lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Abr122006

12 de abril, continúa la gira por Morelos

Reunión con adherentes en Tlaquiltenango Lea aquí la transcripción

El delegado zero en el zócalo de Jojutla Lea aquí la transcripción

En la casa ejidal de Zacatepec Lea aquí la transcripción

En Tlaquiltenango

En Tlalquiltenango. Fotos enviadas por Víctor Camacho

Acto cultural en Jojutla

En Jojutla. Fotos enviadas por Víctor Camacho

En la Casa Ejidal de Zacatepec

 
 

Area de Descargas

Descargue aquí los archivos de este artículo en su formato original.

Palabras del Delegado Zero con adherentes.
Tlaquiltenango, Morelos.

12 de abril del 2006

Compañeros, compañeras, buena tardes. Queremos hacer algunas reflexiones sobre lo que se ha dicho aquí y en el resto del estado de Morelos.

Un poco la imagen que estamos usando nosotros es que el sistema capitalista, cada quien en donde está como campesino, como obrero, como mujer, como estudiante, como maestro, como anciana, como niño incluso, estamos siendo oprimidos y aplastados por ese sistema, hasta tal punto que parece que va llegar a destruirnos por completo. En eso que estamos haciendo cada quien, se está mirando a sí mismo y reconociendo en sí mismo su lucha y su resistencia, y voltea a ver hacia arriba sólo y descubre que no puede, que la fuerza que está aplastándolo es demasiado grande para oponerse.

Lo que está haciendo la Otra Campaña es voltear a los lados y descubrir a otros compañeros, a otras luchas. Y tratando de tender la mano para poder construir el gigante que se tiene que levantar. Y a la hora de levantarse, tiene que hacer saltar en mil pedazos el sistema que lo está oprimiendo.

Hay gente de la Otra Campaña que no entiende esto, que piensa que la disputa es por protagonismos —y a pesar de que ya se arruinó alguna reunión por eso—, sigue insistiendo en querer presentar problemas y extenderlos al resto del estado, en este caso en Morelos.

Las comunidades indígenas zapatistas, nuestras bases de apoyo del EZLN, han tratado de levantarse —junto con la ayuda de otros— sobre este sistema. Y hemos descubierto que necesitamos recibir la ayuda y tender también la mano. Las comunidades indígenas zapatistas lograron construir ellas, no sólo el alzamiento que deslumbró a México y al mundo, sino también otra sociedad, o el germen de otra sociedad. Así y todo como estamos, hemos volteado hacia otros lados a descubrir otras luchas y hemos encontrado en El Caribe otro pueblo como el nuestro, latino, que también está resistiendo, que también está desafiando al sistema: el pueblo de Cuba.

En la Sexta Declaración (aplausos)… en la Sexta Declaración de la Selva Lacandona hemos declarado la intención de las comunidades indígenas zapatistas de enviar maíz de nuestras comunidades al pueblo de Cuba. El Chompiras, que es el camión de la Junta de Buen Gobierno de la zona de La Realidad, va a salir el día 17 de este mes rumbo al puerto de Veracruz, para entregar a los marinos cubanos ocho toneladas de maíz y dos tanques de 200 litros cada uno de gasolina, como apoyo de las comunidades zapatistas para el heroico pueblo de Cuba. Estamos invitando (aplausos)… estamos invitando a todos los adherentes, a las organizaciones, grupos, colectivos, personas individuales a que acompañen al Chompiras desde San Cristóbal de las Casas al Puerto de Veracruz, y acompañen a los representes de la Junta de Buen Gobierno que, como autoridades civiles autónomas, harán entrega de este maíz al pueblo de Cuba.

Junto con ese maíz, irán dos toneladas más de maíz: una para los compañeros que están manteniendo un campamento de resistencia en contra del despojo gubernamental y empresarial en Querétaro, en el Batán. Y otra tonelada de maíz para los indígenas que están resistiendo en la comunidad de la Yerbabuena, al pie del volcán de Colima, también resistiendo el desalojo. Ahí también invitamos para que la Otra en Querétaro y la Otra en Colima, con el apoyo de los demás estados, podamos transportar estas dos toneladas a Querétaro y a Colima.

Compañeros y compañeras, el trabajo de la Otra Campaña afortunadamente no tiene, no está sujetado a las actividades del EZLN o de la delegación de la Comisión Sexta, sino que sigue más allá, los trabajos que se siguen son sencillos pero hay que asumirlos, hay que prestar el oído a las demás Otras Campañas que hay en los demás estados.

Nosotros les estamos proponiendo un mecanismo de trabajo: que se organicen en comisiones dentro de los adherentes, para que vayan revisando lo que ha ocurrido en otros estados: desde Chiapas hasta aquí, hasta Morelos, y luego más adelante. Y organicen mesas de información, publicaciones, conferencias o pláticas, para que el resto de los adherentes en Morelos descubra lo que hemos descubierto nosotros —no sólo la Comisión Sexta, sino todos los que han pasado en la Karavana , en la otra Karavana—, que es que el dolor de Morelos, así como su rebeldía, no está sola.

Nosotros proponemos esta primera propuesta de trabajo que es aprender a hacer el oído más grande, así como es nuestra responsabilidad hacer más grande su palabra y que llegue a otras partes del estado. Solicitamos respetuosamente a la Otra en cada lugar, aquí lo hacemos en Tlaquiltenango, en la tierra de Rubén Jaramillo, que en cada lugar se organicen estos compañeros y compañeras, se repartan el trabajo, y se mantengan la agitación y la información en torno a la Otra Campaña.

Les pedimos también que encuentren un mecanismo para que inmediatamente que haya una represión, un hostigamiento, una persecución, se denuncie y nos informen a todos los demás de la Comisión Sexta y también a la Otra Campaña a nivel nacional, para que no los encuentre solo está persecución o este hostigamiento, incluso si llega a represión en forma más acabada.

También les estamos pidiendo que se organicen para poder seguir promoviendo la difusión de lo que es la Sexta Campaña y las adhesiones, invitar a más compañeros y compañeras, explicarles de qué se trata y que entren en esta lucha.

El día de ayer en Tecomacalco, un compañero, un indígena, un campesino que estaba resistiendo decía que la gente lo veía como loco. En la Otra Campaña hay mucha gente —como nos explicaron aquí— que nos está viendo con esperanza y con escepticismo. Están esperando que la Otra Campaña se convierta en un partido político, que Marcos se convierta en candidato a la presidencia, o que esto sea un mecanismo de contención o de asesoría paralela a López Obrador o al PRD.

La Otra Campaña se está planteando claramente sus objetivos, pero la gente está dudando si es cierto que lo que decimos lo vamos a hacer o estamos haciendo como los políticos de decir una cosa y hacer otra. Como zapatistas dentro del EZLN, y éste, el EZLN, como parte de la Otra Campaña —y estoy seguro que las organizaciones que están aquí representadas en la karavana y que han asistido a estas reuniones en Morelos—, podemos asegurar que no lo vamos a hacer. No vamos a decir una cosa y hacer otra, ni vamos a traicionar el objetivo, los principios, el paso, el ritmo y la compañía que hemos elegido en la Otra Campaña.

Nosotros no aceptamos partidos políticos que estén en la cuestión electoral, como compañeros y compañeras. Porque nuestra propuesta no puede ser manchada por este negocio en que se ha convertido la cuestión electoral.

Por eso hemos sido muy firmes en eso, y por eso hemos cancelado un acto que estaba, subrepticiamente patrocinado por el Partido de la Revolución Democrática. Aquellos que están denunciando que se están cancelando, que se canceló un acto por parte de la organización están mintiendo. El único acto que se canceló es el de Tezocotla, porque el PRD tenía metidas las manos ahí, y como zapatistas, de ninguna forma vamos a poner la sangre de nuestros compañeros…(aplausos).

Dentro de unos momentos empezará el festival cultural en Jojutla, nosotros llegaremos también ahí a decir nuestra palabra. Los invitamos a todos, compañeros y compañeras. Gracias.

Palabras del Delegado Zero en acto público.
Zócalo de Jojutla, Morelos.
12 de abril del 2006

Buenas noches Jojutla. Nos mandaron de teloneros de los compañeros musiqueros. Gracias a los compañeros que participaron en el acto cultural. Voy a leer un volante que están repartiendo por ahí, para corregir la ortografía y la redacción:

Dice: “¡largo EZLN, no al EZLN! A la campaña de Marcos el enmascarado se les repudia —cuando el sujeto es singular el predicado debe ser plural—, y no son bienvenidos al estado de Morelos por comunistas y convenencieros usurpadores y falsos profetas —una coma no le haría mal— de la libertad ya que la imagen de Marcos simbolisa —lo ponen con s— negosió —con s, bueno— junto con las otras dos imágenes de los medio…” bla, bla, bla… Cuando ganemos, compañeros, va a haber cursos de ortografía y redacción para la contra.

Pueblo de Jojutla ¿de qué se trata esto? Porque venimos aquí compañeros de Chiapas, del Ejército Zapatista de Liberación Nacional, pero vienen también compañeros de San Salvador Atenco, en el estado de México, vienen compañeros de Tlaxcala, vienen compañeros de la Universidad Nacional Autónoma de México, del Poli, de muchas organizaciones, algunos estados cerca aquí de Morelos, otros más retirados.

Aquí, llegando a Jojutla, nos enteramos de lo que están haciendo los partidos políticos, esos que ahora se están disputando la presidencia de la República. Esta es información de una revista que se llama Primera Plana, aquí de Jojutla. Hay una trampa que está haciendo un centro comercial, un gran centro comercial, Walt Mart, según nosotros o Comercial Mexicana, que le pagó a los concejales del ayuntamiento, aquí de Jojutla, 100 mil pesos por persona para que dieran el permiso para la instalación. Al mismo tiempo, el ayuntamiento desató una campaña de desprestigio en contra de los comerciantes, de los pequeños comerciantes, acusándolos injustamente de la muerte de un pequeño. Esta trampa, en la que está haciendo el ayuntamiento en Jojutla, están implicados el concejal Arturo Martínez del PRI, Alejandro Velasco del PAN, Leonel, Crespo Camacho del PRD, Emmanuel Villegas del PAN, Martín López del PRI y el sindico José Manuel Peralta del PRI. Estos son los tres partidos: PRI, PAN y PRD que nos están ofreciendo allá arriba que van a resolver nuestros problemas.

Nosotros en estos días que hemos recorrido Morelos, hemos aprendido perfectamente lo que está haciendo el Partido de Acción Nacional a nivel estatal, y cualquiera de los otros dos partidos a nivel municipal. Es importante que veamos lo que está pasando allá arriba para que podamos ver, con firmeza y decisión, hacia abajo, que es lo que está proponiendo la Otra Campaña. Los tres principales partidos políticos, pueblo de Morelos, pueblo de Jojutla, lo que están proponiendo es que puedan robarnos, con el aval que les demos en las elecciones.

Nosotros en la Otra Campaña no estamos proponiendo que alguien sea candidato, ni Marcos ni nadie. No nos estamos proponiendo la toma del poder. En esta etapa, lo que está proponiendo la Otra Campaña es empezar a encontrarnos, a conocernos, porque de ahí, de ese conocimiento, nace el respeto entre organizaciones, entre grupos y colectivos y entre personas. Si aprendemos a escuchar y a conocernos, a conocer nuestras historias, vamos a sentir que nuestro corazón se hace grande. Porque la primera lección de la Otra Campaña que es que no estamos solos, se empieza a aprender. Porque con esa lección de que no estamos solos, descubrimos que esos que están allá arriba no son tan poderosos, tan omnipotentes, ni tan eternos como se nos ha repetido una y otra vez.

Lo que estamos haciendo en esta primera etapa es levantando la vista y el oído para ver a todas las resistencias, las rebeldías y los dolores que hay en nuestro país, en todos los estados de la República. Llevamos ya la mitad del país, y ya vemos que el dolor no alcanza, no alcanza a contenerse en una urna. La rebeldía no puede limitarse a una boleta electoral.
Y aquí saludamos a los compañeros musiqueros, porque hay otros que nos están diciendo que “si no votas, mejor cállate”. Lo que está diciendo la Otra Campaña es “votes o no votes, lucha” y “no luches solo”. Únete, pon con otro tu lucha, conócela y respetando a cada quien, a cada cual, su modo, su forma de organizarse, sus objetivos, empecemos a descubrir juntos quién es el responsable de nuestro dolor. De la humillación que recibimos como jóvenes, como mujeres, de cómo nos persiguen, una y otra vez, por nuestra forma de pensar, de vestir, de cantar, por la forma de hablar.

Que encontremos al responsable que nos persigue incluso hasta la muerte como mujeres, también como ancianos, que nos prostituye como niños. Que busquemos al responsable de que estén destruyendo nuestras ventajas que hemos obtenido en la lucha como obreros, como campesinos. ¿Quién es el responsable en Jojutla, en Morelos, y en este país, de la destrucción del campo? ¿Quién es el responsable de esta guerra que está haciendo que miles, millones de mexicanos y mexicanas tengan que dejar su tierra como si estuviera en guerra y tenga que buscar trabajo en otro país? ¿Quién es el responsable de la destrucción de las comunidades, de la vida familiar, de la vida social, del crecimiento del bandidaje, del crecimiento de la inseguridad pública? ¿Quién es el responsable de que estemos cargando con unos políticos ladrones que sólo se acuerdan de nosotros cada que tienen que renovar el puesto que tienen allá arriba?

Y aquí en la Otra Campaña buscamos y encontramos un responsable que es un sistema. Y entonces decidimos hacia dónde nos dirigimos. Dónde y cuándo va a terminar esta lucha. Y hemos decidido que va a terminar ahí donde acabemos con el capitalismo, donde metamos a la cárcel a todos los políticos corruptos, donde echemos de este país a los grandes propietarios de la tierra, de los grandes comercios, de las industrias, a los banqueros. Que nos libremos de todos ellos y empecemos a hacer otro país para la gente de abajo, la gente que trabaja, la gente humilde y sencilla: pueblos indios, mujeres, hombres, homosexuales, lesbianas, transgénero, ancianos, niños. Todos los que estamos abajo y que no contamos ni un solo día, ni una sola hora, ni un solo minuto para los que están arriba, más que a la hora que hay que depositar nuestro voto en la urna electoral.

Todos aquí sabemos lo que va a pasar en la madrugada del 3 de julio: todas las promesas van a ser tiradas a la basura, ésas sí, aunque la propaganda electoral permanezca todavía mucho tiempo pegada o colgada en las calles.

Lo que nosotros estamos proponiendo, compañeros y compañeras, es muy sencillo: encontrémonos, conozcámonos, hagamos un acuerdo, alcémonos juntos, derroquemos al gobierno, a todos, desde el más grande hasta el más pequeño, expulsemos a los grandes ricos de este país y entonces, sólo entonces, empecemos a construir el país que merecemos.

Si no lo hacemos, esa bandera va a volver a caer al lodo, donde la ha puesto el Partido de Acción Nacional con Fox, donde la han enlodado y ensuciado de mierda los tres principales partidos políticos, los diputados y los senadores, y quienes han bajado la cabeza servilmente ante el poder de los monopolios de los medios de comunicación.

Nosotros tenemos que levantar esa bandera, cada quien como es. No se trata de que cada organización desaparezca, que cada grupo deje de ser lo que es, sino que ahí donde estamos cada quien, con nuestra rebeldía y con nuestra decisión, nos levantemos juntos, y empecemos a maravillar a este país y a este mundo, de lo que la gente de abajo sencilla y humilde de México puede hacer.

No es a largo plazo, ni a mediano plazo. Es pronto y es ya, porque este país no aguanta más, este país está por acabarse, como la destrucción que nos están dando. Este país está por poner en venta los escombros que van a dejar allá arriba. Tenemos que hacerlo ahora, y tenemos que hacerlo juntos.

Los que estamos en la Otra Campaña, las que estamos en la Otra Campaña en todo el país, hemos tomado esta decisión. En cuanto acabemos de conocernos, de saber quiénes somos, en dónde estamos, cómo vemos el mundo, cuál es nuestra lucha, entonces empezaremos a hacer el acuerdo. Y pondremos el día y la hora en que habremos de alzarnos. Y en ese momento la historia volverá a andar, ahora, con los pasos de los que somos lo que somos, abajo y a la izquierda.

Gracias compañeros, gracias compañeras.

Palabras del Delegado Zero en la Casa Ejidal de Zacatepec, Morelos
12 abril del 2006

Buenas tardes Zacatepec, buenas tardes Morelos, trabajadores del campo y de la ciudad que han venido a este encuentro.

Hace rato, un compañero que habló, dirigió un mensaje para el gobernador y vio para este lado, me imagino que por aquí está la cámara del gobernador. También tenemos un mensaje. Después de lo que hemos visto en Morelos, le pedimos respetuosamente a Estrada Cajigal, que vaya y fornique a su progenitora, para no decir que chingue a su madre, porque luego no sale en el noticiero.

Antes de decir nuestra palabra para los trabajadores del campo y de la ciudad, queremos hacer una denuncia. El día de hoy a las 9:00 de la mañana, un compañero de la Karavana de la Otra Campaña que nos está acompañando por toda la república, fue detenido cuando se dirigía a la iglesia de Tetelcingo. A una cuadra del lugar, este compañero fue detenido por la policía federal y subido a una camioneta de esa corporación, a base de burlas e insultos, le ordenaron que se desnudara y le revisaron todas sus cosas. Fue acosado y le fueron recogidos varios números de los periódicos Macheatearte —que por ahí andan vendiendo— y La Trincherita, también que es el que está informando estos dos periódicos sobre la Otra Campaña. Y le dijeron que porqué traía esa propaganda y que si era muy zapatista, y que cuál era su misión.
En esos momentos salió la karavana y le dijeron los policías: “ahí van tus compañeros, mira, ya te dejaron”. Lo tuvieron detenido poco más de media hora en esa camioneta, y después de ese tiempo y de acosos y burlas, le dijeron: “bueno, como no traes nada, ya vete”. Esa es la denuncia que estamos haciendo de lo que está haciendo el gobierno con quienes están en esta lucha pacífica y civil de la Otra Campaña.

Compañeros y compañeras, el sistema que estamos enfrentando, que es el capitalista, nace de una gran mentira que oculta un hecho criminal. Cuando hace muchos años, el capitalismo se convirtió en el sistema dominante en el mundo, la mentira que estuvo vendiendo es que todos éramos iguales y que ese sistema iba a ser eterno. Esta mentira ocultaba algo fundamental: los dueños habían despojado de la tierra a los campesinos, habían construido sus fábricas también con esto, y habían logrado que un grupo de personas, antes campesinos, se quedaran sin nada, que sólo quedaran con su capacidad para trabajar y con sus hijos, con su prole. Desde entonces, estas personas son llamados “proletarios”, los que no tienen más que a su prole, más que a sus hijos.

Y sin embargo, estos obreros, proletarios, trabajadores del campo y de la ciudad, según va cambiando el nombre, tuvieron que ir a trabajar. Y se crea otra mentira cuando se dice que les están pagando su trabajo, cuando en realidad sólo les están dando lo necesario para volver a trabajar.

Sobre esta gran mentira y sobre este hecho criminal, el capitalismo ha ido avanzando a lo largo de los siglos, y llega ahora, hasta este siglo XXI, con otras mentiras y con otros crímenes. La gran mentira es esta de que todos seguimos siendo iguales, de que todos somos ciudadanos, y que todos tenemos derecho a participar en la política, y a opinar, y a elegir a quién nos va a dirigir.

Lo que se está olvidando es que en este país y en todos los lugares donde el sistema que estamos combatiendo es el dominante, no todos somos iguales. Hay quien se enriquece cada vez más y hay quien es cada vez más pobre. Y esta pobreza en la mayoría de la población, no es producto de la mala suerte, ni del destino, ni de la orden de un dios que está en otra parte: es producto precisamente de ese sistema. Y es esta miseria que estamos padeciendo, la que logra que se engrandezcan y crezcan los grandes ricos, como aquí en México, Carlos Slim, que es en realidad quien está gobernando, junto con los norteamericanos, los destinos de esta nación.

Estos grandes ricos, como Carlos Slim, han hecho el programa de gobierno que, cualquier partido que llegue al poder, es el que va a cumplir, es lo que se llama “el Pacto de Chapultepec”. Este pacto o este plan de gobierno consiste en lo siguiente: lo que vamos a hacer —dicen los ricos— es acabar de conquistar este país, acabar de hacerlo nuestro, parcelarlo todo, incluso a su gente y ponerlo a la venta al mejor postor.

