lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Ene011995

Saludo a las tropas zapatistas que rompieron el cerco. 

Comunicado del Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

México.

1 de enero de 1995.

Al Pueblo de México:

A los Pueblos y Gobiernos del Mundo:

A los Insurgentes y Milicianos del EZLN:

A las Bases de Apoyo del EZLN:

Hermanos:

El día de hoy se cumple un año del inicio del despertar mexicano. Hace un año nuestro grito de “¡Ya Basta!” despertó a la nación mexicana del engaño y la mentira en que los mantenía el supremo gobierno. El amanecer del año se inició con una pequeña luz de esperanza para los pobres del país.

Las armas zapatistas hablaron su palabra de fuego y muerte. Con la sangre de nuestros hermanos obligamos al país entero a voltear hacia sus hijos más olvidados: los indígenas mexicanos.

Por eso hoy saludamos a nuestros muertos. Ellos mostraron a la nación el verdadero rostro de injusticia y miseria que vive en la mayoría de los mexicanos.

Pero poco duró la preocupación del país por sus habitantes originales. Pronto llegó el olvido al corazón de los mexicanos y volvió la desesperanza a habitar nuestros corazones. Al finalizar el año de 1994 nos vimos obligados a una acción que recordara al mundo entero que el problema se mantenía sin solución.

A partir de la imposición gubernamental y la burla a la voluntad democrática del pueblo indígena chiapaneco, el día 9 de diciembre de 1994 iniciamos la ruptura del cerco militar y avanzamos a nuevos territorios donde sufrían nuestros hermanos de raza. Diez días después, en horas de la madrugada del 19 de diciembre de 1994, culminó la campaña militar “Paz con justicia y dignidad para los pueblos indios”. Diez días más duró la campaña militar “Guardián y corazón del pueblo” con la que nuestras tropas resistieron, sin bajas, el embate de las fuerzas gubernamentales y mantuvieron las posiciones conquistadas.

Por eso, queremos mandar un saludo a las tropas zapatistas que rompieron el cerco y avanzaron con su mensaje de democracia, libertad y justicia por las montañas del sureste mexicano.

Queremos saludar a las tropas hermanas del 7o. regimiento, de la 75o. división de infantería zapatista. En sus posiciones de montaña nos escuchan ahora estos hombres y mujeres zapatistas que conquistaron posiciones en los siguientes municipios de los Altos de Chiapas: “San Andrés Sacamch’en”, “San Juan de la Libertad”, “Santa Catarina”, “Magdalena de la Paz”, “Nuevo Bochil”, “San Pedro Chenalhó”, “Cancuc”, “Sitalá”, “Ixtapa”, “Jovel”, “Amatenango del Valle”, “Zinacantán”, “Jitotl”, “Teopisca”, “Nuevo Venustiano Carranza”, “Nicolás Ruiz”, “Socoltenango”, y “Totolapa”.

Mandamos también un saludo a las tropas zapatistas del 9o. regimiento, de la 75o. división de infantería zapatista. En sus campamentos del norte de Chiapas nos escuchan los hermanos zapatistas choles, tzotziles, tzeltales y zoques que conquistaron posiciones en los municipios de “Huitiupán”, “Simojovel”, “Sabanilla”, “`Vicente Guerrero”, “Trabajo”, “Francisco Villa”, “Independencia”, “Benito Juárez”, y “La Paz”.

Queremos también saludar a las tropas zapatistas del 11o. regimiento, de la 75o. división de infantería zapatista. En las montañas nos escuchan los hermanos zapatistas tzeltales y tojolabales que conquistaron territorio en los municipios de “Lucio Cabañas, “1o. de Enero”, “Ernesto Che Guevara”, “Miguel Hidalgo” y “17 de Noviembre”.

Por último queremos saludar a nuestras tropas zapatistas de la 21o. división de infantería zapatista. En la selva Lacandona nos escuchan los hermanos zapatistas tzeltales y tojolabales.

larga vida a los hombres y mujeres tzotziles, choles, tojolabales, zoques y tzeltales que, en los Altos, en el norte y en la selva de Chiapas, escribieron esta página gloriosa de la historia nacional.

Hermanos:

Las campañas militares “Paz con justicia y dignidad para los pueblos indios” y “Guardián y corazón del pueblo” han culminado con éxito. No tenemos bajas en nuestras filas y no se registró choque alguno con las fuerzas enemigas.

Hemos mandado al supremo gobierno condiciones justas para una tregua estable y le hemos reafirmado nuestra disposición a una salida política, justa y digna, para resolver el conflicto. Mientras estas condiciones se consiguen, esta Comandancia General ha decretado una tregua temporal. A partir del día de hoy, 1o. de enero de 1995, y hasta el día 6 de enero de 1995 inclusive, no realizaremos ningún avance ni ninguna acción militar ofensiva. Nuestras tropas tienen órdenes de mantenerse en sus posiciones actuales y evitar el contacto con las fuerzas gubernamentales.

Cualquier nueva disposición que sea dictada por esta Comandancia, les será comunicada oportunamente.

Hermanos:

El día de hoy, primero de enero, día en que celebramos, con nuestras armas en alto, el primer aniversario del inicio de la rebelión zapatista, es el día de la dignidad nacional. Hoy es el día que vuelve a recordar a los poderosos y soberbios que la dignidad vive todavía en los mexicanos, que fue necesario que los más pequeños y humillados de las habitantes de esta patria dieran su sangre y negaran su rostro y su nombre para poder mostrar el verdadero rostro de la dignidad que lucha por todos, para poder nombrar la historia de resistencia de nuestro pueblo, para lavar la vergüenza que nublaba el cielo mexicano.

El día de hoy, hace un año, este país que se llama México, dejó de tener vergüenza de su pasado y su presente indígenas. El día de hoy, hace un año, este país que se llama México conoció que hay todavía hombres y mujeres dignos y valientes que están dispuestos a todo, incluso a dar la vida, por conseguir, para todos, la democracia, la libertad y la justicia. El día de hoy y desde hace un año, tener sangre indígena no es una vergüenza, es un honor. El más alto orgullo al que puede aspirar un mexicano, desde el primero de enero de 1994, es a que lo lamen “indio”, porque indios fueron la sangre y el grito que recordó a la nación mexicana cuál es su riqueza más grande: la dignidad.

Hermanos:

El día de hoy, como hace un año, los indígenas mexicanos vuelven a tomar la palabra y las armas para recordarle al país, y al mundo entero, que la lucha no ha terminado, que apenas empieza.

El día de hoy, como hace un año, decimos, gritamos, exigimos:

¡Vivan los indígenas mexicanos!

¡Muera el supremo gobierno!

¡Viva el Ejército Zapatista de Liberación Nacional!

¡Democracia!

¡Libertad!

¡Justicia!

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Marcos.

Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

México, Enero de 1995.

 

Share

No hay comentarios »

No hay comentarios todavía.

RSS para comentarios de este artículo.

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad Artículos