lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook siguenos en youtube

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Abr062006

jornada de trabajo en Morelia, 5 de abril

El delegado zero en la Universidad Nicolaita, en Morelia.

Palabras en el mitin de la colonia Felicitas del Río, en contra de la construcción de una gasolinera

Fotos enviadas por el Escuadrón Charlie Parker

En la Universidad Nicolaíta, Morelia.
5 de Abril de 2006

Buenas tardes comunidad universitaria. Les agradecemos el habernos recibido y el darnos su tiempo y su dolor, porque veo que están fastidiados por el sol, para escuchar nuestra palabra.
Nosotros somos el Ejército Zapatista de Liberación Nacional, nos alzamos en armas contra el supremo gobierno el día primero de Enero del año 1994. Intentamos por varios caminos resolver nuestras demandas por la vía del diálogo y la negociación, y nos enfrentamos no sólo con la traición de los tres poderes de la unión, sino también con el desprecio de la clase política, que ahora, allá arriba se está disputando la presidencia de la república. Fue nuestro pensamiento buscar a otros como nosotros, como nosotras, que pensaran que la solución a los principales problemas de este país no está allá arriba sino abajo entre la gente humilde y sencilla; que la solución a la universidad pública no está en los directores, en los rectores, en las juntas de gobierno o en las autoridades de la educación a nivel federal, sino en la comunidad universitaria: en los estudiantes, en los maestros, en los investigadores, en los trabajadores manuales y administrativos. Y hemos visto en varios lugares donde hemos pasado este mismo problema y esta decisión que hay que tomar; elegir ustedes qué universidad quieren, si la de este sistema que es como una gran fábrica, con algunas cuestiones para amenizar, como este concurso carnavalesco por el rey feo, que se están convirtiendo las elecciones presidenciales, o por la reina de la primavera, la disputa entre Martha Sahagún, Elba Esther Gordillo y gente de ese tipo.Hay que elegir si la universidad pública sigue en el canal de esa fábrica, de ese sistema capitalista, como una línea de ensamblaje absurda y dislocada, porque lo que produce la universidad no tiene lugar, no tiene cabida, no tiene ocupación allá afuera: los ingenieros, los médicos, los licenciados, los que se desempeñan en las humanidades y las artes no van a encontrar trabajo allá afuera, no importa su aplicación, su dedicación su capacidad, su inteligencia, allá afuera los puestos se deciden por compadrazgo, por ligas de amistad, por palancas, como se dice vulgarmente. Se decide también según lo que marque el mercado de trabajo, no se les va a pagar su trabajo, su capacidad, su ingenio, sino lo que se determina allá arriba, que es el precio para que puedan seguir trabajando. Aquellos y aquellas que han entrado a la universidad por una vocación, por seguir una vocación que los realice como seres humanos, como mexicanos, como mexicanas en esta sociedad, enfrentarán allá afuera el repudio, el desprecio y la humillación. No importa lo bien que hayan salido en la escuela, no importa su capacidad, su inteligencia, lo que va a importar es si saben o no venderse, vender su dignidad como mujeres, como hombres, como científicos, como maestros, como técnicos. Si la universidad elige seguir en la línea de la fábrica que es el capitalismo, no hará sino cosechar desilusión, amargura y frustración.

No se trata aquí de si se es de izquierda radical o moderada, de lo que se trata aquí es de si se es o no universitario, porque sabemos bien que en la cátedra no hay libertad, que la investigación está siendo cooptada por las grandes empresas y convierte a nuestros científicos, a nuestros investigadores, en peones de hacienda, que van armando pedacito por pedacito la ciencia que luego va a ser utilizada para destruir la naturaleza o destruir a la humanidad.

Los maestros no tienen libertad de cátedra, deben convertirse en jefes de esa línea de ensamblaje que está modelando cerebros, manos, pies para trabajar según lo que se plantea allá afuera; y no se sorprenda alguien si termina con mención honorífica la carrera de ingeniería química, la licenciatura en derecho, la licenciatura en humanidades, medicina y termina en una línea de ensamblaje, sea como chofer, sea como agricultor o como está ocurriendo cada vez más, emigrando a otro país.

Los trabajadores, administrativos y manuales, que en México y en esta universidad han dado el ejemplo de solidaridad y apoyo con otras luchas, verán también su futuro convertido en un peón de un gran centro comercial con el nombre de universidad pública, con el nombre de universidad michoacana. Hay que elegir como comunidad universitaria, como estudiantes, como maestros, como investigadores, como científicos, como trabajadores manuales y administrativos, esa decisión, pensamos nosotros, hay que tomarla abajo.

Por el otro lado, elegir mirar hacia los otros abajos que hay allá afuera, fuera de esta torre de cristal que es la universidad, la academia; fuera de allá está otro país, otro México que ya tomó la decisión de alzarse para derrocar a los gobiernos, a todos los malos gobiernos, desde el federal, el estatal y hasta el municipal y volver a alzarse y levantarse para sacudirse de esos poderosos que no sólo han convertido nuestro país en una ruina, sino también la educación pública y particularmente la educación universitaria. Ese levantamiento, compañeros y compañeras, se va a dar, cada uno de ustedes hombres o mujeres, estudiantes, maestros, trabajadores, investigadores, tendrán que elegir ese día o ahora mismo; elegir si se quedan sin hacer nada, y apuestan a que la universidad como parte del sistema capitalista empiece a producir generaciones enteras de frustración y amargura, o vinculan su quehacer académico, científico, su quehacer universitario a lo que está pasando allá afuera.

Nosotros venimos a invitarlos, no a que se sumen a un partido político, a una organización, no a que apoyen a un candidato a rey feo por los próximos seis años, no que suscriban la coste de la reina de la primavera que se disputará también dentro de pronto. Nosotros los estamos invitando a que según su grupo, su organización como persona, como familia, como grupo de amigos cultural, como ustedes quieran, se unan a nosotros en la Otra Campaña no al Ejército Zapatista de liberación Nacional sino a todas las organizaciones políticas, sociales, culturales, grupos, colectivos, personas e individuos que en todo el país ya estamos en esto de la Otra Campaña. De lo que se trata es de dar el oído a quien está abajo y a la izquierda, de lo que se trata es de ir preguntando en cada comunidad cuales son las necesidades, de lo que se trata es de levantarnos en un movimiento civil y pacífico, derrotar y derrocar al mal gobierno, sacar a los ricos de este país y sobre estas ruinas que dejan, volver a levantar otro México, un México diferente, donde la bandera tricolor, la que está ondeando abajo y a mi izquierda se levante con dignidad, como deben levantarse las cosas, desde abajo.

Ofrecemos respeto a esa diferencia, ofrecemos respeto al pensamiento, a la forma de organización, sólo pedimos que el mismo destino sea compartido: acabar con el sistema que nos tiene así, y levantar entre todos, desde abajo, otro país, con otra ley, con otro acuerdo, con una nueva constitución.

Compañeros y compañeras, viera que es posible a todos darles el aviso de lo que va a pasar, si pudiéramos haber avisado antes de sesenta y ocho, antes de setenta y uno, antes de noventa y cuatro… ahora se puede, estamos pasando a dar este aviso y a pedirles, y a preguntarles su decisión, cada quien en su corazón, en su cabeza, en su pensamiento tiene que tomar esta decisión. No la que nos están pidiendo allá arriba de elegir entre uno y otro, sino elegir nosotros, tomar en nuestras manos nuestro destino. En este caso ustedes como universitarios, tomar entre sus manos tomar en sus manos el destino, el rumbo, el paso y la compañía de la comunidad universitaria de la ciudad de Michoacán.

Este es nuestro mensaje compañeros y compañeras.

Hay aquí en Morelia, y hay en todo Michoacán, y hay en todo el país hombres y mujeres que ya están en la Otra Campaña, no les pedimos que se sumen ciegamente, ni que sea por moda, les pedimos que se informen, que vean este pensamiento que lo tomen en cuenta, y si ven que es bueno y que toca su corazón, se unan a nosotros, porque de este lado, del lado de abajo, es donde está el otro México, de donde va a resurgir. Allá arriba sólo seguirá la muerte, la destrucción y el desprecio.

Gracias compañeros, gracias compañeras.

En la colonia Felicitas del Río, Morelia, Michoacán.
5 de Abril de 2006

Compañeros y compañeras de la colonia Felicitas del Río, medios de comunicación, orejas del gobierno municipal, del gobierno estatal y del gobierno federal.

Queremos hacer una pregunta; porque hemos escuchado y sabemos desde antes de la lucha de estos compañeros y compañeras, de estos jefes de familia, jóvenes, adultos, ancianos, niños que están luchando por la vida; queremos preguntarle a los medios de comunicación y a los orejas que vayan a preguntarle al presidente municipal, de Acción Nacional, y al gobernador del estado, del Partido de la Revolución democrática: ¿Cuánto vale la vida de un niño?

