lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Oct121998

A la sociedad civil nacional y a los asistentes a la reunión de trabajo para la preparación del encuentro con el EZLN

Ejército Zapatista de Liberación Nacional

México, 12 de octubre de 1998:

A la sociedad civil nacional y a los asistentes a la reunión de trabajo para la preparación del encuentro entre el EZLN y los firmantes, los firmados y los que no son firmantes ni firmados, pero quieren encontrarse.

(Por sus siglas: AALRDTPTPDEEEEYLFLFYLQNSFNFPQE ¡uf!)

Hermanos y hermanas:

Saludos, reverencias, apretones de mano, abrazos, respetuosas inclinaciones de cabeza. Por acá, a la simulación de la ayuda a los afectados por las lluvias se sumó la grotesca opereta de unas elecciones locales que, no obstante despensas y amenazas, no lograron convocar ni a la cuarta parte de los posibles electores. Así, remendando telones y gastadas escenografías, los gobiernos federal y estatal apuestan no ya a que les crean sus mentiras, sino a que ya no produzcan escándalo ni indignación. Apuestan al cansancio y a que la pirotecnia de una sucesión presidencial adelantada los distraiga a ustedes y a nosotros de olvidos, de postergaciones, de triunfos jurídicos de la usura (¡ah, el estado de derecho! ¡Tan lejos de la justicia y tan cerca del crimen!), de arbitrariedades y de catástrofes naturales y neoliberales. Pero ni nos cansamos, ni nos distraemos, ni nos olvidamos, ni nos postergamos. Esperamos y preparamos.

Y, hablando de preparativos, hace unos días nos llegó un documento con las principales propuestas e ideas que se hicieron en su reunión de ustedes del día… el día… no sé qué día, pero ya tiene días que se reunieron. Aquí les mandamos una respuesta de lugar y fechas para el encuentro. Mientras nos encontramos, seguiremos usando estas cartas que algunos llaman “comunicados” y que no son más que puentes para salvar distancias y diferencias y así nos va.

Y las cosas no son tan fáciles. Aquí tiene usted, por ejemplo, estas hojas de papel en tinta (o esta pantalla de Internet con lucecitas, porque tampoco se trata de olvidar que estamos en la era de las superautopistas informativas). Usted lee estas letras y, con un poco de suerte, consigue entender lo que dicen. Y a usted le parece fácil, ahí están las letras ya, acomodadas de una forma que puede o no agradarle, pero comprensible y, en todo caso, el trabajo es suyo de usted, porque tiene que hacer que las letras se agrupen y produzcan eso que algunos llaman palabras, y conseguir que adquieran un sentido. Pero no se crea, convocar a todas estas letras fue harto difícil, lograr que se estuvieran quietas requirió látigos de siete colas, amenazas de todo tipo, súplicas, ruegos y promesas. Después vino la pesadilla, intentar una y otra vez armar el rompecabezas de modo que se aproximara, así sea medianamente, al otro rompecabezas que tenemos en la cabeza. Entonces, y sólo entonces, vienen la ciencia y el desarrollo tecnológico a socorrernos y optamos entonces por el muy eficiente y eficaz mecanismo que consiste en hacer un barquito de papel, pintarle una banderita con un cráneo feroz soportado por dos tibias cruzadas, ponerle encima un monito de hule que me regaló la mar y que no sabía (el monito) que su futuro sería el de ser marinero de tan frágil embarcación.

Y entonces sigue esperar la lluvia, que en estos tiempos no tiene remilgos ni consideraciones, y ahí viene un arrollito con ramitas y lodo y ya después se aclara el arrollito y sigue poner el barquito de papel con rumbo a Occidente y montaña abajo, y horas después (créanme que no falla) aparece el barquito de papel ya desarmado en medio de su periódico o en la pantalla de su computadora y se lee arriba: “Ejército Zapatista de Liberación Nacional”, y un poco más abajo dice: “A la sociedad civil y a etcétera”, y usted sabe que esas letras van dirigidas a usted y se pone a leer y hace su esfuerzo por armar el rompecabezas y nos-otros acá tristes no por el armado de rompecabezas, sino porque el barquito de papel se desarmó y es una lástima, viera usted qué bonito, con qué gallardía sorteaba tronquitos, piedritas y sapos no tan “itos”, y entonces la tristeza la curamos haciendo más barquitos de papel y el Pedrito dice que mejor caballos y yo que mejor caballitos de mar y pronto tengo una flota con todo y su portaviones y el Pedrito necio con los caballos, y mientras a mi estupenda flota la lluvia la vuelve a la realidad, o sea al lodo, y por eso le escribimos a usted, porque la esperanza es también un barquito de papel, un no que se transforma en sí. Y entonces me acuerdo que el otro día leí al Benedetti, que es un hombre que mira al cielo, y veía él una estrella fugaz y pedía muchos deseos que son un solo deseo y, por ejemplo, pedía que los justos “empuñen todos sus noes para instalar la gran afirmación”, y ya sé que el Benedetti dice que es uruguayo, pero no le crea usted, sólo lo dice para inquietar dictaduras dictablandas y para molestar en esas aduanas y fronteras con las que los de arriba fragmentan el sueño de los de abajo y abajo, por lo regular, sueñan noes y de eso se trata, digo yo, si encontramos y juntamos todos los noes que, como los justos, son la inmensa mayoría en este país, entonces tal vez podríamos intentar armar el rompecabezas del mañana y encontrarnos con que tantos noes bien acomodados, es decir, con justicia y dignidad, vienen a dar un sí que no es muchos síes, pero vale tanto como los noes que lo parieron, y ahora me acuerdo que el Viejo Antonio decía que dialogar es como armar un rompecabezas y tal vez no lo dijo el Viejo Antonio, pero debió haberlo dicho y a lo mejor por eso están estos puentes que son barquitos de papel desarmables, o sea, porque nosotros decimos muchos noes y ustedes dicen muchos noes y a lo mejor ustedes y nosotros sospechamos que sus noes de ustedes y los noes nuestros son los mismos noes, digo yo, ¿no?

Así que ahí nos miroleamos (que viene del verbo “mirolear”, acción de mirarse conjuntamente en reciprocidad mutuamente). Lleve usted sus noes medianamente ordenados (porque tampoco se trata de nonear -acción de repartir noes- a tontas y a locas), nosotros llevaremos los nuestros en barquitos de papel, así si no llega nadie a encontrarse con nosotros podremos ponerlos en los arrollitos que, es seguro, no faltarán.

Vale. Salud y que las miradas y las palabras unan mañanas.

Desde las montañas del sureste mexicano.

Subcomandante Insurgente Marcos

Octubre de 1998.

Share

No hay comentarios »

No hay comentarios todavía.

RSS para comentarios de este artículo.

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad Artículos