lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Oct282006

Con el Pueblo Yaqui, en Vicam, 24 de octubre de 2006.

Audio

Acuerdo con el pueblo yaqui en Vicam

 

Palabras del delegado zero con las autoridades yaquis en Vicam

 

Palabras en la despedida de Vicam

Transcripciones

Vicam, Sonora
Con el pueblo yaqui
24 de octubre de 2006

Bueno, pues para informarles que, según lo que hemos visto hasta ahora, podemos decir que el gobernador Bours es un sinvergüenza que está engañando al pueblo de Sonora y está engañando al resto del país. Tiene a los pueblos indios de Sonora completamente olvidados.

Ahí donde hay carencias, donde falta el drenaje, donde falta la luz, donde falta el pavimento es en los pueblos indios y en la gente pobre de Sonora. Y todo lo que está haciendo es en beneficio de los grandes propietarios y terratenientes. Él mismo le está quitando a los campesinos el apoyo y los está obligando a vender la tierra y a abandonarla para tener que irse a Estados Unidos, mientras él se queda con grandes extensiones de tierra.

Lo que hemos visto en todo el estado es que el señor Bours maneja al Estado de Sonora como si fuera una hacienda y él fuera el capataz, y como si todos los sonorenses fueran los peones. Y no puede ser que esto se está diciendo en otras partes: que en Sonora la gente está viviendo bien y contenta.

Ya vimos lo que está pasando, vimos lo que le está haciendo al yaqui, lo que le está haciendo al seri, lo que le está haciendo al pápago. Y no sólo a ellos, sino a gente, a migrantes que vienen de otras partes del país, que los está tratando como si fueran peones acasillados, incluso con tiendas de raya. No puede ser que ese gobernador se esté presentando como un ejemplo de cómo se gobierna un estado, mientras la gente de Sonora está olvidada.

Nosotros hemos escuchado al yaqui y hemos escuchado su dolor y sus demandas y lo apoyamos totalmente en las demandas para que el gobierno cumpla con su deber, que es atender al más necesitado. Ellos quieren vender la idea de que el yaqui es belicoso, y nosotros lo que estamos viendo es gente que es trabajadora y que quiere exigir sus derechos y el gobierno no los quiere respetar. Piensa que con puras declaraciones a la prensa va a resolver los problemas. Eso lo aprendió del tarugo de Fox que igual hace lo mismo, que nada más diciendo palabras en la prensa piensa que se van a resolver los problemas.

Nosotros creemos pues, como zapatistas, que podemos unirnos con todos los pueblos indios de Sonora y de todo el noroeste de México. Y junto con el Congreso Nacional Indígena, por fin, conseguir para nuestros pueblos el respeto a nuestros derechos y a nuestra cultura, que es lo que estamos demandando.

Cuando nosotros llegamos aquí hace rato, y desde entonces, hemos recibido respeto y cariño. No lo que estaba diciendo la prensa, no lo que estaba diciendo el gobernador. El pueblo yaqui nos ha recibido como si fuéramos sus hermanos y sus hermanas. Y queremos agradecerles aquí a todos el cariño que hemos recibido, porque sabemos que es de todos, del pueblo yaqui y de sus jefes.

Cuando llegamos acá, que estábamos esperando la ceremonia —el protocolo— vimos allá arriba de esa construcción una bandera azul, blanco y roja con una estrella, un sol y una luna. Perdón, con una cruz, un sol y una luna. Y lo que hemos conseguido hasta ahora es que vamos a llevar la palabra del yaqui a todas partes, y de día será un sol, para que todos lo vean, y de noche será una luna, para que entibie también la lucha que hay en otros pueblos de nuestro país y de otras partes del mundo.

Ese es nuestro compromiso, nuestro compromiso es no escuchar la palabra de otro, sino la que directamente nos da el yaqui, y nuestro compromiso es llevar la situación del pueblo yaqui, de injusticia y de arbitrariedad del gobierno, para que sea conocido en todo el país y en todo el mundo.

Gracias compañeros, gracias compañeras.

Vicam, Sonora
Palabras a las autoridades yaquis
24 de octubre de 2006

Traigo un saludo de las comunidades indígenas zapatistas del sureste mexicano al pueblo yaqui y sus jefes. No venimos a traer palabra de mando, ni orden. Venimos a traer el oído y nuestro corazón abierto para aprender del yaqui, de su dolor y de su lucha. No venimos a decir quién manda aquí. Según nuestro pensamiento, en la tierra del yaqui manda el yaqui. No manda el gobierno del rico, ni tampoco manda el zapatista.

Nosotros venimos de una raza indígena de raíz maya. Allá en las montañas del sureste mexicano, recibíamos el desprecio y la burla, y la muerte, del rico y su gobierno. Nuestra sangre, que regaba nuestra tierra sin que nadie se diera cuenta, sin que los gobiernos nos escucharan. El rico y su gobierno humillaban a nuestros hombres, manchaban a nuestras mujeres y mataban a nuestros niños. Y llegó en nuestro pensamiento que ya no, que ya no más, que ya basta. Y salimos como sombras de la montaña para levantarnos en armas y recuperar nuestra tierra. Y se llevaron nuestra tierra, nuestros ríos, nuestro aire, nuestras montañas. Peleamos contra los gobiernos y sus ejércitos, los sacamos de nuestras tierras.

En nuestras tierras no mando yo, mandan mis jefes y jefas indígenas, que son los que en mi voz los saludan y los que en mi oído los escuchan. No venimos solos jefes yaquis, vienen con nosotros gentes de otros colores, de otras partes. Ellos no vienen a curiosear o de turistas. Ellos vienen a agarrar la palabra del yaqui y ponerle patas de venado para que camine lejos. A ponerle alas para que vuele y llegue a otros países. Ponerle aletas para que ande arriba y abajo del agua. Ellos vienen a aprender, junto con nosotros, la palabra del yaqui, su historia, su lucha y su dolor. No venimos a traer palabra de división, ni venimos a envenenar el alma del yaqui. Venimos sólo a traer nuestro corazón y nuestro oído.

Hemos visto en toda esta parte que hemos andado mucho dolor en la tierra india. Fuimos con el kumiai y vimos que vive mal, y que es tratado como un criminal porque pesca en las aguas que desde hace nueve mil años eran suyas. Vimos al cucapá también, que le quitan la tierra y no lo dejan sembrar. Vimos al seri, vimos al o’odham, y en todas partes donde encontramos pueblo indio vemos pobreza, y a su lado grandes construcciones, buenos servicios y buenas calles para los ricos. Y para la gente humilde no hay nada.

Y vemos que la gente que trabaja es la gente de nuestro color, los que antes de los españoles aquí vivían, los que mantienen nuestra cultura, y los que mantienen este país con su trabajo. Y el rico y su gobierno no trabajan y son ricos: viven bien, con buenas casas. Y nuestros pueblos y comunidades están olvidadas.

Nosotros venimos a decirle al yaqui que nos hable con su corazón. Que estas personas que vienen lleven su palabra lejos, para que en todas partes se conozca de la lucha del yaqui y sus demandas. Para que nosotros los zapatistas aprendamos a decir del yaqui que es compañero, que es hermano, que es compañera, que es hermana de lucha.

No queremos mandar aquí, no estamos pidiendo un cargo. Nosotros pedimos que el yaqui luche y aquí mande, que sus jefes sigan llevando por buen camino al pueblo y lo lleven a conquistar otra vez la tierra que les pertenece, los ríos que les pertenecen, y el aire que es suyo; así como el nuestro es nuestro. No estamos buscando hacer una sola organización y que uno mande. Pensamos que cada quien mande en su lugar. A donde está el yaqui manda el yaqui; donde está el mayo, manda el mayo; y donde está el tzetzal y el tzotzil y el tojolabal —que es en Chiapas—, mandemos nosotros. No yo Marcos, sino nuestras comunidades.

Nosotros no reconocemos al gobierno del rico. Los reconocemos a ustedes como nuestros compañeros y nuestros hermanos de lucha. Les pedimos de corazón que nos den su palabra, como dio el compañero y el compañero… compañeros secretarios jefes, para que otros en otras partes se conozcan.

Porque en otras partes de México se dice que el yaqui vive bien, que está contento, que en Sonora todo va bien, como que no hay problemas. Y lo que hemos visto nosotros es que en Sonora la tierra duele igual que en Chiapas, y que en la tierra del purépecha y en la tierra del náhuatl. Y en todas las tierras de los pueblos indios de México. Y ya va a salir 515 años que llegaron los españoles. Y llegaron los gringos también, y los japoneses, y los coreanos, y los franceses. Y una y otra vuelta en este país está mandando el extranjero. Y la gente que está levantando la tierra, que la hace trabajar, cada vez se va quitando todo.

Queremos que el yaqui no esté solo en su lucha, no queremos mandarlo. Queremos apoyarlo cuando se levanta. Queremos que él nos apoye cuando nos levantamos. Queremos que nos unimos con los pobres —que son muchos, que son la mayoría— para cambiar este país y hacer una nueva Constitución donde sí se respete los derechos y la cultura indígena.

Y que el territorio yaqui no termine en ese cerro, sino llegue a donde de por sí estaba antes de que llegaran los españoles. Y que el yaqui —el hombre y la mujer— viva con dignidad, y no el rico. Y que nosotros los zapatistas vivamos con dignidad, y no los ricos. Igual el purépecha, el náhuatl, el obrero, el estudiante, la mujer.

Eso es lo que estamos pidiendo, no mandar, no agarrar un cargo de gobierno. Queremos hacer un trato, de hacernos compañeros para apoyarnos mutuamente. No para hacer la guerra, sino para hacer lucha pacífica. Que si hay demanda del yaqui que no cumple el gobierno, que en todo México se sepa y todo México apoye, y en todo el mundo también.

Si hay una maldad del rico y sus gobiernos en contra del pueblo yaqui, todos vamos a protestar. Eso es lo que quiere la Otra Campaña. No quiere cargo, no quiere que va a mandar aquí. Quiere reconocer al pueblo yaqui y a sus jefes. Que su gobierno, aparte de lo demás, que decide aquí qué se va a hacer y cómo se va a hacer.

Lo que no podemos aceptar es que en todo el país los ricos extranjeros cada vez se están robando nuestra tierra. No nada más quieren que seamos pobres. Quieren que nos muramos, que nos salgamos de estas tierras y nos vayamos a otro país, o que muramos como mujeres, como niños, como ancianos, como hombres, como pueblo. Eso es lo que quieren ellos. Y nosotros no queremos. Nosotros queremos resistir y volver a tomar lo que es nuestro.

Esa es nuestra palabra que traemos, eso es lo que le pedimos: que hable el yaqui y que llegue lejos su palabra.

Gracias compañeros

Vicam, Sonora
Despedida
24 de octubre del 2006

Queremos agradecer al yaqui que nos dio su alimento y nos recibió en su casa. Esperamos que vamos a aprender de su ejemplo y llevarlo muy lejos.

Queremos agradecer, a nombre de todos los compañeros y compañeras, que aquí recibimos cariño y respeto. Y siempre lo vamos a llevar en nuestro corazón.

Y quiera dios que algún día van a llegar también allá ustedes en nuestra tierra, y los trataremos con igual respeto y cariño. Gracias compañeros, gracias compañeras.

Fotografías

En la comunidad Sarmiento

en el Campo el Mercurio, donde mantiene casi como esclavos a los migrantes indígenas

 

Area de Descargas

Descargue aquí los archivos de este artículo en su formato original.

Share

2 Comentarios »

  1. soy estudiante universitario en cd. obregon y estuve presente en la plaza 18 de marzo donde se suponia se presentaria ls de la otra; sin embargo, no llegaron, ni explicaron congruentemente las razones de su ausencia. Yo asisti, los espere e invite gente para que no llegaran. No se me hace justo ni razonable, para su causa ni para la causa de los mexicanos oprimidos, que se hayan reunido en la “escuelita” con cierto numero selecto de personas, donde está el apoyo e inclusión de la gente ávida de oportunidades para cambiar su realidad? por qué desdeñaron nuestro interes y esfuerzo? si criticas a bours por ayudar a ciertas personas y uds se reunen con las personas que uds creen “indicadas” en que se diferencian de él? espero una explicacion, porque quienes salen perdiendo son uds y somos varios los que hablamos mal uds por no cumplir lo que dicen, no caigan en demagogia y si lo hacen tienen ganado mi desprecio

    Comentario de ruben abdel villavicencio — Octubre 30, 2006 @ 6:45 pm

  2. vicam es mi pueblo y me siento orguyoisa de el pue mi familia radica en el a todo s gracias ,

    Comentario de mirna — Julio 8, 2007 @ 7:12 pm

RSS para comentarios de este artículo. TrackBack URL

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad Artículos