Porque ustedes están en la campaña de desprestigio en contra de esta gente que está defendiendo la vida de sus niños y de sus niñas, y a la hora que esa gasolinera sea impuesta, si es que los dejamos solos, y aparezca la primera muerte de un niño o una niña, ustedes ¿Qué van a decir en su televisión, en su periódico? ¿Qué va a decir el presidente municipal en su informe?, ¿el gobernador del estado?, ¿con qué cara le van a presentar a la gente que son creíbles?, ¿dónde está la legitimidad de ustedes? Si aquí no se está disputando un puesto político, se está disputando la vida de un niño y una niña. Eso es lo que está alentando la lucha de esta gente y ustedes por intereses, porque tienen la liga con el empresario que quiere poner la gasolinera van a apostar a la muerte. Y a la hora que esa muerte llega, a la hora que llegue, ¿cómo van a enfrentar a sus lectores, a sus radioescuchas, a sus televidentes, a quienes votaron por ustedes en Acción Nacional o en el Partido de la Revolución Democrática o en el Partido Revolucionario Institucional? El movimiento que están levantando los colonos, aquí de Felicitas del Río, es no sólo visto con respeto por nosotros como zapatistas, sino también con admiración. Porque a pesar de estar enfrentando el poder de todas las formas, el poder de los medios de comunicación, el poder de represión de la policía municipal y estatal, el poder del dinero de los empresarios y el poder del gobierno del estado y del gobierno municipal, han decidido optar por la vida de sus niños y de sus niñas.

Y este es un ejemplo de lo que ofrece la Otra Campaña. Nosotros no venimos a imponernos como organización, ni siquiera como Otra Campaña, nosotros respetamos la organización, la forma en la que se ha dotado este grupo de colonos y de colonas para enfrentar este problema, y en total respeto a su autonomía y a su independencia, porque su causa es justa, es digna, y es por la vida que es de lo que se trata la Otra Campaña; Nosotros hemos venido a decirles humildemente, que los apoyamos, que los admiramos, y no sólo nosotros como Ejército Zapatista de Liberación Nacional, sino también todas las organizaciones políticas, sociales, todos los pueblos indios, grupos, colectivos, personas, individuos que estamos en la Otra Campaña.

Qué bueno que esta gente se haya levantado por sus derechos, y qué bueno que nos haya dado la oportunidad de conocerlos personalmente y de estar aquí, y de confrontar lo mismo que hemos visto en todas partes de la república: ciudadanos concientes que se preocupan por la naturaleza, por la vida, por mejores condiciones de trabajo, por mejores condiciones de seguridad, de servicios públicos y se tienen que enfrentar a lo que nos hemos enfrentado nosotros como zapatistas; al desprestigio, a la burla y a la humillación.

Como quiera a la vuelta de rueda, las cosas van a cambiar señoras y señores, orejas y anexos; las cosas van a cambiar y ustedes van a tener que buscar un trabajo digno en lugar de estar espiando a la gente; o aquellos que se dedican a desprestigiar, van a tener también que buscar un trabajo digno. Y la gente humilde y sencilla que es la que trabaja y es la que hace caminar a este país, tendrá entonces una vivienda digna, tendrá salud, educación, buen salario, independencia, democracia, justicia (no la que se está dando allá arriba para los ricos, sino para todos los que están abajo).

De eso se trata la Otra Campaña, venimos hasta acá nada más para decirles que no están solos compañeros y compañeras. Que junto con ustedes están los hombres, mujeres y niños del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Somos indígenas, casi la mayoría no hablamos español, pero entendemos el lenguaje de la dignidad y de la rebeldía, no importa su color. Los colonos y las colonas de aquí de Felicitas del Río, tienen en nosotros a un compañero y a una compañera, y estamos seguros que toda la Otra Campaña, junto con todas las otras luchas que se están levantando, no dejará solo a esta colonia en su lucha.

Y es bueno entonces que le vayan a avisar a Cárdenas Batel, que le vayan a avisar a… (¿cómo se llama el señor este de Acción Nacional?… ¿Chavo del ocho? Bueno parece, casi es lo mismo)… al hijo de este enano mental de Calderón, y a toda Acción Nacional. Y que lo pongan en los medios de comunicación, que los colonos y las colonas de aquí y su justa lucha tienen en nosotros a los hermanos y a las hermanas que han tenido siempre.
¡Viva, que viva de veras siempre, la vida por la que están luchando! La vida de los niños y niñas por la que están luchando.

Gracias compañeros, gracias compañeras

 

Area de Descargas

Descargue aquí los archivos de este artículo en su formato original.


Share

2 Comentarios »

  1. Fue para nosotros, en la Universidad Michoacana, un verdadero placer recibir al Delegado Zero, considero que el acto fue sumamente emotivo y la caminata con dirección al plantón de la colonia Felicitas del Río en contra de la gasolinera, un evento que demostro la solidaridad que aún existe entre nosotros los universitarios.

    Comentario de Pancho — Abril 21, 2006 @ 11:28 pm

  2. La presencia del Delegado Zero en la U.M.S.N.H. tiene un impacto historico ya que nos apoyan para decir No a la reforma universitaria al decir Si a la resistencia Si a un mundo diferente Si a una nueva y mejor vida No al capitalismo. por que como ya antes menciono el Dr. Salvador Allende “SER JOVEN Y NO SER REVOLUCIONARIO ES UNA CONTRADICCION HASTA BIOLOGICA”.

    Comentario de cris — Mayo 4, 2006 @ 7:34 pm

RSS para comentarios de este artículo. TrackBack URL

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad Artículos