lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook siguenos en youtube

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Dic301994

Mayor Rolando: ahora no hay tregua, no la habrá hasta que se den las condiciones para reiniciar el diálogo

Entrevista al Mayor Rolando,

30 de diciembre de 1994.

Hermann Bellinghausen, Garrucha, Chis. Para iniciar la breve entrevista al pie de un árbol, el mayor Rolando echa mano de una pequeña grabadora y la enciende. En un primer momento, parece el arranque de una rola de rock pesado; luego, el mensaje de una nave espacial, donde la estática cubre algo que parece una voz. Empieza a ser discernible el mensaje:

“Hace unos minutos, aproximadamente a las 11 de la noche del día 27 de diciembre de 1994, escuchamos por una estación radial que el supremo gobierno da la orden de retirar sus tropas del ejido San Quintín y Monte Líbano, dando por terminado su operativo”.

Ésta es la traducción que hace el mayor Rolando del comunicado que hoy se dio a conocer. Llegó acá por las rumbosas ondas radiales que surcan la Lacandona.

Entre otras cosas, el entrevistado nos da a entender que eso es lo que tiene hoy para decir el EZLN.

Enciende un cigarro y los fotógrafos atacan. Desde su hermético pasamontañas, que él acostumbra con antifaz, bromea.

“No me saques foto cuando estoy fumando porque me va a regañar mi mamá, si me ve”.

A pocos pasos, Isidora y otras insurgentes vigilan a la redonda. Son escoltas. Sigue el casete entre barullo y comunicado. Después relata el mayor Rolando:

“Ayer y antier, en las tardes, han sobrevolado la zona helicópteros y aviones”. Pero dicen que la gente no está asustada. “Está a lo que venga, a la orden”.

En pocos minutos llegará la caravana con juguetes y víveres, que partió el 25 de diciembre de la ciudad de México. Los hombres y los niños se arriman a la orilla del camino; algunos se sientan afuera de la escuela.

Esto sucede en la Garrucha, carretera municipal de Francisco Gómez, según los zapatistas, y un ejido de Las Cañadas de Ocosingo, el inmenso municipio que termina frente a Guatemala, según las leyes estatales vigentes.

“El siguiente paso para llegar al diálogo sería que se cumplieran algunas condiciones que faltan. Una, que es muy importante, es sobre Robledo Rincón. No lo reconoce el EZLN como gobernador. Faltan condiciones para que se llegue a la tregua, y luego al diálogo”, dice en voz baja, casi susurrante.

Sobre la salida de tropas del ejército federal, declara que le parece importante “pero lo más importante es demostrar que en verdad Zedillo quiere resolver este problema por vías políticas. Que se retiren las tropas de aquí, se vayan a sus posiciones iniciales. Eso sería una buena señal. Porque ahorita el ejército federal está aquí adentro, y lo que hicimos nosotros fue echarnos un brinco para acá. Esperamos que esto marche por el camino donde cueste menos. Eso no quiere decir que tenemos miedo, sino que si nosotros vimos que ellos traían la orden de no reiniciar el fuego, entonces nos quitamos”.

“Siempre hay peligro de choque”, agrega el mayor Rolando, “ahora no hay tregua, no la habrá hasta que se den las condiciones para reiniciar el diálogo”.

Y admite que, al conocer esa orden del ejército federal, ellos giraron la orden de que “los que estaban en puestos de avanzada se hicieran hacia atrás, y empezamos a abrir los caminos que estaban tapados, y las pistas que teníamos cerradas”.

Reconoce que los zapatistas tenían bloqueadas todas las pistas aéreas de la región pero en esos momentos estaban siendo reabiertas.

Esto es una prueba más de que estaban “por la vía política”. Y dice que “vemos que se ha avanzado estos días, reconocieron a la Conai como mediador, y entonces nosotros reconocemos a la Secretaría de Gobernación como representante del gobierno.

“Así que -digo-, se va pintando, pero todavía falta. Si el gobierno hace algo, nosotros también hacemos algo”.

Reconoce que en los días recientes era casi imposible entrar o salir del territorio rebelde, pero el tránsito nunca fue prohibido: “la gente va y viene, lo único que les quitamos es la bebida embriagante”.

Sobre la vida de las comunidades, dice que las condiciones son iguales. Están acostumbradas a lo mismo. Y afirma que casi no han salido “familias desplazadas de su territorio”. Reconoce que tal vez en regiones apartadas la gente sí huya por miedo incluso, que tal vez se ha cometido algún exceso en estas comunidades, pero no se expulsa ni amenaza a nadie, aunque los que no simpatizan con ellos salen diciendo que sí.

“Todos somos seres humanos, y a veces no se soportan las diferencias de pensamientos. Pero nosotros les explicamos que van a sufrir más allá afuera; aquí tienen su tierra, cosecha”.

Más tarde dirá Monarca, el experimentado conductor y mecánico: “El primero de enero vamos a hacer fiesta. Ahorita no queremos echar bala”.

Y de dónde ha estado estos días, Monarca dice:

“Hasta el culo del diablo. Es la vida del soldado”.

Mientras llega la caravana, que avanza lentamente desde San Miguel, los y las insurgentes se ponen a jugar volibol.

Llegan tres camiones no totalmente llenos con juguetes y ayuda. De dos autobuses bajan unos 40 caravaneros de la capital, de otros estados, de Canadá, Estados Unidos, Argentina, Italia y Francia. Una francesa, de nombre Dominique, dirá, durante la sencilla recepción que les ofrece el mayor Rolando:

“La suya es una lucha que puede cambiar la vida del mundo. Mucha gente de mi país los apoya para que no haya guerra”.

A nombre de la caravana, la doctora Irma de la Cruz dice:

“Hemos estado pendientes todos estos días de lo que pasa en Chiapas. Miles de compañeros nos enviaron con un mandato: lleguen hasta allá y díganles que no están solos, que en todas partes estamos trabajando”.

La Convención Nacional Democrática y el gobierno chiapaneco de transición en rebeldía también traen mensajes para los pobladores de la Garrucha y para el destacamento zapatista que los vino a recibir.

Todo indica que los caravaneros piensan quedarse a dormir, así que nos despedimos con un buenas noches.

Share

No hay comentarios »

No hay comentarios todavía.

RSS para comentarios de este artículo.

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad