así estamos organizados.

Pero antes, antes no había nada tamppoco, así como ustedes, ora si como otras compañeras, pero a donde nos concientizamos más es la organización, nos dio más fuerza de cómo organizarnos, de unirnos más, pues ahí. Por eso espero, también ustedes aquí en la ciudad que se organicen también, pero como hoy dijo también la compañera Comandanta Yolanda, no venimos a invitar que tomen las armas como nosotras, o como también allá en nuestras comunidades también las mujeres saben cargar armas en la espalda, se ve que podemos también a las mujeres, porque así somos allá nosotras. Pero nosotros no venimos a decir a ustedes, solamente venimos a decirles que se organicen, que no se dejen engañar por sus patrones, como ustedes tiene patrones nosotros no, bueno sólo nuestros papás, pero, pero también son diferente, algunos que dijeron, algunos son buenos, algunos son malos también, no saben respetar. Pero, pero es diferente, pero eso es lo que venimos nada más a invitarlas, que se organicen nada más, que tenemos que defendernos, porque también estuve, bueno estuve trabajando, yo no tengo estudio ni nada, por eso me duele también, me ven aquí sentada pero sin estudio, solamente porque tengo la decisión de compartir con ustedes, porque me gusta trabajar y como también ya explicó también la Comandanta Yolanda, nosotras, bueno o algunas tenemos estudio, algunas no, pero no me importa, la decisión solamente, porque, pero podemos hacer muchas cosas, no se necesitan muchos estudios a organizarnos, platicarnos, así estuvimos en nuestra comunidad y pudimos organizarnos como en comunidades, porque también hay otros compañeras así como platican, ¿no?. Por que a veces nos juntamos las mujeres, en donde yo, donde está mi región, nos juntamos también con puras mujeres como está aquí ahorita, porque a veces no hablan las mujeres cuando están los hombres ¿no?, sólo se quedan agachadas y no dicen nada, que tienen algo en su corazón que decir, pero no dicen nada, ahí se quedan, pero a veces nos juntamos puras compañeras ahí si dicen sus problemas, expresan sus problemas, como viven y todo.

Es que solamente así se puede, como que los hombres le tenemos miedo de hablar, de platicar, pero no, así como mujeres no, porque somos mujeres, sí, entonces así venimos avanzando, avanzando más, por eso ahorita pues ya muchas cosas, por eso ya tenemos autoridades mujeres, pero va junto con los hombres como ya dijeron las compañeras, porque solas no, no podemos tampoco, si queremos luchar y organizar pero junto ya con los hombres y niños, lo que ya alcanzan ya a entender lo que es la lucha; las niñas, la que ya entienden un poco, la que ya alcanzan a entender un poco, pues ya, pues ya ahí empezamos a organizar, a entender.

Pues ahora ya, como que ya es diferente allá, bueno en los territorios zapatista, ya un poco de cambio, los hombres también ya hace, ya ayuda a su compañera en la casa, ya lava su ropa, si tienen este sus hijos pues se ayudan entre los dos, pero hay, antes pues como que nada, porque también la mujer va a trabajar en el campo también allá, van los dos juntos y hasta sus hijos van, pero regresan en su casa al hombre pues llega a descansar, a la mujer y todavía el niño atrás, cargando a su bebé atrás, ándale mujer porque tengo hambre, ándale apúrate; y también pues nos cansamos también ¿no?, nos cansamos, también el hombre se cansa, pues también nosotras. Pero nosotras como mujeres tenemos nuestros hijos cargando atrás de la espalda, así trabajamos las mujeres pues todavía, pero el hombre no, hasta a veces el hombre no carga pues su hijo, no carga tu tus hijos porque tu eres mujer entonces tienes que hacer, a veces dicen pues, pero ahora ya ha cambiado un poco, la que quiere entender, y quiere, si quiere su compañera, sus hijos, todos pues se ayudan ya, se ve que se ayudan. Pues así porque nosotros pues nunca tenemos derecho, nunca hemos tenido derecho, ahora nosotros como horita ya dijeron las compañeras, como en la marcha dijo la compañera, el gobierno nunca escucho lo que venimos a decir en la tribuna de justicia, pedimos el derecho y la cultura indígena, pero nunca nos escuchó.

Y hasta eso el mes de febrero, 96, también cuando hicimos diálogos, pues ahí el gobierno pus sus oídos están tapados con un tapón creo, no quieren escuchar, pero hasta ahí, nosotros no pedimos permiso llegar hasta acá, por eso estamos aquí y nunca pensaba llagar hasta acá, nunca, nunca me imaginaba yo, pero si estoy muy contenta con ustedes como mujeres que estamos aquí reunidas, estoy muy contenta con ustedes, ojala que sigan, que no se dejen atrás sino que seguir adelante ¿no?, hay que seguir adelante juntos, aunque estamos allá y ustedes acá, pero nuestro pensamiento, nuestra lucha, entonces vamos, nos ayudamos y unos con otras, aquí estamos nosotros, así como dijeron ustedes cuando salgamos a la marcha: aquí estamos, no están solos, solas; y nosotros también podemos decir aquí estamos también, que no están solas también, aquí estamos las mujeres ¿si?, así es que no se rindan, adelante compañeras, y compañeras, jovencitas que de verdad pues son jovencitas, si, pues yo creo que es todo mi palabra, porque como a veces no, es que como hablamos muy poco el español también, el castilla que decimos, es muy poco, es muy poco.

 
 

Area de Descargas

Descargue aquí los archivos de este artículo en su formato original.

Share

4 Comentarios »

  1. Compañeras y, especialmente, compañeros. Ya era de esperarse que en Tijuana tuviéramos una reunión de La Otra (y ahora sí que es La) con feministas, o que se tratara el tema de género, pues, allá, en donde tenemos compas feministas muy activas (ya las vimos también en la reunión de adherentes en el DF. Bueno, pero en realidad poco hemos ganado. ¿Por qué en etsa reunión sólo estuvieron compañeras comandantas y no mescladitos comandantes y comandantas? Qué a poco el feminismo, o digámiosle mejor los problemas de género, son sólo cosa de las mujeres. Así pensaron los diputados del Perderé (PRD), según cuentan, cuando algunas feministas de ese partido les propuesieron llevar a la tribuna el caso de Ernestina A., con las pruebas en la mano de que se trataba de violación y homicidio (las mismas con las que Soberanes dice lo contrario), bueno, pues los señores dipupedos perredistas dijeron que había “cosas más importantes” (No, compas, no piensen que lo de la ley del ISSTE, seguro era una babosada).
    Pos no, así que compañeros, o le entramos todos y todas a esta bronca, a los problemas de género, o nomás no vamos a cambiar ni maíz… ni eso. Es decir, el patriarcalismo está en la base de la cultura capitalista, y es ésta con la que queremos acabar, claro, y ccon las relaciones sociales de las que se deriva, por supuesto.
    Salúos
    Manco

    Comentario de Manco — mayo 8, 2007 @ 8:27 am

  2. Saludos , apoyo el comentario anterior claro que la lucha no nadamas es de genero , yo opino que el sentir de cada persona es de impotencia ya que nadamas nos quedamos viendo como el sistema antepone candados duraante su gobierno si ustedes quieren y despues los que los suseden nadamas le dan una retocada y de todos modos estas mismas leyes que son las que los curan en salud todo el tiempo es nadamas para el beneficio de un puñodo de personas que incluso le van eredando el poder a su decendencia y los que nos quedamos relegados de algun veneficio que somos la mayoria donde quedamos ,por eto tenemos que actuar. bueno gracias por su atencion

    Comentario de Mario v. — mayo 12, 2007 @ 12:18 pm

  3. Si las mujeres hemos tomado la avanzada en la lucha antipatriarcal es porque efectivamente hemos perdido salud, calidad de vida y la vida misma más que los hombres, pero si seguimos por el camino de victimizarnos y no asumir nuestra responsabilidad en la reproducción de éste sistema patriarcal en el que somos la otra mitad del cielo (SOLO la MITAD), y la otra mitad tiene también sólo su 50 % de responsabilidad. Si ante las preguntas de los hombres nuestra respuesta es “que hueva” como muchas mujeres dicen cuando hay hombres y mujeres que saben que las cosas hay que cambiarlas pero no saben cómo y se acercan a las “feministas”, para ser corridos por ser machistas, o para ser discriminadas por “no estar a nuestro nivel para entender” . Eso es ser tan patriarcal como lo que se critica.
    Si nuestra única respuesta es “somos victimas y hay que hacer entender a todos que somos víctimas”, no podremos avanzar, en el sistema patriarcal los hombres también pierden por cierto.
    Sí nuestra maravillosa conciencia de género la usamos para cuando anda la comisión sexta en nuestros lugares y lucirnos, pero somos intolerantes con quienes nos cuestionan y la unica respuesta que damos es que tenemos la razón absoluta, cada vez seremos menos, ¿eso es lo que queremos? si no y si sí, pues adelante !!

    Comentario de Ana Venegas — mayo 24, 2007 @ 1:00 pm

  4. HOLA COMPAÑERAS
    ME LLAMO ROSANA Y ESTAMOS CON LALA Y UN GRUPO DE MUJERES PREPARANDO UN SEMINARIO SOBRE LA CUESTION DEL GENERO EN VIEDMA PROVINCIA DE RIO NEGRO . REPUBLICA ARGENTINA.
    NOS CONMUEVE ESCUCHAR SUS PALABRAS Y SU SABIDURIA Y PENSAMOS QUE SUS TESTIMONIOS PODIAMOS COMPARTIRLO CON OTRAS MUJERES DE POR AQUI, AL SUR EN LA PATAGONIA ARGENTINA, PARA REFLEXIONAR SOBRE EL ROL DE LAS MUJERES.
    POR AQUI Y CON TANTA DISTANCIA LOS PROBLEMAS SON TAN PARECIDOS QUE ESTREMESE Y CREEMOS QUE TODAVIA ESTA TODO POR HACER.
    COMPARTIMOS QUE SI NOS UNIMOS Y TRABAJAMOS LA AMISTAD ENTRE NOSOTRAS EN CUALQUIER LUGAR DEL PLANETA DONDE HABITEMOS PODREMOS LOGRAR MUCHAS COSAS.
    POR TODOS ESTOS MOTIVOS PARTE DE SUS TESTIMONIOS NOS AYUDARAN A MIRAR COMO CONTINUA INFLUYENDO FUERTEMENTE LA COLONIZACION ESPAÑOLA, COMO DETERMINO EL ROL DE LAS MUJERES A SU DOMINACION Y SUMISION.
    LES AGRADECEMOS SER TAN GENEROSOS EN PUBLICAR SUS FORMAS DE ORGANIZARSE Y PENSAMIENTO
    EL SEMINARIO SE REALIZARA EN VIEDMA POR DOS MESES DESDE LA SEGUNDA SEMANA DE AGOSTO DE ESTE AÑO, EN LA UNIVERSIDAD DEL COMAHUE.
    ESTA IMPULSADO POR EL MAL GOBIERNO DE NESTOR KICHNER QUE EN ESTE CASO ALGO BUENO HACE Y POR LA UNIVERSIDAD DE LAS MADRES DE PLAZA DE MAYO QUE AQUI TANTO ADMIRAMOS POR EL EJEMPLO DE LUCHA QUE COMO MUJERES DIERON AL MUNDO.

    SALUDOS ROSANA Y LALA

    Comentario de Delia Rosana Vazquez — junio 2, 2007 @ 1:51 pm

RSS para comentarios de este artículo. TrackBack URL

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad