lista de correosrecibe automaticamente las actualizaciones a tu correosiguenos en tuitersiguenos en facebook

enlaceZapatista

Palabra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Oct141994

Palabras del Mayor Moisés: la historia del ejército zapatista es lo que hacemos

Discurso del Mayor Moisés,

Aguascalientes, Chiapas, 14 de octubre de 1994.

(Transcripción de Fuenteovejuna con base en cintas grabadas durante la sesión de la CND. Entre corchetes las palabras que no se entienden).

Compañeros, compañeras de la Convención.

Escuchamos la palabra del compañero subcomandante Marcos. Así es cuando uno lucha, así pasa. Aquéllos porque quieren luchar y los que no quieren luchar pues ahí están donde están. Y los que sí luchamos fallamos, equivocamos, pero sí se puede corregir viendo según las necesidades que se presentan. Porque la vida en que estamos, la situación en que estamos es tan dura pues, que si nosotros no nos ponemos duros también nadie va a venir para que nos saque en esta vida tan difícil. Y sabiendo eso, es nada más entender bien.

Al decir que necesitamos organizarnos hay que entender qué quiere decir organización. La organización es un grupo de hombres o mujeres que quieren un fin, que buscan un objetivo, y eso es que lo necesitan todos, este grupo de hombres, de  mujeres y niños. Entonces todos esos hombres y mujeres  y niños tienen que entender, tienen que saber, tienen que discutir.

Nosotros, la historia nuestra del ejército zapatista es lo que hacemos. Si tenemos algún pensamiento, cómo vemos que así se podría hacer, entonces a nuestras bases les decimos «Oye, pues vean, así está la cosa, así está la situación, esto parece que se puede hacer así, ¿cómo la ven ustedes, qué opinan, qué dicen?». Y entonces nuestros compañeros empiezan a trabajar, empiezan a discutir, a opinar, a pensar, a pensar, porque si no se piensa no se ve qué ventajas, qué desventajas trae hacerlo.

Y lo que estamos diciendo, con ustedes compañeros convencionistas, es un hecho real, porque para hacer la guerra -la guerra es muerte, es derramamiento de sangre y, en una palabra, si es la muerte jamás volverás a tu familia; pero si los compañeros entienden, discuten, opinan cuáles son las razones, pues, que no nos queda otra, estudiando la situación pasada, entonces los compañeros dicen «Sí, es lo que nos queda, ya estamos en esta situación y nos han engañado muchísimo, que con la lucha pacífica se logra y no se logra».

Entonces lo único que queda es eso. Que el gobierno no nos oye, no nos escucha, no nos importa, no nos interesa. Entonces así como con su policía, con su ejército nos sacan a fuerza, aunque seamos muy valientes. Parece nuestro grito: a la hora que uno esta plantado ahí frente al palacio, le mienta todo lo que quiera, pero a la hora que sale la policía, los judiciales, el ejército, pues se llena de bolsas -como el techo donde estamos ahorita cuando viene la lluvia; se embolsa, así se entra el aire en la camisa pues, porque hay que correr.

Entonces de todo eso, se dio cuenta el pueblo que no nos queda de otra y ellos lo discutieron y ellos lo vieron eso, cuando nosotros vemos que es necesario hacer la guerra y los  compañeros dijeron sí. Ellos lo discutieron y vieron todo lo difícil que es esto. Dijeron:

-No, no nos queda de otra, nos vamos porque nos vamos. Están los compañeros insurgentes, junto con ellos nos vamos.

Nosotros decíamos:

-Pero no hay muchas armas.

-No importa. Aprendimos cómo se usa el machete, el hacha, el pico, la pala, lo que hay. Entonces con eso vamos a pelear.

Entonces como los compañeros están desde las bases, pues discutieron eso, nadie quien los derrota, nadie quien los desanima, nadie quien los desmoraliza, porque están convencidos, están entendidos qué es lo que quieren pues.

Y si eso no lo hacemos, pues se cae.

Así fue cuando nos alzamos el primero de enero y también luego, después de la gran protesta que hizo la sociedad civil, que lo pararon al gobierno junto con su ejército, cuando vino el diálogo. A los compañeros se les tuvo que preguntar si nos vamos o no nos vamos. No porque seamos nosotros los que salimos, el ejército zapatista, vamos a decir vámonos. No. Al pueblo se le tuvo que preguntar si nos vamos o no nos vamos. Y el pueblo dijo «Pues hay que probarlo, porque la sociedad civil lo está pidiendo. Demostrémosle una vez más que este gobierno no nos va a comprender». Y ahora sí ya lo vieron.

Entonces luego viene de que hay que firmar la paz. Ustedes escucharon ahí que había un gran avance de 50% ya en eso. «Pues que ya, que se firme la paz». ¿Qué dijeron nuestros compañeros que fueron? «No. Se tiene que ir a consultar a nuestras bases». ¿Ven? Entonces ya cuando venimos aquí con nuestras bases a hacer la consulta, nos llamaron la atención, nos dijeron: «Bueno, por qué ustedes permitieron que nada más del puro estado de Chiapas, si nosotros somos de liberación nacional. Así es que todos los 34 puntos tienen que ser a nivel nacional». Fíjense cómo nuestras bases sí se dan cuenta pues, de las fallas que podemos hacer.

Por eso es interesante que todo el trabajo, todo lo que se quiere hacer, el plan, tiene que saber nuestras bases, tiene que ser discutida, porque entonces están puestos para realizar eso. Entonces es así como dijeron que no se firma la paz.

Si fuera como algunos dijeron de que no, que nada más el subcomandante Marcos es el que dijo que no se firma la paz, quiere decir que si eso fuera cierto, no vinieran todos los compañeros milicianos que estuvieron hoy con ustedes; quiere decir que no existieran esos compañeros, ya se hubieran desmoralizado. Pero es que la base, el pueblo dijo, y por eso están y seguirán, como ya se dijo, si es necesario daremos más, nuestra vida.

Y luego los compañeros dijeron «Vamos a hacer la resistencia, no vamos a recibir nada del mal gobierno». Nuestras bases lo que dijeron fue «Si nosotros salimos con los compañeros del ejército zapatista en contra del mal gobierno y su ejército y sus policías y sus judiciales, nosotros sabemos que ésa es limosna, ésa es migaja; lo que nos quieren dar también es del mal gobierno, así es que no queremos nada del gobierno». Dijeron «Todos esos tenemos que estar enterados a todos». Discutieron y dijeron que sí, «Vamos a hacer la resistencia, no queremos nada del gobierno. Ni SARH, ni IMSS, ni Pronalsol, ni Procampo: nada».

Entonces dijeron los compañeros «Tenemos que estar listos, todos, porque el enemigo puede entrar por avioneta si no puede entrar por la carretera. En donde quiera que llega encuentra la resistencia. Si se mete por lancha, por los ríos, también va a encontrar ahí».

Fíjense cómo nuestras bases piensan cómo se defienden, pero ésa es la base, que discute y que opina. Entonces eso está bien interesante, compañeros, para que así no se caiga un plan de trabajo, así se lleva adelante.

Y otra. Nuestras bases les dijeron que la ley del gobierno a nosotros ya no nos sirve para nada; podemos hacer lo que queramos con esa ley que tiene el gobierno. Nosotros tenemos que hacer nuestra propia ley. Y no es los compañeros del ejército zapatista los que hicieron, participaron, opinaron, discutieron, dijeron; son sus palabras de los compañeros de base lo que está en la ley. Y eso es interesante, porque si vieran que yo o el Sub hace esas palabras escritas allí, nadie quien las va a hacer caso. «Esto yo no me gusta, yo no me parece esto». Entonces así pueden hacer como ellos quieran con esa ley, como lo hizo el gobierno. Entonces como es del pueblo, el pueblo tiene que cumplirla, nada más les dejan allí quien se encarga de vigilar que esas leyes se cumplan; y lo sabe el pueblo que eso debe cumplirse, es su derecho, es su obligación de cumplirlo.

Entonces compañeros, quiero decir que no basta nada más decirles, en algún desplegado, de que vamos a hacer esto. Pues sinceramente van a decir «No pues, ¿qué?, ¿qué quiere decir esto? Yo no entiendo qué irán a hacer». Pues si no se presentan es porque no llevan discutido, no llevan ninguna opinión ahí en el sentido de qué es lo se quiere hacer y de que ellos digan y de ahí sale cómo tenemos que hacerlo. Eso es lo que nosotros estamos haciendo. Los compañeros dijeron «Que se rompa el diálogo, porque no es nada cierto lo que dice el mal gobierno». Nos ponen el ejemplo, nos dicen «¿Cómo vas a creer de que el gobierno está de acuerdo de firmar la paz, si ellos se están matando, ellos? ¿cómo vas a creer que con nosotros, armados, sin rostro, considerados como principal enemigo de ellos? No, así es de que no, que se rompa el diálogo, hasta aquí nada más».

Si nuestras bases dijeron eso, las bases, se tiene que cumplir lo que dicen, no a un grupo. El grupo que hay es el que debe cumplirlas, que se cumpla, es el que va a vigilar que eso se haga. Nos encargan a nuestros compañeros «Eso es lo que tienen que hacer», y nosotros nos sentimos fuertes con eso. ¿Por qué?, porque decimos «Pues vamos a hacer así entonces», entonces el pueblo va a decir «Pues sí, porque es su palabra, que ellos dijeron, que tenemos que hacer esto». Si uno lo dice como ordenando, no se puede, no se puede.

Y eso es lo que estamos platicando con ustedes, compañeros, ese hecho. Por eso hasta ahorita hemos resistido durante estos meses que estamos.

Y por eso entonces vean, como ustedes la vean. ¿O hay otra manera que ustedes se les viene la idea de cómo hacerla? Pues hay que proponerle al pueblo y el pueblo va a decir cómo se tiene que hacer.

Nosotros somos tzeltales, tzotziles, tojolabales, choles. La mayoría no sabe leer ni escribir. ¿Y cómo se tuvo que hacer con las opiniones de las compañeras para que saliera su ley de las mujeres? Es un trabajo aparte que hay que hacer, eso. Y se tuvo que hacer y se hizo, aunque no sabíamos hablar tzotzil o tojolabal. Así es que se tuvo que hacer entre todos: tzeltales, tzotziles, tojolabales y choles; es la ley que hay ahora del Ejército Zapatista de Liberación Nacional. Juntos todos.

Y entonces les platicamos eso, pues a lo mejor les va a servir como para pensar, como para poder ir a ver cómo se tiene que hacer con los demás compañeros para que así estén conscientes, para que así estén unidos bajo un solo pensamiento que todos queremos -pero hay que trabajarlo-, que todos lo necesitamos. Eso es lo que les quiero platicar compañeros sobre […] por si no se acaba de creer. Pueden, al rato, preguntar, hablar con ellos, y a ver qué les van a responder, si estoy engañando o están echando mentiras. Ésa es nada más mi palabra, compañeros.

 

Share

No hay comentarios »

No hay comentarios todavía.

RSS para comentarios de este artículo.

Deja un comentario

Notas Importantes: Este sitio web es de la Comisión Sexta del EZLN. Esta sección de Comentarios está reservada para los Adherentes Registrados y Simpatizantes de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona. Cualquier otra comunicación deberá hacerse llegar por correo electrónico. Para evitar mensajes insultantes, spam, propaganda, ataques con virus, sus mensajes no se publican inmediatamente. Cualquier mensaje que contenga alguna de las categorías anteriores será borrado sin previo aviso. Tod@s aquellos que no estén de acuerdo con la Sexta o la Comisión Sexta del EZLN, tienen la libertad de escribir sus comentarios en contra en cualquier otro lugar del ciberespacio.


Archivo Histórico

1993     1994     1995     1996
1997     1998     1999
2000     2001     2002     2003
2004     2005     2006
2007     2008     2009     2010
2011     2012     2013
2014     2015     2016     2017

Comunicados de las JBG Construyendo la autonomía Comunicados del CCRI-CG del EZLN Denuncias Actividades Caminando En el Mundo Red nacional contra la represión y por la solidaridad Artículos