Por eso, todos lo planes y programas del gobierno están encaminados, en el caso del campo, a despojar a los campesinos de su tierra por medios legales. Si antes, fue la espada y la cruz la que conquistó estas tierras, ahora es la ley que están haciendo los diputados, los senadores, y que están aplicando los presidentes municipales, gobernadores, y el presidente de la República, con el apoyo de los jueces, a cualquier nivel.

Mediante el Procede y el Procecom se trata de convertir a todos los campesinos en pequeños propietarios, endeudarlos, orillarlos a la venta y apoderarse de sus tierras a precios miserables, como ya nos estuvieron explicando aquí.

En el caso de nosotros, como zapatistas, vemos que en esta etapa del capitalismo se está librando una nueva guerra de conquista. Y que la única diferencia es que a nosotros, los que estamos abajo, nos dan la opción de elegir el nombre de quién nos va a conquistar, o el color de su partido político. En ese sentido, cualquiera de los partidos políticos que están allá arriba son quienes van a comandar —como capitanes de ese ejército de conquista— la destrucción de nuestro territorio.

Todo esto que estamos viendo fue preparado desde la llegada, cuando menos, desde la llegada de Carlos Salinas de Gortari, a la hora que se rindió la plaza —decimos nosotros, para usar un símil militar, y ya que estamos en la tierra de Zapata y de la Revolución—, a la hora que éstos que deberían defender nuestro territorio, lo rindieron con esto que se llama el Tratado de Libre Comercio. Eso significaba entregar toda la producción del campo a manos de los extranjeros. Como explicaron aquí los compañeros, los productores del campo, debido a las condiciones en las que están no pueden competir con los productos que vienen de Estados Unidos y de Canadá.

Y en ese sentido, la reforma al Artículo 27, el Procede y el Procecom, es no conformarse con destruir al campo, sino además, apoderarse de la tierra. En todas partes que hemos estado en Morelos, hemos escuchado la voz de los campesinos narrando un despojo con el aval legal de los poderes que están gobernando. Y en todas partes, también hemos visto la decisión de los campesinos de Morelos a resistir, como dijo hace rato un compañero, la tierra no se vende, no sólo donde dijo él, sino en todos los lugares donde hemos estado.

Como trabajadores de la ciudad, también hemos visto dos grandes líneas de ataque: una, es quitar los derechos básicos que fueron conquistados también en la revolución que empezó en 1910 y, la otra, es convirtiendo a todos en peones de la gran hacienda en que se está transformando nuestro país.
Alguien habló aquí de las maquiladoras, en otros estados de la República hemos visto —como dijeron— jornadas de 14, de hasta 16 horas, por 45 pesos diarios. A la hora que los trabajadores y trabajadoras de esas maquiladoras exigen mejor salario, la respuesta del patrón es que trabajen más horas, que trabajen horas extras.

Lo que estamos viendo entonces es un proceso de conquista por todos lados contra el campo y contra la ciudad. Y este hecho fundamental de crimen, de despojo, de destrucción con el que nació el capitalismo, y que se ha ido repitiendo a lo largo de la historia, adquiere hoy, en nuestro país, y aquí en Morelos, su mejor ejemplo de destrucción.

Este hecho y la mentira que se monta encima de él, y que ahora es el proceso electoral, empieza a generar otros crímenes, otros despojos alrededor. Sobre este hecho fundamental que se da sobre los trabajadores del campo y de la ciudad, también empieza a mentirse y a ser despojados los estudiantes y los maestros de la educación libre y gratuita, y laica. También son afectados los jóvenes, las mujeres, los ancianos, los empleados, todos los trabajadores que de una u otra forma son hechos a un lado como los chóferes, los taxistas, los trabajadores de los mercados, los empleados de las pequeñas tiendas, incluso los pequeños comerciantes, también son afectados por esto.

Nosotros decimos aquí en la Otra Campaña que tenemos que elegir ahora, aquí en Morelos y en toda la República, si vamos a rendir la plaza junto con esos capitanes de conquista que son los partidos políticos, o vamos a levantar, como Emiliano Zapata aquí en Morelos, una resistencia que se transforme otra vez en llegar a conquistar lo que es nuestro.

Porque a la hora de hacer la cuentas, vamos a ver que esos medios con los que se producen las mercancías, con las que circulan y con los que llegan a los mercados, deben ser propiedad de aquel quien los trabaja. Y aquí estamos brincando esta consigna de Emiliano Zapata de que “la tierra debe ser de quien la trabaja”, es “el lugar del trabajo debe ser del trabajador y no del propietario”, en este caso, o del capitalista.

Nosotros nos estamos planteando, si vamos a limitar nuestra lucha a tratar de sobrevivir, a tratar de conseguir un poco de dinero cada día para poder llegar al día siguiente, o de una vez por todas, vamos a tomar en nuestras manos lo que es nuestro, nuestro destino.

Si no lo hacemos, compañeros y compañeras, Morelos, y todo el país, no sólo Zacatepec, va ser un pueblo, un gobierno, un estado perdón, y un país de fantasmas. Y ya buena parte de la República que hemos recorrido se está convirtiendo en esto, porque hay muchas personas, hombres y mujeres que han tenido que emigrar a la ciudad, o a los Estados Unidos para conseguir algo de paga para poder vivir. Y a la hora que alguien se va, no es que se va de vacaciones como dice el imbécil del vocero de Vicente Fox: que los mexicanos emigran a Estados Unidos porque quieren conocer otras culturas, sino es esta necesidad. A la hora que se da esta migración se destruye la familia, se destruye la comunidad, se destruyen todas las relaciones sociales que hay en una comunidad, en un pueblo, en una ciudad, en un estado y en un país, como si fuera exactamente producto de una guerra.

Si volteamos a ver a Irak —esa vergüenza mundial que ha sido perpetrada por los Estados Unidos de Norteamérica—, vemos este problema de los desplazados. Y volteamos a ver a nuestro país y también nos damos cuenta de miles de millones de desplazados que tienen que ir a buscar, como si realmente hubieran caído aquí bombas, las bombas capitalistas, decimos nosotros.

Entonces tenemos que elegir como seres humanos, como hombres, como mujeres, como niños y como ancianos. Tenemos que decidir si vamos a dejar que esto siga ocurriendo, o vamos a luchar por transformarlo. Los que estamos en la Otra Campaña tomamos la decisión ya, de decir en todo el país y con todas las voces, y con todos los colores los que estamos aquí, hemos decidido decir: ¡ya no!, ¡ya basta! Hemos decidido hacer este gran movimiento nacional.

No se trata de elegir otro gobierno, se trata de derrocar al gobierno. De derrocar al gobierno municipal, y todo esto que nos estuvieron explicando de que ellos mismos se están asignando grandes sueldos para convertir la labor de gobierno —que debería ser en servir—, en un negocio. Derrocar también a los gobernadores de los estados, que a veces ni siquiera alcanzan el mínimo de coeficiente intelectual, como el que está aquí en Morelos.

Derrocar también a los grandes poderes de la unión: la presidencia de la Republica, las grandes cámaras, la Suprema Corte de Justicia de la Nación. Derrocar y echar de este país a los grandes propietarios de la industria, del comercio, de la tierra y de la banca. Y sobre eso, sobre los resultados de esa guerra contra ellos, levantar otro país, un país que vele realmente por la gente que trabaja. Y en ese país hacer un nuevo acuerdo, una nueva Constitución que sea mejor todavía, superior, a la que estamos padeciendo ahorita y a las que han hecho a lo largo de la historia de nuestro país.

La Otra Campaña en esta etapa tiene, primero, la propuesta de hacer otra política, que es pasar en todos los rincones de nuestro país y escuchar lo que la gente humilde y sencilla quiere decir: su dolor, su lucha, su rebeldía. Tratar de que esa voz que puede ser pequeña en Zacatepec o en este auditorio, se haga grande y llegue al norte de la República, al sureste, que cruce también la frontera norte, y llegue a los mexicanos y mexicanas que están en el otro lado, y también escuchar esa voz. Se trata de que vayamos recogiendo la voz de los que nadie escucha, la palabra que nadie oye, el rostro a los que nadie ve. Porque en esta mentira que se está montando ahora de que todos somos iguales, ahora resulta que el taxista, el empleado, el campesino sin tierra, el obrero o el migrante, es igual que Carlos Slim, con una pequeña diferencia en la cuenta bancaria.

Y nos están vendiendo esto y nos están diciendo: “sí cuentas para nosotros, sí nos interesas”. Cuando en realidad lo que les interesa es la credencial de elector, y que puedan decidir entre ellos quién va a hacer negocio los próximos tres o seis años, y así cada tanto.

Nosotros decimos: para que vamos a seguir desgastando en comisiones, pidiéndole al gobierno o a los gobiernos: “oye no seas cabrón, no robes tanto, róbate un poco menos”, o “hazme caso” o “has tu trabajo”. Cuando en realidad lo que tenemos que hacer —pensamos nosotros— es hacer esta organización y mandarlos a la fregada o a la cárcel, que son las dos opciones que les estamos dando ahorita.

Entonces nosotros los estamos invitando a esto, a que le entren con nosotros, sin que esto quiera decir que destruyan su organización, su persona, su familia, que no la desaparezcan. Sino que se mantengan como lo que son cada quien, según su organización o según su pensamiento. Y hagamos esta unidad nacional para cambiar este país de manera más radical y profunda de lo que fue el movimiento que nació en 1810 contra el imperio español, y en 1910 contra la dictadura porfirista.

Ahora, vámonos contra el capital y contra sus sirvientes en todas partes de nuestro país, hasta poder expulsarlo y poder levantar aquí otro sistema. ¿Cuál? El que acordemos entre todos abajo. Uno donde realmente sea la tierra de quien la trabaja, el trabajo de quien produce, donde haya vivienda, salud, educación, alimentación, tierra para trabajar y buen precio para los productos.

La víspera de que las cosas pasen parece imposible. Algunos de los que me están escuchando pudieron haberme estado escuchando en diciembre de 1993, y si les estuviera diciendo que en unos días más nos vamos a alzar contra el hombre más poderoso del mundo, en este caso, o el más famoso, que era Carlos Salinas de Gortari, nos hubieran dicho que estábamos locos. Y sin embargo, unos días después, toda esa imagen de modernidad, se caía por los suelos. El partido que durante tantos años se había mantenido omnipotente en el poder, unos cuantos años más tenía que ceder y hacerse a un lado.

Ahora lo que estamos proponiendo no es como Ejército Zapatista de Liberación Nacional, sino como Otra Campaña, como la unidad de obreros, campesinos, estudiantes, maestros, homosexuales, lesbianas, indígenas, hombres, niños, mujeres, ancianos. Lo más chingón de este país está acá en la Otra Campaña. Y el país que va a salir de todos estos hombres y mujeres va a ser lo mejor que el mundo va a asomarse en el siglo XXI. Nos tocó a nosotros como mexicanos y mexicanas, habrá que hacerlo, estamos decididos hacerlo.

Tienen aquí un lugar, compañeros y compañeras, con nosotros. No hay paga, no hay puestos, no hay ni siquiera camisetas ni calzones para ponerse con un emblema. Hay nada más la firmeza en el corazón que tenemos todos nosotros, y la decisión de no detenernos hasta que consigamos lo que nos hemos propuesto: destruir el sistema que nos destruye.

Se trata, pensamos nosotros, de una cuestión de elemental lógica: si ellos sobreviven, morimos nosotros y muere la patria que nos vio nacer. Para que vivamos nosotros y viva México, tenemos que destruirlos.

Gracias compañeros, gracias compañeras.

Share

13 Comentarios »

  1. Si, si es pertinente la mentada y más, ante el abuso, la persecución, la cárcel y el asesinato. Y usted disculpe si se espanta o se ofende, pero francamente, a muchos, nos vale madres si a usted no le parece. Así que con su moralina y buenas costumbres a la chingada, que aquí no nos andamos con mamadas, y las cosas por su nombre. ¿Que somos unos mal hablados? ¿que somos unos pelados? ¿que así vamos a perder la lucha? JAJAJA…

    Y para su disgusto, aquí va de nuevo:

    GOBERNADOR ESTRADA CAJIGAL: CHINGA TU MADRE!!!!!

    Si no te parece, pues algo tendrás que ver con el malnacido ese…

    Comentario de La buena conciencia, jajaja — Abril 14, 2006 @ 7:07 pm

  2. Como parte organizadora de la Otra en el Sur, me siento sumamente satisfecho por la forma en que se organizó y resultó en la región. Realmente he puesto énfasis en la ortografía y sintaxis como contraparte del boletín que circuló durante la visita del “sup” en Jojutla, que definitivamente no corresponde a gente con la menor preparación ni siquiera elemental, y, si peligrosa para su familia, dado que sabemos que en el seno del hogar se lleva a cabo la primera educación;así que menudo problema tendrán estas personas en exigir excelencia académica a sus vástagos cuando han exagerado en el colmo de la idiotez linguística; pero creo que ya gasté demasiado tiempo y letras (en estos tiempos tan valiosas que incluso despiertan conciencias ) en estos bastardos, así , que me solidarizo con las frases dictadas por el “sup” en el discurso de Zacatepec, que por otra parte ,este purista (que no dudo sea panista) deberá saber que el verbo “chingar ” es aceptado por La Real Academia de la Lengua Española. Agradezco a la coincidencia cronólogica e histórica me haya permitido vivir en este tiempo para poder cooperar en lo más posible con este movimiento de auténtico reclamo social. Y::::::::::: ¡QUE VIVA LA OTRA CAMPAÑA!

    Comentario de Dr. Calixto Carbajal Balderas — Abril 14, 2006 @ 7:28 pm

  3. soy argentino vivo en el chaco es una provincia que esta ubicada en el norte de mi pais siempre me detuve a ver o leer contenidos que hablen del E.Z.L.N. por que me interesan sus ideales su lucha en contra de la mentira del lenguage del dinero en contra de un modelo debastador de sociedades.
    Aca tambien sufrimos los efectos del neoliberalismo o capitalisno.Mi provincia es una de las mas pobres de mi pais lo cual la asocia a fenomenos como las enfermedades tipicas de la pobreza (colera,denge,chagas),tambien existe nun bajo nivel educativo mucha desercion escolar y ni hablar del hambre que pasa mi gente.Estoy con ustedes en esta lucha “Hasta la victoria siempre” “Patria o muerte”(frases del che).Saludos juan del chaco.

    Comentario de juandamian — Abril 15, 2006 @ 11:08 am

  4. Como no poner la frente en alto. Como no empuñar las manos…Y seguir luchando por las cosas, que lejos de ser imposibles…son realizables. Deben serlas. Yo soy de Quito-Ecuador…..y sigo a lo lejos, pero con el sentimiento hermandado, la lucha de la “Otra Campaña”. Del subdelegado zero y delos mexican@s que buscan la dignida y la liberacion del maldito minstruo neoliberalista. Yo, mujer, mestiza, quemada por el sol de mis ancestros y con la rebeldia latinoamericana de luchar por la versadera liberad y dignida, les digo ADELANTE!….porque otro Mexico, otro Ecuador, Otro mundo es posible….

    Seguimos en pie de lucha, CARAJO!

    Comentario de Carla Badillo Coronado — Abril 15, 2006 @ 9:47 pm

  5. Buena conciencia..
    es lamentable que solo alcances a leer lo que te interesa.. claro que la mentada es pertinente, y tambien es pertinente el señalamiento de joaquin..
    Y asi, el genocidio no se justifica.. ni tampoco la burla y el linchamiento..
    No es parte de la discusion la descalificacion, pero si la confrontacion.. siempre hay maneras y formas..pero es necesario el respeto. Siempre.

    Comentario de dav — Abril 16, 2006 @ 3:02 pm

  6. dav,

    si la mentada es pertinente y también el señalamiento de joaquín, entonces yo ya no entendí. O sea, tu lógica es que la mentada y la censura a la mentada están bien…. mmm…. creo que lo lamentable es que tu lectura no te dé para tomar una decisión.

    yo me quedo con la mentada para el gobernador, y de paso, una mentada para el censor de mcgregor, y por si acaso tú insistes en censurarme, una mentada para vos también.

    o sea, mentadas al por mayor, y mentadas para curarse en salud.

    saludos!

    Comentario de la otra buena conciencia — Abril 16, 2006 @ 8:10 pm

  7. les ofendio la mentada??
    a aquellos que les ofendio, seguro tambien les ofende el movimiento de resistencia, les ofende nuestra rebeldia.

    no hace falta repetirla, pero tengan en cuenta que se las deseo a todos aquellos que la merecen, y si te ofendes leyendo esta insinuacion, …ni modos.

    Comentario de MiMo — Abril 17, 2006 @ 3:12 pm

  8. creo que hay que dejar las mentadas por otro lado y yo digo a quien no le parece pues dejemos que piense lo que quiera

    que piense que el gobierno no roba que nadie sufre hambre que a todos se les respeta y que nunca a habido coruccion pues es su conciencia que se queden con los ojos cerrados por que yo ya los abri y vi la porqueria de mundo donde fuimos a parar

    Comentario de Leticia angelica jimenez sosa — Abril 21, 2006 @ 7:41 pm

  9. Fue muy grato tener a la otra campaña en mi pueblo de Jojutla..porque aún aquí persisten al igual que en todo méxico comunidades marginadas, olvidadas y la sexta nos da la opción de organizarnos…las condiciones están dadas, creo que falta un poco más de preparación solamente respecto a la formación de ideas concretas..en el sur de morelos estamos alertas..y que no se nos desinfle el animo..Y a 2 meses de su visita estamos pendientes con lo de Atenco ya se han hecho varias manifestaciones..no dejemos a nadie preso..porque seria ceder al gobierno su poder simiesco…. ¡PRESAS Y PRESOS POLITICOS LIBERTAD!

    Comentario de Carolina — Mayo 29, 2006 @ 11:48 pm

  10. Quiero mencionar que despúes que nos adherimos y organizamos..al manifestarnos en Jojutla por las calles de manera pacifica en apoyo a los compañeros de Atenco y a un grupo de comerciantes el presidente municipal de Jojutla giro ordenes de averiguación previa contra la otra campaña en el sur..a parte que el dia que se tomo la casa de seguridad cisen en tlaquiltenango fuimos rodeados sin mas por la policia estatal municipal y como algo que si preocupa es la intromisión del ejercito del gobierno mexicano a el museo Jaramillista intimidando a las compañeras que estan a cargo el cuidado del mismo. aún así estamos en pie de lucha…

    Comentario de Carolina — Mayo 29, 2006 @ 11:58 pm

  11. soy simpatizante de su movimiento y crítico de ustedes cuando aparece la violencia,soy médico ,y sin querer contar historias ,desde la primaria me sentí participe de estos movimientos,y ahora se porque,simple y sencillamente desciendo de una rama indigena materna y otra mestiza y como valor agregado campesinos,mas tarde comerciantes de tianguis y siempre como nuestra compañera y compañeros inseparables,nuestra probreza y nuestros perros,considero importante para nos y los que ya llegaron y los que vengan (Generaciones de mexicanos nuevos)continuar trabajando eufemisticamente hablando,cada quien desde su “trinchera”para que la historia de nuestro pais ya no quepa en relatos de tragedias,tristeza y pobreza,menos de muertos o encarcelados como las personas de Atenco,no he podido encontrar en mi razonamiento justificacion para dividirnos como pais,creo una de las salidas que existen hoy en dia son las luchas de los oprimidos y el ejersicio tambien de la democracia,no mas incertidumbres por la comida,educacion y salud,deseo esto para mi pais y sus pobladores,sin chauvinismos,que en ëste pobre estado de Morelos algunos candidatos politicos les gusta sobresaltar,las leyes y su area de influencia deben aplicarse y respetarse iniciando con los encargados de su obervacion es decir nuestros representantes en cada uno de no poderes sino de puestos de Representacion popular. gracias.

    Comentario de misael arroyo hernandez — Junio 4, 2006 @ 8:09 pm

  12. que pasa . por aca en juarez las cosas estan muy mal, ya nos van a imponer un ejercito de burros . esta es una ciudad sin ley, estoy muy trizte por aca, se respira un caos mas paresido a un anarkismo . no que se valla a pasar por aca pero les envio un saludos desde la ciuda del caos .
    posdata :
    conosco esta ciudad no es como en los diarios…

    Comentario de carlos macias — Junio 8, 2006 @ 5:14 pm

  13. aca , las resisntencias no se pueden medir, por que no las ahy, hojala que pase algo en esta ciuda de pobres corazones . sin mas les reitero mi apoyo y mi admiracion chao suerte …

    Comentario de carlos macias — Junio 8, 2006 @ 5:18 pm

RSS para comentarios de este artículo. TrackBack URL

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad Artículos